Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Posts tagged ‘Servicios sociales’

Nuestros niños son el futuro y otras tonterías sobre la pobreza infantil

20 de noviembre de 2017 a las 23:04

Entre las niñas y niños se da un fenómeno curioso llamado “sesgo de optimismo vital”. La divergencia entre su situación objetiva de pobreza y la valoración subjetiva que hacen de su calidad de vida. En el estudio “La infancia en vulnerabilidad social” de Cruz Roja, el 86% de los menores participantes con diferentes situaciones carenciales se manifestaron satisfechos con lo que tenían.

La ilusión y la inocencia desaparecerán pronto. De continuar con la pasividad, el 80% de la infancia que hoy se encuentra en la pobreza está condenada a sufrirla el resto de su vida Y también sus hijos y hijas. Y sus nietos. Se llama transmisión intergeneracional de la pobreza.

Las niñas y niños son nuestro presente, olvidemos ya la frase vacía de que son nuestro futuro.

La primera reclamación es darles voz, fomentar su participación activa en la defensa de sus derechos, reducir la llamada exclusión política. Y dársela también a sus padres y madres. En las redes sociales, medios de comunicación o con su voto.

¡Quiéreme, Escáchame y Entiéndeme!. Santo Domingo (Rep. Dominicana) Foto: Roberto Guzman

¿Niños y niñas pobres en familias ricas?

Está de moda difuminar el drástico aumento de pobreza y la desigualdad poniéndole todo tipo de apellidos, entre ellos los de infantil o juvenil. Habría que hablar primero de pobreza, en todo caso familiar.

En 2015, 118,7 millones de europeos, el 23,7% de la población, se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE). El 26.9% de los menores europeos entre 0 y 17 años .

En España, donde según la Comisión Europea “la desigualdad entre el 20% más rico y el 20% más pobre es una de las más elevadas de la Unión y sigue creciendo” un 27,9% de la población se encontraba en el 2016 en riesgo de pobreza (12.964.600 personas). Un riesgo que se dispara hasta el 54% cuando hablamos de alguna de las 1.754.000 familias monoparentales en las que un adulto (en un 82% de los casos una mujer) es el único responsable de los hijos.

Si quieren profundizar en todos estos datos, o en los de su comunidad, consulten la web “Estado de Pobreza 2017

Blasfemando contra la “teología” del empleo

Acabemos con dos dogmas políticos: ni la recuperación económica permite salir de la pobreza ni la mejor política social es el empleo: la pobreza ya alcanza a un 14,1% de las personas con un empleo y la intensidad laboral (hogares en los que sus miembros trabajan menos del 20% de su tiempo disponible) apenas disminuyó del 13,8% al 13,6% entre 2015 y 2016.

De prioridad política nada.  Ensañándose con la infancia y la juventud.

Así se le niega el futuro a un país. En el 2015, el 34.4% de los menores de 18 años se encontraban en riesgo de pobreza y exclusión en España, en quinto lugar europeo. Si tenemos en cuenta la pobreza anclada en el 2008 y según UNICEF ya sería el tercer país europeo con mayor pobreza infantil, tras Rumanía y Grecia.

E irán la peor en la juventud. El 38,2% de las chicos y chicas españoles entre 16 y 29 años están en riesgo de pobreza.

Pero el escaso interés político se percibe a la perfección cuando hablamos de pobreza severa, en la que España tiene la medalla de plata europea por detrás de Rumanía. 1.388.474 niñas y niños (el 16,7%) viven en hogares con ingresos inferiores a 334 euros al mes. Si se pusieran en fila a peregrinar a Santiago tendrían que salir desde Marsella.

¡La pobreza de niños y niñas no es culpa de sus padres!

Las razones de la escasa eficiencia de los sistemas y programas de política social, incluídas las de infancia, son conocidas: escaso compromiso político en presupuestos y planificación a medio y largo plazo, descoordinación entre las administraciones implicadas y con las organizaciones sin ánimo de lucro especializadas y un enfoque asistencialista dirigido a paliar la emergencia pero no a solucionar causas.

Invertimos muy poco en niños y niñas. Y no preocupa mucho saber cuanto. La inversión en infancia no es un capricho ni una política menor de la que prescindir cuando las cuentas están mal. Las elevadas tasas de pobreza tienen como causa principal a incapacidad del sistema redistributivo español de reducir la desigualdad en épocas de bonanza y para acentuarla en períodos de crisis.

¿Compromiso con la infancia? En España no

España dedica un 1.3% de su PIB total, frente a la media europea del 2.3%(no se pierdan el portal Infancia en datos) Dinamarca,por ejemplo, con una inversión del 3,7% de su PIB tiene una tasa de pobreza infantil del 9,2% .

Según UNICEF, en 2007, la inversión pública en España fue de 5158 € por niño/niña. En 2013, bajó hasta los 4514€.

Lejos de la creciente tentación política de enfrentar colectivos, es un ejemplo positivo la defensa de los derechos sociales, políticas, pensiones y presupuestos para las personas mayores de 65 años, que en absoluto se ha seguido en la protección de la infancia. Y que explica tasas de pobreza infantil y juvenil que duplican las de los mayores de manera record en el entorno europeo.

Foto: Constanza Morales

La lacra del corto plazo se erradica con compromisos y coordinación

Si estamos ante una emergencia social, debería ser afrontada inmediata y rotundamente ¿no?… Pues no.

Uno de los aspectos que mas deprime a organizaciones y personas que trabajan contra la causas de la pobreza es su normalización política, como si se tratara de un hecho casi natural e irremediable. Se venden así como éxito míseras mejoras en las cifras o medidas puntuales y cortoplacistas de asegurado escaso impacto. Quienes trabajan en contacto directo con las personas en pobreza tienen que asistir o paliar un deplorable espectáculo de descoordinación entre instituciones.

Si hablamos con honestidad de invertir (que no gastar) en infancia, hay que repensar por ejemplo si todas y cada una de las inversiones en obras públicas son más prioritarias.

Tras varios años de crisis, resulta contraproducente y un fracaso político impulsar medidas de emergencia en vez de procesos integrales de inclusión. La apuesta por políticas y medidas asistencialistas o el chantaje emocional con el sufrimiento de niños y niñas, además de un abuso de la buena fe y la solidaridad de miles de personas, refuerza la culpabilización de las personas e impide su empoderamento, participación activa e inclusión efectiva.

¿Cuantos ayuntamientos se verán “obligados” o hasta presumirán de solidaridad por tener que abrir el próximo verano los comedores escolares ante la emergencia de la situación de niños y niñas? Tras un curso entero, otro mas, sin encontrar respuestas estables, inclusivas y respetuosas con la dignidad de las familias afectadas, no dice mucho de la competencia de las concejalías responsables.

Las estrategias y medidas a largo y medio plazo suelen ser sustituidas por un maremagnum de normativas, requisitos y medidas puntuales y aisladas. Esta extrema dispersión, además del sufrimiento innecesario en las personas, provoca una excesiva carga de trabajo y desánimo en muchas profesionales en administraciones y especialmente en las organizaciones de acción social obligadas a actuar de intermediarias.

Si de verdad fuera una prioridad política, entonces…

Lejos del discurso aporofóbico de culpar y hasta odiar a las personas en pobreza, la gravedad de la pobreza infantil es que son las personas adultas las encargadas de proporcionar un vínculo sano, estimulante, afectivo, protector e seguro. Estas ven alteradas completamente sus condiciones emocionales y mentales para proporcionarlo, siendo este imprescindible para el desarrollo físico, mental y emocional de niños y niñas.

Si reducir drásticamente la pobreza severa en las familias y en la infancia es una prioridad YA (no “a ver si al final de la legislatura“), es obligado apostar por una Ley y un sistema estatal de Garantía de ingresos o rentas mínimas que permita una vida digna a todas las personas que lo necesitan, de manera prioritaria y urgente a todas aquellas personas con niños y niñas a cargo, simplificando y armonizando drásticamente su gestión administrativa.

Priorizar las personas y las familias, sobre todo las que tienen menores a cargo, supone dar apoyo específico a la infancia y la juventud como colectivos especialmente afectados, pero también contra la transmisión intergeneracional de la pobreza y el declive demográfico: prestaciones económicas, atención temprana (0 a 3 años), planes de apoyo a familias monoparentales, impulso a los programas de alquiler social o paralización de desahucios poniendo especial atención en las familias con menores, etc.

Se lo resume en apenas un minuto Joseba Zalakain. Y pueden ver a otros expertos como Jordi Longás, Guillermo Fernández, Kepa Larrañaga… y conocer mucho más en esta página ¿Cómo hacemos para que nuestras hijas y nietas no hereden la pobreza?

Es imprescindible defender la demanda de la Plataforma de Infancia y aumentar los ridículos presupuestos destinados a la infancia.

Aumentar el número de familias beneficiarias de la prestación por niño o niña a cargo para llegar a todas las que viven en situación de pobreza o aumentar su cuantía de 24.25€ a 100€ mensuales (con una bonificación del 50% para las familias monoparentales). Save The Children ha demostrado que se trata de uha medida viable, que haría que 638.770 niños y niñas salieran de la pobreza en una legislatura. Y con un coste equivalente al 0,41% del PIB.

Unicef va más allá sugiriendo con valentía desde el 2014 que esta renta debería y podría ser universal.

Una educación inclusiva que impida heredar la pobreza

Entendiendo que es el principal factor para el desarrollo personal, la integración social, el combate contra los prejuicios o la defensa de derechos, la educación es un ambito de actuación imprescindible de muchas organizaciones del Tercer Sector y donde se encuentran muchos de los ejes citados, en especial el hercúleo trabajo de fomentar la coordinación entre educación, empleo y servicios sociales.

Huyendo como de la peste del viejuno modelo de escuela del siglo XIX para afrontar desigualdades del siglo XXI, una educación inclusiva y normalizada que erradique cualquier discriminación y fomente la cohesión social, defendiendo el derecho de toda niña o niño a acceder de manera igualitaria al servicio público de la educación, que le proporcione los instrumentos precisos para desarrollarse plenamente en aquellos aspectos que le facilitarán logros académicos y sociales y su posterior incorporación como miembro activo de la sociedad.

Una educación centrada en el ciclo vital de la persona y su entorno y no en las competencias de las consejerías: Atención temprana, educación básica, lucha contra el fracaso y el abandono escolar, formación para el empleo (antes, durante y después), educación no formal, etc.

Luchar contra la pobreza infantil es hacerlo en sus familias, con rentas mínimas dignas y ágiles, viviendas decentes y acompañamiento profesional en este proceso y en el de formación y búsqueda de empleo.

Sí por algo deben pelear las organizaciones de acción social es porque las personas aseguren su futuro y no la visita al siguiente mostrador

@xosecuns  

Artigo escrito junto a Sara Abella y publicado en la revista Tempos Novos con el título Pobreza infantil: Severo e inxusto castigo

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Educación, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Rentas Mínimas, Servicios sociales, Tercer Sector, Vivienda

Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Pobreza (sen apelidos).Tamén infantil

4 de septiembre de 2017 a las 21:27

Entre as nenas e nenos dáse un fenómeno curioso que deu en chamarse “sesgo de optimismo vital” e que explica a diverxencia entre a súa situación obxectiva de pobreza e a valoración subxectiva que fai da súa calidade de vida. Así, no estudo “A infancia en vulnerabilidade social” de Cruz Vermella, o 86% dos menores participantes da entidade con diferentes situacións carenciais manifestáronse satisfeitos co que tiñan .

A ilusión e a inocencia desaparecerán pronto. De continuar coa pasividade, o 80% da infancia que se atopa hoxe na pobreza está condenada a sufrila o resto da súa vida E tamén os seus fillos e fillas. E os seus netos. Chámase transmisión interxeneracional da pobreza.

As nenas e nenos son o noso presente, esquezamos xa a frase baleira de que son o noso futuro. Por iso a primeira reclamación é darlles voz, fomentar a súa participación activa na defensa dos seus dereitos, reducir a chamada exclusión política. E dárllela tamén aos seus pais e nais. Nas redes sociais, medios de comunicación ou co seu voto.

Pobreza, madres solas, cariño, exclusión

Madres solas. Foto: Aitor Lara

Non hai nenos e nenas pobres en familias ricas

Está de moda difuminar o drástico aumento de pobreza e a desigualdade poñéndolle todo tipo de apelidos, entre eles os de infantil ou xuvenil. Compre falar primeiro da pobreza, en todo caso familiar.

No 2015, 118,7 millóns de europeos, o 23,7% da poboación, atopábanse en risco de pobreza ou exclusión social (AROPE). O 26.9% dos menores europeos entre 0 e 17 anos .

En España, onde segundo a Comisión EuropeaA desigualdade entre o 20% máis rico e o 20% máis pobre é unha das máis elevadas da Unión e segue crecendo” un 27,9% da poboación atopábase no 2016 en risco de pobreza (12.964.600 persoas). Un risco que se dispara ata o 54% cando falamos dalgunha das 1.754.000 familias monoparentais nas que un adulto (nun 82% dos casos unha muller) e o único responsable dos fillos.

En Galicia os indicadores son mellores que no conxunto do estado, pero case 700.000 persoas, o 25.4% da poboación, está en risco de pobreza e/ou exclusión.

Rachemos con dous dogmas políticos: nin a recuperación económica ou ter emprego permite saír da pobreza nin a mellor política social é o emprego: a pobreza xa alcanza a un 14,1% das persoas cun emprego e a intensidade laboral (fogares nos que os seus membros traballan menos do 20% do seu tempo dispoñible) apenas diminuíu do 13,8% ao 13,6% entre 2015 e 2016.

31.426 nenas e nenos. Asañándose coa infancia e a mocidade.

Así se lle nega o futuro a un país. No 2015, o 34.4% dos menores de 18 anos se atopaban en risco de pobreza e exclusión en España, en quinto lugar europeo. Se temos en conta a pobreza anclada no 2008 e según UNICEF xa sería o terceiro país europeo con maior pobreza infantil, tras Romanía e Grecia.

En Galicia un 28,8% : 111.739 rapaces. E irán a peor na mocidade. O 38,2% das mozos e mozas españois entre 16 e 29 anos están en risco de pobreza (un 37,8% en Galicia). Cabe puntualizar que, aínda que a recomendación das organizacións especializadas en infancia é considerar que esta chega ata os 18 anos, as desagregacións por idade que manexan IGE e INE van unicamente ata os 16 ou de 16 a 29 anos.

Pero o escaso interese político percíbese á perfección cando falamos de pobreza severa, na que España ten a medalla de prata europea por detrás de Romanía. 1.388.474 rapaces (o 16,7%) viven en fogares con ingresos inferiores a 330 euros ao mes. Se se puxeran en fila a peregrinar a Santiago terían que saír dende Marsella. En Galicia os datos son máis alentadores, pero 31.426 (8.1%) nenos e nenas se atopaban en pobreza severa.

As políticas de infancia non son políticas menores

Aínda que en mellor situación que na media do estado, Galicia comparte as mesmas razóns da escasa eficiencia da súa política social, incluída a de infancia: escaso compromiso político en orzamentos e planificación a medio e longo prazo, descoordinación entre as administracións implicadas e coas organizacións sen ánimo de lucro especializadas e un enfoque asistencialista dirixido a paliar a emerxencia pero non a solucionar causas.

A pobreza de nenos e nenas non é culpa dos pais. O investimento en infancia non é un capricho do que prescindir cando as contas están mal. As elevadas taxas de pobreza teñen como causa principal a incapacidade do sistema redistributivo español e galego de reducir a desigualdade en épocas de bonanza e para acentuala en períodos de crise.

Compromiso? España adica un 1.3% do seu PIB total, fronte á media europea do 2.3%. (non se perdan o portal Infancia en datos) Dinamarca,por exemplo, cunha inversión do 3,7% do seu PIB ten unha taxa de pobreza infantil do 9,2% .

Segundo UNICEF, no 2007, o investimento público en España foi de 5158 € por neno/nena, no 2013, baixou ata os 4514€. En Galicia, pasouse de 6038€ a 5077€.

Lonxe da crecente tentación política de enfrontar colectivos, resulta un exemplo a defensa dos dereitos sociais, políticas, pensións e orzamentos das persoas maiores de 65 anos, que en absoluto se ten seguido na protección da infancia. E que explica taxas de pobreza infantil e xuvenil que duplican e triplican as taxas de pobreza nos maiores dun xeito record no entorno europeo.

Compromisos e coordinación para erradicar a lacra do curto prazo

Hai en Galicia 31.426 menores en fogares e familias en pobreza severa, case unha cuarta parte das 132.000 persoas que no 2015 estaban nesta situación. Unha emerxencia social que debería ser afrontada inmediata e rotundamente.

Un dos aspectos que mais deprime a organizacións e persoas que traballan contra a causas da pobreza é a súa normalización política, como se se tratase dun feito case natural. Véndense así como éxito míseras melloras nas cifras ou medidas puntuais e curtopracistas de asegurado escaso impacto. Quenes traballan en contacto directo coas persoas en pobreza teñen que asistir ou paliar un deplorable espectáculo de descoordinación entre institucións.

Se falamos con honestidade de investir (que non gastar en infancia), hai que repensar por exemplo se todos a cada un dos investimentos en obras públicas son máis prioritarios.

Tras varios anos de crise, resulta contraproducente e un fracaso político impulsar medidas de emerxencia no canto de procesos integrais de inclusión. A aposta por políticas e medidas asistencialistas ou a chantaxe emocional co sufrimento de nenos e nenas, ademais dun abuso da boa fe e a solidariedade de milleiros de galegos e galegas, reforza a culpabilización das persoas e impide o seu empoderamento, participación activa e inclusión efectiva.

Cantos concellos se verán “obrigados” ou ata presumirán de solidariedade por ter que abrir este verán os comedores escolares ante a emerxencia da situación de nenos e nenas? Tras un curso enteiro, outro mais, sen atopar respostas estables, inclusivas e respectuosas coa dignidade das familias afectadas, non di moito da competencia das concellerías responsables.

As estratexias e medidas a longo e medio prazo adoitan ser substituídas por un maremagnum de normativas, requisitos e medidas puntuais e ailladas. Esta extrema dispersión, ademais do sufrimento innecesario nas persoas, provoca unha excesiva carga de traballo e desánimo en moitas profesionais en administracións e especialmente nas organizacións de acción social obrigadas a actuar de intermediarias.

A Xunta de Galicia, a cuxa Consellería de Política Social hai que recoñecerlle a intención de superar o curtopracismo, ten pendente difundir dende o 2014, e xa de paso actualizar, o recoñecido Informe sobre pobreza infantil , en base á que esta feita a Estratexia para a Infancia e a Adolescencia (EGIA) 2016-2020, aínda non publicada.

Un dos aspectos mais reclamados neste borrador ou en Estratexias como a de Inclusión Social 2014-2020 ou na Axenda Social asinada por Xunta de Galicia, FEGAMP e EAPN Galicia é a coordinación política e técnica así como a transparencia na difusión de datos obxectivos de esforzo orzamentario e eficiencia das actuacións compartidas de política social.

Estamos a tempo de reverter tendencias

Lonxe do discurso aporofóbico de culpar e ata odiar as persoas en pobreza, a gravidade da pobreza infantil é que son as persoas adultas as encargadas de proporcionar un vínculo san, estimulante, afectivo, protector e seguro. Estas ven alteradas completamente as súas condicións emocionais e mentais para proporcionalo, sendo este imprescindible para o desenvolvemento físico, mental e emocional dos nenos e nenas.

Na pasada campaña electoral ao Parlamento de Galicia, dende EAPN-Galicia prantexáronse ás distintas candidaturas diferentes demandas destinadas á mellora ca calidade das familias. En varias acadouse un consenso elevado (ver web www.pobreza.gal)

Non foi o caso diante do clamor de implantación exhaustiva da RISGA (Renda de Inclusión Social de Galicia) como medida de choque contra a pobreza e a privación material severas. E de destacar o aumento de orzamento desta partida nos últimos anos e o compromiso de aprobar no 2017, tras tres anos de retraso, o decreto que debe desenvolver a Lei que o regula fornecendo por fin apartados como o complemento por vivenda ou a compatibilización da prestación co emprego.

Pero non abonda, as 13.848 persoas que percibiron unha RISGA no 2015, un 13% mais que no ano anterior, supuxeron tan so 5,07 por mil habitantes, lonxe dos 6,2 de Castela e León ou dos 19,3 de Asturias e a anos luz de Navarra ou Euskadi.

Se reducir drasticamente a pobreza severa é unha prioridade nesta lexislatura, é obrigado multiplicar o orzamento adicado á RISGA como mínimo ata o nivel de Asturias (de xeito prioritario e urxente a todas aquelas persoas con nenos e nenas a cargo), simplificar administrativamente a súa xestión e avanzar cara un sistema áxil e amplo de Garantía de Ingresos.

Priorizar as persoas e as familias, sobre todo as que teñen menores a cargo, supón dar apoio específico á infancia e a mocidade como colectivos especialmente afectados, pero tamén contra a transmisión interxeneracional da pobreza e o declive demográfico: Plan de apoio a familias monoparentais, ampliación ata os 3 anos de idade do Cheque Benvida para familias con nenas e nenos en pobreza, impulso aos programas de aluguer social ou paralización de desafiuzamentos poñendo especial atención nas familias con menores, etc.

No eido estatal, é preciso defender a demanda da Plataforma de Infancia de aumentar os ridículos orzamentos destinados á infancia.

Aumentado o número de familias beneficiarias da prestación por neno e nena a cargo para chegar a todas as que viven en situación de pobreza ou aumentar a súa contía de 24.25€ a 100€ mensuais (cunha bonificación do 50% para as familias monoparentais). Save The Children vén de demostrar que se trata dunha medida viable, que faría que 638.770 nenos e nenas salgan da situación de pobreza nunha lexislatura. E cun custo equivalente ao 0,41% do PIB. Unicef vai máis alá suxerindo con valentía dende o 2014 que esta renda debería e podería ser universal.

Unha educación inclusiva que impida herdar a pobreza

Entendendo que é o principal factor para o desenvolvemento persoal, a integración social, o combate de prexuízos e a defensa de dereitos, a educación é un eido imprescindible de actuación de moitas organizacións do Terceiro Sector e onde se atopan moitos dos eixes citados, en especial o hercúleo traballo de fomentar a coordinación entre educación, emprego e servizos sociais.

Unha educación inclusiva e normalizada que erradique calquera discriminación e fomente a cohesión social, defendendo o dereito de toda nena ou neno a acceder de xeito igualitario ao servizo público da educación, que lle proporcione os instrumentos precisos para desenvolverse plenamente naqueles aspectos que lle facilitarán logros académicos e sociais e a súa posterior incorporación como membro activo da sociedade.

Unha educación centrada no ciclo vital da persoa e o seu entorno e non nas competencias das consellerías: Atención temperá, educación básica, loita contra o fracaso e o abandono escolar, formación para o emprego (antes, durante e despois), educación non formal, etc.

Loitar contra a pobreza infantil é facelo nas súas familias, con rendas mínimas dignas e áxiles, vivendas decentes e acompañamento profesional neste proceso e no de formación e procura de emprego.

Si por algo deben pelexar as organizacións de acción social é porque as persoas aseguren o seu futuro e non a visita ao seguinte mostrador.

@xosecuns  

Artigo escrito xunto a Sara Abella e publicado na revista Tempos Novos co título Pobreza infantil: Severo e inxusto castigo

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Educación, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Rentas Mínimas, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia, Vivienda
Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Ayuntamientos comprometidos contra la pobreza? #CSM17

24 de julio de 2017 a las 22:12

En Pamplona ya han cantado el “Pobre de mi” pero deberían seguir de fiesta.

De los 80 ayuntamientos capitales de provincia o Comunidad Autónoma o mayores de 100.000 habitantes Pamplona es el que, según el Ministerio de Hacienda, mas fondos por habitante dedicó en 2016 a reducir la pobreza y promover el empleo. 230,5€ de gasto real ejecutado por habitante en la partida de Protección y Promoción Social.

Y no estaría mal en estas vacaciones una ruta por los municipios más comprometidos con su ciudadanía más vulnerable, a la vista de estos datos: Bilbao, Sevilla, Avila, Barakaldo, Mataró, Barcelona, Soria, Logroño, Santa Cruz de Tenerife… Quizá el suyo debería estar en esta lista, luego le explico como saberlo.

Estamos de enhorabuena quienes creemos que la transparencia y la accesibilidad de la información pública es una herramienta imprescindible para un control democrático de nuestros gobiernos, evaluar la veracidad de los compromisos políticos de lucha contra la pobreza y la exclusión social o para obligar a una coordinación entre instituciones que combata de una vez la lotería social de la dispersión que padece el sistema español de servicios sociales y empleo.

Es digno de reconocimiento el esfuerzo del Ministerio de Hacienda en publicar anualmente no solo los presupuestos detallados de la gran mayoría de los municipios españoles sino sobre todo de lo realmente ejecutado cada año. Y de hacerlo no con datos globales o con un habitual pdf que imposibilita su análisis (“el pdf es casta”, clamaban en el 15M) sino en detalladas hojas de cálculo Excel.

Pues ya que tenemos esta maravilla de información vamos a intentar difundirla…

No soy el primero en hacerlo, esta historia comenzó en el 2015 con este artículo de Europa Press: ¿Cuanto gasta y en qué tu ayuntamiento? . Ya se lo presenté hace un par de años en Otras 5 ideas para alcaldesas y alcaldes que luchen contra la pobreza. Y la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales concedió, no sin escándalo, su premio Corazón de Piedra 2016 a los 36 ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes “oficialmente pobres en inversión social”.

Aquí tienen el Compromiso Social Municipal 2017 (#CSM17).

Un indicador que trata de dar buenas noticias y reconocer a los ayuntamientos que más fondos por habitante destinaron en 2016 a servicios sociales y empleo, los que dedican más porcentaje de su total de gastos a estos fines o los que más los aumentaron entre 2015 o 2016. En el post tienen los principales datos y al final les dejo el detalle y otra tabla por cada Comunidad Autónoma (CCAA)

La primera buena noticia es que que entre todos los 72 ayuntamientos que facilitaron datos en 2015 y 2016 han aumentado en 23,4 millones de euros en la partida de Protección y Promoción Social. Si bien 29 los aumentaron y 43 la disminuyeron.

¿Por qué se destacan los datos positivos y no los ayuntamientos que menos destinan a esta partida?

Por prudencia y para buscar mejoras y no discusiones o excusas estériles. Presentar de forma aséptica y objetiva datos oficiales pretende dar una propuesta en positivo, no para generar polémica ni ruido en redes sociales, sino resaltar las buenas noticias y animar al análisis y mejora de la información y la coordinación entre instituciones.

Pobreza, crisis, 15M,

Foto: José Manuel Vidal

Esta información es novedosa y cada ayuntamiento es un mundo, con actuaciones y situaciones muy heterogéneas: relación con el gobierno de su Comunidad, competencias que se solapan, incoherencias de financiación, herencias recibidas, desprecio a ONG especializadas, resistencia al cambio de técnicas municipales… o simple buena gestión o ingenio para hacer más con menos presupuesto.

Los datos oficiales son los que son. El análisis de la situación de cada municipio le toca a quienes la conocen, o a profesionales que con más conocimiento y medios puedan realizar investigaciones periodísticas o estudios detallados (como ya existen con Civio y su ¿Dónde van mis impuestos?). 

Allá ustedes si quieren darle caña a Leganes, Mérida, Torrejón de Ardoz, Parla, Alcalá de Henares o Badajoz.

¿Como se obtienen los datos?

En base a la información del Ministerio de Hacienda sobre presupuestos y ejecución presupuestaria de TODAS las entidades locales (ayuntamientos y diputaciones) facilitada por cada una de ellas.

Los del 2016 están en la tabla Excel Avance Liquidación de los presupuestos del ejercicio 2016 (apartado Relación Entidades de cada CCAA). Los del 2015 (y años anteriores) seleccionan en la parte de abajo de la misma página CCAA, liquidación del presupuesto y año y les abrirá un excel con muchas pestañas, vayan a la última “Clasificación económica y por programas de cada Entidad Local” y tienen el detalle.

En cada tabla tienen todos los municipios de su CCAA, la población de cada uno y el detalle de ingresos y gastos. La partida Actuaciones de protección y promoción social está en la columna AC.

Las personas primero Dia contra pobreza

¿Por qué la partida Actuaciones de protección y promoción social? ¿No hay otras?

Esta partida o área presupuestaria es la que incluye las subpartidas “Servicios sociales y promoción social” y “fomento del empleo”, las imprescindibles en cualquier estrategia de lucha contra la pobreza.

En palabras (algunas totalmente viejunas e impresentables) del portal estatal Rendición de Cuentas: “Área de gasto 2: Incluye actuaciones de protección y promoción social, por tanto, se incluyen todos aquellos gastos y transferencias que constituyen el régimen de previsión; pensiones de funcionarios, atenciones de carácter benéfico-asistencial; atenciones a grupos con necesidades especiales, como jóvenes, mayores, minusválidos físicos y tercera edad; medidas de fomento del empleo

Seguramente hay gastos en otras partidas presupuestarias que podrían considerarse política social (educación, sanidad, vivienda…). De hecho cuando los datos no son favorables, algunos ayuntamientos y concejales ofendidos, además de clamar por el rigor empiezan a buscar con ansía en la contabilidad gastos que puedan adecentar su compromiso.

Bienvenidos sean, pero no se dejen liar. Los datos indican, con criterios homogéneos de contabilidad pública, lo que se invierte estrictamente en Servicios Sociales y Empleo. Y no son inventados, se facilitan al Ministerio desde cada ayuntamiento.

Si no están de acuerdo hablen con su Intervención, el Ministerio, la Federación Española de Municipios y Provincias o la de su Comunidad. Será por instituciones y espacios donde poder organizarse y facilitar la coordinación.

¿Han facilitado datos todos los ayuntamientos?

La mayoría si y aparecen en la información del Ministerio. Una muy buena noticia que habla de la profesionalidad y rigor de los servicios de intervención y contabilidad municipales.

En este estudio Jerez de la Frontera y Vitoria no, ni en 2015 ni en 2016. Desconozco las razones de esta falta de transparencia. En 2016 aún no han facilitado al Ministerio los datos AlgecirasMarbella, Las Palmas, TeldeGirona ni Alcorcón. Santiago de Compostela tampoco, pero están en su flamante portal de transparencia.

A la vista de los portales de transparencia municipales que he visto (tienen los enlaces en el párrafo anterior) queda mucho trabajo por hacer para mejorar la calidad y la homogeneidad de la información facilitada (y por reducir el grado de paripé también).

Pero aquí también buenas noticias: la Guía sobre Datos Abiertos presentado por la Red de Entidades Locales por la Transparencia y la Participación Ciudadana (FEMP), los mejores resultados del Índice de Transparencia de los Ayuntamientos 2017 o iniciativas rigurosas como la Red Localis y su Informe de Transparencia de los municipios gallegos.

¿Y si mi ONG, mi medio de comunicación o yo queremos difundir los datos de nuestros ayuntamientos?

Lo tienen fácil. Casi seguro han facilitado los datos al Ministerio y ya les he explicado como obtenerlo en los ficheros Excel. Comprueben varias veces que los han tecleado bien y que sus afirmaciones, piropos o críticas, van a ser rigurosas.

Las tablas y fotos de esta entrada he procurado hacerlas de la forma más sencilla posible y con los medios más básicos que tienen seguro en su ordenador: directamente en Excel, copiar pantalla y pegar en el Paint, recortar el gráfico, guardar como .jpg y listo (pido disculpas a La Voz y a quienes hacen sus infografías por todo esto)

Si tienen dudas o detectan algún error, les agradezco mucho sus comentarios y ayuda.

La transparencia avanza. El compromiso social de nuestros ayuntamientos parece que también.

@xosecuns

Administración, Comunicación, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Impuestos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Compromiso, Coordinación e Causas na loita contra a pobreza e a exclusión social

10 de mayo de 2016 a las 22:07

CES Galicia Pobreza e ExclusionHoxe quero deixarlles este artigo no Caderno sobre Pobreza e Exclusión Social publicado polo Consello Económico e Social de Galicia. Unha honra estar ao lado de persoas expertas como Angela Troitiño ou Carlos Gradín e de participar nunha das actividades dun Consello preocupado polo que importa.

Se teñen dúbidas sobre algún dos términos utilizados, aproveito para deixarlles ao final dúas recomendables “chuletas” que a Rede Galega de Loita contra a Pobreza (EAPN Galicia) fixo para o seu último Foro: O que debes saber sobre a pobreza e Cómo é a situación en Galicia?

As persoas primeiro.
Non abondan as palabras: Queremos compromisos

Estes lemas son algunhas das conclusións do VI Seminario Galego de Cidadanía Inclusiva que en maio do 2015 se celebrou en Compostela. Moi semellantes aos escoitados noutros encontros en Barcelona, Garda (Portugal) ou Bruselas.

Un berro e unha opinión compartida por todas as persoas que participaron nos mesmos, pertencentes todas elas a colectivos que sofren pobreza ou exclusión social, e unha expresión de dignidade semellante a que as ONG adicadas á cooperación ao desenvolvemento teñen escoitado e visto en moitos lugares do mundo.

Non son unha excepción. Lenta pero constantemente aumenta a participación social e política das persoas, denunciando a súa situación e esixindo o cumprimento dos seus dereitos constitucionais. Nas redes sociais, medios de comunicación ou co seu voto. O VI Informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España ven de detectar que a chamada exclusión política baixou dun 51,7% no 2009 a un 32, 2% no 2015 (en Galicia un 10,3%)

A emerxencia española da pobreza e a desigualdade

Fuente Oxfam Intermon/La Voz de Galicia

Fuente Oxfam Intermon/La Voz de Galicia

E quizais unha das poucas razóns para o optimismo. EAPN España ven de presentar o informe “O Estado da pobreza en España 2015”. Coa última información oficial dispoñible, o 29,2% da poboación española estaba no 2014 en risco de pobreza ou exclusión social, case 14 millóns de persoas. 790 mil máis que o ano anterior e 2,1 millóns mais que no 2009, cando o estado español comprometeuse na Estratexia Europa 2020 a que neste ano España reduciría en 1,4 millóns esta cifra.

Un aumento notable da pobreza, pero especialmente da máis severa. Xa son 3,2 millóns (o 6,9% da poboación) as persoas que malviven con ingresos inferiores a 3.981 € ao ano (332 euros ao mes). 400.000 máis que no 2013.

Mentres tanto o crecemento da desigualdade nos últimos anos situou a España cun índice Gini en 2014 do 34,7, superando en máis de tres puntos á media da Unión Europea (EU27). So superada por Serbia, Macedonia, Bulgaria, Letonia, Lituania,Grecia, Portugal e Romanía. A renda do 20 % máis rico dos españois é, actualmente, 6,8 veces superior á renda do 20 % máis pobre.

Unha pobreza e exclusión que, de xeito semellante en Galicia que no resto do estado, ensáñase con colectivos como os xóvenes de 16 a 29 anos (36,4%), os menores de 16 anos (35,4%) ou as familias monomarentais (53%) asegurando que esta emerxencia social se manterá no futuro reproducindo un fenómeno que en cooperación ao desenvolvemento se coñece moi ben: o círculo vicioso da pobreza.

O desemprego é a maior fábrica de pobreza e exclusión. A poboación que vive en fogares con baixa intensidade de emprego era do 7,6% da poboación no 2009. No 2014 xa era do 17,1%. Máis de 6,1 millóns de persoas.

Ter traballo xa non garante saír da pobreza. A pesar do descenso das cifras de paro, en 2014 había un 14,2% de traballadores en situación de pobreza (un 11,7% o ano anterior). Unha vez máis se demostra que non calquera traballo protexe da pobreza. Esta cuestión está moi relacionada coa precariedade laboral e o crecemento da xornada parcial.

Tampouco o mero crecemento económico garante a redución da pobreza se non ven acompañado de políticas redistributivas e de protección social activa, como demostra o análise polo miúdo das diferentes Comunidades Autónomas.

A lotería social nun país desestruturado

Sería absurdo prantexar unha análise da pobreza e a exclusión en Galicia sen ter en conta previamente o fracaso do sistema español de servizos sociais, caracterizado por unha profunda desestruturación e con notables diferenzas entre as súas comunidades autónomas tanto en calquera dos indicadores sociais que se consideren como nos servizos sociais que se prestan aos seus habitantes.

A gravidade desta lotería social motivou que a Plataforma del Tercer Sector, integrada pola práctica totalidade das organizacións de acción social españolas, veña de reclamar que na reforma da Constitución Española, os dereitos sociais, culturais e económicos se consideren dereitos fundamentais. Ou a modificación do seu título oitavo, de xeito que o Estado poida dispor dunha competencia de natureza compartida coas Comunidades Autónomas para desenvolver políticas de ámbito estatal en materia de solidariedade e inclusión social.

Evol AROPE España Galicia 2004 a 2014

Con este marco nacional, en Galicia temos algunha pequena razón para o optimismo. 654.000 persoas, o 23,8% da poboación galega aínda malvivía no 2014 en risco de pobreza ou exclusión social. Medio punto menos que no 2013 e 5,4 puntos menos que no conxunto do estado. A preocupación chega cando detallamos este dato e comprobamos que tamén aquí empeoran quenes pior están:

151.000 persoas en situación de privación material severa. O 5,5% da poboación.Privacion Material Severa Galicia 2009 a 2014

14,9% dos fogares galegos con baixa intensidade laboral (a relación entre o número de persoas que traballan nun fogar e o das que están en idade de facelo). Case o dobre que no 2009.

Intensidad laboral España Galicia 2009 a 2014

As persoas en pobreza severa (con ingresos inferiores a 332€ ao mes) xa son o 3,5% da poboación galega: 96.000 homes e mulleres.

As persoas primeiro. Compromiso, coordinación e causas

Aínda que en mellor situación que na media do resto do estado, Galicia comparte as tres principais razóns da mediocre eficiencia do sistema español de servizos sociais. As propias persoas en risco de pobreza e exclusión as definen repetidamente en diversos foros, así como as súas principais demandas para asegurar unha loita efectiva pola inclusión social.

Escaso compromiso político en orzamentos estables e planificación de políticas públicas a medio e longo prazo

A elevada pobreza e exclusión en España é un fenómeno estrutural. Nos anos de maior crecemento económico apenas baixou do 19%. A crise económica manifestou con crueza esta eiva histórica dos servizos sociais, centrados en contribucións a partires do traballo, pero non tanto con enfoques específicos de loita contra a pobreza. O remate das diferentes prestacións por desemprego sen un sistema integrado e eficiente de servizos sociais e rendas mínimas, está detrás do brutal aumento dos datos de pobreza.

% Población en riesgo de pobreza y exclusión. Fuente INE/EAPN España

% Población en riesgo de pobreza y exclusión. Fuente INE/EAPN España

A escasa prioridade orzamentaria é evidente: según Eurostat, xa no 2012, o estado español destinaba a gasto social 6026 euros por habitante, lonxe dos 8500 euros da media da zoa euro. Se lle unimos a xa comentada extrema dispersión entre administracións implicadas e o incremento de custes de xestión que isto supón, enténdese que moitos fondos non cheguen nunca as persoas que os precisan.

Son poucas as experiencias de elaboración de estratexias e planificación a longo e medio prazo, substituídas por un maremagnum de todo tipo de normativas e medidas puntuais e ailladas nas diferentes administracións implicadas acompañadas normalmente dunha mediocre venda política.

Esta extrema dispersión, ademais do lóxico sufrimento innecesario nas persoas, provoca unha excesiva carga de traballo e desánimo en moitas profesionais de servizos sociais en administracións e especialmente nas organizacións de acción social obrigadas a actuar de intermediarias, como así se puxo de manifesto no informe “Por unha RISGA efectiva: dos papeis as persoas

Afortunadamente, esta eiva estase a correxir en parte grazas á obriga da Comisión Europea de planificar en detalle e xunto aos actores implicados o destino dos Fondos Estruturais (FSE, FEDER, FEADER) que durante o período 2014-2020 cofinanciarán gran parte das actuacións de inclusión social na Administración Xeral do Estado e nas Comunidades Autónomas. En Galicia tense avanzado coa Estratexia de Inclusión Social 2014-2020 aprobada pola Consellería de Política Social e semella que a transparencia na xestión e avaliación dos fondos ten deixado de ser un reto pendente na Consellería de Facenda.

Escasa coordinación entre administracións públicas e coas organizacións de acción social.

Como xa se indicou anteriormente, a “lotería social” que caracteriza o sistema español de servizos sociais, non é unha excepción en Galicia, como se pode observar a modo de exemplo no seguinte gráfico sobre gasto real en Protección e Promoción Social das sete principais cidades galegas (datos Ministerio Hacienda)

AROPE e Orz 2013 2014 Concellos

Unha coordinación e corresponsabilidade política e técnica é imprescindible:

Dentro das propias administracións, onde as políticas de benestar social, emprego, sanidade e educación deberían ir da man.

Entre administracións. Comezando pola Administración Xeral do Estado elaborando de inmediato unha Lei Estatal de Rendas Mínimas que recoñeza o acceso a unha prestación mínima como dereito subxectivo da cidadanía, e que asegure a mellora e racionalización das actuais leis autonómicas e a súa relación cun profesional estable nos servizos sociais de base.

Evolución-Rentas-Minimas-2008-a-2014

Entre concellos limítrofes, promovendo a prestación conxunta de servizos sociais para mellorar a calidade e rendibilidade social dos servizos e a redución de custes de estrutura. Coa Xunta de Galicia e as súas delegacións. E mesmo coas deputacións provinciais e coa FEGAMP, onde se debería ter unha comisión específica con indicadores de cumprimento para avanzar mensualmente nesta coordinación.

Coas ONG implicadas, fomentando o dialogo civil con xuntanzas periódicas políticas e técnicas de intercambio de información e establecemento de estratexias comúns. E co criterio de non admitir o lucro na loita contra a pobreza, implantando cláusulas sociais na contratación pública de servizos sociais, recoñecendo así a experiencia e valores das organizacións non lucrativas e asegurando que operan en igualdade de condicións con outros actores económicos.

Loita efectiva contra as causas da pobreza e a exclusión.

O sistema de servizos sociais español está mais pensado en expulsar as persoas en pobreza do sistema que en que saian da pobreza” Miguel Laparra (Universidade Pública de Navarra)

Tras varios anos de crise, resulta contraproducente e un fracaso político das administracións que seguen a impulsar medidas de emerxencia e non afrontan de xeito decidido procesos integrais de inclusión. A aposta por políticas e medidas asistencialistas nos últimos anos, ademais dun abuso da boa fe e a solidariedade demostrada por milleiros de galegos e galegas, reforza a culpabilización das persoas en pobreza e exclusión e impide a súa inclusión efectiva.

Políticas e medidas a medio e longo prazo como as xa citadas deben ir acompañadas do fomento da participación activa das persoas, tanto presencial como a través de redes sociais. Como se ten demostrado dabondo nas decenas de Seminarios e Congresos de participación en toda a Unión Europa, ou mesmo coa Valedora do Pobo e parlamentarias galegas facilitar que as persoas falen por si mesmas defendendo os seus dereitos e esixindo melloras políticas é un requisito sine qua non para o seu empoderamento.

Pero loitar de xeito efectivo contra as causas da pobreza obriga as organizacións de acción social e de cooperación ao desenvolvemento a denunciar os inxustificados e sistemáticos recortes nos orzamentos de políticas sociais levados a cabo nos últimos anos.

Esixindo medidas contra o fraude fiscal ou a corrupción política ou fomentando a transparencia e a exhaustiva rendición de contas como establece a Lei 19/2013 de transparencia, acceso á información pública e bo goberno: Publicar mediante criterios Open Data, a execución orzamentaria do exercicio anterior ao máximo nivel de detalle ou a difusión inmediata trala resolución de proxectos subvencionados e non subvencionados en cada convocatoria pública, indicando puntuación obtida, ou de todos os concursos públicos de calquera índole, etcétera.

Clamando polo Decreto regulador da Lei de Inclusión

En Galicia gran parte da filosofía e medidas reclamadas están recollidas na Ley 10/2013 de Inclusión social. Unha lei na que se establecen os principios e criterios de funcionamento da Renda de Inclusión Social de Galicia (RISGA) e que na súa Disposición final primeira di que “A Xunta de Galicia, nun prazo máximo de seis meses dende a publicación da presente lei, elaborará as disposicións necesarias para o seu desenvolvemento e aplicación”.

Tras máis de dous anos, o decreto que debe regular a Lei de Inclusión segue sen publicarse.

Este retraso, ademais de comprometer inxustamente a credibilidade das novas medidas de política social anunciadas pola Xunta de Galicia, está a provocar serias dificultades na xestión a profesionais de servizos sociais en concellos e organizacións de acción social, e sobre todo un sufrimento notable a moitas das persoas solicitantes da mesma, en forma de retrasos na súa concesión, denegacións de máis do 50% de solicitudes, burocratización extrema e a imposibilidade de afrontar procesos de inclusión activa.

@xosecuns

FICHA FORMACIÓN VOLUNTARIADO Foro 2015

Chuleta VOLUNTARIADO Foro 2015 O que debes saber sobre a pobrezaChuleta VOLUNTARIADO Foro 2015 Situacion en Galicia

Administración, Cláusulas sociales, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Impuestos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Pobreza, Rentas Mínimas, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La mujer del César: ¿Lucrarse con la pobreza?

11 de febrero de 2016 a las 1:20

No admitimos el lucro en la lucha contra la pobreza y la exclusión

¿Estará de acuerdo Trinidad Jiménez con esta exigencia de miles de oenegés de acción social o de cooperación al desarrollo? Seguro que si. ¿Lo defenderá cuando se incorpore a Telefónica, esta agencia de colocación de élites?

telefonica

Fuente: La Voz de Galicia

La verdad es que grandes empresas están ganando y por goleada a la labor de muchas organizaciones solidarias en España y por todo el mundo. No hay fronteras para el capitalismo de amiguetes que sustituye la libre competencia por las puertas giratorias, la inversión en paraísos fiscales para evitar tributar en España y el compadreo opaco entre grandes empresas y políticos en perjuicio de PYMES, personas y la propia democracia,

Con estas armas se están ganando infinidad de concursos públicos. A Coruña, por ejemplo, acaba de expedientar a una empresa de Florentino Pérez por desatender a personas dependientes. Es una exigencia unánime de las plataformas de oenegés la  implantación de cláusulas sociales en la contratación pública o conciertos sociales, reconociendo la experiencia y valores de las organizaciones no lucrativas y asegurando que trabajan y compiten en igualdad de condiciones.

Los intereses empresariales parece que también se están adueñando de la política de cooperación para el desarrollo. A veces bajo hermosos nombres como alianzas público privadas. Con multitud de ejemplos sobre todo en América Latina.

Para reflexionar sobre este tema, es un honor cederle el blog a Miquel Carrillo, Presidente de Ingeniería sin Fronteras y responsable de incidencia política en la red de ONGD Àgora Nord Sud

Gràçies Miquel!

Cooperacion empresas justicia

La mujer del César

Hace unos años andábamos por Managua investigando para llevar a cabo un documental sobre la historia de la Cruzada de Alfabetización. Como es lógico, las conversaciones con tanta gente que vivió la que quizás fuera la última revolución del siglo pasado, en su acepción clásica, no sólo nos llevó a evocar episodios tan inspiradores como aquel, sino también todas las circunstancias que envolvieron su colapso. En una de aquellas deliciosas charlas, Fernando Cardenal nos contó cómo el proyecto sandinista no se vino abajo tanto por la derrota electoral provocada por el desgaste de la guerra, sino por el desprestigio que generó la ‘piñata’.

tipos-de-plumaLa piñata es ese juego típico de los cumpleaños infantiles, muy centroamericano y mejicano, en el que un niño golpea una figura de cartón repleta de chucherías, que acaban en las manos de todos los que se ríen de sus palos de ciego hasta que finalmente acierta. Pues bien, nos relataba Fernando, en una reunión del Frente Sandinista en aquellos meses de ‘piñata’ postelectoral, en los que se repartió a escondidas y al tun-tun entre casi todos sus dirigentes las propiedades y activos nacionalizados durante la revolución, la ex-comandante guerrillera Dora María Téllez, harta de lo que era un secreto a voces, se levantó en medio del auditorio y espetó a todas aquellos compañeros que se estaban beneficiando de su posición privilegiada: “Yo no necesito ver cómo roban la gallina, me basta con ver las plumas que han quedado en el suelo para saber que se la han llevado“.

Tampoco nosotros necesitamos una investigación exhaustiva de las relaciones entre las grandes empresas con razón social en el Estado y los partidos políticos, para ver lo bien engrasadas que están las puertas giratorias en nuestro país. El último capítulo se está produciendo, a cámara lenta para no ser utilizado como arma política arrojadiza en las negociaciones para formar gobierno, a raíz del fichaje de Trinidad Jiménez, ex-ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación con el último gobierno de Zapatero, por parte de Telefónica.

La influencia que estas grandes empresas tienen en la definición y puesta en marcha de las política públicas es más que evidente, las plumas las pueden encontrar a diario en todos los medios de comunicación. La cooperación al desarrollo no ha sido ajena a esa injerencia de un gran empresariado que no ha querido dejar pasar una sola oportunidad para expandirse por potenciales mercados, azuzados por una crisis de proporciones desconocidas.

Cooperacion empresas lucro alianza publico privadaInterpretando sesgadamente la necesidad identificada en los Objetivos del Milenio de realizar nuevas alianzas en el campo del desarrollo y de atraer nuevos actores, Exteriores ha metido a capón a empresas como la que dirige el señor Alierta, el BBVA, Santillana y otras tantas, construyendo un discurso teórico sobre la necesidad de contar con ellas para atraer tanto nuevos fondos como fórmulas mágicas para disolver el nudo gordiano de la exclusión y la pobreza.

Precisamente esas empresas constituyeron años atrás en Perú un programa, orquestado por la AECID, que ha sido utilizado hasta la saciedad como el ejemplo recurrente de que era posible contar con nuestros campeones del IBEX35 en la tarea de luchar contra la pobreza. Sin embargo, el mainstream que obligaba a contar sus bondades en público, se disolvía sistemáticamente al acabar la función con un par de cañas en el bar de al lado del elegante auditorio de turno, si conseguías tomártelas con quien de verdad había estado en terreno y conocía las prácticas e intereses de unas y otras.

cooperacion transnacionalesAfortunadamente cada vez va imponiéndose más la idea, también entre las ONG que se apuntaron a ese bombardeo, de que esas grandes corporaciones aportan mucho más a la causa pagando religiosamente sus impuestos en casa y no en cualquier paraíso fiscal, y no intentando convencernos de que conseguirán que el ánimo de lucro, por un instante, no guíe sus pasos.

Pero Roma no olvida los favores, hayan servido o no para algo. Uno más uno, dos. Usted nos ayuda con la internacionalización y nosotros le buscamos un retiro de oro para cuando deje la política, no se preocupe. Y si no fue así, todos merecemos el beneficio de la duda, hay que obrar con extremada precaución y no dar pie a la sospecha, en un escenario por el que ya han pasado antes muchos otros, utilizando cualquier artimaña legal para saltarse los filtros que los partido se han autoimpuesto en esta materia.

La mujer del César además de ser casta debe parecerlo, y la señora Jiménez, quien seguro cuenta con innumerables capacidades profesionales para buscar otros caminos debería reconsiderar convertirse en una mujer de (César) Alierta.

@MiquelCarr

Administración, Cláusulas sociales, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Otras 5 ideas para gobernantes que luchen contra la pobreza

21 de junio de 2015 a las 23:54

Hace días me aventuraba con 5 ideas por si les servían a algún nuevo edil para la principal prioridad que en los próximos años tendrán nuestras administraciones públicas. Ya puestos, les dejo a continuación otras cinco perogrulladas…

Coordínese contra el despilfarro

El ayuntamiento tira por su lado y la Xunta por el suyo…no se ponen de acuerdo, no colaboran para ver qué pueden hacer para crear empleo…se dedican a discutir…no se molestan en preguntarnos, en saber cómo estamos“. José Ramón, 45 años, padre de dos niñas. 365€ mes.

El retraso de las ayudas sociales aboca al desahucio a una familia

No contribuya a la metástasis del cáncer del despilfarro, la dispersión y la falta de coordinación y liderazgo del sistema español de servicios sociales.

AROPE,pobreza,exclusión, CCAA

Primero en su ayuntamiento, donde como mínimo las áreas de servicios sociales, empleo y educación deberían ir en la misma dirección. O copiando ideas de la oposición (he comprobado la riqueza de las propuestas planteadas por diferentes partidos, en este post y en el anterior las hay de PP, PSOE, BNG y Compostela Aberta… a ver si aciertan cuales).

Con los ayuntamientos de al lado (compartiendo o consorciando servicios), con su diputación, federación de municipios.

Y sobre todo coordinación leal con su gobierno autónomo para asegurar que cumple con la obligación de tener una política de cohesión para todo el territorio. No despilfarre presupuesto ni pierda el tiempo en insultos o críticas, o por pretender ser modernísimo e innovador. Déjelos en evidencia con hechos que beneficien a sus ciudadanos: rentas minimas, vivienda, planes de inclusión, etc.

Como no existe la “pobreza de aquí ni de allá”, dedicará fondos a cooperación al desarrollo. No caiga de nuevo en el error del café para todos o las miniconvocatorias de nulo impacto. Coordínese con las ONGD de su territorio y especialmente con fondos de cooperación entre varios municipios. Verá que tiene muchas ventajas con las que no contaba.

No gaste en publicidad diciendo lo mucho que hace. Hágalo o cállese, ya no cuela

Es preocupante como muchos responsables políticos y de medios de comunicación siguen actuando con criterios de tiempos que ya no existen o como si la información no se pudiera contrastar casi de inmediato. Los posibles beneficiarios y expertos en el ámbito social desmontan en escasos días (cuando no horas), la credibilidad de los anuncios tipo debate del estado de la Nación. Ya lo intuyeron los Monthy Python…

Imagen de previsualización de YouTube

Poco a poco la bendita transparencia avanza. Con su lema “el pdf es casta”, criterios open data, información accesible, fácilmente contrastable y al máximo nivel de detalle para certificar, con indicadores y fuentes objetivas e independientes, si usted lo bien o no. Ya sabemos cuanto invierte su ayuntamiento en protección y promoción social, si baja de 100 euros por habitante en el 2016 será un fracaso. ¿No le gustan los números? Pues son los de su intervención y el Ministerio de Hacienda

Cumplir las recomendaciones de Transparencia Internacional  o de Access Info, hacer webs de transparencia presupuestaria como la del ayuntamiento de Rubí, con datos de ejecución y pagos actualizados a diario, subir su programa electoral o su plan de lucha contra la pobreza y la exclusión explicando en tiempo real los indicadores y medidas que cumple y lo que no…

Transparencia Ayuntamiento Rubi, Pobreza,corrupciónTransparencia implica luchar por fin contra la corrupción y que este país deje de estar al margen de la ley, sin debates bizantinos sobre dimisiones, imputaciones o presunciones de inocencia.

Ahora que algunos ex-concejales van a tener que pagar por primera vez las tablets de sus hijos, conviene recordarle que si sabe que una persona se corrompe (y lo sabrá) o la denuncia o será cómplice. Luchar desde el principio contra la trampa de la impunidad, proteger al personal funcionario que denuncie delitos de corrupción o acabar con el “café para todos” y los favoritismos supone algunos disgustos pero evita muchos otros.

Algunas buenas noticias: organizaciones como CIVIO, la web “Filtrala” en la que puede subir con discreción información sobre posibles delitos de corrupción, el premiado Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (@ICIJorg). O esta lista de Apps para desde su movil: grabar y enviar sobornos, mapas de mordidas, seguimiento casos corrupción…

Su innovación ya se hizo en otro sitio. Encuéntrela y súmese.

Una variante del apartado anterior es esa pasión por ponerle el adjetivo “innovador” a cualquier actuación. El presupuesto lo admite todo y más jugosas campañas publicitarias que hacen creer una ficción de eficacia y modernidad… con el mismo resultado.

La mayoría de las actuaciones contra la pobreza y la exclusión ya están inventadas y se pierde menos tiempo y dinero en identificar las buenas prácticas y copiarlas (o hacer “benchmarking” si quiere parecer moderno) o sumarse a lo que ya existe.

Un ejemplo. Los “salarios sociales”, “rentas mínimas municipales” o “rentas inserción” …ya existen. Se llaman rentas mínimas y son competencia autonómica (RISGA, RGI, etc.). La mayoría empiezan su gestión los servicios sociales municipales y suelen tardar meses mientras su  gobierno autónomo las concede o no, con un elevado sufrimiento para miles de personas. Desde su ayuntamiento pueden adelantar esta renta mientras no llega la concesión, aumentar su importe si el autonómico le parece escaso, o complementarlo con otras medidas. Dedicarse a la inclusión de las personas y menos a multiplicar papeles.

Además de repetir las mismas subvenciones y cursillos para empleo o emprendimiento, puede apoyar la economía social local, donde hay iniciativas de todo tipo y emprendedores sociales con viabilidad garantizada.

Lo mismo pueden hacer con programas de lucha contra el fracaso escolar y de la juventud en riesgo de exclusión.

Gobernar es tomar decisiones

Es imprescindible fomentar la participación en todas sus formas: presupuestos, consejos de ONG, encuentros con personas en riesgo de pobreza y exclusión (no para la foto, con agenda compartida y compromisos)

esconder la cabeza,transparencia, pobreza,servicios sociales, corrupciónPero por mucha participación que promueva al final va a tener que tomar decisiones. Y hacerlo en una incertidumbre muy cercana a la inseguridad jurídica, de no saber si está cometiendo un delito. Lo descubrirá cuando ante un mismo hecho le adviertan lo contrario a lo que están haciendo en el ayuntamiento de al lado, o cuando un interventor, secretario o asesor jurídico tenga una mala noche y cambie su interpretación de la legalidad vigente…

Gobernar defendiendo lo público es algo más que una frase hecha cuando la prioridad es que las personas salgan de la pobreza y la exclusión y ello precisa si o si que se coordinen las areas de servicios sociales y empleo, por ejemplo. No importa si se llevan mal los concejales responsables o los técnicos en cada area. Resuelvalo, échelos o váyase.

Escuchar a los ciudadanos es imprescindible… si se actúa luego. En Compostela Pío y Paula, los padres de una niña con movilidad reducida, denunciaron al Valedor do Pobo unas calles inaccesibles y la respuesta del técnico municipal fue que “carecen de la formación adecuada para evaluar una obra municipal”, o que las obras realizadas son válidas con la legislación vigente, aún reconociendo que en el 2019 habrá que volver a gastar porque ya no lo serán. Gobernar puede implicar abrir un expediente y despedir a este tipo de “servidores públicos”

No eres tú. Es tu dinero

El Rey está desnudo,Transparencia,pobreza, corrupciónDisculpa el tuteo, pero de verdad, pocas personas resultan más patéticas que un imbécil gestionando un presupuesto (o con el síndrome Dunning Kruger). No por casualidad, la vanidad es el pecado favorito del demonio, también lo es en la política, la rendija por la que empieza a colarse la corrupción.

La mayoría de los piropos que ha recibido desde que ganó las elecciones son una mera acción comercial. Le quieren y le darán la razón por su dinero. No es usted un líder carismático al que las masas han aclamado para este puesto. No pretenda ser la libertad guiando al pueblo ni nos regale sus ideas como si fueran la verdad revelada, menos aún a personas que han visto pasar a muchos cadáveres políticos antes que usted.

Tiene todo por demostrar, y actuar con humildad, sin prepotencia ni prejuicios es un buen comienzo. Escuchando y buscando aliados (que no tienen porque coincidir con su ideología) y aprendiendo a distinguir a las personas y ONG que ni gritan ni hacen soflamas y si intentan realizar propuestas leales y crítica constructiva.

13.700.000 personas en pobreza y exclusión. Su reto es asegurar que en 2019 sean muchas menos. No su reelección.

Si es honrado,claro.

@xosecuns

Corrupción,Mortadelo,transparencia,Barcenas,Roldán,

20 años no son nada…

Administración, Cláusulas sociales, Consumo responsable, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Impuestos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

En serio: ¿Se compromete con las personas, candidata?

26 de abril de 2015 a las 17:27

Doña/ D………………, candidata/o por …………….. en las elecciones municipales del 24  Mayo de 2015 al ayuntamiento de 

Me comprometo, si soy elegido, a tener como principal prioridad la mejora de la calidad de vida y la dignidad de las personas de mi ayuntamiento al que represento y defiendo, especialmente aquellas en una situación de pobreza o exclusión social. Impulsaré para eso un Pacto contra la Pobreza y por la Inclusión Social en el que se contemplará como mínimo, lo siguiente:

1. Al final de 2016, reducir por lo menos en un 15% el total de personas que en mi ayuntamiento se encuentran en situación o riesgo de pobreza y exclusión. Apostando por la inclusión activa y dedicando a la partida de Actuaciones de protección y promoción social un mínimo de 110 euros habitante / año (media ayuntamientos y diputaciones gallegas en el 2013).

2. Si, al final del 2016, no se alcanzaran las dos metas anteriores, presentaré mi dimisión.

Estos son los dos primeros de los quince que integran el documento base de la campaña  “Ayuntamientos al servicio de las personas” que desde EAPN Galicia- Rede Galega contra a pobreza se está presentando a las candidaturas a las próximas elecciones municipales y a quienes se les da la opción de firmarlo íntegra o parcialmente y con las observaciones que crean oportunas.

El documento íntegro, por si quieren pasárselo a los candidatos a su municipio es este: Ayuntamientos al Servicio de las personas. Compromisos

Una campaña que está teniendo un creciente impacto en muchos ayuntamientos, convirtiendo la pobreza y la exclusión en una prioridad de la campaña electoral, incomodando y obligando a “mojarse” a muchos candidatos.  Si no son gallegos, sigan leyendo, verán lo fácil que resulta montar una campaña semejante en su municipio o comunidad autónoma.

Con buen criterio, la clave de esta campaña es la imparcialidad.  Tanto en la difusión de datos oficiales y propuestas sensatas como con la opinión o comentarios de los candidatos. No se interpretan ni valoran, sólo se publican.  Es a medios de comunicación, candidatos y a ciudadanos a quienes nos piden que los interpretemos y actuemos en consecuencia. Así que a título personal me pongo a hacerlo.

Propuestas electorales para una emergencia social

Los ayuntamientos son la administración pública en la que más se percibe el sufrimiento de las 12.866.430 personas en España (27,3% de la población) y los 672.123 gallegos y gallegas (24,3%) que malviven en la pobreza o en la exclusión social y a cuya gran mayoría se les niega el derecho a una vida digna y a una verdadera auténtica inclusión social y laboral.

En cada proceso electoral, es una tradición que muchas ONG y sobre todo las plataformas y redes en las que suelen estar integradas, presenten documentos de propuestas a los diversos partidos y candidaturas, quienes agradecen gentiles este detalle y suelen comprometerse a incluirlas en su programa electoral y a veces hasta a cumplirlas.

Realizar estos documentos supone un notable esfuerzo de elaboración, sensatez y síntesis. Compruébenlo con cualquiera de estos que cualquier candidato solvente debería haber leído ya:

El Pacto contra la Pobreza (EAPN España),

Propuestas Coordinadora Galega ONG de Desarrollo,

Propuestas derechos de las personas con discapacidad (CERMI),

Decálogo Propuestas electorales en materia social e inclusión (Plataforma Tercer Sector)

Pero con 12.866.430 personas malviviendo, los paripés y las palabras ya no son suficientes. No sirven en las próximas elecciones buenas intenciones, promesas etéreas o echarse la culpa entre administraciones. Son imprescindibles compromisos firmes y concretos y resultados urgentes en la mejora de la calidad de vida de las personas.

Con nuestra dignidad no se juega. Las palabras ya no son suficientes.

La buena noticia es que ya no lo dicen sólo ONG coherentes, sino que muchas personas en pobreza o exclusión participan, se movilizan y exigen y demuestran que su opinión cuenta.  Como denunciaba hace unos meses Javier Pérez, “¡con nuestra dignidad no se juega!“.

Y se juega con su dignidad cuando dentro de un ayuntamiento políticos o funcionarios de las áreas de Empleo, Servicios Sociales o Educación no se coordinan o se pelean. Cuando hay diferencias brutales de presupuesto y medidas entre su ayuntamiento y los de al lado. Cuando de facto no hay la más mínima coordinación entre ayuntamientos limítrofes, con su diputación o con su gobierno autónomo y esto provoca que los presupuestos públicos se dediquen más a gestionar papeles que a facilitar la vida de las personas (con la gestión de la RISGA, por ejemplo)

Se juega con su dignidad cuando se pretende aparentar que se solucionan problemas con espasmos presupuestarios: medidas puntuales o subvenciones graciables que apenas duran unos meses y que son un fracaso asegurado si no están integradas en planes de inclusión a medio y largo plazo, cuando no una puerta a la corrupción como ha ocurrido con múltiples cursos de formación para el empleo.

Pero sobre todo es indigno cuando se les intenta degradar o culpabilizar por su situación. Cuando se les trata como ganado electoral y se les convoca públicamente a entregarles alimentos, vales o tarjetas en plazas o a la puerta de los ayuntamientos o se las deja irresponsablemente en manos de iniciativas asistencialistas  mientras se desesperan esperando meses a que las reciba un profesional de los servicios sociales municipales (propio o de ONG reconocidas) que deberían acompañarlas en su lucha por salir de la pobreza.

Bendita transparencia. ¿Cuanto invierte su ayuntamiento en Protección y promoción social?

La campaña incluye datos oficiales de provincias, diputaciones y de cada ayuntamiento gallego que se pueden consultar en la web de la campaña. Pobreza y exclusión (AROPE) por provinciaareas territoriales o las siete grandes ciudades gallegas.  Paro ocupación o actividad. Incluso el nivel de transparencia para los 1oo principales ayuntamientos españoles según Transparencia Internacional.

Pero lo novedoso es que por fin tenemos datos detallados de liquidación presupuestaria (es decir, lo que realmente se ha gastado) de la mayoría de ayuntamientos españoles.  Sólo tienen que ir al buscador del Ministerio de Hacienda,  seleccionar su CCAA y presupuestos liquidados 2013. En la última pestaña de una tabla de Excel gigantesca (con el nombre de la comunidad autónoma seleccionada) tienen una tabla resumen por ayuntamientos/diputaciones y partidas, incluyendo la de Protección e Promoción Social, que incluye subpartidas como Empleo o Servicios Sociales.

Lo tienen mucho más fácil si entran en esta maravilla de página de Europa Press en la que pueden consultar los principales datos para cada municipio (total y por habitante). Hasta hace un mapa para cada provincia.

Empecemos con las sorpresas e ideas para las preguntas a los candidatos a su ayuntamiento.  Si en Galicia en el 2013, como promedio los ayuntamientos y diputaciones invirtieron por persona 109,10 euros: ¿No deberían avergonzarse un poco en Pontevedra, Santiago o Vigo?.

Al final les dejo varias tablas con datos por provincia o los ayuntamientos gallegos mayores de 15000 habitantes. Y aquí al lado una que he hecho en unos minutos con las capitales de Castilla y Leon, por si se animan a hacer otra en su comunidad autónoma. ¿No deberían avergonzarse un poco en Valladolid, Burgos o Zamora?

Pero volvamos a Galicia para acabar. Con algunas preguntas incómodas tras ver lo que se invierte en protección social por persona:

¿Qué Partido Popular se presenta a estas elecciones? El de Nogueira de Ramuín (279€), Vedra (196,7€) o Arteixo (123,7€) o el de Santiago (55,9€), Redondela (39,8€) o Nigrán (27,5€)

¿Qué PSdeG-PSOE se presenta a estas elecciones? El de Castroverde (161,4€), Lugo (157,2€) o Viveiro (147,8€) o el de Culleredo (73,7€), Betanzos (67,2€) o Brión (50,1€)

¿Qué BNG se presenta a estas elecciones? El de Arzúa (132,1€) o Ribadeo (74,9€) o el de Carballo (46,8€) o Allariz (47,7€)

¿Sirven para algo las diputaciones? La de Ourense (10,6€) parece que no. Lugo (24,8€), A Coruña (23,1€) y Pontevedra (17,5€)

¿Se compromete con las personas, candidat@?… Demúestrelo

@xosecuns

 

Administración, Campañas, Cláusulas sociales, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Viva la Confederación Española de Derechos Sociales Autónomos!

29 de marzo de 2015 a las 15:22

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” 

Artículo 14. Constitución Española

Discúlpenme. Pero ni en sueños.

 

El 27,3% de la población española está en pobreza o exclusión. 12.866.431 personas sin un estado que las defienda.

La última de las 10 claves que describen este fracaso colectivo es decisiva: España es un país desestructurado en donde la desigualdad entre Comunidades Autónomas es brutal, tanto en datos objetivos como en el compromiso y presupuesto de cada gobierno autónomo en combatirla.

Una obscena lotería social en donde la posibilidad de que un ciudadano tenga una vida digna depende de la comunidad autónoma o el ayuntamiento en el que nace o vive.

En un estado con escaso gasto social (apenas 6.026 euros por habitante, frente a los 8500 euros de media de los países de la zona euro (Eurostat 2012).

Que beneficia sobre todo a los más ricos, como acaba de echarnos en cara la OCDE. 

En donde Comunidades y ayuntamientos han recortado 2.200 millones en servicios sociales desde el 2011.

Y con un sistema de servicios sociales más pensado en expulsar a las personas del sistema que en que salgan de la pobreza, como dice Miguel Laparra.

Comprueben en los gráficos si viven en una comunidad en la que les ha tocado el gordo o la pedrea de los derechos sociales. Comenzando por el de la población en situación de pobreza o exclusión (AROPE) del informe El Estado de la Pobreza de EAPN España.

Pobreza infantil

En La infancia en España 2014, UNICEF nos dice que un 32,6% de nuestros niños y niñas están en riesgo de pobreza o exclusión. La inversión global en infancia ha disminuido en 730€ por niño entre 2007 y 2013 . En  “La infancia en sus presupuestos” nos indican la inversión por niño en cada comunidad. Cuanto más claro el color azul, menos presupuesto.

¿Qué delito han cometido los niños y las niñas en Murcia, Madrid, Cantabria o Navarra para que se les castigue así?

Desigualdad

Fuente:ECV/Informe Foessa 2014

No es decente hablar de causas y soluciones a la pobreza sin hacerlo también de riqueza y desigualdad. Es asombroso el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres: 7 de cada 10 personas viven en países donde la brecha es mayor hoy de lo que lo era hace 30 años.

También y a gran velocidad en España, donde en 2013 y según EUROSTAT ya éramos el séptimo país europeo en desigualdad (y no es un brote verde que en 2012 fuéramos el segundo tras Letonia). Entre 2008 y 2012 según el Informe sobre exclusión y desarrollo social de Caritas España, el Indice de Gini que mide la desigualdad creció nada menos que 8,64 puntos.

Pero la sorpresa surge al mirar este crecimiento por Comunidades Autónomas. ¿Qué culpa tienen las personas en Castilla-La Mancha, Andalucía o Canarias? ¿Dónde estaban mirando los gobiernos de Asturias, Cantabria o Aragón mientras la desigualdad se desbocaba? 

Servicios sociales. ¿A quién le importa?

Porque esta es la pregunta: ¿Qué gobiernos autónomos actúan con decisión ante la pobreza y la exclusión en la que vive una gran parte de las personas a las que dicen defender?. Lo resume bien este mapa del Indice DEC que elabora cada año la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. En el Indice del 2013 les daba el pésame si tenían la mala suerte de vivir en Canarias, Madrid, Murcia o en el infierno de Valencia. En el 2014 hay que dárselo también a miles de andaluzas y gallegas.

La misma asociación detalla la canallada del desmantelamiento de la Ley de Dependencia. Además de demostrar como el estado central ha dejado a su suerte a las CCAA recortando 1400 millones de euros de su presupuesto, en 28 imágenes describen a qué gobiernos les importa. ¿A qué les van sonando las CCAA que están en último lugar?

Rentas mínimas. ¿Euskadi es ciencia ficción?

En donde peor lo están pasando es en los casi 1.800.000 hogares en la que las nadie tiene empleo pero especialmente en los 742.900 que no disponen de ningún tipo de ingreso familiar y que están prácticamente en la indigencia.

El último recurso para que estas familias puedan satisfacer sus necesidades básicas está en muchos casos en los diferentes sistemas de las llamadas rentas mínimas que tienen las comunidades autónomas. Es decir, percibir un mínimo ingreso para quien no puede trabajar o acceder a un trabajo decente mientras, en teoría, se les acompaña hasta que puedan salir de esta situación.

Un completo desastre. Muy lejos de lo que debería ser un derecho subjetivo en todo el territorio y muy cerca de jugar con la dignidad de estas personas, como denunciaba hace poco Javier Pérez, una de ellas.

Lo demuestra el Informe sobre los Sistemas de Rentas Mínimas de EAPN España: complejo, incoherente, fracturado y sobre todo injusto según donde la comunidad autónoma en la que se viva, cuando no una excusa más para culpabilizar a sus perceptores.

Los datos oficiales reflejan un desprecio flagrante a miles de personas. Quédense en esta tabla con la columna “Tasa 2013 de personas perceptoras por cada mil habitantes”: 0,59 en la depravada Castilla La Mancha frente a los 34 de Euskadi.

No hace falta viajar a lejanos países nórdicos para encontrar ejemplos positivos de política social. No es ciencia ficción como algunas veces he escuchado en responsables de otros gobiernos autonómicos. Es una simple cuestión de prioridad política.

¿Gobernar o jugar al ping pong?

Sobran los ejemplos: Save the Children lo acaba de denunciar en inversión educativa en su informe “Iluminando el futuro“, la Red Jóvenes e Inclusión reclama un modelo común e integral para la inclusión social de los jóvenes. La extrema dispersión de la llamada cooperación al desarrollo descentralizada fue una de las claves del estallido de la burbuja solidaria.

Ante esta ausencia clamorosa de coordinación y liderazgo, la respuesta política normalmente aburre. O bien es un ping pong en la que la culpa es del otro, o bien una liguilla cutre en la que oposición y gobierno de cada comunidad denuncian o celebran para la galería el último ranking publicado. Y mientras las profesionales en la administración pública o en las ONG dedicadas a rellenar formularios y surfear en montañas de legislación dispersa y contradictoria.

No voy a cuestionar la organización territorial del estado. Tampoco meterme en un debate sobre banderas, patrias o naciones “unas grandes y libres” . Está bien para comentar en una cafetería y entre el 34% de los que llegamos sin problemas a fin de mes, pero de poco sirve si la prioridad es mejorar YA la calidad de vida de 12.866.431 personas.

Quizá la Administración General del Estado debería volver de sus vacaciones y centrarse en garantizar la igualdad de derechos para todo el territorio, estableciendo un mínimo común para todas las comunidades autónomas. Coordinando y liderando y contando con la colaboración de los gobiernos autónomos, gobernados la mayoría por los mismos partidos.

No digo imponer ni invadir competencias, aunque a la vista del calamitoso maltrato al que comunidades como Murcia, Canarias, Valencia o Castilla-La Mancha están sometiendo a miles de sus ciudadanos, me pregunto si sus gobiernos autónomos están capacitados para seguir gestionando la competencia de sus servicios sociales.

Anímense. Algo avanzamos

La Comisión Europea, uno de nuestros mejores aliados, en su Country Report sobre España al hablar de política social (páginas 62 a 67) nos describe a la perfección: “las competencias en los regímenes de ayuda a la renta y sus prestaciones se distribuyen entre instituciones y niveles de Administración muy diversos, y faltan criterios unificadores y una base de datos nacional” .

De hecho se está avanzando en una directiva para crear una Renta Mínima europea, de obligado cumplimiento en los países miembros.

Los empresarios saben de sobra de lo que estoy hablando, llevan lustros reclamando unidad de mercado.

En el Plan Nacional de Inclusión Social 2013-2016 se incluyen medidas como la 62: Aprobar una Ley de reordenación integral de las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social.  El Fondo estatal de lucha contra la pobreza infantil, aunque con sus ínfimos 32 millones de euros de presupuesto, supone un avance de coordinación con las CCAA.

Fíjense si es posible que los ayuntamientos de toda España y antes de junio de 2015 deben modificar sus ordenanzas para asegurar que la tarjeta de estacionamiento de las personas con discapacidad es válida en todas las comunidades autónomas. Pues no, hasta ahora no lo era.

¿Y dentro de cada Comunidad Autónoma?

Pues igual o peor.  Si viven en Galicia, les recomiendo que entren en #Pobreza24M: Ayuntamientos al servicio de las personas y consulten lo que en el 2013 invirtió su ayuntamiento en servicios sociales. La media de todos ellos y las diputaciones fue de 109 euros por habitante y año.

Pregunten a sus candidatos, pregunten…

@xosecuns

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas, Servicios sociales, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Desprecia la izquierda a las ONG que luchan contra la pobreza?

24 de febrero de 2015 a las 10:47

@ruiztaboada

Si, reconozco que la pregunta del título es algo tramposa. Pero ya que han entrado, les propongo conocer el debate que en bastantes ONG se tiene sobre como consideran las diversas izquierdas la labor del llamado Tercer Sector (el que no es la administración o la empresa privada y que agrupa a entidades muy diversas ideologicamente pero unidas por su ausencia de ánimo de lucro).

Izquierdas, si. Entre distintos partidos y dentro de cada uno. Pero con una sensación de confusión que a veces desconcierta: Por un lado propuestas poco meditadas o de un rancio asistencialismo o con un dogma cansino sobre lo público en los servicios sociales, abandonar estrategias de inclusión en busca de titulares rápidos, etc. Y por otro iniciativas decididas e innovadoras de apostar por la sociedad civil en torno a objetivos de defensa clara de derechos sociales.

Como no tengo capacidad ni formación para plantear adecuadamente un debate sobre este tema, le he pedido a Luis Barreiro,  un experto al que ya conocen por su denuncia de la vuelta del asistencialismo, a que reflexione. No les va a dejar indiferentes.

¡Gracias, Luis!

 La izquierda, el Tercer Sector y los hijos de Rousseau

Si cuando delibera el pueblo suficientemente informado, no tuviesen los ciudadanos ninguna comunicación entre sí, del gran número de pequeñas diferencias resultaría siempre la voluntad general, y la deliberación sería siempre buena. Pero cuando se forman intrigas, asociaciones parciales a expensas de la grande, la voluntad de cada una de estas asociaciones se vuelve general con relación a sus miembros, y particularmente con relación al Estado. Se puede decir entonces que ya no hay tantos votantes como hombres, sino solamente tantos como asociaciones.”

Jean-Jacques Rousseau: El contrato social

En coherencia con ese planteamiento, Rousseau propondrá la desaparición de cualquier organización intermedia entre el estado y el individuo. Si, Rousseau no era precisamente un amigo del Tercer Sector y esta absolutización del estado engendró ciertos monstruos en el siglo XX. ¿Es esta la postura actual de la izquierda en España?

¿Dónde estabais en el 78?

El concepto de izquierda y derecha surge en la Asamblea Nacional Constituyente francesa y será esta primera izquierda la que establecerá la supresión de los gremios y la abolición de cualquier otra asociación de trabajadores por la ley Le Chapelier (1791), en virtud de la “igualdad” de todos ante la ley y de la “libertad” del liberalismo. En fin, que la izquierda nada más nacer proscribe al Tercer Sector. Empezamos nuestra relación con un desencuentro.

Cuando en 1978 suena la hora de la democracia en España en la Constitución se destacan organizaciones casi inexistentes entonces como las de consumidores y usuarios, pero ni una palabra del Tercer Sector de Acción Social. Puede que el minifundismo del sector junto a la pretendida y engañosa “apoliticidad” de algunas entidades provocasen que el sector no se constitucionalizase, pero así fueron las cosas: sindicatos y Colegios Profesionales ocuparon su espacio por derecho propio. El Tercer Sector no y eso que este concepto comienza a ser manejado desde 1973 por Levitt y Etzioni en su obra “The Third Sector–New Tactics for A Responsive Society

Puede que ésta fuese una de las causas de que en parte del sector se instalase un acentuado complejo de inferioridad que lleva a decir sandeces como: “¡Ojalá podamos desaparecer porque el estado cubra todas las necesidades!” Quién piense así quizá debería disolverse ya.

En esta situación de desprotección legal (los próceres de la patria tardarían aún ¡24 años! en aprobar la Ley Orgánica de Asociaciones), la izquierda asumió como propios los principios de Rousseau y estableció una dicotomía público-privado meramente conceptual y en absoluto operativa de la que buena parte del espectro político sigue nutriéndose.

¡Dejadme sola!

Para buena parte de la izquierda española el Tercer Sector comienza percibiéndose como una realidad provisional, que tiene su razón de ser sólo mientras el Estado no alcance a completar todas sus funciones. Se trata, desde esta visión estatalista, de un fenómeno inútil, si no contraproducente. ¿Nunca han oído eso de “en esta situación de crisis sois muy necesarios”?  ¿Qué pasa…luego no?

En una segunda fase, dadas las dimensiones alcanzadas por el fenómeno, y la imposibilidad de ignorarlo, el nuevo modelo se caracterizará por su decisión de sujetar al Sector a la Ley y a la política para convertirlo en un instrumento de las políticas públicas de la Administración, que a cambio de la concesión de subvenciones, esperan la aceptación por parte de las organizaciones de su carácter meramente instrumental.

Son los partidos políticos quienes poseen la exclusividad en la organización democrática, mientras que el Tercer Sector pertenece a la esfera privada de los intereses y demandas particulares. Al igual que los toreros la izquierda clama: “¡Dejadme sola! No os necesito, yo haré mis programas sobre las realidades sociales en las que trabajáis. No preciso escucharos para saber que precisa esta sociedad

Se cuenta de cierto líder del PSOE que, en referencia a la reforma de los servicios sociales, abrió su charla en un seminario sobre planificación social aproximadamente con estas palabras: “Acabo de tener una reunión con representantes de Cáritas, Cruz Roja y otras organizaciones privadas para explicarles el plan que estamos elaborando. Ya no será necesaria vuestra actuación”. De nuevo nada entre el Estado y el individuo. Rousseau sigue cabalgando.

Privatizando a Maslow

En los últimos tiempos la izquierda se ha enfrentado dialécticamente a las políticas privatizadoras de la derecha en ámbitos que entiende fundamentales del estado de Bienestar como la educación o la sanidad… pero sorprendentemente aplaude con entusiasmo la privatización de la mera subsistencia.

Se defienden las competencias públicas en las escalas superiores de la pirámide de necesidades de Maslow pero se renuncia a toda presencia de ese mismo estado en las necesidades primarias de los ciudadanos: “La Gran Recogida de Alimentos” ha sido apadrinada por personalidades de la cultura vinculadas a la izquierda y no conozco pronunciamientos de los partidos de ese espectro ideológico que cuestionen está privatización masiva de lo social. Que la derecha lo aplauda parece corresponderse con sus postulados políticos y su visión de la sociedad, pero: ¿Dónde está la izquierda? ¿En serio no puede plantar un modelo social alternativo?

¿Soy yo o algo de esto está pasando?

Claus Offe en “Las contradicciones de la sociedad capitalista”, vaticinaba en 1982 la posibilidad de “una desintegración del partido político como la forma dominante de la representación democrática de las masas”. Para Offe, las formas de participación política de la sociedad civil, canalizadas a través de los tradicionales sistemas de partidos, habrían “agotado su eficacia para reconciliar el capitalismo con la política de masas” lo que derivaría “en el declive del sistema de partidos que dé paso a que surjan prácticas menos encorsetadas y reguladas de participación y conflicto político” ¿A alguien le suena la profecía del amigo Claus con realidades del presente?

El socialdemócrata Peter Glotz, en su “Manifiesto para una nueva izquierda europea” constata que “la izquierda debe poner en pie una coalición que apele a la solidaridad del mayor número posible de fuertes con los débiles”. Para la consecución de tal logro parece que la solución no puede venir de la mera reforma interna de los partidos, sino que tiene que pasar por el desapoderamiento de estos y la progresiva recuperación por parte de la sociedad de alguna de las tareas que se habían delegado en ellos.

En el siglo XXI Rousseau tiene poca cabida.

Rousseau argumentó la necesidad de que los niños sean educados por el Estado y de prescindir de toda interferencia de instancias intermedias… incluida la familia. Ya Voltaire le acusó de haber abandonado a sus 5 bebés en un orfanato (claro ejemplo de aplicación estricta de sus principios).

Los hijos de Rousseau fueron abandonados a una muerte segura y parece que parte de la izquierda se empeña en seguir sus pasos. A lo mejor es momento de dejar de seguir los pasos de papá Rousseau y caminar solos.

Luis Barreiro

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Impuestos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves sobre la pobreza en España. ¿Un país fracasado?

10 de febrero de 2015 a las 13:09

12.866.431 personas sin un estado que las defienda

En 2013,el 27,3 % de la población española, 12.866.431 personas, estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión (en el gráfico los datos de Base 2013)

1.320.216 personas más que en el 2009, el año en el que con el resto de países de la Unión Europea nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en el 2020 España reduciría en 1.400.000 personas este número bochornoso, 2o millones menos en toda la UE.

EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza, presenta hoy  EL ESTADO DE LA POBREZA._SEGUIMIENTO_DEL_AROPE_2013, un completo informe coordinado por Juan Carlos LLano en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas,  el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia 2020 basado en el indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion- Riesgo de pobreza y exclusión social).

Como les explicaba en detalle en este pequeño diccionario, este indicador es la agregación (evidentemente sin repetirse) de las personas incluídas en estos tres conceptos: Pobreza (en 2014 ingresar menos de 8114,2 €), privación material severa e intensidad laboral en el hogar.

No se confíen. No hay brotes verdes

Entre 2012 y 2013 la tasa AROPE apenas ha variado (del 27,2 al 27,3%) debido a una importante reducción de la Tasa de pobreza. Pero no se debe a la mejora de las condiciones de vida de la población, sino a un mero efecto estadístico: casi tod@s somos un poco más pobres, y los que más lo eran, la población inmigrante, se están marchando.

Los (y sobre todo las) mayores de 65 años mejoran. Triste consuelo

Mientras la mayoría de la población se está empobreciendo, el grupo de mayores de 65 años, cuyas pensiones prácticamente no se han modificado en el periodo, ha reducido su tasa AROPE en 10 puntos porcentuales y su Tasa de pobreza en 11 puntos. Esto explica en parte que por primera vez haya más hombres que mujeres en esta situación.

Sin futuro para niños, niñas y jóvenes

Abrumador. El grupo de personas entre 16 y 29 años tiene en 2013 la tasa más elevada (33%) de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Le siguen los menores de 16 años con un 31,9%, pero que llega a un insoportable 47,6% si viven en un hogar monoparental (1 adulto con 1 o más niños dependientes)

La misma pobreza. Más privaciones. Mucho menos empleo

La pobreza, que aporta sola o junto a los otros componentes el 75% del peso del indicador, se ha mantenido porcentualmente constante durante los años de la crisis. Y ya venía de antes, porque en nuestros mejores años apenas bajó del 19% .

La privación material severa ha crecido un 38% desde 2009, del 4,5% al 6,2%. Con datos como que las personas que no tienen capacidad para alimentarse con carne, pollo o pescado al menos una vez cada dos días se ha incrementado en un 66%.

El desempleo es la mayor fábrica de pobreza y exclusión. La población que vive en hogares con baja intensidad de empleo se ha más que doblado desde 2009 y, alcanza, en 2013, al 15,7% de la población entre cero y 59 años, lo que, en términos cuantitativos, supone unos 5,7 millones de personas.

Tener trabajo ya no garantiza salir de la pobreza

En el año 2013 había un 11,7% de trabajadores en situación de pobreza, lo que viene a demostrar, una vez más, que no cualquier trabajo protege de la pobreza. Esta cuestión está muy relacionada con la evolución creciente de la jornada parcial que, para el último cuatrimestre de 2013, llega al 16,1% del total de ocupados.

Con matices. A mayor nivel formativo, menor tasa de pobreza. Un 25,1% para quienes han estudiado sólo Primaria o la segunda etapa de Secundaria. Un 8,5% para quienes tienen una educación superior.

Pobreza más severa. Riqueza más extrema

Aproximadamente 2,8 millones de personas (el 6,1% de la población) viven en pobreza severa, es decir sus ingresos son inferiores a 4.057 € al año (339 euros al mes). 800.000 personas más que en 2009

Y mientras tanto, la renta del 20 % más rico es, actualmente, algo más de seis veces superior a la renta de 20 % más pobre. O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 13 veces superior a la renta conjunta del 10% más pobre. España ocupa el quinto lugar en la lista de los países europeos más desiguales, sólo superada por Bulgaria, Grecia, Rumanía y Letonia.

Una clase media en decadencia

El aumento de la desigualdad ocurrido en los años de crisis puede reconocerse también en la reducción de la clase media. El 67% de las personas tiene dificultades para llegar a fin de mes. Además, casi una de cada cinco personas lo hace con muchas dificultades.

Si consideramos como clase media al grupo compuesto por personas que ganan entre 12.000 € y 60.000 €, la reducción de tramos en el IRPF se ha dado en nada menos que 638.000 declaraciones

Un país desestructurado. Desigualdad brutal entre Comunidades Autónomas.

Si nos atrevemos a comparar los datos de pobreza y exclusión entre las diferentes Comunidades autónomas, España no merece llamarse país.  Un avance de futuros posts por si les sirven para decidir su voto: La tasa de pobreza y/o exclusión social mantiene diferencias de más de 24 puntos porcentuales entre algunas regiones. Navarra, País Vasco y Aragón tienen tasas inferiores al 20 %, y Canarias, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, mantienen tasas entre el 35% y el 39%.

¿Renunciamos a nuestro futuro?

La conclusión final del Informe no puede ser más clara: “El aumento de la desigualdad que muestran todos los indicadores hasta el año 2012, revela que la crisis ha golpeado con mayor dureza a la clase media y a los grupos sociales más desfavorecidos y explicita también la debilidad de las políticas sociales implementadas.

Por otra parte, en este momento, en que los indicadores parecen anunciar que se acerca el fin de la crisis, es importante recordar que los resultados económicos en los años de crecimiento no se trasladaron a los grupos más desfavorecidos de la sociedad, lo cual, de no mediar actuaciones de redistribución decididas, puede repetirse y consolidar para el futuro la pérdida de bienestar causada por la crisis

@xosecuns

#EstadoDePobreza

Informe completo y resumen y nota de prensa

Administración, Adultos mayores, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Unión Europea
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Non pidan calma en Traballo Social

18 de noviembre de 2014 a las 23:59

Hai profesións vocacionais. A de traballadora social (ainda que algún home tamén hai) é sen dúbida unha delas.  E cando unha profesión se sinte como propia, como unha causa que defender, non é nada difícil disfrutar coa súa profesionalidade e coherencia.

Quizais porque cada dia coñezo mais traballadoras sociais, o compromiso e a loita de moitas delas, o meu respecto por esta profesión non deixa de crecer. Da súa loita xa ouviron falar hai dous anos, cando nos presentaron a marea naranxa e berraban: Non deixaremos a ninguén atrás!. E no seu día, o 18 de marzo poidemos disfrutar co compromiso de Noelia Pereira, Patricia Balado, Ariadna Lopez, Aida Souto e Estefanía Dapena, catro alumnas de Traballo Social e de Lorena Añón, a súa profesora, cando falaban de pasar da xente ás persoas.

Hoxe teño a honra, e non será a primeira vez, de deixalos con Marta Capeáns, a presidenta do Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia.

Moitas grazas, Marta!

Servizos Sociais: Existen?

Hai uns días, representantes do Colexio Oficial de Traballo Social fumos falar ante a Confederación Galega de Asociacións de Veciños a Pontevedra sobre o que, tentando botarlle un algo de sentido do humor damos en chamar… “nuestro libro”: Servizos Sociais. Existen…?

E cando un vai falar do seu, do que lle gusta, do que lle preocupa, do que lle motiva, da política que, “de verdad de la buena” lle gusta falar, da Social con maiúsculas… pode falar corenta minutos sen descanso, ou toda a tarde si é preciso.

Porque si, porque OS SERVIZOS SOCIAIS EXISTEN, e porque non consentiremos, sen loitar, que deixen de exisitir. E por suposto, sin que, polo menos, nos fagamos escoitar.

É isto forma parte da política estratéxica, que din as grandes empresas, que debe existir no noso humilde Colexio Profesional.

E sí, molestamos! Claro que molestamos!!

E despois chegamos ao despacho dalgún cargo político, ou te chaman por teléfono e preguntan con tono de sorpresa: Pero mira: qué te pasa? E a resposta é simple: ” Levántome, tomo café, encendo o ordenador para revisar a prensa… e automáticamente estou cabreada!

A resposta se amplía a unha frase que lle escoitei nun programa de “prime time” a unha compañeira traballadora social que falaba de recortes en dependencia. Fixémola propia e co seu permiso, que sei que o teño, seguirémola utilizando:

Seguiremos falando de recortes e de inxustizas en todos e cada un dos medios que nos queiran publicar porque “con educación e dicindo a verdade vaise a todas partes!”

E, efectivamente non perdemos a capacidade nin de cabrearnos nin de indignarnos, e non queremos nin deberíamos perdela. E a verdade é terrible e desoladora. E cabrea, cabrea moito !

Cabrea ver inxustizas sociais. Indigna e non se entende ver pobreza, e ver que nin siquera supón unha molestia aos gobernantes. E aínda peor, molesta pensar que unha sociedade “teóricamente desenvolvida” consinte e faise cómplice de forma tácita do feito de que non se interveña, e de que non se adiquen todos os esforzos posibles en erradicala.

Porque non falamos de ningún imposible. Non falamos de reparto de bens “a lo loco”, e sen ter en conta o esforzo ou o tesón (físico ou mediante impostos) que se nos esixe constantemente.

Falamos de intervir en todas aquelas persoas, familias, que hai nada eran a común clase media: uns proxenitores con traballo, que criaban aos seus fillos e fillas, e coidaban aos seus maiores na medida en que o tempo llo permitía. Simplemente iso. E agora non poden. E non poden porque xa non teñen traballo, un, ou os dous. Si algún conseguiu remontar o vó tras o pau da chamada crise dos mercados, tal vez esté desempeñando o seu traballo de sempre, ese que sabe facer tan ben, pola metade de salario, ou pola metade de horas…

Esas persoas que agora pasamos a denominar “en risco de exclusión”.  E que realmente o están!

E o están porque unha situación de PASIVIDADE ADMINISTRATIVA na loita contra a pobreza está a excluílas de todo o que hai dous días, como quen dí, podían facer: vacacións, comprar aquela roupa que vin e me gusta e me viría ben, acender máis tempo a calefacción, que xa baixaron moito as temperaturas, etc.

Porque o obxectivo de chegar a fin de mes é ás veces unha odisea que parece inalcanzable. Pero contratodo prognóstico, o consiguen. Con esforzo, si! Con moito moito esforzo.

E alí estábamos: falando de Servizos Sociais que sí existen, pero agora existen menos, e chegan a pouco! Falando de pobreza, de exclusión, de recortes, e da RISGA (Renda de Inclusión Social Galega) que, non sabemos si hai empeño en que deixe de existir, ou a firme crenza de que se “regalan cartos a mans cheas e … a destajo”.

E non. Os dereitos non se poden nin se deben regalar. Ninguén se vai enriquecer por ser usuario de RISGA, e por percibir unha pequena prestación que, por dereito insisto, témola merecida todas e todos, para evitar sermos pobres. Nunca coñecín a ninguén nesa circunstancia, e isto das prestacións xa leva inventado un tempo.

E retrásanse! E denéganse! E ademáis faise con excusas ou argumentos (?) do máis inconsistentes, a saber:

 “Non hai cartos, a administración está pobre”

Miren non! Nin antes éramos tan ricos, nin agora tan pobres. As partidas orzamentarias móvense, segundo prioridades, e ao mellor o sector da banca, e o das empresas que xestionan as nosas (?) autopistas, non deben recibir tanta prestación… a favor de persoas que si o están a pasar realmente mal.

“E que está pagando unha factura de internet, que o vimos no seu estracto bancario. E se tiran os cartos niso… será porque os hai!”

Cómo? Qué non só piden documentación para asegurarse e garantir que ese beneficiario non ten ingresos, nin cartos agochados nalgunha conta bancaria? Pois non! Nos dín onde e como debemos gastar os nosos cartos. O que para a xente normal da rúa, e con dous dediños de frente consideramos un atentado á nosa intimidade, e a nosa dignidade. E estou segura de que, a vía xudicial pensaría igual.

E a pregunta é: alguén tentou dar de baixa unha liña de telefonía móbil ou de internet antes do prazo estipulado por contrato? A chamada “permanencia”? Eu si! E te atopas cun imposible aínda maior que dar de comer aos teus con 400 ou 500 euros, pagar a casa, as facturas, os libros e material escolar… e non morrer no intento.

Algún traballador/traballadora social se atreve a recomendarlle a un usuario ou usuaria que dé de baixa unha liña de internet, cando a meirande parte de opción de atopar un traballo están alí mesmamente (Infojobs, LinkedIn, axencias de colocación virtual …? ). Eu, non!

E vou máis alá: cando almorzo cada mañá co meu ordenador , e recordo… cabreándome pola corrupción, corruptela, caciques bós, contas no estranxeiro, arbolitos do Gaiás e tarxetas black… vexo o código do diccionario Larousse da miña pequecha alí pegado.

Mercamos un diccionario para aprender a usalo no cole, e a maiores te “regalaban” un código para poder utilizalo tamén, vía on line, na túa casa. Qué gran invento isto da tecnoloxía…Os que temos cativos sabémolo. Roubamos ideas para manualidades de imaxes de google, miramos mapas e nos movemos neles, e así os nosos fillos ven a nosa explicación moito antes, nos axuda nos traballos escolares, e ata temos un diccionario on line, que nos evita ter un tocho máis na casa…

A cuestión é: A miña filla sí e os fillos dos usuarios da RISGA non? Eles non estudan? Non fan traballos? Non poden ter diccionario on line?

E os seus país? Non van poder atopar traballo nunca? Vía on line… parece que non! Non teñen ese dereito! Queremos condealos tamén á exclusión dixital ?

Por qué?

Marta Capeáns

Administración, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net