Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Posts tagged ‘Mis impuestos’

En serio: ¿Se compromete con las personas, candidata?

26 de abril de 2015 a las 17:27

Doña/ D………………, candidata/o por …………….. en las elecciones municipales del 24  Mayo de 2015 al ayuntamiento de 

Me comprometo, si soy elegido, a tener como principal prioridad la mejora de la calidad de vida y la dignidad de las personas de mi ayuntamiento al que represento y defiendo, especialmente aquellas en una situación de pobreza o exclusión social. Impulsaré para eso un Pacto contra la Pobreza y por la Inclusión Social en el que se contemplará como mínimo, lo siguiente:

1. Al final de 2016, reducir por lo menos en un 15% el total de personas que en mi ayuntamiento se encuentran en situación o riesgo de pobreza y exclusión. Apostando por la inclusión activa y dedicando a la partida de Actuaciones de protección y promoción social un mínimo de 110 euros habitante / año (media ayuntamientos y diputaciones gallegas en el 2013).

2. Si, al final del 2016, no se alcanzaran las dos metas anteriores, presentaré mi dimisión.

Estos son los dos primeros de los quince que integran el documento base de la campaña  “Ayuntamientos al servicio de las personas” que desde EAPN Galicia- Rede Galega contra a pobreza se está presentando a las candidaturas a las próximas elecciones municipales y a quienes se les da la opción de firmarlo íntegra o parcialmente y con las observaciones que crean oportunas.

El documento íntegro, por si quieren pasárselo a los candidatos a su municipio es este: Ayuntamientos al Servicio de las personas. Compromisos

Una campaña que está teniendo un creciente impacto en muchos ayuntamientos, convirtiendo la pobreza y la exclusión en una prioridad de la campaña electoral, incomodando y obligando a “mojarse” a muchos candidatos.  Si no son gallegos, sigan leyendo, verán lo fácil que resulta montar una campaña semejante en su municipio o comunidad autónoma.

Con buen criterio, la clave de esta campaña es la imparcialidad.  Tanto en la difusión de datos oficiales y propuestas sensatas como con la opinión o comentarios de los candidatos. No se interpretan ni valoran, sólo se publican.  Es a medios de comunicación, candidatos y a ciudadanos a quienes nos piden que los interpretemos y actuemos en consecuencia. Así que a título personal me pongo a hacerlo.

Propuestas electorales para una emergencia social

Los ayuntamientos son la administración pública en la que más se percibe el sufrimiento de las 12.866.430 personas en España (27,3% de la población) y los 672.123 gallegos y gallegas (24,3%) que malviven en la pobreza o en la exclusión social y a cuya gran mayoría se les niega el derecho a una vida digna y a una verdadera auténtica inclusión social y laboral.

En cada proceso electoral, es una tradición que muchas ONG y sobre todo las plataformas y redes en las que suelen estar integradas, presenten documentos de propuestas a los diversos partidos y candidaturas, quienes agradecen gentiles este detalle y suelen comprometerse a incluirlas en su programa electoral y a veces hasta a cumplirlas.

Realizar estos documentos supone un notable esfuerzo de elaboración, sensatez y síntesis. Compruébenlo con cualquiera de estos que cualquier candidato solvente debería haber leído ya:

El Pacto contra la Pobreza (EAPN España),

Propuestas Coordinadora Galega ONG de Desarrollo,

Propuestas derechos de las personas con discapacidad (CERMI),

Decálogo Propuestas electorales en materia social e inclusión (Plataforma Tercer Sector)

Pero con 12.866.430 personas malviviendo, los paripés y las palabras ya no son suficientes. No sirven en las próximas elecciones buenas intenciones, promesas etéreas o echarse la culpa entre administraciones. Son imprescindibles compromisos firmes y concretos y resultados urgentes en la mejora de la calidad de vida de las personas.

Con nuestra dignidad no se juega. Las palabras ya no son suficientes.

La buena noticia es que ya no lo dicen sólo ONG coherentes, sino que muchas personas en pobreza o exclusión participan, se movilizan y exigen y demuestran que su opinión cuenta.  Como denunciaba hace unos meses Javier Pérez, “¡con nuestra dignidad no se juega!“.

Y se juega con su dignidad cuando dentro de un ayuntamiento políticos o funcionarios de las áreas de Empleo, Servicios Sociales o Educación no se coordinan o se pelean. Cuando hay diferencias brutales de presupuesto y medidas entre su ayuntamiento y los de al lado. Cuando de facto no hay la más mínima coordinación entre ayuntamientos limítrofes, con su diputación o con su gobierno autónomo y esto provoca que los presupuestos públicos se dediquen más a gestionar papeles que a facilitar la vida de las personas (con la gestión de la RISGA, por ejemplo)

Se juega con su dignidad cuando se pretende aparentar que se solucionan problemas con espasmos presupuestarios: medidas puntuales o subvenciones graciables que apenas duran unos meses y que son un fracaso asegurado si no están integradas en planes de inclusión a medio y largo plazo, cuando no una puerta a la corrupción como ha ocurrido con múltiples cursos de formación para el empleo.

Pero sobre todo es indigno cuando se les intenta degradar o culpabilizar por su situación. Cuando se les trata como ganado electoral y se les convoca públicamente a entregarles alimentos, vales o tarjetas en plazas o a la puerta de los ayuntamientos o se las deja irresponsablemente en manos de iniciativas asistencialistas  mientras se desesperan esperando meses a que las reciba un profesional de los servicios sociales municipales (propio o de ONG reconocidas) que deberían acompañarlas en su lucha por salir de la pobreza.

Bendita transparencia. ¿Cuanto invierte su ayuntamiento en Protección y promoción social?

La campaña incluye datos oficiales de provincias, diputaciones y de cada ayuntamiento gallego que se pueden consultar en la web de la campaña. Pobreza y exclusión (AROPE) por provinciaareas territoriales o las siete grandes ciudades gallegas.  Paro ocupación o actividad. Incluso el nivel de transparencia para los 1oo principales ayuntamientos españoles según Transparencia Internacional.

Pero lo novedoso es que por fin tenemos datos detallados de liquidación presupuestaria (es decir, lo que realmente se ha gastado) de la mayoría de ayuntamientos españoles.  Sólo tienen que ir al buscador del Ministerio de Hacienda,  seleccionar su CCAA y presupuestos liquidados 2013. En la última pestaña de una tabla de Excel gigantesca (con el nombre de la comunidad autónoma seleccionada) tienen una tabla resumen por ayuntamientos/diputaciones y partidas, incluyendo la de Protección e Promoción Social, que incluye subpartidas como Empleo o Servicios Sociales.

Lo tienen mucho más fácil si entran en esta maravilla de página de Europa Press en la que pueden consultar los principales datos para cada municipio (total y por habitante). Hasta hace un mapa para cada provincia.

Empecemos con las sorpresas e ideas para las preguntas a los candidatos a su ayuntamiento.  Si en Galicia en el 2013, como promedio los ayuntamientos y diputaciones invirtieron por persona 109,10 euros: ¿No deberían avergonzarse un poco en Pontevedra, Santiago o Vigo?.

Al final les dejo varias tablas con datos por provincia o los ayuntamientos gallegos mayores de 15000 habitantes. Y aquí al lado una que he hecho en unos minutos con las capitales de Castilla y Leon, por si se animan a hacer otra en su comunidad autónoma. ¿No deberían avergonzarse un poco en Valladolid, Burgos o Zamora?

Pero volvamos a Galicia para acabar. Con algunas preguntas incómodas tras ver lo que se invierte en protección social por persona:

¿Qué Partido Popular se presenta a estas elecciones? El de Nogueira de Ramuín (279€), Vedra (196,7€) o Arteixo (123,7€) o el de Santiago (55,9€), Redondela (39,8€) o Nigrán (27,5€)

¿Qué PSdeG-PSOE se presenta a estas elecciones? El de Castroverde (161,4€), Lugo (157,2€) o Viveiro (147,8€) o el de Culleredo (73,7€), Betanzos (67,2€) o Brión (50,1€)

¿Qué BNG se presenta a estas elecciones? El de Arzúa (132,1€) o Ribadeo (74,9€) o el de Carballo (46,8€) o Allariz (47,7€)

¿Sirven para algo las diputaciones? La de Ourense (10,6€) parece que no. Lugo (24,8€), A Coruña (23,1€) y Pontevedra (17,5€)

¿Se compromete con las personas, candidat@?… Demúestrelo

@xosecuns

 

Administración, Campañas, Cláusulas sociales, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Viva la Confederación Española de Derechos Sociales Autónomos!

29 de marzo de 2015 a las 15:22

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” 

Artículo 14. Constitución Española

Discúlpenme. Pero ni en sueños.

 

El 27,3% de la población española está en pobreza o exclusión. 12.866.431 personas sin un estado que las defienda.

La última de las 10 claves que describen este fracaso colectivo es decisiva: España es un país desestructurado en donde la desigualdad entre Comunidades Autónomas es brutal, tanto en datos objetivos como en el compromiso y presupuesto de cada gobierno autónomo en combatirla.

Una obscena lotería social en donde la posibilidad de que un ciudadano tenga una vida digna depende de la comunidad autónoma o el ayuntamiento en el que nace o vive.

En un estado con escaso gasto social (apenas 6.026 euros por habitante, frente a los 8500 euros de media de los países de la zona euro (Eurostat 2012).

Que beneficia sobre todo a los más ricos, como acaba de echarnos en cara la OCDE. 

En donde Comunidades y ayuntamientos han recortado 2.200 millones en servicios sociales desde el 2011.

Y con un sistema de servicios sociales más pensado en expulsar a las personas del sistema que en que salgan de la pobreza, como dice Miguel Laparra.

Comprueben en los gráficos si viven en una comunidad en la que les ha tocado el gordo o la pedrea de los derechos sociales. Comenzando por el de la población en situación de pobreza o exclusión (AROPE) del informe El Estado de la Pobreza de EAPN España.

Pobreza infantil

En La infancia en España 2014, UNICEF nos dice que un 32,6% de nuestros niños y niñas están en riesgo de pobreza o exclusión. La inversión global en infancia ha disminuido en 730€ por niño entre 2007 y 2013 . En  “La infancia en sus presupuestos” nos indican la inversión por niño en cada comunidad. Cuanto más claro el color azul, menos presupuesto.

¿Qué delito han cometido los niños y las niñas en Murcia, Madrid, Cantabria o Navarra para que se les castigue así?

Desigualdad

Fuente:ECV/Informe Foessa 2014

No es decente hablar de causas y soluciones a la pobreza sin hacerlo también de riqueza y desigualdad. Es asombroso el crecimiento de la brecha entre ricos y pobres: 7 de cada 10 personas viven en países donde la brecha es mayor hoy de lo que lo era hace 30 años.

También y a gran velocidad en España, donde en 2013 y según EUROSTAT ya éramos el séptimo país europeo en desigualdad (y no es un brote verde que en 2012 fuéramos el segundo tras Letonia). Entre 2008 y 2012 según el Informe sobre exclusión y desarrollo social de Caritas España, el Indice de Gini que mide la desigualdad creció nada menos que 8,64 puntos.

Pero la sorpresa surge al mirar este crecimiento por Comunidades Autónomas. ¿Qué culpa tienen las personas en Castilla-La Mancha, Andalucía o Canarias? ¿Dónde estaban mirando los gobiernos de Asturias, Cantabria o Aragón mientras la desigualdad se desbocaba? 

Servicios sociales. ¿A quién le importa?

Porque esta es la pregunta: ¿Qué gobiernos autónomos actúan con decisión ante la pobreza y la exclusión en la que vive una gran parte de las personas a las que dicen defender?. Lo resume bien este mapa del Indice DEC que elabora cada año la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. En el Indice del 2013 les daba el pésame si tenían la mala suerte de vivir en Canarias, Madrid, Murcia o en el infierno de Valencia. En el 2014 hay que dárselo también a miles de andaluzas y gallegas.

La misma asociación detalla la canallada del desmantelamiento de la Ley de Dependencia. Además de demostrar como el estado central ha dejado a su suerte a las CCAA recortando 1400 millones de euros de su presupuesto, en 28 imágenes describen a qué gobiernos les importa. ¿A qué les van sonando las CCAA que están en último lugar?

Rentas mínimas. ¿Euskadi es ciencia ficción?

En donde peor lo están pasando es en los casi 1.800.000 hogares en la que las nadie tiene empleo pero especialmente en los 742.900 que no disponen de ningún tipo de ingreso familiar y que están prácticamente en la indigencia.

El último recurso para que estas familias puedan satisfacer sus necesidades básicas está en muchos casos en los diferentes sistemas de las llamadas rentas mínimas que tienen las comunidades autónomas. Es decir, percibir un mínimo ingreso para quien no puede trabajar o acceder a un trabajo decente mientras, en teoría, se les acompaña hasta que puedan salir de esta situación.

Un completo desastre. Muy lejos de lo que debería ser un derecho subjetivo en todo el territorio y muy cerca de jugar con la dignidad de estas personas, como denunciaba hace poco Javier Pérez, una de ellas.

Lo demuestra el Informe sobre los Sistemas de Rentas Mínimas de EAPN España: complejo, incoherente, fracturado y sobre todo injusto según donde la comunidad autónoma en la que se viva, cuando no una excusa más para culpabilizar a sus perceptores.

Los datos oficiales reflejan un desprecio flagrante a miles de personas. Quédense en esta tabla con la columna “Tasa 2013 de personas perceptoras por cada mil habitantes”: 0,59 en la depravada Castilla La Mancha frente a los 34 de Euskadi.

No hace falta viajar a lejanos países nórdicos para encontrar ejemplos positivos de política social. No es ciencia ficción como algunas veces he escuchado en responsables de otros gobiernos autonómicos. Es una simple cuestión de prioridad política.

¿Gobernar o jugar al ping pong?

Sobran los ejemplos: Save the Children lo acaba de denunciar en inversión educativa en su informe “Iluminando el futuro“, la Red Jóvenes e Inclusión reclama un modelo común e integral para la inclusión social de los jóvenes. La extrema dispersión de la llamada cooperación al desarrollo descentralizada fue una de las claves del estallido de la burbuja solidaria.

Ante esta ausencia clamorosa de coordinación y liderazgo, la respuesta política normalmente aburre. O bien es un ping pong en la que la culpa es del otro, o bien una liguilla cutre en la que oposición y gobierno de cada comunidad denuncian o celebran para la galería el último ranking publicado. Y mientras las profesionales en la administración pública o en las ONG dedicadas a rellenar formularios y surfear en montañas de legislación dispersa y contradictoria.

No voy a cuestionar la organización territorial del estado. Tampoco meterme en un debate sobre banderas, patrias o naciones “unas grandes y libres” . Está bien para comentar en una cafetería y entre el 34% de los que llegamos sin problemas a fin de mes, pero de poco sirve si la prioridad es mejorar YA la calidad de vida de 12.866.431 personas.

Quizá la Administración General del Estado debería volver de sus vacaciones y centrarse en garantizar la igualdad de derechos para todo el territorio, estableciendo un mínimo común para todas las comunidades autónomas. Coordinando y liderando y contando con la colaboración de los gobiernos autónomos, gobernados la mayoría por los mismos partidos.

No digo imponer ni invadir competencias, aunque a la vista del calamitoso maltrato al que comunidades como Murcia, Canarias, Valencia o Castilla-La Mancha están sometiendo a miles de sus ciudadanos, me pregunto si sus gobiernos autónomos están capacitados para seguir gestionando la competencia de sus servicios sociales.

Anímense. Algo avanzamos

La Comisión Europea, uno de nuestros mejores aliados, en su Country Report sobre España al hablar de política social (páginas 62 a 67) nos describe a la perfección: “las competencias en los regímenes de ayuda a la renta y sus prestaciones se distribuyen entre instituciones y niveles de Administración muy diversos, y faltan criterios unificadores y una base de datos nacional” .

De hecho se está avanzando en una directiva para crear una Renta Mínima europea, de obligado cumplimiento en los países miembros.

Los empresarios saben de sobra de lo que estoy hablando, llevan lustros reclamando unidad de mercado.

En el Plan Nacional de Inclusión Social 2013-2016 se incluyen medidas como la 62: Aprobar una Ley de reordenación integral de las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social.  El Fondo estatal de lucha contra la pobreza infantil, aunque con sus ínfimos 32 millones de euros de presupuesto, supone un avance de coordinación con las CCAA.

Fíjense si es posible que los ayuntamientos de toda España y antes de junio de 2015 deben modificar sus ordenanzas para asegurar que la tarjeta de estacionamiento de las personas con discapacidad es válida en todas las comunidades autónomas. Pues no, hasta ahora no lo era.

¿Y dentro de cada Comunidad Autónoma?

Pues igual o peor.  Si viven en Galicia, les recomiendo que entren en #Pobreza24M: Ayuntamientos al servicio de las personas y consulten lo que en el 2013 invirtió su ayuntamiento en servicios sociales. La media de todos ellos y las diputaciones fue de 109 euros por habitante y año.

Pregunten a sus candidatos, pregunten…

@xosecuns

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas, Servicios sociales, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Desprecia la izquierda a las ONG que luchan contra la pobreza?

24 de febrero de 2015 a las 10:47

@ruiztaboada

Si, reconozco que la pregunta del título es algo tramposa. Pero ya que han entrado, les propongo conocer el debate que en bastantes ONG se tiene sobre como consideran las diversas izquierdas la labor del llamado Tercer Sector (el que no es la administración o la empresa privada y que agrupa a entidades muy diversas ideologicamente pero unidas por su ausencia de ánimo de lucro).

Izquierdas, si. Entre distintos partidos y dentro de cada uno. Pero con una sensación de confusión que a veces desconcierta: Por un lado propuestas poco meditadas o de un rancio asistencialismo o con un dogma cansino sobre lo público en los servicios sociales, abandonar estrategias de inclusión en busca de titulares rápidos, etc. Y por otro iniciativas decididas e innovadoras de apostar por la sociedad civil en torno a objetivos de defensa clara de derechos sociales.

Como no tengo capacidad ni formación para plantear adecuadamente un debate sobre este tema, le he pedido a Luis Barreiro,  un experto al que ya conocen por su denuncia de la vuelta del asistencialismo, a que reflexione. No les va a dejar indiferentes.

¡Gracias, Luis!

 La izquierda, el Tercer Sector y los hijos de Rousseau

Si cuando delibera el pueblo suficientemente informado, no tuviesen los ciudadanos ninguna comunicación entre sí, del gran número de pequeñas diferencias resultaría siempre la voluntad general, y la deliberación sería siempre buena. Pero cuando se forman intrigas, asociaciones parciales a expensas de la grande, la voluntad de cada una de estas asociaciones se vuelve general con relación a sus miembros, y particularmente con relación al Estado. Se puede decir entonces que ya no hay tantos votantes como hombres, sino solamente tantos como asociaciones.”

Jean-Jacques Rousseau: El contrato social

En coherencia con ese planteamiento, Rousseau propondrá la desaparición de cualquier organización intermedia entre el estado y el individuo. Si, Rousseau no era precisamente un amigo del Tercer Sector y esta absolutización del estado engendró ciertos monstruos en el siglo XX. ¿Es esta la postura actual de la izquierda en España?

¿Dónde estabais en el 78?

El concepto de izquierda y derecha surge en la Asamblea Nacional Constituyente francesa y será esta primera izquierda la que establecerá la supresión de los gremios y la abolición de cualquier otra asociación de trabajadores por la ley Le Chapelier (1791), en virtud de la “igualdad” de todos ante la ley y de la “libertad” del liberalismo. En fin, que la izquierda nada más nacer proscribe al Tercer Sector. Empezamos nuestra relación con un desencuentro.

Cuando en 1978 suena la hora de la democracia en España en la Constitución se destacan organizaciones casi inexistentes entonces como las de consumidores y usuarios, pero ni una palabra del Tercer Sector de Acción Social. Puede que el minifundismo del sector junto a la pretendida y engañosa “apoliticidad” de algunas entidades provocasen que el sector no se constitucionalizase, pero así fueron las cosas: sindicatos y Colegios Profesionales ocuparon su espacio por derecho propio. El Tercer Sector no y eso que este concepto comienza a ser manejado desde 1973 por Levitt y Etzioni en su obra “The Third Sector–New Tactics for A Responsive Society

Puede que ésta fuese una de las causas de que en parte del sector se instalase un acentuado complejo de inferioridad que lleva a decir sandeces como: “¡Ojalá podamos desaparecer porque el estado cubra todas las necesidades!” Quién piense así quizá debería disolverse ya.

En esta situación de desprotección legal (los próceres de la patria tardarían aún ¡24 años! en aprobar la Ley Orgánica de Asociaciones), la izquierda asumió como propios los principios de Rousseau y estableció una dicotomía público-privado meramente conceptual y en absoluto operativa de la que buena parte del espectro político sigue nutriéndose.

¡Dejadme sola!

Para buena parte de la izquierda española el Tercer Sector comienza percibiéndose como una realidad provisional, que tiene su razón de ser sólo mientras el Estado no alcance a completar todas sus funciones. Se trata, desde esta visión estatalista, de un fenómeno inútil, si no contraproducente. ¿Nunca han oído eso de “en esta situación de crisis sois muy necesarios”?  ¿Qué pasa…luego no?

En una segunda fase, dadas las dimensiones alcanzadas por el fenómeno, y la imposibilidad de ignorarlo, el nuevo modelo se caracterizará por su decisión de sujetar al Sector a la Ley y a la política para convertirlo en un instrumento de las políticas públicas de la Administración, que a cambio de la concesión de subvenciones, esperan la aceptación por parte de las organizaciones de su carácter meramente instrumental.

Son los partidos políticos quienes poseen la exclusividad en la organización democrática, mientras que el Tercer Sector pertenece a la esfera privada de los intereses y demandas particulares. Al igual que los toreros la izquierda clama: “¡Dejadme sola! No os necesito, yo haré mis programas sobre las realidades sociales en las que trabajáis. No preciso escucharos para saber que precisa esta sociedad

Se cuenta de cierto líder del PSOE que, en referencia a la reforma de los servicios sociales, abrió su charla en un seminario sobre planificación social aproximadamente con estas palabras: “Acabo de tener una reunión con representantes de Cáritas, Cruz Roja y otras organizaciones privadas para explicarles el plan que estamos elaborando. Ya no será necesaria vuestra actuación”. De nuevo nada entre el Estado y el individuo. Rousseau sigue cabalgando.

Privatizando a Maslow

En los últimos tiempos la izquierda se ha enfrentado dialécticamente a las políticas privatizadoras de la derecha en ámbitos que entiende fundamentales del estado de Bienestar como la educación o la sanidad… pero sorprendentemente aplaude con entusiasmo la privatización de la mera subsistencia.

Se defienden las competencias públicas en las escalas superiores de la pirámide de necesidades de Maslow pero se renuncia a toda presencia de ese mismo estado en las necesidades primarias de los ciudadanos: “La Gran Recogida de Alimentos” ha sido apadrinada por personalidades de la cultura vinculadas a la izquierda y no conozco pronunciamientos de los partidos de ese espectro ideológico que cuestionen está privatización masiva de lo social. Que la derecha lo aplauda parece corresponderse con sus postulados políticos y su visión de la sociedad, pero: ¿Dónde está la izquierda? ¿En serio no puede plantar un modelo social alternativo?

¿Soy yo o algo de esto está pasando?

Claus Offe en “Las contradicciones de la sociedad capitalista”, vaticinaba en 1982 la posibilidad de “una desintegración del partido político como la forma dominante de la representación democrática de las masas”. Para Offe, las formas de participación política de la sociedad civil, canalizadas a través de los tradicionales sistemas de partidos, habrían “agotado su eficacia para reconciliar el capitalismo con la política de masas” lo que derivaría “en el declive del sistema de partidos que dé paso a que surjan prácticas menos encorsetadas y reguladas de participación y conflicto político” ¿A alguien le suena la profecía del amigo Claus con realidades del presente?

El socialdemócrata Peter Glotz, en su “Manifiesto para una nueva izquierda europea” constata que “la izquierda debe poner en pie una coalición que apele a la solidaridad del mayor número posible de fuertes con los débiles”. Para la consecución de tal logro parece que la solución no puede venir de la mera reforma interna de los partidos, sino que tiene que pasar por el desapoderamiento de estos y la progresiva recuperación por parte de la sociedad de alguna de las tareas que se habían delegado en ellos.

En el siglo XXI Rousseau tiene poca cabida.

Rousseau argumentó la necesidad de que los niños sean educados por el Estado y de prescindir de toda interferencia de instancias intermedias… incluida la familia. Ya Voltaire le acusó de haber abandonado a sus 5 bebés en un orfanato (claro ejemplo de aplicación estricta de sus principios).

Los hijos de Rousseau fueron abandonados a una muerte segura y parece que parte de la izquierda se empeña en seguir sus pasos. A lo mejor es momento de dejar de seguir los pasos de papá Rousseau y caminar solos.

Luis Barreiro

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Impuestos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves sobre la pobreza en España. ¿Un país fracasado?

10 de febrero de 2015 a las 13:09

12.866.431 personas sin un estado que las defienda

En 2013,el 27,3 % de la población española, 12.866.431 personas, estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión (en el gráfico los datos de Base 2013)

1.320.216 personas más que en el 2009, el año en el que con el resto de países de la Unión Europea nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en el 2020 España reduciría en 1.400.000 personas este número bochornoso, 2o millones menos en toda la UE.

EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza, presenta hoy  EL ESTADO DE LA POBREZA._SEGUIMIENTO_DEL_AROPE_2013, un completo informe coordinado por Juan Carlos LLano en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas,  el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia 2020 basado en el indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion- Riesgo de pobreza y exclusión social).

Como les explicaba en detalle en este pequeño diccionario, este indicador es la agregación (evidentemente sin repetirse) de las personas incluídas en estos tres conceptos: Pobreza (en 2014 ingresar menos de 8114,2 €), privación material severa e intensidad laboral en el hogar.

No se confíen. No hay brotes verdes

Entre 2012 y 2013 la tasa AROPE apenas ha variado (del 27,2 al 27,3%) debido a una importante reducción de la Tasa de pobreza. Pero no se debe a la mejora de las condiciones de vida de la población, sino a un mero efecto estadístico: casi tod@s somos un poco más pobres, y los que más lo eran, la población inmigrante, se están marchando.

Los (y sobre todo las) mayores de 65 años mejoran. Triste consuelo

Mientras la mayoría de la población se está empobreciendo, el grupo de mayores de 65 años, cuyas pensiones prácticamente no se han modificado en el periodo, ha reducido su tasa AROPE en 10 puntos porcentuales y su Tasa de pobreza en 11 puntos. Esto explica en parte que por primera vez haya más hombres que mujeres en esta situación.

Sin futuro para niños, niñas y jóvenes

Abrumador. El grupo de personas entre 16 y 29 años tiene en 2013 la tasa más elevada (33%) de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Le siguen los menores de 16 años con un 31,9%, pero que llega a un insoportable 47,6% si viven en un hogar monoparental (1 adulto con 1 o más niños dependientes)

La misma pobreza. Más privaciones. Mucho menos empleo

La pobreza, que aporta sola o junto a los otros componentes el 75% del peso del indicador, se ha mantenido porcentualmente constante durante los años de la crisis. Y ya venía de antes, porque en nuestros mejores años apenas bajó del 19% .

La privación material severa ha crecido un 38% desde 2009, del 4,5% al 6,2%. Con datos como que las personas que no tienen capacidad para alimentarse con carne, pollo o pescado al menos una vez cada dos días se ha incrementado en un 66%.

El desempleo es la mayor fábrica de pobreza y exclusión. La población que vive en hogares con baja intensidad de empleo se ha más que doblado desde 2009 y, alcanza, en 2013, al 15,7% de la población entre cero y 59 años, lo que, en términos cuantitativos, supone unos 5,7 millones de personas.

Tener trabajo ya no garantiza salir de la pobreza

En el año 2013 había un 11,7% de trabajadores en situación de pobreza, lo que viene a demostrar, una vez más, que no cualquier trabajo protege de la pobreza. Esta cuestión está muy relacionada con la evolución creciente de la jornada parcial que, para el último cuatrimestre de 2013, llega al 16,1% del total de ocupados.

Con matices. A mayor nivel formativo, menor tasa de pobreza. Un 25,1% para quienes han estudiado sólo Primaria o la segunda etapa de Secundaria. Un 8,5% para quienes tienen una educación superior.

Pobreza más severa. Riqueza más extrema

Aproximadamente 2,8 millones de personas (el 6,1% de la población) viven en pobreza severa, es decir sus ingresos son inferiores a 4.057 € al año (339 euros al mes). 800.000 personas más que en 2009

Y mientras tanto, la renta del 20 % más rico es, actualmente, algo más de seis veces superior a la renta de 20 % más pobre. O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 13 veces superior a la renta conjunta del 10% más pobre. España ocupa el quinto lugar en la lista de los países europeos más desiguales, sólo superada por Bulgaria, Grecia, Rumanía y Letonia.

Una clase media en decadencia

El aumento de la desigualdad ocurrido en los años de crisis puede reconocerse también en la reducción de la clase media. El 67% de las personas tiene dificultades para llegar a fin de mes. Además, casi una de cada cinco personas lo hace con muchas dificultades.

Si consideramos como clase media al grupo compuesto por personas que ganan entre 12.000 € y 60.000 €, la reducción de tramos en el IRPF se ha dado en nada menos que 638.000 declaraciones

Un país desestructurado. Desigualdad brutal entre Comunidades Autónomas.

Si nos atrevemos a comparar los datos de pobreza y exclusión entre las diferentes Comunidades autónomas, España no merece llamarse país.  Un avance de futuros posts por si les sirven para decidir su voto: La tasa de pobreza y/o exclusión social mantiene diferencias de más de 24 puntos porcentuales entre algunas regiones. Navarra, País Vasco y Aragón tienen tasas inferiores al 20 %, y Canarias, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, mantienen tasas entre el 35% y el 39%.

¿Renunciamos a nuestro futuro?

La conclusión final del Informe no puede ser más clara: “El aumento de la desigualdad que muestran todos los indicadores hasta el año 2012, revela que la crisis ha golpeado con mayor dureza a la clase media y a los grupos sociales más desfavorecidos y explicita también la debilidad de las políticas sociales implementadas.

Por otra parte, en este momento, en que los indicadores parecen anunciar que se acerca el fin de la crisis, es importante recordar que los resultados económicos en los años de crecimiento no se trasladaron a los grupos más desfavorecidos de la sociedad, lo cual, de no mediar actuaciones de redistribución decididas, puede repetirse y consolidar para el futuro la pérdida de bienestar causada por la crisis

@xosecuns

#EstadoDePobreza

Informe completo y resumen y nota de prensa

Administración, Adultos mayores, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Unión Europea
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Los 10 artículos menos calmados del 2014

4 de enero de 2015 a las 20:57

En el 2014 tengo mucho que agradecer a las miles de personas que cada vez más leen, comentan, discuten, critican y difunden lo escrito en este blog. Aunque El Roto ya se encarga de ponerme en mi sitio y no caer en triunfalismos vanos, no puedo evitar ilusionarme. ¡Muchas gracias!

Como decía en mi primer post, este intenta ser un blog en positivo sobre y para personas normales y corrientes que intentan “no quedarse inmóviles al borde del camino ni reservar del mundo sólo un rincón tranquilo”. En el 2013 varias me pidieron que hiciera un resumen con los artículos más leídos. Me gustó hacerlo entonces y por eso les dejo los del 2014.

¿Apartheid en la discapacidad?

Al igual que un negro no tiene racismo, sino que el racismo aparece cuando un tipo señala a otro por el color de su piel, yo no tengo discapacidad. La discapacidad aparece cuando yo dejo de estar en igualdad de oportunidades con el otro…

Las aguas de la discapacidad, o mejor de la diversidad funcional, están sanamente revueltas, a cuenta del debate sobre la velocidad, el compromiso y la resistencia al cambio con el que administraciones y ONG están acatando la legislación que defiende los derechos de millones de personas, tengan o no discapacidad.

Y hablando de defender derechos y de facilitarnos la vida al resto, merecen ser recordados dos artículos que siguen difundiendose:

10 claves para recordar que una vida salvada merece ser vivida. Irene Cancelas (Federación Galega de Persoas con Dano Cerebral) nos demuestra como las reclamaciones de las personas con Daño Cerebral Adquirido y de sus familias nos benefician al resto.

8 consejos para empezar a cuidar. Además de recordar de nuevo que “No hay dinero para los dependientes pero si para los indecentes” Eva Lorenzo, autora del recomendable blog Mi rincón de apoyo al cuidador, hizo un resumen de consejos para heroínas y héroes silenciosos y a veces invisibles, que dedican su vida al cuidado de personas en situación de dependencia.

Imagen de previsualización de YouTube

Alternativas para vestir sin explotación laboral: Galicia viste consciente

18 céntimos…

Bastaría esta cifra para justificar la campaña Ropa Limpia y su reclamación de salarios dignos en el sector textil.

Pero en Galicia han dado un paso más para demostrar que es muy posible crear empresas viables que fabrican y venden moda sin explotación laboral y respetando el medio ambiente. 17  emprendedores sociales con el impulso de Amarante Setem han dado un paso más y han creado MOV3. Galicia viste consciente. Nos lo contó Nanda Couñago, la directora de Amarante Setem.

No nos vamos. Nos echáis

Cada punto de este triste mapa es la historia que una persona que se ha visto obligada a escapar de España a buscarse la vida y una ejemplo de la sangria de ingenio y talento que está huyendo de un pais que parece haber renunciado a luchar contra la desigualdad en beneficio de una minoría.

Romana Pérez nos explicó como en España estamos acelerando el círculo vicioso de la pobreza. Y de la dignidad y decencia de miles de personas anónimas que siguen luchando contra este negro destino.

Nunca deberían salir del anonimato: Ibrahim Keita, Armand Debordo Bakayoko, Ousman Kenzo, Oumar Ben Sanda, Yves Martin Bilong, Daouda Dakole, Nimen, Blaise… Y así hasta 15 personas muertas en febrero en Ceuta. Todas ellas buscando también un futuro mejor. Con Violeta Assiego, en Si viaja al Norte no olvide llevar sus cadenas, nos seguimos preguntando: ¿Si los muertos fueran blancos o españoles hubieramos reaccionado igual?

Y en el anonimato están miles de personas  que se quedan a pelear en el día contra la corrupción y por la decencia. También en mi Santiago de Compostela, donde sigo orgulloso de haberles presentado a algunas de ellas. Personas decentes de Compostela.

Pequeño diccionario sobre pobreza, exclusión y desigualdad

Pobreza absoluta, relativa, severa, laboral, infantil o energética. Exclusión, AROPE, baja intensidad laboral, privación material severa, vulnerabilidad, desigualdad… Uf.

Creo que fue bastante útil hacer esta chuleta para ayudar a diferenciar unos conceptos de otros. Prometo actualizarla en el 2015

10 claves para que 2.306.000 niños y niñas salgan de la pobreza

Entre tantas noticias alarmistas sobre pobreza, desnutrición infantil, comedores escolares y en fin, la sensación de que el sufrimiento de miles de niños y niñas se está convirtiendo en mera carnaza política, fue un soplo de aire fresco el rigor y la sensatez del informe de UNICEF: La infancia en España 2014.

Denunciar que somos una sociedad más desigual desde la infancia, que la pobreza se concentra en los hogares con niños y niñas (y más con la crisis) o que apenas se invierte en la infancia. O demostrar que “la pobreza de mis hijos no es culpa mía” supusieron para mi un ejemplo de como una ONG es coherente con la causa que defienden.

Dicho de otra forma, entre tapones y derechos, han optado por defender y exigir derechos sociales y politicas públicas para 2.306.000 niños y niñas cuando podrían haber quedado bien pidiendo nuestra limosna para salvar a 6000 de ellos, conmoviendonos con imágenes sensibles, bocadillos mágicos, unas cuantas becas comedor o pintando monstruitos ridículos contra el hambre. ¿De qué ONG se harán soci@s? En 2015 plantearemos muchas veces esta pregunta política.

Aún pueden pedir un pacto de Estado por los niños. #YoPidoPacto

Y sobre infancia y juventud y derechos, fue muy difundido tambíen este artículo de Rocío Vázquez: Jóvenes tutelados: víctimas, no culpables

Imagen de previsualización de YouTube

¡Dejen a las personas con enfermedad mental ser felices!

Parece que todas las semanas es necesario difundir este artículo de Ana Escrigas (comunicadora en FEAFES Galicia) Y no porque las personas afectadas no quieran recuperarse, ni porque sus familiares dejen de poner todo su empeño y más en el cuidado de la enfermedad, sino porque los recursos son insuficientes y en muchas ocasiones arrastran lacras y prejuicios de un pasado sombrío en el que las personas con enfermedad mental eran tratadas como monstruos y no como personas.

Imagen de previsualización de YouTube

El virus es la desigualdad. La epidemia es la pobreza 

Las grandes fortunas, en agradecimiento a los pobres, sin los que no sería posible su existencia

Una buena noticia del 2014 es que se ha conseguido que la desigualdad sea una prioridad en el debate político y económico.

La locura colectiva que se desató con el ébola sirvió para demostrar de nuevo que estamos en una guerra mundial contra los pobres (en un valle de la desesperación como dice Krugman) en la que globalización y derechos humanos no son conceptos que vayan juntos. Los dogmas de “quien quiera derechos que se los pague”o la mentira del “no hay dinero para vivir por encima de nuestras posibilidades” se pueden aplicar en Africa o en España.

Sobre desigualdad hablamos también en otros artículos de los más difundidos, varios de ellos gracias a los impagables informes de Oxfam Intermon. Impagables también por el ridículo en el que han dejado la ñoñez y cobardía de los mensajes de muchas otras ONG.

No hay dinero. MENTIRA!

¿Democracia o capitalismo de amiguetes?

Contra la desigualdad:¿Conocen a algún avaricioso saciado?

Imagen de previsualización de YouTube

Contabilizar nuestros muertos. También cuando son niños y niñas 

El primer artículo del 2014 sigue siendo el que más me ha desconcertado. ¿Pero esto es verdad?

Contabilizar adecuadamente los niños, niñas y adolescentes muertos de forma violenta en España es una prioridad que no parece competencia de nadie. Y son muchos, muchísimos.

Lo denunció Pepa Horno y para vergüenza de administraciones y ONG de infancia en 2015 sigue siendo un reto.

Imagen de previsualización de YouTube

¿De verdad quiere usted luchar contra la pobreza? Pues vote

– ¡Todos los políticos son iguales!

– Si: iguales a usted…

Recordar en las elecciones europeas que nadie es apolítico (y que conviene huir de las ONG que así se definan) fue un éxito, como espero que lo sea en las elecciones que tenemos en el 2015.  Todos decidimos cada día si queremos o no que la pobreza y la desigualdad sigan existiendo. Que se lo digan a las millones de personas cuya opinión apenas cuenta.

Y de que no hay personas desfavorecidas o necesitadas, sino derechos sociales, decencia y dignidad, nos lo demostró Javier Pérez en el último post del 2014.

¿Qué es la democracia? El arte de hacer creer al pueblo que es el que manda / Xaquín Marin

Violencia de género, prostitución, trata. No se ve…lo que no se quiere ver

Poner estas tres palabras en la misma frase supuso bastante polémica, pero afrontar la lacra de la violencia machista sin destacar que uno de cada cuatro españoles consume sexo de pago, creo que es obligado. ¿Qué piensan esos 6 millones de españoles tras considerar a la mujer un objeto de pago cuando vuelven a su casa?

Silvia Freire lo argumentó tan bien que incluso esta consideración se ha incluído en la última Estrategia de Inclusión Social 2014-2020 de la Xunta de Galicia.

Y por que no hay fronteras ni colectivos en la lucha contra la violencia machista, Eva Vera del Secretariado Gitano se preguntó con exíto: ¿Importa si es gitana? Regalándonos de paso imprescindible Decálogo para informar sobre violencia de género

Imagen de previsualización de YouTube

Gracias de nuevo a todas las personas que he citado, así como a Marta Arias, Luis García, Marta Capeans, Javier de Vega, Arturo Nicolas y Albertó Estévez.

Seguimos en 2015

@xosecuns

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Impuestos, Inclusión, Participación, Personas, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Non pidan calma en Traballo Social

18 de noviembre de 2014 a las 23:59

Hai profesións vocacionais. A de traballadora social (ainda que algún home tamén hai) é sen dúbida unha delas.  E cando unha profesión se sinte como propia, como unha causa que defender, non é nada difícil disfrutar coa súa profesionalidade e coherencia.

Quizais porque cada dia coñezo mais traballadoras sociais, o compromiso e a loita de moitas delas, o meu respecto por esta profesión non deixa de crecer. Da súa loita xa ouviron falar hai dous anos, cando nos presentaron a marea naranxa e berraban: Non deixaremos a ninguén atrás!. E no seu día, o 18 de marzo poidemos disfrutar co compromiso de Noelia Pereira, Patricia Balado, Ariadna Lopez, Aida Souto e Estefanía Dapena, catro alumnas de Traballo Social e de Lorena Añón, a súa profesora, cando falaban de pasar da xente ás persoas.

Hoxe teño a honra, e non será a primeira vez, de deixalos con Marta Capeáns, a presidenta do Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia.

Moitas grazas, Marta!

Servizos Sociais: Existen?

Hai uns días, representantes do Colexio Oficial de Traballo Social fumos falar ante a Confederación Galega de Asociacións de Veciños a Pontevedra sobre o que, tentando botarlle un algo de sentido do humor damos en chamar… “nuestro libro”: Servizos Sociais. Existen…?

E cando un vai falar do seu, do que lle gusta, do que lle preocupa, do que lle motiva, da política que, “de verdad de la buena” lle gusta falar, da Social con maiúsculas… pode falar corenta minutos sen descanso, ou toda a tarde si é preciso.

Porque si, porque OS SERVIZOS SOCIAIS EXISTEN, e porque non consentiremos, sen loitar, que deixen de exisitir. E por suposto, sin que, polo menos, nos fagamos escoitar.

É isto forma parte da política estratéxica, que din as grandes empresas, que debe existir no noso humilde Colexio Profesional.

E sí, molestamos! Claro que molestamos!!

E despois chegamos ao despacho dalgún cargo político, ou te chaman por teléfono e preguntan con tono de sorpresa: Pero mira: qué te pasa? E a resposta é simple: ” Levántome, tomo café, encendo o ordenador para revisar a prensa… e automáticamente estou cabreada!

A resposta se amplía a unha frase que lle escoitei nun programa de “prime time” a unha compañeira traballadora social que falaba de recortes en dependencia. Fixémola propia e co seu permiso, que sei que o teño, seguirémola utilizando:

Seguiremos falando de recortes e de inxustizas en todos e cada un dos medios que nos queiran publicar porque “con educación e dicindo a verdade vaise a todas partes!”

E, efectivamente non perdemos a capacidade nin de cabrearnos nin de indignarnos, e non queremos nin deberíamos perdela. E a verdade é terrible e desoladora. E cabrea, cabrea moito !

Cabrea ver inxustizas sociais. Indigna e non se entende ver pobreza, e ver que nin siquera supón unha molestia aos gobernantes. E aínda peor, molesta pensar que unha sociedade “teóricamente desenvolvida” consinte e faise cómplice de forma tácita do feito de que non se interveña, e de que non se adiquen todos os esforzos posibles en erradicala.

Porque non falamos de ningún imposible. Non falamos de reparto de bens “a lo loco”, e sen ter en conta o esforzo ou o tesón (físico ou mediante impostos) que se nos esixe constantemente.

Falamos de intervir en todas aquelas persoas, familias, que hai nada eran a común clase media: uns proxenitores con traballo, que criaban aos seus fillos e fillas, e coidaban aos seus maiores na medida en que o tempo llo permitía. Simplemente iso. E agora non poden. E non poden porque xa non teñen traballo, un, ou os dous. Si algún conseguiu remontar o vó tras o pau da chamada crise dos mercados, tal vez esté desempeñando o seu traballo de sempre, ese que sabe facer tan ben, pola metade de salario, ou pola metade de horas…

Esas persoas que agora pasamos a denominar “en risco de exclusión”.  E que realmente o están!

E o están porque unha situación de PASIVIDADE ADMINISTRATIVA na loita contra a pobreza está a excluílas de todo o que hai dous días, como quen dí, podían facer: vacacións, comprar aquela roupa que vin e me gusta e me viría ben, acender máis tempo a calefacción, que xa baixaron moito as temperaturas, etc.

Porque o obxectivo de chegar a fin de mes é ás veces unha odisea que parece inalcanzable. Pero contratodo prognóstico, o consiguen. Con esforzo, si! Con moito moito esforzo.

E alí estábamos: falando de Servizos Sociais que sí existen, pero agora existen menos, e chegan a pouco! Falando de pobreza, de exclusión, de recortes, e da RISGA (Renda de Inclusión Social Galega) que, non sabemos si hai empeño en que deixe de existir, ou a firme crenza de que se “regalan cartos a mans cheas e … a destajo”.

E non. Os dereitos non se poden nin se deben regalar. Ninguén se vai enriquecer por ser usuario de RISGA, e por percibir unha pequena prestación que, por dereito insisto, témola merecida todas e todos, para evitar sermos pobres. Nunca coñecín a ninguén nesa circunstancia, e isto das prestacións xa leva inventado un tempo.

E retrásanse! E denéganse! E ademáis faise con excusas ou argumentos (?) do máis inconsistentes, a saber:

 “Non hai cartos, a administración está pobre”

Miren non! Nin antes éramos tan ricos, nin agora tan pobres. As partidas orzamentarias móvense, segundo prioridades, e ao mellor o sector da banca, e o das empresas que xestionan as nosas (?) autopistas, non deben recibir tanta prestación… a favor de persoas que si o están a pasar realmente mal.

“E que está pagando unha factura de internet, que o vimos no seu estracto bancario. E se tiran os cartos niso… será porque os hai!”

Cómo? Qué non só piden documentación para asegurarse e garantir que ese beneficiario non ten ingresos, nin cartos agochados nalgunha conta bancaria? Pois non! Nos dín onde e como debemos gastar os nosos cartos. O que para a xente normal da rúa, e con dous dediños de frente consideramos un atentado á nosa intimidade, e a nosa dignidade. E estou segura de que, a vía xudicial pensaría igual.

E a pregunta é: alguén tentou dar de baixa unha liña de telefonía móbil ou de internet antes do prazo estipulado por contrato? A chamada “permanencia”? Eu si! E te atopas cun imposible aínda maior que dar de comer aos teus con 400 ou 500 euros, pagar a casa, as facturas, os libros e material escolar… e non morrer no intento.

Algún traballador/traballadora social se atreve a recomendarlle a un usuario ou usuaria que dé de baixa unha liña de internet, cando a meirande parte de opción de atopar un traballo están alí mesmamente (Infojobs, LinkedIn, axencias de colocación virtual …? ). Eu, non!

E vou máis alá: cando almorzo cada mañá co meu ordenador , e recordo… cabreándome pola corrupción, corruptela, caciques bós, contas no estranxeiro, arbolitos do Gaiás e tarxetas black… vexo o código do diccionario Larousse da miña pequecha alí pegado.

Mercamos un diccionario para aprender a usalo no cole, e a maiores te “regalaban” un código para poder utilizalo tamén, vía on line, na túa casa. Qué gran invento isto da tecnoloxía…Os que temos cativos sabémolo. Roubamos ideas para manualidades de imaxes de google, miramos mapas e nos movemos neles, e así os nosos fillos ven a nosa explicación moito antes, nos axuda nos traballos escolares, e ata temos un diccionario on line, que nos evita ter un tocho máis na casa…

A cuestión é: A miña filla sí e os fillos dos usuarios da RISGA non? Eles non estudan? Non fan traballos? Non poden ter diccionario on line?

E os seus país? Non van poder atopar traballo nunca? Vía on line… parece que non! Non teñen ese dereito! Queremos condealos tamén á exclusión dixital ?

Por qué?

Marta Capeáns

Administración, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contra la desigualdad:¿Conocen a algún avaricioso saciado?

5 de noviembre de 2014 a las 21:21

Quizá debería sentirme culpable porque puedo permitirme ser optimista. Pertenezco al 34,3% de los españoles que vive con normalidad, sin carencias esenciales, según el demoledor e imprescindible Informe Foessa de Caritas.

Soy optimista porque en esta guerra mundial contra los pobres en la que vivimos al menos creo que estamos consiguiendo desenmascarar al enemigo y hablar del virus de la  desigualdad, la corrupción o el fraude fiscal. Gracias a informes como el ya citado o a campañas como las desarrolladas por Oxfam Intermon. La última,  “IGUALES. Acabemos con la desigualdad extrema” se acaba de presentar, y para conocerla tengo otra buena noticia: dejarles con una de sus voluntarias, Lorena Peillet.

Es una buena noticia de la que estoy orgulloso porque Lorena es una de las profesionales de la cooperación al desarrollo que han gestionado con honestidad y eficiencia proyectos de gran complejidad en países como Perú o República Dominicana (en este artículo pueden conocerla un poco mejor) y que ahora tenemos la suerte de tenerla de vuelta en España a luchar también aquí contra la pobreza.

Gracias, Lorena!

Imagen de previsualización de YouTube

Podemos ser iguales

Oxfam Internacional acaba de presentar su informe “IGUALES. Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas”, considerado ya como el mejor resumen que se ha hecho hasta el momento sobre la importancia y urgencia de ponerle freno a la desigualdad extrema para el desarrollo mundial.

El lanzamiento de este informe en este momento se debe al asombroso crecimiento de la brecha entre ricos y pobres que se está produciendo en la actualidad. 7 de cada 10 personas viven en países donde la brecha es mayor hoy de lo que lo era hace 30 años.

Además, desde el comienzo de la crisis financiera, el número de milmillonarios se ha más que duplicado hasta alcanzar la cifra de 1.645 personas.

La desigualdad extrema es una barrera contra la reducción de la pobreza mundial y una amenaza para toda la sociedad.

La desigualdad es uno de los principales obstáculos en la lucha contra la pobreza porque cuando un porcentaje demasiado grande de los recursos de un país está en manos de unas pocas personas adineradas, esto limita la capacidad de los gobiernos para cubrir las necesidades básicas y satisfacer los derechos del resto de la ciudadanía, por ejemplo, provocando una reducción del gasto en sanidad y educación.

Sin embargo, el problema de la concentración de riqueza en manos de unos pocos no sólo afecta a la población más vulnerable, sino que tiene unas consecuencias que son destructivas para todo el mundo: la desigualdad extrema corrompe la política, frena el crecimiento, fomenta la delincuencia, agrava las desigualdades entre mujeres y hombres, promueve la desigualdad en salud, educación y oportunidades y pone en riesgo nuestra capacidad para expresar nuestra opinión y participar en la gestión de la sociedad en la que vivimos.

Causas de la desigualdad

Oxfam considera que las razones del actual aumento de la desigualdad son básicamente dos: el fundamentalismo del mercado y el secuestro democrático por parte de las élites.

El fundamentalismo de mercado consiste en defender que el crecimiento económico sólo es posible alcanzarlo dejando que los mercados funcionen por sí mismos, reduciendo la intervención del Estado.

El secuestro democrático se produce cuando una minoría más rica y poderosa (la élite) tiene una influencia desproporcionada sobre las decisiones políticas que es utilizada para influir políticamente para manipular las leyes en su favor.

La desigualdad en España y Galicia

Si bien el informe se centra en datos a nivel mundial, nos recuerda que, según Eurostat, España es el segundo país de Europa, después de Letonia, con mayor índice de desigualdad.  En Galicia estamos algo mejor, si bien según los datos del Instituto Galego de Estatística, la desigualdad se ha incrementado en las cuatro provincias. El siguiente gráfico muestra cómo ha ido creciendo el índice de desigualdad (aquí les explican lo que es) entre el año 2005 y el 2012.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, debemos de ser conscientes que es posible trabajar por un mundo más igualitario porque reducir la desigualdad es el resultado de decisiones políticas y, por tanto, humanas.

Los gobiernos pueden comenzar a reducir la desigualdad cambiando las políticas públicas y regulaciones que han dado lugar al actual incremento de la desigualdad y priorizando una mayor redistribución de los recursos y del acceso al poder.

Muestra de ello es que un impuesto de 1,5% sobre el patrimonio de las personas en todo el mundo con una fortuna superior a los mil millones podría generar hoy 74.000 millones de dólares. Una cifra que permitiría la escolarización y la atención sanitaria a todos los menores en 49 de los países más pobres del mundo.

Existen ejemplos en todo el mundo de cómo se puede reducir la desigualdad ampliando los servicios públicos como son los casos de Brasil, Ecuador o Senegal. En Europa, en 1925 la desigualdad en Suecia era comparable a la que hay hoy en Turquía, pero gracias a la creación del modelo de bienestar sueco se logró reducir la desigualdad casi a la mitad en 1958, y ésta siguió disminuyendo durante los 20 años siguientes.

Oxfam nos llama la atención sobre la necesidad de tomar medidas urgentes para acabar con la desigualdad extrema antes de que sea demasiado tarde. Los cambios que consideran en el informe que pueden tener un verdadero impacto sobre la desigualdad extrema son:

1. Hacer que los Gobiernos trabajen para los ciudadanos y hagan frente a la desigualdad extrema

2. Fomentar la igualdad económica y los derechos de las mujeres.

3. Pagar a los trabajadores un salario digno y reducir las diferencias con las desorbitadas remuneraciones de los directivos.

4. Distribuir la carga fiscal de forma justa y equitativa.

5. Subsanar los vacíos legales en la fiscalidad internacional y las deficiencias en su gobernanza.

6. Lograr servicios públicos gratuitos universales para todas las personas en 2020.

7. Modificar el sistema mundial de investigación y desarrollo (I+D) y de fijación de los precios de los medicamentos para garantizar el acceso de todas las personas a medicamentos adecuados y asequibles.

8. Establecer una base de protección social universal.

9. Destinar la financiación para el desarrollo a la reducción de la desigualdad y la pobreza, y fortalecer el pacto entre la ciudadanía y sus Gobiernos.

Los gobiernos, instituciones y grandes empresas tienen la responsabilidad de poner freno a la desigualdad extrema y tienen que aplicar políticas que redistribuyan el dinero y el poder de manos de las élites a las de la mayoría de la población.

La buena noticia es que, a pesar del predominio de la influencia política de las élites acaudaladas y de la represión que sufre la ciudadanía en muchos países, personas de todo el mundo se están movilizando para exigir que las cosas cambien, un ingrediente crucial en la lucha contra la desigualdad.

Únete con tu firma

Lorena Peillet

Administración, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Impuestos, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contra la corrupción: ¿Quién cobra la obra?

28 de octubre de 2014 a las 15:24

Foto: Xosé Cuns

Pensaba comenzar este artículo con la casualidad de publicarlo tras estallar el último caso de corrupción politica, la Operación Púnica.  La verdad es que da igual el día en que se publique, siempre habrá algo con lo que indignarnos. En la última semana, así de memoria,  las tarjetas de Bankia, el premio al anterior alcalde de mi castigada ciudad en forma de delegado en Galicia de la empresa pública Tragsa (con más sueldo que como alcalde, pocos insultos caben más a las miles de personas decentes con las que convivo) o la aún apenas destapada trama de subvenciones de formación en la Consellería de Traballo de la Xunta de Galicia.

Les repito la pregunta de hace unas semanas ¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?. No se puede afrontar honestamente la lucha contra la pobreza sin encarcelar a los ladrones, sinplantearse como luchar contra la ciénaga de corrupción en la que vivimos y los 40.000 millones que nos cuesta al año.

Pero este es un blog en positivo. Y en este tema de la lucha por la transparencia hay buenas noticias desde la Fundación Civio y puede haber más si se animan como yo a financiar el proyecto ¿Quién cobra la obra? que hoy les presenta Javier de Vega, uno de sus integrantes. Otro de ellos, Cristina Moreno presentó hace unos días en Galicia el trabajo que realizan por la transparencia, reconociendo quela contratación pública es un gran agujero negro, no hay información sistematizada

Hace un año Javier les presentaba otro de los proyectos de Civio, ¿Quién manda? . Gracias a este proyecto, financiado también mediante crowdfunding, podemos conocer bastante mejor las telas de araña del poder en las que crece la corrupción, como las de don Francisco.

Gracias Javier

¿Por qué deberíamos vigilar entre todos los contratos de obra pública?

Tal vez no resida usted de la comunidad autónoma de Aragón, pero quizá haya leído estos días en los medios sobre el caso de corrupción urbanística del Zaragoza Plaza. En pocas palabras, se trata de una adjudicación a dedo a una importante constructora para levantar una plataforma logística. La UDEF está investigando un pufo millonario, con más de 94 millones sin justificar, urdido por vías que seguro que le suenan: cobro de trabajos no realizados, sobreprecios sobre obras sí realizadas, certificaciones fraudulentas y facturas falsas para cargar gastos inexistentes. Si este caso le resulta ajeno, seguro que hay otro similar muy cerca de su casa.

El del Zaragoza Plaza es un caso reciente y representativo de las extracción de recursos públicos debido a al fallo de todos los mecanismos de control que pesan sobre los procesos de contratación pública. Y en particular, sobre los contratos de obra civil, la parte más golosa de eso que para algunos parece haber sido todo un pastel durante los años de la burbuja y el ladrillo. Mecanismos que fallan, prácticas opacas…

Aclaremos una cosa: no todas las prácticas opacas que rodean a la contratación de obra civil tienen por qué ser prácticas corruptas. No todas las conductas opacas sirven para ocultar un hecho ilegal, pero limitan la capacidad vigilante de cualquier ciudadano concienciado sobre la gestión de lo público.

De acuerdo, ¿pero por qué querríamos usted o yo auditar la contratación de obra pública?

En primer lugar, porque el dinero de la obra pública es de todos, y tenemos derecho a saber a quién estamos contratando. Sí, deberíamos poner nombre, y siempre con datos fiables, a las personas y empresas que más se han beneficiado de estas adjudicaciones y conocer mejor sus vínculos con lo público. Al fin y al cabo, no contaremos con una panorámica amplia del problema si no investigamos tanto del adjudicador como del adjudicatario.

En segundo lugar, porque la ley tiene goteras: exige neutralidad y transparencia en los pliegos administrativos de los procesos de contratación, pero es necesario comprobar si estas dos condiciones se respetan. De hecho, también prohíbe expresamente trocear contratos para eludir las obligaciones de publicidad o del procedimiento de adjudicación, y basta bucear en las hemerotecas para encontrar numerosos ejemplos de obras edificadas “a cachitos”. El Zaragoza Plaza pone de manifiesto la existencia de sobrecostes y de gastos inexistentes, pese a que la ley no permite ampliar el coste de una obra a mitad de la edificación si esa variación no responde a los objetivos iniciales de la infraestructura.

Lo grave radica en que, pese a todas estas vulnerabilidades de control, los ciudadanos aún no tenemos acceso a información clave sobre estas adjudicaciones, que sí tiene cualquiera en países como Reino Unido. Se trata de información consolidada, verificable, abierta y reutilizable tan básica como los precios de adjudicación, las fechas de ejecución y la trazabilidad de todos los cambios importantes, cuál es la administración pública que paga la obra, los nuevos costes de ejecución (de haberlos) y, lo más importante, qué empresa se llevó el contrato.

Arrojar luz sobre la obra pública y promover medidas de transparencia no va a acabar de un plumazo la corrupción, pero sí va a hacer posible una vigilancia más precisa y fundamentada por parte de los ciudadanos. Y sólo por eso ya merece la pena.

Por eso, desde la Fundación Ciudadana Civio (que ya hemos escarbado anteriormente en múltiples fuentes de información para investigar los indultos, los vínculos entre los poderosos, la distribución del gasto público, las leyes, decretos y nombramientos que aparecen en el BOE y otras lagunas informativas) queremos investigar en 2015 estos contratos de obra civil.

¿Quién cobra la obra?

Esta iniciativa consiste, lo primero, en extraer del BOE por medios informáticos todos estos datos relevantes y armonizados (para estas grandes adjudicaciones, el BOE presenta más y mejor información normalizada que el Portal de Contratación del Estado). Con ellos queremos crear una base de datos pública y reutilizable para cualquier ciudadano, empresa, colectivo u organización. Una vez extraída la información, la analizaremos para encontrar ejemplos de prácticas poco transparentes en este terreno. Y, como ya nos estamos familiarizando con la Ley de Contratos del Sector Público, una de las complejas a las que nos hemos enfrentado, elaboraremos recursos y materiales didácticos para explicar en negro sobre blanco las normas escritas y no escritas de la contratación pública.

Para hacer realidad ¿Quién cobra la obra? hemos iniciado una campaña de micro-financiación colectiva que ya ha recibido el apoyo de 145 personas en apenas 21 días. Estamos al principio de la senda, y ésta debe llevarnos a tener todos los datos importantes de los grandes contratistas de obras públicas, ordenados, estructurados e investigados a lo largo de 2015. Si el proyecto prospera, será la primera pieza de una gran radiografía de la contratación pública. Al BOE sumaremos el BORME y todos los portales de contratación locales y autonómicos. Y de la obra civil pasaremos a otros sectores.

Es una causa ambiciosa. De momento, abordamos con ilusión el primer paso. Si desea ampliar información, o intentar ayudarnos a que se convierta en realidad, por favor visite la campaña. ¿Quién cobra la obra? De momento, lo qué si sabemos es que la pagamos todos.

@civio

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Campañas, Captación, Corrupción, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El virus es la desigualdad. La epidemia es la pobreza

13 de octubre de 2014 a las 21:47

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Ese día y durante toda esta semana se va a intentar hablar de lo que importa. En bastantes casos de forma amable y hasta odiosamente candorosa pero en otros muchos sin intentar endulzar la realidad ni ocultar las causas de la pobreza y la desigualdad. Entre estos últimos creo obligado destacar a la Alianza Española contra la Pobreza, una impresionante red de más de mil entidades de todo tipo y sensibilidades. Les recomiendo leer su Manifiesto contra la #RiquezaqueEmpobrece, sobre todo para entender con algo de sosiego lo que es la globalización y fenómenos como el Ebola. Sosiego, por favor. Lejos de tanta desmesura, alarmismo y prejuicios.

¿Democracia con transparencia o desigualdad o corrupción?, preguntaba hace unos días, con ocasión del Foro organizado por las tres plataformas gallegas de oenegés que intentan luchar contra la pobreza y exclusión en Galicia y en el resto del mundo. Una pregunta que difícilmente se puede responder envuelto en una bandera o escondido detrás de unas fronteras.

Afrontar la lucha contra la pobreza, la corrupción, el desempleo, o emergencias sanitarias como la del Ebola, es imposible mientras no entendamos que vamos en el mismo barco, que vivimos en un mundo globalizado en donde la mayoría de las soluciones o son globales o son mera propaganda.

El aumento salvaje de la desigualdad no es sólo español (en apenas cinco años sólo nos supera Letonia en toda la Unión Europea), sino mundial: siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado desde la década de 1980 y el 1% de las familias más poderosas acapara ya el 46% de la riqueza mundial.

La corrupción tampoco es patrimonio español. En los mismos paraísos fiscales donde Jordi Pujol y otros muchos delincuentes fiscales esconden un dinero que debería estar siendo utilizado para luchar contra la pobreza, lo tienen muchos líderes africanos.

Por desgracia, globalización y derechos humanos no son conceptos que vayan juntos. El dogma de “quien quiera derechos que se los pague”o la mentira del “no hay dinero para vivir por encima de nuestras posibilidades” se puede aplicar en Africa occidental, donde ya han muerto más de 4.000 personas por el Ebola, o en España. En ambos lugares asistimos a un desmantelamiento de las políticas sociales públicas, también en el ámbito sanitario. A la epidemia de la pobreza.

Hoy toca el Ebola, una minucia comparada con otras enfermedades de la pobreza que son un problema de salud pública mundial: neumonía, tuberculosis, malaria, etc. Casi la mitad de la población africana no tiene acceso a medicamentos esenciales. Solamente la malaria afecta anualmente a más de 220 millones de personas.

Sorprendentemente. Allí donde se producen el 90% de muertes por enfermedades transmisibles se invierte el 10% de recursos, y donde las muertes son el 10% se invierte un 90%.  No parece muy juicioso esperar a que estas enfermedades afecten a países ricos como el nuestro para luchar contra ellas, pero así se hizo con el SIDA o la Gripe A y ahora se hará con el Ebola (si, ya es rentable hacerlo).

Recortar los presupuestos de política social o sanitaria tiene efectos negativos inmediatos en la vida de millones de personas en todo el mundo. ¿A quién descartamos?, nos preguntan desde Oxfam Intermon.

Imagen de previsualización de YouTube

La campaña Si me importa nos recuerda que la ayuda al desarrollo funciona, que desde el inicio de esta crisis España ha recortado su presupuesto de cooperación al desarrollo en un 70% y nos invita a escoger a quien dejamos morir, porque esto es lo que ven todos los días en muchos países africanos. Pero la pregunta es perfectamente válida para España. ¿A quien decidimos machacar con los recortes: personas con dependencia, sin hogar, migrantes, paradas de larga duración, niños o niñas …?

Creo que pocas personas que lean este blog se atreverán a escribir un comentario con aquello de “primero hay que ayudar a los de aquí y luego a los de alla“. No hay aquí y allá, hay personas que sufren por las mismas causas. No se las ayuda, se respetan o no sus derechos. Y mientras nos enredamos con este trampantojo ganan los mangantes de las tarjetas de Bankia.

Medicos del Mundo también está luchando contra el ébola y contra la destrucción de los presupuestos sanitarios. En Africa, pero con coherencia tambíen en España con su campaña “Nadie desechado”, denunciando que al menos 873.000 personas han perdido el derecho a la asistencia sanitaria en apenas dos años y pidiendo nuestra colaboración para luchar contra la exclusión sanitaria y en defensa de la sanidad universal.

También lo hacen muchas profesionales de la sanidad: las que organizaron las mareas blancas, o las que están luchando contra el ébola en cualquier lugar del mundo. Ninguna de ellas ha dejado de lado su ética y moral en épocas de crisis financiera.

Es posible luchar localmente contra problemas globales. Esta semana tienen una prueba: el Premio Nobel de la Paz a Kailash Satyarthil y la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil. Una marcha a la que en Galicia y en toda España se unieron hace 16 años miles de niños y niñas y que desde entonces ha supuesto que más de 78 millones de menores hayan salido de la explotación. ¡Vaya si se puede!

Hay esperanza. Contra el ébola y contra quienes consienten su triunfo.

@xosecuns

Administración, AFRICA, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?

2 de octubre de 2014 a las 9:27

Como tengo la suerte de que bastantes de quienes leen este blog son un poquito insolentes, estoy sintiendo su presión preguntando por las razones por las que lo tengo algo abandonado en las últimas semanas.

Pues ya que preguntan, se lo cuento. Y ya puestos a hacer un post publicitario, les propongo un plan para venir a Compostela el 9 y 10 de octubre para formarse en temas que les interesan y ya puestos, quedarse a disfrutar el fin de semana de una ciudad repleta de personas decentes.

Ando un poco agobiado, si, pero también ilusionado porque junto a muchos compañeros y compañeras de EAPN Galicia, la red de 125 ONG que luchan contra la pobreza y la exclusión social, estamos organizando dos eventos: el IV Foro sobre pobreza, Exclusión Social, Tercer Sector y Voluntariado y la I Agora sobre Tercer Sector y voluntariado.

El Foro ya es una tradición y suele tener éxito, a pesar de su escaso presupuesto, por varias razones.

Se procura mezclar tanto denuncia o formación en temas de pobreza o exclusión social como intentar mostrar iniciativas positivas en el ámbito de la inclusión o la innovación social. Siempre con educación. Siempre con respeto. Denuncia, pero también mucha propuesta. Lo pueden ver en el programa de esta edición.

Y se va al grano. A debatir o afrontar temas que preocupan o que interesan, sin nombres rimbombantes ni buenrollitismo. Desde el lema: ¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?.No se puede afrontar honestamente la lucha contra la pobreza sin plantearse temas como el salvaje aumento de la desigualdad en nuestro país, sin denunciar un consentido y hasta mimado fraude fiscal y la mentira del ¡No hay dinero!. Sin hablar de la ciénaga de corrupción en la que vivimos y los 40.000 millones que nos cuesta al año, muchos de ellos en Galicia donde periodistas decentes siguen destapando pozos negros.

Se hablará de transparencia: en la administración pública, en la gestión de los miles de millones de Fondos Estructurales que la Unión Europea nos da para inclusión social o en las propias ONG.  De propuestas para que reducir el desastre del batiburrillo de las Rentas Mínimas en España. De los defectos y retos que tiene nuestra Renta de Inserción de Galicia. De como comunicar eficazmente la dignidad y el respeto a las personas huyendo de la barbarie del asistencialismo.

Pero lo que más me gusta es que en el Foro se juntan muchas personas decentes. Empezando por las que lo abrirán, con la mesa redonda “Personas que participan” y que demuestran que su opinión también cuenta,  las voluntarias y trabajadoras de muchas ONG y colegios profesionales que estan preparando ponencias, talleres, documentos o notas de prensa y que dan una lección de lo que significa la generosidad del trabajo en red. En EAPN y en el resto de plataformas que coorganizan el Foro: CERMI Galicia y la Coordinadora Galega de ONGD. Porque en la lucha contra la pobreza y la exclusión no hay fronteras.

Ponentes en esta edición habrá más de 40. Entre ellos la periodista Rosa Maria Calaf y su “Comunicación decente contra la desigualdad y la pobreza“, Carlos Susías, el presidente de EAPN España  y su “Participación de la sociedad civil en la gestión de los Fondos Estructurales: ¿Ficción o realidad?” (no me han dejado llamarla ¿Realidad o paripé?, que gente) o Cristina Moreno, responsable de la Fundación Civio, una organización especializada en demostrar que la transparencia en los datos públicos, la lucha contra la corrupción y una democracia más fuerte son factibles con herramientas informáticas innovadoras. Ya conocieron en este blog ¿Quien manda?. Les sorprenderán otras como El indultómetro, Tu derecho a saber, El BOE nuestro de cada día o ¿Donde van mis impuestos? donde ya tienen todos los datos del proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2015 hasta el máximo nivel de detalle para que puedan encontrar el dato que precisen de forma muy sencilla. Como dicen en Civio: ” Nos gustaría que la Administración mostrase así toda la información a los ciudadanos. Como no lo hace, lo hacemos nosotros

Innovando y sumando esfuerzos contra la pobreza y la exclusión social

En paralelo al Foro, podrán visitar la I Agora del Tercer Sector. Un espacio donde se pretende presentar de manera ágil hasta once iniciativas innovadores y buenas prácticas que en Galicia ya existen en la lucha contra la pobreza y la exclusión social y por la inclusión activa y la economía social. Siempre con el enfoque de que puedan ser replicadas o significar un avance para personas y entidades en su lucha contra la pobreza y la exclusión social, para ahorrar esfuerzos y para ampliar el trabajo en red.En 6 minutos, expertos de estas once entidades, deberán presentar su experiencia a grupos de 8 personas, que tendrán 9 minutos más para preguntar. Si hay interés no hace falta más tiempo.Y si no, hay otras muchas posibilidades esperando.

La clave del Agora es la empatía. No se trata de contar lo bueno que es mi proyecto y ya, sino pensar en quien me está escuchando: que fue exitoso para mí que puede ser para ti, por que mejora el trabajo en red, a tu entidad o a la defensa de los derechos de las personas, etc.

Al Foro y al Agora pueden inscribirse aqui. Y si solo quieren hacer alguna visita vengan, malo será que no les encuentren un hueco.

@xosecuns

Cláusulas sociales, Comunicación, Corrupción, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Formación, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves para que 2.306.000 niños y niñas salgan de la pobreza

24 de junio de 2014 a las 15:53

A pesar de las miradas de preocupación de algunos amigos, este fin de semana he disfrutado leyendo el informe que hoy hace público UNICEF:  La infancia en España 2014. El valor social de los niños: hacia un Pacto de Estado por la Infancia.

Tras unas semanas bastante molesto con tanta noticia alarmista sobre pobreza, desnutrición infantil, comedores escolares  y en fin, la sensación de que el sufrimiento de miles de niños y niñas se está convirtiendo en mera carnaza política, tenía muchas ganas de leer información rigurosa y sensata. Como era previsible sabiendo que en este informe junto a sus autores Gabriel González y Armando Bello, colabora Marta Arias (que ya nos emocionó escribiendo sobre infancia y discapacidad)  sobran datos e información sobre la situación de la infancia en España y los retos que es imprescindible afrontar si queremos tener un futuro digno como país.

Les dejo diez conclusiones que he obtenido tras leer un informe neta y sanamente político.

1 El bienestar de todos depende (mucho) de niñas y niños

Invertir (que no gastar) en infancia es justo, es rentable, beneficia a todos, y es un elemento fundamental en el cumplimiento de los derechos de los niños y en la transformación de las sociedad…. Bonito, ¿verdad?. Pues ni de coña.

Las inversiones en los niños son aún una responsabilidad de padres y madres, mientras que los beneficios los compartimos todos. Muy justo no es. El 83% de los españoles entre 18 y 35 años creen con razón que no nos estamos preocupando por el futuro de las nuevas generaciones. La viabilidad de nuestro sistema sanitario y de pensiones, la garantía de igualdad de oportunidades y formación de calidad para todos y para que este país se pueda desarrollar en el futuro y deje de expulsar a nuestros jóvenes,etc dependen de ello.

En España y en todo el mundo. No es posible pretender luchar con exito contra la pobreza y la exclusión infantil en España si nos olvidamos de hacerlo en todo el mundo. Eliminar las politicas y presupuestos de cooperación al desarrollo es atacar la supervivencia de millones de niños y niñas, también los españoles. Ahora no podemos parar.

2. ¿Hacia un país sin niños?

En 2012, por primera vez en 42 años, la población descendió en España. De seguir esta tendencia en 2023 habrá casi un millón menos de niños y niñas menores de 10 años que en la actualidad (¡un 20,4% menos!).

Podemos tener diferentes opiniones sobre el grado de preocupación, las razones o los remedios de este hecho, pero lo cierto es que con esta tendencia vamos a un país envejecido y en decadencia. Ayudas públicas directas a familias con hijos, aumento drástico de la inversión en la educucación de 0 a 3 años, o mejora de la conciliación entre trabajo y familia, son algunas de las propuestas del informe.

3. Una sociedad más desigual desde la infancia.

2.306.000 niños y niñas vivían a finales del 2013 en riesgo de pobreza, el 27,5% del total.

Sólo este dato y viendo el gráfico de como se ha disparado en los últimos 5 años  ya estremece. Pero el informe es contundente al denunciar que lo que realmente se ha disparado en España, por mucho que oficialmente se intente negar, es la desigualdad. En esta tercera guerra mundial que están perdiendo los más débiles,  España está generando desde la infancia una desigualdad que de no corregirse sólo puede devenir en una sociedad todavía más desigual e injusta en el futuro. Se explica en este gráfico, pero sobre todo lo dicen muy clarito los chavales de Avilés.

4. La pobreza se concentra en los hogares con niños y niñas. Y más con la crisis.

El número de hogares con niños en los que que todos los adultos están sin trabajo ha crecido un 290% desde el 2007. La crisis ha puesto en evidencia algo que ya venía de antes, la pobreza está más extendida y es más severa y extensa en la infancia que en el resto de la población.

5. Las politicas publicas son claves. En España, con niños y niñas y con sus familias parece que no.

España es el segundo país de la Unión Europea, tras Grecia, en el que menos capacidad tiene la intervención del Estado (vía transferencias sociales) para reducir la pobreza: sólo 6,9 puntos porcentuales, frente a países como Irlanda que llegan a reducirla hasta en 32 puntos.

Este dato de Save the Children se refuerza en todo el informe al demostrar que “el sistema español de impuestos y prestaciones ha sido tradicionalmente uno de los menos efectivos en redistribuir las rentas familiares de toda la Unión Europea” y que “una de sus principales características es la práctica inexistencia de prestaciones de carácter familiar” (si quieren profundizar, no dejen de leer el informe Políticas públicas para reducir la pobreza infantil en España)

De 27 países de la Unión Europea, España es uno de los seis que no cuenta con un sistema de prestaciones por hijo a cargo. Y eso a pesar de estar entre los diez con mayores tasas de pobreza infantil. En el informe se demuestra que con una prestación universal de 1200 euros anuales por hijo a cargo hasta los 18 años, independientemente de los ingresos de la familia, reduciría la pobreza infantil en 450.000 personas (un 18% ) y la de 550.000 adultos (un 7%). Y a un coste muy barato: 9.400 millones de euros (no me diga que aún es de los que se cree la mentira de que no hay dinero)

6. Invertimos muy poco en niños y niñas. Y no preocupa mucho saber cuanto

Tan poco como que de nuestro PIB dedicamos a políticas de protección social de la infancia un ridículo 1,4% frente a la media del 2.2% de la Unión Europea.

La destrucción de presupuestos públicos ha sido drástica en estos ultimos años. Un 6,8% desde 2007 y un 14,6% desde 2010. 772 euros menos para cada niño y niña en apenas tres años.

Y analizar los presupuestos públicos en este ámbito, como en tantos otros es un reto al alcance de muy pocos heroes. La transparencia sigue siendo un reto.

7. Campeones europeos en el fracaso educativo

El gráfico es humillante. Y eso que hemos mejorado en los últimos años tanto en fracaso como en abandono escolar.

El acceso a una educación inclusiva de calidad en condiciones de igualdad de oportunidades y no discriminación es una herramienta imprescindible para romper el círculo de la pobreza y la exclusión social. De lo contrario, los nietos de nuestros 2.306.000 niños y niñas en riesgo de pobreza hoy, lo serán también. ¿Pruebas?

Los jóvenes con madres que carecen de estudios postobligatorios la tasa de abandono supera el 30% mientras que es apenas el 4,6% cuando la madre tiene estudios superiores.

La tasa de riesgo de pobreza de los niños y niñas cuyos padres sólo han completado la educación secundaria obligatoria (47,4% en 2013) es cuatro veces mayor que la de aquellos que tienen estudios universitarios (11,4%)

8. Repitan conmigo: ¡la pobreza de mis hijos no es culpa mía!

“Las políticas de infancia no son políticas menores“. Con esta frase se abre el apartado “Otros escenarios son posibles“. Y creo obligado reproducir su advertencia de que se está instalando (en mi opinión de forma premeditada) la idea de que la pobreza de niños y niñas o sus resultados educativos son responsabilidad exclusiva de la familia o del propio niño, de que la igualdad de oportunidades es algo sólo importante cuando hay recursos o que la inversión en la infancia sea considerada una carga para las cuentas públicas que en tiempo de crisis es un lujo prescindible.

No lo malinterpreten. Nadie niega la responsabilidad de padres y madres. Todo lo contrario, en España como en otros países mediterraneos contrasta el elevado compromiso de las familias extensas (y con la crisis especialmente la de las personas mayores con hijos y nietos) con el mucho menor compromiso político y social.

9.Su opinión cuenta. ¿Les dejamos proponer?

Niños y niñas no votan. Aunque tengan reconocidos sus derechos, no suelen tener amigos influyentes ni capacidad económica para hacerlos valer o para denunciar en tribunales su incumplimiento. No participan de las grandes decisiones que les afectan y muchas veces no se valora el impacto que estas tienen sobre ellos.

Como en otros colectivos en riesgo de exclusión, su opinión apenas cuenta y es un grave error, porque no tiene nada que envidiar a la que se escucha en muchos parlamentarios o directivos de ONG. Es un soplo de aire fresco ver que todo un Informe lleno de opiniones sensatas o que se reclame que las personas mayores de 16 años puedan votar en las elecciones municipales.

Imagen de previsualización de YouTube

10. Es imprescindible un Pacto de Estado por la Infancia. #YoPidoPacto

Sobran las razones. Un compromiso político por encima de ideologías o del contexto económico. Como ya se hizo con el Pacto de Toledo de 1995 para proteger a las personas mayores y como se debería hacer en tantos otros ámbitos de la acción social.

Imagen de previsualización de YouTube

Déjenme hacer algunos comentarios positivos para terminar.

El informe ha sido cofinanciado por los trabajadores de Meliá Hoteles, a través de de la iniciatica de nóminas solidarias. RSE bien entendida.

Si son padres o madres, dense mimos. El 98% de los niños y niñas creen que “mis padres me tratan bien” Aparece en el informe: Bienestar infantil desde el punto de vista de los niños. Cataluña  y Castilla Leon son las comunidades con el bienestar subjetivo medio más bajo (85,3 y 85,7%). ¿Y la que mejor? Pues Galicia, claro, con un 88,9% …por si aún no han decidido donde ir de vacaciones.

El informe es demoledor pero me ha ilusionado mucho su enfoque decidido por defender y exigir derechos sociales y politicas públicas. Dicho de otra forma y para calentar el debate: 2.306.000 niños y niñas pobres. Podrían haber optado por pedir nuestra limosna para salvar a 6000 de ellos, conmoviendonos con imágenes sensibles, bocadillos mágicos, unas cuantas becas comedor o pintando monstruitos ridículos contra el hambre. No lo han hecho. Para mi eso se llama coherencia con una causa. ¿De que ONG se harán socios?

#YoPidoPacto Acabo de firmar junto a otras 1235 personas. ¿A que esperan?

@xosecuns

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Educación, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

No hay dinero. MENTIRA!

28 de mayo de 2014 a las 12:08

Déjenme empezar con dos noticias resultado de decisiones políticas erroneas. Ayer el Instituto Nacional de Estadística nos confirmaba (dejo para otro día analizar la ¿chapuza? de sus cambios de metodología) que  la inmensa mayoría somos un poco más pobres, pero que un  27,2% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión social (AROPE) .

La semana pasada teníamos nuevas pruebas del obsceno desmantelamiento de la  dependencia, ya en niveles inferiores a diciembre de 2011. Una auténtica ley de la eutanasia aprobada de facto por la puerta de atrás.

Ricos más ricos, pobres más pobres, recortes presupuestarios, gobiernos que cuelgan el cartel de ‘no hay dinero’ y cada vez mayor desigualdad económica. ¿Inevitable? En absoluto. La desigualdad extrema y la corrupción son evitables. Es una cuestión de prioridades y de voluntad política.

Porque Hacienda NO somos todos, Oxfam Intermon acaba de presentar su informe Tanto tienes, ¿Tanto pagas?: Fiscalidad justa para una sociedad más equitativa.

Imagen de previsualización de YouTube

Con su rigor habitual y como ya demostraron en enero cuando presentaron “Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica” ahora nos piden nuestra firma para reclamar con contundencia algo que debería ser evidente: una reforma fiscal más justa y equitativa como herramienta para garantizar derechos sociales como la sanidad, la educación pública, los servicios sociales o la cooperación para el desarrollo.

Nuestro sistema fiscal no es justo ni equitativo

Tal como está funcionando, desde luego que no. Desde el inicio de la crisis económica, la respuesta del Gobierno se ha centrado en el recorte de las políticas públicas (salud, educación, cooperación…) y la subida de impuestos como el IVA, lo que supone una mayor presión para los bolsillos de las clases medias y bajas.

Soy un pringado y perdónenme, pero creo que la mayoría de ustedes también. En España se recauda de tal manera que las familias aportan casi 50 veces más a las arcas públicas que las grandes empresas. El 90,76% de las contribuciones (en 2012) proviene de las personas físicas de clase media y baja, vía cotizaciones a la seguridad social, IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) por las rentas del trabajo, IVA e impuestos especiales (sobre la gasolina, el tabaco, el alcohol),116 impuestos que han subido desde 2008.

Tan sólo el 9,24% de la recaudación total del Estado en 2012 provino de las empresas. Y aquí también hay clases: las pequeñas y medianas empresas, las que crean la mayoría del empleo, tributan una media del 17% de su resultado contable, mientras que las grandes empresas españolas lo hacen al 3,5%. Y si son una multinacional extranjera y disponen de una ETVE (Empresa de Tenencia de Valores Extranjeros) pagarán un fastuoso 0% como en cualquier otro paraiso fiscal.

Hacienda no somos todos. Un fraude fiscal desbocado

El 87% de los españoles creemos que los impuestos no se cobran con justicia. Y tenemos razón. Sólo en 2009 (y desde entonces la situación ha empeorado), Hacienda dejó de recaudar un mínimo de 59.515 millones de euros (excluído el fraude a la Seguridad Social). El 72% de este fraude está perpetrado por grandes empresas y grandes fortunas, 17% por PYMES, 8,6% autónomos y el 2,6% (1546 millones de euros) por particulares como usted o como yo.

Un fraude fiscal consentido y mimado políticamente. En 2014 la Agencia Tributaria posee el mismo número de empleados públicos que cuando fue creada en 1992. Somos el país de la Unión Europea que menos se esfuerza en esta tarea, ya que dispone de un trabajador de Hacienda por cada 1.958 habitantes, frente a los 942 de Francia o los 740 de Alemania.

Cada euro no pagado por los defraudadores además de un delito y un atentado contra el principio de equidad es un insulto a los contribuyentes honestos que deben pagar más impuestos y para todos en forma de menos o peores servicios. ¿Cómo se le queda el cuerpo sabiendo que está pagando de media 1910 euros de más al año por este motivo?

Recomendaciones para un sistema fiscal justo

A partir de una recomendable investigación sobre errores y aprendizajes en diversas reformas fiscales en América Latina y con toda la experiencia de trabajar en cooperación al desarrollo desde hace más de 50 años junto a organizaciones y personas viviendo en situaciones extremas de violencia, pobreza y exclusión. Se proponen toda una serie de propuestas (por cierto, las contrarias a las que acaba de proponer el Fondo Monetario Internacional) que se van a exigir para recaudar con justicia y que la política fiscal realmente sirva para luchar contra la desigualdad de ingresos y oportunidades. Partiendo de tres requisitos:

  • Aumentar la capacidad recaudatoria para blindar las políticas sociales sin que el esfuerzo recaiga injustamento sobre los que menos tienen.
  • Garantizar la progresividad y la equidad en la reforma fiscal. Que empresas e individuos tributen en función de su capacidad y de su actividad económica real.
  • Tolerancia cero contra el fraude fiscal: acabar con la evasión y elusión fiscal. Dentro del Estado español y en el ámbito internacional.

Un resumen de las propuestas del Informe, las tenemos en este Decálogo para una reforma fiscal justa y equitativa

1. La política fiscal debe combatir la desigualdad al margen de intereses partidistas, contribuyendo a una sociedad más justa y equitativa.

2. Hay que recaudar lo suficiente para financiar un modelo social que garantice servicios públicos de calidad e igualdad de oportunidades.

3. Se debe aplicar “tolerancia cero” al fraude fiscal, incluyendo medidas que pongan freno a la impunidad de los evasores.

4. Los privilegios y la opacidad de los paraísos fiscales deben desaparecer.

5. Recaudar más no puede suponer aumentar el esfuerzo fiscal de las clases medias y los más pobres. Quien más tiene, ha de contribuir más.

6. Todos, empresas e individuos, deben tributar en función de su capacidad y de su actividad económica real, sin privilegios, ni excepciones.

7. Las grandes fortunas y las rentas del capital tienen que contribuir en mayor medida, para reducir la presión sobre los salarios y el consumo.

8. El sistema tributario tiene que ser progresivo y equitativo en su conjunto sin medidas que favorezcan los intereses de unos pocos.

9. Los beneficios fiscales deben ser excepcionales y solo deben aplicarse, si permiten crear valor real y duradero (como la creación de nuevos empleos de calidad).

10. Una buena política tributaria requiere un debate público abierto, transparente y con participación ciudadana.

La reforma fiscal prevista por el gobierno es una oportunidad para dejar de ser el segundo país más desigual de Europa y de recuperar políticas y derechos sociales como las rentas de inserción, la sanidad y la educación públicas y la cooperación para el desarrollo.  Una oportunidad para gobernar en beneficio de una minoría y no en el de unos pocos, a la vista de lo que hemos votado (o no) millones de españoles hace unos días, en vez de enfadarse con el informe (que lo harán y mucho), quizá deberían leerlo y gobernar para todos y todas.

¿Ya han firmado?

@xosecuns

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Bancos, Campañas, Corrupción, Desigualdad, Empleo, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net