Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Posts tagged ‘Cooperación’

Chema Vera: Las ONG coherentes bajan al barro

23 de Noviembre de 2016 a las 2:18
Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Oxfam Intermon, una de las oenegé de referencia en nuestro país cumple 60 años de lucha contra la pobreza. Y no celebra su aniversario ensimismada, sino asumiendo con valentía y junto al resto de organizaciones que forman Oxfam Internacional, el riesgo de ser coherente y luchar contra la desigualdad y sus causas no sólo en Africa o América Latina sino también en España.

Detrás de esta transformación y de titulares como “El dinero fugado a un paraíso fiscal supone recortes en tu centro de salud” o «Con los refugiados no va a pasar nada, no han venido» están personas como su director general, Chema Vera, con quien he tenido la oportunidad de conversar.

Enfrentar la desigualdad extrema, seguir cerca de las personas y mantener la voz y la pasión son los tres retos que Chema cree que Oxfam Intermon tendrá en el futuro. Aquí nos da algunas pistas de como conseguirlo, o no.

 

Oxfam Intermón está denunciando en España problemáticas que antes parecían exclusivas de países del Sur: desigualdad, fraude fiscal o baja calidad democrática. ¿España es ya un país de terreno?

No como objeto de cooperación pero si como objeto de lucha por la justicia social y de defensa de derechos y de trabajo con población vulnerable. Sigue habiendo muchas diferencias pero creemos que debemos hablar de una desigualdad y pobreza crecientes en España porque sus causas son globales, máxime en desigualdad o fiscalidad, donde pueden afrontarse desde África, América Latina o Europa de una forma diferente.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no hablan de pobreza de aquí y de allí sino de causas y compromisos compartidos. ¿Qué implica?

Nuestro informe conjunto con Unicef nos permitió hablar sobre la contribución de España a los ODS con sus políticas de cooperación y comercio exterior. Pero también en como se van a cumplir en nuestro país los compromisos de reducción de pobreza infantil o acceso a calidad de servicios sociales que deben plasmarse en un plan nacional específico.

Los nuevos ODS son una buena noticia. No sólo abordan las consecuencias de desigualdad o insostenibilidad sino sus causas estructurales. Por ejemplo, el objetivo Hambre Cero reconoce que fracasará si no se cumplen lo previsto en cambio climático. Ojalá fuera mas potente su redacción pero en ODS como el 10 se habla de desigualdad y supone sin duda una oportunidad para demandar políticas estructurales a nivel internacional y en España.

“Los indianos fracasados vuelven a casa” Una expresión escuchada en ONG de acción social ante la actuación en España de organizaciones que antes trabajaban en desarrollo. Debates clásicos en cooperación como empoderamiento o apadrinamiento tienen su equivalente entre inclusión activa o un rancio asistencialismo. ¿Luchar contra la pobreza y sus causas o maquillarla?

Creo que si lo enfrentamos creando campos excluyentes acabamos cayendo en el error interesado de quienes quieren diferenciar a pobres de aquí con pobres de allí. Si lo vemos desde el enfoque de la mera captación de captar subvenciones o el oportunismo de cambiar mi imagen falseando mi imaginario si es válido el debate.

Nuestra respuesta es que nunca ha habido fronteras para los derechos o la solidaridad. Para quienes trabajamos desde este enfoque de causas o de derechos en África o América Latina es más difícil hacer fronteras y caer en este error, y es más fácil compartir agenda y espacios en España. Y creo que ha sido acertado porque hemos contribuido al debate político publico español y no nos ha mermado la capacidad de hablar de otros países, al contrario, ha reforzado nuestro discurso, hemos podido hablar más de América Latina por ejemplo.

El 99% de nuestros ingresos seguirán destinándose a cooperación o ayuda humanitaria. No vamos a abrir programas propios pero si a utilizar una parte de nuestros recursos libres a apoyar con recursos, apoyo técnico, formación o hasta amparo mediático a organizaciones sociales en España, y en dos sectores: población migrante y refugiada y violencia contra las mujeres.

Hacer incidencia política defendiendo derechos o denunciando desigualdad solos o a través de redes: la Plataforma por la Justicia Fiscal, Polétika… Algunas entidades protestan al sentirse obligadas a posicionarse sobre temas incómodos. ¿Es acertada la defensa radical de derechos?

Desde luego que si. Desde el respeto, pero si realmente como organización nos creemos el enfoque de derechos y no es mera retórica o unas palabras escritas en un marco lógico o en la memoria de actividades, ser coherente con esta misión implica exponerte, supone tensión, correr riesgos. Y si no…

¿Y si no?

haciendanosomostodos cartelTienes que sentir que estás saliendo de tu zona de confort, sintiéndote incómodo con las contradicciones. Podrás hacerlo mejor o peor pero por lo menos entras en terrenos donde hay una oportunidad para el cambio y de influir en sectores hasta ahora desmovilizados. Estamos comprobando que le hemos puesto explicaciones, argumentos y propuestas de acciones a una percepción de desigualdad que ya existía en mucha gente. Faltaba explicarla, dar posibilidades de actuación.

Pasar de denunciar los recortes en la cooperación al desarrollo (que seguimos haciendo) a presentar un informe de calidad contra la reforma fiscal de Montoro, es más arriesgado, pero es ahí donde debemos estar si nos creemos el enfoque de derechos y ese cambio de ideas, valores y actitudes políticas y prácticas.

Seguir con nuestra tradición de hacerlo solos o acompañados. Trabajar solos con acciones propias o en alianza con otros donde pongamos en juego nuestra identidad y marca (como la campaña contra el tráfico irregular de armas con Amnistía Internacional, Greenpeace o Fundació per la Pau, o la campaña sobre refugiados con otras ONG). Y participar en redes donde nuestra marca desaparece y se debate y actúa sobre causas comunes. Entre los tres espacios debemos seguirnos moviendo.

Sabiendo que los beneficiarios de Oxfam Intermón están a miles de kilómetros y los de las ONG de acción social en la calle de al lado, ¿Qué le dirías a quienes siguen diciendo que su organización es apolítica?

Que me digan como. Aunque sean entidades que se limiten a recaudar fondos, es tremendamente difícil afirmar ser apolítico cuando se esta trabajando con personas en vulnerabilidad y lo que haces no es ajeno a lo que ocurre en tu contexto local, a las normas que dificultan la inserción laboral o la alimentación. Solo con el hecho de prometer unas cuantas becas comedor se está tomando una posición política muy clara aunque no quieras.

fraude-fiscal-pringao-oxfam-intermonIncluso en un pretendido sentido asistencialista de trabajar solo las consecuencias estás asumiendo un cierto rol que más te vale reconocer. Máxime si se presume de tener un enfoque de derechos, lo que obliga a tomar postura y partido por las victimas. Nuestra acción política parte de las personas y sus derechos. En otras se puede partir de las ideas o los estudios, pero en nuestro caso vienen luego y este posicionamiento casi inevitable nos obliga a ser innovadores, a intentar conectar con una sociedad española que se ha revitalizado políticamente en los últimos ocho o diez años, nos guste o no.

Lo que pasa es que se confunde apolítico con apartidista. Organizaciones como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos Sin Fronteras hemos demostrado que se pueden tomar iniciativas contundentes y comprometidas políticamente sin que se nos puedan asociar con ningún partido. Como cuando reclamamos la reforma de la Constitución y que los derechos sociales y económicos se conviertan en fundamentales y tengan la misma obligatoriedad para nuestro gobierno dentro y fuera de España. Ahora, esto no es estar precisamente en la zona de confort.

¿Cuales son los retos a los que se enfrenta el Tercer Sector Social en España? 

Relevancia para la sociedad, seguir siendo referentes para ciertos temas más allá de las actuación concreta.

Rendición de cuentas sobre lo que estamos consiguiendo con nuestra actuación (acción humanitaria, acción social, incidencia, cooperación, me da igual) gracias al apoyo de la sociedad, bien sea indirectamente con financiación pública o con cuotas de socias o donativos.

Conexión con la gente joven y conseguir su adhesión. El paso de la persona socia o donante de toda la vida a jóvenes activos en el mundo digital, que requieren una cercanía, transparencia e implicación muy superior a la que estamos acostumbrados.

¿Sigue siendo necesaria la cooperación al desarrollo? ¿Hay vida después del 0,7%?

Si claro. Hay que seguir defendiendo un volumen de fondos suficientes. No estoy de acuerdo con la postura de que ya no hay que pedir dinero. Si la política pública española de cooperación al desarrollo no crece, más vale cerrarla, porque llega un momento en que con tanta reducción no llega ni para soportar los costes de estructura y lo que cuesta una dirección general sin apenas tiene recursos para gestionar.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua CooperaciónPero hace falta una renovación del rol, los instrumentos de cada actor y la narrativa de cómo lo estamos contando. Y esto afecta y mucho a las ONGD. Creo que tuvimos un boom de financiación rápida y excesivamente fuerte, que digerimos como buenamente pudimos, haciendo mucha maquinaria de proyectos que ahora ya no existe.

Debemos evolucionar hacia una cooperación de valor añadido. Que se nos mida y valore por el impacto de nuestros programas: con quien más los hacemos (en terreno o internacionalmente), en si aportamos conocimiento, influencia, trabajo en red, una especialización fuerte, etc. Si eso no se explicita, la narrativa antigua de simplemente gestores de la cadena de solidaridad o la relación con intermediarios, está muerta. Máxime porque es vertical y estamos en un mundo cada vez más horizontal, en donde hay países con capacidades mucho más fuertes que en el nuestro.

También está muerto un sector de ONGD ensimismado con la bandera de más recursos o del 0,7%. Sólo puede funcionar por la vía de quitarse las orejeras, asumir un enfoque de derechos, de compartir causas con otros o asumirlas para ampliar nuestra base social y el respaldo a la cooperación al desarrollo. Al sector le ha venido bien la reducción de las ONG y que haya más fusiones e interrelaciones y que se nos mida por lo que aportamos, no por lo que gestionamos.

Recaudar fondos denunciando desigualdad y fraude fiscal: ¿Suicidio o genialidad?

Fue una decisión difícil. Cuando entras en una denuncia de desigualdad o intereses de grandes empresas, salvo excepciones como la Fundación La Caixa con la que puedes entrar en un dialogo sofisticado, a la mayoría ni se les pasa por la imaginación financiarte. Tienen otras organizaciones disponibles mucho más blancas y con causas mucho más sencillas.

Hay una renuncia implícita a este tipo de financiación, pero afortunadamente la realidad económica es mucho más amplia, con mucha pequeña y mediana empresa y alguna grande que si que participan. Hay algunos donantes que aún teniendo muchos ingresos entienden la dialéctica de desigualdad y la defensa de una fiscalidad justa y un reparto de la riqueza.

¿Que es una ONG blanca?

Aquella con un posicionamiento político público mucho menos anguloso o sistémico. Puedes denunciar en tu boletín la situación de los niños soldado o la trata, porque queda muy lejos. Pero la clave es que hacer cuando te vas haciendo más fuerte: si denuncias abiertamente las causas políticas o económicas que provocan o consienten estos hechos y retas al sistema, te haces un poco menos blanco. Entras en un cierto barro, y hay que hacerlo con mucho rigor y apoyo público, siempre con la conexión de las personas para explicar y explicitar el por qué hacemos una acción y no otra.

¿Y funciona con pequeños donantes?
Si. Con campañas como las de escaqueo fiscal o subirnos a la denuncia de los Papeles de Panamá hemos conseguido miles de nuevos socios. No por una emergencia, sino por una campaña política.

Incluso en campañas más tradicionales, como la que haremos en Navidad estamos intentando innovar nuestro marketing, conectando, en una campaña con el lema No hay más excusas, un proyecto con mujeres en Burkina Faso con la incidencia política sobre el cambio climático. Es decir, relacionar un proyecto y a unas personas a las que se les niegan sus derechos con una causa global y hacer una narrativa sobre este aquí y allí. La posibilidad de que se enganchen nuevas personas es alta.

@Chema_Vera

AFRICA, ASIA, Campañas, Captación, CENTROAMERICA, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Medio ambiente, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, SUDAMERICA, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

#25S: Reclamar, demandar, exigir un mundo más justo

22 de Septiembre de 2016 a las 21:30
El Salvador 0108 063

La Unión (El Salvador). Foto: Xosé Cuns

“¡Primero ayudemos a los pobres de aquí y luego ya ayudaremos a los de allá!

¿Les suena? Pues es mentira.

No hay pobreza de aquí o de allá, hay pobreza y desigualdad con las mismas causas y soluciones. Y no se trata de ayudar, sino de respetar los derechos de las personas estén donde estén y defender las políticas sociales como servicios sociales, sanidad, educación, dependencia, pensiones o cooperación al desarrollo.

En las elecciones generales de diciembre, en “Su ONG les recomienda votar a…” les contaba como en España muchas organizaciones están olvidando el mantra absurdo de “soy apolítica” y buscan ser coherentes defendiendo sus causas ante los distintos partidos y difundiendo si se comprometen o no. Con el ejemplo muy vigente de Polétika (Política+Etica).

Las inmediatas elecciones al Parlamento de Galicia no son una excepción. La red EAPN Galicia está llevando a cabo su campaña #PobrezaGalicia: As persoas primeiro. Y la Coordinadora Galega de ONG de Desarrollo la de “O mundo que queremos“. Ambas reclamando una cooperación al desarrollo decente.

Se la explican y les ayudan a reflexionar su voto, el equipo técnico de lujo de la Coordinadora: Sara García, Helena Capera y Ana Vázquez

¡Muchas gracias!

cooperacion-mural

VIVIMOS EN UN MUNDO EN EMERGENCIA QUE BATE RÉCORDS

2.200 millones de personas se encuentran hoy en situación de pobreza extrema en el mundo, viviendo con menos de un euro diario.  En el Estado español el 28,6% de la población está en riesgo de pobreza y exclusión social . Somos el país europeo en el que más aumentó este indicador durante la crisis después de Grecia.

Las cifras de desigualdad global actuales no tienen precedentes en la historia. Las 62 personas más ricas del mundo acaparan los mismos recursos que las 3.500 millones de personas más pobres.

Estamos agotando el planeta. Si seguimos así, en el año 2050, o antes, necesitaremos más de dos planetas para satisfacer las demandas de consumo de la población. Y de nuevo afectará más a las personas más pobres, el 70% de quien vive en situación de pobreza extrema en los países empobrecidos está en las zonas rurales, las más sensibles al cambio climático, a los sistemas extractivos y a los mercados globales de productos alimenticios.

Somos, además,  testigos de otro triste récord: el mayor movimiento de desplazamientos forzosos desde la II Guerra Mundial. 65 millones de personas se han visto forzadas a salir de sus casas por causas políticas , económicas y ambientales. El Mediterráneo, se ha convertido en una gran fosa común donde hasta 25.000 personas han perdido la vida en los últimos 15 años.

Pero el hambre, la pobreza , la desigualdad o la crisis ecológica no son fenómenos naturales. No responden a un designio divino. Ni al orden natural de las cosas. Por más que traten de convencernos de lo contrario, son consecuencia de nuestro actual sistema económico que genera desequilibrios sociales y ambientales insoportables.

Y la única solución es política. Debemos presionar a quienes toman las decisiones  para que apuesten por otro modelo de desarrollo que nos permita construir un mundo más justo y sustentable.

Suena a misión imposible pero las ONG de desarrollo llevamos años luchando contra el discurso de lo imposible, contra la indefensión aprendida

Construir un mundo más justo y sostenible no solo es posible, es necesario. Y trabajar para conseguirlo es de justicia, nos hará más solidarios, pero sobre todo responde al sentido común  si queremos garantizar la viabilidad de nuestro planeta y el bienestar presente y futuro de todas las personas.

cooperacion-propostas

LAS ELECCIONES EN GALICIA: LA RESPUESTA DE LOS PRINCIPALES PARTIDOS

A priori podríamos pensar que poco se puede hacer desde Galicia  por esta “gran causa”. Pero sucede todo lo contrario, la demanda es tan exigente y urgente que necesita del compromiso de todos los niveles de gobierno.

cooperacion-manifestomePor eso, tal y como hemos hecho en los últimos años, y ante las próximas elecciones del 25 de septiembre, hemos presentado nuestras propuestas a los grandes partidos gallegos (a todos los que tienen opciones de entrar en el Parlamento de Galicia excepto a Ciudadanos, que no nos recibió).

Ocho grandes propuestas bajo el título “O mundo que queremos” entre las que están: recuperar la política de cooperación al desarrollo, defender la igualdad de género a nivel global, promover una acción humanitaria a la altura de los retos actuales, impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles y la coherencia de políticas,  o establecer medidas para que el sector privado no tenga impactos negativos en el desarrollo y para institucionalizar la participación de la sociedad civil en las políticas públicas.

Y como sabemos que la cooperación al desarrollo por si sola no basta para construir este mundo más justo y sostenible también presentamos a los partidos otras propuestas para que el resto de políticas públicas, y no solo la de cooperación al desarrollo, sean coherentes con los derechos humanos y el desarrollo humano sostenible. Propuestas vinculadas al derecho a la vivienda y el hábitat, al  derecho al agua o a la educación; medidas para combatir la pobreza energética, el cambio climático o defender los derechos de las personas migrantes; y toda una serie de propuestas para reducir la desigualdad económica y eliminar la evasión y elusión fiscal.

La Unión (El Salvador) Foto: Xosé Cuns

La Unión (El Salvador) Foto: Xosé Cuns

¿RECUPERARÁ EL NUEVO GOBIERNO GALLEGO LA POLÍTICA SOCIAL DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO? 

Para los que no lo sepan, la cooperación ha sido la política social más recortada de la historia de Galicia. Tras sufrir un recorte de más del 60%, ahora mismo destinamos el 0,04% de nuestro presupuesto a esta política pública. Raquítico, en las antípodas de la demanda histórica del 0,7%. Y esto a pesar de que todos los grupos parlamentarios firmaron el Pacto Galego contra a Pobreza donde se comprometían precisamente a destinar el 0,7% en el año 2017.

Entre nuestras demandas electorales hay una fácilmente cuantificable: aumentar de forma progresiva el dinero destinado a Ayuda Oficial al Desarrollo hasta situarlo en el 0,2% de los presupuestos de la Xunta de Galicia en la próxima legislatura.  Una demanda muy concreta que no aguanta las medias tintas. Precisamente porque sabemos que la “literatura” de los programas electorales todo lo soporta y que el verdadero compromiso está en el ámbito presupuestario.

Teresa Rubido. Chiriaco. Perú

Chiriaco (Perú) Foto: Xosé Cuns

Pues bien, tras analizar los programas de los diferentes partidos políticos sacamos este titular: Todos los partidos apuestan por aumentar los fondos de cooperación en sus programas pero sólo BNG y En Marea comprometen cifras concretas (ver nota de prensa)

Es decir, hay un consenso por incrementar los fondos destinados a la lucha contra la pobreza global, lo que es una buena noticia (los consensos en esta época siempre son bien recibidos…) pero no todos se comprometen en la misma medida. De hecho, hay sensibles y destacadas diferencias en los compromisos de los programas electorales.

Sólo el BNG defiende en su programa electoral aumentar el presupuesto de cooperación al desarrollo de la Xunta de Galicia del 0,04% actual hasta el 0,2% al final de la legislatura.

En Marea, por su parte, también apuesta por incrementar los fondos de cooperación pero su propuesta queda por debajo al limitar el aumento “en un mínimo del 20% anual y doblar así el actual presupuesto al final de la legislatura”.

El PSdG-PSOE habla en su programa derecuperar la política pública y social de cooperación“ y de “establecer compromisos plurianuales de ayudas” pero no recoge compromisos presupuestarios. Sí lo hizo Xoaquín Fernández Leiceaga, quien, antes de que se hubiese hecho público el programa de su partido, aseguró en una entrevista concedida a la Coordinadora Galega de ONGD que el PSdeG-PSOE asume el compromiso de “conseguir progresivamente, en el curso de la próxima legislatura, el 0,2% del presupuesto general dedicado a la política pública de cooperación al desarrollo”.

Por último, el Partido Popular de Galicia se compromete a “incrementar paulatinamente, y de forma sostenida, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)” pero se limita a marcar un crecimiento mínimo anual y condicionado: “el porcentaje en la que se incremente el presupuesto consolidado de la Xunta de Galicia”. Alberto Núñez Feijóo reconocía, también en una entrevista concedida a la Coordinadora, que en lo relativo a la política social de cooperación al desarrollo en los últimos años no habían destinado todo lo que les hubiese gustado.

Ayabaca (Perú). Foto:Lorena Peillet.

Ayabaca (Perú). Foto:Lorena Peillet.

No podemos hablar de satisfacción a la luz de las propuestas de los partidos. Estamos aún muy lejos de poder garantizar que, gobierne quien gobierne, se recuperará la política pública y social de cooperación al desarrollo en el grado suficiente para revertir los recortes de los últimos años. Sin embargo, y por primera vez desde hace muchos años, todos los partidos reconocen la necesidad de aumentar los fondos destinados a esta política social. 

Más allá de las cuestiones vinculadas con los presupuestos, los programas de los partidos no profundizan en propuestas concretas sobre como debe ser la cooperación al desarrollo que se haga desde Galicia. En general, de acuerdo a nuestra óptica, mejoran las propuestas, lo cual es positivo, pero también hay importantes ausencias o indefiniciones en cuestiones vinculadas a género y desarrollo, acción humanitaria o educación para el desarrollo, por ejemplo.
En todo caso, y como hemos hecho siempre, después del 25 de septiembre estaremos atent@s para asegurarnos de que este consenso político de recuperar la política de cooperación y trabajar por un mundo más justo y sostenible se traduzca en un consenso parlamentario que haga efectivos, no sólo estos compromisos, sino también los adquiridos por todos los grupos parlamentarios en el Pacto Galego contra a Pobreza.

**Si queréis leer las entrevistas que realizamos a l@s candidat@s, saber más de los programas electorales, etc, podéis ver este enlace>>>

 @cgongd

AFrica mujeres escobas

 

Administración, Comercio justo, Cooperación, Derechos humanos, Hambre, Incidencia, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Su ONG le recomienda luchar contra la pobreza votando a…

18 de Diciembre de 2015 a las 2:13

Votar AinoaPosiblemente sea uno de los millones de personas que aún no han decidido su voto el próximo domingo. Tienen suerte.

Primero porque les van a dejar votar. No podrán hacerlo millones de personas, entre ellas las 80.000 incapacitadas injustamente para hacerlo o el 95% de los residentes en el extranjero con derecho a voto, la mayoría jóvenes obligados a emigrar.

¿Todas? No, gracias a la campaña #Rescatamivoto, 3000 han encontrado un donante que votará en su nombre. El domingo votaré a quien Ainoa, desde Australia, me ha pedido (en un comentario de este post les cuenta su historia)

Pero también porque en estas elecciones hay muchas más opciones políticas entre las que elegir, más ganas de participar, de demandar cambios efectivos en la lucha por los derechos humanos, contra la desigualdad, la pobreza o la corrupción. Muchas de las 13.657.232 personas que en España están en riesgo de pobreza y/o exclusión social han decidido no quedarse calladas y exigen a partidos políticos que se mojen en sus compromisos… y también a las oenegés. 

Si, el mantra absurdo y cobarde típico de la parálisis solidaria “nuestra ONG es apolítica” está saltando por los aires. Hay que mojarse. Y por primera vez en España (en otros países es habitual) muchas lo están haciendo.

Los programas políticos son contratos. No papel de usar y tirar

En cada proceso electoral, es una tradición que muchas oenegés y sobre todo las plataformas y redes en las que suelen estar integradas, presenten documentos de demandas a los diversos partidos, quienes agradecen gentiles este detalle: entrevistas con candidatos, fotos llenas de sonrisas, presencia en redes sociales y medios de comunicación… Las propuestas se incluyen o no en los programas y si lo hacen pueden o no cumplirse. Todo muy viejuno, ya ven.

En las pasadas elecciones municipales, en Galicia tuvo cierto éxito la campaña Compromiso con las Personas. Poniendo nerviosos a bastantes candidatos presentando datos oficiales de inversión por ayuntamientos en servicios sociales y exigiendo compromisos compromisos factibles. El mensaje “las palabras no son suficientes, queremos compromisos” que escuchamos constantemente a muchos de los 654.000 gallegos y gallegas en pobreza o exclusión algo se escuchó.

Exigiendo compromisos. Comparando programas… ¿A quién votar el 20D?.

Si tienen interés y ganas de reflexionar y ver rankings de partidos antes de votar, además de las clásicas tablas en los periódicos, tienen rigurosas comparaciones de programas en muchas páginas, les recomiendo algunas: el Consejo General de Trabajo Social sobre políticas sociales. Más Democracia y su evaluación de programas electorales en materia de regeneración democrática.

Greenpeace respondiendo a la pregunta: Tu candidato preferido ¿es verde?. En Change.org han presentado El cambiómetro del voto. Civio ha comprobado el impacto de sus propuestas de transparencia y rendición de cuentas en los programas electorales. Hasta la consultora de lobby europeo Political Intelligence ha realizado una completa comparación de programas electorales (aquí tienen la ficha de servicios sociales y vivienda) o en votavalores.org han hecho un ranking de candidatos que defienden la vida, la familia y la libertad.

Pero “este es un nuevo show y hay nuevas reglas“, como dicen en The Newsroom

¿Qué información rigurosa precisa antes de votar?

La revolución en el Tercer Sector español de Acción Social y Cooperación se llama Polétika (Política+Etica)

Una completa plataforma impulsada por más de 500 organizaciones y movimientos de la sociedad civil que pretende facilitarnos (si, a nosotros) vigilar y presionar a los candidatos para que pongan a las personas en el centro de las decisiones políticas. Escuchando declaraciones y compromisos públicos, evaluando programas electorales y, a partir del 2016, facilitarnos el exigir que se cumplan los compromisos.

En 10 temáticas: cooperación al desarrollo, fiscalidad justa, educación, sanidad, protección social, salarios, participación y transparencia, conflictos internacionales, políticas de infancia y cambio climático.

Aquí tienen un detalle de lo que se pide en cada una de ellas y como se están comprometiendo los principales partidos en base a criterios objetivos y rigurosos, pero les recomiendo que dediquen el sábado de reflexión a bucear en la web y comprobar lo fácil que es evaluar cada apartado. A modo de ejemplo me voy a fijar en dos.

En Protección Social se demanda esto:

¿Quién hace caso en sus programa electorales?

Juzguen ustedes. Aquí explican en detalle las puntuaciones.

Poletika Proteccion Social

En Infancia se demanda esto

¿Quién hace caso en sus programa electorales?.

Aquí lo explican…las 52 organizaciones integradas en la Plataforma de Infancia (UNICEF, Aldeas Infantiles, Meniños, Caritas, Plan o Save the Children entre ellas) ¿Se mojan o no?

Poletika Infancia

Una aclaración para lectores susceptibles antes de seguir. ¿Significa que estas 500 organizaciones son de un partido político? No, desde su experiencia y conocimiento plantean demandas que consideran imprescindibles para la mejora de la calidad de vida de las personas. Se las plantean a los partidos políticos quienes deciden si las incluyen o no en sus programas. Y en base a criterios y datos objetivos evalúan los programas y nos presentan los resultados para que decidamos, que ya somos mayorcitos.

10 Propuestas para una sociedad más inclusiva

Pero el sano avance democrático en nuestro país no acaba aquí. Si detrás de Polétika está 500 organizaciones, detrás de la Plataforma del Tercer Sector está la práctica totalidad de las miles de organizaciones de acción social de nuestro país, a través de sus siete plataformas y organizaciones como Caritas, Cruz Roja y la ONCE.

Tienen 1o demandas muy claras. Aquí pueden consultarlas en detalle. Como resume su presidente: “es necesaria una reforma Constitucional que reconozca los derechos económicos, sociales y culturales como fundamentales, reconozca el papel del Tercer Sector y garantice el equilibrio en la atención social” Propuestas 20D Plataforma Tercer Sector

Entre otras declaraciones, para el presidente de la Plataforma “los partidos más favorables a incluir una renta mínima son Podemos, Ciudadanos y PSOE, aunque ha asegurado que “todos los partidos” lo apoyan en alguna medida. Además, en lo referente a la calificación de los derechos sociales como “derechos fundamentales” en la Constitución y la inclusión del Tercer Sector como agente social reconocido en la Carta Magna, “todos los partidos menos el PP” son favorables, aunque señala que este último lo que rechaza es cambiar la Constitución“.

No es Polétika pero sin duda es un avance sustancial en la defensa de derechos sociales con demandas valientes pero necesarias.

Como soy algo friki para ciertas cosas, por mi cuenta y riesgo y con algo de ayuda, me he atrevido a hacer el siguiente cuadro e interpretando si los distintos programas electorales atienden las 10 propuestas de la Plataforma…

Propuestas 20D Plataforma Tercer Sector. Evaluacion

Dos dudas para izquierdas y derechas

Aunque se dice que ya no existen, no puedo acabar este artículo sin plantear dos dudas por si alguien se anima a responderlas después de las elecciones.

¿Por qué al Partido Popular le encanta pegarse tiros en el pié?.

No acabo de entender su afición por despreocuparse de cuidar y defender sus propuestas en política social (facilitando información para la mayoría de las webs antes citadas por ejemplo). Es cierto que a nivel estatal y en varias de las comunidades autónomas que ya no gobiernan, no tienen muchas razones para dormir tranquilos, pero en otras (Castilla y Leon y en bastantes medidas en Galicia por ejemplo) y en muchos ayuntamientos de la línea más demócrata-cristiana, no tienen mucho que envidiarle a gobiernos de ¿izquierda? (compruébenlo comprobando el gasto en protección y promoción social por habitante en su municipio en 2013, por cierto el Ministerio de Hacienda ya ha publicado los del 2014…).

¿Por qué los partidos de izquierda no acaban de respetar al tercer sector?

Hace unos meses en La izquierda, el Tercer Sector y los hijos de Rousseau Luis Barreiro escribía sobre la confusión que muchas organizaciones ven en gobiernos de distintas izquierdas (asistencialismo rancio frente a inclusión activa, el dogma del todo público, etc.), y con un cierto desprecio hacia muchas entidades (“Al igual que los toreros la izquierda clama: ¡Dejadme sola! No os necesito, yo haré mis programas sobre las realidades sociales en las que trabajáis. No preciso escucharos para saber que precisa esta sociedad”).

Es cierto que en bastantes municipios y comunidades se ha avanzado en este aspecto y hay una mayor participación y apoyo a entidades especializadas, pero sorprende ver que las demandas 9 y 10 de la Plataforma del Tercer Sector relativas al recocimiento e impulso decidido del dialogo civil, apenas hay respuesta.

Disfruten votando.

@xosecuns

Administración, Comunicación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Las personas primero. También en cómic

14 de Octubre de 2015 a las 0:47

Las personas primero Dia contra pobreza

El 17 de octubre será el Día Internacional para la Erradicación de las Causas de la Pobreza.

1 de cada 9 personas en el mundo carece de alimentos suficientes. Más de 700 millones viven en la más extrema pobreza. El 70% de las personas pobres son mujeres. 2015 será recordado como el primer año en el que el 1% más rico tendrá tanto patrimonio como todo el resto del mundo junto. En España, más de 13 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión. De todo esto se hablará en esta Semana de acción contra la pobreza y la desigualdad.

Porque no hay pobreza de aqui o de allá sino causas compartidas y personas: las que sufren por todo el mundo y las que no lo consienten ni se resignan a reservar del mundo sólo un rincon tranquilo.

Hoy les dejo con dos de ellas, Cristina Durán y Miguel A. Giner Bou de La Grua. Junto a otros de los mejores autores y autoras del cómic español se embarcaron en el innovador proyecto Viñetas de vida impulsado por Oxfam Intermon para transmitir a través del comic las historias de vida que están detras de la cooperación internacional. De su viaje y lo que vivieron en Nicaragua surgió el comic “Ondas en el río”

Nos lo cuentan con sus palabras pero sobre todo con su arte.

Gracias Cristina. Gracias Miguel.

Comic Ondas en el Rio Pobreza Cooperación NicaraguaEL TAMALITO

Comic Viñetas de vida Pobreza DesigualdadNadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra (…). La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas; doblan por ti
John Donne (1572/ 1631)

Os vais con un tamalito”…esto fue lo que nos dijo a mi compañero Miguel Ángel y a mi Ana María Martínez Yerga, directora de Oxfam Nicaragua, en la última reunión que tuvimos antes de volver a nuestra casa en Valencia.

¿Qué es un tamalito?: “Es, como dicen ustedes, un marrón”, nos dijo sonriendo. Y realmente era así. Después de 12 días en Nicaragua, viendo de primera mano el trabajo que la cooperación internacional hace allí, regresábamos con el complicado encargo de transmitir todo lo vivido a través del lenguaje del cómic. Un “tamalito” desde luego… un auténtico reto.

Esta hermosa historia comenzó una tarde de junio con la llamada de Pablo Rebaque (Oxfam Intermón Madrid) para proponernos Viñetas de vida. Cuando me lo explicó me pareció una idea fantástica de principio a fin. Fui consciente, desde el primer minuto, de que iba a ser una de esas oportunidades que se te presentan una vez en la vida. Me entusiasmó porque aunaba, de nuevo, nuestra profesión (los cómics) con la acción social y, además, tenía un extra añadido: la posibilidad de viajar por primera vez a América Latina.

En noviembre de 2013, Miguel Ángel y yo partimos hacia Managua. Nos acompañaban PSJM (Pablo y Cynthia, colectivo de artistas contemporáneos), Rubén J. Caviedes, periodista de Jotdown y María Cimadevilla, nuestra guía y responsable de Oxfam Intermón.

El equipo de Oxfam Nicaragua nos preparó una apretada e interesantísima agenda con un tema central: la defensa de los derechos de las mujeres. Nos reunimos con numerosos colectivos los primeros días y después viajamos a terreno, a visitar a las agricultoras y ganaderas en la zona de Estelí y a los poblados indígenas de Costa Caribe para acabar.

Comic portada Nicaragua Cooperación IntermonFueron 12 días intensos y llenos de personas maravillosas y luchadoras como Damaris, Norlan, Mª José, Teresa, Sofía, Dora…y un largo etc. Y te das cuenta, una vez más, de que realmente lo que importa siempre son las personas. Siempre.

Cuando conoces un nuevo país vuelves a casa con la sensación de que te has enamorado de él, sientes que ese país ya forma parte de tu vida y esperas poder regresar alguna vez. Pero pensándolo bien, lo que más amas de ese país no es el país en sí, ni su clima, ni su paisaje, ni sus banderas o costumbres (que también)…lo que amas es a su gente, las personas que conociste allí.

Lo que te importa de verdad son los nuevos amigos y amigas que dejaste al otro lado del mar. Cuando sabes sus nombres, sus circunstancias, su realidad, te parece imposible no hacer todo lo que esté en tu mano por mejorar su situación.

Estamos todos en el mismo barco. Nadie es una isla completa en si mismo. Porque nadie elige el lugar donde nace y a menudo lo olvidamos. No somos ni mejores ni peores según nuestro lugar de origen y yo siento, como decía Donne, que estoy ligada a la humanidad.

Hubo dos momentos cruciales en el viaje que me hicieron recordar precisamente esto: el primero (y el más duro) fue cuando entramos en el albergue para niñas Nidia White. Al cruzar el umbral, un grupo de niñas entre 10 y 16 años nos recibieron. Algunas de ellas sonreían mientras que otras no eran capaces de hacerlo. Cuando la responsable del albergue nos contó su realidad, entendimos que algunas no sonrieran.

Estas niñas, niñas de la edad de nuestras hijas, reflejaban en sus miradas un pasado de abusos intrafamiliares (del padre, o el hermano o el primo) difícil de imaginar para muchos de nosotros. Niñas que además intentaban salir adelante con bebés en brazos, bebés fruto de esos terribles abusos. Sentimos indignación y rabia. Ningún niño, ninguna niña del mundo debería pasar por algo así, es terriblemente injusto e intolerable.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua Cooperación El segundo momento fue cuando conocí a las mujeres del poblado de Wis Wis en Costa Caribe. Recordé la importancia del derecho a decidir. Derecho a decidir qué queremos hacer con nuestra vida. Yo (afortunadamente) pude decidir qué quería estudiar, con quién formar una familia, dónde vivir y cual sería mi profesión. Todo ello me ha costado esfuerzo, por supuesto, y he pasado por circunstancias muy difíciles, pero, en definitiva, siempre he podido tomar yo misma mis decisiones, he podido elegir cómo afrontar cada situación. Como decía Viktor Frankl, “la última de las libertades humanas es la capacidad de elegir frente al destino“.

Pero aquellas mujeres no tienen elección, se levantan todos los días a las 4 de la mañana sin excepción, sin sábados ni domingos, sin vacaciones, sin baja por enfermedad. Caminan dos horas para ir a por agua, vuelven, trabajan en el campo, cocinan, cuidan a los niños y por la noche tienen que responder ante un marido al que no han elegido y al que probablemente no aman. Es también terriblemente injusto e intolerable.

Nicaragua Mujeres Cooperación Pobreza

Esta situación de desigualdad e injusticia es, por desgracia, sistémica. El fondo de la cuestión es que la brecha entre ricos y pobres sigue aumentado en todo el mundo. Lo lógico y normal sería cambiar el sistema de raíz, que los poderes políticos y económicos dejarán de pensar en su propio beneficio y que estuviera todo bien repartido.

Pero mientras luchamos y reclamamos esa utopía, es necesaria la acción inmediata, es necesaria la cooperación internacional para actuar localmente y que estas personas tengan oportunidades y herramientas para salir adelante por ellas mismas. Hemos visto que la cooperación sí llega, no se queda por el camino y, como nos recuerda siempre Zinnia Quirós (Oxfam Intermón Madrid), cambia y salva vidas.

Boceto Comic pobreza Nicaragua Cooperacion Después de este viaje, me indigna aún más que antes el hecho de que la ayuda pública a cooperación internacional en nuestro país se haya reducido un 70% en los últimos años y concretamente en mi comunidad, la valenciana, un 90%. Pago puntualmente mis impuestos y quiero que estos vayan destinados al bienestar social: a cooperación, sanidad, cultura y educación.

Lo digo y lo diré todas las veces que haga falta, porque, al fin y al cabo, la vida es compromiso social y político. Cada decisión que tomamos tiene inevitablemente una repercusión en mi entorno inmediato, en mi barrio, mi pueblo, mi comunidad, etc. Desde el primer café de la mañana, todo importa, “sí me importa” como dice el eslogan de la campaña que engloba a Viñetas de vida.

Y sí, nos volvimos con un tamalito, sí, pero también con mucha energía y ganas de afrontarlo. Transformamos lo mejor que supimos nuestra experiencia en el cómic titulado Ondas en el río, cómic que está muy bien acompañado por los de nuestros compañeros y amigos Sonia Pulido, Álvaro Ortiz e Isabel Cebrián, Miguel Gallardo, Paco Roca, David Rubin, Enrique Flores y Antonia Santolaya. Esperamos que Viñetas de vida sea útil y que lo disfrutéis.

Web del proyecto: http://ojoylapiz.com/
Web de la campaña: www.simeimporta.org

El libro de Viñetas de Vida ha sido editado por Astiberri lo podéis encontrar en cualquier librería o aquí

Hay una app y una web app gratuitas disponibles aquí

@CrisDuranLaGRUA

Miguel A. Giner Bou

Nicaragua pobreza comic

Arte, Campañas, CENTROAMERICA, Comunicación, Cooperación, Cultura, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Mentira podrida!

4 de Febrero de 2015 a las 1:50

Mucha gente pequeña

en muchos lugares pequeños

cultivarán pequeños huertos

que alimentarán el mundo

Estas frases de Gustavo Duch tienen mucho que ver con la que acababa un artículo que seguro alegró a su majestad demostrándole que una economía al servicio de las personas es posible: “Esos mercados y grandes empresas que parecen tan inaccesibles e intocables, al final dependen de si decidimos comprar o no“.

Hablan de dos conceptos imprescindibles para luchar contra la pobreza en cualquier lugar del mundo, y ganar todos al mismo tiempo en salud y calidad de vida : consumo responsable y soberanía alimentaria. En los enlaces pueden informarse,  pero donde lo tienen muy claro es en VSF Justicia Alimentaria Global. En mi opinión una de las ONG de Desarrollo que con coherencia y desde su experiencia en cooperación, están demostrando que no hay pobreza ni hambre de aquí o de allá, sino causas y soluciones comunes. Y que la alimentación es una de nuestras principales armas como consumidores.

Para presentar la campaña Mentiras podridas les dejo con Javier Guzmán, su director. Y si se animan, ya pueden votar su anuncio rancio favorito.

¡Gracias Javier!

Imagen de previsualización de YouTube

Mentira Podrida y Política ficción

Al Ministerio de Agricultura y Medio ambiente se le llena la boca a la hora de mostrar su apuesta por una alimentación local y de temporada. La última de sus iniciativas ha sido el lanzamiento de la campaña “Fruta y verdura de aquí y de ahora”, con la que pretenden llegar a 14 millones de personas, con una previsión de lograr más de 70 millones de impactos, con lo que dicen que cada persona estará expuesta a una media de 5 impactos, con un coste de 1.280.000 euros

Con su nueva campaña el ministerio, se suma a la estrategia de lavado de imagen de la agroindustria que están adaptándose a las tendencias existentes en los consumidores/as cada vez más interesados en una alimentación sana, cercana y más natural, lo cual contrasta con la ausencia de políticas que favorezcan la producción artesanal, de proximidad de las pequeñas y medianas explotaciones.

Imagen de previsualización de YouTube

Ya desde hacer tiempo la industria ha comenzado a apropiarse del uso de conceptos como fresco, saludable, hecho en casa, local, de temporada, auténtico, real, artesano o directo del campo lanzando campañas millonarias para vender sus productos haciendo creer al consumidor que sus productos tienen propiedades que los productos industriales lógicamente no tienen, incorporan estos argumentos a su comunicación pero sin variar un ápice su modelo de producción ni sus ingredientes.

De esta manera arrebatan el significado de los reclamos a las pequeñas explotaciones, artesanales y realmente auténticas, que sí están trabajando basadas en estos atributos. Estamos hablando, por tanto, de publicidad engañosa y, desgraciadamente, es más común de lo que pensamos en el sector alimentario. Delante de esta realidad apenas hay regulación y control público, e incluso cuando existe la norma en muchas ocasiones no está siendo cumplida.

Por eso la campaña Mentira podrida de VSF Justicia Alimentaria Global denuncia estos abusos publicitarios y llama la atención sobre la necesidad de contar con una normativa estricta sobre publicidad alimentaria, y poner de manifiesto la urgencia de establecer controles reales y efectivos para asegurar que la publicidad de alimentos y bebidas sea transparente, clara y real.

El ministerio sigue una estrategia parecida, creando una narrativa acorde con la expectativa de la sociedad actual pero manteniendo políticas que sólo benefician a las grandes marcas de la alimentación sin atacar las cuestiones de fondo para resolver la grave crisis de la agricultura familiar que estamos viviendo.

Una crisis que viene dada por el grave desequilibrio existente en la cadena alimentaria en la que la mayor parte de los beneficios quedan en manos de las grandes multinacionales de la distribución. Vivimos situaciones absurdas como que la diferencia entre el precio que recibe el agricultor y el que pagamos los consumidores sea de un 1.140% o que los agricultores se le pague a 5 céntimos el kilo de patatas mientras que los consumidores las pagamos a 0’64 euros el Kilo. O que en lugares como Catalunya, por ejemplo, se estén cerrando 4 explotaciones diarias durante los últimos 8 años.

Entonces, ¿está realmente el Gobierno está apostando por un cambio del modelo de agricultura y alimentación? La realidad es que no, se trata de una mera ficción: el porcentaje de explotaciones agrícolas que realizan venta directa en España no llega al 3%, cuando en otros países de nuestro entorno como Francia, Italia, Portugal etc. están en porcentajes cercanos al 20%.

Como vemos sería urgente que el Ministerio de Agricultura aparte de realizar preciosas campañas de publicidad, abordara de manera clara los problemas estructurales de la agricultura de pequeña escala y la promoción de la distribución a través de circuitos cortos, y que regulara de una vez por todo este agujero negro que se llama publicidad alimentaria.

@javiergusmao

Praza Abastos. Santiago de Compostela (Fuente:Compostelaturismo.com)

Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Desarrollo rural, Empresa, Hambre, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De cine,humor y dignidad. Mucha dignidad

12 de Noviembre de 2014 a las 18:59

Empecemos fuerte: ¿Quién quiere ser voluntario para ayudar en Africa?

Una respuesta la tienen en este vídeo  (¡gracias por descubrirlo, Lucía!), así de paso conocen a Michael…

(si no les aparece subtitulado en castellano vayan a YouTube )

Imagen de previsualización de YouTube

No, ni Africa es un país ni en ninguna parte se necesitan este tipo de personas voluntarias o de ayuda insultante demasiado frecuente. Pero mejor sonriendo con este vídeo o con la delicia de cortometraje de Javier Fesser “Binta y la gran idea” que les puedo regalar al final de este artículo, gracias a Enxeñería sen Fronteiras y a UNICEF España y su  Guía didáctica, que leyendo artículos de falsos discursos sobre Africa o de las diferencias  entre personas voluntarias y obligatorias.

Y para explicar sin molestarles lo que es el asistencialismo o la solidaridad muy muy mal entendida,  mejor que escribir sobre ¿Tapones o derechos sociales? pueden poner los altavoces y dar palmas con el concierto “Africa for Norway” o aún mejor si ven a Michael, el captador de fondos, en el vídeo con el que le conocimos…

Imagen de previsualización de YouTube

Por cierto, ya pueden votar los premios Golden y Rusty Radiator 2014 (radiador de oro y radiador oxidado) al spot más digno y al más obsceno para recaudar dinero.

Y para no pisar callos criticando la vanidad de ciertos dirigentes de ONG y la necesidad imprescindible de trabajar en red para tener una mínima esperanza en la lucha contra la pobreza o la exclusión. Mejor hacerlo así, ¿no?

Imagen de previsualización de YouTube

En una sociedad en la que padecemos la enfermedad de estar obligados a militar siempre en algún bando, no hay mejor antídoto que el humor o la risa para obligarnos a reflexionar, para ridiculizar la intolerancia o para apelar a nuestra inteligencia. Y si lo hacen personajes que transmiten dignidad por todos sus poros, mucho mejor.

Me he reído y me he emocionado mucho en la SEMINCI que acaba de terminar.

Siempre es un placer viajar a Valladolid, pero la última semana de octubre especialmente, rodeado de personas que discuten, critican y aman el cine. En anteriores ediciones les hablé de Cine y compromiso o de Cine y muros pero en esta edición es obligado hablar de humor y dignidad.

Es el caso de la película ganadora, Mita tova (La fiesta de despedida). La historia de Yehezkel, un hombre de 75 años que vive en una residencia de ancianos de Jerusalén y que para cumplir el deseo de morir en paz de Max, su mejor amigo, inventa una máquina de ‘autoeutanasia’ que pronto tiene una gran demanda.

Hay que ser un genio para escribir un guión o dirigir una película defendiendo de forma decidida la eutanasia mientras te desternillas de risa admirando la humanidad, la libertad y el sentido del humor de sus protagonistas. El cartel ya les da una idea, pero aquí tienen el trailer.

De que hay vida y mucha dignidad después de los 80 años también nos hablan en la mexicana y Premio del Público En el último trago, la “road movie” de tres octogenarios para cumplir el último deseo de un amigo en común. Muy recomendable a pesar de alguna trampita del guión y de una mejorable dirección de unos actores espléndidos. 

Imagen de previsualización de YouTube

Una delicia es Las horas contigo de Catalina Aguilar Mastretta. Además de ofrecer una optimista visión de México, nos cuenta la historia y las conversaciones de tres mujeres: Ema (un descubrimiento Cassandra Ciangherotti), su madre Julieta y sobre todo doña Maria, su abuela, en los últimos días de su vida con un conocimiento, una ironía y, de nuevo, una dignidad envidiables. Aquí tienen el trailer, pero prefiero esta escena de conversación entre madre deslenguada e hija con novio católico que no tiene desperdicio…

Imagen de previsualización de YouTube

Pasarán un buen rato si van a ver Unos días para recordar (Bon Rétablissement), del siempre optimista Jean Becker, recordando con una precisión y un guión envidiables lo que es importante en la vida… y todo desde la cama de un hospital.

Si están a punto de divorciarse o quieren disfrutar con la insolencia de tres chavales bastante más sensatos que sus padres, su comedia y premio del público es Nuestro último verano en Escocia. Hasta me gustó El hombre más enfadado de Brooklyn, la última película de Robin Williams.

 

Pero si quieren disfrutar vayan a ver este fin de semana Dos días y una noche. No tiene nada de humor pero esta película de los hermanos Dardenne es todo un monumento a la dignidad por la que pelean todos los días millones de personas, víctimas de la guerra mundial contra los pobres y el austericidio en el que viven, de si ¿Hay piedad al fondo del cubo de la basura?.

Me sigue emocionando recordar a una espléndida Marion Cotillard (como hizo hace dos años con De oxido y huesos) y la epopeya de una depresiva Sandra que en un fin de semana debe convencer a sus compañeros de trabajo para que renuncien a sus pagas extras y conserve así su puesto.Sigue incomodándome reconocerme en alguna de las actitudes de sus compañeros.

No encuentro mejor frase para resumir una película y quizá una vida que con la que termina esta película.

Les dejo con Binta y su gran idea. Nos vemos en el cine. Todo este mes en Cineuropa en Santiago de Compostela o en Valladolid en la SEMINCI del año que viene.

¿Nos descubren otras películas o vídeos que hablen de dignidad y humor?

@xosecuns

Adultos mayores, AFRICA, Cine, Comunicación, Cooperación, Educación, Heroes cotidianos, Mujeres y hombres, Pobreza
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El virus es la desigualdad. La epidemia es la pobreza

13 de Octubre de 2014 a las 21:47

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Ese día y durante toda esta semana se va a intentar hablar de lo que importa. En bastantes casos de forma amable y hasta odiosamente candorosa pero en otros muchos sin intentar endulzar la realidad ni ocultar las causas de la pobreza y la desigualdad. Entre estos últimos creo obligado destacar a la Alianza Española contra la Pobreza, una impresionante red de más de mil entidades de todo tipo y sensibilidades. Les recomiendo leer su Manifiesto contra la #RiquezaqueEmpobrece, sobre todo para entender con algo de sosiego lo que es la globalización y fenómenos como el Ebola. Sosiego, por favor. Lejos de tanta desmesura, alarmismo y prejuicios.

¿Democracia con transparencia o desigualdad o corrupción?, preguntaba hace unos días, con ocasión del Foro organizado por las tres plataformas gallegas de oenegés que intentan luchar contra la pobreza y exclusión en Galicia y en el resto del mundo. Una pregunta que difícilmente se puede responder envuelto en una bandera o escondido detrás de unas fronteras.

Afrontar la lucha contra la pobreza, la corrupción, el desempleo, o emergencias sanitarias como la del Ebola, es imposible mientras no entendamos que vamos en el mismo barco, que vivimos en un mundo globalizado en donde la mayoría de las soluciones o son globales o son mera propaganda.

El aumento salvaje de la desigualdad no es sólo español (en apenas cinco años sólo nos supera Letonia en toda la Unión Europea), sino mundial: siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado desde la década de 1980 y el 1% de las familias más poderosas acapara ya el 46% de la riqueza mundial.

La corrupción tampoco es patrimonio español. En los mismos paraísos fiscales donde Jordi Pujol y otros muchos delincuentes fiscales esconden un dinero que debería estar siendo utilizado para luchar contra la pobreza, lo tienen muchos líderes africanos.

Por desgracia, globalización y derechos humanos no son conceptos que vayan juntos. El dogma de “quien quiera derechos que se los pague”o la mentira del “no hay dinero para vivir por encima de nuestras posibilidades” se puede aplicar en Africa occidental, donde ya han muerto más de 4.000 personas por el Ebola, o en España. En ambos lugares asistimos a un desmantelamiento de las políticas sociales públicas, también en el ámbito sanitario. A la epidemia de la pobreza.

Hoy toca el Ebola, una minucia comparada con otras enfermedades de la pobreza que son un problema de salud pública mundial: neumonía, tuberculosis, malaria, etc. Casi la mitad de la población africana no tiene acceso a medicamentos esenciales. Solamente la malaria afecta anualmente a más de 220 millones de personas.

Sorprendentemente. Allí donde se producen el 90% de muertes por enfermedades transmisibles se invierte el 10% de recursos, y donde las muertes son el 10% se invierte un 90%.  No parece muy juicioso esperar a que estas enfermedades afecten a países ricos como el nuestro para luchar contra ellas, pero así se hizo con el SIDA o la Gripe A y ahora se hará con el Ebola (si, ya es rentable hacerlo).

Recortar los presupuestos de política social o sanitaria tiene efectos negativos inmediatos en la vida de millones de personas en todo el mundo. ¿A quién descartamos?, nos preguntan desde Oxfam Intermon.

Imagen de previsualización de YouTube

La campaña Si me importa nos recuerda que la ayuda al desarrollo funciona, que desde el inicio de esta crisis España ha recortado su presupuesto de cooperación al desarrollo en un 70% y nos invita a escoger a quien dejamos morir, porque esto es lo que ven todos los días en muchos países africanos. Pero la pregunta es perfectamente válida para España. ¿A quien decidimos machacar con los recortes: personas con dependencia, sin hogar, migrantes, paradas de larga duración, niños o niñas …?

Creo que pocas personas que lean este blog se atreverán a escribir un comentario con aquello de “primero hay que ayudar a los de aquí y luego a los de alla“. No hay aquí y allá, hay personas que sufren por las mismas causas. No se las ayuda, se respetan o no sus derechos. Y mientras nos enredamos con este trampantojo ganan los mangantes de las tarjetas de Bankia.

Medicos del Mundo también está luchando contra el ébola y contra la destrucción de los presupuestos sanitarios. En Africa, pero con coherencia tambíen en España con su campaña “Nadie desechado”, denunciando que al menos 873.000 personas han perdido el derecho a la asistencia sanitaria en apenas dos años y pidiendo nuestra colaboración para luchar contra la exclusión sanitaria y en defensa de la sanidad universal.

También lo hacen muchas profesionales de la sanidad: las que organizaron las mareas blancas, o las que están luchando contra el ébola en cualquier lugar del mundo. Ninguna de ellas ha dejado de lado su ética y moral en épocas de crisis financiera.

Es posible luchar localmente contra problemas globales. Esta semana tienen una prueba: el Premio Nobel de la Paz a Kailash Satyarthil y la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil. Una marcha a la que en Galicia y en toda España se unieron hace 16 años miles de niños y niñas y que desde entonces ha supuesto que más de 78 millones de menores hayan salido de la explotación. ¡Vaya si se puede!

Hay esperanza. Contra el ébola y contra quienes consienten su triunfo.

@xosecuns

Administración, AFRICA, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Emergencia en Filipinas. Ahora… y el mes que viene

11 de Noviembre de 2013 a las 22:30

Foto: Oxfam Intermon

Cuando lean este artículo, seguramente ya habrán pasado más de 3 días desde que el tifón Haiyan comenzó a devastar las costas filipinas.

72 horas decisivas en cualquier emergencia humanitaria para intentar reducir el sufrimiento inmediato y futuro de las víctimas. 72 horas en las que en un escenario de destrucción total se deben realizar dos tipos de tareas:

Movilización inmediata de recursos: refugio, ropa de abrigo, higiene, agua potable, comida, atención médica (incluyendo salud mental, estrés postraumático), equipos de registro y protección (posible problemática de menores desamparados, familias que han perdido a sus seres queridos), etc.

Evaluación inicial de las necesidades para disponer de un panorama de la situación que garantice la eficacia de la respuesta y que esté accesible para todas las instituciones públicas (locales y nacionales), agencias de Naciones Unidas especializadas o de países donantes y ONG y que desde el principio, si o si, deben actuar coordinadas para cubrir el máximo de las necesidades de la totalidad de la población más vulnerable.

Es notable la calidad de muchas de las ONG que intervienen y el aprendizaje en emergencias previas (como en Haití), pero también lo regulada que está su actuación para asegurar el mínimo tiempo de respuesta, con procedimientos como el MIRA (Evaluación Multisectorial Inicial Rápida) o manuales de intervención como el Proyecto Esfera, reconocidos por haber establecido nociones de calidad, rendición de cuentas y principios que deben estar presentes en toda intervención humanitaria:

Evitar exponer a las personas a daños adicionales como resultado de nuestras acciones.

Velar por que las personas tengan acceso a una asistencia imparcial, de acuerdo con sus necesidades y sin discriminación.

Proteger a las personas de los daños físicos y psíquicos causados por la violencia y la coerción.

Ayudar a las personas a reivindicar sus derechos, obtener reparación y recuperarse de los efectos de los abusos sufridos.

Foto: Erik de Castro/ Oxfam

Dentro de dos semanas, empezará otra fase en la respuesta humanitaria: pasar de la emergencia a la rehabilitación para reconstruir las condiciones previamente existentes. Y con un requisito imprescindible para evitar muchos fracasos anteriores: hacerlo con el gobierno de las autoridades e instituciones locales.

En breve empezará a disminuir la presencia de esta tragedia en medios de comunicación… y los donativos. Será en este momento cuando hagan tanta falta como ahora.

Si son de los que no comparten esa absurda división entre “pobres de aquí y pobres de allá”, permítanme hacerles una recomendación: si pueden donen su tiempo o su dinero ahora, pero anoten en su agenda volverlo a hacer dentro de un mes. Multiplicarán su solidaridad.

Hasta aquí lo que se ha publicado en la edición de papel de La Voz de Galicia.  Allí no tengo espacio para agradecer la ayuda recibida para realizar este artículo “de emergencia“. Aquí si, y de paso puedo presentarles a algunas personas que vale la pena conocer: Helena Capera de la Coordinadora Galega de ONGD, Rafael Veiga de Taller de Solidaridad (una ONG promovida por las Siervas de San José con mucha experiencia en Filipinas), Maika Beltrán, de Oxfam Intermón en Galicia y especialmente a Ofelia García, una de las más reconocidas expertas en ayuda humanitaria y cooperación al desarrollo y de cuya profesionalidad y honestidad hemos tenido la suerte de aprender muchas personas.

Gracias

@xosecuns

No me pidan calma (en Facebook)

Foto: EFE

Campañas, Captación, Cooperación, Hambre, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Personas
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 falsos discursos sobre Africa

3 de Septiembre de 2013 a las 14:00

Africa: un lugar de paisajes y animales maravillosos, de gente incomprensible que libra guerras sin sentido y muere de pobreza y SIDA; incapaces de hablar por si mismos y esperando a ser salvados por un extranjero blanco y gentil

La escritora nigeriana Chimamanda Adichie dice esta frase en su ponencia “El peligro de una sola historia” que les regalo a continuación. 19 minutos que son una delicia. Es la imagen que muchas personas tienen todavía, no muy lejos de aquel “Africanos: mitad niños, mitad demonios” de Rudyard Kipling.

Porque Africa no es un pais y para seguir rompiendo prejuicios y falsos discursos, les dejo con la reconocida periodista y amiga Mercedes Herrero. No les dejará indiferentes. Y si quieren, tienen una recomendable versión más amplia y documentada de este artículo.

Gracias, Merche!

Imagen de previsualización de YouTube

10 falsos discursos sobre África

Las informaciones que nos llegan sobre África son escasas y en general simplifican una realidad compleja que se intenta explicar a través de una serie de estereotipos. Este artículo intenta revisar los más recurrentes y llamar la atención sobre la construcción durante siglos de un imaginario en relación a este continente en el que predomina el desconocimiento y el desprecio.

1. África no tiene historia. Hasta la llegada de las potencias coloniales europeas era un continente aislado.

La historia de África suele narrarse como reacción a las sucesivas invasiones extranjeras: Grecia, Roma, Islam, colonización europea… Pero este continente tiene su propia historia. A través de los siglos se desarrollan diferentes reinos, cada uno con su organización, en general distinta a la que predomina en las sociedades europeas.

En nuestra Edad Media, África era un continente mucho más conectado al resto del mundo que Europa. Las relaciones comerciales se intensifican con la llegada del Islam en el siglo VII, que promueve el intercambio de productos con Asia. Las primeras relaciones establecidas por Europa fuera de sus fronteras llegan sólo en el siglo XIII.

2. La colonización europea supuso la llegada de la civilización a África.

La historia contada desde el punto de vista de Occidente se basa en que la “civilización” se sustenta en conceptos como vida sedentaria, organización en ciudades, estado-nación, economía de mercado, tradición cristiana, etc. Por tanto, cualquier planteamiento que difiera de lo anterior es rechazado y calificado de atrasado e inferior.

África posee y ha poseído siempre sus propios modelos de civilización que no coinciden con la visión eurocentrista del mundo. Pero el discurso de la superioridad y la “necesidad” de “civilizar” territorios “salvajes” ha sido utilizado para justificar barbaridades como la trata de esclavos o la propia colonización. En realidad África sólo interesa por sus materias primas, pero se camufla el saqueo con el falso argumento de que el europeo va a llevar a África el “progreso” (por no mencionar la misión “sagrada” de la evangelización cristiana) y se presenta a las poblaciones africanas como violentas, ignorantes e incluso estúpidas.

3. La trata de esclavos atlántica no fue un negocio de los españoles.

Entre los siglos XV y XIX llegan a América 12 millones de esclavos, demandados desde las colonias británicas, españolas, portuguesas, francesas y holandesas.

Los europeos, sobre todo británicos y portugueses, son los grandes artífices de este lucrativo negocio, del que España también se beneficia. Sevilla es desde el siglo XVI uno de los puertos comerciales más activos, ya que mercaderes sevillanos compran esclavos (o los cambian por productos, como vino) a tratantes portugueses y luego los venden en las colonias, en especial en Cuba. Lugares como Canarias se convierten en parte fundamental del itinerario de la trata y los esclavos negros llegan a constituir el 20% de la población en Lanzarote.

La trata de esclavos negros termina cuando la revolución industrial inglesa revela que la explotación de mujeres y niños resulta económicamente más rentable. En el siglo XIX el asalariado cumple con turnos de 12 horas, donde se le exige la máxima productividad bajo la amenaza de perder su empleo. El alojamiento y la manutención corren a su cargo y no genera gastos de vigilancia, porque no existe el riesgo de que se escape. Sin duda más conveniente que un esclavo.

4. África es pobre.

Al contrario. Entre las muchas riquezas de África figuran grandes cantidades de minerales, como oro, cobalto, cromo (esencial para la industria armamentística), diamantes, uranio (demandado por las centrales nucleares francesas), cobre y coltán, material imprescindible para la fabricación de teléfonos móviles y aparatos electrónicos. También petróleo, cuya demanda ha crecido en la última década con el surgimiento de las economías emergentes como China.

El gran problema de África es que no dispone de sus recursos, explotados por multinacionales que negocian con dirigentes políticos corruptos (o con las diferentes partes implicadas en los conflictos armados, en los países que los sufren) y saquean sin cortapisas la riqueza natural de este continente. Los beneficios de esta explotación económica no llegan a la población africana.

Unámonos a la Liga de la Justicia. Salvemos Africa!

5. África necesita de las políticas de desarrollo occidentales para mejorar su situación económica.

Las ingentes cantidades de dinero invertidas en las cuatro últimas décadas apenas han dado resultado. Son muchos los motivos, cito dos: se extrapolan pautas de organización económica que no encajan con la realidad económica y social africana y se alimenta con el dinero de la cooperación a una élite corrupta. Eso en el mejor de los casos, cuando las políticas de cooperación no están directamente diseñadas para servir los intereses comerciales y de política exterior de los países donantes.

Desde el 11-S la cooperación ha estado al servicio de la agenda de seguridad de los países donantes. Abunda el discurso del “estado fallido” (que exonera a los países occidentales de su responsabilidad en los problemas que sufren los africanos) y la ayuda económica se concibe como instrumento para frenar dos grandes “amenazas”: el terrorismo islamista y la inmigración.

6. El modelo económico neoliberal es el que puede sacar a África de la pobreza.

Desde los años ochenta las instituciones financieras internacionales han promovido en los países africanos, como ahora en España, los famosos Planes de Ajuste Estructural, (PAE), desregulando la economía, para que el mercado funcione “libremente”, y reduciendo al mínimo los ámbitos gestionados por un ineficiente estado. Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional facilitan desde los ochenta grandes créditos a cambio de devaluar la moneda, eliminar los aranceles comerciales y jibarizar un estado ya débil, suprimiendo gran parte del gasto público destinado a los escasos servicios que los países africanos proporcionaban.

El resultado ya es visible en los años noventa: los intereses generados por los créditos asfixian a las economías de estos países, las grandes multinacionales aumentan su control sobre la explotación de recursos, los productos nacionales no pueden competir con los extranjeros, generosamente subvencionados por sus países de origen, y los estados africanos, cada vez más débiles, apenas tienen instrumentos para enfrentarse a esta situación.

7. África necesita activar sus relaciones económica con Europa y EEUU.

En los últimos años Europa y EEUU han perdido protagonismo en beneficio de potencias emergentes, como India, Brasil y, sobre todo, China. Estos países disponen de mucho dinero para invertir y no incluyen en sus acuerdos ninguna exigencia en cuanto a respeto a los derechos humanos o carácter democrático de las instituciones, aspectos que, al menos sobre el papel, son valorados por los gobiernos occidentales.

El gobierno chino recibe de África una cantidad ingente de materias primas. Y se está construyendo una imagen de “país amigo” al realizar cuantiosas inversiones y proyectos, que aparentemente ayudan al desarrollo de los países con los que comercia. Además las exportaciones de productos chinos a precios baratos han permitido el acceso a artículos de consumo, antes fuera del alcance de muchos africanos.

8. África genera inmigración

Europa es el continente que más emigrantes ha producido en los últimos 400 años. Personas de todos los países europeos han emigrado, sobre todo a América, empujados por guerras, persecuciones, o para escapar de la pobreza, generada a veces por procesos de progreso tecnológico, como la revolución industrial.

En África se estima que más de 19 millones de personas emigran dentro del continente. A Europa llega sólo una de cada cien personas que emigra.

En este continente se encuentra la mitad de los refugiados del mundo. Las catástrofes naturales y, sobre todo, los conflictos armados han disparado esas cifras desde los años noventa. Junto a este drama convive el de los desplazados: en 2008 más de 11 millones de personas huyeron, pero no salieron de las fronteras de su país.

9. Guerras causadas por motivos étnicos, o religiosos, o como consecuencia de la pobreza.

Los africanos no son más violentos que el resto de los mortales y conviene recordar que los grandes desastres bélicos de nuestra historia se han desarrollado en Europa.

Detrás de cualquier situación bélica hay un discurso ideológico que justifica su “necesidad”. El argumento de las tensiones por motivos étnicos y religiosos es recurrente y no sólo es utilizado por los medios occidentales. El “divide y vencerás” es la base de la propaganda dirigida a las poblaciones, envueltas en guerras absurdas contra los que ayer eran sus vecinos.

Hoy la violencia que sufre este continente está muy relacionada con la lucha por el control de los recursos naturales. Bandos que luchan todos contra todos (ejércitos poco profesionales y uno o más grupos armados dirigidos por señores de la guerra, a veces financiados por países vecinos) y cuya barbarie recae sobre la población civil. El caos generado por el contexto bélico se convierte en el escenario perfecto para que la explotación de las materias primas se lleve a cabo sin control.

10. Que no nos den lecciones de solidaridad.

Este concepto está muy presente en África, donde la idea de familia nuclear que predomina en Occidente no existe. Se extiende mucho más allá de los padres, hijos y hermanos y el sentido de pertenencia a una familia es uno de los valores fundamentales que se inculca en la educación.

A diferencia de las sociedades más ricas, donde la solidaridad suele sustentarse en lo que nos sobra, para los africanos la solidaridad es obligatoria en el amplio ámbito de la familia, independientemente de que se cuente o no con recursos, se presta ayuda a un miembro de la familia que está en apuros.

@merherre

AFRICA, Cooperación, Corrupción, Hambre, Naciones Unidas, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 90 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Gracias por tu ayuda Senegal!

29 de Agosto de 2013 a las 15:31

La noticia me ha sorprendido:

El Gobierno de Senegal ha anunciado una ayuda de 325.000 euros para el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias.

Las razones de su director, Basilio Valladares, son claras: “Somos un centro como muchos otros que estamos buscando financiación por diferentes vías. Es la primera que se ha conseguido y se está en conversaciones con otros países como Guinea Ecuatorial, Cabo Verde, Nigeria y Angola. El acuerdo con Senegal representa una pequeña proporción del total de nuestros fondos para investigar e irán destinados a proyectos de investigación centrados en enfermedades del país africano. Además de la continuidad de las investigaciones, la ayuda senegalesa se destinará a la formación de personal y a la instalación de laboratorios en ese país que serán el germen de un instituto científico propio

¿Es una mala noticia?

Algunas reacciones son algo molestas: vergüenza que nos financie un pais pobre, pena por el prestigio perdido, a esto nos lleva la corrupción, melancolía por lo que nosotros fuimos en cooperación y míranos ahora…

Quizá sea oportuno felicitar al Instituto, la Consejería de Acción Exterior del Cabildo de Tenerife y el propio gobierno senegalés. Por acciones como esta puede pasar en parte el futuro de la cooperación al desarrollo.

Entiendanme bien, es despreciable el desmantelamiento canalla de los fondos de lucha contra la pobreza dentro y fuera de España y el sufrimiento que está causando en millones de personas, además de una ruinosa pérdida de oportunidades para el desarrollo. También lo es el suicidio futuro que como pais nos estamos asegurando al erradicar adrede presupuestos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en esta carrera loca por volver a los años 60, al “que inventen ellos” y al “capitalismo de amiguetes“.

Pero para llorar siempre hay tiempo y mientras resistimos está bien ver cómo innovar buscando formas de financiación, con modelos de cooperación más horizontales que la habitual verticalidad (¿la del 0,7% ?).

Horizontal porque se aprovechan los recursos humanos técnicos propios y se refuerza su papel, porque se asegura la implicación del gobierno de Senegal (¿no es este uno de los principios de la Declaración de París?) y su exigencia de resultados por la cuenta que le trae, tanto los propios de la investigación como la formación de personal local. Y si algún día los investigadores canarios tienen que irse a vivir a Dakar porque el gobierno español o canario siguen con la incompetencia de no financiales, tendrán un futuro rodeados de compañer@s senegaleses.

…Por cierto, quizá así aprendamos del ejemplo y en vez de tener a muchos inmigrantes senegaleses malvendiendo en nuestras aceras empecemos a verlos como posibles responsables de exportación en nuestras empresas. Espíritu, iniciativa  y capacidad no les faltan.

Horizontal porque es mucho lo que, a nivel personal, pero también organizaciones e instituciones españolas han aprendido y sobre todo pueden aprender de como gestionar mejor con muchos menos recursos y en condiciones sociales y políticas difíciles. Muchas de las llamadas contrapartes (socios en el pais de destino) saben de sobra como enseñarnos a luchar contra la pobreza y la desigualdad manteniendo la dignidad de las personas.

Positiva porque trabajando juntos se puede acceder a nuevas fuentes de financiación (como así se apunta desde el Instituto y como ya están haciendo algunas ONG de acción social espabiladas): de instituciones públicas multilaterales, fundaciones privadas, etc. Avergonzando así de nuevo a nuestros gobiernos por no hacer lo que debieran y dejar a su suerte la viabilidad de proyectos solventes que han financiado históricamente.

Tomemos ejemplo. Es muy triste el desmantelamiento de la política de cooperación al desarrollo de la Xunta de Galicia, por ejemplo, como la de otras comunidades autónomas. No repito de nuevo las razones evidentes de lucha contra la pobreza, pero si añado la escasa visión estratégica y de futuro, por la pérdida notable de vías de colaboración, de obtener nueva financiación multilateral y oportunidades de aumentar nuestra presencia en el exterior y de hacerlo favoreciendo el desarrollo de muchas personas.

Es inmenso y ya demostrado en múltiples casos, el potencial de organizaciones, instituciones, universidades, empresas, etc. y de muchos gallegos y gallegas para poder impulsar proyectos de cooperación con otros países, beneficiandose ambas partes: agua, pesca, desarrollo forestal, salud, consultoría, ingeniería, servicios sociales…

Que cooperen ellos. Es más cómodo.

Pero mejor tomarlo con un poco de humor: Africa: Ya estás ayudando a Noruega. ¡Ahora nos toca a nosotros. No nos falles!!

Les recomiendo ver el video directamente en Youtube, con subtítulos en castellano. ¡Y con los altavoces puestos para cogerse de las manos al escucharlo!

Imagen de previsualización de YouTube

@xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

AFRICA, Captación, Cooperación, Empleo, Empresa, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

5 excusas para no hacer nada

19 de Agosto de 2013 a las 21:05

El 19 de agosto es el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. Un día que se celebra en palabras de Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, “En honor de quienes murieron mientras ayudaban a otros. Conmemoramos su sacrificio y reafirmamos nuestro compromiso con el trabajo que a diario desarrollan en condiciones difíciles y peligrosas y en lugares donde otros no pueden o no quieren ir“.

En este periodico pudimos conocer no hace mucho múltiples iniciativas de gallegos solidarios como los que hoy merecidamente se homenajean.

Se celebra este día en un momento en que la absurda división entre “pobres de aquí y pobres de allá” triunfa políticamente. Se desmantelan las politicas de cooperación al desarrollo al tiempo que las de lucha contra la pobreza y por los derechos sociales en  España, en un proceso similar al impuesto a muchos países empobrecidos.

Conviene recordarlo: es imposible acabar con la pobreza y la desigualdad sólo en España sin afrontar la que existe en el resto del mundo. Causas y soluciones son las mismas.

Coincide que hace unos días y gracias a mi reciente mudanza, me encontré el catálogo de la exposición “Humor y Tercer Mundo”. 20 años hace que lo publicamos en la extinta Federación Universitarios Solidarios. Les advierto que pienso escandalizarles en el Facebook con algunos de los chistes que ahí aparecen y que demuestran que tuve una juventud algo alocada.

Hoy les dejo un adelanto con un texto deslenguado que escribí entonces sobre las excusas para no luchar contra la pobreza.

¿Les suenan?

REACCIONES

1. Argumento de la impotencia

Está muy bien lo que hacéis (e.m.b.l.q.h)… pero no sirve para nada. Siempre hubo injusticias y siempre las habrá. Por mucho que los cuatro gatos que estáis en estas cosas os empeñeis en cambiarlas, al final renunciareis como hicieron “tantos y tantos otros a lo largo de la historia“. Y es que no se puede hacer nada contra “las fuerzas que mueven nuestro mundo“, como mucho arañar un poco y haceros ilusiones de que estais consiguiendo algo. Dejadlo, aceptar que las cosas son como son y procurad pasarlo lo mejor posible.

2. Argumento de la complicidad

E.m.b.l.q.h. Es una tragedia. Pero seamos realistas, si nosotros no los explotamos, si no les vendemos armas, si… lo hará “cualquier otro“. Las cosas son así, por lo menos estaremos bien nosotros, conservaremos algunos puestos de trabajo, salvaremos alguna industria y más adelante… (ver argumento 5)

3. Argumento del perfecto funcionario

E.m.b.l.q.h… pero para eso estáis. Yo no tengo tiempo para esas cosas que no van mucho conmigo y además ya hay quien se dedica por mi a resolverlas, que para algo le pago a Hacienda. Eso si, como servicio público que sois, o estáis a todas o no hagáis nada (ejemplo: ¿donde están ahora esos “pacifistas” que tanto protestaban por la Guerra del Golfo?)

4. Argumento de la perversidad

La mayoría sois unos aprovechados. Si os pusierais a trabajar en vez de andar gritando, mejor nos iría a todos. A saber con cuanto os quedáis del dinero que os dan unos cuantos retrasados. Dudo mucho que llegue alguna peseta allá donde decís que van. Y aún así, no se por qué hay que mandar nada a ningún sitio, “con las necesidades que tenemos en España“.

Y sobre lo del Tercer Mundo, no me extraña que sean tan pobres… ¡Que trabajen! (seguido normalmente de un santificador ¡como trabajo yo!), en vez de andar tumbados al sol, peleando y haciendo hijos todo el santo día. Y esto te lo digo porque:

Estuve “por allí” de vacaciones quince días… y hay que ver esos tres mil millones de personas lo poco que hacen

No hay más que verlo

Se lo escuché a no se quien, lo vi en no se que programa o lo leí en no se donde “hace poco“.

 5. Argumento del más adelante

Usado por separado o a continuación de los anteriores, cuando el presunto argumentador se da cuenta de lo que acaba de decir e intenta salvar la cara: Primero prosperemos y hagámonos ricos nosotros y más adelante, ya los ayudaremos a ellos.

Prueba, prueba a hablar de este o de otros temas semejantes, verás como casi siempre te salen con lo mismo. Eso si, a veces y para quedar bien consigo o con los demas, nuestros argumentadores dan lo que les pesa en la cartera.

Claro que hay otras posturas, más difíciles. Pero no temas, no nos vamos a poner mesiánicos, ni te vamos a reclamar que seas un adalid y mártir por la causa de los pobres. Igual de lo que se trata es de ser un poco más COHERENTES, y no buscar excusas para lo que hacemos o dejamos de hacer.

COHERENTE es decir que no se puede hacer nada… y no hacerlo. Callarse y dejar que los demás te hagan un poco el futuro, en vez de contarnos tus traumas o negar la historia.

COHERENTE es decir que hay que hacer algo… y hacerlo. No importa cuando ni donde porque todos somos distintos y porque hay ideas y organizaciones para todos los gustos y para el tiempo del que dispongas. Igual nos equivocamos, igual no conseguimos mucho al principio pero complicarse un poco la vida con estos temas como mínimo ayuda a sentirse vivo.

COHERENTE en fin, es dejarse de cinismos y resumir los cuatro últimos argumentos en una única frase: “Si son pobres, que se j…”

No te escandalices, mucha gente ya lo dice y sin mucha vergüenza. Pero es preferible a que nos hagas perder el tiempo con las excusas de siempre.

Ya sabemos en que bando estás.

@xosecuns

Cooperación, Derechos humanos, Desigualdad, Hambre, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La banalidad del mal ¿Aquí y ahora?

26 de Junio de 2013 a las 13:38

Nadie ha de ser excluido del disfrute de todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, por razones étnicas, religiosas, sociales, culturales o de género. Nuestra cooperación no es solamente fruto de la voluntad, sino que es una obligación con el conjunto de ciudadanos y ciudadanas de este mundo globalizado

Pocos párrafos como este describen mi opinión sobre las razones para luchar contra la pobreza en cualquier lugar del mundo…Y pocos me han horrorizado tanto.

Corrupción sin fronteras. Foto GVA/El Mundo

Me lo he encontrado por casualidad, ordenando papeles.  Está en la introducción del Plan Director de la Cooperación Valenciana 2008-2011 y lo firma su entonces director general, Rafael Blasco.

Don Rafael está encarcelado por haber sido el responsable de una trama que saqueó ocho millones de los fondos de ayuda al Tercer Mundo.  Ocho años de cárcel y 20 de inhabilitación por los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental.

Ocho millones de euros.

La Coordinadora valenciana de ONGD hablaba de “barbarie ética” y no ha cesado con valentía y coherencia en reclamar medidas contundentes contra este político.  A estos delitos habría que añadir quizá otros por complicidad en el robo, y en bastantes casos homicidio (¿o sería asesinato?), a muchas personas en pobreza que deberían haber recibido ese dinero.

¿Qué piensan las personas que se corrompen?

¿Son conscientes del daño que provocan a tantas y tantas personas?

Pero la pregunta clave es:

¿Que piensan las que conocen o trabajan para corruptos y no hacen nada? ¿Las que tienen la responsabilidad de supervisar el dinero público?

Hace un tiempo me hacía unas preguntas parecidas, al hablarles de violencia de ricos y pobres. Pero mis dudas han aumentado al ver por fin Hannah Arendt, la película premiada con una Espiga de Plata en la SEMINCI de Valladolid.

No se hagan ilusiones con mi sabiduría: apenas la conocía hasta esta película, así que leyendo un poco, me he enterado que la alemana Hannah Arendt (1906-1975) fue una influyente filósofa política de origen judío. El inicio de la persecución judía con el nazismo, así como su breve encarcelamiento en 1933, contribuyeron a que decidiera emigrar a Estados Unidos.

La película habla del polémico libro  “Eichmann en Jerusalén” , publicado en 1963, sobre el juicio celebrado en Jerusalén contra el nazi Adolf Eichmann, encargado de organizar el transporte a los campos de exterminio.

El libro de la autora de “Los orígenes del totalitarismo“, tenía como subtítulo “Informe sobre la banalidad del mal” y la polémica llegó por afirmar que “Eichmann no era un monstruo, sus actos no eran disculpables, ni él inocente, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócrata, un operario dentro de un sistema basado en los actos de exterminio“. O sobre todo porque: “Para los judíos, el papel que desempeñaron sus dirigentes en la destrucción de su propio pueblo constituye, sin duda alguna, uno de los más tenebrosos capítulos de la tenebrosa historia de los padecimientos de los judíos en Europa”.

Y es que para Arendt, algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar ni preocuparse sobre las consecuencias de sus actos, sólo por el cumplimiento de las órdenes. La tortura, la ejecución de seres humanos o la práctica de actos «malvados» no son considerados a partir de sus efectos o de su resultado final, con tal que las órdenes para ejecutarlos provengan de estamentos superiores.

Dudar, pensar, tal vez vivir” dicen en una crítica de esta película. Yo intento hacerlo. Discúlpenme si creen que estoy exagerando o haciendo alguna comparación obscena.

O prendemos a Barcenas o vaciamos las cárceles“, escribía hace años un lúcido Jose Luis Barreiro. Ante tal avalancha de latrocinios, evasión de responsabilidad y sobre todo ensañamiento con los más débiles, cuando se permite que corruptos, machistas o racistas ganen elecciones, empieza a ser urgente recordar las razones de tanto sufrimiento en la historia europea y española del siglo XX y a las personas que no se rindieron reclamando un gobierno de los justos.

@xosecuns

Facebook: No nos pidan calma

Administración, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad
Escrito por xosecuns 14 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net