Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vigías

En España no solo hay ahogados por la crisis económica

10 de agosto de 2012 a las 10:20

En estos tiempos que nos toca vivir, estamos ya cansados de ver, oír y leer noticias en las que es frecuente que se utilicen frases como “España ahogada por la crisis”, “funcionarios ahogados por las medidas del Gobierno”, “economía española ahogada por la prima de riesgo” y muchas parecidas que utilizan la palabra “ahogado” en su acepción de estar oprimido por situaciones graves de las que es difícil salir.

Sin embargo, lo curioso y preocupante es que en estos meses de verano sí hay ahogados reales y directos, es decir personas que mueren en el medio acuático por diferentes motivos. En mi opinión, y ya lo dije en mi anterior artículo, es posible que este año los recortes que se están produciendo en los Servicios de Socorrismo estén provocando un aumento en el número de muertos por accidentes acuáticos y ahogamientos en los espacios acuáticos de España.

El verano comenzó con una lista trágica de ahogados que, por desgracia, se ha ido incrementando a medida que iban pasando los días. He decidido hacer un seguimiento y análisis de las noticias en las que aparecen las palabras “ahogado” o “ahogada”, a través de la alerta que tengo instalada en Google, gracias a la que recibo en mi correo electrónico los enlaces a las páginas web en las que se informa de estas noticias.

El control comenzó el día 1 de junio y tengo intención de mantenerlo hasta el 31 de agosto. He controlado la fecha del suceso, el sexo y edad de la víctima, el espacio acuático, el municipio y comunidad autónoma donde ha ocurrido, y las condiciones y/o causas del accidente. Por supuesto, he recopilado la referencia de la fuente informativa, que añado al final.

En el análisis de cada noticia he intentado identificar las circunstancias que sucedieron con el resultado final de una persona muerta en el medio acuático y también he procurado obtener la hora en la que sucedió el accidente.

A continuación informo de los resultados obtenidos en los meses de junio y julio de 2012. Resultados desfavorables y preocupantes, puesto que un total de 82 personas han muerto en 61 días, más de 1 ahogado al día. De las personas ahogadas 61 fueron hombres (74,4%) y 21 mujeres (25,6%), reparto por sexo que coincide con otras estadísticas en las que siempre es el género masculino el que sale peor parado en esta causa de muerte.

La primera noticia con un ahogado sucedió el día 11 de junio en Peñíscola (Castellón), donde murió ahogado un hombre de 80 años en la playa norte, en la que todavía no había servicio de socorrismo. En el mes de julio, las últimas noticias sucedieron el día 31, con 4 ahogados, 3 en playas (Asturias, Ibiza y Mallorca) y 1 en río (Salamanca).

El día con un mayor número de ahogados fue el 30 de junio, día en el que fallecieron 5 personas, 2 hombres y 3 mujeres, 1 en Palma de Mallorca, 1 en Irún, 1 en Méntrida (Toledo) y 2 en Villa de Mazo (La Palma). De estos fallecidos 3 murieron en playa, 1 en río y 1 en piscina privada.

En cuanto a la edad, los casos se han clasificado en tramos de 10 años y, aunque no se aporta información de la edad en 6 noticias, hay que decir que todos los tramos tienen algún muerto por ahogamiento, con el siguiente reparto:
– 0 – 9 años: 6 casos (7,9%).
– 10 – 19 años: 2 casos (2,6%).
– 20 – 29 años: 4 casos (5,3%).
– 30 – 39 años: 15 casos (19,7%).
– 40 – 49 años: 8 casos (10,5%).
– 50 – 59 años: 6 casos (7,9%).
– 60 – 69 años: 10 casos (13,2%).
– 70 – 79 años: 19 casos (25%).
– 80 – 89 años: 6 casos (7,9%).
El tramo de edad con más muertos por ahogamiento es el de 70 a 79 años, con 19 casos y el 25% del total, seguido por el de 30 a 39 años con 15 casos y el de 60 a 69 años con 10 casos.

El espacio acuático en el que han muerto ahogadas las personas que aparecen en las noticias es diverso, aunque destaca negativamente la playa con más del 50% de los casos, lo que podemos considerar lógico puesto que es el lugar donde más número de usuarios existe y también, casi siempre, donde se producen las mayores situaciones de riesgo. El reparto ha sido el siguiente:
– Playa: 46 casos (56,1%).
– Mar (zonas sin playa): 11 casos (13,4%).
– Piscina: 10 casos (12,2%), todos en piscinas privadas, 7 en piscina familiar y 3 en piscina de urbanización.
– Río: 8 casos (9,8%).
– Embalse: 3 casos (3,7%).
– Canal de trasvase: 3 casos (3,7%).
– Balsa de agua: 1 caso (1,2%).

Los ahogamientos han sucedido en 36 provincias diferentes, siendo la isla de Mallorca la de mayor número con 9 casos, seguida de la isla de Gran Canaria con 6, la provincia de Castellón con otros 6 y Girona con 5.

Un total de 15 comunidades autónomas han tenido ahogados, siendo Cataluña la que presenta un peor resultado con 14 muertos por ahogamiento (17,1%), seguida muy de cerca por Baleares y Canarias con 13 casos cada una (15,6%), Andalucía y Valencia con 11 casos cada una (13,4%). En el resto de comunidades autónomas el número de casos disminuye mucho: Castilla-La Mancha y Galicia tienen 4 ahogados cada una (4,9%), Castilla-León, Murcia y País Vasco tienen 2 casos cada una (2,4%), y Aragón, Asturias, Extremadura y Madrid tienen 1 caso cada una (1,2%).

El horario en el que sucedió el ahogamiento también se ha considerado, puesto que es un dato significativo y que se debería considerar en cualquier estudio preventivo. En 16 casos la noticia no informa de la hora en la que sucedió el accidente. En los demás casos el reparto horario fue el siguiente:
– Durante la mañana: 3 casos (4,5%).
– Durante la tarde: 1 caso (1,5%).
– De 8,00 a 10,00 h.: 2 casos (3%).
– De 10,00 a 12,00 h.: 13 casos (19,7%).
– De 12,00 a 15,00 h.: 22 casos (33,3%).
– De 15,00 a 20,00 h.: 20 casos (30,3%).
– De 20,00 a 22,00 h.: 4 casos (6,1%).
– De 22,00 a 8,00 h.: 1 caso (1,5%).
Como podemos comprobar en la tarde, de 12,00 a 22,00 h. suceden casi un 70% del total de casos y vemos que el tramo horario con mayor número de muertos por ahogamiento es el de 12,00 a 15,00 h., en las horas centrales del día.

En la mayor parte de las noticias no se informa sobre la nacionalidad de las personas que han sufrido el accidente que les ha llevado a la muerte por ahogamiento, pero se ha recogido este dato cuando se hacía mención expresa a otra nacionalidad diferente a la española, que han sido un total de 13 casos (16%), procedentes de Alemania, Finlandia, Francia, Inglaterra, Italia y Rusia.

Finalmente, se ha analizado la noticia para detectar las posibles causas del ahogamiento y los resultados obtenidos son de gran interés, como podemos apreciar a continuación:
– Sucede en espacios acuáticos sin socorristas: 66 casos (80,5%). Este dato es concluyente y viene a demostrar la necesidad del Servicio de Socorrismo.
– Había socorristas, que comenzaron la reanimación, pero sin éxito: 16 casos (19,5%). En este dato cabe insistir en la importancia del mantenimiento de una vigilancia completa y correcta para detectar cuanto antes el accidente y no tener que llegar a la necesidad de atender paradas cardio-respiratorias.
– Rescatados por bañistas o personas ajenas al Servicio de Socorrismo: 17 casos (20,7%). Una vez más podemos insistir en la necesidad del Servicio de Socorrismo, ya que resulta penoso que haya tantos casos en los que tengan que intervenir personas sin preparación específica en socorrismo acuático y que no están en el espacio acuático para realizar esta función profesional.
– Caídas accidentales: 11 casos (13,4%). En este dato únicamente cabe destacar la imprudencia o descuido de las personas que han sufrido el accidente.
– Intentando rescatar a personas en peligro: 7 casos (8,5%). Este es un dato trágico e injusto, puesto que estas personas han dado su vida por intentar salvar a otras, sin tener la obligación profesional de hacerlo. Es posible, casi seguro, que seguirían vivos si el espacio acuático hubiera contado con un Servicio de Socorrismo. Y aún podría haber sido peor el resultado en este apartado, ya que, como vemos, hay otros 17 casos en los que el rescate fue realizado por bañistas o personas ajenas al Servicio de Socorrismo.
– Arrastrados por corrientes: 4 casos (4,9%). Como en las caídas accidentales, la imprudencia o descuido de las personas que han sufrido el accidente ha sido la causa de su fallecimiento. Para evitar estos casos se requiere de una mayor insistencia en la educación en prevención y también de un mayor aporte de información preventiva (carteles, señales, banderas).
– En prácticas de pesca o buceo: 4 casos (4,9%).
– Bañándose en zonas prohibidas o con bandera roja: 2 casos (2,4%). Una vez más, la imprudencia o descuido de las personas que han sufrido el accidente ha sido la principal causa de su muerte.
– Después de consumir drogas y/o alcohol: 2 casos (2,4%). Las personas que han abusado de drogas o alcohol caen en un aturdimiento y despreocupación que no les permite detectar el peligro del medio acuático, hasta el punto de morir en una especie de suicidio, tal y como, por desgracia, también sucede en accidentes de tráfico.
– Infarto previo: 1 caso (1,2%).
– Zambullida en zona peligrosa: 1 caso (1,2%). Otra causa más en la que el atrevimiento y el exceso de confianza lleva a la persona a morir en el espacio acuático.

Todo lo anterior ha sucedido en dos meses de verano en España. Y como no me canso de repetir, la mayor parte de muertes se podrían haber evitado si el espacio acuático en el que han sucedido hubiera contado con un Servicio de Socorrismo profesional.

A estas alturas de la temporada de verano podemos afirmar sin temor a equivocarnos que en la mayor parte de los espacios acuáticos destinados al disfrute y baño de los ciudadanos se ha reducido la inversión en los Servicios de Socorrismo. Los responsables de la gestión de estos espacios afirman que con la crisis económica no hay dinero suficiente y se han olvidado de la seguridad de los ciudadanos, entre los que pueden encontrarse ellos mismos y sus familiares, sus amigos o sus votantes. Por desgracia, 82 personas ya no podrán votar en las próximas elecciones, 82 personas ya no podrán reclamar una mayor seguridad en nuestros espacios acuáticos.

Por eso, los que todavía podemos vivir debemos reclamar que las inversiones en educación, en salud, en investigación y en seguridad no se reduzcan. Tenemos derecho a exigir seguridad en los espacios acuáticos en los que nos bañamos o nadamos, de igual forma que reclamamos la seguridad en nuestras carreteras o ciudades.

En estos temas y ante estos hechos, no me cansaré de ser insistente, obstinado y repetitivo. Una vez más volveré a plantear las siguientes preguntas que todavía nadie ha sido capaz de contestarme con cifras de dinero:
¿Cuánto vale la vida?
¿Cuánto vale tu vida?

Referencias de las fuentes informativas utilizadas:
http://ccaa.elpais.com
http://elprogreso.galiciae.com
http://ultimahora.es/ibiza
http://www.20minutos.es
http://www.abc.es
http://www.cadenaser.com
http://www.diariodemallorca.es
http://www.diarioinformacion.com
http://www.elalmeria.es
http://www.elmundo.es
http://www.elperiodico.com
http://www.europapress.es
http://www.lamanyana.es
http://www.laopinion.es
http://www.laopiniondemalaga.es
http://www.laprovincia.es
http://www.lasprovincias.es
http://www.lavanguardia.com
http://www.laverdad.es
http://www.levante-emv.com
http://www.mallorcadiario.com
http://www.radiohuesca.com
http://www.rtvc.es
http://ultimahora.es
http://ultimahora.es/mallorca
http://www.vigoalminuto.com
www.deia.com
www.elperiodico.com
www.es.noticias.yahoo.com
www.farodevigo.es
www.hoy.es
www.laopinioncoruna.es
www.laopiniondemurcia.es
www.lavanguardia.com
www.lavozdigital.es
www.salamanca24horas.com
www.sermadridsur.com

El medio acuático, General, Noticias, Prevención
Escrito por José Palacios 12 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net