La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para octubre, 2010

Dos artículos de Méndez Ferrín sobre Halloween y el Samain

domingo, octubre 31st, 2010

Se trata de dos artículos publicados por el hoy Presidente de la Real Academia Galega, Xosé Luís Méndez Ferrín, hace tres y cinco años, respectivamente.

O caso é que existe hoxe en Galicia unha corrente ideolóxica celtista que pretende que o Samain ou Samhainn ou Oidche Shamhna, lonxe de ser algo exótico e irlandés ou escocés, constitúe unha celebración auténticamente galega (por celta) e da cal xa se teñen, tendo Ortigueira como punto de irradiación, escrito e difundido unidades didácticas nas escolas.
Vexa como, no tempo dun alustre, un costume imposto polo imperialismo norteamericano (Halloween) se transforma nunha falsa tradición céltica galega. Ou sexa dunha imposición a unha impostura.

2.nov.2007: Tempo de santos

4.nov.2005: Peste Halloween

De cine

sábado, octubre 30th, 2010

Fui el miércoles al preestreno de «Retornos», una película de Vaca films, la productora comandada por Emma Lustres y Borja Pena. Son los mismos que triunfaron en los Goya con «Celda 211», la cinta que, según muchos, debería representarnos en los Oscar. Vi como Emma y Borja abrazaban a Manolo González, que fue su profesor en el Máster de Producción e Xestión Audiovisual (MPXA), y a Pancho Casal, que también estrena esta semana «A tropa de trapo». Pancho me felicitó por el éxito de «Hispania», la serie producida por Bambú para Antena 3, que inesperadamente barrió de la pantalla a «Letizia y Felipe», de Tele5, en todos los territorios, menos en Galicia, donde se impuso como siempre «Padre Casares», la serie de Voz Audiovisual .
Al frente de Bambú, y de ahí la felicitación, están Ramón Campos y Teresa Fernández Valdés, que también se conocieron en el MPXA y ya lograron otro gran éxito este mismo año con la serie «Gran Reserva», que emitió La 1.
Estaba Fernanda del Nido (MPXA), jefa de la productora «Tic-tac», que estrenó con aplausos y premios su largo «18 comidas» en los festivales de Taormina y Ourense. Saldrá a las salas en noviembre. Se acercaron a saludarla, entre muchos, Marta Rodríguez (MPXA), orgullosa de haber participado en una producción ganadora pese a las apreturas de tiempo y presupuesto, y Marcos Nine (MPXA), guionista premiado en los últimos Mestre Mateo.
Cuando acabe esta columna iré a otro estreno, el de «Vivir para siempre», producida por Formato. Andrés Barbé, apostó muy fuerte por un director que también conocí en las aulas: Gustavo Ron. De momento, solo he visto el «trailer» y algunas críticas: apunta a un éxito de taquilla memorable. Pero, claro, no soy imparcial con mis alumnos. Y además, en semanas como esta me vuelvo un poco abuelo.

III Cibercampaña 2010 contra la Pornografía Infantil

martes, octubre 26th, 2010

#cibercam2010 | Quedan 30 días
III Cibercampaña 2010 contra
la Pornografía Infantil

Morritos

sábado, octubre 23rd, 2010

Las declaraciones del alcalde vallisoletano a propósito de la nueva ministra, Leire Pajín, ponen de manifiesto algo muy obvio: la preeminencia del lenguaje bajo e incluso vulgar, y por lo tanto brutal, sobre el estilo noble o, al menos, sobrio. No sé si hasta ahora teníamos menos pensamientos vulgares, quizá no. La diferencia estriba en que nos guardábamos mucho de expresarlos, porque sabíamos que eran vulgares y porque todo el mundo compartía esa opinión. Lo del alcalde de Valladolid es una grosería, en efecto, agravada por su condición de autoridad y por haberla lanzado contra otra autoridad que, además, es mujer. Esto último ha actuado como una turbina en su difusión mediática. Y me parece bien, aunque no exactamente por los mismos motivos que aducen algunos.
En cualquier caso, considero  que el incidente es gravísimo en si y por lo que significa. El alcalde aludió a «los morritos» porque pensó que era algo admisible, normal y gracioso. Quizá le podría parecer incluso suave y meramente insinuante si lo comparaba con la cháchara de la televisión, con la acerada ironía de ciertos columnistas, con tantas intervenciones en tantos parlamentos autonómicos y capitalinos o con la conversación monótona de dos adolescentes sentadas a la puerta de un bar. El problema no radica solo en que el alcalde tenga pensamientos groseros ni en que los exprese ni en que sea una autoridad, el problema reside en la imagen que tiene de sus potenciales votantes.
Urge una recuperación del buen gusto, de la elegancia verbal. Y la elegancia siempre va ligada a una cierta sobriedad. Obama entendió muy bien en sus discursos lo de la elegancia y la altura de miras. Aquí, me temo, nos espera una agudización del mal contrario, acaso porque nosotros somos así —de pensamiento y palabra vulgar, es decir, brutal— y ellos, que necesitan nuestro voto, lo saben.

Sobre la presentación de “Miguel Delibes el periodista, el ensayista”

martes, octubre 19th, 2010

Entre otros:

La Voz: La faceta periodística de Delibes cierra sus «Obras completas»

El Norte de Castilla: Nuevo periodismo ‘avant la lettre’

ABC: Un Miguel Delibes periodista por encima de todo cierra sus Obras Completas
Europa Press:  Miguel Delibes, el periodista
El Mundo: El sexto volumen de sus obras completas realza al Delibes periodista
Público: Miguel Delibes, el periodista humano
Informativos Telecinco: Un Miguel Delibes periodista sobre todo cierra sus obras completas.

Visión chata

sábado, octubre 16th, 2010

Cuando se tiene una visión chata de la vida, casi todo se ve chato, excepto lo que es chato de por sí, que se representa entonces agrandado y perfectamente nítido —como chato que es— en la mente estrecha. La cosa no tiene mucho remedio. Para quien carece de la sensibilidad necesaria un poema parecerá una pérdida de tiempo, comparará un cuadro abstracto con un borrón infantil y encontrará aburridas o imbailables ciertas músicas. Para el egoísta, el generoso resultará ingenuo o incluso tonto, del mismo modo que el perro será incapaz de ponderar la belleza de la perdiz que persigue a campo través. Hay que hacerse a la idea.
Por eso, en tiempos en los que lo sublime tiende a producir repelús, indiferencia o abierto desprecio, reconforta la crónica de los 33 mineros chilenos, llena de palabras como fe, esperanza, solidaridad, esfuerzo, empeño, audacia, magnanimidad, paciencia, coraje, gratitud. Todas las grandes palabras comparecen en el caso, pero sin la impostación que las ha convertido en impopulares por culpa de los logotraficantes, gente que suele adscribirse, por cierto, al grupo de la visión chata: los que sólo piensan en términos de poder y dinero. A esos no hay modo de sacarlos de ahí, y si ven que la clave religiosa ha tenido su parte en la esperanza de los mineros, la acallan o la traducen a términos políticos, que son los únicos que realmente entienden.
Pasa también con los viajes del Papa. La primera fase de la artillería chata consiste siempre en la alusión a sus costes, algo que les importa poco o nada cuando se trata de fastos más chatos, menos sublimes. Pasó en Portugal y pasó en Gran Bretaña. Sucede ahora en Barcelona y en Santiago. No me parece buen camino refutarlos siguiendo su lógica: nunca se podría achatar lo bastante la explicación para que la entendieran, y se correría el riesgo de rebajar lo sublime al tamaño de unos cuantos.

Relacionados:

Barreiro Rivas y la visita del Papa a Santiago.

El peligroso octogenario, Antoni Puigverd, en La Vanguardia.

Los culpables

jueves, octubre 14th, 2010

Estos son los culpables de que el blog lleve tantos días desatendido. Se les nota en la cara.

Pasé cinco días estupendos con ellos (del 6 al 12) en el Curso de Jornalismo Aplicado que organiza O Estado de Sao Paulo.

Focas 2010

Contador

sábado, octubre 2nd, 2010

Contador no tiene suerte. Parece un buen chaval, un tipo que ha trabajado mucho para llegar a la cima. Pero llegó en mala hora. Cuando el ciclismo, una riada furiosa en los buenos tiempos de Perico e Induráin, había perdido popularidad y audiencia. Quizá no sólo por los casos de dopaje, tan frecuentes, sino también por el auge de otros deportes que le fueron robando protagonismo. Los últimos cinco Tours fueron para españoles, pero ni se siguieron ni se celebraron tanto como los de Induráin o Perico. Estaban ya devaluados. Y ahora, a Contador le vienen con esto: una dosis mínima de una sustancia que difícilmente podría ayudarle a subir mejor los puertos. No tiene suerte. Ya  lo han marcado.
No importa que el ciclismo cuente con los controles más severos. Ni que parezca poco probable que alguien destinado al primer puesto se dope  con una sustancia inútil. Salvo que, como algunos dicen, se trate del rastro de una autotransfusión o de una fórmula para tapar otras sustancias. O la señal de que la maquinaria del Tour no le quiere más en el podio.
¿Cómo no asombrarse de las palizas que se pegan, supuestamente, con la pasta como único carburante? La solución no pasa por acortar etapas o dulcificarlas, porque se doparían para hacerlas más rápido. Me dice alguien que sabe: «Estamos convirtiendo el ciclismo en lucha libre, en un deporte que se mira como las cabalgatas de Reyes, sabiendo que lo que ocurre no es verdad». Mientras, van cayendo: unos en la cuneta, otros, bastantes, muertos prematuramente o mermados.
El dopaje en el ciclismo es otra de nuestras hipocresías, porque hablamos del deporte más vigilado. Pero nadie se pelea, o muy poco, por conseguir los derechos de televisión de casi ninguna vuelta. Nadie sigue sus entrenamientos solitarios y sin glamur. Son poco negocio. Los devoramos de otra manera.