La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para Julio, 2009

Clichés holandeses

Sábado, Julio 25th, 2009

Unos días en Holanda no autorizan para decir más que cualquier otro turista, quizá solo deba testimoniar el contraste entre mis clichés previos y la realidad que me he encontrado. Todavía estoy empachado de la belleza de sus ciudades y pueblos, salvo Eindhoven, claro, que parece sacada de Blade Runner. Ya no sé muy bien si aquel puente estaba en Breda o en Utrech. Empachado, digo, de paisajes, arquitectura, conversaciones y estampas variadas, apenas acierto a decir que el país que se proyecta al mundo desde Amsterdam responde mal a algunos de sus estereotipos. Es, desde luego, llano hasta la desesperación y tiene molinos. Pero, en contra de lo que podría esperarse de la tierra de las libertades, sus habitantes se quejan de que allí «lo que no está prohibido es obligatorio» y de que el estado «les vive», usurpa sus vidas. Pero no he visto un solo policía. Pese al protestantismo, abundan las iglesias católicas, las imágenes de la Virgen por las calles y los cruceros. Probablemente, y en contra de lo esperado, los holandeses son los que más velas encienden a Dios por minuto, sobre todo en la zona sur, y muy especialmente en Maastricht. Sin embargo, no está muy claro que su catolicismo pase de poner velas.
Como las casas pequeñas, Holanda está llena de pasillos: autopistas, vías y canales que conectan un mundo en el que los pueblos parecen urbanizaciones y donde no se padece la brecha de servicios entre lo rural y lo urbano. Se ven muchos viejos y muchos niños: la familia joven de tres hijos menudea. Percibo una cierta propensión de los holandeses a casarse con mujeres de otros países, hispanoamericanas, principalmente. En las autopistas hay atascos, algunos trenes llegan tarde y, según me dicen, no está todo tan limpio como hace años. También extraña que tengan su Camino de Santiago con mucha gente que hace etapas locales y querrían, como yo, estar hoy donde el Apóstol.

Ideas fijas

Sábado, Julio 18th, 2009

Decía la semana pasada que muy probablemente la encíclica del Papa recibiría contestación en determinados medios intelectuales y periodísticos. Ha sido así, aunque esta vez los medios conservadores de casi todo el mundo parecen más críticos que los llamados progresistas. Las principales pegas provienen del republicanismo sociológico estadounidense al que rechina la propuesta de una autoridad mundial y las referencias a una economía «de la solidaridad y la gratuidad». En los medios progresistas ha causado más bien perplejidad. Empezarán a repetir aquella monserga, aplicada ya a Juan Pablo II: este es un papa progresista en lo social y conservador en lo moral.
Ha sabido verlo bien Ross Douthat en The New York Times: “El Papa no es demócrata ni republicano, y su visión escapa a las categorías normales de la política americana”. Por eso, la encíclica invita tanto a creer como a pensar, a replantearse marcos simplificadores que, allí como aquí, atenazan las posturas de izquierda y derecha. Como dice Douthat: «“¿Por qué la preocupación por el medioambiente no incluye ser pro vida? ¿Por qué a los republicanos no les inquieta la desigualdad económica y los demócratas no se plantean devolver más poder a los estados y municipios? ¿Por qué la oposición a la guerra de Irak debe implicar aceptar cualquier cosa en el campo de la bioética? ¿Por qué el apoyo al libre comercio va a requerir defender también la pena de muerte? Estas cuestiones, y muchas otras como estas, son la clase de asuntos que un sistema político sano debería permitir que los votantes y los políticos se plantearan”.
El Papa propone una nueva cultura  en la que el desarrollo consista en la búsqueda del bien «de todo el hombre y de todos los hombres», en un contexto intelectual más profundo, ajeno a las cuatro ideas fijas que a menudo manejamos.

Añado: Una buena selección de reacciones en la prensa de todo el mundo en Aceprensa, de donde he tomado -con ligeras variaciones- la traducción al español del artículo de Douthat.

Caritas in veritate

Sábado, Julio 11th, 2009

Escribo apenas unos minutos después de terminar la lectura de la última encíclica de Benedicto XVI, «Caritas in veritate». Dará mucho que hablar y no solo esta semana. Dará también, o eso espero, mucho que hacer. Porque es todo un programa para la esperanza.

Sin embargo, muy probablemente recibirá una fuerte contestación en algunos medios intelectuales y periodísticos. Les resultará difícil demonizar al Papa esta vez, aunque siempre se puede conseguir mediante una adecuada selección de los textos y una interpretación deformada de su sentido originario.

La encíclica demuestra un penetrante conocimiento de nuestra situación cultural, social y económica, a cuyas carencias sabe dar respuestas fuertes, aunque sin inmiscuirse en las concreciones políticas o técnicas que no son competencia del Romano Pontífice.

A un lector poco acostumbrado a esta literatura, le sugeriría que comenzara en el capítulo segundo, pero que vuelva a la introducción una vez que haya terminado el documento. Digo esto porque en ese capítulo comienza el análisis de la situación y cualquiera puede reconocerse en él. No gustará, eso sí, a los extremados, porque el Papa descarta constantemente las posiciones simplificadoras: el laicismo y el fundamentalismo, el naturalismo ecologista contrario a todo progreso y el desarrollo a cualquier precio, el liberalismo absoluto que niega cualquier papel redistribuidor al Estado y el estatismo paternalista. Podría construir esta columna solo con las falsas dicotomías entre las que vivimos y que Benedicto XVI desmonta.

Sorprenderá, supongo, la propuesta de una nueva Autoridad mundial de carácter subsidiario, pero fuerte. Sorprenderá que ligue desarrollo y evangelización. Sorprenderá. Me queda el espacio justo para recomendarles que no permitan que nadie se la cuente. Léanla.

Retórica parlamentaria: nos los temíamos

Sábado, Julio 4th, 2009

Resume muy bien Juan José García-Noblejas  en Scriptor

una encuesta de la Revista Nuestro Tiempo

con motivo de un reportaje sobre retórica parlamentaria en España,

según la cual:  “Un 33,8 por ciento de los parlamentarios españoles reconoce haber defendido posturas que no compartía”.

¡Bah!

Sábado, Julio 4th, 2009

Acaba otra semana grotesca, de esas que te hacen decir «¡bah!» a cada instante cuando vas pasando las hojas del periódico. Al bochornoso abandono internacional del pueblo iraní se une ahora la comedia bufa sobre el golpe de estado en Honduras con el mismo resultado: nada.  ¡Bah!
También fue nada lo que ocurrió en nuestra cámara alta: aquella sonrisa de la vicepresidenta Salgado después de la votación reflejaba muy bien que no había ocurrido nada, que, vale, le habían tumbado el techo de gasto, pero no importaba, porque pensaba llevárselo al Congreso y aprobarlo otra vez. Enésima demostración de que el Senado, con sus 264 senadores, es una institución inútil y carísima. ¡Bah!
Después de semanas de idas y vueltas, Zapatero decidió anteayer cerrar/dejar abierta Garoña en/hasta el 2013. Lois Blanco se ocupó del asunto ayer en este mismo espacio, así que no insistiré en la falta de razones para tomar, precisamente, esa indecisión. ¡Bah!
Terminó, al menos de momento, la comedia de espías del CNI, protagonizada por su Director y por la institución entera: da la impresión de que nuestro servicio de inteligencia ha salido muy mal parado y no solo a causa de los problemas de imagen de su hasta anteayer jefe. Parece, de hecho, que nos hemos quedado sin CNI para una temporada. ¡Bah!
Podría seguir con Luis Bárcenas, con los audis de la Xunta, la gloriosa huelga del metal o con tantas otras noticias que habrán provocado otros muchos «¡bah!», expresión aburrida de quien nada puede hacer y pierde poco a poco la esperanza. Quizá por eso estén cayendo a lo bestia las ventas de los periódicos. Aunque también es posible que se trate del efecto contrario: como cada día se leen menos periódicos, los gobiernos se sienten capaces de torpezas mayores ante una opinión pública que ya ni se entera. «¡Bah!», dirán.

Cierre de Garoña, energía nuclear y opinión pública

Viernes, Julio 3rd, 2009

Se ha comentado mucho, a propósito de la noticia, la última encuesta del Foro Nuclear, muy bien resumida y anotada, una vez más, por wonkapistas: “Cambios llamativos en la opinión de los españoles sobre las centrales nucleares”.

Ofensiva de marines en Afganistán

Viernes, Julio 3rd, 2009

Hoy es un buen día para estar pendientes del Twitter de David Berian, que sigue por aquellas tierras. A estas horas todavía no lo había actualizado, pero me parece que lo dejaré abierto el día entero, a la espera.

(indicación de Carol Moreno: ¡gracias!)

Primera dama Jenny Sanford

Jueves, Julio 2nd, 2009

Copio de Diego Contreras:
Hay gente con clase
Jenny Sanford. En los últimos días, la prensa (sobre todo de Estados Unidos) ha informado ampliamente de las desaventuras matrimoniales del gobernador de Carolina del Sur, Mark Sanford. Su mujer, Jenny, le puso de patitas en la calle, como primera medida, cuando descubrió la existencia de una amante. El gobernador admitió su traición públicamente en una rueda de prensa. Si cuento esto no es para incrementar el “gossip”, sino porque me ha llamado mucho la atención las declaraciones de Jenny, a quien algunos medios califican como la heroína de esta historia.

Nacida en Chicago, en el seno de una familia católica de origen irlandés, Jenny dejó una brillante carrera en Wall Street para casarse con Mark, hace casi 20 años. En este tiempo ha sido capaz de criar a cuatro hijos y ser la principal estratega de las campañas políticas de su marido, que pasó a la política cinco años después de su boda. En las declaraciones a las que me refiero (que vale la pena leer por entero), Jenny afirma que ama a su marido y que desea perdonarlo por completo, en su momento, si él continúa también haciendo esfuerzos por la reconciliación en un espíritu de verdadera humildad y arrepentimiento.

Añade que si le pidió a su marido que se fuera era porque habían llegado a un punto en el que “consideré que era importante mirar a mis hijos en los ojos y mantener mi dignidad, autoestima y sentido de lo que está bien y lo que está mal”. “Personalmente creo que el principal legado que dejaré atrás en este mundo no es el trabajo que realicé en Wall Street, ni las campañas que organicé para mi marido, ni la ocupación como Primera Dama [de Carolina del Sur] ni tan siquiera las actividades filantrópicas en las que he estado involucrada. El gran legado es la personalidad de los hijos que yo, o nosotros, dejamos atrás”. Ante afirmaciones como esta –y otras que también hace- yo me quito humildemente el sombrero.

(Declaraciones completas de Jenny Sanford)

Curiosidad

Miércoles, Julio 1st, 2009

Siempre espero el artículo que el poeta García-Máiquez publica los miércoles. Hoy lo esperaba más. Pero no va sobre lo que esperaba. O quizá sí:
DIOS, DIOS, DIOS

Por cierto, sigue discutiéndose aquí su argumento de la semana pasada.