La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para Junio, 2013

Salud a crédito

Lunes, Junio 17th, 2013

La idea de que el sistema sanitario es insostenible se repite con insistencia creciente desde mucho antes de la crisis y parece que responde a la realidad. Hasta ahora consideraba que podría tratarse de un mero problema de gestión, de introducir racionalidad en los recursos, pero desde hace un tiempo se me dio por pensar que utilizamos el sistema de salud para financiar un modo de vida a menudo arriesgado. Así como antes pedíamos créditos para ir de vacaciones, ahora aceptamos el botellón porque confiamos en el servicio de urgencias. Por casualidad, esta semana di con unos datos que avalan la hipótesis.

Por lo visto, ya en 1974 se establecieron cuatro determinantes básicos para la salud de la población: el biogenético (carga genética, envejecimiento, etcétera), el ambiental (contaminación física, química, biológica, social y cultural), los estilos de vida y conductas de salud (drogas, sedentarismo, nutrición, violencia, estrés) y el sistema sanitario (hospitales, práctica médica, enfermería, etcétera). Se identificaron como decisivos los estilos de vida, con una aportación del 43 % a la reducción de la mortalidad, mientras que el sistema sanitario se quedaba en apenas un 11. En Estados Unidos, ya en 1976, el sistema sanitario se llevaba el 90 % del gasto, frente a un magro 1,6 % en los estilos de vida.

No se cómo quedaría la foto hoy en España, pero me temo que no se aleja gran cosa de ese escenario: financiamos nuestro modo de vivir con gasto médico y farmacéutico para combatir, ya desde la infancia, los efectos de la hipertensión, la obesidad o el colesterol, por ejemplo.

Publicado en La Voz de Galicia, 15.junio.2013

Cosas raras

Sábado, Junio 8th, 2013

En los últimos meses no hacen más que pasarme cosas raras que atribuía a un suceso de salud acontecido en enero. Pero continúan, y resulta cada vez más complicado vincularlas con la cardiología. La última consiste en que he dejado de entender los periódicos. Literalmente. Salvo este en el que escribo, no sé de qué van. Hablan para otros, sobre cosas que me importan un bledo. Y si hablan para mí, me toman por tonto.

No es del todo nuevo. Siempre me ha sucedido en alguna medida. Lo nuevo es el descaro y la chapuza. Por ejemplo, un diario de derechas dice que en la asignatura alternativa a Religión se impartirán los valores de las víctimas del terrorismo. Me asusto. Leo la noticia como un bobo y no hay más que aire, la nada a doble página.

Cojo el flamante periódico de izquierdas, tan serio él, y leo en otra doble página un titulillo sobre el Gobierno Obama, según el cual, textualmente, este Gabinete prima las libertades individuales sobre el uso de la fuerza.

Y en la página de al lado, a cinco columnas, con tono de escándalo: «Espionaje telefónico masivo en EE.UU.». Ordenado por el Gobierno, claro. No sé si incluían ahí los pinchazos a periodistas descubiertos hace semanas. Si añadimos la cosita esa de los drones, en la que Obama es campeón, porque el nobel de la paz ha aprobado más misiones asesinas que ningún otro presidente…

En fin, casi prefiero el periódico de Lendoiro, en el que el Deportivo ni siquiera ha bajado del todo a Segunda. Quien parece haber bajado a Segunda es el periodismo, me temo.

Publicado en La Voz de Galicia, 8.junio.2013

Perderse

Sábado, Junio 1st, 2013

Hay carreteras por las que pasas mucho, quizá todos los días, y te acostumbras. Acostumbrarse tiene algo de bueno y bastante de malo, porque significa acomodarse, encontrarse confortable con algo o con alguien, y eso está bien. Pero una preposición muestra nítida la diferencia entre hacer las cosas de costumbre y hacer las cosas por costumbre. Lo hecho solo por costumbre deja de verse, de percibirse, de sentirse.

Me di cuenta ayer al volver al periódico después de presenciar en Acea de Ama los ensayos de la Fiesta Voz Natura que se celebra hoy. Me equivoqué de camino y, por costumbre, emboqué en automático un recorrido innecesariamente largo. Ya en él, me dejé ir, pero se me ocurrió de repente una idea para acortarlo y, además de equivocarme de nuevo, me perdí. Gran suerte, porque pude transitar por pistas desconocidas en territorio conocido. Conducía algo atontado y enseguida me espabilé, no solo porque tenía que reencontrar el camino, sino también porque estaba viendo los paisajes de siempre desde otra perspectiva, mucho más amena y enriquecedora, diferente. Hice incluso un par de descubrimientos, pese a que el itinerario discurría casi en paralelo al habitual, apenas cien metros más arriba o más abajo.

Por la mañana también me había perdido escuchando a José Mújica, el sabio presidente uruguayo, antiguo guerrillero. La periodista le preguntó por su conocida austeridad personal y el inicio de su respuesta me cautivó: «Mi manera sobria de vivir, no quiero utilizar la palabra austeridad, porque está prostituida en Europa…». Y ya no pude dejar de escucharlo hasta el final. Estaba ante mi paisaje de siempre visto desde otra perspectiva.

Publicado en La Voz de Galicia, 1.junio.2013

Entrevista a Jose Mujica, presidente de Uruguay, en Los DesayunosVer vídeoEntrevista a Jose Mujica, presidente de Uruguay, en Los Desayunos