Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Posts tagged ‘Espabila’

¿Sirve de algo luchar contra la pobreza?

1 de marzo de 2017 a las 1:17

Calle Alcalde Lorenzo. Bertamiráns (Ames-A Coruña)

Póngase en el lugar de una persona en silla de ruedas cruzando esta calle.

¿Qué ha sentido?

¿Haría algo si estuviera en su calle?

Vi la foto en la página Queremos una Compostela sin barreras, creada por Paula y Pío, los padres de una niña con parálisis cerebral que un día se hartaron de tanta discriminación con su hija y otras muchas personas como ella.

Me sorprendió el absurdo y me fui indignando con todo lo que implica de despilfarro y desprecio político y técnico (porque en este ayuntamiento como en todos hay empleados públicos responsables de que esto no ocurra) a los derechos de muchas personas.

Y me emocioné al acordarme del sufrimiento que he visto en personas a las que quiero, con dependencia o cuidándolas, ante una calle no accesible.

Pero con indignación o emoción no basta. Investigué un poco si la foto es actual y la subí a mi Facebook, preguntando educadamente al alcalde (no me respondió, pero si su concejal de urbanismo: es una chapuza heredada y tienen previsto arreglarlo en breve). Me vine arriba y lo subí  al muro de la campaña “Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017” que el CERMI acaba de poner en marcha.

Descubrir. Indignarse. Emoción. Conocer… ¿Actuar?

Nada nuevo. Todos los días millones de personas recorren algunas fases de este proceso y deciden actuar o quedarse inmóviles al borde del camino.

Pío y Paula son un ejemplo, semejante al que encontrarán en el origen de muchas organizaciones que luchan contra el apartheid de las personas con discapacidad (o mejor diversidad) o en los miles de personas que al grito de #VolemAcollir (¡Queremos Acoger!) en una admirable Barcelona y en otras muchas ciudades exigieron al Gobierno que cumpla su compromiso de acoger a 17.000 refugiados o a las que todos los días lo siguen haciendo tras etiquetas como #VenidYa o #VindeXa .

O en personas como Arturo Coego, uno de nuestros jóvenes emigrantes por obligación, subiendo las escaleras de 42 pisos para recaudar fondos para las personas sin hogar en Inglaterra. 

Ya, ya. Pero todo esto ¿Sirve de algo?

La duda me la planteó una persona tras leer mi artículo “Entre los escombros” sobre como los desahucios, la desigualdad y la pobreza siguen disparadas en España (la Comisión Europea ha avergonzado, y como, al gobierno español).

Más bruto fue otro amigo que me soltó que nuestra generación, la que reclamó el 0,7% para ayuda al desarrollo, había fracasado rotundamente, hundiéndose en la irrelevancia sin apenas quejas ni lágrimas. Y eso cuando hace 25 años unos cuantos “inconformistas” empezamos la locura de reclamar en Galicia la evidencia de que en la lucha contra la pobreza no hay fronteras y creamos la Coordinadora Galega de ONG para o Desenvolvemento.

No me hagan caso si detectan señales de la crisis de los cincuenta tratando de justificar que no he estado haciendo el tonto media vida. Mi respuesta es que si, que sirve de mucho. Pero…

Si es usted de las de “si sufren que se jodan“, no siga leyendo

Disculpen la brusquedad, pero a muchos millones de personas les trae sin cuidado el dolor ajeno.

Y no vale lo de que son políticos, banqueros o ricachones sin escrúpulos. En estos años, me he encontrado con completas egoístas, cínicas y sin ninguna empatía en personas de clase alta, media y baja, sin hogar o con discapacidad y en ONG, premios nobel o pretendidas gurús de la solidaridad. En amigas y enemigas.

Ni puñetero caso les hago, aunque les sonría. Bastante hago con intentar defender también sus derechos. Les regalo este vídeo de The pilion trust.

Hace bastantes años citaba cinco excusas para no hacer nada: impotencia, complicidad, el funcionario perfecto, perversidad y el más adelante veremos. Hoy el que más me molesta es lo de “No va conmigo, para eso están las ONG, los misioneros o las personas voluntarias. Grandes idealistas que intentan hacer el mundo mejor mientras yo sigo con mi vida y mis problemas”.

Pues no. Aparte de ser un argumento igual de burdo que el de “todos los políticos son iguales“, es la excusa perfecta para aparentar no responder a las preguntas del principio: ¿Qué ha sentido? ¿Qué va a hacer?… cuando ya lo han hecho.

Me van a volver a decir otra vez que “acabas con el glamour y épica” pero en las ONG, los misioneros o las personas voluntarias, Mandelas hay muy pocos.

La gran mayoría como usted o yo, con nuestras incoherencias, problemas y miserias. Y la principal miseria es la vanidad de creernos a veces mejores que los demás. Dejen que me recuerde este párrafo: “Del voluntario al obligatorio. Parecen dos términos opuestos, pero para mi, ser voluntario, activista o militante en alguna entidad o mejor en alguna causa relacionada con la justicia social es una obligación moral. No estoy haciendo el bien por ser voluntario y nadie me lo tiene que agradecer, estoy cumpliendo con mi obligación como persona. Ser voluntario es un medio para luchar por derechos sociales y contra la pobreza y sus causas y causantes.

No hay superhéroes. Sólo personas como usted que deciden hacer algo¿Para nada?

La humanidad mejora. Usted y su vecino no

Es un hecho objetivo. El mundo está mejor que nunca.

En 1990 casi me echaron de la facultad de Empresariales por empapelarla con 200 cartelitos con el lema “Hoy, como todos los días, 100.000“, por las personas que entonces morían de hambre. Hoy esta cifra se ha reducido a mucho menos de la mitad.

Como dicen Kiko Llaneras y Nacho Carretero en Datos para el optimismo (aunque como antídoto para el populismo el artículo es bastante ingenuo) y como pueden ver en los gráficos, en los últimos 60 años, la esperanza de vida ha aumentado desde los 48 a los 71 años; la tasa de mortalidad infantil se ha dividido por cuatro y el analfabetismo ha caído desde el 44% al 15%. Y como defienden filósofos como Steven Pinker: “la violencia desciende históricamente y quizás vivamos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie“.

Las evidencias, como nos recordó la campaña #stopthemyth de la Fundación Gates (si, no todo es blanco y negro), también nos permiten afirmar con rotundidad que los países pobres NO están condenados a seguir siéndolo, la ayuda internacional NO supone un malgasto de dinero y que salvar vidas NO conduce a la sobrepoblación mundial.

Triunfalismo ninguno. Más de 800 millones de personas siguen malviviendo con menos de 1,9 euros al día. Y estamos asistiendo a un aumento brutal de la desigualdad en todo el mundo y especialmente en España.

Les recomiendo leer “La peligrosa clase media”, un breve artículo de Moisés Naim que me inspiro hace años. Y si quieren ver lo empinada que puede ser la cuesta abajo si no luchamos contra ello, tecleen sus ingresos en The Global Rich List y verán por ejemplo que una persona en pobreza severa en España (menos de 330€ de ingresos al mes) es más rica que otras ¡4.607 millones! en el resto del mundo.

Hacer algo es defender derechos

Marcha Mundial contra la explotación Laboral infantil Vigo 1998

No es gratis. Detrás de cada cifra positiva, de cada pequeño avance, de que los retrocesos con los Trump de turno no sean tan drásticos… hay personas que deciden no resignarse y defender de forma pacífica los derechos humanos.

Así se acabó con el apartheid, la esclavitud o muchas guerras, y se avanzó hacia la democracia o el voto femenino frente a argumentos como “Las mujeres nunca podrán votar: son físicamente frágiles y no podrían enfrentarse al estrés que supone votar”.

Hace 25 años la palabra desigualdad apenas se pronunciaba. No sabíamos lo que era el consumo responsable, el comercio justo, la economía solidaria o la banca ética. Hasta que marchamos contra la explotación laboral infantil comprábamos ropa sin saber que la estaban fabricando millones de niños y niñas; hoy muchísimos menos.

Aún me emociona leer al añorado S.J. Fernando Cardenal animarnos desde Nicaragua con su “Mi esperanza es que los jóvenes vuelvan a las calles a hacer historia” Y vaya si la hicieron cuando el bendito 15M estalló con su Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente.

Muchos chicas y chicos tutelados están consiguiendo acabar con el prejuicio de que les miren distinto que tienen deseos y sueños de futuro y que reclaman hacerse adultos sin precariedad

V Encontro Galego Participación EAPN Galicia www.pobreza.gal

En 1190 dos personas del mismo sexo no podían casarse, adoptar o ser felices en público. Hoy peleamos contra autobuses que fomentan el odio hacia las personas transexuales. Repitan conmigo: Hay niñas con pene y niños con vulva. Y no somos pocos, hasta mi admirada Yolanda Ramos lo ha hecho en Tu cara me suena.

¿Sabía que España sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la mejora de la calidad de vida de la comunidad gitana y su lucha contra los prejuicios y las mentiras?

Los padres y madres de muchos niños y niñas con síndrome de down, autismo o discapacidad intelectual estaban preocupados por su infancia y hoy se preocupan por su trabajo, su jubilación o su derecho al voto. Las personas con salud mental estaban encerradas en manicomios y hoy reclaman ser felices.

En una charla en Vigo de la exitosa campaña contra las minas antipersona, un tal Alberto Estévez decidió dedicar su vida a luchar contra el tráfico ilegal de armas.

¿Sirve de algo?

En el corto plazo todos muertos

Los cambios se generan poco a poco. Son como el nacimiento de un niño. No lo vemos pero de repente, la niña que ayer tenía 3 años hoy tiene doce” nos decía una siempre inspirada Yosi Ledesma.

En estos años he visto ya demasiadas frustraciones por pensar que los cambios y los éxitos eran inmediatos: la OTAN, la LOGSE, el 0,7%, el Prestige… el 15M…

Hoy asisto sorprendido a la despedida de Juventud Sin Futuro, tras seis años de ejemplo en la lucha por los derechos de los jóvenes con campañas memorables como “No nos vamos nos echan“. Y se van haciendo un cierto ridículo con su artículo “Quisieron robarnos el futuro, pero solo nos quitaron el miedo“, contando batallitas y animando a que sus victorias: “otra generación las enarbole” (Nota: acabo de comprar el dominio juventudsinfuturo.es, para enarbolarlas si acaso)

La maravilla de las redes sociales nos ha permitido una capacidad de comunicación e incidencia como nunca soñamos, pero también alarmas continuas por la última injusticia y frustraciones por no solucionarse ya. Ese “Cuanto mejor, peor” que dice Javier Cercas o “La pregunta millenial de la que habla Simon Sinek.

Y no, las revoluciones no existen.

Existe el trabajo constante, con más, menos o ninguna intensidad según el ánimo, pero constante.

Defendiendo derechos (no se ofendan, pero apadrinar niños o recoger tapones o alimentos funciona una vez pero es inútil y hasta cómplice si no va acompañado de la pregunta ¿Qué exijo para que esto no se vuelva repetir?).

Sumar. Trabajar en red y mirando por los derechos de quien tengo al lado y no sólo por los míos.

Y sobre todo…Sonreir.

Yayoflautas, prepárense.

@xosecuns

 

 

Campañas, Comercio justo, Comunicación, Comunidad gitana, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Chema Vera: Las ONG coherentes bajan al barro

23 de noviembre de 2016 a las 2:18
Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Oxfam Intermon, una de las oenegé de referencia en nuestro país cumple 60 años de lucha contra la pobreza. Y no celebra su aniversario ensimismada, sino asumiendo con valentía y junto al resto de organizaciones que forman Oxfam Internacional, el riesgo de ser coherente y luchar contra la desigualdad y sus causas no sólo en Africa o América Latina sino también en España.

Detrás de esta transformación y de titulares como “El dinero fugado a un paraíso fiscal supone recortes en tu centro de salud” o «Con los refugiados no va a pasar nada, no han venido» están personas como su director general, Chema Vera, con quien he tenido la oportunidad de conversar.

Enfrentar la desigualdad extrema, seguir cerca de las personas y mantener la voz y la pasión son los tres retos que Chema cree que Oxfam Intermon tendrá en el futuro. Aquí nos da algunas pistas de como conseguirlo, o no.

 

Oxfam Intermón está denunciando en España problemáticas que antes parecían exclusivas de países del Sur: desigualdad, fraude fiscal o baja calidad democrática. ¿España es ya un país de terreno?

No como objeto de cooperación pero si como objeto de lucha por la justicia social y de defensa de derechos y de trabajo con población vulnerable. Sigue habiendo muchas diferencias pero creemos que debemos hablar de una desigualdad y pobreza crecientes en España porque sus causas son globales, máxime en desigualdad o fiscalidad, donde pueden afrontarse desde África, América Latina o Europa de una forma diferente.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no hablan de pobreza de aquí y de allí sino de causas y compromisos compartidos. ¿Qué implica?

Nuestro informe conjunto con Unicef nos permitió hablar sobre la contribución de España a los ODS con sus políticas de cooperación y comercio exterior. Pero también en como se van a cumplir en nuestro país los compromisos de reducción de pobreza infantil o acceso a calidad de servicios sociales que deben plasmarse en un plan nacional específico.

Los nuevos ODS son una buena noticia. No sólo abordan las consecuencias de desigualdad o insostenibilidad sino sus causas estructurales. Por ejemplo, el objetivo Hambre Cero reconoce que fracasará si no se cumplen lo previsto en cambio climático. Ojalá fuera mas potente su redacción pero en ODS como el 10 se habla de desigualdad y supone sin duda una oportunidad para demandar políticas estructurales a nivel internacional y en España.

“Los indianos fracasados vuelven a casa” Una expresión escuchada en ONG de acción social ante la actuación en España de organizaciones que antes trabajaban en desarrollo. Debates clásicos en cooperación como empoderamiento o apadrinamiento tienen su equivalente entre inclusión activa o un rancio asistencialismo. ¿Luchar contra la pobreza y sus causas o maquillarla?

Creo que si lo enfrentamos creando campos excluyentes acabamos cayendo en el error interesado de quienes quieren diferenciar a pobres de aquí con pobres de allí. Si lo vemos desde el enfoque de la mera captación de captar subvenciones o el oportunismo de cambiar mi imagen falseando mi imaginario si es válido el debate.

Nuestra respuesta es que nunca ha habido fronteras para los derechos o la solidaridad. Para quienes trabajamos desde este enfoque de causas o de derechos en África o América Latina es más difícil hacer fronteras y caer en este error, y es más fácil compartir agenda y espacios en España. Y creo que ha sido acertado porque hemos contribuido al debate político publico español y no nos ha mermado la capacidad de hablar de otros países, al contrario, ha reforzado nuestro discurso, hemos podido hablar más de América Latina por ejemplo.

El 99% de nuestros ingresos seguirán destinándose a cooperación o ayuda humanitaria. No vamos a abrir programas propios pero si a utilizar una parte de nuestros recursos libres a apoyar con recursos, apoyo técnico, formación o hasta amparo mediático a organizaciones sociales en España, y en dos sectores: población migrante y refugiada y violencia contra las mujeres.

Hacer incidencia política defendiendo derechos o denunciando desigualdad solos o a través de redes: la Plataforma por la Justicia Fiscal, Polétika… Algunas entidades protestan al sentirse obligadas a posicionarse sobre temas incómodos. ¿Es acertada la defensa radical de derechos?

Desde luego que si. Desde el respeto, pero si realmente como organización nos creemos el enfoque de derechos y no es mera retórica o unas palabras escritas en un marco lógico o en la memoria de actividades, ser coherente con esta misión implica exponerte, supone tensión, correr riesgos. Y si no…

¿Y si no?

haciendanosomostodos cartelTienes que sentir que estás saliendo de tu zona de confort, sintiéndote incómodo con las contradicciones. Podrás hacerlo mejor o peor pero por lo menos entras en terrenos donde hay una oportunidad para el cambio y de influir en sectores hasta ahora desmovilizados. Estamos comprobando que le hemos puesto explicaciones, argumentos y propuestas de acciones a una percepción de desigualdad que ya existía en mucha gente. Faltaba explicarla, dar posibilidades de actuación.

Pasar de denunciar los recortes en la cooperación al desarrollo (que seguimos haciendo) a presentar un informe de calidad contra la reforma fiscal de Montoro, es más arriesgado, pero es ahí donde debemos estar si nos creemos el enfoque de derechos y ese cambio de ideas, valores y actitudes políticas y prácticas.

Seguir con nuestra tradición de hacerlo solos o acompañados. Trabajar solos con acciones propias o en alianza con otros donde pongamos en juego nuestra identidad y marca (como la campaña contra el tráfico irregular de armas con Amnistía Internacional, Greenpeace o Fundació per la Pau, o la campaña sobre refugiados con otras ONG). Y participar en redes donde nuestra marca desaparece y se debate y actúa sobre causas comunes. Entre los tres espacios debemos seguirnos moviendo.

Sabiendo que los beneficiarios de Oxfam Intermón están a miles de kilómetros y los de las ONG de acción social en la calle de al lado, ¿Qué le dirías a quienes siguen diciendo que su organización es apolítica?

Que me digan como. Aunque sean entidades que se limiten a recaudar fondos, es tremendamente difícil afirmar ser apolítico cuando se esta trabajando con personas en vulnerabilidad y lo que haces no es ajeno a lo que ocurre en tu contexto local, a las normas que dificultan la inserción laboral o la alimentación. Solo con el hecho de prometer unas cuantas becas comedor se está tomando una posición política muy clara aunque no quieras.

fraude-fiscal-pringao-oxfam-intermonIncluso en un pretendido sentido asistencialista de trabajar solo las consecuencias estás asumiendo un cierto rol que más te vale reconocer. Máxime si se presume de tener un enfoque de derechos, lo que obliga a tomar postura y partido por las victimas. Nuestra acción política parte de las personas y sus derechos. En otras se puede partir de las ideas o los estudios, pero en nuestro caso vienen luego y este posicionamiento casi inevitable nos obliga a ser innovadores, a intentar conectar con una sociedad española que se ha revitalizado políticamente en los últimos ocho o diez años, nos guste o no.

Lo que pasa es que se confunde apolítico con apartidista. Organizaciones como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos Sin Fronteras hemos demostrado que se pueden tomar iniciativas contundentes y comprometidas políticamente sin que se nos puedan asociar con ningún partido. Como cuando reclamamos la reforma de la Constitución y que los derechos sociales y económicos se conviertan en fundamentales y tengan la misma obligatoriedad para nuestro gobierno dentro y fuera de España. Ahora, esto no es estar precisamente en la zona de confort.

¿Cuales son los retos a los que se enfrenta el Tercer Sector Social en España? 

Relevancia para la sociedad, seguir siendo referentes para ciertos temas más allá de las actuación concreta.

Rendición de cuentas sobre lo que estamos consiguiendo con nuestra actuación (acción humanitaria, acción social, incidencia, cooperación, me da igual) gracias al apoyo de la sociedad, bien sea indirectamente con financiación pública o con cuotas de socias o donativos.

Conexión con la gente joven y conseguir su adhesión. El paso de la persona socia o donante de toda la vida a jóvenes activos en el mundo digital, que requieren una cercanía, transparencia e implicación muy superior a la que estamos acostumbrados.

¿Sigue siendo necesaria la cooperación al desarrollo? ¿Hay vida después del 0,7%?

Si claro. Hay que seguir defendiendo un volumen de fondos suficientes. No estoy de acuerdo con la postura de que ya no hay que pedir dinero. Si la política pública española de cooperación al desarrollo no crece, más vale cerrarla, porque llega un momento en que con tanta reducción no llega ni para soportar los costes de estructura y lo que cuesta una dirección general sin apenas tiene recursos para gestionar.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua CooperaciónPero hace falta una renovación del rol, los instrumentos de cada actor y la narrativa de cómo lo estamos contando. Y esto afecta y mucho a las ONGD. Creo que tuvimos un boom de financiación rápida y excesivamente fuerte, que digerimos como buenamente pudimos, haciendo mucha maquinaria de proyectos que ahora ya no existe.

Debemos evolucionar hacia una cooperación de valor añadido. Que se nos mida y valore por el impacto de nuestros programas: con quien más los hacemos (en terreno o internacionalmente), en si aportamos conocimiento, influencia, trabajo en red, una especialización fuerte, etc. Si eso no se explicita, la narrativa antigua de simplemente gestores de la cadena de solidaridad o la relación con intermediarios, está muerta. Máxime porque es vertical y estamos en un mundo cada vez más horizontal, en donde hay países con capacidades mucho más fuertes que en el nuestro.

También está muerto un sector de ONGD ensimismado con la bandera de más recursos o del 0,7%. Sólo puede funcionar por la vía de quitarse las orejeras, asumir un enfoque de derechos, de compartir causas con otros o asumirlas para ampliar nuestra base social y el respaldo a la cooperación al desarrollo. Al sector le ha venido bien la reducción de las ONG y que haya más fusiones e interrelaciones y que se nos mida por lo que aportamos, no por lo que gestionamos.

Recaudar fondos denunciando desigualdad y fraude fiscal: ¿Suicidio o genialidad?

Fue una decisión difícil. Cuando entras en una denuncia de desigualdad o intereses de grandes empresas, salvo excepciones como la Fundación La Caixa con la que puedes entrar en un dialogo sofisticado, a la mayoría ni se les pasa por la imaginación financiarte. Tienen otras organizaciones disponibles mucho más blancas y con causas mucho más sencillas.

Hay una renuncia implícita a este tipo de financiación, pero afortunadamente la realidad económica es mucho más amplia, con mucha pequeña y mediana empresa y alguna grande que si que participan. Hay algunos donantes que aún teniendo muchos ingresos entienden la dialéctica de desigualdad y la defensa de una fiscalidad justa y un reparto de la riqueza.

¿Que es una ONG blanca?

Aquella con un posicionamiento político público mucho menos anguloso o sistémico. Puedes denunciar en tu boletín la situación de los niños soldado o la trata, porque queda muy lejos. Pero la clave es que hacer cuando te vas haciendo más fuerte: si denuncias abiertamente las causas políticas o económicas que provocan o consienten estos hechos y retas al sistema, te haces un poco menos blanco. Entras en un cierto barro, y hay que hacerlo con mucho rigor y apoyo público, siempre con la conexión de las personas para explicar y explicitar el por qué hacemos una acción y no otra.

¿Y funciona con pequeños donantes?
Si. Con campañas como las de escaqueo fiscal o subirnos a la denuncia de los Papeles de Panamá hemos conseguido miles de nuevos socios. No por una emergencia, sino por una campaña política.

Incluso en campañas más tradicionales, como la que haremos en Navidad estamos intentando innovar nuestro marketing, conectando, en una campaña con el lema No hay más excusas, un proyecto con mujeres en Burkina Faso con la incidencia política sobre el cambio climático. Es decir, relacionar un proyecto y a unas personas a las que se les niegan sus derechos con una causa global y hacer una narrativa sobre este aquí y allí. La posibilidad de que se enganchen nuevas personas es alta.

@Chema_Vera

AFRICA, ASIA, Campañas, Captación, CENTROAMERICA, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Medio ambiente, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, SUDAMERICA, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente

11 de diciembre de 2013 a las 20:13

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

 

Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.

 

Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.

 

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda: Veinte poemas de amor y una canción desesperada

 

Me gustas, Democracia, porque estás como ausente

con tu disfraz parlamentario,

con tus listas cerradas, tu Rey, tan prominente,

por no decir extraordinario,

tus escaños marcados a ocultas de la gente,

a la luz del lingote y del rosario.

Me gustas, ya te digo, pero a veces querría

tenerte algo más presente

y tocarte, palparte y echarte fantasía,

te toco poco últimamente.

Pero, en fin, ahí estás, mucho peor sería

que te esfumaras como antiguamente.

Javier Krahe. ¡Ay democracia!. Toser y cantar

Quizá les sorprenda. Descubrí el análisis lingüistico de este eslogan del 15M, como de los otros dos de las fotografías, en el impecable artículo Discurso político, constructivismo y retórica: Los eslóganes del 15M,  publicado en la revista Language and Society. Está escrito por David Pujante, Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Valladolid y por Esperanza Morales, Profesora Titular de Lingüística General en la Universidad de A Coruña y colaboradora en este blog (15M. Discursos nuevos para el cambio social)

Les recomiendo su lectura. Ya les he advertido en otras ocasiones que no se hagan ilusiones sobre mi inteligencia: el artículo tiene 28 páginas y de las primeras 14 de su justificación teórica no entendí ni papa. Pero a partir de ahi, entre palabras ignotas como apóstrofes, división ilocutiva, isocolón o zeugma, se respira un emotivo, respetuoso y cuidado homenaje a lo que significaron estos  eslóganes y el Movimiento 15M en su conjunto.

Hoy querría sumarme a este homenaje.

Democracia real para ya… y para el lunes que viene. Escribía el 18 de mayo del 2011.

Pasar de la hermosa poesía del 15M a la cotidiana y gris prosa de los días que le siguieron fue duro para muchas personas que se ilusionaron con este movimiento y sus posibilidades de éxito inmediato en la lucha contra la desigualdad y la injusticia social.

Se ganó alguna batalla pero no la guerra contra un enemigo que sabe que la clave de su éxito es el desgaste del adversario y sobre todo cultivar la jodida vanidad.  Perdonen el simil bélico, pero como decía entonces,  la lucha contra la pobreza es una guerra de milenios de historia y que será larga, muy larga, con muchas batallas, algunas en campo abierto, otras en trinchera y muchas en despachos.

Por eso es injusto caer en la melancolía de pensar que todo aquello sirvió de poco, o hacer una cierta leña de un árbol que no sólo no ha caído sino que sigue floreciendo con propuestas tras la semilla de la indignación. Sus efectos corregidos y aumentados siguen en multitud de movilizaciones, plataformas y campañas posteriores  como refleja muy bien Ricardo Cana en Activarse o no, esa es la cuestión.

Pero yo me quedo con como está calando su filosofía de compartir causas, escucharse, colaborar,  crear alianzas, etc, en muchas y hasta ahora paralizadas ONG.

Ver a organizaciones de infancia, juventud o cooperación internacional apoyando a las personas con enfermedad mental para que la reforma del Código Penal no las vuelva a criminalizar. Ver alianzas estratégicas y múltiples iniciativas de colaboración entre ONG: alianzas estratégicas, luchar por causas compartidas como la lucha contra fraude fiscal, Tasa Transacciones financieras, la banca ética o la economía social. Ver una Coordinadora de organizaciones de desarrollo organizando un seminario con el sugerente título de “La respuesta ciudadana en la defensa de nuestros derechos“. O sentir vergüenza ajena ante el espectáculo de algunos directivos de ONG empeñados en negarse a trabajar en red y que en su ridícula vanidad no se han enterado que el mundo ha cambiado y que están perjudicando a las personas para las que dicen trabajar.

Al 15M y su explosión de democracia creo que le debemos también que muchas ONG de lucha contra la pobreza y la exclusión social le pierdan el miedo a la palabra “política” y se vuelvan a fijar como objetivo prioritario la participación política y social de las personas hasta ahora consideradas como usuarios. Su opinión y su voto también cuentan.

No, el desánimo no tiene sentido. En esta guerra contra las causas de la pobreza y la desigualdad no hay derrotas ni errores sino aprendizajes para seguir luchando toda la vida.

Gracias por despertarnos. Seguimos

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Inclusión, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Gracias por tu ayuda Senegal!

29 de agosto de 2013 a las 15:31

La noticia me ha sorprendido:

El Gobierno de Senegal ha anunciado una ayuda de 325.000 euros para el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias.

Las razones de su director, Basilio Valladares, son claras: “Somos un centro como muchos otros que estamos buscando financiación por diferentes vías. Es la primera que se ha conseguido y se está en conversaciones con otros países como Guinea Ecuatorial, Cabo Verde, Nigeria y Angola. El acuerdo con Senegal representa una pequeña proporción del total de nuestros fondos para investigar e irán destinados a proyectos de investigación centrados en enfermedades del país africano. Además de la continuidad de las investigaciones, la ayuda senegalesa se destinará a la formación de personal y a la instalación de laboratorios en ese país que serán el germen de un instituto científico propio

¿Es una mala noticia?

Algunas reacciones son algo molestas: vergüenza que nos financie un pais pobre, pena por el prestigio perdido, a esto nos lleva la corrupción, melancolía por lo que nosotros fuimos en cooperación y míranos ahora…

Quizá sea oportuno felicitar al Instituto, la Consejería de Acción Exterior del Cabildo de Tenerife y el propio gobierno senegalés. Por acciones como esta puede pasar en parte el futuro de la cooperación al desarrollo.

Entiendanme bien, es despreciable el desmantelamiento canalla de los fondos de lucha contra la pobreza dentro y fuera de España y el sufrimiento que está causando en millones de personas, además de una ruinosa pérdida de oportunidades para el desarrollo. También lo es el suicidio futuro que como pais nos estamos asegurando al erradicar adrede presupuestos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en esta carrera loca por volver a los años 60, al “que inventen ellos” y al “capitalismo de amiguetes“.

Pero para llorar siempre hay tiempo y mientras resistimos está bien ver cómo innovar buscando formas de financiación, con modelos de cooperación más horizontales que la habitual verticalidad (¿la del 0,7% ?).

Horizontal porque se aprovechan los recursos humanos técnicos propios y se refuerza su papel, porque se asegura la implicación del gobierno de Senegal (¿no es este uno de los principios de la Declaración de París?) y su exigencia de resultados por la cuenta que le trae, tanto los propios de la investigación como la formación de personal local. Y si algún día los investigadores canarios tienen que irse a vivir a Dakar porque el gobierno español o canario siguen con la incompetencia de no financiales, tendrán un futuro rodeados de compañer@s senegaleses.

…Por cierto, quizá así aprendamos del ejemplo y en vez de tener a muchos inmigrantes senegaleses malvendiendo en nuestras aceras empecemos a verlos como posibles responsables de exportación en nuestras empresas. Espíritu, iniciativa  y capacidad no les faltan.

Horizontal porque es mucho lo que, a nivel personal, pero también organizaciones e instituciones españolas han aprendido y sobre todo pueden aprender de como gestionar mejor con muchos menos recursos y en condiciones sociales y políticas difíciles. Muchas de las llamadas contrapartes (socios en el pais de destino) saben de sobra como enseñarnos a luchar contra la pobreza y la desigualdad manteniendo la dignidad de las personas.

Positiva porque trabajando juntos se puede acceder a nuevas fuentes de financiación (como así se apunta desde el Instituto y como ya están haciendo algunas ONG de acción social espabiladas): de instituciones públicas multilaterales, fundaciones privadas, etc. Avergonzando así de nuevo a nuestros gobiernos por no hacer lo que debieran y dejar a su suerte la viabilidad de proyectos solventes que han financiado históricamente.

Tomemos ejemplo. Es muy triste el desmantelamiento de la política de cooperación al desarrollo de la Xunta de Galicia, por ejemplo, como la de otras comunidades autónomas. No repito de nuevo las razones evidentes de lucha contra la pobreza, pero si añado la escasa visión estratégica y de futuro, por la pérdida notable de vías de colaboración, de obtener nueva financiación multilateral y oportunidades de aumentar nuestra presencia en el exterior y de hacerlo favoreciendo el desarrollo de muchas personas.

Es inmenso y ya demostrado en múltiples casos, el potencial de organizaciones, instituciones, universidades, empresas, etc. y de muchos gallegos y gallegas para poder impulsar proyectos de cooperación con otros países, beneficiandose ambas partes: agua, pesca, desarrollo forestal, salud, consultoría, ingeniería, servicios sociales…

Que cooperen ellos. Es más cómodo.

Pero mejor tomarlo con un poco de humor: Africa: Ya estás ayudando a Noruega. ¡Ahora nos toca a nosotros. No nos falles!!

Les recomiendo ver el video directamente en Youtube, con subtítulos en castellano. ¡Y con los altavoces puestos para cogerse de las manos al escucharlo!

Imagen de previsualización de YouTube

@xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

AFRICA, Captación, Cooperación, Empleo, Empresa, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

5 excusas para no hacer nada

19 de agosto de 2013 a las 21:05

El 19 de agosto es el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. Un día que se celebra en palabras de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, “En honor de quienes murieron mientras ayudaban a otros. Conmemoramos su sacrificio y reafirmamos nuestro compromiso con el trabajo que a diario desarrollan en condiciones difíciles y peligrosas y en lugares donde otros no pueden o no quieren ir“.

En este periodico pudimos conocer no hace mucho múltiples iniciativas de gallegos solidarios como los que hoy merecidamente se homenajean.

Se celebra este día en un momento en que la absurda división entre “pobres de aquí y pobres de allá” triunfa políticamente. Se desmantelan las politicas de cooperación al desarrollo al tiempo que las de lucha contra la pobreza y por los derechos sociales en  España, en un proceso similar al impuesto a muchos países empobrecidos.

Conviene recordarlo: es imposible acabar con la pobreza y la desigualdad sólo en España sin afrontar la que existe en el resto del mundo. Causas y soluciones son las mismas.

Coincide que hace unos días y gracias a mi reciente mudanza, me encontré el catálogo de la exposición “Humor y Tercer Mundo”. 20 años hace que lo publicamos en la extinta Federación Universitarios Solidarios. Les advierto que pienso escandalizarles en el Facebook con algunos de los chistes que ahí aparecen y que demuestran que tuve una juventud algo alocada.

Hoy les dejo un adelanto con un texto deslenguado que escribí entonces sobre las excusas para no luchar contra la pobreza.

¿Les suenan?

REACCIONES

1. Argumento de la impotencia

Está muy bien lo que hacéis (e.m.b.l.q.h)… pero no sirve para nada. Siempre hubo injusticias y siempre las habrá. Por mucho que los cuatro gatos que estáis en estas cosas os empeñeis en cambiarlas, al final renunciareis como hicieron “tantos y tantos otros a lo largo de la historia“. Y es que no se puede hacer nada contra “las fuerzas que mueven nuestro mundo“, como mucho arañar un poco y haceros ilusiones de que estais consiguiendo algo. Dejadlo, aceptar que las cosas son como son y procurad pasarlo lo mejor posible.

2. Argumento de la complicidad

E.m.b.l.q.h. Es una tragedia. Pero seamos realistas, si nosotros no los explotamos, si no les vendemos armas, si… lo hará “cualquier otro“. Las cosas son así, por lo menos estaremos bien nosotros, conservaremos algunos puestos de trabajo, salvaremos alguna industria y más adelante… (ver argumento 5)

3. Argumento del perfecto funcionario

E.m.b.l.q.h… pero para eso estáis. Yo no tengo tiempo para esas cosas que no van mucho conmigo y además ya hay quien se dedica por mi a resolverlas, que para algo le pago a Hacienda. Eso si, como servicio público que sois, o estáis a todas o no hagáis nada (ejemplo: ¿donde están ahora esos “pacifistas” que tanto protestaban por la Guerra del Golfo?)

4. Argumento de la perversidad

La mayoría sois unos aprovechados. Si os pusierais a trabajar en vez de andar gritando, mejor nos iría a todos. A saber con cuanto os quedáis del dinero que os dan unos cuantos retrasados. Dudo mucho que llegue alguna peseta allá donde decís que van. Y aún así, no se por qué hay que mandar nada a ningún sitio, “con las necesidades que tenemos en España“.

Y sobre lo del Tercer Mundo, no me extraña que sean tan pobres… ¡Que trabajen! (seguido normalmente de un santificador ¡como trabajo yo!), en vez de andar tumbados al sol, peleando y haciendo hijos todo el santo día. Y esto te lo digo porque:

Estuve “por allí” de vacaciones quince días… y hay que ver esos tres mil millones de personas lo poco que hacen

No hay más que verlo

Se lo escuché a no se quien, lo vi en no se que programa o lo leí en no se donde “hace poco“.

 5. Argumento del más adelante

Usado por separado o a continuación de los anteriores, cuando el presunto argumentador se da cuenta de lo que acaba de decir e intenta salvar la cara: Primero prosperemos y hagámonos ricos nosotros y más adelante, ya los ayudaremos a ellos.

Prueba, prueba a hablar de este o de otros temas semejantes, verás como casi siempre te salen con lo mismo. Eso si, a veces y para quedar bien consigo o con los demas, nuestros argumentadores dan lo que les pesa en la cartera.

Claro que hay otras posturas, más difíciles. Pero no temas, no nos vamos a poner mesiánicos, ni te vamos a reclamar que seas un adalid y mártir por la causa de los pobres. Igual de lo que se trata es de ser un poco más COHERENTES, y no buscar excusas para lo que hacemos o dejamos de hacer.

COHERENTE es decir que no se puede hacer nada… y no hacerlo. Callarse y dejar que los demás te hagan un poco el futuro, en vez de contarnos tus traumas o negar la historia.

COHERENTE es decir que hay que hacer algo… y hacerlo. No importa cuando ni donde porque todos somos distintos y porque hay ideas y organizaciones para todos los gustos y para el tiempo del que dispongas. Igual nos equivocamos, igual no conseguimos mucho al principio pero complicarse un poco la vida con estos temas como mínimo ayuda a sentirse vivo.

COHERENTE en fin, es dejarse de cinismos y resumir los cuatro últimos argumentos en una única frase: “Si son pobres, que se j…”

No te escandalices, mucha gente ya lo dice y sin mucha vergüenza. Pero es preferible a que nos hagas perder el tiempo con las excusas de siempre.

Ya sabemos en que bando estás.

@xosecuns

Cooperación, Derechos humanos, Desigualdad, Hambre, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Alternativas (¡muchas!) para una economía al servicio de las personas

8 de mayo de 2013 a las 19:02

El 11 de mayo será el Día mundial del comercio justo. Un buen día para celebrar que son muchas las posibilidades para practicar un consumo responsable.

Hace unos meses, al despertar a Pepito Grillo, Beti Vázquez ya demostraba que otro consumo era posible, y hace unas semanas que un mercado y una economía sociales ya eran una realidad. Hoy les dejo con Gonzalo Gesto, miembro de la cooperativa Panxea en Santiago de Compostela y del futuro banco ético Fiare del que, removiendo mi dinero, me acabo de hacer socio y espero que en breve cliente.

Gonzalo nos pide que no le metamos prisa, pero a cambio les aseguro que les va a agobiar un poco al regalarnos todo tipo de posibilidades y alternativas que en su ciudad o pueblo ya demuestran que otra economía es posible (¡en las fotos también!).

Gracias, Gonzalo

Economía solidaria: Vamos despacio porque vamos lejos

Vivimos en un mundo que no nos gusta. Sometidos y sometidas a múltiples “plagas” y esclavitudes (del dinero, de los mercados, de la prima de riesgo, de los horarios de trabajo, de la hipoteca, de las nuevas tecnologías, del coche, del “no se puede hacer nada”, …). Tenemos a las puertas de casa la precarización laboral y de los servicios públicos esenciales (educación, sanidad, dependencia, servicios sociales, …), el regreso de la emigración juvenil, las funestas consecuencias de las políticas de muchas multinacionales que buscan su beneficio incluso a costa de vidas humanas como en Bangladesh.

Pero hete aquí que son muchas ya las personas convencidas de que estamos en un momento de “éxodo”, que no podemos seguir viviendo en este “Egipto” regido por faraones de los mercados, que imponen una vida cada vez más miserable y precaria al 99% de la población. Personas que han emprendido camino desde diversos puntos de partida (ideológicos, geográficos, …) y que al hacerlo se han dado cuenta de que no estaban solas intentando construir ese #otromundoesposible.

Estamos hablando de los diversos caminos que ha comenzado a andar la Economía solidaria para dar respuesta a un sistema económico injusto que abusa de las personas (especialmente de las más vulnerables) y del planeta, que no puede ni debe sostenerse más, y que a menudo seguimos alimentando con nuestro trabajo, nuestro consumo o nuestro dinero.

Nos gusta llamarla Economía Solidaria porque entendemos que recoge mejor las múltiples iniciativas y realidades de las que estamos hablando, y viene a aglutinar a toda aquella economía que cómo explica el economista chileno Luis Razeto, se organiza en torno al “factor C”,  un factor económico que nos demuestra que la solidaridad es una fuerza económica de alta eficiencia y productividad. Con la letra C comienzan muchas palabras que lo identifican: compañerismo, comunidad, cooperación, colaboración, comunión, coordinación, cooperativas, …

Con este modelo han nacido y siguen naciendo múltiples iniciativas que son, cada vez más, alternativas reales que estamos construyendo entre muchos hombres y mujeres (especialmente mujeres), y que abarcan prácticamente todos los campos: desde la producción de alimentos o de múltiples bienes y servicios, a su distribución y comercialización, pero también la financiación ética y solidaria, los cuidados, …

Por poner sólo algunos ejemplos, en Galicia podemos hablar de iniciativas en el campo de la agroecología, redes de semillas, agricultura urbana o en los productos del mar.

Para su comercialización han surgido múltiples formas:  grupos de consumo (busque el de su ciudad), cooperativas de consumo, tiendas de comercio justo, o iniciativas privadas de tiendas de barrio en múltiples ciudades y pueblos.

Muchas de estas iniciativas pueden encontrarse en el mapa de entidades de la Rede Galega de Consumo Consciente y Responsable. En su conjunto llegan ya a más de mil familias/unidades de consumo, y su crecimiento continúa a pesar de la crisis del consumo privado. Se articulan también otros modos de comercialización alternativa en forma de bancos de tiempo, ferias de intercambio, páginas de trueque (o incluso de donación gratuita), monedas sociales y complementarias, etc, Pueden encontrar algunas muestras en la página de enlaces de Panxea, la organización de la que formo parte.

En la financiación por canales de finanzas éticas existen ya a nivel gallego desde entidades de microfinanzas como AIS O’Peto, a cooperativas de servicios financieros como Coop´57, o en una dimensión aún mayor la cooperativa de crédito de finanzas éticas Fiare-Banca Popolare Etica, de la que Fiare Galiza, al igual que O´Peto o Coop´57 son parte.

Existen también iniciativas en la producción y distribución de energías renovables,  seguros éticos,  software libre,  turismo responsable,  formación en consumo, medios de información, …

Todas ellas están comenzando a articularse, a hacerse visibles y a ofrecerse como alternativa elegible para la ciudadanía. En unos casos simplemente dándose a conocer, cómo en el mapa de entidades en Galicia iniciado por el proyecto de cooperativa integral galega, o con iniciativas más ambiciosas cómo el Banco de recursos para un consumo consciente y transformador del CRIC (Centro de Investigación e Información en Consumo) en la plataforma de “crowfunding” Goteo.

Y la cosa no queda aquí, existen a nivel gallego al menos tres iniciativas llamadas a colaborar tanto a nivel local y gallego como estatal e incluso internacional, y que se agrupan en torno a la Mancomunidade Integral Galega, al Laboratorio Social Galego (impulsado por la Coordinadora Galega de ONGD, junto a otras redes y entidades como EAPN Galicia, …), y al Mercado Social o Mercado de la Economía Solidaria (a iniciativa de REAS-Galicia). En este último caso, la iniciativa se integra incluso en un proyecto de mapeo de iniciativas a nivel internacional a través de RIPESS.

Ya no cabe decir que no existen alternativas. No valen excusas para no pasarse a la Economía Solidaria, porque todas estas iniciativas nacen de la ciudadanía y están al servicio de las personas y del planeta, regeneran el tejido social y construyen, también desde el ámbito económico, un mundo mejor.

Es cierto que construirlas supone a veces un pequeño esfuerzo: económico (lo que nos ayudará a que nuestro bolsillo comience a ponerse de acuerdo con lo que nos dicta la razón y el corazón), o de ponerse a trabajar para construir esas alternativas, levantándose del sillón de la comodidad que algunos invocan diciendo que se unirán a las iniciativas de economía solidaria cuando estén hechas. Si nos ayudas a empujar y construirlas “la travesía del desierto” será para todos y todas más corta

Por favor: no nos metas prisa si no te unes al camino.  “Vamos despacio porque vamos lejos”. Vamos despacio porque estamos cambiando el mundo.

Y tú, ¿a qué esperas para unirte?

@gonzalo_gesto

@PanxeaCoop

Imagen de previsualización de YouTube Bancos, Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Participación, Personas, Riqueza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 15 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Marchando contra la explotación laboral Infantil. ¡Vaya si se pudo!

28 de abril de 2013 a las 13:14

Quizá se acuerden. Hace 15 años y bajo el lema “De la explotación a la educación”, miles de personas, sobre todo niños, niñas y adolescentes, convocados por más de 2500 organizaciones humanitarias, recorrieron 103 países en la “Global March against child labour” (Marcha Global contra el trabajo infantil) reclamando que los estados ratificaran y reforzaran las convenciones y leyes existentes sobre trabajo infantil y educación.

En 1998, el estado de la protección de la infancia contra la explotación, la trata y la esclavitud era diferente de lo que vemos hoy en día. Se estimaba en unos 250 millones los niños y niñas entre los 5 y los 14 años, de 50 a 60 millones trabajando en circunstancias peligrosas. No existía una legislación internacional para hacer frente a la explotación ni una campaña colectiva para presionar por su eliminación.

La Marcha Global fue un éxito rotundo de organización e impacto mediático en todo el mundo. También en España, donde recorrió 21 ciudades (en Galicia: Vigo, Santiago, Lugo y A Coruña) antes de dirigirse a la Conferencia de la OIT en Ginebra. El trayecto español estaba organizado por Intermon Oxfam junto a ONG como Educación sin Fronteras, Fundación CEAR, Paz y Solidaridad-CCOO, Meniños, Setem, Solidaridad Internacional y Movimiento Scout Católico, junto a más de cien organizaciones e instituciones  y centros escolares.

Como voluntario de Intermon, tuve el honor de participar en la coordinación de la Marcha en Santiago y compartir la ambición y el trabajo conjunto que implicó en toda Galicia a muchas personas voluntarias de todo tipo de organizaciones y creencias. A una de ellas, Ramón Ferreño, coordinador de la marcha en Galicia, le debo la información y fotos de este post.

Las lecciones que aprendí de esta experiencia fueron muchas, ya les he hablado de algunas: lo que importa es la causa y no las marcas, el modelo de voluntariado que defiendo, la obligación de trabajar en red compartiendo conocimientos y esfuerzo… Y en unos días, cuando me vuelva a poner insolente y viendo las fotos, pueden intuir lo que opinaré sobre las presuntas dificultades para que las causas de la pobreza y las ONG puedan salir en medios de comunicación. “La primera página es una opción“, este es el listón que me marco y que exijo.  ¡Y no había redes sociales!

¿Pero se consiguió algo en la lucha contra el trabajo infantil?

En palabras de Kailash Satyarthi, presidente de la Marcha Global, parece ser que si: “Ha habido un progreso notable en la lucha contra el trabajo infantil en los últimos 15 años. Las nuevas leyes, políticas y programas se han puesto en marcha con un alto nivel de participación de la sociedad, el Estado y las empresas. Pero, esto no es suficiente. Marcha Mundial se ha comprometido a hacer historia el trabajo infantil

Uno de los resultados más importantes de todos estos esfuerzos fue la aprobación en 1999, por unanimidad de los 174 miembros de la OIT, del Convenio sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación. También se ha avanzado en la comprensión de que el trabajo infantil es uno de los principales obstáculos para el logro de la Educación primaria universal, así como con el reconocimiento del trabajo infantil doméstico como una forma invisible de la esclavitud al aprobar la OIT en 2011 la OIT el Convenio 189 sobre “Trabajo decente para los trabajadores domésticos”.

En 1998, el trabajo infantil en la agricultura, a pesar de afectar al 90% de niños y niñas trabajadores, era visto como una actividad tradicional e invisible que se consideraba como una ayuda a la agricultura familiar. Hoy el trabajo peligroso de 129 millones de niños en la agricultura está siendo reconocido y empezando a recibir atención.

¿Lo celebramos?

Entiéndase bien. Sería hasta obsceno pretender hacer un relato triunfalista de que ya no existe la explotación laboral infantil gracias a la Marcha. Seguimos en el principio del camino para su erradicación.

El 16 de abril fue el Día internacional contra la esclavitud infantil el lema ‘¡No a un Mundo de Esclavos y Parados!’, nos sigue recordando esta lacra y las etiquetas de Mango, Primark y El Corte Ingles encontradas en la fábrica derrumbada en Bangladesh donde ya han muerto más de 300 personas nos la acercan a las tiendas de al lado, como bien recuerdan desde la campaña Ropa Limpia.

La realidad del aumento del sufrimiento de muchos niños y niñas también la tenemos en España pero sabemos como luchar con lo que aprendimos en batallas en otros lugares del mundo. Compruébenlo con los artículos de personas que estuvieron conmigo en la Marcha y que siguen peleando: Chema Vera contándonos que son las mismas recetas pero iguales resultados y Marta Arias afirmando algo evidente: la pobreza infantil no es inevitable.

Así que les agradezco mucho que me ayuden a recordar esta experiencia y contarnos, repetirnos que se pueden conseguir avances trabajando juntos por una causa justa. Mi memoria es pésima, así que estoy deseando volver a leer y a escuchar a las personas que organizaron la Marcha Global, conocer la opinión de algunos de los miles de niños y niñas que gritaron un vigente “trabajo para los padres, escuela para los niños“.

Como en el grupo de Intermon Oxfam de Santiago siguen manteniendo el optimismo y el empuje de sus antepasados, se han animado enseguida para crear un evento en Facebook y un encuentro festivo en “el mundo real” el 11 de mayo, día del Comercio justo y el consumo responsable.

Allí nos veremos, la Marcha por un trabajo decente continúa.

@xosecuns

#trabajodecente

 

Administración, Campañas, Comunicación, Consumo responsable, Derechos humanos, Educación, Empleo, Incidencia, Menores y jóvenes, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Ideas insolentes contra la parálisis solidaria (I)

15 de marzo de 2013 a las 17:18

Hace unas semanas levanté una cierta polvareda al escribir sobre la “parálisis solidaria”, la crisis de liderazgo que observo en muchas organizaciones no lucrativas. Acababa diciendo que podíamos seguir maldiciendo la oscuridad pero sobre todo debíamos encender velas.

Desde entonces, aparte del debate y de la oportunidad de conocer a personas comprometidas con la mejora de este sector, descubrí algunas luces más que me hacen abrigar un cierto optimismo. Paradójicamente,  la mayor satisfacción la he tenido participando en Valencia en el Foro Internacional para la Innovación Social, organizado gracias a profesionales y voluntarios de Jovesolides , una entidad dedicada a promover el desarrollo comunitario a través de jóvenes líderes.

Paradójico porque al tiempo que se agravó mi impresión de parálisis en muchas entidades, cabreadas pero resignadas cual lemmings ante un futuro aparentemente inexorable, pude descubrir una infinidad de propuestas innovadoras: emprendimiento social, economía del bien común, comunicación, crowdfunding, participación ciudadana, responsabilidad social… Ya se las iré presentando en primavera para alterarles la sangre un poco.

Con buen criterio, en el Foro nos prohibieron utilizar la palabra crisis. Entre esto y que lo del suicido de los lemmings es un mito, me atrevo a proponer algunas perogrulladas para salir de la parálisis solidaria, por si le sirven. Me disculparán el tono insolente en algún momento, pero ya me conocen, es una insolencia optimista y desde el cariño.

Lo que importa son la causa y las personas (para, por y con las que trabajamos), no la marca de mi organización (que puede que sobre e igual hasta estorba).

O dicho de otra forma, las ONG son un medio, no un fin en si mismo.

Y es que con decir que somos los buenos o que lo hacemos mejor ya no basta. Hay que creer en lo que hacemos y demostrarlo con calidad y objetividad.

¿Nos creemos tod@s la misión y valores de nuestro Plan Estratégico? ¿Si? Pues no hay excusa para que cada trabajador o voluntario haga este año un mínimo de 20 nuevos socios. Pídaselo, pídaselo, o sugiéralo para que no haya que hacer el ERE…

Porque las personas SI tienen sus causas y se mueven por ellas y no por los logos. Y son desconfiadas. Buenas noticias:  se acabó la cobardía de decir que ONG o voluntarios somos apolíticos.

Hay que mojarse y aceptar el desafío de politizar: ¿luchamos contra las consecuencias o contra las causas? ¿inclusión o asistencialismo?¿apadrinar o empoderar? ¿pena o justicia? ¿Repolitizar la cooperación? ¿Qué opinan de estas fotos en su ONG?.

No hay futuro solos. La otra señal de la cruz

Imagen de previsualización de YouTube

Fortalezca su cuello mirando de arriba a abajo y a los lados. Crear red: ¿Para que sirve su ONG? ¿Qué sabe hacer mejor? ¿Qué puede hacer mejor con otros? ¿Qué hacen mejor otras ONG?

Insistir en mantener numantinamente todas las áreas o servicios que teníamos antes de la crisis era y es un despilfarro de fondos públicos o del dinero de sus donantes.

Haga testamento (o imagine posibilidades al menos)

Póngase en lo peor: Si su ONG tuviera que cerrar: ¿quién podría seguir con su labor? ¿Cuál atendería mejor a sus participantes-que no usuarios-?

Aunque por ahora no se atreva, es sano ir pensando con quien se podría fusionar, absorber o ser absorbido, colaborar, crear una alianza, especializarse…

Antes de hablar de complicadas fusiones (de ahí mi admiración por los valientes que escuchan y crean por ejemplo Alianza por la Solidaridad, el Grupo de Convergencia Asociativa o el Vives Proyecto),  hay muchas opciones de colaboración posibles con las que ahorrar costes: especializar servicios, compartir (local, areas, personal, funciones, clientes, actividades, gastos, etc), crear una central de compras, externalizar,presentar proyectos conjunto… Y en todo caso si al final cierra, hacerlo con orden es el mejor servicio que le puede hacer a las personas para las que dice trabajar

No se limite a su gremio. Es uno más

Discapacidad con discapacidad, desarrollo con desarrollo, inmigrantes con inmigrantes, jóvenes con jóvenes, progres con progres, ONG con ONG, empresas con empresas, católicos con católicos… uf.

Lo de cada oveja con su pareja empobrece y no es lo que ocurre en este mundo de sanas mezclas. Convertirse en entidades promotoras del cambio social, como propone la interesante iniciativa Smart CSOS, empieza dando pequeños pasos basados en valores comunes: compartir areas (orientación laboral, incidencia, etc), el informe sobre crisis y desigualdad, el impulso de un laboratorio/aldea social en Galicia con más de 30 entidades implicadas (colegios profesionales, ONG de todo tipo, oficinas de voluntariado, banca ética, economía social…), la marea naranja, software libre …

(Si, ahora ya saben porque a veces me llaman el “Trotaconventos” o por qué se burlan cuando utilizo la palabra sinergia…)

Apostar por las federaciones

Impulsarlas implica optimizar drásticamente gastos, centrándose las entidades miembro en el trabajo directo con las personas y la federación en los gastos de estructura. Y mejor liderarlo entre sus entidades que se lo “sugieran” sus financiadores. Un par de preguntas inquietantes: ¿tiene sentido que una administración autonómica siga dispersándose apoyando proyectos locales en vez de apostar por los de ámbito autonómico?. Si una federación está formada por 15 ONG, ¿tiene que tener cada una de ellas su gerente, contable, informática… o llega con uno y lo que nos ahorramos lo dedicamos a impulsar nuestra causa?

Apostar por las Coordinadoras. Si sirven…

Contrariamente a lo que la miopía dicta, pagar una cuota es una inversión, no un gasto. En pocos sitios como en las coordinadoras, además de su natural función de incidencia política o defensa de los intereses de su sector,  sus profesionales tienen una visión tan completa del mismo, de las posibilidades de colaboración, de ahorro de costes, de obtener sinergias a todos los niveles (estatal, autonómico, local…)

Pero como inversión que es, debe exigirse su retorno, participando activamente y con generosidad en sus actuaciones. Mi experiencia  es que es rentable hacerlo: en visibilidad de la causa y de mi organización, incidencia política, ahorro de costes…

Y si cree que no sirve estar por estar o irse sin más no es honesto. Antes de hacerlo convoque una asamblea y plantee su disolución.

“Todo poder implica una responsabilidad”

Se lo decía su tío, o no,  a Spiderman. En España, a las superheroínas de la acción social les gusta llamarse también “entidades singulares “ y como tal reclaman un espacio destacado en iniciativas ilusionantes como la Plataforma del Tercer Sector:  Caritas, Cruz Roja y la ONCE.

Pues eso… y no sólo en Madrid. ¿O harán como las grandes ONGD y la cooperación descentralizada?

Seguirá. Ahora les dejo con Victor, Pamela, Lorena, Antonio… sus causas valen la pena.

 

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Campañas, Captación, Comunicación, Cooperación, Derechos humanos, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Voluntariado
Escrito por xosecuns 33 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Robo, hurto y fraude fiscal. Adiós a las clases medias

17 de enero de 2013 a las 21:07

¡Cómo no va a ser respetable con lo que lleva robado! Xaquín Marín

Antes de las pasadas elecciones gallegas, V Televisión organizó un ejemplar debate sobre política social en el que distintos representantes de ONG pudimos conocer las propuestas de los candidatos. Yo pregunté sobre el fraude fiscal  (minuto 36) y pensé que había salido bien pero tuve mis dudas cuando al día siguiente mi madre me dijo: “que bien hablaste, Josiño, pero mira: ¿que es eso del fraude fiscal?”. “Los que no pagan impuestos, mamá” . “Ah, unos ladrones todos” me respondió…

Robar:  Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno. Si no hay violencia es hurto.  Ante noticias como el volumen del fraude fiscal en España, su consentimiento por este gobierno y por el anterior, la fracasada amnistía fiscal o las noticias sobre Luis Bárcenas, decidan ustedes el verbo a utilizar.

Yo le llamo robo, porque renunciando a la lucha contra el fraude se está utilizando conscientemente la violencia contra la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de este país. No sólo  las 12.741.434 personas que a final del 2011 estaban en situación de pobreza y exclusión social (662.515 en Galicia) sino también contra la gran mayoría de la clase media.

Hace unos meses, Carlos Cruzado, el presidente de GESTHA, el admirado Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda ya escribió sobre déficit público o déficit fiscal. Hoy tengo el honor de dejarles con la opinión de Francisco González Barona, su representante en Galicia y a partir de hoy colaborador habitual de este blog.

Gracias Francisco

 

ADIÓS A LAS CLASES MEDIAS (I) . La brecha salarial provocada por la crisis

Los recortes aprobados en los últimos años han impactado con mayor virulencia en el poder adquisitivo de las rentas inferiores a los 33.000 euros anuales, que representan al 85% de los trabajadores, que son las que han soportado el mayor peso de los ajustes fiscales como la subida del IRPF, el aumento del IVA, la reducción de salarios a los funcionarios o la congelación de las pensiones.

Pese al teórico impacto positivo para las arcas públicas, la puesta en marcha de estas medidas reduciría notablemente el consumo interno, provocando el cierre de centros de producción y el aumento del desempleo, lo que a corto y medio plazo agravaría aún más la recesión de la economía española y el desplome de la recaudación prevista.

Además, Gestha considera que la subida del IVA es “injusta” en la medida en que aumenta el esfuerzo fiscal de las familias frente a las empresas y grandes patrimonios, y es “regresiva” porque afecta en mayor medida a los ciudadanos con bajos ingresos que a quienes disponen de más recursos: mientras los primeros dedican gran parte de sus ingresos a pagar el IVA – que grava el consumo-, los segundos además tienen posibilidad de ahorrar, sobre lo que no se aplica este impuesto.

Los más perjudicados serán, por tanto, mileuristas y pensionistas, pese a ser uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Por su parte los empleados públicos tendrían que soportar una nueva rebaja de sueldos que vendría a sumarse a la rebaja de 2010 y a las congelaciones aprobadas en anteriores legislaturas.

En consecuencia, cada vez es mayor la brecha salarial surgida en España entre las clases medias y bajas y los grandes patrimonios como consecuencia de la crisis económica y de las medidas de ajuste que se están aplicando.

Ante esta situación, los Técnicos de Hacienda proponen una serie de alternativas que permitirían obtener una recaudación similar o incluso superior sin que ello implicase contrapartidas negativas en materia económica o social y, por tanto, sin necesidad de ampliar las diferencias salariales.

Bastaría con aplicar un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades a los beneficios que superen el millón de euros anuales -declarados sobre todo por las grandes empresas que superan los 45 millones en ventas- para elevar los ingresos en 592 millones de euros en Galicia y 13.943 millones de euros para el conjunto de Estado, equivalente de por sí a todas las medidas exigidas desde el exterior.

La creación de un Impuesto a las Transacciones Financieras que gravase este tipo de operaciones, actualmente exentas de IVA, generaría unos 4.500 millones. Por su parte, la compra de Deuda Pública española en el mercado primario y la prohibición de las operaciones en corto reduciría en 1.400 millones de euros los gastos del Estado.

Estas medidas, sumadas a una reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria, centrando las inspecciones sobre grandes corporaciones y patrimonios, que concentran más del 70% de la evasión fiscal, para aflorar 1,6 puntos porcentuales de la economía sumergida (actualmente en el 23,3% del PIB) y mejorar el control del gasto público, elevarían la recaudación estatal en otros 6.200 millones de euros, lo que en total sumaría más de 26.000 millones con los que cubrir las necesidades del Estado para asegurar el cumplimiento de déficit y transmitir mayor confianza a los mercados financieros.

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Exclusión, Impuestos, Inversión social, Mujeres y hombres, NO Violencia, Personas, Pobreza, Riqueza, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La parálisis solidaria. ¿Se atreven a soñar?

11 de enero de 2013 a las 19:47

Señores directivos de ONG (directivas menos, lástima). Perdonen mi insolencia:

¿De verdad siguen creyendo que esta es una crisis más?

¿Que va a escampar?

¿Que vamos a volver a lo anterior?

¿Que mi organización aguantará?

¿Que protestando un poco llega?

Porque si lo hace, su organización es una buena candidata para no sobrevivir al 2013. Y quizá no sea una mala noticia para las personas para las que dice trabajar…

Quizá parezca exagerado e incluso injusto, pero me preocupa que junto a la imprescindible y aún escasa indignación y protesta por el desmantelamiento de derechos y políticas sociales y el sufrimiento creciente de muchas de las personas para y con las que todos los días se dejan la piel miles de profesionales, más allá de medidas puntuales, no veo que surjan masivas iniciativas de cambio estratégico.

¿Cuantas ONG conocen que hayan iniciando procesos de fusión, absorción, cierre ordenado, centrales de compras, compartir profesionales, servicios, proyectos o costes…?

No digo “mirar de hacerlo en el futuro” sino empezar ya, en enero.

Si, es muy complicado, pero estamos obligados a hacer ya cambios políticos, culturales y organizativos  antes teóricos o que requerían de años para su implantación. Vivimos una crisis política, económica, social, de valores… ¿también una crisis de liderazgo en las ONG?

No será por los avisos de que estamos ante un cambio de época:

ONGs, renovarse o morir, dice Miquel Rodríguez.

De ONG simpáticas a ONG queridas, recomendaba Ramón Ferreño.

El  Anuario del Tercer Sector de Acción Social de la Fundación Luis Vives (en proceso de fusión con Acción contra el Hambre, por cierto), un 72% de las entidades ya consideraba en 2010 que la financiación pública disminuiría, un 52% no tenía Plan Estratégico y un 31% no tenía un plan anual!.

2012, Tsunami para las ONG (para las de desarrollo desde luego, no dejen de leer los odiosos comentarios de esta noticia), advertía ESADE, junto al escenario “dantesco” del desplome previsto en la financiación de las ONG, y una afirmación que duele: “el único sector en España que aún no ha sufrido una reconversión“.

Y para colmo, en Reino Unido, uno de los países modélicos en el desarrollo del Tercer Sector, The Guardian (gracias, Xosé Ramil) advierte que “Una de cada seis ONG deberá cerrar en el 2013

Sigamos siendo deslenguados. ¿Cuales pueden ser las causas de esta resistencia al cambio o a ejercer liderazgo? Propongo algunas desde el respeto:

www.tonipuig.com

¡Pero si no nos va tan mal!. Tras anunciar desplomes brutales en la financiación, y aún viendo como cierran entidades en otros sectores y Comunidades Autónomas, (en la Xunta de Galicia, excepto en su canalla recorte en los fondos de cooperación al desarrollo, sería injusto no reconocer su mejor gestión presupuestaria y de pagos respecto a otras comunidades). Pero los recortes van a seguir, es como la rana que se deja cocer si la ponemos al fuego en agua fría. Hablen con sus gerentes y contables, verán el futuro que les aguarda si no espabilan.

Jugar de farol. Resistiremos. Que si tengo muchos usuarios, capacidad de presión, contratos o convenios vigentes, amig@s en el partido… ¿Pero de verdad se creen que sólo protesta su organización?

Bienvenida sea la sinceridad. Ya no hay el status quo de cuando había dinero para practicar el café para todos. Aunque no tenga trapos sucios a su financiador puede que ya le hayan contado algunos.

No quiero crear conflicto dentro o fuera. A nadie le gusta echar a buenos profesionales y menos si se perjudica a las personas para las que trabajamos. Pero el conflicto y el perjuicio son inevitables si no ha planificado ya el futuro profesional de cada uno de sus trabajadores.

Y fuera el conflicto ya está creado. Bienvenida sea la política, porque hay muchas formas y costes de luchar contra la pobreza y la exclusión, ¿es la mejor la suya?: ¿financiamos a las personas o a los ladrillos?, ¿#SOSdiscapacidad o Juego de Tronos?

Lo dice diplomáticamente un experto como José Manuel Fresno ” El Tercer Sector ha de ir unido, pero las entidades que puedan avanzar más tienen la obligación moral de hacerlo sin mirar atrás

¿Se va a perder todo esto?  Muchas ONG se han creado y viven gracias al empeño solidario y desinteresado de sus fundadores y dirigentes.  Pero es imprescindible plantearse que ahora este compromiso puede implicar pasar a un segundo plano. Porque lo que importa es la causa y las personas, no la marca ni quizá nuestra organización.

Y si es un dirigente de los vanidosos (el pecado favorito del sector), perdóneme la pregunta: ¿De verdad prefiere salir en un breve en cualquier periódico hablando de derechos y denunciando los recortes a mi ONG que sentarme con otras entidades a ver como mejorar entre todos el servicio a las personas para las que trabajamos?.

Si. Hay experiencias positivas: la creación de la Plataforma del Tercer Sector, la fusión de de las fundaciones de investigación de los complejos hospitalarios de Santiago (Idichus) y Lugo (Fidi). La Alianza por la solidaridad entre Solidaridad Internacional, Habitáfrica e IPADE. Compartir local en Vigo entre Entreculturas, Amigos da Terra e Educación sen Fronteiras. Incluso está en marcha #SinergiaCRM un proyecto para desarrollar una solución CRM estándar para el Tercer Sector.  Y más que espero contarles o ceder este espacio para que lo hagan sus protagonistas.

Pero hacen falta cientos más (hay 29000 ONG vivas en toda España).

Sigamos maldiciendo la oscuridad pero sobre todo encendamos velas. ¿Se atreven a soñar?

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Imagen de previsualización de YouTube Empleo, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 16 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

50.000 razones para denunciar que el hambre es un crimen político

13 de diciembre de 2012 a las 22:26

No les va a dejar indiferentes esta entrada.  Especialmente si se consideran católicos o cristianos.

Puede que alguna vez hayan visto en su calle algún cartel semejante al que aparece debajo, denunciando el hambre, la corrupción o la explotación laboral infantil.  Sus promotores del Movimiento Cultural Cristiano, nos convocan a asistir en los próximos días y en más de 30 ciudades españolas a Marchas Solidarias por la Justicia.

Puede que no estén de acuerdo con parte de su contundente discurso de denuncia, las imágenes que utilizan o su ideario de militancia cristiana de por vida, pero su compromiso, austeridad y constancia en la lucha contra las causas de la pobreza es innegable. A fin de cuentas escuchar a personas como Julian Gómez del Castillo o Luis Capilla o leer sus libros fotocopiados, marcaron gran parte de mi juventud y mi trabajo en cooperación al desarrollo.

Cristina Bandín, miembro del Movimiento Cultural Cristiano en Santiago de Compostela, nos cuenta sus razones para denunciar el hambre como crimen político.

Gracias Cristina

 50.000 RAZONES CADA DÍA PARA LUCHAR CONTRA LAS CAUSAS DEL PRIMER PROBLEMA DE LA HUMANIDAD.

50.000 razones para salir a la plaza pública y denunciar que el hambre es un crimen político

Imagen de previsualización de YouTube

Al mismo tiempo que 50.000 niños mueren de hambre cada día o de sus consecuencias inmediatas, se calcula que en la Unión Europea se tiran a la basura 89 millones de toneladas de comida al año (el 60% en buen estado).

Con lo que tira un supermercado al día podrían alimentarse cien personas.

En plena reorganización del sistema económico imperialista (a eso lo llaman “crisis”), ha aumentado la riqueza de la humanidad, pero se ha multiplicado también el hambre y la brecha entre enriquecidos y empobrecidos. El 10% más rico posee un 83% de la riqueza total, y de éstos, solo el 1% acumula el 43% de la riqueza global.

Entre las causas del hambre hay una especialmente sangrante y rápidamente evitable: la especulación con alimentos en los mercados a futuro de materias primas. Esta especulación está provocando, ¡¡a millones!!, el aumento de las víctimas del hambre desde 2008.

Alcampo Compostela. Cualquier día

El Banco Sabadell y Caixa Catalunya son actores principales de esta especulación en España. En 2010, el trigo subió un 130%, el arroz un 74% y el maíz un 31%. ¿Qué hacen los organismos internacionales ante este crimen? Callan y ocultan la verdad. ¿Qué hacemos nosotros? La especulación sobre los productos alimenticios es un crimen que no debemos permitir.

El hambre no es un problema de producción de comida, ni de superpoblación, sino de robo planificado.

El FMI y el BM han sido y son los ejecutores de unos planes de ajuste estructural que llegan ahora a tierras europeas, pero que llevan más de 25 años empobreciendo Iberoamérica, Asia, África… Estos ajustes están provocando y aumentando el paro, la precariedad, la explotación, la muerte de inmigrantes en nuestras fronteras, desahucios, etc y nos acercan un poco a comprender lo que llevan sufriendo desde hace décadas los empobrecidos de la tierra.

Seguirá existiendo HAMBRE mientras no se luche contra las causas que lo provocan:

Mientras se den unas relaciones económicas dominadas por los poderosos: las transnacionales, los grandes organismos financieros (FMI, BM, OMC).

Mientras el comercio internacional esté basado en el lucro, la esclavitud de los niños y adultos y el expolio de los recursos de todo tipo en beneficio de una minoría.

Mientras se produzca un monopolio científico técnico que excluye a la mayoría de la población.

Mientras la organización financiera internacional favorezca la especulación y la usura.

Y mientras los grandes organismos internacionales (ONU, UNICEF, OIT), que no son democráticos, sigan sirviendo de cómplices a los poderosos.

En la medida en que nos planteemos conjuntamente los problemas que afectan a los pueblos, en la medida en que descubramos que la explotación y el paro aquí tienen la misma causa que la esclavitud infantil y el hambre; en esa medida, podremos caminar juntos en construir un mundo más humano, más solidario.

Llevamos más de 20 años en ese camino. Queremos meter en la agenda política el hambre, el primer problema que tiene hoy la humanidad. Queremos denunciar que no se puede consentir el despilfarro sistemático de alimentos mientras se condena a muerte a millones de personas al año.

Muchos adultos y jóvenes estamos comprometidos en la lucha contra estas injusticias y recorreremos las instituciones de nuestras ciudades cómplices del desperdicio de alimentos y el hambre. Serán unos actos que se unirán a miles de marchas convocadas en todo el planeta por un mundo más solidario y fraterno.

En Santiago de Compostela será el 15 de diciembre (a las 18h, Praza do Toural), en A Coruña el 22 (18H en Riego de Agua), en Valladolid, Sevilla y Madrid el 23 …  En España hay más de 30 marchas en estos días de Navidad… ¿a cuál irás tú?

www.solidaridad.net

http://galiciasolidaria.blogspot.com.es/

En Twitter: #Marchas_Justicia

Bancos, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Hambre, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Otra Iglesia, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

12.741.434 personas. Más pobreza. Más desigualdad. Las mismas mentiras.

28 de noviembre de 2012 a las 2:38

A principio de este año les decía que en el 2010, 11.666.827 españoles y españolas, un millón más que el año anterior, se encontraban en riesgo de pobreza y exclusión social.

Mike Bromsky

En el 2011, había 751.071 personas más en esta situación. 12.741.434 en total (662.515 en Galicia, 47.031 personas más que en el 2010)

Estos datos y bastantes más se citan en el INFORME IMPACTOS DE LA CRISIS, elaborado por Juan Carlos Llano para EAPN España (para que no se aburran con tanto numero como les voy a dar, les dejo al final un interesante vídeo de Carlos Susías, su presidente, preguntándose de nuevo: ¿hay algún avaricioso saciado?)

Les recomiendo la lectura de sus 23 páginas, un auténtico argumentario sobre la pobreza y la exclusión social en el conjunto de España y por comunidades autónomas.  Permítanme que les anticipe algunos titulares.

23,4% del total de la población en 2009 , 25,5% en 2010 y 27% en 2011, 2.300.063 personas en 3 años.

Para obtener estos datos se utiliza el indicador que propone la Unión Europea (AROPE: At Risk Of Poverty and/or Exclusión) y que tiene en cuenta tres factores:

    • Población bajo el umbral de la pobreza: personas que viven en hogares con una renta inferior al 60% de la mediana nacional. En el 2009 había 9.115.432 pobres, en 2011 10.287.527.
    • Población con privación material severa: personas que viven en hogares en los que no pueden permitirse cuatro de nueve gastos definidos a nivel europeo: pagar el alquiler o una hipoteca, tener calor en invierno, permitirse unas vacaciones de una semana al año, comer carne, pollo o pescado al menos tres veces por semana, afrontar gastos imprevistos, tener un coche, lavadora, televisión o teléfono. En el 2009: 1.636.103 personas, en 2011 1.826.816 personas.
    • Población con baja intensidad de trabajo por hogar: relación entre el número de meses trabajados por todos los miembros del hogar y el número total de meses que, en teoría, podrían trabajar todos los miembros en edad de trabajar. Se ha disparado con el aumento de desempleo. En 2009: 2.571.019 personas, en 2011 4.482.773.

La población masculina ha sufrido con mayor intensidad las consecuencias de la crisis, aunque la tasa de pobreza femenina sigue siendo casi dos puntos superior a la masculina.

Los mayores de 65 años han reducido su tasa de pobreza por la mayor estabilidad de sus ingresos.

En cambio, la crisis se está ensañando con los más jóvenes. Desde el 2009, la tasa de pobreza ha subido 3,4 puntos entre los menores de 16 años y 6,4 puntos entre la población de 16 a 29 años.

El paro entre estos jóvenes (especialmente hombres que trabajaban en la construcción) ha crecido hasta un 72% del total (entre 16 a 19 años) y hasta un 48,7% (entre 20 y 24 años)

NO es la crisis. En los años de crecimiento económico no se redujeron las tasas de pobreza. Más crecimiento no implica que se reduzcan las tasas de pobreza y exclusión social ni la desigualdad si no van acompañadas de políticas activas de redistribución de la riqueza y armonizadas entre las distintas administraciones.

NO tenemos un gasto social mayor del que nos podemos permitir. En 2008, con un PIB per cápita en España cercano al promedio de la UE-16, nuestro gasto social era sólo del 59%.

Más desigualdad. El índice Gini que la mide ha pasado de 30,7 en 2008 a 34 en 2011. En aquel año, la renta del 20% más rico era unas cinco veces superior a la del 20% más pobre. En el 2011 ya lo es siete veces!!.

La desigualdad entre comunidades autónomas es abismal. En 2011 Navarra tenía un 13,1% de su población AROPE, Andalucía un 38,6%. En Galicia estamos algo mejor que la media nacional, con un 23,7%,

Las políticas sociales y de redistribución activas se notan: Madrid, Pais Vasco y Navarra tienen un elevado y semejante PIB, pero sus tasas AROPE son muy distintas. Las diferencias también ocurren con las comunidades con PIB más bajo.

Dos preguntas personales para terminar. Las entidades sociales reinvindicamos en este informe como ineludible un Pacto de Estado para la Inclusión, que coordine la acción de las distintas administraciones públicas y demás actores sociales. Las empresas piden ya la unidad de mercado entre Comunidades Autónomas. Ambas demuestran sentido común, ¿lo tienen nuestros gobernantes?

En un reciente artículo, Beti Vazquez sorprendía con un provocador titular:  El hambre que viene: el 90% de la población gallega en peligro de pobreza. Si algo demuestra esta crisis es como poco a poco está desapareciendo la clase media. ¿exageraba?

Pueden seguir también este debate en Facebook: No nos pidan calma o Twitter #impactosdelacrisis

Y el domingo #SOSdiscapacidad

Imagen de previsualización de YouTube

 

Administración, Derechos humanos, Empleo, Exclusión, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Unión Europea
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net