La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para Marzo, 2009

“Antonio, Santo Tomás y mi vecino”

Martes, Marzo 31st, 2009

Leopoldo Abadía, hoy.

Samuel Johnson, de repente

Lunes, Marzo 30th, 2009

Leía, disfrutándola mucho, la Vida de Samuel Johnson en la edición magnífica de Miguel Martínez Lage.

Hacia la página 100, a Boswell, el autor, le da por comparar los bocetos de la tragedia Irene, del Dr.  Johnson, con el resultado final.

En el boceto:

“Aunque ni cometas ni prodigios predijeran la ruina de Grecia, signos que el cielo por otro milagro debe hacernos capaces de entender, bien podrían preverse mediante señales no menos ciertas, mediante los vicios que siempre las propician”.

Este último pasaje -dice Bosswell- aparece en la propia tragedia de la manera que sigue:

LEONCIO

… Ese poder que amable extiende

las nubes, señal de lluvia inminente,

para avisar al pardillo errante que busque cobijo,

contempla, sin desvelo, como expira Grecia,

sin que un prodigio nos presagiara nuestro sino.

DEMETRIO

Mil prodigios de espanto lo presagiaron:

un gobierno enclenque, leyes vulneradas,

el populacho dividido, de los nobles el lujo

y todas las enfermedades de los estados en declive.

Cuando la pública villanía, demasiado fuerte para el justo,

muestra su cara de osadía, heraldo de la ruina,

¿puede el buen Leoncio pedir maravillas

que interpreten los tramposos y los bobos respeten?

Cuando la tela descuidada cede

bajo el peso de los años, batida por la tormenta,

¿debe el cielo despachar mensajeros de luz

o despertar a los muertos, para avisarnos de su desplome?”

Retóricas

Sábado, Marzo 28th, 2009

En las discusiones clásicas, me lo recordaban hace unos días, resultaba obligado que quien pretendía refutar a alguien comenzara por repetir la tesis del contrario y pedir su consentimiento. Algo como: «¿Está de acuerdo en que usted dice esto?». Solo entonces empezaba a rebatir. De este modo, ambas partes se aseguraban que discutían sobre lo mismo. Porque el truco retórico más elemental, y menos elegante, consiste en reformular la tesis del contrario del modo que a uno más le conviene, por supuesto sin pedirle permiso, y luego desmontarla graciosamente.
La artimaña puede verse todos los días en el Parlamento y en el rifirrafe mediático. Y para una vez que se da un cierto debate social sobre algo, aparece también la vieja y socorrida trampa sofista. No me refiero a la ministra Aído, que hace lo que puede con sus argumentos: tuvo que claudicar ante las protestas de los discapacitados, y quizá capitule también en lo de que las chicas de dieciséis puedan abortar sin consentimiento de la familia. Rodríguez Ibarra destruía ayer, con mucha malicia, su magro razonamiento: «Si se pueden casar, pueden también abortar».
Pero no me refiero a nada de eso, sino al contramanifiesto que se hizo público el jueves para paliar los efectos del Manifiesto de Madrid, firmada por mil académicos y a la que ya se han adherido, al menos, otros mil. El del jueves lo firman diecisiete investigadores importantes. Me alegró que, por una vez, la discusión se situara en España por encima de la bronca de taberna. Hasta que leí el contramanifiesto. Todo mi gozo en un pozo, porque en lugar de repetir las tesis del Manifiesto de Madrid y refutarlas, se dedican a solemnizar una serie de consideraciones sobre ciencia e ideología que, en buena medida, estarían dispuestos a suscribir los firmantes del otro manifiesto. Supongo que es lo que hay. Pero no parece muy científico.

(versión impresa)

Para un análisis detallado del contramanifiesto y de sus ponentes, El País se inventa una élite científica de 14 miembros que no sabe cuándo comienza la vida”

Atualización 6.abril2009: “El aborto enciende a los científicos”

Ébola y neptunianos

Viernes, Marzo 27th, 2009

Mensaje de hoy:  “Paco, ¿todo bien? Es una de las desventajas del blog;  si dejas de escribir, las paranoicas como yo ya piensan que has contraído el ébola o que te han abducido unos neptunianos. Ten paciencia”.

Le he contestado que fueron los neptunianos.

También del correo de hoy:  “Idea de post para tu blog”. Era ésta.

Esta bien. Ahora mismo escribo una entrada seria.

Optimismo realista

Martes, Marzo 24th, 2009

Leopoldo Abadía, en Cotizalia hoy,  El violinista y la hora de los empresarios:  “¿Os imagináis a 46 millones de habitantes siendo empresarios de sus propias vidas, intentando, intentando, intentando, sin hablar de la crisis, sin esperar a que el Gobierno nos saque las castañas  del fuego, probando ideas, echando horas y horas al trabajo, horas y horas a la familia, horas y horas a sus amigos?”

Nuria Chinchilla, que estrena blog, lo dice de otra manera en su Crisis: mirando hacia adelante.

Barreiro Rivas: “La gravedad moral del aborto”

Lunes, Marzo 23rd, 2009

El artículo de José Luis Barreiro Rivas, hoy, en La Voz de Galicia:

Dentro de cincuenta años, cuando los procedimientos que evitan el embarazo hayan progresado, el aborto legal y masivo será tenido por una barbaridad, cuya práctica solo era posible gracias a las perífrasis que mitigaban su cruenta realidad. Y el juicio que tendrán de nosotros no será mejor que el que nos merecen los músicos del Renacimiento que fabricaban excelentes cantantes, o vigilantes del serrallo, mediante la castración -otrora legal y aceptada- de los niños.

Para hablar y legislar sobre el aborto siempre usamos circunloquios que nos permiten mantener la ficción de que puede haber embarazo sin vida, y de que la interrupción temprana de ese embarazo no atenta contra nada. Pero el aborto, en su descripción clínica, no es más que matar algo vivo que, de seguir su curso natural, se llamaría Manolito o Lucía. Y no debemos de engañarnos. Porque, por muy chulos y solemnes que se pongan los expertos, es evidente que si se limita el aborto libre a las 12 semanas, y no a las 24, solo es porque nadie quiere ver algo parecido a un niño en el cubo de los desechos.

Tampoco hace falta ser biólogo para saber que, salvo que se crea en un alma infundida por Dios con posterioridad a la fecundación del óvulo, nadie puede sostener que en un momento cualquiera del embarazo se produce un salto cualitativo que distingue radicalmente la naturaleza anterior de la posterior. Por eso Aído y Soria quieren que, en vez de hablar del aborto, hablemos solo de su regulación. «El aborto -dicen- ya está en nuestra legislación». Y, acogiéndose después a una aterradora moral de circunstancias, dan por sentado que la amplia práctica abortiva de las sociedades occidentales convalida y justifica aquello de lo que no se quiere hablar.

Si yo fuese político no sabría solucionar el dilema que presenta la coexistencia de la demanda constatada de una nueva ley de plazos con la conciencia personal que me obliga a decir lo que creo y actuar en consecuencia. Pero sé que esa ignorancia -o esa cobardía que me impide prometer que yo no haría lo mismo que hace Soria- en modo alguno me exime del deber de confesar mi adhesión a una Iglesia que, a pesar de tenerme tan disgustado por sus formas y agendas, y por la confusión que exhibe entre lo banal -el condón, la píldora y la educación para la ciudadanía- y lo importante -la paz, la igualdad y la libertad democrática-, mantiene erguida su voz y su doctrina en defensa de la vida y sus procesos. Porque el hecho de que la humanidad no haya conseguido erradicar del mundo el hambre, la guerra, la tiranía y los abortos, y conviva con ellos dulce y legalmente, no quiere decir que estemos libres de la exigencia moral que interpela nuestras conciencias”.

SIDA y África (2): respuestas

Lunes, Marzo 23rd, 2009

Algunas de las cuestiones planteadas por los comentaristas a la entrada anterior nerecen respuestas detalladas que quizá sean del interés de todos. Respondo siguiendo un orden que facilite la visión de conjunto, que no correponde con el orden en que los asuntos han sido planteados.

1. Dónde dijo el Papa la frase: “No se puede superar el problema del SIDA sólo con dinero, no se puede superar sólo con la distribución de preservativos. Sólo se podrá resolver con una humanización de la sexualidad, es decir, con una renovación espiritual y humana”. Lo dijo en el avión papal camino de África a preguntas de los periodistas.  Se puede ver en muchas fuentes de agencias y de algunos medios. Por citar una oficial, en Radio Vaticano.

2. Sobre la Iglesia Católica y el SIDA en África:

-La mera superposición de dos mapas resulta muy elocuente: presencia católica en África por países  y tasa de incidencia del SIDA en adultos.

Los países con mayor número de católicos son, por este orden, Guinea Ecuatorial, con un 94,16%; Seychelles (85, 19); Burundi (63,09); Gabón (50, 17); Lesotho (48, 76); Ruanda (47,87); Uganda (45, 42)

El mapa del SIDA lo encabezan: Suazilandia (5,35% de católicos, tasa de prevalencia en adultos infectados de SIDA: 38,8%); Botswana (4,94% de católicos, 37,3% de SIDA); Lesoto ( 48, 76% de católicos, 28,9% de SIDA); Zimbaue (7, 71% de católicos, 24,6% de SIDA);  Sudáfrica (6, 43% de católicos, 21, 5 de SIDA); Namibia (16,95% de católicos, 21, 3% de SIDA); Zambia (26, 31% de católicos, 16, 5% de SIDA).

Sólo un país del primer mapaestá en el segundo: el diminuto Lesoto, una isla dentro de Sudáfrica y, por tanto, con una tasa similar a la de ese país. Pero además, el que quiera, puede ver otras relaciones. Los demás del primer grupo padecen las siguientes tasas de SIDA: Guinea Ecuatorial (3,4); Seychelles (no aparece); Burundi (6%); Gabón (8,1%); Ruanda (5,1%); Uganda (4,1%).

-Nadie se ha comprometido tanto con la lucha contra el SIDA en África como la Iglesia Católica ni tan eficazmente. De entrada, nadie ha puesto sobre el terreno decenas de miles de personas que se dejan allí su vida o buena parte de ella. Se puede deducir de esto, en la línea que comentaba Isabel, que la Iglesia tiene un conocimiento sobre el terreno que no es equiparable al de ninguna otra organización.

Sobre el caso de Uganda: Estaba en el 30% de tasa de infección a principios de los noventa y la ha reducido hasta el 4,1%.  Al gobierno ugandés se le ha acusado habitualmente de no usar masivamente los condones (New York Times del 5 de septiembre del 2005, por ejemplo): “Sthepen Lewis, antiguo embajador de Canadá en la ONU, y ahora enviado especial de la ONU para la lucha contra el sida en África, está muy alarmado. A finales de agosto [del 2005]declaraba en una teleconferencia que Uganda estaba poniendo más énfasis en la abstinencia y la fidelidad que en los condones. “En los últimos diez meses ha habido una significativa reducción en la utilización de preservativos, orquestada por las políticas del gobierno”, dijo. Lewis aseguró que había una campaña para desacreditar el uso de preservativos, dirigida por la mujer del presidente Museveni, y que eso solo podía conducir al aumento de las infecciones”. De hecho, la ONU suspendió temporalmente las ayudas a Uganda.

No he encontrado en la página de ONUSIDA el dato que señala Guillermo en los comentarios, pero tres años antes, el propio NYT afirmaba que bastarían 80 millones de preservativos y que el gobierno “apenas” distribuía 32 millones. En fin, algo falla en la historia y en las cifras.

Dejo los demás asuntos para otra entrada. Pero añado algunos enlaces de interés:

Epidemia de sida: en África como en Washington:“Nuestra tasa es superior a la de África Occidental”, ha dicho Shannon L. Hader, directora del programa sobre el sida en el distrito. “Está a la par de las de Uganda y de algunas partes de Kenia”. Washington D.C. tiene la tasa más alta de infección de EE.UU. Además, las autoridades reconocen que probablemente sea mayor, ya que las estadísticas solo han tenido en cuenta a la gente que se ha hecho la prueba para la detección del VIH.

Scriptor: “El profesor Edward C. Green, director del AIDS Prevention Research Project at the Harvard Center for Population and Development Studies, ha dicho (según puede leerse en la noticia escrita por John-Henry Westen, de LIfestilesnews.com) esto:

“(…) la evidencia confirma que el Papa está en lo correcto cuando afirma que la distribución de condones exacerba el problema del Sida.”

El Papa tiene razón“, dijo Green en la National Review Online el pasado miércoles, “o, mejor dicho, las evidencias que tenemos confirman los comentarios del Papa“.

También puede interesar el artículo de Giulano Ferrara (Il Foglio), sobre “La cínica agresión internacional a Benedicto XVI”, traducido al castellano por Juan José García Noblejas.

(Esta entrada estaba programada para unas horas después de la llegada del comentario de MAJ y su referencia a esta tabla (mucho más clara que la mía) publicada en Paper Papers)

SIDA y África

Sábado, Marzo 21st, 2009

Supongo que a estas alturas ya todo el mundo sabe que el Papa pertenece a otro siglo, un terrorista que arremete contra el uso de condones para combatir el SIDA, y que pretende imponer una lógica de las cavernas. Las declaraciones de Benedicto XVI en el avión papal fueron: “No se puede superar el problema del SIDA sólo con dinero, no se puede superar sólo con la distribución de preservativos. Sólo se podrá resolver con una humanización de la sexualidad, es decir, con una renovación espiritual y humana”. Vaya.
Tiene a su favor el ejemplo de Uganda, que nadie quiere aducir, pero que resulta ser el país más católico de África y el que menos SIDA padece, con mucha diferencia. Y resulta también que lo consiguieron gracias a una campaña que no se emperraba en los preservativos. Entre otros motivos, porque saben que los que se distribuyen en África no están en las mismas condiciones que los que se facilitan aquí y, por tanto, sirven para promover la promiscuidad sin asegurar la prevención. Angelina Kakooza-Mwesige, pediatra del hospital Mulago, el más grande del país decía: “Los factores más decisivos son los cambios en la conducta sexual, la lucha contra la pobreza y la mejora del estatus social de las mujeres”. David Brooks insistía en el New York Times: «La prevención tiene que ver con un cambio en la conducta». Es decir, coinciden precisamente con lo que subraya el Papa.
La Iglesia atiende al 27% de los enfermos de SIDA. Nadie se le acerca siquiera en implicación. Pero tiene en su contra que denuncia, como recogían ayer los periódicos, la tremenda vampirización de los recursos africanos por parte de las multinacionales. ¿De ahí la prisa con la que ciertas cancillerías europeas —las más implicadas en el despojo de África— criticaron las declaraciones del Papa sobre el SIDA? ¿Para que no se escuchen sus otras denuncias?

Algunas cosas que me perdí la semana pasada

Miércoles, Marzo 18th, 2009

Cosas que me he perdido la semana pasada por no poder leer mis blogs favoritos:

-Las sandalias de Marc Roig y cómo lo cuenta Ander.

-La entrevista a Allendegui y sus últimas entradas, especialmente la del taxista.

-El “Me doy cuenta” de Remanso de Jirafas, o cualquiera de sus entradas.

-Perdí también la penúltima entrada de El cuadernillo verde.

-La entrevista a Joseph Pearce en Ráfaga de Letras.

-Pero ya no me perdí la serie “El hijo de Dios” en El Canódromo.

Gabi Campanario y los huecos que dejan los diarios

Miércoles, Marzo 18th, 2009

gabi2

Copio de David Álvarez:

El Seattle Post-Intelligencer se imprimió ayer por última vez  “después de 146 años, y pasa a operar sólo en internet. Gabi Campanario, periodista e ilustrador que trabaja en The Seattle Times, la competencia, publicó la semana pasada este boceto en su blog, en un post que tituló We’ll miss you P-I.

De algún modo, el diario desaparece del paisaje de la ciudad y deja vacíos, algo que irá sucediendo en muchas otras. Los periódicos también forman parte físicamente de las comunidades sobre las que cuentan historias.

Gabi ha dibujado más bocetos de esos futuros agujeros en Seattle, como el camión de reparto”.

Gabi fue ilustrador de la revista Nuestro Tiempo, que tantos buenos periodistas y diseñadores ha proporcionado a la industria, mientras hacia su carrera en la Universidad de Navarra.

Ver tambiénThe last run