Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

Personas decentes de Compostela

10 de junio de 2014 a las 9:47

Desde Santiago de Compostela, creo que debemos agradecerle a Juan Carlos I que abdicara el lunes pasado. Con su gesto, además de recuperar una pequeña parte de su  perdido prestigio, nos evitó que fuera aún mayor el espectáculo patético que está dando la corporación municipal de mi ciudad.

Llevamos años viviendo pesadillas y esperpentos en esta ciudad: el robo del Códice, el accidente del tren, el asesinato y vodevil mediatico de una niña… Y siempre en el fango de una corrupción patética, cutre y chulesca.

No se merecen tanto insulto, tanto ridículo y tanta vergüenza ajena las miles de personas honradas y decentes que viven en una ciudad hasta hace poco orgullosa de su pasado, su presente y su futuro.

Hoy necesito hacer “autoterapia”. Recordarme las razones por las que estoy orgulloso de vivir en Santiago de Compostela y de paso presentarles a algunos de mis vecinos y vecinas que luchan contra la desigualdad, la pobreza y la exclusión social. Les pido disculpas antes de empezar: no puedo citarlas a todas, por eso les agradezco especialmente que lo hagan en los comentarios.

No sólo en Santiago. Seguro que en su ciudad o en su pueblo se podría hacer un artículo semejante. Desde luego en A Coruña, Lugo, Ourense u otras ciudades gallegas asoladas por la corrupción con la complicidad hasta entusiasta de los prinicipales dirigentes políticos gallegos. Les pido un favor: No se queden callados. Escríbanlo.

Es obligado empezar recordando que en Compostela viven las personas de Angrois que no dudaron en arriesgar su vida y demostrar en que consiste la banalidad del heroismo.

En Compostela se acaban de celebrar unas primarias modélicas. Elías Ledo ha sido el ganador de las elecciones convocadas entre los jóvenes mayores de edad de Down Compostela para representarles en el Patronato de su Fundación.

Además de permitir a las personas con discapacidad elegir libremente a su representante, la iniciativa tenía como objetivo familiarizar a los jóvenes con un proceso electoral normal, ya que las normas establecidas eran muy similares a los que regulan los comicios municipales, autonómicos, nacionales o europeos. No se pierdan el discurso de Elias. Otro actor que se lanza a la arena política como Ronald Reagan o Toni Cantó (no se yo si al Elías le gustará la comparación…).

No es nada difícil seguir escribiendo sobre discapacidad (o diversidad funcional) y decencia en Santiago. Sobran ejemplos: padres y madres coraje como Pío y Paula y su lucha constante desde su página en Facebook “Queremos una Compostela sin barreras”. Personas como Anxela López peleando por unos buses urbanos accesibles

Profesionales con los que tengo el honor de trabajar todos los dias en organizaciones como por ejemplo Hemofilia Galicia y su exitosa cooperación internacional en Perú, en referentes nacionales como COGAMI, en Sarela y su trabajo constante por recordarnos que cualquiera podria tener daño cerebral adquirido o en FEAFES Galicia y su lucha contra los prejuicios y mitos sobre la salud mental con un grito que hoy necesitamos tomar prestado: ¡Queremos ser felices!

En Compostela muchas personas crean riqueza intentando ser coherentes con sus valores y sin caer en las trampas del capitalismo de amiguetes. Desde grandes empresas, en donde estoy orgulloso de haber trabajado, cuyos directivos saben hacer envidiables ejercicios de autocritica, hasta emprendedores sociales de todo tipo que, como les contaba Gonzalo de la cooperativa Panxea hace unos meses, demuestran que es factible una economia, un comercio y una banca al servicio de las personas. El último ejemplo de emprendimiento bien entendido lo tienen en Reseteando, un blog que con todo el esfuerzo de Arturo y Xabier detrás, se está convirtiendo en un referente en innovación social.

En Compostela hay empresas y organizaciones que saben como facilitarles trabajadores preparados. Antes ya les he citado a algunas, pero si quieren saber como conseguir un futuro lejos de la exclusión social para muchos jóvenes, deberian contactar con la compostelana Igaxes3, un referente europeo con su exitoso programa Mentor de inclusión sociolaboral de jóvenes tutelados, su liderazgo de la red “Jóvenes e Inclusión” sobre juventud en riesgo junto a cinco universidades o su lucha contra el fracaso escolar.

En Compostela centenares de personas se dedican a luchar desinteresadamente contra una pobreza y exclusión social que insulta a más de 18000 personas. Y desde unha amplia variedad ideológica y política. Mucho antes de que el “Podemos” se hiciera famoso, ya se había inventado aquí el “Juntos podemos”. Antes de que se hablara de la telemendicidad y de porquerías asistencialistas como “Entretodos” compostelanos como mi maestro y amigo Luis ya denunciaba la vuelta al “todo para los pobres pero sin los pobres”.

De actuaciones y propuestas para no caer en el pozo negro de la renuncia a luchar por los derechos sociales y por la dignidad y de hacerlo además trabajando en red y por causas compartidas también se sabe por aquí.

Lo saben personas de ámbitos tan diferentes como Piluca o María José en Manos Unidas, como Victor y su ilusión con lo que implica el Papa Francisco. Lo sabe una emprendedora como Romana cuando hace unas semanas gritaba ¡No nos vamos, nos echais!. Lo sabían las miles de personas que hace 15 años marcharon contra la explotación laboral infantil.

ONGD como Asemblea de Cooperación pola Paz (ACPP) que con su proyecto Barrios Abiertos están innovando al aplicar lo que han aprendido en países como El Salvador o República Dominicana en barrios enblemáticos como Fontiñas y San Pedro, con el objetivo de conseguir la integración social, cultural, educativa y sanitaria de las personas de origen extranjero. Como bien dicen, “las fronteras y los muros son mentales. ¡Derríbalos!”

¿Que quieren fiesta?. Pues también.

Añadan a todas las razones anteriores las de los peregrinos que pasan todos los días al lado de mi casa finalizando el Camino de Santiago. O que seamos Patrimonio de la Humanidad, que hayamos recibido decenas de premios por un urbanismo envidiable, una de las ciudades europeas con más zonas verdes, etc.

Pero vamos a lo que les interesa.

Lo mejor de todo es que si se vienen por aquí del 24 a 29 de junio podrán comprobarlo ustedes mismos y disfrutar como nunca. Las fiestas del barrio de San Pedro son un ejemplo de imaginación, variedad y participación social.

Se las recomiendo. Habrá muchas personas decentes: las de Compostela.

@xosecuns

#DecentesCompostela

Administración, Consumo responsable, Corrupción, Empleo, Empresa, Exclusión, Heroes cotidianos, Inclusión, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas, Otra Iglesia, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Pobreza, Tercer Sector, Transparencia, Voluntariado
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Non marchamos. Botádesnos!

13 de mayo de 2014 a las 0:55

Poucas imaxes me poñen máis triste que este mapa. Cada punto nesta web de Juventud Sin Futuro é unha historia dunha persoa obrigada a marchar de España a buscarse a vida. Dóeme tamén porque cada punto e a propia web son exemplos da sangria de inxenio e talento que está fuxindo dun pais que semella ter renunciado a loitar contra a desigualdade en beneficio dunha minoría.

Lémbrome do círculo vicioso da pobreza, un concepto utilizado ó estudar as razóns do subdesenvolvemento de moitos países, pero sobre todo de moitas persoas:   A pobreza adoita xerar máis pobreza. Sen políticas e intervencións activas e continuas en educación, saúde, emprego digno ou servizos sociais, a persoa que nace pobre, morirá pobre. Tamén os seus fillos. Tamén os seus netos…

¿Este é o futuro que lle agarda a mozos e mozas?

Esta semana terán oportunidade de reflexionar sobre estes temas se están por Compostela. O Consello Económico e Social de Galicia e o IDEGA organizan o 14 unha xornada sobre as perspectivas laborais da xuventude galega. E o 15 e 16 non se perdan la Conferencia InternacionalAdolescencia e xuventude: Da exclusión social á Cidadanía Activa“. Si están en Mallorca, teñen a oportunidade de acompañarme no  V Intercambio de profesionais “Creando el mañana”.

Xuventude con talento que se vai, ou mellor á que botan. E mozos con talento que aínda quedan e sofren polas continuas despedidas de amigos ou amigas pero que non se renden. Unha delas Romana Pérez de Lis, unha politóloga e traballadora social comprometida á que xa coñecen escribindo de Palabras mentirosas sobre gitanos ou Que no les hipotequen la vida.

Grazas Romana. Tamén por non rendirte.

Non marchamos. Botádesnos!

Mobilidade exterior, así chama o Goberno ao exilio forzado de 70 mozos e mozas ao día en Galicia. Falan de éxito profesional, de oportunidade de aprender idiomas, de facer curriculum… mentres aquí vas perdendo o imprescindible capital social profesional, ese tecido que che garante polo menos poder pasar a criba e ter acceso a unha entrevista.

Facer a maleta por tanto non significa soamente o desarraigamento afectivo e emocional, tamén o profesional. Emigramos a unha Europa infestada de minijobs, na que con sorte seremos cidadás de segunda (non se nos esquece que até na precariedade hai clases) e poida que algunha salga en “Españoles por el mundo” contando o que bota de menos a tortilla de pataca e o xamón. Pero esquécesenos que esta terra está chea de recursos, de riqueza. Esquécesenos (case sempre) que esta terra é nosa.

Imagen de previsualización de YouTube

O paro xuvenil alcanza xa o 55,8%, o 80% das menores de 30 anos segue vivindo cos seus pais, unha cuarta parte vive en risco de exclusión, case o 30% das que logran un emprego fano a xornada parcial o que redunda na precarización.

Ademais dun (des)Goberno xerador de pobreza e exclusión, detrás destas cifras hai máis culpables. Aquelas que vampirizan a unha xeración á que deixaron sen futuro, pero tamén sen presente. Convéncennos de que non hai outra saída: ou o tomas ou o deixas, haberá mil como ti esperando na porta. Traballa gratis ou case gratis, polo teu ben, non polo seu. Non para garantir o seu salario que será cinco veces o teu, nin asegurar chegado o momento a súa prestación por desemprego (á que ti non tes dereito porque traballas de maneira irregular), nin para pagarlles do día 1 ao 5 de cada mes sen atraso nin opción alugueres astronómicos que se negan a renegociar.

Aquelas que nos asfixian, que non nos deixan espazo, son os mesmos que se escandalizan vendo como prende esta frustración nunha manifestación, como se ocupan casas baleiras en ruínas e terras improdutivas para xerar espazos de encontro e saídas alternativas á desmotivación e a fuxida.

Crear canles de solidariedade alternativos é subversivo. Ter ideas tamén.

Violencia é cobrar 2,95€/hora, despedir a compañeiras brillantes en aeroportos con máis medo que ilusión, enlazar até os absurdo contratos de “aprendizaxe e formación”, o voluntariado abusivo e a nova modalidade de utilizar os períodos de proba permitidos como alternativa á contratación. Violencia é que con 1.700 causas de corrupción en España e máis de 500 imputados e só 20 estean en prisión.

Xorden iniciativas paralelas ás institucións, con nome e apelidos, imprescindibles para facer fronte ao día a día. Aparecen centros sociais autoxestionados nos que se permite participar na toma de decisións de maneira asemblearia, nos que todas teñen voz e ofrécense solucións na medida das súas posibilidades, proxectos como Videocartas Galiza-Berlín, para contar o que está a pasar con creatividade e rigor, bancos de tempo, recuperación de espazos degradados, cooperativas de consumo responsable… unha batalla contra o individualismo atroz.

As consecuencias son incalculables, non só polo talento desperdiciado, fundamental para o cambio social, senón porque todas nós cotizaremos noutros países, e non volveremos, por tanto quen sosterá o “insustentable” deste sistema perverso? Dende logo, chegou a hora de sinalar ás culpables deste éxodo xeracional, de facer autocrítica e decidir se realmente a mocidade está perdida ou a perdemos entre todas.

@romana_lis

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Menores y jóvenes, Personas Migrantes, Riqueza
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

No nos vamos. Nos echáis

12 de mayo de 2014 a las 0:17

 

Pocas imágenes me entristecen tanto como las de este mapa. Cada punto en esta web impulsada por Juventud Sin Futuro es una historia que una persona que se ha visto obligada a escapar de España a buscarse la vida. Me duele también porque cada punto y la propia web que los acoge son ejemplos de la sangria de ingenio y talento que está huyendo de un pais que parece haber renunciado a luchar contra la desigualdad en beneficio de una minoría.

Me acuerdo del círculo vicioso de la pobreza, un concepto utilizado al estudiar las razones del subdesarrollo de muchos países, pero sobre todo de muchas personas:   La pobreza suele generar más pobreza. Sin politicas e intervenciones activas y continuas en educación, salud, empleo digno o servicios sociales, la persona que nace pobre, morirá pobre. También sus hijos. También sus nietos…

¿Este es el futuro que le espera a nuestros jóvenes?

Esta semana tendrán oportunidad de reflexionar sobre estos temas si están por Compostela. El Consejo Económico y Social de Galicia y el IDEGA organizan el 14 una jornada sobre las perspectivas laborales de la juventud gallega. Y el 15 y 16 no se pierdan la Conferencia InternacionalAdolescencia y juventud: De la exclusión social a la Ciudadanía Activa“. Si están en Mallorca, tienen la oportunidad de acompañarme en el  V Intercambio de profesionales “Creando el mañana”.

Juventud con talento que se va, o mejor a la que echan. Y jóvenes con talento que aún se quedan y sufren por las continuas despedidas de amigos o amigas pero que no se rinden. Una de ellas Romana Pérez de Lis,  una politógologa y trabajadora social comprometida a la que ya conocen escribiendo de Palabras mentirosas sobre gitanos o Que no les hipotequen la vida.

Gracias Romana. También por no rendirte.

No nos vamos. Nos echais

Movilidad exterior, así llama el Gobierno al exilio forzado de 70 jóvenes al día en Galicia. Hablan de éxito profesional, de oportunidad de aprender idiomas, de hacer curriculum… mientras aquí vas perdiendo el imprescindible capital social profesional, ese tejido que te garantiza al menos poder pasar la criba y tener acceso a una entrevista.

Hacer la maleta por lo tanto no significa solamente el desarraigo afectivo y emocional, también el profesional. Emigramos a una Europa plagada de minijobs, en la que con suerte seremos ciudadanas de segunda (no se nos olvida que hasta en la precariedad hay clases) y puede que alguna salga en “Españoles por el mundo” contando lo que echa de menos la tortilla de patata y el jamón. Pero se nos olvida que esta tierra está llena de recursos, de riqueza. Se nos olvida (casi siempre) que esta tierra es nuestra.

Imagen de previsualización de YouTube

El paro juvenil alcanza ya el 55,8%, el 80% de las menores de 30 años sigue viviendo con sus padres, una cuarta parte vive en riesgo de exclusión, casi el 30% de las que logran un empleo lo hacen a jornada parcial lo que redunda en la precarización…

Además de un (des) Gobierno generador de pobreza y exclusión, detrás de estas cifras hay más culpables.Aquellos que vampirizan a una generación a la que han dejado sin futuro, pero también sin presente. Nos convencen de que no hay otra salida: o lo tomas o lo dejas, habrá mil como tú esperando en la puerta. Trabaja gratis o casi gratis, por tu bien, no por el suyo. No para garantizar su salario que será cinco veces el tuyo, ni asegurar llegado el momento su prestación por desempleo (a la que tú no tienes derecho porque trabajas de manera irregular), ni para pagarles del día 1 al 5 de cada mes sin retraso ni opción alquileres astronómicos que se niegan a renegociar.

Aquellos que nos asfixian, que no nos dejan espacio, son los mismos que se escandalizan viendo como prende esta frustración en una manifestación, como se ocupan casas vacías en ruinas y tierras improductivas para generar espacios de encuentro y salidas alternativas a la desmotivación y la huída.

Crear canales de solidaridad alternativos es subversivo. Tener ideas también.

Violencia es cobrar 2,95€/hora, despedir a compañeras brillantes en aeropuertos con más miedo que ilusión, enlazar hasta el absurdo contratos de “aprendizaje y formación”, el voluntariado abusivo y la nueva modalidad de utilizar los períodos de prueba permitidos como alternativa a la contratación. Violencia es que con 1.700 causas de corrupción en España y más de 500 imputados y sólo 20 estén en prisión.

Surgen iniciativas paralelas a las instituciones, con nombre y apellidos, imprescindibles para hacer frente al día a día. Aparecen centros sociales autogestionados en los que se permite participar en la toma de decisiones de manera asamblearia, en los que todas tienen voz y se ofrecen soluciones en la medida de sus posibilidades, proyectos como Videocartas Galiza-Berlín, para contar lo que está pasando con creatividad y rigor, bancos de tiempo, recuperación de espacios degradados, cooperativas de consumo responsable… una batalla contra el individualismo atroz.

Las consecuencias son incalculables, no sólo por el talento desperdiciado, fundamental para el cambio social, sino porque todas nosotras cotizaremos en otros países, y no volveremos, por lo tanto ¿quién sostendrá lo “insostenible” de este sistema perverso? Desde luego, ha llegado la hora de señalar a las culpables de este éxodo generacional, de hacer autocrítica y decidir si realmente la juventud está perdida o la hemos perdido entre todas.

@romana_lis

Corrupción, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Menores y jóvenes, Personas Migrantes
Escrito por xosecuns 29 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿De verdad quiere usted luchar contra la pobreza? Pues vote

22 de abril de 2014 a las 23:11

–  ¡Todos los políticos son iguales!

– Si: iguales a usted…

Quizá moleste un poco empezar así, pero muchas veces, cuando escucho esta cantinela cansina, pienso (tras comprobarlo en bastantes ocasiones) que si quien lo dice alcanzara cualquier cargo público haría justamente lo que con la boca grande tanto critica.

Ni usted, ni yo, ni nadie somos apolíticos. Tampoco las ONG (huyan de las que así se definan).

Todos decidimos cada día como queremos que sea la sociedad en la que vivimos, si queremos o no que la pobreza y la desigualdad sigan existiendo.  Que se lo digan a las millones de personas que en todo el mundo su opinión apenas cuenta.

Hacemos política con mayor o menor intensidad todos los días, pero cada cierto tiempo nos toca retratarnos. Votar o no y decidir que gobierno y que políticas queremos.

Por eso me sorprende tanto que precisamente en las elecciones sin duda más importantes (más desde luego que las municipales, autonómicas o generales), las del 25 de mayo al Parlamento Europeo, vayamos a votar cuatro gatos.

No tienes ni idea de lo que te conviene. Yo si“,  nos dice un conocido lider político en la campaña “La Europa que queremos” de Oxfam Intermon

Normal que no me crean. Pero igual lo hacen si se lo dice Miguel, un chaval majo donde los haya.

Imagen de previsualización de YouTube

Más del 80% de las decisiones que nos afectan tienen que ver con directivas que se han aprobado en el Parlamento Europeo. Un Parlamento que en esta nueva legislatura contará con muchos más poderes de acuerdo al Tratado de Lisboa. En el video del final les muestran algunos de los temas que se debaten y cuyas decisiones nos afectarán directamente.

Eurobofetadas

De políticas aprobadas en la Unión Europea gracias a nuestro voto, nos llegan la mayoría de las bofetadas y los recortes en salud, educación, servicios sociales… que pretenden desmantelar el llamado Modelo Social Europeo y nuestro debil estado de bienestar con la falsa excusa del control del déficit. Una política absurda para un futuro de desigualdad y pobreza. Pero un futuro que, como explica Soledad Gallego, podemos elegir cambiar.

Hay muchas formas de participación de la sociedad civil en la Unión Europea: Consultas Públicas, Peticiones Abiertas, Iniciativa Ciudadana Europea, etc.  Para estas elecciones, centenares de organizacions de toda Europa, capitaneadas por EAPN, la Red Europea contra la Pobreza, han puesto en marcha la campaña “Elección de Líderes para una Europa Social

A todos los partidos políticos y a sus candidatos se está presentando y exigiendo un decálogo de medidas en el que se asegure que la lucha por los derechos sociales y contra la pobreza, la exclusión social, la desigualdad y la discriminación se sitúe en el centro de la agenda política.

Que se establezcan mecanismos de control para comprobar si realmente se ejecutan políticas transversales y directas para la reducción de la pobreza. Directivas sobre rentas mínimas, prestaciones por hijo/a menor de edad, imposición a las transacciones financieras, pobreza energética, prohibición del lucro en la prestación de servicios sociales o una audiencia anual de personas en situación de pobreza y exclusión social en el Parlamento Europeo.

¿Tiene el partido político al que quieren votar estas medidas en su programa electoral?

Les propongo que se lo pregunten y decidan entonces. Y si le dicen que si y luego no lo hacen, ¿les va a volver a votar?

Si quieren tener más argumentos para decidir su voto, les recomiendo la lectura de las propuestas del CERMI sobre discapacidad (con demandas valientes como que “se eliminará de la faz de Europa la institucionalización forzada de personas con discapacidad o la aplicación de apoyos o servicios no inclusivos” – ¡la que se va a montar como se cumpla!)

O la campaña Politics for People, que exige a los candidatos que defiendan a los ciudadanos y a la democracia contra la excesiva influencia del lobby de los bancos y las grandes empresas.

En mi caso, para decidir mi voto, miraré si cumplen el decálogo, pero sobre todo si al principio de su programa electoral se afirman como prioridades (que luego deben detallarse en objetivos y medidas concretas y evaluables) la lucha contra la desigualdad y la corrupción.

Eurocaricias

Exactamente 36.130 millones entre el 2014 y el 2020. Los euros que recibiremos en España (gobierno central y comunidades autónomas) de los llamados Fondos Estructurales.  Principalmente a través del FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural), FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y FSE (Fondo Social Europeo). 

Todos estos fondos establecen como una de sus prioridades la lucha contra la pobreza y la exclusión social. En el caso del Fondo Social Europeo obliga incluso a que un 20% de sus 8.446 millones se destinen como mínimo a este fin.

Otra buena caricia es que la Comisión Europea obliga al estado español a que el establecimiento de las prioridades de inversión de estos fondos y su posterior gestión y seguimiento sea transparente y cuente con la participación de agentes económicos y sociales y de representantes de la sociedad civil.

Y vaya si intentan participar. Lo han empezado a hacer en la elaboración del llamado Acuerdo de Asociación que acaba de presentar el estado español. Y lo están haciendo en las comunidades autónomas que antes del mes de julio deben presentar sus respectivos Planes Operativos.

Es importante entender que sin estos fondos, ni el estado central ni las comunidades autónomas podrían llevar a cabo la mayoría de los programas de lucha contra la pobreza, inclusión social o fomento del empleo. Máxime cuando se mima el fraude fiscal como se hace en nuestro pais.

Galicia por ejemplo recibirá de Europa 2.101 millones de Euros entre 2014 y 2020 de forma directa (a lo que habrá que sumarle lo que reciba a través del estado central, nuestro presidente hablaba de un total de 2.771 millones de Euros). La planificación, gestión y seguimiento de estos fondos debe hacerse con los mismos principios de participación, transparencia y asociación.

Han empezado a cumplir estos principios desde la Xunta de Galicia, al menos en la planificación (en la gestión y seguimiento ya se lo contaré). Ya han publicado dos interesantes  documentos sobre los que pueden opinar y proponer: un Diagnóstico de la situación socioeconómica e territorial de Galicia y un Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) de Galicia.

Puede opinar y proponer también en su comunidad autónoma, consulten con la Red de Lucha contra la Pobreza más próxima como hacerlo.

¿De verdad quiere usted luchar contra la pobreza? Pues vote.

@xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Bancos, Campañas, Desigualdad, Empleo, Impuestos, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Los “Guantánamo” españoles

9 de abril de 2014 a las 21:37

Ibrahim Keita, Armand Debordo Bakayoko, Ousman Kenzo, Oumar Ben Sanda, Yves Martin Bilong, Daouda Dakole, Nimen, Blaise…  Y así hasta 15 personas muertas hace casi dos meses en Ceuta. Ninguno de ellos superaba los 26 años, Armand tenía 16.

Por decencia y contra la indiferencia y el olvido creo obligado comenzar este artículo recordando por su nombre a estas personas, obligadas a escoger entre un ataud o una maleta. “No preguntéis su nombre a quién os pide asilo. Precisamente quién más necesidad tiene de asilo es el que tiene más dificultad en decir su nombre“, escribía Victor Hugo en Los Miserables.

Hace unos meses, Violeta Assiego, una reconocida experta en derechos humanos, Vulnerabilidad Social y Discriminación, en Si viaja al Norte no olvide sus cadenas escribía sobre toda la demagogia y falsedad que oculta el fenómeno de la inmigración, afirmando con razón que en España “no existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros“.

Hoy Violeta, con su rigor habitual, continúa contándonos esta historia infame con el espanto de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Y yo me sigo haciendo la misma pregunta incómoda:  ¿Si los muertos fueran blancos o españoles reaccionaríamos igual?

¡Gracias, Violeta!

Los “Guantánamo” españoles

Desde el año 2009 más de 50.000 personas de origen extranjero han pasado por los centros de internamiento sin que sus derechos fundamentales hayan sido garantizados suficiente y adecuadamente.

Durante este periodo y en seis meses desde que la normativa de Extranjería entró en vigor aquel año, debía haber estado vigente su reglamento de funcionamiento. Casi cinco años después se acaba de aprobar el Real Decreto 162/2014, que regula el funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros. Hasta este momento estuvo vigente una Orden del Ministerio de la Presidencia del año 1999 que —a efectos prácticos— ha supuesto un verdadero “limbo jurídico” en el funcionamiento de los CIE y que ha dado cabida a irregularidades denunciadas por las  ONG y sobre las cuáles han preguntado varios grupos políticos en sede parlamentaria.

Cincuenta mil personas desde el 2009 es una cifra estimada obtenida a partir de los informes del Defensor del Pueblo sobre el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y de las memorias de la Fiscalía General del Estado. A falta de los datos del año 2010 y 2013 (en todo caso similares a los de años anteriores)  y desde luego muy inferior a la cifra total posible desde que los CIE entraron en funcionamiento en 1985.

Es necesario señalar que localizar información objetiva sobre los CIE es como buscar una aguja en un pajar. No existe ninguna fuente oficial que agrupe de manera sistematizada y clara –además de desglosada por CIE- el número de plazas, de ingresos, de expulsiones, el tiempo medio de estancia, los egresos, la ocupación media, las nacionalidades, los costes, el personal destinado, la estructura física, ni por supuesto las características personales y sociales de las personas que allí permanecen. Algo que hace sumamente complicado el poder rendir cuentas de un servicio de custodia de personas gestionado por el propio Estado.

Los CIE, a pesar de su apariencia, no son cárceles. Al igual que los inmigrantes irregulares por el hecho de serlo no son malos. Es interesante ver a través de este video de una encuesta que se hizo en México a niños y niñas la asimilación de estereotipos que absorbemos desde muy pequeños y hasta qué punto estaba arraigado en ellos el racismo:

Imagen de previsualización de YouTube

Las personas ingresan en los CIE no porque hayan cometido un delito.

Es la irregularidad en su situación administrativa la que les lleva a ese lugar, el hecho de ‘ser ilegal’. Se les priva del derecho a circular libremente —según el texto del nuevo reglamento— como ‘medida preventiva o cautelar para garantizar la expulsión y devolución en virtud de expediente administrativo, o la expulsión como medida sustitutiva la pena privativa de libertad de una duración máxima de 6 años’.

De esta forma, se pueden llegar a dar, y de hecho se dan, situaciones en las que en el mismo espacio físico conviven —durante un máximo de 60 días— personas que han cometido delitos (y están condenadas por ello) con otras cuyas vidas están completamente ‘integradas’ en la sociedad española y que migraron a nuestro país por razones económicas. Sobre las vidas de las personas del CIE de Aluche (en Madrid) acaba de publicar un informe Pueblos Unidos que describe con suficiente rigor las dramáticas situaciones  personales, familiares y sociales —denunciadas también por otras ONG— de ‘los que van a parar’ al CIE: personas enfermas, víctimas de la trata, personas con mujer hijos, personas que están trabajando en B, posibles solicitantes de asilo y refugio, personas que desconocen el idioma y/o la cultura, etc. PERSONAS que viven con total normalidad entre nosotros.

A raíz del eco mediático por la reciente aprobación del Reglamento de funcionamiento de los CIE, la opinión pública ha empezado a tener conocimiento de las irregularidades que se han venido cometiendo y se ha subido el volumen a la voz de los representantes de las ONG y de las propias personas afectadas y que ya venían contando lo que ha estado sucediendo año tras año. Es muy recomendable este video de SOS Racismo y Amnistía Internacional al respecto

Silencio y opacidad para un reglamento inadecuado e insuficiente

No deja de ser llamativo el silencio y la opacidad sobre las condiciones de estos centros durante diferentes legislaturas y de distintos signos políticos. Es difícilmente negable que el limbo jurídico de todos estos años ha vulnerado, y sobretodo limitado, derechos fundamentales de cada uno de los hombres y mujeres que han pasado por alguno de los 8 CIE que a fecha de hoy siguen funcionando.

A pesar de todo esto, el actual Reglamento —que ha tardado casi un lustro en llegar— es insuficiente e inadecuado. La nueva norma olvida y calla muchos de los aspectos básicos que debía recoger si hubiese atendido a las recomendaciones de los organismos oficiales, las ONG y las directivas europeas respecto a este tipo de internamiento. No ha sido así y la asistencia sanitaria sigue sin estar garantizada las 24 horas; la privacidad en las comunicaciones con la familia o los abogados tampoco; no hay garantías suficientes cuando se realicen ‘cacheos en desnudo integral’ tal y como pide el Tribunal Constitucional; tampoco cuando se use la celda de aislamiento o se interpongan quejas al juzgado sobre lo que esté pasando en el CIE y la lista es larga como para continuar aquí.

Criminalizar a quien no es un criminal

Pero ha sido al dar un protagonismo inusual a la Dirección General de Policía en un espacio que no es penitenciario donde se observa cómo se vuelve a criminalizar a quien no es un criminal y se expone a un plus de vulnerabilidad a quien debía ser protegido por las Fuerzas de Seguridad. Un mensaje en off parece repetirse una vez tras otra a la sociedad: no pasa nada si el inmigrante en situación irregular lo pasa mal. Que existen lugares siniestros como los CIE son necesarios aunque allí los derechos pueden tener otros matices. ¡Qué más da! Es como  poner una concertina más.

Pero ¿realmente da igual? La respuesta desde los Derechos Humanos es que NO da igual y la social es que nunca es tarde para empezar: ‘ni una concertina más ‘ en sentido metafórico y en sentido real.

@Vissibles

Imagen de previsualización de YouTube Administración, AFRICA, Campañas, Derechos humanos, Exclusión, Hambre, Organizaciones No Lucrativas, Personas Migrantes, Pobreza, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Apartheid en la discapacidad?

25 de marzo de 2014 a las 15:17

Al igual que un negro no tiene racismo, sino que el racismo aparece cuando un tipo señala a otro por el color de su piel, yo no tengo discapacidad. La discapacidad aparece cuando yo dejo de estar en igualdad de oportunidades con el otro…

Imagen de previsualización de YouTube

Conocemos de maravilla la lucha por los derechos civiles y contra el racismo en Estados Unidos, sus heroínas, héroes e hitos. Y muy poco de la lucha por los derechos de las personas con discapacidad (o diversidad funcional). En España está por escribir la historia, o mejor la gesta, de muchas personas, de sus padres y madres, de profesionales… por la causa de la inclusión y la dignidad de cualquier persona. Individualmente o creando hace no muchos años la mayoría de las organizaciones que conocemos.

Hoy las aguas del movimiento de la discapacidad están revueltas. Sanamente revueltas. Ya saben de mi obsesión por ensalzar la lucha por las causas y los derechos sobre la defensa vanidosa de las marcas, sobre todo si son de ONG. Permítanme una introducción antes de unas preguntas finales para las que no tengo respuesta.

La degradación insultante y planificada en las políticas de protección social de las personas está violando también los derechos de la mayoría de las personas con diversidad funcional, borrando los avances de los últimos 30 años. Lo grave es que este proceso acelerado de vejación, se ha unido a una desconfianza creciente de muchas de ellas hacia ONG o plataformas que dicen representarlas.

Como explica Daniel Comín en ¿Qué defendemos, Derechos o Dinero?, esta desconfianza es algo injusta en muchos casos. La incidencia política realizada desde organizaciones o federaciones como el CERMI es un referente sobre como conseguir avances legislativos y mejoras en la calidad de vida de las personas. Pero el propio Daniel apunta un peligro: “se han construido muchas cosas, pero eran edificios de barro y a la primera lluvia importante se han convertido en fango”.

Solo un momentito...

Hablemos de derechos

En ¿SOS Discapacidad o Juego de Tronos? introducen las razones de esta desconfianza, pero es en este artículo del blog “De retrones y hombres” donde se denuncia con claridad brutal el debate sobre el posible apartheid en la discapacidad.

Yo estoy a favor de la integración de los retrones (personas con discapacidad) pero:

a) que estudien en colegios propios

b) que se paguen ellos las medicinas y las prótesis

c) que no se junten con mi hijo

d) que trabajen en talleres donde hacen cosas inútiles

e) que vivan hasta los 40 con sus padres; y después con sus hermanos

f) que malvivan en cárceles llamadas residencias

g) que se casen entre ellos

Este “pero” (al que añadiría otro: “que se queden en su casa”) es la clave.

Y supone la base de las denuncias por las múltiples violaciones de lo establecido en la Convención de Naciones Unidas sobre Discapacidad, aprobada en el 2006 y ratificada por España un año después (les dejo una delicia de versión con pictogramas). Un hito histórico en el reconocimiento de los derechos de las personas, estableciendo algo tan revolucionario como evidente: la discapacidad no está en las personas sino en un entorno que las perjudica y sobre el que es obligatorio intervenir.

Se van a reir, pero las leyes están para cumplirlas, ¿no?.

Pues la Convención también.

Y al empezar a exigirla se ha armado una bendita marimorena en la que hay que posicionarse y escoger entre causa y marca. Lo exigen las personas desde luego, pero también organismos como UNICEF y hasta ONG como las que forman la Campaña Mundial por la educación en base al artículo 24:

Con coherencia, el CERMI ha exigido que todos los alumnos con discapacidad estudien en centros ordinarios en 2020, eliminando los 481 centros de Educación Especial en los que aún se atiende a 32.000 alumnos, el 21,5% del total. No podrá hacerlo Daniel, a cuyos padres el Tribunal Constitucional ha negado la posibilidad de asistir a un colegio ordinario, en base al concepto de “ajuste razonable” que aparece en la Convención. 

En base a este derecho algunas organizaciones de personas con síndrome de Down han llamado a la huelga y a la denuncia de la LOMCE (la famosa Ley Wert) por la exclusión de facto de miles de personas con discapacidad intelectualy han cabreado de paso a otras ONG al sentirse interpeladas. Incluso se ha editado una guía con las pautas a seguir si segregan a su hijo obligándole a escolarizar en un centro específico…

Los ejemplos son multiples para exigir el fin de la discriminación  y la participación e inclusión plenas y efectivas. La gran mayoría pasan por eliminar la palabra “especial“: En el trabajo, el acceso a la justicia, la participación politica, la salud, la vivienda, el sexo

En el transporte, donde Anxela, una persona con parálisis cerebral (ya ven, reclama derechos, no está condenada a recoger tapones) ha ganado un pleito al ayuntamiento de Santiago para que el bus urbano sea accesible. Quizá no sean necesarias tantas furgonetas “especiales“.

En la libertad de desplazamiento y la accesibilidad, de la misma forma que para subir de la calle a mi casa tengo escaleras y ascensor y no una cuerda para descolgarme por la ventana.

En el derecho a vivir de forma independiente y a ser incluido en la comunidad (Art.19) Les pido que lean este artículo porque aquí tienen el conflicto servido,  “…Las personas con discapacidad tengan acceso a una variedad de servicios de asistencia domiciliaria, residencial y otros servicios de apoyo de la comunidad, incluida la asistencia personal que sea necesaria para facilitar su existencia y su inclusión en la comunidad y para evitar su aislamiento o separación de ésta…”

El modelo de residencia para personas con discapacidad se opone frontalmente a otros como la asistencia personal o las Oficinas de Vida Independiente (OVI) que denuncian con virulencia que se está condenando a miles de personas a vivir en una práctica e innecesaria reclusión.

Hablemos de dinero

¿Qué es más barato: mantener una residencia para personas con discapacidad o financiar un servicio de asistencia personal?

En este estudio del Foro de Vida Independiente en el 2011 estimaron en 4497,3 euros al mes de coste medio por persona en un centro residencial frente a los 2483,94 euros al mes de asistencia personal en la Oficina de Vida Independiente (OVI)de Barcelona (con un promedio de 7 horas/día).

En el reciente artículoCumplir los derechos humanos es (además) una buena inversión“, actualizan estos cálculos: “El asistente personal sin copago cuesta unos 1300€ por mes para una persona con dependencia de grado II, mientras que una residencia con copago cuesta al estado unos 2000€ por mes; 3000€ sin copago. En el caso de una persona con grado III, un asistente cuesta 2500€ al mes, una residencia con copago 2300€ y una residencia sin copago 3700€”.

Tengo mis reservas sobre algunos cálculos de estos estudios, pero me constan informes de organizaciones de discapacidad en las que demuestran que el coste de trabajar por la inclusión de las personas con recursos comunitarios ya existentes (es decir, vivir en sus casas, tomar el bus urbano, trabajar en una empresa normal y corriente, hacer su comida, etc…) no supera el 20% de lo que costaría tener a estas mismas personas en una residencia.

Estamos hablando de millones de euros, de miles de puestos de trabajo de profesionales y directivos, de acusaciones a empresas de querer lucrarse con los servicios sociales…

Permítanme acabar con tres preguntas que se hacen muchas personas y para las que no tengo respuesta.

¿Hay resistencias a cambiar un modelo basado en el ladrillo y no tanto en las personas?

¿Estas resistencias, intereses económicos, vanidad o sencillamente la inercia están violando los derechos de miles de personas con discapacidad encerrándolas e impidiendoles a posta, sobre todo en el ámbito rural, una vida digna y de acuerdo con la legislación vigente?

¿El miedo o la pereza para enfrentar esta posible discriminación implica una nefasta gestión de los recursos públicos cuando no un delito, perjudicando a muchas personas con elevada dependencia que si precisarían ayuda?

 No se rindan nunca

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 24 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Mujer y violencia machista: ¿Importa si es gitana?

7 de marzo de 2014 a las 21:40

Sensatez.

He pensado mucho en estas palabra estos días al ver las “noticias” sobre una de las últimas víctimas de violencia machista. Sensacionalistas, exageradas y plagadas de prejuicios por el hecho de ser una mujer gitana.

De palabras mentirosas sobre gitanos, escribía hace unos meses Romana Pérez en un artículo que deberíamos releer. Pero no es suficiente, necesitaba que alguien escribiera con sensatez y conocimiento sobre las noticias de estos días.

No es nada difícil encontrar personas sensatas en la Fundación Secretariado Gitano. En su delegación gallega lo han pasado muy mal esta semana con el asesinato de una persona a la que querían. Y han sufrido aún mas con la falta de respeto a su memoria en muchas noticias. Mucho ánimo a tod@s.

Hoy les dejo con Eva Vera, la directora de Secretariado Gitano en Galicia.

Que vivan TODAS las mujeres.

Gracias Eva.

Imagen de previsualización de YouTube

Esta semana se hacían públicos los datos de la macroencuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) “Violencia contra las mujeres: todos los días y en todas partes“. Una de cada tres mujeres europeas experimentó violencia física y/o sexual a lo largo de su vida, pero sólo un 34% denunció esa violencia. Más de 9 millones de europeas declaran haber sido violadas alguna vez en su vida. Los datos también revelan que en España la violencia de género está varios puntos por debajo de la media europea.

¿Creemos realmente que es más frecuente la violencia de género en los países del norte de Europa que en los del sur como muestran los datos, o será que hay más conciencia y por lo tanto más denuncias?

En lo que va de año en España, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, son ya 12 las mujeres muertas víctimas de violencia de género. Una de ellas, como escribe María Xosé Queizán, era una mujer gitana.

Y yo me pregunto: ¿realmente importa el origen, la raza o la etnia de una víctima de violencia de género o lo que realmente importa es que se trata de una mujer y de una víctima? ¿Es la violencia de género un problema de unos pocos o de minorías o es realmente un problema social que nos puede afectar a todas las mujeres?

Los medios de comunicación son un potente instrumento de sensibilización, que en el marco de su responsabilidad, deberían informar desde el respeto a la dignidad e intimidad de las personas, evitando un tratamiento informativo prejuicioso que provoque generalizaciones y pueda dañar a otras personas o grupos. Más aún si hablamos de víctimas, pero a veces se anteponen otros intereses a la verdadera noticia:  la muerte de una mujer víctima de la violencia de género.

Sin ningún ánimo de sermonear sino para reflexionar conjuntamente: ¿Han sido los medios de comunicación objetivos y responsables en el tratamiento de esta noticia? ¿Se ha aplicado la ética profesional?

Hacer clic en imagen para descargar

Creo que en muchos casos ha sido lamentable el tratamiento informativo dado durante estos días a este caso de violencia de género, aprovechando momentos de especial vulnerabilidad de las familias para dar datos que no aportan nada desde el punto de vista comunicativo, vulneran el derecho a la intimidad de la víctima y su familia, dañan su integridad y su dignidad, y al mismo tiempo perjudican la imagen de las personas gitanas como comunidad, perpetuando prejuicios y estereotipos, dejando en un segundo plano la verdadera noticia, que es la violencia de género y el fallecimiento de una persona y la necesidad de abordar este problema social en toda su magnitud. Es preocupante que ante un hecho de estas características se aporten datos personales como nombres y apellidos, direcciones de residencia, historias personales de la pareja y allegados, elementos propios de su cultura y sus costumbres…

En muchas informaciones  muchas mujeres sin importar su origen, su raza o su etnia, nos hemos sentido respetadas y reconocidas. Me gustaría reproducir el Decálogo para informar sobre violencia de género al que se ha comprometido el diario Público:

  • Usaremos los términos “violencia de género”, “violencia machista”, “violencia sexista” y “violencia masculina contra las mujeres”, por este orden. Rechazamos las expresiones “violencia doméstica”, “violencia de pareja” y “violencia familiar”.
  • La violencia de género no es un suceso, sino un problema social. Por ello, no le daremos este tratamiento. No publicaremos fotos ni detalles morbosos.
  • Nunca identificaremos a las víctimas ni incluiremos información que pueda perjudicarlas a ellas o a su entorno.
  • Respetaremos siempre la presunción de inocencia de los agresores. Una vez haya sentencia condenatoria, los identificaremos debidamente, destacaremos el castigo e intentaremos incluirlo en los titulares.
  • Nunca buscaremos justificaciones o “motivos” (alcohol, drogas, discusiones…). La causa de la violencia de género es el control y el dominio que determinados hombres ejercen contra sus compañeras.
  • Evitaremos las opiniones de vecinos o familiares que no hayan sido testigos directos de los hechos. En cualquier caso, nunca recogeremos opiniones positivas sobre el agresor o la pareja.
  • Intentaremos ofrecer opiniones de personas expertas en la materia. Priorizaremos las fuentes policiales y de la investigación. No se informará con precipitación.
  • Sólo incluiremos testimonios de víctimas de malos tratos cuando no se hallen en situación de emergencia o bajo cualquier tipo de presión.
  • Denunciaremos también la llamada violencia continuada (agresiones, maltrato psicológico… aunque no tenga resultado de muerte).
  • Siempre incluiremos en la noticia el teléfono gratuito de ayuda a las víctimas (016) y cualquier otra información que les pueda ser útil.

Y una última pregunta, ¿Somos los ciudadanos conscientes de cómo se nos informa? ¿Debemos ser nosotros cómo ciudadanos los que exijamos una información de calidad y rigurosa?

A Lupe. A esas mujeres gitanas que en su día y todos los días toman la palabra.

Imagen de previsualización de YouTube

Eva Vera Ledo

Comunicación, Derechos humanos, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Unión Europea
Escrito por xosecuns 9 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Pequeño diccionario sobre pobreza, exclusión y desigualdad

25 de febrero de 2014 a las 23:15

Desde que empecé con este blog y muchas veces en mi trabajo suelo encontrarme con dudas sobre los múltiples conceptos y cifras que hablan sobre este tema. Hace tiempo que me apetecía hacer una “chuleta” y compartirla, que ya saben que en las redes sociales como en la vida, “lo que no se da, se pierde“.

Me he animado pero la idea no es mía. Graciela Malgesini y Jonás Candalija de EAPN España han creado una interesante sección con definiciones y datos sobre pobreza y un completo informe sobre este tema. En palabras finas, este post es un ejercicio de “benchmarking“, en otros tiempos menos confusos se diría que se lo he “fusilado“… ojalá les sea útil.

¿Qué es pobreza?

La pobreza es una situación o forma de vida que surge como producto de la imposibilidad de acceso o carencia de los recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas que inciden en un desgaste del nivel y calidad de vida de las personas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria o el acceso al agua potable.

También se suelen considerar la falta de medios para poder acceder a tales recursos, como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. También puede ser el resultado de procesos de exclusión social, segregación social o marginación.

Aquí no hablamos de países. Es un serio error (muchas veces interesado) intentar enfrentar a “pobres de aquí con pobres de allá“: no es posible afrontar la lucha contra la pobreza desde dentro de unas fronteras.

¿Qué es pobreza absoluta?

Cuando se habla de pobreza en países empobrecidos o del llamado “Tercer Mundo“, se refiere a personas que no tienen un ingreso suficiente para mantener una vida digna con unos niveles mínimos de nutrición, salud, vivienda, agua potable, etc.

El Informe del Banco Mundial 2013 señala la existencia de 1.220 millones de personas que viven con menos de 1,25 dólares diarios.

¿Qué es pobreza relativa?

En países desarrollados, como España, una persona es pobre si no tiene el nivel de ingresos necesarios para satisfacer todas o parte de sus necesidades básicas.  Este nivel mínimo se llama “umbral de la pobreza” y se sitúa en el 60% de la mediana de los ingresos de todos los españoles. En 2013  el umbral de pobreza para los hogares de una persona era de 7.040 euros anuales (7182 el año anterior). En hogares de dos adultos y dos menores, era de 14.784 euros (15.082 el año anterior).

En 2013, según el INE, la tasa de riesgo de pobreza se sitúa en el 21,6% de la población residente en España, frente al 22,2% del año anterior. No se dejen engañar por ministras mediocres, no hay menos pobres.

En Galicia, según el IGE, pasamos del 15,73% al 16,45% entre 2011 e 2012. Lugo tiene un 12,51% y Ferrol un 17,48%

¿Qué es pobreza severa?

La versión más grave de la pobreza en un país desarrollado según Caritas. Cuando ciertos estándares mínimos de vida, tales como nutrición, salud y vivienda, no pueden ser alcanzados.

En España hay tres millones de personas (6,4 % de la población) que viven en esta situación de pobreza severa, es decir, con menos de 307 euros al mes. La tasa casi duplica la de 2007: 3,5 %

En Galicia, según Caritas hay un mínimo de 120.000 persoas en situación de pobreza severa (creo que se quedan muy cortos)

¿Qué es exclusión?

Cuando hablamos de pobreza nos referimos a la falta de recursos económicos. La exclusión social, sin embargo, es un proceso mucho más complejo, consistente en la pérdida de integración o de participación de una persona en una sociedad. Puede incluir una falta de ingresos debida a factores como la pérdida de un empleo o la dificultad para acceder a él; la ausencia de redes familiares y sociales, una baja participación o protección social, alguna discapacidad severa, la carencia de una vivienda digna… o distintas combinaciones de éstos y otros factores.

¿Qué es el indicador AROPE de pobreza y exclusión social?

La Estrategia Europa 2020 puso en marcha este indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion), o tasa de riesgo de pobreza y exclusión social. Como está armonizado a nivel europeo, permite comparar entre países.

Es la agregación (evidentemente sin repetirse) de las personas incluídas en estos tres conceptos: pobreza relativa, intensidad de empleo y privación material severa (más abajo se explican estos dos conceptos)

En el caso del AROPE de la infancia, esta tasa mide la población menor de 18 años que vive en hogares que están en pobreza relativa,privación material o alto desempleo.

En España, la tasa AROPE (2012) es del 28,2% de la población. 13.090.000 personas vivían en riesgo de pobreza o exclusión social.

En Galicia, en 2012 era del 23,58% (22,05% en 2011), 636.804 persoas.

Es importante tener en cuenta que en estos datos se incluyen pensiones, prestaciones por desempleo y otras transferencias sociales. De no hacerlo, la tasa AROPE subiría 12 puntos porcentuales

¿Qué es baja intensidad de empleo?

El indicador de Baja Intensidad de Trabajo en los hogares (BITH) registra aquellos hogares sin empleo o con baja intensidad  (aquellos en los que sus miembros en edad de trabajar lo hicieron menos del 20% de su tiempo potencial) con respecto a la población total.

En España (2012), el 13,8% de niños y niñas, 14,6% de mujeres y 15,3% de hombres viven en hogares sin personas ocupadas. Sólo nos superan Hungria, Reino Unido, Bulgaria e Irlanda

¿Qué es privación o carencia material severa?

Según la Encuesta Europea de Ingresos y Condiciones de Vida (EU‐SILC) es la proporción de la población que vive en hogares que carecen al menos de cuatro conceptos de los nueve siguientes:

  1. No tener retrasos en el pago del alquiler, hipoteca,recibos relacionados con la vivienda o compras a plazos.
  2. Mantener la vivienda con una temperatura adecuada durante los meses fríos.
  3. Hacer frente a gastos imprevistos.
  4. Una comida de carne, pollo o pescado cada dos días (o su equivalente vegetariano).
  5. Ir de vacaciones fuera de casa, al menos una semana al año.
  6. Un coche.
  7. Una lavadora.
  8. Una televisión a color.
  9. Un teléfono.

En España (2012) según el INE, la carencia material en los hombres se sitúa en el 16,6% y en el 16,1% para las mujeres.

Pobreza infantil: ¿Cuantos niños y niñas viven en la pobreza en España?

La pobreza en la infancia se está haciendo más amplia y más intensa en buena parte de la Unión Europea. 25 millones de niños y niñas están en riesgo de pobreza o exclusión social, uno de cada cuatro menores de 18 años. Entre 2008 y 2011 la tasa AROPE infantil se incrementó en 17 Estados Miembros y se redujo solamente en 4.

En España, según Eurostat, la tasa del riesgo de pobreza infantil ha pasado del 30,6% al 33,8% en un año.

En 2010 según UNICEF la pobreza infantil afectaba al 26,2% de niños y niñas. Un 20,1% en Galicia

 ¿Qué es la pobreza laboral?

Muchos trabajadores viven bajo el umbral de la pobreza pese a tener un trabajo y un sueldo. En un contexto de empobrecimiento creciente y reducción drástica de salarios, tener empleo ya no significa librarse de la pobreza. Entre 2007 y 2010, la tasa de pobreza laboral ha aumentado del 10,8% al 12,3%.

En 2012 esta tasa era del 13,5% en hombres y del 10,8% en mujeres.

 

¿Qué es la Pobreza energética?

La incapacidad de un hogar para disponer de una cantidad mínima de energía que le permita satisfacer sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano)

Según la Asociación de Ciencias Ambientales, en 2010 en torno al 10% de los hogares españoles (unos 4 millones de personas) se encontraban en esta situación.

En 2012, 219.595 hogares gallegos carecían de una “temperatura adecuada”, 545.365 personas. 81.005 más que el año anterior.

¿Que es la Vulnerabilidad social?

Según Cruz Roja,  es la inseguridad e indefensión que experimentan las comunidades, grupos, familias e individuos en sus condiciones de vida a consecuencia del impacto provocado por algún tipo de evento natural, económico y social de carácter traumático, así como el manejo de recursos y las estrategias que se utilizan para afrontar sus efectos.

En 2013, el 70% de las personas atendidas por Cruz Roja presenta un nivel de riesgo moderado, el 19 % riesgo alto, el 10% riesgo muy alto y el 1% riesgo extremo. El perfil de la persona con mayor nivel de riesgo es el de un hombre joven, con bajo nivel de estudios, extranjero, y desempleado.

¿Qué es desigualdad?

Cualquier análisis mínimamente serio de la pobreza no puede dejar de lado la riqueza.

La desigualdad económica (o la brecha entre ricos y pobres) es la diferencia entre individuos o poblaciones en la distribución de sus activos, riqueza o renta. El término se refiere normalmente a la desigualdad entre los individuos y grupos dentro de una sociedad, pero también puede referirse a la desigualdad entre países.

Estamos perdiendo de forma abrumadora la guerra contra la desigualdad. En  2008, la desigualdad en España y la UE era semejante: el 20% mas rico tenía 5  y 5,7 veces respectivamente más renta el 20% más pobre. En 2012, esta desigualdad ha aumentado en España, hasta llegar casi a 7, mientras que se ha mantenido en la UE, donde sólo nos supera Letonia.

Otra forma de medir la desigualdad es con el llamado Indice Gini, donde 0 es la igualdad perfecta y 100 la máxima desigualdad. En 2012 en la UE el Indice Gini era 30,6, en España 35 y en Galicia 28,3

@xosecuns

No me pidan calma (en Facebook)

Comunicación, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Formación, Inclusión, Personas, Pobreza, Riqueza, Unión Europea
Escrito por xosecuns 20 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Si viaja al Norte no olvide llevar sus cadenas

12 de febrero de 2014 a las 1:38

Ya lo saben. En circunstancias muy poco claras todavía, 15 personas han fallecido al tratar de alcanzar a nado una playa ceutí. 15 más de una larga lista.

Es difícil conocer el sufrimiento que ha llevado a estas y a otras muchas personas a arriesgar su vida para buscar una futuro digno. Es doloroso imaginar e intentar ponerse en su lugar al ahogarse, cuando se cortan con las cuchillas de las vallas, mientras ven morir a su lado a personas queridas…

Difícil, no imposible.

Me hago esta pregunta incómoda: ¿Si los muertos fueran blancos o españoles hubieramos reaccionado igual?

Debo reconocer que mi respuesta es no.  Por eso le agradezco mucho a Violeta el artículo con el que les dejo y que me haya sacudido con frases como esta: “No existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros

Violeta Assiego, además de una conversadora envidiable, es abogada, docente  y activista en diferentes organizaciones desde una perspectiva de derechos además de especialista en Vulnerabilidad Social y Discriminación.

Gracias, Violeta.

La inmigración no se encuentra entre los principales problemas que preocupan a los españoles. A los ciudadanos –según el último Barómetro del CIS– antes que la inmigración les inquieta el paro, la corrupción, la sanidad, la política y los políticos, la educación, el Gobierno, los recortes, las entidades bancarias, la administración de Justicia, la calidad del empleo, las pensiones e incluso la crisis de valores.

Sin embargo, el Ministerio del Interior viene tratando últimamente la inmigración en su conjunto como un problema de seguridad.

A las ya preocupantes irregularidades que se dan en las identificaciones policiales a los ciudadanos en función de su perfil racial y/o étnico – y que han sido puestas de relieve reiteradamente y tal y como se ve en un informe de Open Society Justiceo la falta de garantías legales en los centros de internamiento de extranjeros –denunciado también insistentemente por ONG como Pueblos Unidos– se suma el controvertido trato que dispensan las Fuerzas de Seguridad a los inmigrantes que tratan de entrar por nuestras fronteras, especialmente por la de Marruecos.

El reciente suceso de Ceuta pone de relieve una preocupante situación que no es nueva, además del tremendo drama que representa que quince personas pierdan la vida ahogadas en circunstancias todavía por esclarecer. Denota por parte de las autoridades un mensaje ofensivo y hostil hacia la inmigración y los inmigrantes que está muy lejos de la función de garante y protección de los derechos humanos que debe tener un Estado, y por tanto sus funcionarios, tal y como acaba de recordar ACNUR al Gobierno español.

Foto: Amnistía Internacional

Un ejemplo próximo de este trato hostil y desproporcionado, y que tan solo sirve para incrementar la tensión, es la instalación en la valla de Melilla -hace ya más de dos meses- de las llamadas “concertinas”. Este tipo de medidas –además de haber sido rechazadas de forma rotunda por las ONG de derechos humanosestigmatiza a los inmigrantes ante la sociedad como personas enemigas de la paz que han de ser “frenadas” por cualquier medio, sin preocupar ni su integridad física ni sus motivos para emigrar.

El simple hecho de que una persona quiera entrar en un país es, desde ese punto de vista, interpretado como un acto de violencia que justifica el uso de la fuerza en la defensa de la frontera.

En todo caso es este un enfoque inaceptable –que además de ir contra las recomendaciones de derechos humanos y los tratados internacionales– induce a los ciudadanos a un grave error de percepción sobre cuáles deben ser los medios que se necesitan para regular los flujos migratorios y cuál es la responsabilidad del Estado frente a la inmigración irregular.

Asociar inmigración irregular a “avalanchas violentas” eclipsa la situación de vulnerabilidad real en que se encuentran los inmigrantes y omite la obligación que tienen los Estados de asegurar las normas de derechos humanos cuando apliquen las leyes de inmigración, tal y como recomienda la propia Agencia Europea de Derechos Humanos. Asimismo, sesga la percepción de la realidad promoviendo entre la sociedad estereotipos equivocados sobre las personas tiñéndolas de tintes violentos o amenazantes. Es muy recomendable este video de la ONG noruega Mama Hope –que no sin cierto sentido del humor- evidencia cómo afecta la influencia de Hollywood en la imagen común que tenemos de los hombres africanos.

Imagen de previsualización de YouTube

Las medidas de control migratorio agresivas y restrictivas transmiten a la opinión pública una tensión que más bien es fruto del modelo de intervención fronteriza de las autoridades que por el propio fenómeno de la inmigración.

El número de personas extranjeras que han entrado a nuestro país de manera irregular durante el año 2013 fue un 88 % menor que en el año 2006, justo un año antes de que se retiraran las concertinas de la valla de Melilla. Desde ese año -cuando hubo 39.180 entradas irregulares- hasta el 2012 (una época sin concertinas en Melilla) han ido disminuyendo las entradas irregulares significativamente. Es cierto que en el último año se ha dado un incremento del 20 % en este tipo de entradas pero es necesario contextualizarlo en los números totales para observar que estas no superan las 5.000 en el año 2013, dato todavía inferior al del año 2011.

Es una obviedad que endurecer la entrada a un país con estrategias coercitivas agrava la tensión y dificulta el respeto a los derechos humanos de los inmigrantes por parte de las fuerzas de seguridad. Sin embargo no es tan obvio que con ese tipo de políticas ni se habla ni afronta lo verdaderamente importante: los motivos que llevan a las personas a migrar, las causas de la irregularidad, el papel de las mafias, la utilidad de las políticas de cooperación al desarrollo, los beneficios económicos y culturales que suponen la migración para el país que la recibe, etc.

Las ONG y la sociedad civil juegan en este tema -como en tantos otros- un papel crucial cuando el Estados no protegen a los más vulnerables ni terminan de velar porque se respeten sus derechos. Las ONG por ser la voz de los propios inmigrantes cuya legitimidad está inexplicablemente en entredicho a la hora de denunciar los excesos y los abusos que sufren; y la sociedad civil por ser ese “oscuro objeto de deseo” que los políticos populistas necesitan para obtener sus votos con argumentos apocalípticos y llenos de estereotipos.

Sin embargo -y a pesar del excelente trabajo de denuncia e incidencia que hacen en nuestro país ONG como Médicos del Mundo, Yo Sí Sanidad, Cear, Sos Racismo, Amnistía Internacional, etc.- los abusos y violaciones de derechos a los inmigrantes no movilizan a los ciudadanos nacionales de los países.

No existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros.

Recuerdo con tristeza como quince días antes de entrar en vigor el Real Decreto Ley 16/2012 -que ha permitido la retirada de la tarjeta sanitaria al menos a 900.000 inmigrantes en situación irregular- los funcionarios se manifestaban en la calles de Madrid para protestar por la retirada de su paga extra. Una imagen realmente chocante que añade algunos matices a la creencia generalizada de que España es una sociedad solidaria.

Decía Gioconda Belli que la solidaridad es la ternura de los pueblos, y con su permiso añado: la solidaridad además de ternura, es no consentir la injusticia entre los pueblos. Ahí es donde toma cuerpo el concepto sociedad civil que además de votar puede transformar su realidad social de una manera inclusiva y justa.

Solo tiene que unirse y creerlo, en ocasiones no basta solo con votar.

@Vissibles

AFRICA, Derechos humanos, Exclusión, Hambre, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Personas Migrantes, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Janadesh o la Marea Blanca: Cuando la no violencia y la paciencia triunfan

30 de enero de 2014 a las 1:22

El 30 de enero es el Día Escolar por la Paz y la No violencia. Y hay muchas razones para ser optimista.

Ya el año pasado nos recordaron que vivimos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie. Este año sera el primero en el que estará vigente el Tratado Internacional sobre Comercio de Armas, tras una larga lucha de activistas por los derechos humanos que nunca se rindieron. Y en nuestro pais tenemos también un ejemplo positivo de acción democrática con el triunfo de la Marea Blanca, una estrategia política no violenta que con manifestaciones y un intenso trabajo legal y mediatico han tumbado un infame ejemplo más de intento de capitalismo de amiguetes .

Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente. Escribía hace semanas como pequeño homenaje a los efectos del Movimiento 15M. Y hacía una llamada contra un desánimo que no tiene sentido en esta guerra contra las causas de la pobreza y la desigualdad en la que no hay derrotas ni errores sino aprendizajes para seguir luchando toda la vida.

Y como ejemplo de constancia y lucha no violenta, que mejor que la del Movimiento Ekta Parishad y su campaña de lucha no violenta Janadesh, la más importante desde los tiempos de Gandhi. Durante 30 días, miles de hombres y mujeres de los sectores más desfavorecidos de la India recorren a pie los 350 km que separan la ciudad de Gwalior de la sede del Parlamento, en Delhi, con el objetivo de iniciar una huelga de hambre masiva para exigir una redistribución justa de las tierras. No dejen de ver el vídeo y el documental que hizo la organización Quepo sobre esta campaña.

Ramesh Chandra Sharma, coordinador nacional de Ekta Parishad durante muchos años, estuvo en Santiago de Compostela para hablar de su experiencia en campañas basadas en la no violencia. El encuentro tuvo lugar en la Casa da Cultura e Solidariedade, espacio de la delegación gallega del partido SAÍN (Solidaridad y Autogestión Internacionalista).

Para poder hacer un artículo y una entrevista como se merece, he recurrido a Arturo Nicolás, un profesional incansable de la acción social y la comunicación.

Gracias Arturo!

Imagen de previsualización de YouTube

El activista hindú Ramesh Chandra Sharma, hoy dedicado a la construcción del movimiento Satyagraha, centró su conferencia en compartir la trayectoria, filosofía y logros del movimiento Ekta Parishad –Foro Unido en hindi-, creado en 1991 como reacción ante la situación de miles de personas que carecían de tierras y agua en el país asiático.

La misión era clara: motivar, organizar y empoderar a la gente cuya dignidad e identidad se veían atropelladas por las políticas del gobierno hindú. Ramesh detalló además que la concepción del movimiento, ya desde el principio, se hizo bajo la premisa de formar una gran familia, un concepto que, según explica, lleva implícitas las ideas de igualdad y de justicia. El primer paso, pues, fue hacer familia para posteriormente interiorizar los axiomas de la no violencia, entendida ésta no como una teoría, sino como una forma de vida.

Todo empezó “por un grupo de personas. En cada ciudad había voluntarios que servían de mensajeros. Aproximadamente un voluntario para cada diez pueblos”.

Ramesh Chandra Sharma

“Si tú no cambias, no puedes convencer a nadie”.

La violencia es reaccionaria, reactiva. Hay que ser fuerte y disciplinado para no usarla”, comentaba Ramesh. Además, señaló las marchas como una metodología acertada: “Una manifestación que dura un día no vale para nada. Solo te escucharán cuando seas un estorbo. Las acciones tienen que ser continuadas”.

En Ekta Parishad lo tienen claro: “queremos cambiar la violencia estructural”. Ramesh considera la violencia como un mal incrustado en el propio sistema en el que vivimos y señala la falta de conexión entre seres humanos como uno de los obstáculos para reducir la desigualdad: “Ekta Parishad cree poderosamente en el diálogo. No vemos al Estado como un enemigo, sino como un oponente. Podemos estar en desacuerdo, pero no somos enemigos”.

Otra de las claves del movimiento es la paciencia. Avanzar paso a paso. “Es imposible cambiar el sistema con una sola acción”, argumenta Ramesh.

En octubre de 2012 el movimiento organizó una marcha de 350 kilómetros, a pie, entre Gwalior y Delhi. La llamaron Jan SatyagrahaMarcha popular por la justicia– y llegaron a conformar una cadena humana de hasta 20 km a lo largo de las autopistas del país. “Decidimos empezar con una metodología muy distinta. Escribimos una carta en la que le hacíamos saber al Primer Ministro que íbamos a ir a la capital a dialogar en persona”.

Y dicho y hecho. Se produjo una situación incómoda en Delhi: 100.000 personas pobres delante del parlamento de La India. Consecuencia: el gobierno acudió a dialogar. Tras las negociaciones, el movimiento Ekta Parishad, red con más de 2000 organizaciones adheridas, consiguió la modificación de la legislación para acceder a derechos sobre las tierras. Éstas, repartidas entre hombres y mujeres, siguen siendo propiedad del Estado, mientras que los derechos son hereditarios en las familias beneficiarias.

¿Cuál fue la reacción de Delhi cuando el movimiento entró en la ciudad?

La primera reacción fue que no querían ver a mucha gente en Delhi porque para ellos es una situación muy incómoda. No lo pueden ignorar, tienen que responder. Y la gente pobre está pidiendo algo que está en los Derechos Humanos. Está dentro de la Constitución, no están pidiendo nada nuevo. Su reacción: en vez de que ellos lleguen a Delhi, vayamos nosotros hacia ellos y hablemos. Ahí empieza la primera respuesta. El gobierno sabe que somos disciplinados, y que si avisamos que 100000 personas van sentarse delante del parlamento, así ocurrirá. Conocen la disciplina del movimiento. También saben que el movimiento tiene muchos amigos en el resto de partidos políticos, así que si el partido gobernante no responde, van a tener un serio problema. También tenemos muchos amigos en prensa que son muy sensibles ante lo que ocurre y no tienen ningún problema en escribirlo y decirlo.

¿Puedes imaginar una campaña parecida en Europa?

Creo que es posible, ¿por qué no?

En tu conferencia hablabas de la no-violencia no como una estrategia, sino como una forma de vida. ¿Cómo crees que puede calar ese mensaje en una sociedad tan individualista como la occidental?

También hay individualismo en La India. No creo que todo el mundo tenga la misma sensibilidad en La India. Lleva tiempo. Educar a la sociedad es un proceso lento, no es fácil.

La española es una sociedad muy polarizada. ¿Cómo dejar de ver a quien no piensa como tú como un enemigo y verlo como un oponente?

Es una forma de ver a quien tienes enfrente. Gandhi dijo que si él cree en sus propios derechos, también tiene el mismo honor de creer en los tuyos. Un ejemplo es la policía que, cuando carga contra nosotros, saben que no lo están haciendo porque crean en ello, sino porque es su deber, porque forman parte del sistema. La incrustación de la no-violencia en la política lleva tiempo, pero una vez se consigue, ésta perdura y se hace más fuerte. Entre 1940 y 2000 más de 65 países han conseguido la independencia. El 80% de estos países la obtuvo con no-violencia. Es un hecho.

 ¿Conocéis o tenéis contacto con luchas o movimientos semejantes en Europa?

Tenemos conexiones con organizaciones de diferentes partes de Europa, que de hecho mantienen y sirven de apoyo en un nivel de lucha parecido. Nosotros percibimos que en un mundo globalizado como el nuestro, tenemos un oponente común. Las mismas compañías o corporaciones que lo hacen mal en África, Asia o Latinoamérica están muy unidas. Es un desafío para nosotros: si no estamos unidos, no podemos luchar. No podemos luchar solos, necesitamos construir sinergias. Hay ejemplos de ello por todo el mundo.

Por último: ¿Qué le transmitirías a todas esas personas que percibieron el 15M como un fracaso?

Hay que entender que no es un problema solo de España o solo de estudiantes, sino que es algo muy común en todo el mundo. Es decir, la gente joven en La India también es impacientes a veces.

La paciencia es importante porque te da tiempo y te abre los ojos para madurar y para interiorizar la fuerza que tienen los demás, tanto tus amigos como tus oponentes. Este análisis lleva tiempo, es algo muy mental. La paciencia es, por tanto, una acumulación de fuerza. No seas egoísta y no pienses en lo que te conviene a ti, piensa en la sociedad. Lo que pides seguramente es extremadamente importante para ti, pero hay otros problemas que son incluso más importantes.

Antes de cualquier tipo de reacción, debes acumular toda tu energía. Debes construir amistades. ¿Por qué fueron los estudiantes a las manifestaciones y no sus familias? Los estudiantes son hijos de gente de la clase media. Si no son capaces de arrastrar a sus familias a las manifestaciones, ¿cómo van a convencer al Estado? Aquí es donde empieza la resistencia civil.

@Arturo_Nicolas

 

ASIA, Campañas, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Incidencia, Inclusión, Mujeres y hombres, NO Violencia, Participación, Personas, Pobreza
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Democracia o capitalismo de amiguetes?

20 de enero de 2014 a las 10:24

“Podemos tener democracia, o podemos tener la riqueza concentrada en pocas manos, pero no podemos tener ambas”

Esta cita del Juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Louis Brandeis, no suena extraña en nuestro pais: 8 de cada 10 españoles pensamos que las leyes están pensadas para favorecer a los más ricos.

Un pais y un sistema viciado donde unas pocas personas se enriquecen a costa de prácticamente todos y en donde un alto porcentaje de nuestros 80.000 representantes políticos ha olvidado su papel como protectores de los más débiles para garantizar el enriquecimiento ilícito de aquellos que, cada vez, son más ricos. 

Mientras la mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo, en España, la riqueza de las 20 personas más ricas (77.000 millones de euros) es equivalente a la renta del 20% de las personas más pobres. Según un informe encargado en 2010 por la OCDE,los españoles esconden 175.000 millones de euros en paraísos fiscales.

Xaquín Marín: Las grandes fortunas, en agradecimiento a los pobres, sin los que no sería posible su existencia

Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica”.

En este documentado informe hecho público hoy a nivel mundial en vísperas del Foro Económico Mundial en Davos, por Oxfam (Oxfam Intermón en España) se detalla el impacto pernicioso que la creciente desigualdad está teniendo tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados como España, permitiendo que los más ricos promuevan políticas que protegen sus intereses en detrimento de la mayoría y socavando los procesos democráticos.

Este manifiesto secuestro de los procesos democráticos por parte de las élites y a expensas de la clase media y los más pobres ha contribuido a crear un mundo en el que siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado desde la década de 1980 y donde el 1% de las familias más poderosas acapara el 46% de su riqueza.

Imagen de previsualización de YouTube

Pocas dudas quedan ya de que estamos asistiendo a una guerra mundial contra los pobres, y en donde la desigualdad está ganando por goleada. En España las víctimas directas son las 13.090.000 personas que viven en riesgo de pobreza o exclusión social, el 28,2% de la población.

La desigualdad es inaceptable desde el punto de vista etico y social, desastrosa económicamente (desestimula el crecimiento) y nefasta politicamente porque conlleva democracias de muy baja calidad, en donde los ciudadanos disponemos de cada vez menos poder sobre nuestras vidas y no podamos ejercer nuestros derechos.

No se confundan. No vivimos en una economía de libre mercado donde si usted es una persona con iniciativa, un empresario que  quiere enriquecerse lícitamente con su esfuerzo y buena gestión, pueda tener éxito.  No, depende de su capacidad para tener amigos y chanchullos con el poder politico.

Como demuestra el informe, en este  “capitalismo de estado” o  o en el más acertado “capitalismo de amiguetes” del Nobel Joseph Stiglitz al referirse a esta relación de dependencia entre poder politico y económico que impide la defensa de los derechos del publico y los inversores. A cuando este 1% más rico de la población manipula y monopoliza mercados en su único beneficio, con la colaboración activa de un poder polìtico que ha dejado de luchar por el interés general.  Cuando políticos honestos del PSOE se olvidan de los principios de la socialdemocracia y cuando políticos honestos del PP se olvidan de los de la democracia cristiana.

Tienen muchos ejemplos en el informe y en los periodicos: desregulación financiera, privatización pensiones publicas, construcción, servicios sociales, etc.  En Barrio Sésamo se atreven a explicarnos el concepto de “puertas giratorias” y la relación entre políticos y el oligopolio de las empresas eléctricas que pagamos usted y yo,  que impide la creación de miles de puestos de trabajo en energias alternativas y que condena  a cuatro millones de personas en España a la pobreza energética, a no tener fondos para encender la calefacción en invierno.

Imagen de previsualización de YouTube

Dinero llama dinero y una vez que el sistema político e institucional está diseñado para favorecer a la élite , la consolidación de sus privilegios se transmite y se pone en peligro laigualdad de oportunidades“, en la que los logros y resultados de una persona no dependen de su raza, género, o los ingresos de sus padres.

Nos lo muestran en este gráfico en el que se relaciona el Indice Gini que mide la desigualdad con el grado de dependencia entre los ingresos de una persona y los de sus padres. En España, casi la mitad de los ingresos de una persona se relaciona con lo que sus padres ganaron en el pasado.

En definitiva, la desigualdad extrema está cambiando las reglas de juego del gobierno democrático al romper la baraja e invalidar el “contrato social” entre los derechos y las obligaciones de los ciudadanos y los de sus representantes institucionales. Cuando la corrupción en España nos cuesta un mínimo de 40000 millones de euros. ¿Hemos llegado a un punto en el que la “desobediencia civil” está justificada?, se pregunta Javier Marías.

Razones para el optimismo

No se depriman, el propio informe es una excelente noticia, por el que hay de dar la enhorabuena a sus autores.  Nos habla de la sociedad civil global organizada. No estamos sólos en esta batalla por la dignidad humana en la que no tiene sentido hablar de pobres de aquí y pobres de allí.

Hay múltiples ejemplos por todo el mundo en los que se demuestra que la reducción de la desigualdad es una garantía para el crecimiento económico sostenible.

Y lo que se reclama, sobre la base de la rendición de cuentas y la participación ciudadana está también muy claro: garantizar independencia y regulación de mercados, seguridad jurídica, lucha contra secreto bancario y evasión y elusión fiscal, politicas redistributivas en gastos e ingresos públicos, transparencia y acceso a la información, lucha contra la corrupción garantizando independencia poder judicial… Me quedo con dos propuestas sencillas:

  • Considerar como objetivo de Desarrollo Post 2015 de la ONU la eliminación de la desigualdad económica extrema a nivel global y en cada país.
  • Incluir el Indice Gini o cualquier otro que mida la desigualdad en el cuadro macroeconómico del gobierno, al mismo nivel que la previsión de crecimiento, la inflación, la prima de riesgo o el déficit público.

Les dejo otra propuesta como reflexión final y sobre la que seguro volveré en el futuro. El 25 de mayo previsiblemente serán las elecciones al Parlamento Europeo. No voten a ningún partido que en su programa electoral no tenga como prioridad la lucha contra la desigualdad y la corrupción. Y hasta ese día y a partir del día después de las elecciones, exijan que se cumpla.

La lucha por la democracia no es sólo para que haya elecciones cada cuatro años sino para asegurar los valores de transparencia, justicia e igualdad que implica. Podemos luchar desde casa con iniciativas por la transparencia como Quien manda? o usando la guía “El Congreso para principiantes” la primera guía parlamentaria redactada y editada por la asociacion Qué hacen los diputados.

Y también podemos exigirlo en la calle, como nos acaban de demostrar los vecinos y vecinas de Burgos.

Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica. Informe Completo 

Gobernar para las élites. Reflexiones sobre España 

@xosecuns

No me pidan calma (Facebook)

Administración, Bancos, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Inversión social, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 17 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contabilizar nuestros muertos. También cuando son niños y niñas

12 de enero de 2014 a las 22:13

¿Pero esto es verdad?

Posiblemente les quede una sensación de incredulidad cuando lean este artículo. Luego vendrá la indignación y pocas veces como en este caso les pido que pregunten a sus representantes politicos, que denuncien esta barbaridad que hoy nos detalla Pepa Horno.

A Pepa ya la conocen de cuando hablamos de Niños, niñas y violencia de género:  sin duda una de las mayores expertas en infancia que tenemos en nuestro país, en soledad o con sus compañer@s de Espirales. Una persona comprometida los derechos de niños y niñas con su conocimiento, pero también con su corazón y ultimamente hasta con las tripas

Pepa y yo les pedimos un favor: no se queden sólo en las cifras, hoy la cuestión es la falta de visibilidad de los niños y niñas muertos, ponerles cara como ya se consiguió hace pocos años con las mujeres víctimas de violencia de género.

Les recomiendo ver estos videos. Este viaje al horror empieza en algo cotidiano:  Los niños ven. Los niños imitan.

Gracias, Pepa.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Contabilizar nuestros muertos. También cuando son niños y niñas

Comenzamos un nuevo año. Es tiempo para la reflexión y la toma de decisiones. Y para hacerlo necesitamos datos sobre la magnitud de los problemas que afrontamos que permitan definir estrategias, iniciativas o programas para abordarlos.

Uno de los datos que necesitamos mirar de frente son nuestras cifras de muertos. El número de personas que han fallecido en nuestro país cada año y por qué. Conocer las causas más frecuentes de mortalidad para poder establecer cuáles son prevenibles y desarrollar las intervenciones que correspondan.

¿Qué pasaría si no se contabilizaran bien esos datos?

¿Qué supone para una sociedad no ser consciente de las personas que mueren, tanto más si lo hacen asesinadas?

¿O qué ocurre cuando se agrupan los datos no por la identidad de las víctimas sino por tipo penal de delitos que causan su muerte?

Pensemos, por ejemplo, en lo que ocurrió con la violencia de género en España. Al principio la sociedad no conocía el número de mujeres asesinadas. Pero entonces algunas mujeres perdieron el miedo a hacer público su dolor. A algunas las mataron por ello. Y entonces acudimos a los datos. Empezamos a saber cuántas eran cada año. Y eran demasiadas como para que nuestra sociedad pudiera ignorar aquellas cifras. Y además esos números se cargaron de vida. Conocimos la historia de horror, dolor y muerte que se escondía tras esos números.

En los temas referentes a infancia y adolescencia siempre se argumenta que carecemos de datos suficientes, contrastados o fiables. Se comparan cifras de diferentes estudios y problemáticas, metodologías y enfoques para discutir la validez de los resultados. Este post, como verán, no va a ser una excepción. Con la dificultad añadida de las limitaciones para que los niños y niñas puedan narrar su dolor públicamente.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Saben cuántos niños, niñas y adolescentes murieron en España el año pasado?

El INE (Instituto Nacional de Estadística) recoge el número de defunciones total desagregado por sexo, edad, lugar de residencia y causa de salud de su muerte. En el 2011 (las estadísticas del 2012 no están aún publicadas), fallecieron 2.777 niños y niñas menores de 19 años en España por alguna de las más de once mil causas de salud definidas. Y surge la pregunta:

¿Cuántos de esos niños, niñas y adolescentes que fallecieron, lo hicieron de forma violenta?

Si sumamos las categorías de causas de fallecimiento correspondientes a agresiones intencionadas o de intención no determinada, así como secuelas de estas agresiones, salen 39 niños y niñas fallecidos en 2011, 11 niñas y 28 niños. Pero en esa cifra dejamos fuera todos los fallecimientos relacionados con agresiones accidentales que se categorizan como tales porque su causa no se determina: ahogamientos, cuchillos, disparos, envenenamientos.

Tengamos en cuenta que a esta cifra tendremos que añadirle además dos fenómenos complicados de analizar.

Por un lado, la cifra de accidentes producidos por negligencias graves de los tutores, que incrementaría la cifra de forma muy significativa. Si quieren saber más sobre este tema, lean aquí (http://www.seguridadinfantil.org/).

Por otro, seria necesario valorar cuántos de los suicidios de niños, niñas y adolescentes tienen su origen en una situación de violencia. Y tengamos presente que según el INE se suicidaron 47 niños y niñas en el mismo 2011.

Las tres cuartas partes de estos menores son varones.

Tanto en la cifra de fallecimientos por agresión como en la de menores que se han suicidado. Sigue siendo una cuenta pendiente visibilizar adecuadamente a los niños varones víctimas de violencia.

Si recurrimos a las estadísticas del Ministerio de Interior, las cifras suben.

Las cifras oficiales las podemos encontrar en el “III y IV Informe de Aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en España, presentado por el Estado español al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, órgano encargado de su seguimiento. Verán las estadísticas clasificadas por delitos e identidad de la víctima, que coinciden con los recogidos en el informe “Infancia en cifras, publicado por el Observatorio de la Infancia en 2009. Se recogen estadísticas referentes a 2006 de menores de edad asesinados y víctimas de homicidios ese año en España y suman 70. Puede que no coincidan porque ha disminuido el número de asesinatos de niños y niñas desde el 2006 o porque se utilizan parámetros de medida diferentes. No lo sabemos. En cualquier caso, para realizar este post, me he limitado conscientemente a las estadísticas oficiales disponibles.

Viendo esos informes, comprenderemos que los datos ya están ahí. Pero no están contabilizados desde la perspectiva de la víctima. Tampoco visibilizados, ni asumidos institucionalmente y socialmente. Contabilizar a las víctimas por su identidad en vez de por el delito que sufren, les hace visibles. Esa visibilidad genera sensibilización social y un cambio de actitudes. Y ese cambio impulsa o demanda los cambios políticos e institucionales.

Porque sabremos cuántos murieron violentamente, pero nos quedará por saber a manos de quién: ¿sus padres o madres, otros familiares, sus iguales, desconocidos, redes de delicuencia..?

Nos quedará saber por qué, conocer su historia, si alguien la sabía, si se hizo algo…nos quedará ponerle rostro a esa cifra, mirar su dolor, comprender la magnitud del horror que vivieron. Y así intentar ponerle remedio adjudicando los recursos acordes a la magnitud del problema.

Imagen de previsualización de YouTube

Una prioridad que no parece competencia de nadie

Contabilizar adecuadamente los niños, niñas y adolescentes muertos de forma violenta en España es una prioridad que no parece competencia de nadie. Y sin embargo el Estado es el garante de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, entre otros el derecho a su protección, a no sufrir ninguna forma de violencia, tanto más si ésta les lleva a la muerte. Al menos así lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas ratificada por España en 1990 y toda nuestra legislación estatal y autonómica.

Recuerden que la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor está justo en trámite de reforma. ¿Pero cómo ser garante de algo que no se ha contabilizado de forma sistemática?

Un ejemplo de para qué sirve contabilizar

Cuando en el año 2006 coordiné la investigación “Niños y niñas víctimas de la violencia de género” para Save the Children, una de las recomendaciones que realizamos fue que se incluyera en el formulario de las órdenes de protección una casilla donde se especificara el número de hijos e hijas que tenía la mujer. Y que luego esos datos se procesaran en el sistema, con el mismo detalle que se hacía con los datos referentes a las mujeres víctimas.

Se incluyó la casilla y tiempo después se contabilizaron. Era un comienzo, aunque las órdenes de protección reflejen sólo una pequeña parte de las víctimas de esa forma de maltrato. Supimos cuántos eran. Muchos más de los esperados. Se les dio visibilidad y se introdujo el tema en el debate social, político e institucional en el que hasta entonces los niños, niñas y adolescentes víctimas de la violencia de género apenas estaban presentes.

Es un ejemplo de para qué sirve contabilizar. Sobre todo si se trata de nuestros muertos. Todavía más si son nuestros niños, niñas y adolescentes muertos violentamente. Pasó con las mujeres. Lo hicimos y eso nos convirtió en una sociedad mejor. Nos queda pendiente contabilizar a nuestros niños, niñas y adolescentes muertos de forma violenta.

¿Hasta cuándo?

@pepahorno

Para profundizar:Mama duermete que yo vigilo (Documentos TV)

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas
Escrito por xosecuns 14 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 10 de 22« Primera...89101112...20...Última »