Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Renglón Torcido

De vuelta al verde

13 de junio de 2011 a las 22:34

Volvemos al Tiempo Ordinario. Se nos acabó la Pascua y es momento de regresar al verde y a la rutina. Aunque, como decía ayer mi párroco de pastoral, por mucho que litúrgicamente se haya terminado por este año, todos los días – y especialmente los domingos – siendo Pascua.

Y eso es curiosamente lo que, de alguna forma, venía a decirnos la Primera Lectura de hoy (2Co 6,1-10): “Ahora es tiempo de gracia, ahora es tiempo de salvación”. Sí, hemos vuelto al Tiempo Ordinario, a la rutina, a la vida oculta. Sí, ha terminado el Tiempo de Pascua. Pero eso no quiere decir que Dios, su gracia, que la fuerza del Resucitado haya dejado de actuar. En lo oculto Dios actúa en el mundo. En la historia. En la vida de cada uno de nosotros.

Al final, eso se traduce en que AQUÍ y AHORA es donde y cuando nos jugamos nuestra felicidad, nuestra santidad, nuestra salvación… nuestra vida. Carpe diem, como se suele citar muchas veces, pero sin transformarlo en “Comamos y bebamos que mañana moriremos”, como normalmente se quiere entender.

Se trata de vivir en plenitud. A tope. Sacando el máximo partido a nuestras posibilidades, al día en que vivimos. Uno a uno, sin que se nos amontonen. Confiado el pasado a la misericordia de Dios y el futuro a su providencia, como se suele decir. Y cada uno desde el puesto que le ha tocado ocupar: el cura como cura, el médico como médico, el empleado de una tienda como empleado de una tienda, el padre como padre… Aprovechando al máximo toda ocasión que tenemos delante para poner en práctica aquello en que creemos, siempre con la vista fija en la meta y con una actitud de responsabilidad y amor.

Y se trata también de esforzarnos en que ese vivir en plenitud se convierta en testimonio de quien nos hace vivir en plenitud: Cristo, vivo y resucitado. Que aunque se haya terminado la Pascua litúrgicamente – como decía antes – nos hagamos plenamente conscientes de que somos el pueblo de la Pascua. Que vivimos siempre en tiempo de pascua.

En tiempo de Pascua y en tiempo del Espíritu, que, sobre habiendo sido ayer Pentecostés, es una referencia que no podemos pasar por alto. Porque el Señor nos envió el Espíritu Santo para hacernos capaces de continuar aquí su labor.

Termino con 2 cosas. Primero, enlazándoos un extracto de la homilía del Papa de ayer, que creo que es recomendabilísimo. Y también con el final del pasaje de la Segunda Carta a los Corintios que leíamos hoy:

Luchamos con las armas de la justicia, tanto para atacar como para defendernos, en medio de la honra y de la deshonra, de la buena y de la mala fama. Somos los “impostores” que dicen la verdad; los “desconocidos” de sobra conocidos; los “moribundos” que están bien vivos; los “condenados” nunca ajusticiados; los “afligidos” siempre alegres; los “pobres” que a muchos enriquecen; los “necesitados” que todo lo poseen.

Sin post relacionados.
Reflexión
Escrito por Ricardo Sanjurjo 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

4 respuestas a “De vuelta al verde”

Nico
junio 13th, 2011 a las 23:05

Ricardo…¿desde cuándo el tiempo ordinario es RUTINARIO? Porque, en caso de serlo, ¿qué sentido tiene nuestra vida?
Supongo que habrás querido decir con lo de “vuelta a la rutina” a que el color litúrgico es, una vez terminada la Pascua, el verde y que nos acompañará, ya, hasta el final del año litúrgico. Pero, aún así, lo de rutina…
Un abrazo

[Responder]

Ricardo Sanjurjo
junio 13th, 2011 a las 23:14

Rutinario no en sentido negativo, no me entiendas mal. Rutinario en el sentido de la vida normal de cada día, con sus trabajos, sus esfuerzos y sus “sombras”. Rutinario en el sentido de los 30 años de Nazaret, de la santificación de lo cotidiano. Rutinario en ese sentido.

¿Así más claro? ;-)

[Responder]

Nico
junio 13th, 2011 a las 23:24

Con esa connotación, perfectamente claro :)

[Responder]

 
 
 
juan
junio 16th, 2011 a las 10:18

Hola Ricardo sin embargo para mi la rutina me parece comodidad por ya sabemos lo que depara y asi te “vacunas” para aguantar mas el dia a dia sin embargo cuando surgen imprevistos que te hacen pasarlo mal yo es cuando me acuerdo mas de Jesus y de sus enseñanzas por eso me gustaria que cada dia fuera distinto aunque reconozca que la rutina es “comoda”
Bueno espero tus post pues me ayudan mucho al saber que aun hay gente tan espiritual en estos tiempos tan “materializados”
Juan

[Responder]

 

Deja tu comentario