La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para enero, 2011

La OMS y sus intereses

lunes, enero 31st, 2011

El nombramiento de Paul Herrling, un directivo de Novartis, como miembro de un grupo asesor de la OMS ha vuelto a poner en la picota la independencia de la organización que dirige Margaret Chan. La alerta la dio el 20 de enero un grupo de nueve ONG, que han protestado porque creen que un claro conflicto de intereses afecta al director de Investigación Corporativa de Novartis.

(Más en El País)

Relacionados en el blog: OMS

Los sobresueldos de la elite

lunes, enero 31st, 2011

En los últimos veinte años, la desigualdad económica se ha disparado en casi todos los países del mundo, y sobre todo en Estados Unidos y en China (entre las escasas excepciones se encuentran Brasil y España, donde la desigualdad ha caído). En Estados Unidos nada menos que el 65 por ciento del crecimiento de la renta registrado desde el 2002 ha ido a parar a los bolsillos del uno por ciento que más gana. Las rentas de la mayoría se estancaron en los años de vacas gordas y ahora tras la crisis caen en picado.

(más en La Vanguardia)

Relacionados: de hace cuatro años: “Sueldazos”

Vísperas de La Candelaria y… la marmota

lunes, enero 31st, 2011

Tuvo muchas visitas la entrada  del año pasado sobre La marmota y La Candelaria.

Por eso la recuerdo aquí, ya casi en vísperas de la fiesta, y sin tiempo para escribir otra nueva.

Prejuicios

sábado, enero 29th, 2011

Son esas cosas que se te ocurren de repente. Estaba explicando cómo funcionan los prejuicios. Decía que los necesitamos, que resultan necesarios e inevitables, porque no podemos pasarnos la vida replanteándonos todo. Decía que lo malo de los prejuicios fuertes radica en la imposibilidad de revisarlos incluso cuando la realidad los aplasta. Esa contumacia frente a la realidad sí que nos pervierte. Explicaba también que esto sucede a quienes no acostumbran a pensar las cosas y carecen, por lo tanto, de criterio. El criterio y la mera opinión se diferencian en que el primero se apoya en principios y la segunda en modas, de ahí que cambie muy fácilmente. En estas caí en la cuenta de que, en el fondo, las culturas son el compendio de nuestros prejuicios. Una cultura consiste en la suma de los principios que no revisamos, que aceptamos de un modo connatural, por inercia casi.
La consideración que merece una cultura depende del conjunto de prejuicios que asuma. Existen algunas, bastantes, que parten del prejuicio de que la mujer es inferior. El prejuicio, convertido en principio, se traduce en costumbres y, en aquellos países con regímenes muy ideologizados, autoritarios o ambas cosas a la vez, termina en ley.
En la nuestra se insinúa el prejuicio que insiste, contra la evidencia, en que la igualdad consiste en que los hombres y las mujeres no nos diferenciamos en nada. Se encarna en costumbres a veces muy extrañas: basta ver el lío de Assange en Suecia. Y en países con gobiernos ideologizados, en leyes como la que se proyecta aquí, que pretende negar el concierto educativo a los colegios de enseñanza diferenciada para niños o para niñas.

‘Fiel’ Castro, el documental

lunes, enero 24th, 2011

Llevo unas semanas queriendo subir este documental de Ricardo Vega, estrenado hace unas semanas en internet. Es largo, pero vale la pena.

Imagen de previsualización de YouTube

Lolitas

sábado, enero 22nd, 2011

Me parece de interés el escándalo que ha montado la revista Vogue al utilizar tres niñas de siete años como modelos. Vistas algunas de las fotos, compruebo que las niñas no van vestidas de “lolitas”, como había leído, sino más bien de mujeres, algo que casi todas las niñas hacen en algún momento: ponerse los zapatos, los vestidos o los collares de mamá, embadurnarse con el pintalabios y esas cosas. “Lolitas” son las que andan por los 14, los 18, los veintitantos o más y se visten como si tuvieran siete. De esas deambulan centenas por las calles y, por lo que se ve, no escandalizan a nadie. El problema de estas fotos radica en algunas de las poses, que imitan demasiado bien lo que hacen sus mayores. Que los niños no puedan imitar a los mayores tiene algo de terrible, y que los mayores se escandalicen de que los imiten, también. Aunque lo peor es que los mayores obliguen a los niños a imitarles en lo malo. Especialmente ahora, que vivimos en una sociedad llena de enfermos que convertirán a esas pequeñas en objeto como hacen con las mayores, de las que ya se han hartado por sobredosis (basta ver los números anteriores de la revista para concluir que el siguiente paso tendrían que ser niñas). La parte aprovechable del escándalo es que pone en evidencia toda la lógica del negocio y nuestras contradicciones culturales: muchos de los escandalizados coinciden con los que votaron en contra de elevar la edad del consentimiento sexual y a favor del aborto de menores de edad sin conocimiento familiar y con tantas madres que, como dice Manuel Castells, sí visten de “lolitas” a sus hijas.

Notas al margen

jueves, enero 20th, 2011

Me olvidé de incluir aquí la última columna en Nuestro Tiempo. Empieza así:

Me parece que era Steiner quien decía que para leer hacen falta dos cosas: silencio y un lápiz. Los libros que se pueden leer sin silencio o que no impelen a la nota al margen, al subrayado, a la acotación de una idea, al garabateo de una réplica, una queja o una expresión de entusiasmo son libros de consumo, como diría C. S. Lewis: libros que se usan como los helados o los caramelos, los pañuelos de papel o los vasos de plástico. Es decir, son libros que no incitan al diálogo, a la conversación, que no te revuelven la cabeza, que no enredan con tus estereotipos y prejuicios. Acabo de leer uno de Adam Zagajewski, titulado En defensa del fervor, que ha quedado exhausto, el pobre, de notas al margen y subrayados (algo, por cierto, que algunos amigos aprecian cuando luego se los presto así, impúdicamente marcados).

El rediseño de La Voz de Galicia

martes, enero 18th, 2011

Recojo algunos de los comentarios sobre el rediseño de La Voz. Iré añadiendo otros. Omito, claro, la multitud de referencias en las redes sociales.

Manuela Mariño y Lalo Mayo, los responsables, contestarán hoy a las preguntas de los internautas en lavozdegalicia.es, 17.00h

La Buena Prensa: La Voz de Galicia apuesta por el periodismo

Cuatro tipos : El “cambio tranquilo” de la Voz de Galicia

Mcshuibhne: Habemus nueva Voz

La Huella Digital: El rediseño de La Voz de todos los gallegos

Cosas visuales: Rediseño de La Voz de Galicia

Maquetadores: La nueva Voz de Galicia

Clases de periodismo: Los cambios en el diseño de La Voz de Galicia

Infoperiodistas: La Voz de Galicia, hacia el color en todas sus páginas

Gráffica: El ‘cambio tranquilo’ de la Voz de Galicia

La Información: El “cambio tranquilo” de la Voz de Galicia (remite a la de “Cuatro tipos”)

Interempresas: La Voz de Galicia duplica sus planchas con tres CTP Kodak Generation News

E incluso en Galicia, siempre defendiendo lo nuestro, y sin miedo a confundir al lector: parece que las subvenciones a la inversión y al riesgo solo están bien vistas cuando se adjudican a gente de fuera o de otros sectores.

Galicia Confidencial: La Voz estrea formato gracias á imprenta copagada pola Xunta

Primero de mayo

sábado, enero 15th, 2011

El Vaticano ha programado para el primero de mayo la beatificación de Juan Pablo II y resulta difícil imaginar que no se hayan dado cuenta, que no  hayan ponderado el valor simbólico de la fecha.

Es verdad que este año coincide con el domingo de la «Divina Misericordia», y esto es lo que subrayaba el comunicado oficial de ayer. Y será esa la principal razón, no lo dudo. Se trata de una fiesta, instituida por el propio Juan Pablo II, y muy adecuada para la ceremonia, no tanto porque la promotora de esta devoción fuera una monja polaca del siglo pasado, Santa Faustina Kowalska, como porque el anterior papa dedicó a la miserecordia una larga, incomprendida y bellísima encíclica: «Dives in misericordia», la segunda de su pontificado. Vale la pena releerla para captar el hondo mensaje de esperanza que consiguió transmitir en sus casi veintisiete años al frente de la Iglesia.

Pero de todos modos, el segundo domingo de Pascua, de la Divina Misericordia, cae este año en primero de mayo. Jaruzelski y todos los líderes de aquella Europa atrapada y oprimida tras el telón de acero se disgustaron, con razón, cuando el cónclave eligió al cardenal Wojtyla en 1978. Justo once años después, cayó el muro de Berlín y entró un viento de esperanza que cambió el rumbo de la historia en tantos países europeos. Pero aquellos títeres de la también extinta Unión Soviética nunca pudieron imaginar que quien desmontó el comunismo europeo sería elevado a los altares un primero de mayo, día de desfiles y banderas rojas.

A Juan Pablo II, que era hombre de muy buen humor y manejaba con maestría el calendario, esta paradoja de la historia le hubiera hecho sonreír. O quizá no, porque no luchaba contra nadie, pese a las balas y a los insultos, sino a favor de la libertad y dignidad de todo hombre, de toda mujer. Algo que siempre merece celebración en un primero de mayo.

Buenas noticias

sábado, enero 8th, 2011

Quizá a muchos el nombre de Malcolm Muggeridge no les suene de nada. Fue un escritor y periodista británico, agnóstico, de larga y azarosa vida que, después de muchas aventuras, se hizo cristiano y ya a los 79 años, se convirtió al catolicismo. La noticia cayó entonces como una bomba. El caso es que el día de Reyes recordé una frase suya muy ingeniosa: «He pensado a menudo —decía— que si hubiera sido periodista en Tierra Santa en la época de Nuestro Señor, hubiera empleado la mayor parte de mi tiempo investigando qué pasaba en la corte de Herodes. Hubiera estado deseando que Salomé me firmara un contrato en exclusiva  de sus memorias e intentando descubrir qué tramaba Pilatos y… me hubiera perdido completamente el acontecimiento más importante que jamás haya sucedido» (soy consciente de que la traducción es demasiado literal, pero la prefiero así).

La verdad es que, bueno, hasta los Reyes Magos pasaron antes por el palacio de Herodes, así que no hubiera sido tan mala idea estar pendiente, como periodista, de lo que ocurría allí. Es cierto que saber en qué andaba Pilatos no le ayudaría gran cosa, pero el seguimiento de Salomé le llevaría necesariamente a Juan el Bautista y, como consecuencia, a Jesús.

También parece poco probable que un hombre como aquel, que atraía a las multitudes, pudiera transitar inadvertido para un reportero. Pero con todo, la frase de Malcolm Muggeridge siempre me hace pensar que ninguno hubiera sido capaz de discernir el vuelco histórico que significó la predicación del Galileo, ajeno a los manejos de los ámbitos del poder político, social o religioso, donde los periodistas buscamos habitualmente la noticia.

Por eso, en este comienzo de año cargado de malos augurios, me llena de esperanza pensar que la buena nueva está, aunque nadie la publique.