Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Renglón Torcido

¿Cristianofobia?

24 de octubre de 2011 a las 19:37

Imagen de previsualización de YouTube

A través de uno de los blogs religiosos con más seguidores en lengua hispana, el de José Francisco Pérez de la Cigoña, me he encontrado con el vídeo que podéis ver colgado al comienzo de esta entrada. En él, un grupo de jóvenes franceses de un movimiento llamado Renouveau Français (Renovación Francesa para los que no conozcáis el idioma de Sarko) interrumpen un espectáculo de carácter aparentemente blasfemo – no he visto el espectáculo en cuestión – a cargo de Romeo Castellucci, que al parecer ya tiene fama de transgresor e iconoclasta. Y lo hacen extendiendo (o intentándolo) una gran pancarta que pone “Cristianophobie, ça suffit!” (o sea, “Cristianofobia, ¡ya basta!” ante los abucheos e insultos del público y los intentos de los miembros del equipo de seguridad (se supone) de bajarlos del escenario. Ellos se defienden también con uñas y dientes y provocaciones (no sé si con insultos o con cánticos o con ambos porque a ellos no se les llega a escuchar) hasta que deciden ponerse de rodillas en lo que parece una pequeña oración y así se quedan hasta que llegan los gendarmes a desalojar el escenario.

Al final del vídeo se puede leer lo siguiente: “Nous appelons tous les défenseurs de la Chrétienté à se mobiliser autant que possible pour ne plus avoir à accepter l’inacceptable.” (“Llamamos a todos los defensores de la Cristiandad a movilizarse tanto como sea posible para no tener que aceptar más lo inaceptable.”)

Pero quiero ir más allá del episodio concreto y de la actuación concreta de este grupo – que en mi opinión caben ciertas o bastantes objeciones en tanto en cuanto se hace uso de cualquier tipo de violencia – así como de su orientación (“nacionalista y contrarrevolucionaria de inspiración católica”, como podemos leer en su página web) y su aparente percepción de lo que es la fe, la Iglesia y su identificación con una determinada ideología. Más allá de todo esto, la escena en sí me ha hecho pensar bastante.

Es evidente, y creo que aquí nadie me lo negará, que está de moda atacar la religión. Más concretamente, está de moda atacar al cristianismo, lo que se traduce en nuestra sociedad y en nuestra Europa en atacar a la Iglesia (jerárquica) y al catolicismo. Muchas veces, sí, estas críticas proceden por culpa de prejuicios (por cierto, leed este genial artículo del profesor Guillermo Juan Morado, cuyo blog es altamente recomendable) y otras muchas, también hay que reconocerlo, nos las hemos buscado los propios católicos o se las han buscado nuestros antepasados por nosotros. Es evidente que existe (no en todos los sectores de la sociedad, pero sí en un amplio sector de la intelectualidad y de los generadores de opinión que influyen después en el resto de la gente) una cierta cristianofobia. Más radical o menos radical, más violenta o menos, activa o pasiva (es decir, que se consiente)… pero existe y está bastante extendida. Al menos es algo evidente para mí y para muchos.

Manifestante increpa a una participante en la JMJ de Madrid 2011

La gran pregunta no es si esta actitud es lícita o está justificada o si es injusta o como queráis formularla. A mí la gran pregunta que se me venía a la cabeza cuando veía este vídeo es – independientemente, insisto, de lo que hacen estos – “Y yo, ¿qué hago cuando veo que la Iglesia, mi Iglesia, es atacada día a mi alrededor?” En mi Timeline del Twitter, o en algunos de los blogs que leo, o en la prensa… leo (y seguro que todos leéis) blasfemias, provocaciones, burlas, insultos… todos los días, o casi. ¡Incluso (sí, todo hay que decirlo) en los comentarios de este blog! ¿Y qué hago? ¿Y qué hacemos?

Ya decía antes que no creo que una actuación que implique cualquier tipo de violencia, ya sea física ya sea verbal, esté justificada. Pero entre eso y no hacer nada hay un gran trecho. Entre la guerra santa y la complicidad por pasividad hay un abismo y muchas veces nos quedamos en el sofá cómodos, tranquilos, haciendo oídos sordos y escudándonos en que “el mayor desprecio es no hacer aprecio” o en que “no insulta quien quiere, sino quien puede”. Así dejamos que la actitud se extienda, se convierta en algo generalizado y se normalice. Y cuando respondemos nos convertimos en unos radicales (en el sentido peyorativo de la palabra), porque también adoptamos esa actitud. Contraatacamos en lugar de tratar de hacer una exposición positiva y amable de la fe o nos vamos al extremo contrario: dulcificamos tanto el mensaje que lo convertimos en algo ñoño y poco serio (cuando no nos convertimos, en cierto modo, en lo que pretendemos rebatir).

Pero la mayor parte de las veces nos quedamos callados. Y no puede ser. Como bien decía el vídeo al final: “Nous appelons tous les défenseurs de la Chrétienté à se mobiliser autant que possible pour ne plus avoir à accepter l’inacceptable.” (“Llamamos a todos los defensores de la Cristiandad a movilizarse tanto como sea posible para no tener que aceptar más lo inaceptable.”) Tenemos que reaccionar.

Y tú, ¿qué opinas?

Sin post relacionados.
El mundo en que vivimos, Reflexión
Escrito por Ricardo Sanjurjo 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

7 respuestas a “¿Cristianofobia?”

beijabar
octubre 25th, 2011 a las 14:42

Una buena reacción sería hacer un ejercicio de humilde y crítica autoreflexión, por si las críticas que recibe la iglesia como institución pudiesen, quizá, quien sabe, llevar algo de razón. Al menos la suficiente para suscitar la necesidad de ciertas reformas. Quizá el recrudecimiento de las formas de crítica a la institución se deban a la rigida respuesta de esta, que pretende ser social y universal, pero a la vez hermética y dogmática.

[Responder]

Eduardo Eusebio
noviembre 10th, 2011 a las 18:19

Por desgracia la iglesia catolica no demuestra socialismo alguno con sus adictos y otros. Lo hermetico y dogmatico no van de la mano con lo social. La iglesia catolica, al igual que otras, es universal pero con reglas hermeticas que solamente conducen a un determinado interes que es el propio bienestar del gobierno de Roma. Cualquier religion tiene que ser voluntaria y no dependiente de propaganda para adquisiciones propias y en pro de la institucion que promueva estos actos, porque estos metodos son un indicativo de afan de lucro.
La iglesia catolica debiera deshacerse, en pro de los necesitados del mundo, de, todas sus riquezas materiales. No debiera haber ostentacion alguna departe de sus gerarcas, no esta bien visto por el ciudadano creyente porque es extremadamente injusto ver uno de estos, dicen, representantes de Cristo en la tierra con sortijas y cruces de metales preciosos cuando en todo el mundo caminan seres humanos, vestidos con andrajos y arpilleras para tapar sus partes intimas, incluido en lo aqui dicho, los alrededores del Vaticano y yo lo he visto con mis propios ojos el verano pasado.
La iglesia catolica advierte de que no debemos mentir, en cambio es esta misma, la que siempre ha mentido, se lo dice un ser que ha sido monajillo durante 10 anos y con diferentes sacerdotes. Dios mio! soy creyente pero no puedo practicar mi devocion si no es esclusivamente en privado y ante Cristo Jesus y San Judas Tadeo. Vivo en paz y armonia con ellos a mi lado pero alejado de los centros catolicos porque no les tengo confianza alguna.
En un pais cuando la politica no va por buen camino, son los subvitos de este los que tienen que protestar sobre lo que el dirigente no esta haciendo bien, pues en este tema debo decirle que tienen que ser los propios sacerdotes los que tendrian que reflexionar profundamente para, DESPUES PEDIR UNA AUDIENCIA ANTE EL PAPA, PARA EXPONER LO QUE LOS CREYENTES VEN QUE NO MARCHA POR EL BUEN CAMINO. La iglesia tiene que reaccionar en el buen sentido de la palabra y no me refiero, de ninguna manera, a que esta se vuelva un sistema libertino, nada de eso, sino que, pueda convertirse en una institucion justa y, fiable que, infunda credivilidad en los feligreses, esto antes de que sea demasiado tarde. Tenemos que ser, todos, muy justos, cooperativos, imparciales y empujar todos en la misma direccion, sin afan de lucro ni recompensa alguna, porque el que buena semilla siembra, buena cosecha recojera. Un saludo para todos los que puedan leerme, y sobre tu proceder, estimado Ricardo, puedo ver que salta a la vista de que la iglesia catolica necesita reformas profundas, ojala puedan ser llevadas a la proctica en bien de esa institucion y, en bien de la comunidad catolica mundial. Un fuerte abrazo para todas aquellas personas bien nacidas y justas ante las necesidades ajenas que, son muchisimas.
Eduardo.

[Responder]

 
 
Oscar
octubre 25th, 2011 a las 22:22

El problema es… que hacer?
Alimentar el odio injustificado con acciones de protesta? O, sencillamente, vivir cualquier tipo de ataque con indiferencia?
Yo me quedo con una respuesta “firme” pero sin el uso de la violencia, como tú dices: ni fisica ni verbal. Sobre todo esgrimiendo argumentos serios de lo que creemos, sin dejarnos llevar por la vehemencia, porque esta nos aleja de la razón. De este modo creo que podremos ir desmintiendo los las inexactitudes de los diferentes “vertederos” de burda opinion.

[Responder]

 
Eduardo Eusebio
octubre 26th, 2011 a las 0:12

Reflexionemos todos, especialmente la iglesia catolica, para ver si podemos entender de una vez y por todas de donde parte la culpa de tantas contradicciones. Pongamonos en la mente que, todo en la vida tiene un por QUE Y, UNA RAZON DE SER O, NO SER, NADA SE MUEVE SI NO EXISTE NINGUNA DE ESTAS DOS RAZONES.
Aqui, quien tiene que tomar medidas drasticas sobre las controversias que existen entre iglesia y creyentes es la propia iglesia, porque es esta la que se esta echando tierra sobre sus propios ojos. Es la propia iglesia la que esta apartando de si misma a los creyentes por la duda que esta, esta sembrando, y todo ello por la forma como predican y por otro lado como actuan.. La iglesia catolica nunca ha actuado justamente con sus propios creyentes y la gente se habia callado por miedo, a veces, por el temor de hablar demasiado, porque durante su historia, a veces negra, los castigos han sido extremadamente severos y eso no es lo que Jesucristo predicaba. No se olvide Ricardo que hubo epocas donde los contrarios a esa institucion eran arrojados a los tanques de aceite hirviendo sin contar otros castigos nada agradables, no se olvide de que existen pruebas de ello, yo mismo he visitado lugares en Espana donde eses sacrificios eran llevados a la practica… Tienen que ser modificadas ciertas reglas para que todo aquello sucio y que es prohibido por las reglas eclesiasticas tenga el castigo merecido. Que la iglesia sea clara, concisa Y, con toda su audiencia.. Que no mienta, que sepa analizar lo que esta haciendo bien y lo que NO y, que le ponga remedio imparcial a todos sus actos, solamente asi podra darse credito a si misma. ESTO NO ES UNA CRITICA HACIA NADIE ES UN PEQUENO CONSEJO. Lo que usted dice no se ajusta a la verdadera realidad. Tenga siempre presente que, Jesucristo ha sido una persona justa, una persona amante y amada por sus seguidores, por tanto si la iglesia es justa e imparcial con aquellos que desean seguir sus reglas, sus miembros jamas uhiran de ella, pero para que esto pueda suceder, estimado Ricardo, tienen que modificar ciertos metodos que ya estan caducos. Los tiempos cambian y con ello todos tenemos que cambiar, no hay de otra, queramos o no queramos.
Yo creo que, el tercer lucifer anda suelto entre nosotros. Le aconsejo que le eche un vistazo a las tres prtofecias de Nostradamus. Recuerde que el mundo esta desplazandose en picada hacia abajo y ya nadie lo podra parar. Un cordial saludo y por favor, seamos imparciales. Todos los hombres hemos sido creados igual y con los mismos derechos pero,, dentro del espacio que se nos haya sido asignado o, hayamos escojido para nuestro bienestar personal. Piense en estas ultimas palabras.

[Responder]

 
Eduardo Eusebio
octubre 27th, 2011 a las 17:11

El hermeticismo existente dentro de la institucion catolica es la causa de la desbandada de los creyentes que, un dia habian sido miembros de la iglesia catolica.
Es demasiada la controversia existente dentro de esa istitucion. La falta de verdad sobre determinados hechos, el ocultismo y tapujo, la tergiversia sobre hechos acaecidos dentro del seno de la institucion, la falta de veraridad sobre como ha sido creado el universo, especialmente como ha sido creado el reino animal sobre la tierra que segun informes cientificos, esta tiene una vida de 4,600 millones de anos y que durante millones de estos, ha sido habitada por seres irrazonables y no por seres humanos y que los seres humanos no hemos sido hechos de barro sino producto de los ingredientes que nuestro propio suelo contiene, el cual ya sabemos que tiene el mismo sistema ADN paralelo al nuestro porque tiene los mismos ingredientes, desde el agua hasta el oxigeno, pasando por todos los demas ingredientes que podemos encontrar en todo ello. Yo soy catolico no practicante pero no creo en nada, mas atras del nacimiento de CRISTO JESUS y esto solamente parte de los dos mil y pico anos de su nacimiento y su lamentable muerte y crucificacion. Concuerdo en que, la iglesia catolica tiene que tomar decisiones sobre su comportamiento pero basandose en la predicacion de Jesucristo y, sin irse mas alla de esto. Un saludo cordial y sin dejar de lamentar como la iglesia dede hace muchas decadas atras, se ha vuelto mas romana que, catolica cristiana.

[Responder]

 
Ricardo Sanjurjo
noviembre 10th, 2011 a las 14:11

Pues sí, Óscar. El problema está en qué hacer. Porque cualquier respuesta puede alimentar las ganas de provocar, pero no por eso deberíamos acobardarnos y deberíamos defender aquello en lo que creemos. No, quizás, saltando a la mínima de cambio como muchas veces nos pide el cuerpo, pero al menos no quedarnos callados. Creo que no es el camino.

Por otra parte, como bien dicen tanto Eduardo Eusebio como beijabar sería bueno hacer un examen profundo de conciencia a ver en qué hemos fallado para genera esto. Totalmente de acuerdo con que muchas veces son peores nuestras respuestas que lo que las provocan. Al menos son menos efectivas.

Lo cierto es que es un tema difícil, complicado, pero importantísimo. No debemos asustarnos, eso lo tengo bastante claro.

[Responder]

 
Luis
febrero 19th, 2012 a las 7:34

Justo ahora me puse a investigar de la Cristianofobia, porque últimamente en Facebook noto que está bastante extendida.
Sobre qué hacer, yo creo que hay que protestar, pero no apelando a la Biblia(ya que, aunque es importante para nosotros, para los critianofobicos hablar de la Biblia es mal visto) sino a los derechos humanos y los recursos legales que tengamos cerca.
Como dato adicional: casi todas las páginas de blogs y redes sociales tienen la opción para denunciar contenido que incite a la violencia en contra de cierto grupo social. Así que hay que usar ese recurso cuando lo amerite.
Pero nótese lo siguiente: Si alguien expresa que no está de acuerdo con la Iglesia católica, con el cristianismo o que no está de acuerdo con ninguna religión, tiene todo el derecho de expresarlo. Lo que no tiene derecho a hacer es insultar o incitar a la violencia.
También para acabar con los prejuicios hay que darnos a conocer, mostrando nuestra cristiandad, dando a entender que nos sentimos afortunados de ella; ser buenos cristianos (como lo marca la Biblia: alegres y generosos, como dignos seguidores de Cristo, y también tolerantes(en una de las cartas a los Corintios Pablo nos dice que no debemos de decirles qué hacer a los no-cristianos y que si un cristiano no vive como cristiano simplemente se le debe dejar y celebrar las reuniones de cristianos sin él)).
Aún cuándo nos ataquen violentamente(el lengüaje ofensivo es violencia verval), hay que mantener la compostura. Reaccionar con violencia a la violencia sólo genera mas violencia.

[Responder]

 

Deja tu comentario