La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para diciembre, 2008

Tres recomendaciones

martes, diciembre 30th, 2008

Las crónicas neoyorquinas de Ander Izagirre, tan distintas: “Aún tengo grabado en la médula espinal, como un latigazo, el escalofrío que me sacudió cuando nos atacaron en Harlem. Caminaba con Nerea. Pasamos junto a una pequeña banda de adolescentes que se giraron para mirarnos con sonrisas retorcidas. Uno le dio un codazo a otro, éste cuchicheó dos palabras, un tercero se remangó y se puso de cuclillas”

Leopoldo Abadía, navideño

Carlos Fuentes: México, el ascenso de Brasil y el futuro de Cuba

Alta cultura

martes, diciembre 30th, 2008

Henrique Tello, teniente de alcalde del Bloque Nacionalista Galego en el Ayuntamiento de A Coruña, declaró ayer:

“Mejor dueño de tus silencios que esclavo de tus palabras, como dice un viejo proverbio chino”

Eso, querido Tello. Cambia “dueño” por “rey” y busca la frase en Google, hombre.

Es lo que hay.

Política, economía y medios

lunes, diciembre 29th, 2008

Fernando Blanco, Conselleiro de Industria, entrevistado hoy en El País:

P. ¿Y la coincidencia de esas iniciativas editoriales dos semanas antes de la resolución [del concurso eólico]?

R. Desconozco cuándo y por qué decide un empresario sacar un periódico. Sé que desde hace años tiene mucho interés. Es su responsabilidad. A mí no me compete. Su participación en el concurso, con unas aspiraciones muy altas, trajo consigo los megavatios que finalmente tiene. Yo no conozco a Jacinto Rey. Apenas he estado con él y me resulta indiferente esa guerra.

La respuesta a cuándo un empresario decide sacar un periódico está en un comentario que hice unos días atrás. Decía allí: “Permíteme que sea un poco irónico.
Si eres un constructor con una deuda de 1.200 millones de euros que estás intentando renegociar con los bancos y ves una oportunidad empresarial como esta:
-un territorio con bajo nivel de lectura de prensa (bajísimo, si no estuviera La Voz)
-no muy rico (por no decir, pobre),
-con una población dispersa,
-con la mayor densidad de cabeceras periodísticas diarias por habitante,
-en un momento de crisis internacional,
-y de crisis específica del sector (periódicos que cierran, despidos masivos, caída brutal de la publicidad y más moderada de las ventas)

¿Qué haces? Inviertes en lanzar un periódico nuevo, es obvio. Y además, tus accionistas y tus futuros inversores en bolsa agradecerán semejante clarividencia.

Por añadidura, contribuyes a desmontar esta maraña de prensa apesebrada en los presupuestos de la Xunta y serviles con quien mande. Y por supuesto, eso nada tiene que ver con que esté en juego una concesión eólica descomunal cuyo destino decide una consellería que depende del partido político en el poder al que el nuevo periódico apoya y a la que su dueño opta.

O sea: un típico periódico de constructor”.

Hoy añado: “los megavatios que finalmente tiene” son bastantes para aguantar las pérdidas del nuevo periódico durante muchos años…

Fin de año

sábado, diciembre 27th, 2008

Llenamos la vida de fronteras imaginarias. El 31 de diciembre es otra de ellas: un plazo, una marca que necesitamos para contarnos a nosotros mismos, para medir nuestra existencia. Nos hacen falta esas fronteras virtuales. También para mentirnos la ilusión de una vida nueva que nos haga más parecidos a lo que realmente queremos ser o, por lo menos, que nos aleje de lo que somos.

La frontera permite revivir el ansia de una biografía distinta, pero gemela a la de nuestros sueños, por mucho que hayamos cruzado ya centenares de líneas imaginarias y decenas de diciembres. Pero no basta con saltar la raya para que el milagro llegue a producirse. Quizá por eso tendemos a esnifarla, a apurarla como si fuera la última oportunidad de alcanzar, ¿qué? Ahí está la cosa: muy a menudo no sabemos qué es eso que queremos alcanzar. Los clásicos lo llamarían la posesión plena y estable del bien, o sea, la felicidad. Pero, ¿dónde hallarla?

Estos días se poblarán de recopilatorios, resúmenes y balances que intentarán sintetizar de mil maneras las claves del año en otras tantas facetas: la deportiva (nuestra primera segunda Eurocopa brillará renovada), la política (ahí Obama volverá a comparecer con fuerza), la económica (el año de la gran crisis), la cultural, y tantas otras. Pero ninguno de esos resúmenes, que tanto gustan por otra parte, son nuestro resumen, ese que a menudo no nos atrevemos a proyectarnos en silencio y a solas por miedo a lo que podamos encontrar. Una pena, porque si miramos bien, con valentía, aparecerán más motivos de esperanza que de bochorno.

Al menos yo, cuando lo hago, después de estremecerme de vergüenza con bastantes cosas, me animo al pensar que las he identificado y que puedo no repetirlas: aunque caiga en errores nuevos, a lo mejor de los viejos consigo librarme. Ya veremos. Serenamente, sin inquietarnos demasiado. Conociéndonos.

Martín Garzo: “El buey los ángeles”

viernes, diciembre 26th, 2008

Gustavo Martín Garzo publica hoy en El País el artículo “El buey y los ángeles”. Entresaco un párrafo:

“El buey de Supervielle asiste asombrado a lo que tiene lugar a su alrededor. Ve al Niño que acaba de nacer y se pone a calentarle con su aliento. Todo se vuelve maravillosamente difícil para él. Los ángeles no paran de ir y venir, y acude gente humilde cargada de regalos. Cuando sale al campo se da cuenta de que hasta las piedras y las flores saben lo que ha pasado, y están nimbadas de luz. Y el pobre se pasa las noches en vela, arrodillado junto al niño, viendo aquel mudo celeste que penetra en el establo sin ensuciarse. Esa dicha le conduce al agotamiento más extremo y cuando por fin María, José y el Niño se alejan con el asno, en busca de un lugar más seguro, no puede seguirles, y se queda solitario en el establo, donde muere, sin llegar a entender nada de lo que le ha pasado. José Ángel Valente, al comentar este relato, y lamentándose de que tantos hombres hayan llegado a perder el sentimiento de lo poético, escribe: “Ignoran tanto hasta qué punto los rodea lo invisible, que ni siquiera tienen la prudencia de aquel buey de un delicioso cuento de Jules Supervielle, que en el colmo del júbilo ‘temía aspirar un ángel’, tan denso está el aire de espirituales criaturas”.

Feliz Navidad!

miércoles, diciembre 24th, 2008

KISSING THE FACE OF GOD  (Morgan Weistling)

Actualización:  “Cada niño reclama nuestro amor. Pensemos en esta noche de modo particular en aquellos niños a los que se les niega el amor de los padres; en los niños de la calle que no tienen el don de un hogar doméstico; en los niños que son utilizados brutalmente como soldados y convertidos en instrumentos de violencia, en lugar de poder ser portadores de reconciliación y de paz; en los niños heridos en lo más profundo del alma por medio de la industria de la pornografía y todas las otras formas abominables de abuso” (Benedicto XVI, 25.12.08)

Juicio en Gernika

martes, diciembre 23rd, 2008

Copio de Ardiendo a un clavo:

Cuentan que ocurrió en un juzgado de Gernika: que el abogado demandante llamó a su primer testigo, una señora de avanzada edad, natural de Bermeo y que comenzó el interrogatorio preguntándole:

Agui`re anderea (Sra. Aguirre), ¿usted me conoce?

– Pues claro, txo. Claro que te conosco. Conosco desde que eras umetxo. Francamente, desilusionado me has. Ganorabako. Mientes, engañas a la mujer, andas con putas, manipulas a las gentes y dises cosas malas de ellas a las espaldas. Gixajo. Crees que persona importante eres, cuando no tienes inteligensia suficiente ni para barrendero. Bai, por sierto, que te conosco

Él se quedó petrificado, sin saber qué hacer. Y después de intentar recuperar el aliento por unos segundos que se le antojaron eternos, apuntó hacia el otro extremo de la sala y preguntó:

Agui`re anderea, ¿conoce al letrado contrario?

Bai, por sierto, conosco be bai al otro abogado. Y también desde txikitan. Es flojo, le da a la pitarra, anda siempre en peleas. Es un abogado malo, malo. Le disen “Hecatombe”. Es putero conosido en todo el pueblo y las gentes cuentan que anda con mujeres de otro. Y mire, señor abogado, no sea sinsorgo, que una es la suya. ¡Claro, comemos en casa pero picamos fuera! Sí, pues, conosco

El primero, en estado de shock, trató de pensar un momento y cuando se proponía hacer la siguiente pregunta, el juez le interrumpió pidiendo a los dos letrados que se acercaran inmediatamente al estrado. Apagó el micrófono e inclinando la cabeza, con voz muy tenue, les advirtió:

– Si a alguno de los dos se les ocurre preguntar a la vieja si me conoce ¡les juro que se pudren en la cárcel!

Leopoldo Abadía: lo primero es lo primero

martes, diciembre 23rd, 2008

Su artículo de hoy en “Desde San Quirico”

Una frase de Robert Spaeman

lunes, diciembre 22nd, 2008

La copio de Bienvenidos a la fiesta, donde se puede encontrar abundante material sobre la biografía y la obra de este filósofo alemán:

«Creo que deberíamos emplear la palabra progreso solamente en plural. Hay progresos en medicina, en genética, en la fabricación de bombas atómicas; los hay deseables y los hay indeseables. La idea de que la humanidad globalmente se dirige hacia el progreso en singular, en el sentido de que en su totalidad avanza siempre hacia un mundo mejor, me parece una superstición que ha dominado en Europa durante trescientos años. Pero hoy esa superstición está llegando a su definitivo final».

Tiempo de niños

sábado, diciembre 20th, 2008

Hace unos días escuchaba a un conocido nombre de la radio hablar con desgana de la Navidad: «Ya está ahí, ya falta menos para que los niños toquen las bolas, los de San Ildefonso, quiero decir…» Continuó así un rato, pero me quedé atascado en esa frase, que me dolió. Mucho. Porque me parece representativa de algo que percibo con más fuerza cada año: estamos a punto de robarles las navidades a los niños. Es lo que faltaba.
La historia que se celebra en Navidad es muy sencilla y discurre en torno a un niño. Quizá por eso los niños la entienden tan bien y disfrutan tanto construyendo o visitando belenes, con sus pastores y sus ovejas, sus ríos y sus estrellas, con los Reyes Magos y el otro, el malo, Herodes. Todo les hipnotiza, aunque en sus miradas limpias guardan un afecto especial por el Niño, que es el centro. Ellos son también, o deberían ser, el centro de estas Fiestas. Pero nosotros entendemos cada vez peor aquella noche y a aquel Niño, e incluso dejamos de contar la historia, se la hurtamos con iconografías que ocultan lo esencial y disparan, sin embargo, sus ansias de compra. Ellos entienden la historia, pero se la decimos cada vez menos porque no la entendemos. Como entonces. Aquel Niño, convertido ya en Maestro, tuvo que explicárselo a los suyos: si no volvéis a haceros niños no entenderéis nada. Nada de humildad, nada de entrega, nada de amor, nada de nada. Y como siempre, el Maestro predicaba con su propio ejemplo: él quiso hacerse niño, nacer de mujer, desvalido y necesitado de todos los cuidados a ver si así nos conmovía.
Vuelvo el sábado que viene, así que aprovecho para desear a todos una muy feliz Navidad, una Navidad de niño, llena de ilusión, de esperanza, de luces, de alegrías, de bendiciones, de toda esa grandeza que se esconde detrás de la historia humilde que festejamos en Navidad.

(Lo de que vuelvo el 27 es para el periódico, al blog espero volver)