La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘aborto’

Silentes idiotas

sábado, julio 24th, 2010

Viendo estos días desde lejos cómo se ponía en marcha la ley del aborto en España, viendo las poses en las fotografías que servirán para recordar tal día en el futuro, escuchando las declaraciones de ministras y demás responsables, comprobando cómo, seis contra cinco, el Tribunal constitucional se negó a suspender la ley, aunque eso signifique suspender muchas vidas, asistiendo en fin a esta parodia de conquista histórica, como si pudiera serlo el haber ganado la libertad y el supuesto derecho a que la madre mate a su hijo, siempre y cuando tenga tantas semanas menos un día, pagando a un médico al que no se le quiere reconocer la objeción de conciencia, acompañaba, digo, todo ese despliegue irrazonado e irracional y ante la falta de argumentos, me dije de repente: «Pero si es al revés».
Insisten los abortistas en que sus contrarios se respaldan en tesis religiosas, que defienden al no nacido porque se lo manda la Santa Madre Iglesia y punto. Da igual que muchos provida sean ateos o que recurran a razonamientos filosóficos y científicos. Se les tacha de vaticanitas y a otra cosa. Pero lo cierto es que los abortistas sí emplean casi exclusivamente argumentos religiosos y no solo para atacar a los contrarios: únicamente el fideísmo progresista cree que el aborto reducirá los embarazos adolescentes, por ejemplo, algo que no ha ocurrido en parte alguna. Niegan legitimidad en la discusión pública a los argumentos religiosos. Pero en este asunto indefendible, manchado de sangre y billetes de quinientos, el gobierno y sus aliados aducen los dogmas improbables del fideismo progresista que, como todo fideísmo, no necesita demostración: basta con que lo autoricen los popes del momento. Y ya está, ya puede circular acríticamente, laicamente bendecido, entre la multitud de idiotas, que callamos y consentimos la ignominia con tal de no ser llamados, ¿qué?

Aborto y reforma sanitaria de Obama

domingo, noviembre 8th, 2009

Anoche el debate sobre el nuevo Plan de Salud que preconiza Obama estaba muy caliente. Sobre todo, entre los propios demócratas. O por decirlo mejor, entre los demócratas partidarios del aborto -encabezados por la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi- y los contrarios. El asunto: si finalmente se aceptaba o no que el aborto tuviera financiación federal.

En torno al 67 por ciento de los americanos están en contra de la financiación federal de tales prácticas. Muchos de los representantes demócratas proceden de distritos en los que se jugarían su reelección si votaban a favor de la nueva ley. Y no llegaban a un acuerdo con los más radicales.

Finalmente, se aceptó la enmienda del demócrata por Michigan Bart Stupak, que introduce fortísimas restricciones a la financiación federal del aborto (de hecho, la prohíbe salvo casos muy excpcionales), aunque permite que lo financien los estados.

Aun así, 39 demócratas se opusieron y la aprobación se consiguió por solo dos votos de diferencia.

Sobre las cifras y los datos del aborto en España (2009)

viernes, noviembre 6th, 2009

Según los datos del Ministerio de Sanidad y Consumo, que llama IVE al aborto,

1. Galicia tiene una tasa de aborto en el 2008 (3, 53)  inferior a la de 1999 (3, 81) y la más baja de España después de Ceuta y Melilla (pag. 13).
2. No hay modo de aclararse con las mujeres extranjeras para diferenciar cuántas corresponden a turismo abortista y cuántas a inmigrantes, porque lo lían con las residentes en España y fuera de España. Esto ha dado pie a algunos diarios a titular , como El País, que el 55% de los abortos corresponden a inmigrantes, cosa muy poco probable.
3. Baja el número de abortos entre las adolescentes y, en general, entre las más jóvenes.
4. Sube entre las creciditas y las instruidas (las analfabetas y sin estudios se sitúan en el tres por ciento).
5. El número de las repetidoras (que ya habían tenido uno o más abortos) significa más de un tercio del total. Sorprende el porcentaje altísimo de las que llevan dos abortos (6,70), tres (2,05) o más (1,54).
6. No aparece diferenciada en el cuadro la situación “pareja de hecho” u otra asimilable.
7. No se reconocen abortos más allá de la semana 21.
8. El motivo “violación” ha pasado del 0,004 en 1999 al 0,002 ahora (¿recuerdan aquellos debates?)
Relacionado: “Tasa de aborto legal por nacionalidades en 2008”, Wonkapistas señala que, según esos datos,  “la tasa de abortos (número de abortos por mil mujeres) para las españolas de 15 a 44 años es de 6 por mil, mientras que la de las extranjeras es de 31,4 por mil, es decir, 5 veces más”.

Nueva ley del aborto: estrategia de comunicación

domingo, octubre 25th, 2009

Contada por Toni Piqué en:  Avortament: reforma negligent i mentidera

Sigue la traducción completa del artículo:

Aborto: reforma negligente y mentirosa

La reforma del aborto es otra de las grandes engañifas del gobierno ZP. Es así. Justifica la desprotección de la vida no nacida, desanima la atención y ayuda a las embarazadas en dificultades y nutre una cultura donde eliminar al que nacerá es la única opción que el Estado ofrece ante el embarazo no deseado.

Qué gran comedia. Sube y baja con los plazos –¡14 semanas!, ¡22 semanas!… una cruel subasta– y con la discusión del permiso paterno y materno para las adolescentes… y el meollo de la reforma es otro: convertir en un derecho de la mujer lo que hoy es un crimen despenalizado en tres supuestos.

Así tan fresco lo explica L*, el relaciones públicas que ha diseñado el marketing de la cosa. Se trata de armar barullo con un aspecto menor (los abortos de adolescentes representan el 5% del total), un caballo de Troya en el que viaja oculta la transformación del aborto en un bien jurídicamente exigible y legalmente protegido.

El primer acto de esta comedia fue la broma de la Comisión de Expertos. Todos, sin que falte ninguno, eran y son veteranos partidarios de la ley de plazos tal y como la quería el Gobierno. Boquitas alquiladas.

Anteayer, los diputados de ICV y ERC representaron su parte en el sainete: condicionaron su voto a que el aborto a voluntad sea legal hasta las 22 semanas de embarazo. Fuegos de artificio.

El Grand Finale es este: dejarán caer de la ley el permiso familiar (“¿Veis qué moderados somos?”) y mantendrán la letra pequeña, que permite abortar a voluntad hasta la semana 22 (la letra grande dice hasta la 14).

Es como Wag the Dog, aquella película dónde un presidente de los EE.UU. organiza una falsa guerra por televisión para distraer los ciudadanos de su escándalo sexual.

Es repulsivo.

Espolvoréese todo con el coro de palmeros del aborto, como el ex director de ese diario tan crítico, a quien pregunté esta semana si es mejor que no se practiquen abortos o que se practiquen algunos o que sean 120.000 como el año pasado. Tras repreguntar cuatro veces, dice: No, no es bueno abortar. No conozco a nadie que lo desee y hay que intentar prevenir embarazos no deseados. Ya. Como la ministra de Sanidad, que siempre califica el aborto de drama.

Pues si no es bueno, si es un drama, si crece cada año un 10%… ¿cómo no promueven y estimulan políticas que lo reduzcan, que lo desanimen, al estilo de las que se aplican al tabaquismo o la velocidad variable en los accesos a Barcelona?

Qué hipocresía, qué cara.

Peor todavía: ¿qué clase de sociedad y cultura se construye con esta reforma? ¿Qué valores promueve entre la ciudadanía? Que nadie se engañe: las decisiones individuales nos transforman en un tipo de persona y las decisiones colectivas nos transforman en un tipo de sociedad.

Pregunto: la decisión de transformar en derecho y facilitar una práctica que no vemos bien, que es un drama para la mujer, que normaliza la eliminación de la vida… ¿promueve una sociedad y unos ciudadanos mejores o peores?

No es justo argumentar que el aborto es una realidad social. También lo son el tabaquismo o el fracaso escolar o la obesidad y los gobiernos hacen el esfuerzo –con mejor o peor poco suerte– para erradicarlas, para hacerlas extrañas, raras, infrecuentes, extraordinarias.

Un buen gobierno podría aplicar tantísimas políticas para que el aborto sea también extraño, raro, infrecuente, extraordinario. Barack Obama, nada sospechoso, apuntó en la buena dirección al agradecer el doctorado honoris causa concedido por la católica Notre Dame University: “Quizás no estamos de acuerdo con el tema del aborto, pero podemos coincidir en el hecho que es una decisión desgarradora para cualquier mujer, tanto por su dimensión moral como espiritual”. E invitó a todo el mundo a “trabajar juntos” para disminuir el número de abortos, reduciendo los embarazos no deseados, facilitando la adopción y aumentando las ayudas a las embarazadas en dificultades.

El gobierno ZP no ha querido tener ni esta mínima decencia democrática. ¿De qué tienen miedo?

Y el resto de políticos y líderes sociales… no sé si todavía queda alguno con suficiente valor y prudencia para sostener y defender la bandera de la vida. Por el momento, tenemos un gobierno español negligente con las mujeres y hostil a la vida.

Seguiremos.

Cómo se cuentan los manifestantes

lunes, octubre 19th, 2009

Alfonso Vara ha escrito dos entradas interesantes sobre la manifestación contra el aborto del sábado:

1. Sobre la metodología para contar manifestantes de la empresa Lynce, fuente de la noticia de Efe, según la cual había 55.316 personas en la marcha.

2. Nubes de palabras a partir de la información de cuatro diarios de Madrid.

Juan Manuel de Prada y su tercera sobre el aborto

domingo, octubre 18th, 2009

Fue muy comentado ayer el artículo de Juan Manuel de Prada en la tercera del Abc:

Como hace dos mil años ocurrió a los primeros patricios romanos que empezaron a manumitir esclavos, ocurre hoy a quienes se oponen al aborto. Los nadadores a favor de la corriente los anatemizan y escarnecen, los calumnian presentándolos como detractores de los «derechos de la mujer», los caracterizan como sombríos «retrógrados» que amenazan el progreso social. Pero, como aquellos primeros patricios romanos que reconocieron en cualquier persona una dignidad inalienable, quienes hoy se oponen al aborto no hacen sino velar por ese meollo irrenunciable de humanidad que nos constituye, que nos permite reconocer como miembro de la familia humana a quien aún no tiene voz para proclamarlo, que nos impone proteger la vida gestante, la más desvalida e inerme, como garantía de nuestra propia supervivencia moral, para que no nos ocurra lo que Marcel Proust denunciaba, al describir el clima de corrupción en el que se desenvolvían sus personajes: «Desde hacía tiempo ya no se daban cuenta de lo que podía tener de moral o inmoral la vida que llevaban, porque era la de su ambiente. Nuestra época, para quien lea su historia dentro de dos mil años, parecerá que hubiese hundido estas conciencias tiernas y puras en un ambiente vital que se mostrará entonces como monstruosamente pernicioso y donde, sin embargo, ellas se encontraban a gusto».

Artículo completo (vía Scriptor):  Nadadores a contracorriente

La manifestación

sábado, octubre 17th, 2009

Estoy seguro de que la marcha de hoy en Madrid a favor de la vida y contra el aborto será una de las mayores concentraciones de nuestra breve historia democrática. También estoy convencido de que, a corto plazo, servirá de poco, porque el Gobierno no atenderá a razones. No suele hacerlo, no lo hará ahora. Supongo que la estrategia de comunicación ya estará trazada: insistirán menos en que se trata de una convocatoria de los obispos y del PP —algo falso—, para evitar que unos y otros se marquen un tanto excesivo, e insistirán más, supongo, en que la manifestación, en realidad, aglutinó muchos descontentos no solo contrarios al aborto, sino desencantados con la situación general del país, para terminar atribuyéndole la culpa a la crisis económica.
Puede que repitan que la protesta se dirige contra un proyecto que no se conoce bien, sin subrayar que la opacidad en este asunto es culpa del propio gobierno, que desveló el anteproyecto con cuentagotas para focalizar la discusión en las menores, al tiempo que insistía en que se trataba de una reforma moderada. Lo cierto es que las mujeres menos abortistas son precisamente las menores (4,2% del total de abortos) y que esta reforma es la más extremista que se conoce (descontando, como siempre, a Holanda).
Las encuestas realizadas por Doxa, para La Vanguardia, confirman que el rechazo social a la reforma de la ley ha crecido un 17% desde septiembre del año pasado, hasta llegar en mayo a un empate técnico con la opción contraria (46% frente a 47%). Encuestas más recientes apuntan que el rechazo ya es mayoritario. Los datos científicos cada vez ayudan menos a los abortistas y se empiezan a decir cosas hasta hace poco tiempo impensables: que el aborto multiplica por tres el riesgo de suicidio en la mujer, por ejemplo.
Pero el Gobierno sacará adelante su ley. ¿Por qué?, ¿para quién?

(VERSIÓN IMPRESA)

Lodazal turístico

sábado, septiembre 19th, 2009

Con estos argumentos empieza un reportaje del diario Página 12 sobre un nuevo producto turístico promovido por Argentina:

«Así como la cultura es para muchas ciudades un atractivo extra si se la sabe explotar turísticamente, quedar embarazada también puede ser parte de un combo que incluya playa y masajes a la vez que se consigue una fertilización asistida. Este pack será una de las novedades [que se presentará en] la próxima feria de turismo de Londres. La publicidad está especialmente dirigida a lesbianas y mujeres solteras, pero es una opción multiuso para parejas con problemas de fertilidad. España se ubica en la vanguardia de la oferta y saca ventaja frente a aquellos países europeos donde los tratamientos de reproducción son más complicados legalmente».

Aunque no hay modo de acceder directamente al texto y cada fuente lo cita como le da la gana, parece que el informe del Consejo de Estado sobre la nueva ley del aborto reconoce también, según la agencia Efe, que España se ha convertido durante los últimos años en «un paraíso del turismo abortista» y en el país europeo en el que más crece el número de abortos. El mismo órgano, para sorpresa de cualquier persona razonable, piensa que con una ley más laxa dejaremos de estar a la cabeza de esa sangría de fetos: rarísima pirueta a la vista de lo ocurrido con la de reproducción asistida.
Este será el gran logro del zapaterismo: un país arruinado, al frente del paro europeo y en camino de liderar el mundial, pero «más avanzado», donde desprenderse del hijo será un derecho, y donde la información a la futura madre se considerará garantía suficiente de la protección del feto que prescribe la Constitución.
Al menos el presidente podrá prometer, por una vez, algo con fundamento: nos convertiremos en el más hermoso lodazal turístico del mundo.

Vayan invirtiendo en clínicas.

(versión impresa)

“Encara més avortament”

viernes, agosto 14th, 2009

Toni Piqué escribe su columna de los viernes en El Singular Digital sobre las políticas del Gobierno para reducir el aborto.
Copio una traducción castellana, pero vale la pena acudir al original y leer también los comentarios:

“Al Gobierno español le preocupa el alto número de abortos. Es comprensible: uno de cada cinco embarazos acaba en aborto.

Se trata, sin embargo, de una extraña preocupación ya que, por ahora, su política tiende más bien a promover –no a desanimar– el aborto.

Vean. En mayo, el Ministerio de Sanidad decidió autorizar la venta sin receta de la píldora del día siguiente (PDS), un abortivo empleado como contracepción de emergencia. Ahora, el de Igualdad propone facilitar el acceso al aborto quirúrgico reformando la regulación del aborto.

Es muy sorprendente que el Gobierno crea seriamente que el aborto se resolverá… liberalizándolo más. Pero en eso insiste una y otra vez. Esta semana le ha tocado defender esa política al Ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

Cuando canceló la necesidad de receta para la PDS, la ministra Trinidad Jiménez mostró su preocupación por el número récord de abortos registrado en 2007: 112.138, de los que casi 15.000 fueron de menores de 20 años. Eso, dijo Jiménez, es “un grave problema” que exige “soluciones de urgencia”.

Vaya. La PDS se emplea en España desde 2001 con gran éxito comercial. El primer año se dispensaron unas 100.000 unidades y en 2008 ya fueron 540.000 (138.952 en Catalunya en 2007).

Es decir, el consumo de la PDS se multiplicó por cinco desde su aparición. Ya se ve que los obstáculos para conseguirla no son tantos.

Sin embargo, su resultado es malísimo: el número de abortos ha subido un 60% entre 2001 y 2007. Y si el problema era su incidencia entre jóvenes… el aumento fue más acusado: de 8,29 a 13,79 abortos por cada mil mujeres menores de 20 años.

España –y a estos efectos, Catalunya– no son diferentes a otros países. Ocurre lo mismo en Francia, Inglaterra y Gales, y otros países.Así lo avalan estudios en el Journal of the American Medical Association y el British Medical Journal.

En cuanto a la reforma legal, su objetivo es que el aborto deje de ser un crimen despenalizado en tres supuestos y se convierta en un derecho jurídicamente exigible en las primeras 14 semanas del embarazo. En la práctica, el aborto será libre hasta la semana 22, que es el plazo legal previsto para abortar en caso de riesgo para la salud de la mujer y ese es, precisamente, el supuesto que se alega en más del 97% de los casos.

Lo demás es puro humo. El asunto del aborto de las menores es un mero señuelo para distraer la atención sobre el objetivo real y evitar el debate de fondo. Para empezar, el 95% del los abortos ocurren entre mujeres mayores de edad. Para acabar, el aborto de menores a espaldas de sus padres suscita un amplio rechazo. Según distintas encuestas, oscila entre el 57% (DIM para ABC), el 64% (Metroscopia para El País) y el 71% (Noxa para La Vanguardia).

El Gobierno español está en su derecho de promover las políticas que bien le parezcan. Pero si se insiste en opciones fallidas, los ciudadanos tenemos derecho a saber por qué. Ya se ve las actuales propuestas no beneficiarán a la sociedad, pues la realidad dice que esas propuestas harán que el aborto y sus secuelasvayan a más. Tampoco a los médicos, cuya abrumadora mayoría prefiere no practicar abortos. Ni a la Seguridad Social, que deberá cargar con este delicado marrón. ¿A quién beneficia la política de facilitar el aborto, quirúrgico o químico? ¿A las clínicas abortistas? ¿A los que quieren imponer su agenda ideológica? ¿A las farmacéuticas?

Si facilitar el acceso a la PDS y al aborto no logra reducir el problema ¿no sería lógico cambiar el paso? Algo de todo eso hay en la reciente propuesta de ley de un grupo de senadores y representantes demócratas norteamericanos, también preocupados por los 1,6 millones de abortos anuales en su país.

Quizá una estrategia sencilla puede articularse en una sola idea, que no exige reforma alguna. Si estamos de acuerdo en que el aborto es “un grave problema” y el objetivo final es hacerlo innecesario, propongámonos, de entrada, hacerlo raro. Podríamos comenzar tratándolo como al tabaquismo: sin maltratar a las personas afectadas, desanimando su consumo con energía y promoviendo con imaginación otras alternativas a la mera eliminación del nasciturus.

Lo demás son cuentos chinos”.

¿Quién gana?

sábado, mayo 16th, 2009

La ministra Trinidad Jiménez considera que el constante incremento de las cifras de abortos en nuestro país es «un grave problema» que necesita «soluciones de urgencia». Estoy completamente de acuerdo. Eso sí, encuentro algo raras las «soluciones» que ha puesto en marcha esta misma semana con la liberalización del aborto y la libre distribución de la píldora del día después en las farmacias, sin receta médica e incluso a menores.
En el caso de la píldora, aduce la ministra que servirá para frenar la sangría de abortos, en contra de los datos fácilmente contrastables de nuestra propia experiencia (desde el 2001 hemos quintuplicado el consumo de píldoras del día después hasta las 540.000 y el aborto ha seguido creciendo, también entre las más jóvenes) y la de nuestros vecinos ingleses y franceses (En Francia se dispensa la píldora en las farmacias desde 1999) .
En el caso del aborto libre en las 14 primeras semanas, lógicamente, no argumenta Trinidad Jiménez que servirá para reducir el número de abortos —aunque con la lógica que se gasta, bien podría haberlo dicho—, sino que aduce en primer lugar que se trata de un derecho de la mujer. Dejémoslo estar. Debate inútil.
Si el aborto es un problema grave y parece obvio que ninguna de las dos medidas sirve para frenarlo, ¿quién se beneficia? Aparte del Gobierno, que ha utilizado ambos debates para disfrazar controversias más urgentes, dos industrias se frotan las manos: la abortista y la farmacéutica (siempre apoyada por la santa OMS, que ha incluido la píldora de marras en su lista de ¡medicamentos básicos!). Parece que el progresismo consiste en eso: en que ya no dicten la moral los grandes pensadores y humanistas, sino los departamentos de márketing de la industria del medicamento, secundados por el abrumador papanatismo científico que tanto conviene a sus cuentas de resultados.