La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para abril, 2012

Fútbol y controversia

sábado, abril 28th, 2012

A propósito de un gol fantasma, Adebayor reclamó que se instalaran de una vez en los campos dispositivos tecnológicos que permitan dilucidar estos lances con certeza. Un columnista británico le contestó que la tecnología mata el fútbol, pura pasión irracional que alimenta las tertulias de los bares y oficinas, precisamente, con esas controversias. Si mueren las discusiones de café, muere el fútbol, que vive de ellas. Estoy de acuerdo. El periodismo deportivo siempre ha entendido muy bien esto. Uno crece con unos colores entrañables como crece con unos hermanos, y los defenderá siempre con las entrañas. Y así debe ser.
Trasladar esta visión a otros ámbitos resulta demencial. Si la defensa de unos colores deviene en parapeto de una gestión fullera y aprovechada, si se convierte en una especie de ideología peronista que se aplica a todo, también a la expropiación de los impuestos ajenos, se entiende que un club dedique la tercera parte de su revista a mentir sobre los datos de difusión de este periódico, sirviéndose de informaciones falsas –censuradas en su día por el organismo competente– tomadas del, dicen, “diario peronista” de Abel Caballero, alcalde de Vigo. El viejo recurso de buscarse enemigos externos para aunar a la afición, no en torno al equipo, sino en torno al presidente.
“El fútbol es así”, azaroso y venturero: no siempre gana quien mejor juega ni quien más arriesga. Está bien, insisto, pero fuera del juego, de esa esfera de pasión necesaria o al menos conveniente, convendría que las cosas discurrieran de un modo más justo para los aficionados, que son los que pagan y no merecen tan clamorosa falta de consideración.

Cáncer

sábado, abril 21st, 2012

Parece que un cáncer persigue a los presidentes populistas latinoamericanos: no lo padece solo Chávez, que va a curarse con el también enfermo Fidel. En enero se anunció que el paraguayo Lugo había superado su linfoma, diagnosticado hace dos años. Y acaso en uno de esos contagios de todo lo malo –ya se sabe que lo que se contagia es la tiña, no la hermosura–, quiso tener uno de tiroides Cristina Fernández en el último diciembre, pero los médicos dijeron que no padecía tal cosa y tuvo que volver a su Casa Rosada, como una princesa envuelta por el cariño de su pueblo, tan burdamente manipulado.
Pero sin cáncer para suscitar compasión, se puso a buscar enemigos fuera, que es lo propio de los populistas cuando están arruinando algo. Intentó enredar con las Malvinas –cuánto partido le saca esta mujer a Videla–, hasta que decidió nacionalizar por segunda vez YPF, después de haber obligado a Repsol a regalar un 25 por ciento a unos amigos de la familia.
Este otro cáncer hace temer a los países serios de la zona que los consideren también a ellos cancerígenos. Pero sobre todo, debería hacer pensar a gobiernos y empresas que, para enfrentarse a esa enfermedad, no valen los atajos, los trapicheos y las componendas: permitir que esta mujer hable en el Congreso de los Diputados, ceder en una falsa venta que apesta a corrupción, pasar de puntillas sobre sus ataques a la libertad de prensa… Si la defensa de los intereses económicos se sitúa por encima de la defensa de los derechos humanos y de la justicia, se termina antes o después en esto.

Carmel y asociados

sábado, abril 14th, 2012

Ha producido revuelo y enojo la publicación de un informe tétrico sobre la situación económica española firmado por Carmel Asset Managment, y difundido por The Wall Street Journal. El escándalo se produjo no tanto por los negrísimos augurios del informe –sin apunte alguno de esperanza-, como porque la propia Carmel reconoce que ha hecho una fuerte inversión en credit default swaps, una especie de seguro para el caso de que fallen los bonos españoles, y porque apuesta decididamente por la quiebra del país. En el caso de que se produzca en el 2012, según ellos, conseguirían una rentabilidad en torno al 300 por ciento. Y claro, encaminan el informe, precisamente, a reforzar esa posición.
Podría argüirse que la empresa hace lo que sabe hacer y lo hace bien. Cabría añadir que, si las cosas están tan mal, no es por culpa suya, sino nuestra, que ellos simplemente operan como opera el mercado y que si no les hubiéramos dado pie, nada de esto habría sucedido. Conocemos el razonamiento, típico de la moral (?) capitalista. Lo hemos visto aplicado muchas veces, especialmente en el campo de la bioética: si algo se puede hacer técnica y legalmente, ¿por qué no hacerlo?
Una pregunta fácil de responder: porque hay en juego cuarenta millones de vidas, más si me apuran, según los posibles efectos de la ruina de España sobre todos o algunos países de la zona euro. Pero en la moral capitalista no cabe la consideración: ni con los embriones ni con los fetos ni con las personas, porque entiende de contabilidad, no de caridad. No sé por qué nos extrañamos tanto.

EGM España y Galicia, primera oleada 2012

miércoles, abril 11th, 2012

Clic para ampliar.