Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vigías

Criterios básicos en nuestra profesión: “no causar daño a la víctima, rapidez y sencillez”.

22 de Octubre de 2013 a las 20:15

Como ha pasado en estas fechas en los últimos 6 años, vuelvo a estar por Argentina, trabajando en actividades programadas por amigos con los que nos une el amor a la vida, la pasión por el socorrismo y un gran océano Atlántico que nos separa sólo en la distancia.

Ya hemos trabajado en Posadas, en el Congreso organizado por Ariel Cabrera y su grupo de colaboradores. Nos hemos vuelto a encontrar con grandes amigos y profesionales como Atilio Mitta, Adrián Petrini, Horacio Brozzi, Fabián Dardik, Franco Bacigalupi y Miguel Inurritegui. Hemos conocido a otros profesionales de gran nivel que aseguran una continuidad en todos los proyectos de futuro, como Oscar Ferrochio, Juan Alvarado, Fabián Taborda y Marcos Arretche. Y, sobre todo, seguimos compartiendo el día a día y todo tipo de actividades profesionales con Martín del Gaiso, que es el gran coordinador de todo el programa de intercambio.

Una de las actividades en las que Martín del Gaiso nos ha pedido colaborar ha sido la “8ª Diplomatura en Instructorado de Salvamento Acuático, Rescate y Reanimación Cardiopulmonar”, que la Universidad Abierta Interamericana oferta en la capital de Buenos Aires y que los días 19 y 20 de octubre de 2013 se dedicó al “Módulo Europeo”.

Los alumnos de esta Diplomatura demostraron un excelente trabajo, con un nivel de atención y participación, tanto en las sesiones teóricas como en las prácticas, que viene a confirmar que están totalmente implicados en el socorrismo acuático profesional.

Nuestro mundo, y nuestros países en particular, necesitan profesionales que tengan la vocación de ser útiles a los demás y, mucho más, en cualquier trabajo relacionado con las emergencias. Así es que espero que entre todos podamos contribuir al bello y humanitario objetivo de prevenir accidentes y de salvar vidas si fuera necesario.

Con el fruto de mis conocimientos, investigaciones y experiencias intenté transmitir la importancia de cumplir en nuestra profesión con tres criterios básicos:

1º No causar daño a la víctima. Debemos ayudar a la víctima que reclama nuestra asistencia de forma segura para nosotros y para nuestro equipo de trabajo, así se garantiza una intervención con posibilidades de éxito. Pero todo debe realizarse sin el uso de la violencia y sin utilizar técnicas que ocasionan daño o lesiones y que están obsoletas. La violencia es un mal recurso que únicamente aparece en casos de desesperación. Un buen guardavidas no puede estar desesperado porque tiene conocimientos para afrontar el rescate.

2º Rapidez para disminuir lo más posible el tiempo en el medio acuático. Cualquier tipo de víctima va a tener más posibilidades de supervivencia fuera del medio en el que ha sufrido el accidente. Y más si tenemos en cuenta que el medio acuático no es el medio específico del ser humano, éste no está adaptado biológicamente a mantener la vida en él y es peligroso por las corrientes, oleaje, temperatura fría, contaminación y otros muchos riesgos que puede presentar. Actuar rápida y eficazmente debe ser un objetivo del buen guardavidas.

3º Sencillez en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La inmensa mayoría de las técnicas eficaces en socorrismo acuático son sencillas de enseñar, sencillas de aprender y sencillas de aplicar en situaciones reales. Esta sencillez que todos debemos buscar beneficia la consecución de los criterios 1º y 2º, y, además, nos facilita que divulguemos técnicas que permiten garantizar la seguridad del guardavidas y que éste pueda salvar vidas. Los que se empeñan en difundir la complejidad y lo difícil suelen ser enemigos de la eficacia y quizás únicamente buscan demostrar que ellos “saben mucho” y que los demás no pueden llegar a su nivel. El buen guardavidas no busca la exhibición, desea el éxito sencillo de sus acciones.

Siempre he defendido, y lo seguiré haciendo, que el guardavidas debe dar seguridad a la víctima. Y cuando la víctima está consciente debe tranquilizarla, hablándola de forma clara y precisa, demostrando que es el propio guardavidas quien controla la situación y el rescate. Y en este sentido, es evidente que un guardavidas que se deja agarrar por la víctima no cumple con su trabajo y demuestra tener muy poca preparación y atención. Además, hay que considerar que en el medio acuático es el guardavidas quien lleva ventaja, puesto que debe estar preparado para dominar el entorno acuático. Una víctima con problemas en el medio acuático nunca puede llegar al nivel de adaptación al medio que cualquier guardavidas debería tener.

Tampoco me cansaré nunca de repetir que las mejores amigas del guardavidas son sus aletas. Es cierto que no son necesarias en lugares con escasa distancia de intervención (piscinas de 25 metros), pero la inmensa mayoría de las situaciones en espacios acuáticos naturales (mar, lagos, ríos) y en instalaciones acuáticas de grandes dimensiones, hacen que las aletas sean imprescindibles para un buen desempeño profesional. Y en este punto podemos repetir algo dicho con anterioridad: es muy poco profesional renunciar a un recurso que aumenta el rendimiento. Y también pasa lo mismo con los materiales de rescate (embarcaciones, motos acuáticas, tablas, marpas, tubos de rescate, bolsas de rescate, arnés y cuerda de rescate, etc.), que están para facilitar y mejorar el trabajo del guardavidas. Es decir, para incrementar las posibilidades de vida y de mejor recuperación de las víctimas. En este caso, no utilizar material de rescate, debería ser un delito profesional: negligencia profesional.

El buen guardavidas es un profesional con conocimientos, con preparación física, con dominio del medio acuático, pero sobre todo es una persona con actitudes y valores que percibe la importancia de su trabajo. Y, precisamente, actitudes y valores es lo que yo he podido comprobar entre docentes y alumnos en los dos días que he trabajado en la Diplomatura. Os felicito.

Un abrazo.

Pepe Palacios.

Consejos, El medio acuático, Entrenamiento, Formación, Internacional, Laboral
Escrito por José Palacios 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net