Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Archivo para ‘Comercio justo’ categoría

¿Sirve de algo luchar contra la pobreza?

1 de marzo de 2017 a las 1:17

Calle Alcalde Lorenzo. Bertamiráns (Ames-A Coruña)

Póngase en el lugar de una persona en silla de ruedas cruzando esta calle.

¿Qué ha sentido?

¿Haría algo si estuviera en su calle?

Vi la foto en la página Queremos una Compostela sin barreras, creada por Paula y Pío, los padres de una niña con parálisis cerebral que un día se hartaron de tanta discriminación con su hija y otras muchas personas como ella.

Me sorprendió el absurdo y me fui indignando con todo lo que implica de despilfarro y desprecio político y técnico (porque en este ayuntamiento como en todos hay empleados públicos responsables de que esto no ocurra) a los derechos de muchas personas.

Y me emocioné al acordarme del sufrimiento que he visto en personas a las que quiero, con dependencia o cuidándolas, ante una calle no accesible.

Pero con indignación o emoción no basta. Investigué un poco si la foto es actual y la subí a mi Facebook, preguntando educadamente al alcalde (no me respondió, pero si su concejal de urbanismo: es una chapuza heredada y tienen previsto arreglarlo en breve). Me vine arriba y lo subí  al muro de la campaña “Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017” que el CERMI acaba de poner en marcha.

Descubrir. Indignarse. Emoción. Conocer… ¿Actuar?

Nada nuevo. Todos los días millones de personas recorren algunas fases de este proceso y deciden actuar o quedarse inmóviles al borde del camino.

Pío y Paula son un ejemplo, semejante al que encontrarán en el origen de muchas organizaciones que luchan contra el apartheid de las personas con discapacidad (o mejor diversidad) o en los miles de personas que al grito de #VolemAcollir (¡Queremos Acoger!) en una admirable Barcelona y en otras muchas ciudades exigieron al Gobierno que cumpla su compromiso de acoger a 17.000 refugiados o a las que todos los días lo siguen haciendo tras etiquetas como #VenidYa o #VindeXa .

O en personas como Arturo Coego, uno de nuestros jóvenes emigrantes por obligación, subiendo las escaleras de 42 pisos para recaudar fondos para las personas sin hogar en Inglaterra. 

Ya, ya. Pero todo esto ¿Sirve de algo?

La duda me la planteó una persona tras leer mi artículo “Entre los escombros” sobre como los desahucios, la desigualdad y la pobreza siguen disparadas en España (la Comisión Europea ha avergonzado, y como, al gobierno español).

Más bruto fue otro amigo que me soltó que nuestra generación, la que reclamó el 0,7% para ayuda al desarrollo, había fracasado rotundamente, hundiéndose en la irrelevancia sin apenas quejas ni lágrimas. Y eso cuando hace 25 años unos cuantos “inconformistas” empezamos la locura de reclamar en Galicia la evidencia de que en la lucha contra la pobreza no hay fronteras y creamos la Coordinadora Galega de ONG para o Desenvolvemento.

No me hagan caso si detectan señales de la crisis de los cincuenta tratando de justificar que no he estado haciendo el tonto media vida. Mi respuesta es que si, que sirve de mucho. Pero…

Si es usted de las de “si sufren que se jodan“, no siga leyendo

Disculpen la brusquedad, pero a muchos millones de personas les trae sin cuidado el dolor ajeno.

Y no vale lo de que son políticos, banqueros o ricachones sin escrúpulos. En estos años, me he encontrado con completas egoístas, cínicas y sin ninguna empatía en personas de clase alta, media y baja, sin hogar o con discapacidad y en ONG, premios nobel o pretendidas gurús de la solidaridad. En amigas y enemigas.

Ni puñetero caso les hago, aunque les sonría. Bastante hago con intentar defender también sus derechos. Les regalo este vídeo de The pilion trust.

Hace bastantes años citaba cinco excusas para no hacer nada: impotencia, complicidad, el funcionario perfecto, perversidad y el más adelante veremos. Hoy el que más me molesta es lo de “No va conmigo, para eso están las ONG, los misioneros o las personas voluntarias. Grandes idealistas que intentan hacer el mundo mejor mientras yo sigo con mi vida y mis problemas”.

Pues no. Aparte de ser un argumento igual de burdo que el de “todos los políticos son iguales“, es la excusa perfecta para aparentar no responder a las preguntas del principio: ¿Qué ha sentido? ¿Qué va a hacer?… cuando ya lo han hecho.

Me van a volver a decir otra vez que “acabas con el glamour y épica” pero en las ONG, los misioneros o las personas voluntarias, Mandelas hay muy pocos.

La gran mayoría como usted o yo, con nuestras incoherencias, problemas y miserias. Y la principal miseria es la vanidad de creernos a veces mejores que los demás. Dejen que me recuerde este párrafo: “Del voluntario al obligatorio. Parecen dos términos opuestos, pero para mi, ser voluntario, activista o militante en alguna entidad o mejor en alguna causa relacionada con la justicia social es una obligación moral. No estoy haciendo el bien por ser voluntario y nadie me lo tiene que agradecer, estoy cumpliendo con mi obligación como persona. Ser voluntario es un medio para luchar por derechos sociales y contra la pobreza y sus causas y causantes.

No hay superhéroes. Sólo personas como usted que deciden hacer algo¿Para nada?

La humanidad mejora. Usted y su vecino no

Es un hecho objetivo. El mundo está mejor que nunca.

En 1990 casi me echaron de la facultad de Empresariales por empapelarla con 200 cartelitos con el lema “Hoy, como todos los días, 100.000“, por las personas que entonces morían de hambre. Hoy esta cifra se ha reducido a mucho menos de la mitad.

Como dicen Kiko Llaneras y Nacho Carretero en Datos para el optimismo (aunque como antídoto para el populismo el artículo es bastante ingenuo) y como pueden ver en los gráficos, en los últimos 60 años, la esperanza de vida ha aumentado desde los 48 a los 71 años; la tasa de mortalidad infantil se ha dividido por cuatro y el analfabetismo ha caído desde el 44% al 15%. Y como defienden filósofos como Steven Pinker: “la violencia desciende históricamente y quizás vivamos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie“.

Las evidencias, como nos recordó la campaña #stopthemyth de la Fundación Gates (si, no todo es blanco y negro), también nos permiten afirmar con rotundidad que los países pobres NO están condenados a seguir siéndolo, la ayuda internacional NO supone un malgasto de dinero y que salvar vidas NO conduce a la sobrepoblación mundial.

Triunfalismo ninguno. Más de 800 millones de personas siguen malviviendo con menos de 1,9 euros al día. Y estamos asistiendo a un aumento brutal de la desigualdad en todo el mundo y especialmente en España.

Les recomiendo leer “La peligrosa clase media”, un breve artículo de Moisés Naim que me inspiro hace años. Y si quieren ver lo empinada que puede ser la cuesta abajo si no luchamos contra ello, tecleen sus ingresos en The Global Rich List y verán por ejemplo que una persona en pobreza severa en España (menos de 330€ de ingresos al mes) es más rica que otras ¡4.607 millones! en el resto del mundo.

Hacer algo es defender derechos

Marcha Mundial contra la explotación Laboral infantil Vigo 1998

No es gratis. Detrás de cada cifra positiva, de cada pequeño avance, de que los retrocesos con los Trump de turno no sean tan drásticos… hay personas que deciden no resignarse y defender de forma pacífica los derechos humanos.

Así se acabó con el apartheid, la esclavitud o muchas guerras, y se avanzó hacia la democracia o el voto femenino frente a argumentos como “Las mujeres nunca podrán votar: son físicamente frágiles y no podrían enfrentarse al estrés que supone votar”.

Hace 25 años la palabra desigualdad apenas se pronunciaba. No sabíamos lo que era el consumo responsable, el comercio justo, la economía solidaria o la banca ética. Hasta que marchamos contra la explotación laboral infantil comprábamos ropa sin saber que la estaban fabricando millones de niños y niñas; hoy muchísimos menos.

Aún me emociona leer al añorado S.J. Fernando Cardenal animarnos desde Nicaragua con su “Mi esperanza es que los jóvenes vuelvan a las calles a hacer historia” Y vaya si la hicieron cuando el bendito 15M estalló con su Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente.

Muchos chicas y chicos tutelados están consiguiendo acabar con el prejuicio de que les miren distinto que tienen deseos y sueños de futuro y que reclaman hacerse adultos sin precariedad

V Encontro Galego Participación EAPN Galicia www.pobreza.gal

En 1190 dos personas del mismo sexo no podían casarse, adoptar o ser felices en público. Hoy peleamos contra autobuses que fomentan el odio hacia las personas transexuales. Repitan conmigo: Hay niñas con pene y niños con vulva. Y no somos pocos, hasta mi admirada Yolanda Ramos lo ha hecho en Tu cara me suena.

¿Sabía que España sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la mejora de la calidad de vida de la comunidad gitana y su lucha contra los prejuicios y las mentiras?

Los padres y madres de muchos niños y niñas con síndrome de down, autismo o discapacidad intelectual estaban preocupados por su infancia y hoy se preocupan por su trabajo, su jubilación o su derecho al voto. Las personas con salud mental estaban encerradas en manicomios y hoy reclaman ser felices.

En una charla en Vigo de la exitosa campaña contra las minas antipersona, un tal Alberto Estévez decidió dedicar su vida a luchar contra el tráfico ilegal de armas.

¿Sirve de algo?

En el corto plazo todos muertos

Los cambios se generan poco a poco. Son como el nacimiento de un niño. No lo vemos pero de repente, la niña que ayer tenía 3 años hoy tiene doce” nos decía una siempre inspirada Yosi Ledesma.

En estos años he visto ya demasiadas frustraciones por pensar que los cambios y los éxitos eran inmediatos: la OTAN, la LOGSE, el 0,7%, el Prestige… el 15M…

Hoy asisto sorprendido a la despedida de Juventud Sin Futuro, tras seis años de ejemplo en la lucha por los derechos de los jóvenes con campañas memorables como “No nos vamos nos echan“. Y se van haciendo un cierto ridículo con su artículo “Quisieron robarnos el futuro, pero solo nos quitaron el miedo“, contando batallitas y animando a que sus victorias: “otra generación las enarbole” (Nota: acabo de comprar el dominio juventudsinfuturo.es, para enarbolarlas si acaso)

La maravilla de las redes sociales nos ha permitido una capacidad de comunicación e incidencia como nunca soñamos, pero también alarmas continuas por la última injusticia y frustraciones por no solucionarse ya. Ese “Cuanto mejor, peor” que dice Javier Cercas o “La pregunta millenial de la que habla Simon Sinek.

Y no, las revoluciones no existen.

Existe el trabajo constante, con más, menos o ninguna intensidad según el ánimo, pero constante.

Defendiendo derechos (no se ofendan, pero apadrinar niños o recoger tapones o alimentos funciona una vez pero es inútil y hasta cómplice si no va acompañado de la pregunta ¿Qué exijo para que esto no se vuelva repetir?).

Sumar. Trabajar en red y mirando por los derechos de quien tengo al lado y no sólo por los míos.

Y sobre todo…Sonreir.

Yayoflautas, prepárense.

@xosecuns

 

 

Campañas, Comercio justo, Comunicación, Comunidad gitana, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Chema Vera: Las ONG coherentes bajan al barro

23 de noviembre de 2016 a las 2:18
Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Oxfam Intermon, una de las oenegé de referencia en nuestro país cumple 60 años de lucha contra la pobreza. Y no celebra su aniversario ensimismada, sino asumiendo con valentía y junto al resto de organizaciones que forman Oxfam Internacional, el riesgo de ser coherente y luchar contra la desigualdad y sus causas no sólo en Africa o América Latina sino también en España.

Detrás de esta transformación y de titulares como “El dinero fugado a un paraíso fiscal supone recortes en tu centro de salud” o «Con los refugiados no va a pasar nada, no han venido» están personas como su director general, Chema Vera, con quien he tenido la oportunidad de conversar.

Enfrentar la desigualdad extrema, seguir cerca de las personas y mantener la voz y la pasión son los tres retos que Chema cree que Oxfam Intermon tendrá en el futuro. Aquí nos da algunas pistas de como conseguirlo, o no.

 

Oxfam Intermón está denunciando en España problemáticas que antes parecían exclusivas de países del Sur: desigualdad, fraude fiscal o baja calidad democrática. ¿España es ya un país de terreno?

No como objeto de cooperación pero si como objeto de lucha por la justicia social y de defensa de derechos y de trabajo con población vulnerable. Sigue habiendo muchas diferencias pero creemos que debemos hablar de una desigualdad y pobreza crecientes en España porque sus causas son globales, máxime en desigualdad o fiscalidad, donde pueden afrontarse desde África, América Latina o Europa de una forma diferente.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no hablan de pobreza de aquí y de allí sino de causas y compromisos compartidos. ¿Qué implica?

Nuestro informe conjunto con Unicef nos permitió hablar sobre la contribución de España a los ODS con sus políticas de cooperación y comercio exterior. Pero también en como se van a cumplir en nuestro país los compromisos de reducción de pobreza infantil o acceso a calidad de servicios sociales que deben plasmarse en un plan nacional específico.

Los nuevos ODS son una buena noticia. No sólo abordan las consecuencias de desigualdad o insostenibilidad sino sus causas estructurales. Por ejemplo, el objetivo Hambre Cero reconoce que fracasará si no se cumplen lo previsto en cambio climático. Ojalá fuera mas potente su redacción pero en ODS como el 10 se habla de desigualdad y supone sin duda una oportunidad para demandar políticas estructurales a nivel internacional y en España.

“Los indianos fracasados vuelven a casa” Una expresión escuchada en ONG de acción social ante la actuación en España de organizaciones que antes trabajaban en desarrollo. Debates clásicos en cooperación como empoderamiento o apadrinamiento tienen su equivalente entre inclusión activa o un rancio asistencialismo. ¿Luchar contra la pobreza y sus causas o maquillarla?

Creo que si lo enfrentamos creando campos excluyentes acabamos cayendo en el error interesado de quienes quieren diferenciar a pobres de aquí con pobres de allí. Si lo vemos desde el enfoque de la mera captación de captar subvenciones o el oportunismo de cambiar mi imagen falseando mi imaginario si es válido el debate.

Nuestra respuesta es que nunca ha habido fronteras para los derechos o la solidaridad. Para quienes trabajamos desde este enfoque de causas o de derechos en África o América Latina es más difícil hacer fronteras y caer en este error, y es más fácil compartir agenda y espacios en España. Y creo que ha sido acertado porque hemos contribuido al debate político publico español y no nos ha mermado la capacidad de hablar de otros países, al contrario, ha reforzado nuestro discurso, hemos podido hablar más de América Latina por ejemplo.

El 99% de nuestros ingresos seguirán destinándose a cooperación o ayuda humanitaria. No vamos a abrir programas propios pero si a utilizar una parte de nuestros recursos libres a apoyar con recursos, apoyo técnico, formación o hasta amparo mediático a organizaciones sociales en España, y en dos sectores: población migrante y refugiada y violencia contra las mujeres.

Hacer incidencia política defendiendo derechos o denunciando desigualdad solos o a través de redes: la Plataforma por la Justicia Fiscal, Polétika… Algunas entidades protestan al sentirse obligadas a posicionarse sobre temas incómodos. ¿Es acertada la defensa radical de derechos?

Desde luego que si. Desde el respeto, pero si realmente como organización nos creemos el enfoque de derechos y no es mera retórica o unas palabras escritas en un marco lógico o en la memoria de actividades, ser coherente con esta misión implica exponerte, supone tensión, correr riesgos. Y si no…

¿Y si no?

haciendanosomostodos cartelTienes que sentir que estás saliendo de tu zona de confort, sintiéndote incómodo con las contradicciones. Podrás hacerlo mejor o peor pero por lo menos entras en terrenos donde hay una oportunidad para el cambio y de influir en sectores hasta ahora desmovilizados. Estamos comprobando que le hemos puesto explicaciones, argumentos y propuestas de acciones a una percepción de desigualdad que ya existía en mucha gente. Faltaba explicarla, dar posibilidades de actuación.

Pasar de denunciar los recortes en la cooperación al desarrollo (que seguimos haciendo) a presentar un informe de calidad contra la reforma fiscal de Montoro, es más arriesgado, pero es ahí donde debemos estar si nos creemos el enfoque de derechos y ese cambio de ideas, valores y actitudes políticas y prácticas.

Seguir con nuestra tradición de hacerlo solos o acompañados. Trabajar solos con acciones propias o en alianza con otros donde pongamos en juego nuestra identidad y marca (como la campaña contra el tráfico irregular de armas con Amnistía Internacional, Greenpeace o Fundació per la Pau, o la campaña sobre refugiados con otras ONG). Y participar en redes donde nuestra marca desaparece y se debate y actúa sobre causas comunes. Entre los tres espacios debemos seguirnos moviendo.

Sabiendo que los beneficiarios de Oxfam Intermón están a miles de kilómetros y los de las ONG de acción social en la calle de al lado, ¿Qué le dirías a quienes siguen diciendo que su organización es apolítica?

Que me digan como. Aunque sean entidades que se limiten a recaudar fondos, es tremendamente difícil afirmar ser apolítico cuando se esta trabajando con personas en vulnerabilidad y lo que haces no es ajeno a lo que ocurre en tu contexto local, a las normas que dificultan la inserción laboral o la alimentación. Solo con el hecho de prometer unas cuantas becas comedor se está tomando una posición política muy clara aunque no quieras.

fraude-fiscal-pringao-oxfam-intermonIncluso en un pretendido sentido asistencialista de trabajar solo las consecuencias estás asumiendo un cierto rol que más te vale reconocer. Máxime si se presume de tener un enfoque de derechos, lo que obliga a tomar postura y partido por las victimas. Nuestra acción política parte de las personas y sus derechos. En otras se puede partir de las ideas o los estudios, pero en nuestro caso vienen luego y este posicionamiento casi inevitable nos obliga a ser innovadores, a intentar conectar con una sociedad española que se ha revitalizado políticamente en los últimos ocho o diez años, nos guste o no.

Lo que pasa es que se confunde apolítico con apartidista. Organizaciones como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos Sin Fronteras hemos demostrado que se pueden tomar iniciativas contundentes y comprometidas políticamente sin que se nos puedan asociar con ningún partido. Como cuando reclamamos la reforma de la Constitución y que los derechos sociales y económicos se conviertan en fundamentales y tengan la misma obligatoriedad para nuestro gobierno dentro y fuera de España. Ahora, esto no es estar precisamente en la zona de confort.

¿Cuales son los retos a los que se enfrenta el Tercer Sector Social en España? 

Relevancia para la sociedad, seguir siendo referentes para ciertos temas más allá de las actuación concreta.

Rendición de cuentas sobre lo que estamos consiguiendo con nuestra actuación (acción humanitaria, acción social, incidencia, cooperación, me da igual) gracias al apoyo de la sociedad, bien sea indirectamente con financiación pública o con cuotas de socias o donativos.

Conexión con la gente joven y conseguir su adhesión. El paso de la persona socia o donante de toda la vida a jóvenes activos en el mundo digital, que requieren una cercanía, transparencia e implicación muy superior a la que estamos acostumbrados.

¿Sigue siendo necesaria la cooperación al desarrollo? ¿Hay vida después del 0,7%?

Si claro. Hay que seguir defendiendo un volumen de fondos suficientes. No estoy de acuerdo con la postura de que ya no hay que pedir dinero. Si la política pública española de cooperación al desarrollo no crece, más vale cerrarla, porque llega un momento en que con tanta reducción no llega ni para soportar los costes de estructura y lo que cuesta una dirección general sin apenas tiene recursos para gestionar.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua CooperaciónPero hace falta una renovación del rol, los instrumentos de cada actor y la narrativa de cómo lo estamos contando. Y esto afecta y mucho a las ONGD. Creo que tuvimos un boom de financiación rápida y excesivamente fuerte, que digerimos como buenamente pudimos, haciendo mucha maquinaria de proyectos que ahora ya no existe.

Debemos evolucionar hacia una cooperación de valor añadido. Que se nos mida y valore por el impacto de nuestros programas: con quien más los hacemos (en terreno o internacionalmente), en si aportamos conocimiento, influencia, trabajo en red, una especialización fuerte, etc. Si eso no se explicita, la narrativa antigua de simplemente gestores de la cadena de solidaridad o la relación con intermediarios, está muerta. Máxime porque es vertical y estamos en un mundo cada vez más horizontal, en donde hay países con capacidades mucho más fuertes que en el nuestro.

También está muerto un sector de ONGD ensimismado con la bandera de más recursos o del 0,7%. Sólo puede funcionar por la vía de quitarse las orejeras, asumir un enfoque de derechos, de compartir causas con otros o asumirlas para ampliar nuestra base social y el respaldo a la cooperación al desarrollo. Al sector le ha venido bien la reducción de las ONG y que haya más fusiones e interrelaciones y que se nos mida por lo que aportamos, no por lo que gestionamos.

Recaudar fondos denunciando desigualdad y fraude fiscal: ¿Suicidio o genialidad?

Fue una decisión difícil. Cuando entras en una denuncia de desigualdad o intereses de grandes empresas, salvo excepciones como la Fundación La Caixa con la que puedes entrar en un dialogo sofisticado, a la mayoría ni se les pasa por la imaginación financiarte. Tienen otras organizaciones disponibles mucho más blancas y con causas mucho más sencillas.

Hay una renuncia implícita a este tipo de financiación, pero afortunadamente la realidad económica es mucho más amplia, con mucha pequeña y mediana empresa y alguna grande que si que participan. Hay algunos donantes que aún teniendo muchos ingresos entienden la dialéctica de desigualdad y la defensa de una fiscalidad justa y un reparto de la riqueza.

¿Que es una ONG blanca?

Aquella con un posicionamiento político público mucho menos anguloso o sistémico. Puedes denunciar en tu boletín la situación de los niños soldado o la trata, porque queda muy lejos. Pero la clave es que hacer cuando te vas haciendo más fuerte: si denuncias abiertamente las causas políticas o económicas que provocan o consienten estos hechos y retas al sistema, te haces un poco menos blanco. Entras en un cierto barro, y hay que hacerlo con mucho rigor y apoyo público, siempre con la conexión de las personas para explicar y explicitar el por qué hacemos una acción y no otra.

¿Y funciona con pequeños donantes?
Si. Con campañas como las de escaqueo fiscal o subirnos a la denuncia de los Papeles de Panamá hemos conseguido miles de nuevos socios. No por una emergencia, sino por una campaña política.

Incluso en campañas más tradicionales, como la que haremos en Navidad estamos intentando innovar nuestro marketing, conectando, en una campaña con el lema No hay más excusas, un proyecto con mujeres en Burkina Faso con la incidencia política sobre el cambio climático. Es decir, relacionar un proyecto y a unas personas a las que se les niegan sus derechos con una causa global y hacer una narrativa sobre este aquí y allí. La posibilidad de que se enganchen nuevas personas es alta.

@Chema_Vera

AFRICA, ASIA, Campañas, Captación, CENTROAMERICA, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Medio ambiente, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, SUDAMERICA, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

#25S: Reclamar, demandar, exigir un mundo más justo

22 de septiembre de 2016 a las 21:30
El Salvador 0108 063

La Unión (El Salvador). Foto: Xosé Cuns

“¡Primero ayudemos a los pobres de aquí y luego ya ayudaremos a los de allá!

¿Les suena? Pues es mentira.

No hay pobreza de aquí o de allá, hay pobreza y desigualdad con las mismas causas y soluciones. Y no se trata de ayudar, sino de respetar los derechos de las personas estén donde estén y defender las políticas sociales como servicios sociales, sanidad, educación, dependencia, pensiones o cooperación al desarrollo.

En las elecciones generales de diciembre, en “Su ONG les recomienda votar a…” les contaba como en España muchas organizaciones están olvidando el mantra absurdo de “soy apolítica” y buscan ser coherentes defendiendo sus causas ante los distintos partidos y difundiendo si se comprometen o no. Con el ejemplo muy vigente de Polétika (Política+Etica).

Las inmediatas elecciones al Parlamento de Galicia no son una excepción. La red EAPN Galicia está llevando a cabo su campaña #PobrezaGalicia: As persoas primeiro. Y la Coordinadora Galega de ONG de Desarrollo la de “O mundo que queremos“. Ambas reclamando una cooperación al desarrollo decente.

Se la explican y les ayudan a reflexionar su voto, el equipo técnico de lujo de la Coordinadora: Sara García, Helena Capera y Ana Vázquez

¡Muchas gracias!

cooperacion-mural

VIVIMOS EN UN MUNDO EN EMERGENCIA QUE BATE RÉCORDS

2.200 millones de personas se encuentran hoy en situación de pobreza extrema en el mundo, viviendo con menos de un euro diario.  En el Estado español el 28,6% de la población está en riesgo de pobreza y exclusión social . Somos el país europeo en el que más aumentó este indicador durante la crisis después de Grecia.

Las cifras de desigualdad global actuales no tienen precedentes en la historia. Las 62 personas más ricas del mundo acaparan los mismos recursos que las 3.500 millones de personas más pobres.

Estamos agotando el planeta. Si seguimos así, en el año 2050, o antes, necesitaremos más de dos planetas para satisfacer las demandas de consumo de la población. Y de nuevo afectará más a las personas más pobres, el 70% de quien vive en situación de pobreza extrema en los países empobrecidos está en las zonas rurales, las más sensibles al cambio climático, a los sistemas extractivos y a los mercados globales de productos alimenticios.

Somos, además,  testigos de otro triste récord: el mayor movimiento de desplazamientos forzosos desde la II Guerra Mundial. 65 millones de personas se han visto forzadas a salir de sus casas por causas políticas , económicas y ambientales. El Mediterráneo, se ha convertido en una gran fosa común donde hasta 25.000 personas han perdido la vida en los últimos 15 años.

Pero el hambre, la pobreza , la desigualdad o la crisis ecológica no son fenómenos naturales. No responden a un designio divino. Ni al orden natural de las cosas. Por más que traten de convencernos de lo contrario, son consecuencia de nuestro actual sistema económico que genera desequilibrios sociales y ambientales insoportables.

Y la única solución es política. Debemos presionar a quienes toman las decisiones  para que apuesten por otro modelo de desarrollo que nos permita construir un mundo más justo y sustentable.

Suena a misión imposible pero las ONG de desarrollo llevamos años luchando contra el discurso de lo imposible, contra la indefensión aprendida

Construir un mundo más justo y sostenible no solo es posible, es necesario. Y trabajar para conseguirlo es de justicia, nos hará más solidarios, pero sobre todo responde al sentido común  si queremos garantizar la viabilidad de nuestro planeta y el bienestar presente y futuro de todas las personas.

cooperacion-propostas

LAS ELECCIONES EN GALICIA: LA RESPUESTA DE LOS PRINCIPALES PARTIDOS

A priori podríamos pensar que poco se puede hacer desde Galicia  por esta “gran causa”. Pero sucede todo lo contrario, la demanda es tan exigente y urgente que necesita del compromiso de todos los niveles de gobierno.

cooperacion-manifestomePor eso, tal y como hemos hecho en los últimos años, y ante las próximas elecciones del 25 de septiembre, hemos presentado nuestras propuestas a los grandes partidos gallegos (a todos los que tienen opciones de entrar en el Parlamento de Galicia excepto a Ciudadanos, que no nos recibió).

Ocho grandes propuestas bajo el título “O mundo que queremos” entre las que están: recuperar la política de cooperación al desarrollo, defender la igualdad de género a nivel global, promover una acción humanitaria a la altura de los retos actuales, impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles y la coherencia de políticas,  o establecer medidas para que el sector privado no tenga impactos negativos en el desarrollo y para institucionalizar la participación de la sociedad civil en las políticas públicas.

Y como sabemos que la cooperación al desarrollo por si sola no basta para construir este mundo más justo y sostenible también presentamos a los partidos otras propuestas para que el resto de políticas públicas, y no solo la de cooperación al desarrollo, sean coherentes con los derechos humanos y el desarrollo humano sostenible. Propuestas vinculadas al derecho a la vivienda y el hábitat, al  derecho al agua o a la educación; medidas para combatir la pobreza energética, el cambio climático o defender los derechos de las personas migrantes; y toda una serie de propuestas para reducir la desigualdad económica y eliminar la evasión y elusión fiscal.

La Unión (El Salvador) Foto: Xosé Cuns

La Unión (El Salvador) Foto: Xosé Cuns

¿RECUPERARÁ EL NUEVO GOBIERNO GALLEGO LA POLÍTICA SOCIAL DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO? 

Para los que no lo sepan, la cooperación ha sido la política social más recortada de la historia de Galicia. Tras sufrir un recorte de más del 60%, ahora mismo destinamos el 0,04% de nuestro presupuesto a esta política pública. Raquítico, en las antípodas de la demanda histórica del 0,7%. Y esto a pesar de que todos los grupos parlamentarios firmaron el Pacto Galego contra a Pobreza donde se comprometían precisamente a destinar el 0,7% en el año 2017.

Entre nuestras demandas electorales hay una fácilmente cuantificable: aumentar de forma progresiva el dinero destinado a Ayuda Oficial al Desarrollo hasta situarlo en el 0,2% de los presupuestos de la Xunta de Galicia en la próxima legislatura.  Una demanda muy concreta que no aguanta las medias tintas. Precisamente porque sabemos que la “literatura” de los programas electorales todo lo soporta y que el verdadero compromiso está en el ámbito presupuestario.

Teresa Rubido. Chiriaco. Perú

Chiriaco (Perú) Foto: Xosé Cuns

Pues bien, tras analizar los programas de los diferentes partidos políticos sacamos este titular: Todos los partidos apuestan por aumentar los fondos de cooperación en sus programas pero sólo BNG y En Marea comprometen cifras concretas (ver nota de prensa)

Es decir, hay un consenso por incrementar los fondos destinados a la lucha contra la pobreza global, lo que es una buena noticia (los consensos en esta época siempre son bien recibidos…) pero no todos se comprometen en la misma medida. De hecho, hay sensibles y destacadas diferencias en los compromisos de los programas electorales.

Sólo el BNG defiende en su programa electoral aumentar el presupuesto de cooperación al desarrollo de la Xunta de Galicia del 0,04% actual hasta el 0,2% al final de la legislatura.

En Marea, por su parte, también apuesta por incrementar los fondos de cooperación pero su propuesta queda por debajo al limitar el aumento “en un mínimo del 20% anual y doblar así el actual presupuesto al final de la legislatura”.

El PSdG-PSOE habla en su programa derecuperar la política pública y social de cooperación“ y de “establecer compromisos plurianuales de ayudas” pero no recoge compromisos presupuestarios. Sí lo hizo Xoaquín Fernández Leiceaga, quien, antes de que se hubiese hecho público el programa de su partido, aseguró en una entrevista concedida a la Coordinadora Galega de ONGD que el PSdeG-PSOE asume el compromiso de “conseguir progresivamente, en el curso de la próxima legislatura, el 0,2% del presupuesto general dedicado a la política pública de cooperación al desarrollo”.

Por último, el Partido Popular de Galicia se compromete a “incrementar paulatinamente, y de forma sostenida, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD)” pero se limita a marcar un crecimiento mínimo anual y condicionado: “el porcentaje en la que se incremente el presupuesto consolidado de la Xunta de Galicia”. Alberto Núñez Feijóo reconocía, también en una entrevista concedida a la Coordinadora, que en lo relativo a la política social de cooperación al desarrollo en los últimos años no habían destinado todo lo que les hubiese gustado.

Ayabaca (Perú). Foto:Lorena Peillet.

Ayabaca (Perú). Foto:Lorena Peillet.

No podemos hablar de satisfacción a la luz de las propuestas de los partidos. Estamos aún muy lejos de poder garantizar que, gobierne quien gobierne, se recuperará la política pública y social de cooperación al desarrollo en el grado suficiente para revertir los recortes de los últimos años. Sin embargo, y por primera vez desde hace muchos años, todos los partidos reconocen la necesidad de aumentar los fondos destinados a esta política social. 

Más allá de las cuestiones vinculadas con los presupuestos, los programas de los partidos no profundizan en propuestas concretas sobre como debe ser la cooperación al desarrollo que se haga desde Galicia. En general, de acuerdo a nuestra óptica, mejoran las propuestas, lo cual es positivo, pero también hay importantes ausencias o indefiniciones en cuestiones vinculadas a género y desarrollo, acción humanitaria o educación para el desarrollo, por ejemplo.
En todo caso, y como hemos hecho siempre, después del 25 de septiembre estaremos atent@s para asegurarnos de que este consenso político de recuperar la política de cooperación y trabajar por un mundo más justo y sostenible se traduzca en un consenso parlamentario que haga efectivos, no sólo estos compromisos, sino también los adquiridos por todos los grupos parlamentarios en el Pacto Galego contra a Pobreza.

**Si queréis leer las entrevistas que realizamos a l@s candidat@s, saber más de los programas electorales, etc, podéis ver este enlace>>>

 @cgongd

AFrica mujeres escobas

 

Administración, Comercio justo, Cooperación, Derechos humanos, Hambre, Incidencia, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Servicios sociales, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Alternativas para vestir sin explotación laboral: Galicia viste consciente

21 de febrero de 2016 a las 21:21

18 céntimos…

Bastaría esta cifra para justificar el nacimiento de la Campaña Ropa Limpia, una amplia red internacional de ONGs, sindicatos y organizaciones de personas consumidoras que desde hace casi 25 años lucha para mejorar las condiciones laborales en la industria textil y de material deportivo. Tanta constancia y esfuerzo han tenido mucho éxito, si bien queda mucho para que las largas jornadas laborales, los salarios de miseria o las condiciones de trabajo peligrosas no sigan siendo una realidad que existe detrás de mucha de la ropa que compramos.

Unido a la denuncia y a la incidencia política y social, por todo el mundo han nacido empresas que fabrican y venden moda sin explotación laboral y respetando el medio ambiente. En la Guía para vestir sin trabajo esclavo les cuentan algunas, pero en Galicia han dado un paso más: 17 emprendedores sociales con el impulso de Amarante Setem (responsables de la Campaña Ropa Limpia como parte de la Federación SETEM) han dado un paso más y crearon en 2014 MOV3. Galicia viste consciente.

Para que nos explique todo esto, les dejo con Nanda Couñago, la directora de Amarante Setem.

¡Gracias Nanda!

Imagen de previsualización de YouTube

Galicia viste consciente

Cuando nos hablan sobre los problemas del medioambiente, o de recursos finitos, como el petróleo y al agua pensamos en la contaminación de los coches, fábricas. Pocas veces lo relacionamos con nuestro consumo de ropa pero los productos textiles están elaborados principalmente de materias primas naturales como el algodón o de productos sintéticos.

El impacto ambiental que tienen todos los productos sintéticos derivados del petróleo está muy claro. Solo tenemos que ver los plásticos. Pero si vamos el algodón, vemos también que aunque sea un producto natural, su producción intensiva también tiene un gran impacto. Solo para la producción de una camiseta se utilizan más de 150 gramos de productos químicos.

Para un kilo de algodón se necesitan 6.000 litros de agua. Y para un acre se utiliza media tonelada de fertilizantes y 8 litros de pesticidas. Y sabemos que el uso de pesticidas afecta a la calidad del aire, del suelo, el agua y la salud de las personas trabajadoras, que en su mayoría son mujeres. Y que en estos cultivos aún no se ha eliminado la explotación infantil.

Pero sobre todo, con el aumento del consumo de ropa, ha aumentado el consumo del algodón transgénico hasta ser el 70% de la producción de esta materia, con un agravamiento de los impactos antes mencionados.

¿Cómo puede ser que la época en la que más se habla sobre el compromiso con el medioambiente, hayan aumentado exponencialmente los residuos textiles y, por lo tanto, el impacto medioambiental?

Ya en el 2005 cada español tiraba entre 7­ y 10 kilos de residuos textiles al año. Y el Ministerio de Agricultura, alimentación y Medioambiente ya alertaba de la necesidad de un consumo de ropa más respetuoso con el medioambiente y con los ciclos de vida útil de la ropa. Si vamos a datos más recientes, en países como Alemania se tira un millón de toneladas de ropa al año. Y en Estados Unidos, en el 2010 fueron 13 millones.

Se impone la fast fashion. El usar y tirar

Las grandes empresas multinacionales de la ropa han conseguido imponer un modelo de negocio nada sostenible, el llamado Fast Fashion.

Para ello han basado su modelo en dos cosas: la deslocalización continuada, yendo de país en país buscando el precio más barato, mayores exenciones fiscales, menores controles medioambientales y laborales. Y del otro, ropa con menor tiempo de vida útil, producciones cortas y plazos de entrega cada vez más cortos.

Esto tiene varias traducciones:

Para las personas consumidoras ropa de peor calidad, y más barata que te anima y obliga a renovar más rápidamente tu armario y crear una necesidad de estar continuamente a la última moda.

Para las personas que confeccionan la ropa: salarios de miseria, jornadas interminables, precariedad laboral, miedo, y enfermedades.

Para el medioambiente. Productos químicos sin control que se vierten a los ríos donde se confecciona y llega a nuestras casas a través de la ropa para luego volver a llegar a nuestros ríos y/o basureros.

No hace muchos años en Galicia miles de mujeres empezaban a trabajar a los 16 años en muchos pueblos para sacar adelante lo que luego se llamó la moda gallega. Ahora son millones de chicase incluso niñas de Marruecos, Bangladesh, China, que con 50, 60,70, 80, 200 euros al mes malviven intentando mantener a su familia, en condiciones inhumanas de trabajo.

Y esa ropa que se producía en Galicia ahora vuelve a nuestro armario a precios cada vez más baratos para tenerla dos o tres años en nuestro armario y luego la tiramos porque eso es imposible de reciclar o reutilizar.

Ante esta situación siempre surgen las preguntas: ¿existen alternativas?, ¿dónde puedo comprar ropa que tenga en cuenta criterios sociales, ambientales y de proximidad?

Moda etica Guia Amarante

Galicia Viste Consciente

Si existen alternativas. Pocas pero cada vez más. Diseñadoras y diseñadores, marcas, tiendas que creen en la necesidad de que otra forma de confección y consumo son posibles, que apuestan por la producción ecológica, por la recuperación de tejidos, por la reutilización, por la segunda mano, por el amor a la producción artesanal, en poner en valor nuestro entorno, que apuestan por producir localmente. En definitiva en ofrecer una producción sostenible para un consumo responsable.

En Galicia todas estas iniciativas se han unido para poner a disposición de las personas consumidoras ropa sabiendo quien y como se produce bajo criterios de eco­sostenibilidad, reducción del consumo energético, del agua, criterios éticos y producción local. Y para ello hemos creado la web “Mov3. Galicia viste consciente”.

En esta web podrás encontrar ropa para bebés, ropa intergeneracional, camisetas, sudaderas, ropa para chicas y chicos, denin, accesorios para niños y niñas, pero sobre todo, hecho con amor al detalle, al cuidado, de forma artesanal, con tejidos y tintes naturales, con telas ecológicas, con recuperación de los tejidos naturales. Y todas ellas en distintos puntos de Galicia, algunas incipientes y otras más consolidadas pero todas bajo el mismo paraguas.

MOV3.Galicia Viste Consciente es un espacio donde ir incorporando todos aquellos proyectos que creen que otra forma de producir y consumir es posible.

www.mov3.gal

@_Mov3_

Entrada actualizada. Original publicada en Julio de 2014

Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Empleo, Empresa, Incidencia, Inclusión, Medio ambiente, Organizaciones No Lucrativas, Responsabilidad Social Empresarial, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 13 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Por qué triunfó la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil?

4 de mayo de 2015 a las 23:15

Marcha global cartel

“Entre mucha gente pequeña, conseguimos algo grande”

Discúlpenme. He intentado empezar varias veces este post en un tono formal y aséptico, pero soy incapaz. No consigo escribir sin emocionarme al recordar la Marcha Global contra el trabajo infantil que en 1998 recorrió 21 ciudades españolas.

Hace dos años en Marchando contra la explotación laboral Infantil. ¡Vaya si se pudo! les conté algunas de las emociones y lecciones que me llevé por la gran suerte de participar en la coordinación de la Marcha en Compostela. Hoy quiero dejarles también las reflexiones del coordinador en Galicia, Ramón Ferreño.

Sin duda, la mejor noticia de esta semana es que vamos a tener la suerte de poder escuchar al nobel de la paz del 2014 e impulsor de la Marcha, el indio Kailash Satyarthi. En A Coruña el 7 de mayo y en Santiago al día siguiente para entrevistarse con más de 350 jóvenes del Instituto de Secundaria Rosalía de Castro. Una iniciativa encomiable de ABANCA con el apoyo de la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, quien a través de su programa Prensa Escuela busca desarrollar el sentido crítico de alumnos y alumnas, y lo demuestra cada semana con “La Voz de la Escuela“, un suplemento imprescindible para cualquier profesor con interés en formar a ciudadanos de una sociedad plural y democrática.

Kailash SatyarthiMe ha emocionado la iniciativa pero sobre todo las propuestas para trabajar esta visita en el aula. Todas ellas coherentes y que continúan las que en 1998 trabajaron niños y niñas de los 118 centros educativos gallegos que participaron en la Marcha. Para quienes pusieron su grano de arena contra la explotación infantil en su día, y para los que están haciendo ahora va dedicado este artículo y mi agradecimiento por esta inyección de ilusión.

En palabras del propio Kailash Satyarthi: “Ha habido un progreso notable en la lucha contra el trabajo infantil en los últimos 15 años. Las nuevas leyes, políticas y programas se han puesto en marcha con un alto nivel de participación de la sociedad, el Estado y las empresas. Pero, esto no es suficiente. Marcha Mundial se ha comprometido a hacer historia el trabajo infantil

Sigue tu, Ramón. Muchas gracias

6 razones por las que triunfó la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil

Marcha La Voz SantiagoXosé Cuns me pide que escriba sobre los acontecimientos que tuve la inmensa suerte de vivir en 1998, con el paso de la Global March por Galicia durante los días 4 y 5 de mayo. Oxfam Intermón asumió la coordinación general de la Marcha en España y como responsable de educación en Galicia de esta oenegé me correspondió la tarea de coordinar  las diferentes iniciativas y actos que se realizaron en Galicia a su paso.

30.000 personas participaron en las marchas realizadas en Vigo, Santiago, A Coruña y Lugo. Todavía recuerdo con emoción como gracias a la presión de diferentes colectivos y ONG se convocaron las marchas de Santiago y Lugo cuando en el itinerario inicial no estaban contempladas.

Hubo también concentraciones realizadas por iniciativa de colectivos y centros de enseñanza de Ferrol, Sarria, Vilagarcía de Arousa, Oleiros y Redondela. Actos “no oficiales” pero que merecieron el reconocimiento de la organización de la Marcha. 8 ayuntamientos aprobaron mociones a favor de los objetivos de la marcha

Se entregaron en la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en Ginebra 30.000 firmas (200.000 en toda España) y 15.000 impresiones dactilares (pensadas sobre todo para los menores de edad)

118 centros de enseñanza participaron en la Marcha

Sólo el dossier de noticias en prensa escrita sobre la Marcha en Galicia ocupa unas 200 páginas. En este enlace pueden ver algunas fotos de lo que implicó, igual se reconocen.

 

Lugo. Mayo 1998

Lugo. Mayo 1998

Aportar estos datos tiene la intención de hacernos “repensar” si las experiencias positivas que se han vivido realmente nos enseñan algo o por el contrario nos satisfacen en el momento en que se viven y luego…el olvido. Planteo esto porque desde aquellos días siempre que me han preguntado por las razones del “éxito” de la Marcha contesto con:

  1. El motivo o causa que se defendía era inapelable y clara: Explotación laboral de la infancia. ¿Quién con un mínimo de sensibilidad no se involucraría? Y la alternativa: “ De la explotación a la Educación”.
  2. El modelo único de acción en todas las ciudades por las que pasó. Respetando las peculiaridades pero manteniendo la fortaleza que aporta la acción conjunta.
  3. Reforzando lo anterior, la disolución de siglas. En todas las Marchas y actos públicos solo aparecía el logo e imagen de la Global March. Recordar que en España se involucraron unas 200 ONG (grandes, pequeñas,…), Sindicatos, Movimientos de Renovación Pedagógica, Partidos Políticos, Administraciones Públicas, Empresas (Facilitando transporte gratuito, alojamientos, …) y entidades de todo tipo: vecinales, equipos deportivos, culturales,..Creo que esta renuncia fue una de las fortalezas más importantes y factores de éxito. Reconozco que en todos mis años de voluntariado y participación en numerosos proyectos solo he vivido esta “renuncia a las siglas” durante esos momentos.
  4. Presentar la acción a los medios de comunicación con tiempo y permitirles realizar un seguimiento cercano de todas las acciones a nivel: local, nacional e internacional.
  5. Gracias a la implicación de tantas entidades se pudo comprometer a la Administración para que apoyara y facilitara la realización de los actos. A nivel local no recuerdo que los Concellos lo pusieran tan fácil en ningún otro momento. Pero también se abrieron las puerta de Parlamentos, la Casa Real,…
  6. La respuesta de los centros educativos (de infantil a institutos) fue muy importante y no solo por su presencia en las diferentes Marchas, sino por todas las actividades y trabajos realizados en las aulas de un gran número de centros. La propuesta para trabajar era muy concreta, sencilla, solo requería voluntad para plantear el tema, dialogar con los alumnos y facilitar la toma de conciencia…y si se concretaba en algún compromiso concreto perfecto. A veces creemos que las propuestas más sofisticadas son las mejores, creo que no.

Seguro que se podrían aportar mas razones para fundamentar el éxito y repercusión innegable que la Global March cosechó y sigue cosechando, pero mi aportación se detiene aquí para expresar un profundo agradecimiento a todas las personas que durante los primeros meses del año 98 trabajaron con una implicación impresionante para que la Global March a su paso por Galicia fuera un gran éxito. He de volver a extender el reconocimiento que recibimos cuando en Ginebra se dio por concluida el 2 de Junio, 6 meses más tarde de su inicio en Manila. Nuevamente GRACIAS.

Ramón Ferreño

 

Marcha A CoruñaMarcha A Coruña 2

 

Marcha Santiago Marcha Vigo

Campañas, Comercio justo, Comunicación, Consumo responsable, Derechos humanos, Desigualdad, Educación, Empleo, Empresa, Exclusión, Heroes cotidianos, Incidencia, Inversión social, Menores y jóvenes, Naciones Unidas, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 9 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Emprendimiento social: Qué es, qué no y cómo hacerlo viable

21 de abril de 2015 a las 21:53

¡Emprender, emprender! Una demanda de muchos responsables políticos que no lo han hecho en su vida, una fuente creciente de subvenciones y en demasiadas ocasiones un insulto a muchas personas empobrecidas a las que sólo se les da la opción de convertirse en emprendedores de la noche a la mañana para salir de su situación o sentirse culpables por no hacerlo.

Emprender, crear una empresa viable, es tan difícil como gratificante, y lo es mucho más cuando la motivación principal para hacerlo no es el beneficio económico sino el cambio social. Hace unas semanas ya les presenté (también a su Majestad) algunos ejemplos de economía al servicio de las personas.

Para la Fundación Skoll, un emprendedor social es un “lider probado cuyos enfoques y soluciones a los problemas sociales están ayudando a mejorar las vidas de incontables individuos desfavorecidos“. En la premiada Ashoka nos dicen que deben tener dos atributos: una idea innovadora que produzca un cambio social específico y una visión emprendedora para realizar sus proyectos.

Para entender lo que es y lo que no el emprendimiento social, les dejo con Raul Contreras, un referente en este campo desde Nittua, la plataforma para el cambio social. Raul, junto a Nuria González acaban de editar una completa y útil Guía para la realización de estudios de viabilidad de emprendimiento social (versión pdf y versión web)

Gracias Raul. Gracias Nuria

Emprendimiento social: Qué es y qué no

El emprendimiento social, resultado de la evolución de la sociedad donde el planeta y las personas recuperamos el espacio que nos corresponde, es una realidad naciente que sin embargo se hace vieja por el mal uso, e incluso corre el riesgo de ser denostada por la fagocitación de las palabras desposeídas de sus contenidos.

Ni el emprendimiento ni su carácter social han de ser patente de nadie, sino una invitación a crear nuevos valores que ordenen el sistema y vinculen el esfuerzo de la sociedad para alcanzar valores distintos al rendimiento del capital. El emprendimiento social es una invitación general a toda la sociedad, a quien va a emprender y a quien ya lo hizo, a quien trabaja en la Administración o al que lo hace en una empresa, a quien le preocupa especialmente la situación de las personas y a quien se centra en la protección del medio ambiente.

Cualquier actor social puede ser emprendedor social, aunque nunca lo será si previamente no existe una convicción desde la responsabilidad social de las personas, de cada una de las personas. Reconocemos el valor de esos pequeños emprendimientos personales que son la base de un cambio general y la condición necesaria para que se dé un emprendimiento social en un ámbito cualquiera como puede ser el empresarial, por ejemplo.

El abuso en el uso de las palabras las pone en riesgo de ser vaciadas de contenido después de que se haya generado la confusión y hasta el hartazgo. Parece como si cualquier emprendimiento que tenga que ver con educación, salud o servicios sociales, por el sólo contenido de su actividad, ya fueran emprendimiento social. ¿Sería una industria farmacéutica un emprendimiento social? Desde luego no cualquiera, sin embargo sus productos cuidan de la salud del mundo.

El ejemplo es claro y contundente como lo es que acompañar un duelo se hace desde que la vida tiene fin y nadie pensó que las funerarias fueran emprendimientos sociales. Cualquiera de estas actividades podría ser un emprendimiento social pero no por el servicio que presta ni por lo que produce exclusivamente. La confusión está servida y acabaremos viendo un aerogenerador y calificando a la empresa de social/medioambiental sin preguntarnos nada más. El resultado en el tiempo sería, de seguir este camino, la perdida de valor de estas palabras y el abandono del cambio social perseguido.

Cuando el tiempo pasa y los mercados cambian es cuando se evidencia aquel que realmente perseguía un cambio social y utilizaba para ello una herramienta, el emprendimiento social porque éste tendrá un comportamiento resiliente y cambiará su herramienta cuantas veces haga falta para alcanzar su objetivo de cambio social. Al otro no le importará abandonar su objetivo si no obtiene el rendimiento financiero que en un principio obtuvo o que esperaba conseguir.

El emprendimiento social no se crea con ánimo de perdidas, sin duda necesita apoyarse en una herramienta viable desde la perspectiva económico-financiera, pero sólo tiene sentido cuando persigue el cambio social.

Y llegados aquí retornamos a la invitación a todos los actores sociales para incluir estos valores en su actividad económica. Debemos preservar la integridad y el contenido real del emprendimiento social pero trabajando desde la empatía y la generosidad que facilite procesos de acercamiento de todos aquellos que un día iniciaron un emprendimiento y que no incluyeron los valores sociales y medioambientales en su destino. Sólo existe una sociedad, un planeta y es de todos.

Rentabilidad social, medioambiental y financiera

Hemos escrito una guía que quiere ayudar a construir de una forma coherente, honesta y diferencial un emprendimiento social. Se construye desde las diferencias con el modelo ortodoxo de estudio de viabilidad de un negocio, pues los elementos comunes, que existen, ya tenemos acceso a ellos en muchos documentos y servicios. La guía nos obliga a viajar por todas las partes de un estudio de viabilidad analizando la triple rentabilidad: social, medioambiental y financiera.

Además nos preocupa y nos ocupa cuidar cómo se hacen las cosas pues es tan importante como el propio objetivo que perseguimos. Por ello la buena gobernanza y la colaboración son condicionantes que establecemos en cada paso del estudio. El resultado de seguir este proceso, que además cambia el orden de un estudio de empresa ordinaria, es el rigor, la seriedad y el respeto al emprendimiento social.

Ponemos a vuestra disposición la guía “Viabilidad del emprendimiento social” convencidos de que es otro elemento más al servicio del necesario cambio social que nos lleve a un destino diferente: Un ecosistema económico integral e inclusivo. Algo que sólo conseguiremos entre todos.

@RaulhContreras

Núria González García

@nittua

Comercio justo, Empleo, Empresa, Formación, Heroes cotidianos, Inversión social, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza

Escrito por xosecuns 13 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Mentira podrida!

4 de febrero de 2015 a las 1:50

Mucha gente pequeña

en muchos lugares pequeños

cultivarán pequeños huertos

que alimentarán el mundo

Estas frases de Gustavo Duch tienen mucho que ver con la que acababa un artículo que seguro alegró a su majestad demostrándole que una economía al servicio de las personas es posible: “Esos mercados y grandes empresas que parecen tan inaccesibles e intocables, al final dependen de si decidimos comprar o no“.

Hablan de dos conceptos imprescindibles para luchar contra la pobreza en cualquier lugar del mundo, y ganar todos al mismo tiempo en salud y calidad de vida : consumo responsable y soberanía alimentaria. En los enlaces pueden informarse,  pero donde lo tienen muy claro es en VSF Justicia Alimentaria Global. En mi opinión una de las ONG de Desarrollo que con coherencia y desde su experiencia en cooperación, están demostrando que no hay pobreza ni hambre de aquí o de allá, sino causas y soluciones comunes. Y que la alimentación es una de nuestras principales armas como consumidores.

Para presentar la campaña Mentiras podridas les dejo con Javier Guzmán, su director. Y si se animan, ya pueden votar su anuncio rancio favorito.

¡Gracias Javier!

Imagen de previsualización de YouTube

Mentira Podrida y Política ficción

Al Ministerio de Agricultura y Medio ambiente se le llena la boca a la hora de mostrar su apuesta por una alimentación local y de temporada. La última de sus iniciativas ha sido el lanzamiento de la campaña “Fruta y verdura de aquí y de ahora”, con la que pretenden llegar a 14 millones de personas, con una previsión de lograr más de 70 millones de impactos, con lo que dicen que cada persona estará expuesta a una media de 5 impactos, con un coste de 1.280.000 euros

Con su nueva campaña el ministerio, se suma a la estrategia de lavado de imagen de la agroindustria que están adaptándose a las tendencias existentes en los consumidores/as cada vez más interesados en una alimentación sana, cercana y más natural, lo cual contrasta con la ausencia de políticas que favorezcan la producción artesanal, de proximidad de las pequeñas y medianas explotaciones.

Imagen de previsualización de YouTube

Ya desde hacer tiempo la industria ha comenzado a apropiarse del uso de conceptos como fresco, saludable, hecho en casa, local, de temporada, auténtico, real, artesano o directo del campo lanzando campañas millonarias para vender sus productos haciendo creer al consumidor que sus productos tienen propiedades que los productos industriales lógicamente no tienen, incorporan estos argumentos a su comunicación pero sin variar un ápice su modelo de producción ni sus ingredientes.

De esta manera arrebatan el significado de los reclamos a las pequeñas explotaciones, artesanales y realmente auténticas, que sí están trabajando basadas en estos atributos. Estamos hablando, por tanto, de publicidad engañosa y, desgraciadamente, es más común de lo que pensamos en el sector alimentario. Delante de esta realidad apenas hay regulación y control público, e incluso cuando existe la norma en muchas ocasiones no está siendo cumplida.

Por eso la campaña Mentira podrida de VSF Justicia Alimentaria Global denuncia estos abusos publicitarios y llama la atención sobre la necesidad de contar con una normativa estricta sobre publicidad alimentaria, y poner de manifiesto la urgencia de establecer controles reales y efectivos para asegurar que la publicidad de alimentos y bebidas sea transparente, clara y real.

El ministerio sigue una estrategia parecida, creando una narrativa acorde con la expectativa de la sociedad actual pero manteniendo políticas que sólo benefician a las grandes marcas de la alimentación sin atacar las cuestiones de fondo para resolver la grave crisis de la agricultura familiar que estamos viviendo.

Una crisis que viene dada por el grave desequilibrio existente en la cadena alimentaria en la que la mayor parte de los beneficios quedan en manos de las grandes multinacionales de la distribución. Vivimos situaciones absurdas como que la diferencia entre el precio que recibe el agricultor y el que pagamos los consumidores sea de un 1.140% o que los agricultores se le pague a 5 céntimos el kilo de patatas mientras que los consumidores las pagamos a 0’64 euros el Kilo. O que en lugares como Catalunya, por ejemplo, se estén cerrando 4 explotaciones diarias durante los últimos 8 años.

Entonces, ¿está realmente el Gobierno está apostando por un cambio del modelo de agricultura y alimentación? La realidad es que no, se trata de una mera ficción: el porcentaje de explotaciones agrícolas que realizan venta directa en España no llega al 3%, cuando en otros países de nuestro entorno como Francia, Italia, Portugal etc. están en porcentajes cercanos al 20%.

Como vemos sería urgente que el Ministerio de Agricultura aparte de realizar preciosas campañas de publicidad, abordara de manera clara los problemas estructurales de la agricultura de pequeña escala y la promoción de la distribución a través de circuitos cortos, y que regulara de una vez por todo este agujero negro que se llama publicidad alimentaria.

@javiergusmao

Praza Abastos. Santiago de Compostela (Fuente:Compostelaturismo.com)

Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Desarrollo rural, Empresa, Hambre, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Una economía al servicio de las personas? !Aquí la tiene, Majestad!

12 de enero de 2015 a las 1:19

Al servicio de las personas

Antes de Navidad escribí un pequeño artículo en La Voz en el marco de un recomendable reportaje de Gabriel Lemos sobre el empuje que está teniendo la economía social en Galicia, un refugio contra la crisis que ya factura 2400 millones y que incluye a 1238 cooperativas.

Aunque me había comprometido a publicarlo también aquí con todos los enlaces, se me olvidó… Hasta que en su discurso de Nochebuena Felipe VI pidió una economía al servicio de las personas. Como súbdito leal, y convencido de que entre estas personas no se encuentra su hermana, obedezco.

No me cuesta hacerlo. Es ilusionante descubrir cada día propuestas ingeniosas y viables que crean riqueza respetando a personas y derechos sociales. Hace un año les presentaba Alternativas gallegas para otra economia (tienen una versión más amplia en la revista Encrucillada). Hoy les dejo bastantes más para que disfruten descubriéndolas.

Contra el capitalismo de amiguetes: Empresas al servicio de las personas

Podemos seguir maldiciendo y luchando contra la oscuridad, pero estamos obligados a encender velas

Este parece ser el lema de la economía social y solidaria.

Empresas impulsadas por emprendedores o oenegés orientadas al mercado, rentables y buscando asegurar su eficiencia y viabilidad sin subvenciones y huyendo del capitalismo de amiguetes. Con un fin más cercano al desarrollo colectivo e individual de las personas que al lucro. Iniciativas innovadoras que desbordan el concepto de Responsabilidad Social Corporativa al comprometerse desde su creación con principios como la equidad, el trabajo entendido como desarrollo de capacidades, la sostenibilidad ambiental o el desarrollo de su entorno.

www.mecambio.net

Abarcan prácticamente todos los sectores. Les dejo una pequeña lista y prometo ampliarla con las que me sugieran en sus comentarios:

Incluso en breve abrirá en Compostela el cine NUMAX.

En 2011 había en España 260 empresas articuladas en la Red de Redes de Economía Social y Solidaria (REAS), facturando 218 millones de euros y dando trabajo a casi seis mil personas. Les recomiendo su web (economiasolidaria.org), suscríbanse al boletín y disfruten.

Todas con una filosofía de cooperación y trabajo en red, tratando de crear en cada territorio mercados y hasta monedas sociales, procurando ampliar la oferta de productos y servicios y visibilizarla mejor. La propia REAS Galicia, la prometedora Rede SAL de cooperativas sin ánimo de lucro o las landras, la moneda social que tenemos en Compostela, son buenos ejemplos.

Un cambio de época apenas iniciado que se relaciona con fenómenos como el consumo o la economía colaborativa. Favorecido sin duda por las posibilidades de las redes sociales y su facilidad para contactar con consumidores que están descubriendo su derecho y su poder para decidir que con su dinero pueden escoger una economía al servicio de los derechos humanos. Incluso desde hace unos días tienen la Consumpedia para resolver dudas.

Al fin y al cabo, es uno de los lemas del consumo responsable (no dejen de visitar konsumoresponsable.coop): Esos mercados y grandes empresas que parecen tan inaccesibles e intocables, al final dependen de si decidimos comprar o no.

Más información:

Alternativas de Economía Solidaria

Arkipélagos: Mapa de Alternativas na Galiza.

Konsumo Responsable: Ya hay un mercado social en su Comunidad.

REAS: Red de redes de economía alternativa y Solidaria.

Alternativas (¡muchas!) para una economía al servicio de las personas.

La unión hace la fuerza: construyendo un mercado social

CIRIEC España. Centro Internacional de Investigación e Información sobre la Economía Pública, Social y Cooperativa

El salmón contracorriente. 11+1 iniciativas de economía social que nos deja el 2014

Nittua. Plataforma para el cambio y la innovación social

Moda sostenible. SlowFashionSpain

Imagen de previsualización de YouTube

Consumo crítico y responsable

El poder de nuestro carro de la compra: el consumo como acto político

Carro de combate. ¡Consumir es un acto político!

Non consumas responsablemente!! Non o fagas…. non o fagas… Coordinadora Galega de ONG para o Desenvolvemento

33 alternativas para vivir de otra manera. Alternativas Económicas

¡Mentira podrida!. Veterinarios Sin Fronteras.

Imagen de previsualización de YouTube

Economía colaborativa

Compartir mola. La revolución colaborativa.

Consumo colaborativo y multinacionales (resumen, el informe completo en la -recomendable- Revista Opciones)

Me cambio. Hay alternativas

Imagen de previsualización de YouTube

@xosecuns

Bancos, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Inclusión, Medio ambiente, Organizaciones No Lucrativas, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Viento en popa para la venta de armas españolas. A Egipto también

20 de agosto de 2013 a las 20:25

El pasado 1o de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, hubo buenas noticias en este blog. Tras muchos años de lucha, en la ONU se iba a aprobar el Tratado Internacional sobre Comercio de Armas (TCA). Tuve el honor de que nos contara este proceso uno de sus protagonistas y reconocido analista internacional de comercio de armas, el gallego Alberto Estévez.

Alberto coordinó, en nombre de su abuelo, el trabajo de incidencia política de Amnistía Internacional (AI) sobre el TCA entre 2009 y 2013 y ha elaborado diversos informes sobre las exportaciones españolas de armas para AI, Intermón Oxfam, Greenpeace y Fundació Per la Pau.

Hoy les dejo de nuevo con el. El TCA se aprobó con nuestro país entre los primeros en hacerlo. Pero ahora hay que mover ficha y cumplirlo. Y la represión egipcia es el momento de hacerlo. Hasta Obama parece decirlo.Tienen una versión más amplia de este artículo aquí.

Imagen de previsualización de YouTube

Comercio de armas españolas: ¿crisis?, ¿qué crisis?, pero ¿a qué coste?

Números cantan. Pese a la crisis económica, las ventas de armas españolas van viento en popa a toda vela. En 2012, el Gobierno español autorizó exportaciones de armas por valor de más de 8.000 millones de euros, un incremento de más del 150% que en 2011. Las ventas de armas españolas realizadas en 2012 ascendieron a más de 2.200 millones de euros, un 13,6% menos que el año anterior.

En poco más de una década, las ventas realizadas se han multiplicado por siete. El objetivo del actual gobierno español, es apoyar la industria armamentística para exportar más armas.

El valor registrado de las transferencias internacionales de armas convencionales es de cerca de 100.000 millones de dólares estadounidenses anuales. En 2010, esa cifra fue de 80.00 millones de USD. El último informe anual del SIPRI coloca a España en el 7º lugar de los principales exportadores de las principales armas entre 2008–2012, con un 3% del “pastel” mundial.

Una mujer, vista a través de un agujero de bala de un vehículo que presuntamente pertenecía a rebeldes en Diabaly (Malí) Foto:Amnistía Internacional

España tiene “margen de mejora” en cuanto al control parlamentario y nivel de transparencia en el comercio de armas.

Las cosas han cambiado mucho desde que a mediados de la década de los 90, cuando el gobierno ni siquiera publicaba datos oficiales sobre el comercio de armas fabricadas en España. La campaña por la transparencia en el comercio de armas creó un “Lobby Feroz”, formado por Amnistía Internacional, Greenpeace y Médicos Sin Fronteras, al que se sumó Intermón Oxfam. La campaña culminó con la aprobación de la Ley 53/2007 , que regula el comercio de armas español, y que obliga al gobierno a presentar un informe anual al parlamento y a la Comisión de Defensa del Congreso a elaborar un dictamen anual con recomendaciones sobre este tema.

Según el Artículo 8 de esta ley,  el gobierno no autorizará las exportaciones de armas cuando “puedan ser utilizadas de manera contraria al respeto debido y la dignidad inherente al ser humano, con fines de represión interna o en situaciones de violación de derechos humanos”. Es una formulación similar a la de diversos países europeos como Bélgica, Reino Unido, Italia o la Ley de 1976 de EE.UU. que regula el comercio de armas. En la Unión Europea existe un Código de Conducta sobre las transferencias de armas desde 1998, convertido en Posición Común desde 2009, una norma que la UE está revisando este año.

Foto:AI Exhibición de armas en Misratah tras la retirada de fuerzas Gaddafi. Libia, mayo 2011

Tras la comparencia del gobierno ante el Parlamento en junio de este año, la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados deberá aprobar en septiembre, a la vuelta de las vacaciones, una serie de recomendaciones al gobierno.

De forma gradual, el informe gubernamental ha ido mejorando y ofrece cada año un mayor grado de transparencia que permite saber las operaciones autorizadas y las realizadas. El informe incluye datos sobre las operaciones de una lista de 22 categorías de armas común a los países de la UE, pero no siempre es posible saber qué tipo de producto se exporta a un usuario concreto.

Veamos un ejemplo. El informe gubernamental de este año nos permite saber que en 2012 España exportó a las Fuerzas Armadas de Colombia material de defensa por valor de 5,7 millones de euros. Sin embargo, los datos oficiales facilitados al Parlamento español no permiten saber qué unidades militares recibieron ese material. Así el Parlamento no puede saber si las unidades militares que recibieron esas armas españolas están implicadas en casos de violaciones graves de los derechos humanos. Es urgente corregir esa deficiencia.

Las ONG nos desgañitamos desde hace años para que esta información se facilite a los parlamentarios y no tengamos que repetir la misma canción de la falta de transparencia. Sin embargo, el gobierno hace oídos sordos a nuestra demanda y parecemos un disco rayado. Amnistía Internacional, Greenpeace Intermón Oxfam y Fundació per la Pau acabamos de publicar un informe detallado sobre los datos oficiales

El Ministro español Soria firma el TCA en la ONU

La opinión pública española es clara y no acepta que armas fabricadas en España se usen en la comisión de atrocidades.

Ese mensaje fue el que el gobierno, fruto de la presión de las ONG, defendió en la negociación del Tratado sobre el Comercio de Armas firmado el 2 de junio de 2013 . El TCA cuenta ya con más de 80 países firmantes, pero que no entrará en vigor hasta que 50 Estados lo ratifiquen, algo que no sucederá, previsiblemente, antes de 1 ó 2 años.

Exportando, hoy, armas a Egipto

Este mismo debate se repitió durante la crisis de Libia, la guerra civil en Siria o la situación actual en Egipto, tras la matanza de centenares de personas por parte del ejército y la violacion documentada de derechos humanos. Según los datos oficiales, España exportó armas a Egipto por valor de 120 millones de euros entre 2011 y 2012, Además de las ventas ya realizadas durante los dos últimos años, el Gobierno ha autorizado ventas adicionales de material de defensa por un valor de más de 172 millones.

Foto:Greenpeace

El miércoles 21 de agosto los ministros de Exteriores de la UE acordaron suspender las licencias de exportacion de material que pueda ser utillizado para la represion interna y volver a analizar las licencias de exportacion material militar y de seguridad a Egipto, que recibe además una ayuda militar anual de EE.UU. de 1.300 millones de dólares.

Los gobiernos pueden revocar licencias autorizadas y aplicar de forma más estricta sus propias normas y los principios del Tratado sobre el Comercio de Armas. La Regla de Oro, no autorizar transferencias de armas para cometer atrocidades, está en el centro del texto del Tratado.

El Tratado sobre el Comercio de Armas, sin ser una panacea, permite un enfoque preventivo de los conflictos al intentar regular las condiciones que permiten que se cometan atrocidades. Dado que España se comprometió a aplicar estos principios de forma provisional hasta que el Tratado entre en vigor (es el único país que ha adoptado ese compromiso hasta la fecha), debe honrar este compromiso y dar prioridad al respeto a los derechos humanos frente a los beneficios económicos.

Las armas y el equipo que unos cuantos países suministran irresponsablemente a Egipto se están utilizando para hacer uso excesivo de la fuerza y cometer homicidios ilegítimos”, ha señalado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional

Es hora de “mover ficha”. Ante el derramamiento de sangre, hay que frenar las transferencias de armas a Egipto.

Alberto Estévez

@aestevez212

Semana contra la violencia armada. Burkina Faso 2012. Foto AI

Administración, Campañas, Comercio justo, Derechos humanos, Heroes cotidianos, Naciones Unidas, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Hay otros mercados (o sobre yogurteras y algunos trucos para ser una pareja feliz)

28 de mayo de 2013 a las 11:52

No espero muchas visitas al blog estos días. Con los últimos post desbordados de enlaces sobre fraude fiscal, violencias de ricos y pobres y alternativas varias para consumir, no creo que me tengan mucho cariño. Como además ando de gira por algún blog de prestigio y como en breve espero que ilumine esta pantalla una experta de mucho pero que mucho prestigio,  nada mejor que bajar el nivel del blog para que luzca aún más.

Así que como hoy estamos aquí cuatro gatos, les confesaré que el pasado sábado fue un día triste: no pude encontrarme con los brazos de la mujer amada.

Haciendo de la necesidad virtud y sabiendo que con su dolorosa ausencia no habría alusiones a mi presunto “perroflautismo” ni a los personajes de cierta película de Walt Disney, me fui con alegría a participar en el Mercado do Caracol.

Este mercado es una iniciativa (¡otra más!) que organizan vecinos y vecinas del barrio de San Pedro. Conocer este barrio es una razón para visitar Compostela, especialmente en la última semana de junio cuando celebrarán su fiesta anual. Ya les conté hace un par de años lo que se pueden encontrar y disfrutar en estas fiestas.

Con este mercado pretenden crear un espacio de solidaridad dando la oportunidad a vecinos y vecinas de vender, cambiar o donar objetos domésticos, además de difundir hábitos sostenibles y de consumo responsable.

Fue un éxito.  Yo me llevé dos maletas llenas de libros, DVD, CD y cachivaches diversos.

Ni hasta en este tipo de eventos, mi mente empresarial descansa y me marqué como objetivo 50 euros en ventas.  72 euros conseguí utilizando diversas e innovadoras técnicas de venta (entre las que la amenaza de regalar un libro con fotos de la Diputación de A Coruña de dos kilos de peso fue la más efectiva)

Decidí donar este cuantioso importe a varias causas que me han motivado en los últimos meses. Se las cuento, por si les sirven de inspiración para cuando organicen su propio mercado:

  • Una tasa contra la pobreza, de Intermon Oxfam y otras peleonas entidades como Inspiraction que conforman la “Alianza por la tasa Robin Hood“. Les hablé de ella la semana pasada con la esperanza de que quizá esta vez no sigan pagando los de siempre.  Por cierto, ¿le han pedido a nuestro ministro Montoro que la implante ya?.
  • Campaña Ropa Limpia. Una red internacional de ONGs, sindicatos y organizaciones de personas consumidoras que lucha para mejorar las condiciones laborales en la industria textil y de material deportivo.  En Galicia la lidera desde hace años  Amarante Setem. Obligado tras la tragedia en Bangladesh.  Les recomiendo el esclarecedor artículo ¿Quien engaña a quien?
  • Referentes. Una delicia de proyecto de la Fundación Trébol que está permitiendo encontrar personas voluntarias en Galicia para acompañar a chicos y chicas sin apoyo familiar en su camino hacia la emancipación.
  • Banca ética Fiare Galiza. A punto de empezar a andar como les comentaba al hablarles de las muchas posibilidades que ya existen para una economía al servicio de las personas.
  • Cocina Económica de Santiago. En una época en la que estamos volviendo a todo correr a un asistencialismo trasnochado, me convence además de su esfuerzo diario por alimentar con dignidad a centenares de personas, que intenten dar un paso más y avanzar en la inclusión social.

No pude vender la yogurtera, es cierto, a pesar del interés que despertó. Pero les informo que funciona a la perfección y que no tengo intención de venderla.

Tampoco vendí el libro “100 trucos para ser una pareja feliz” pero me han hecho reflexionar tanta inseguridad y bromitas de clientes y clientas sobre sus relaciones de pareja o preguntas sobre mi estado civil presente y pasado. Se pongan como se pongan en La Voz no pienso hacer otro blog sobre este tema, aunque podría.

Podrán comprar este y otros libros el año que viene. Y mientras tanto les agradezco sus sugerencias para hacer este tipo de comercio por internet.

Les dejo con un video de Foodtopía sobre la historia de los alimentos. Me ha llegado desde la organización “O canto da balea“, dedicada a la promoción y fomento del consumo de productos de pesca artesanal responsable y sostenible. Su filosofía tiene mucho que ver con la del Mercado do Caracol.

¿Cuando organizan el de su barrio?

@xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

Imagen de previsualización de YouTube Captación, Comercio justo, Consumo responsable, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Voluntariado
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Alternativas (¡muchas!) para una economía al servicio de las personas

8 de mayo de 2013 a las 19:02

El 11 de mayo será el Día mundial del comercio justo. Un buen día para celebrar que son muchas las posibilidades para practicar un consumo responsable.

Hace unos meses, al despertar a Pepito Grillo, Beti Vázquez ya demostraba que otro consumo era posible, y hace unas semanas que un mercado y una economía sociales ya eran una realidad. Hoy les dejo con Gonzalo Gesto, miembro de la cooperativa Panxea en Santiago de Compostela y del futuro banco ético Fiare del que, removiendo mi dinero, me acabo de hacer socio y espero que en breve cliente.

Gonzalo nos pide que no le metamos prisa, pero a cambio les aseguro que les va a agobiar un poco al regalarnos todo tipo de posibilidades y alternativas que en su ciudad o pueblo ya demuestran que otra economía es posible (¡en las fotos también!).

Gracias, Gonzalo

Economía solidaria: Vamos despacio porque vamos lejos

Vivimos en un mundo que no nos gusta. Sometidos y sometidas a múltiples “plagas” y esclavitudes (del dinero, de los mercados, de la prima de riesgo, de los horarios de trabajo, de la hipoteca, de las nuevas tecnologías, del coche, del “no se puede hacer nada”, …). Tenemos a las puertas de casa la precarización laboral y de los servicios públicos esenciales (educación, sanidad, dependencia, servicios sociales, …), el regreso de la emigración juvenil, las funestas consecuencias de las políticas de muchas multinacionales que buscan su beneficio incluso a costa de vidas humanas como en Bangladesh.

Pero hete aquí que son muchas ya las personas convencidas de que estamos en un momento de “éxodo”, que no podemos seguir viviendo en este “Egipto” regido por faraones de los mercados, que imponen una vida cada vez más miserable y precaria al 99% de la población. Personas que han emprendido camino desde diversos puntos de partida (ideológicos, geográficos, …) y que al hacerlo se han dado cuenta de que no estaban solas intentando construir ese #otromundoesposible.

Estamos hablando de los diversos caminos que ha comenzado a andar la Economía solidaria para dar respuesta a un sistema económico injusto que abusa de las personas (especialmente de las más vulnerables) y del planeta, que no puede ni debe sostenerse más, y que a menudo seguimos alimentando con nuestro trabajo, nuestro consumo o nuestro dinero.

Nos gusta llamarla Economía Solidaria porque entendemos que recoge mejor las múltiples iniciativas y realidades de las que estamos hablando, y viene a aglutinar a toda aquella economía que cómo explica el economista chileno Luis Razeto, se organiza en torno al “factor C”,  un factor económico que nos demuestra que la solidaridad es una fuerza económica de alta eficiencia y productividad. Con la letra C comienzan muchas palabras que lo identifican: compañerismo, comunidad, cooperación, colaboración, comunión, coordinación, cooperativas, …

Con este modelo han nacido y siguen naciendo múltiples iniciativas que son, cada vez más, alternativas reales que estamos construyendo entre muchos hombres y mujeres (especialmente mujeres), y que abarcan prácticamente todos los campos: desde la producción de alimentos o de múltiples bienes y servicios, a su distribución y comercialización, pero también la financiación ética y solidaria, los cuidados, …

Por poner sólo algunos ejemplos, en Galicia podemos hablar de iniciativas en el campo de la agroecología, redes de semillas, agricultura urbana o en los productos del mar.

Para su comercialización han surgido múltiples formas:  grupos de consumo (busque el de su ciudad), cooperativas de consumo, tiendas de comercio justo, o iniciativas privadas de tiendas de barrio en múltiples ciudades y pueblos.

Muchas de estas iniciativas pueden encontrarse en el mapa de entidades de la Rede Galega de Consumo Consciente y Responsable. En su conjunto llegan ya a más de mil familias/unidades de consumo, y su crecimiento continúa a pesar de la crisis del consumo privado. Se articulan también otros modos de comercialización alternativa en forma de bancos de tiempo, ferias de intercambio, páginas de trueque (o incluso de donación gratuita), monedas sociales y complementarias, etc, Pueden encontrar algunas muestras en la página de enlaces de Panxea, la organización de la que formo parte.

En la financiación por canales de finanzas éticas existen ya a nivel gallego desde entidades de microfinanzas como AIS O’Peto, a cooperativas de servicios financieros como Coop´57, o en una dimensión aún mayor la cooperativa de crédito de finanzas éticas Fiare-Banca Popolare Etica, de la que Fiare Galiza, al igual que O´Peto o Coop´57 son parte.

Existen también iniciativas en la producción y distribución de energías renovables,  seguros éticos,  software libre,  turismo responsable,  formación en consumo, medios de información, …

Todas ellas están comenzando a articularse, a hacerse visibles y a ofrecerse como alternativa elegible para la ciudadanía. En unos casos simplemente dándose a conocer, cómo en el mapa de entidades en Galicia iniciado por el proyecto de cooperativa integral galega, o con iniciativas más ambiciosas cómo el Banco de recursos para un consumo consciente y transformador del CRIC (Centro de Investigación e Información en Consumo) en la plataforma de “crowfunding” Goteo.

Y la cosa no queda aquí, existen a nivel gallego al menos tres iniciativas llamadas a colaborar tanto a nivel local y gallego como estatal e incluso internacional, y que se agrupan en torno a la Mancomunidade Integral Galega, al Laboratorio Social Galego (impulsado por la Coordinadora Galega de ONGD, junto a otras redes y entidades como EAPN Galicia, …), y al Mercado Social o Mercado de la Economía Solidaria (a iniciativa de REAS-Galicia). En este último caso, la iniciativa se integra incluso en un proyecto de mapeo de iniciativas a nivel internacional a través de RIPESS.

Ya no cabe decir que no existen alternativas. No valen excusas para no pasarse a la Economía Solidaria, porque todas estas iniciativas nacen de la ciudadanía y están al servicio de las personas y del planeta, regeneran el tejido social y construyen, también desde el ámbito económico, un mundo mejor.

Es cierto que construirlas supone a veces un pequeño esfuerzo: económico (lo que nos ayudará a que nuestro bolsillo comience a ponerse de acuerdo con lo que nos dicta la razón y el corazón), o de ponerse a trabajar para construir esas alternativas, levantándose del sillón de la comodidad que algunos invocan diciendo que se unirán a las iniciativas de economía solidaria cuando estén hechas. Si nos ayudas a empujar y construirlas “la travesía del desierto” será para todos y todas más corta

Por favor: no nos metas prisa si no te unes al camino.  “Vamos despacio porque vamos lejos”. Vamos despacio porque estamos cambiando el mundo.

Y tú, ¿a qué esperas para unirte?

@gonzalo_gesto

@PanxeaCoop

Imagen de previsualización de YouTube Bancos, Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Participación, Personas, Riqueza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 15 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La unión hace la fuerza: construyendo un mercado social

2 de marzo de 2013 a las 10:51

Hace unas semanas les proponía regalar mejor con menos y les presentaba Opciones, una  revista referente en el consumo consciente y la economía solidaria. En  su último número Rubén Suriñach escribía un artículo en el que demostraba que si en general la unión hace la fuerza, en el número 43 de la calle Caspe, en Barcelona, lo hace especialmente.

Rubén está concentrado en la presentación inmediata de un ambicioso proyecto de Opciones que pretende financiarse mediante crowdfunding, pero ha tenido tiempo para enviarme un resume de su artículo.

En Galicia coincide con una innovadora iniciativa de la Coordinadora Galega de ONGD de crear un Laboratorio Social (o mejor “aldea social”) junto a todo tipo de entidades sociales, cooperativas, banca ética. Se lo cuenta de maravilla Sergio Fernández en su blog.

Antes de dejarles con Rubén, les recomiendo que se suscriban al boletín de la web Economía Solidaria.  A ver quien se atreve a seguir diciendo que no se puede hacer nada…

Moltes gracies, Rubén

Construyendo un mercado social y una economía solidaria

Los bajos del número 43 de la calle Caspe, en Barcelona, acogen en sus dos plantas a 75 trabajadores en una de las mayores concentraciones de entidades de Economía Social y Solidaria.

  • FIARE , empresa de finanzas éticas hija de la cooperativa de crédito italiana Banca Popolare Etica.
  • Hobest, empresa dedicada al asesoramiento para la mejora de modelos organizativos
  • Complementum,  consultora social en políticas públicas y economía solidaria.
  • Nusos, cooperativa dedicada a la divulgación científica y a la educación para la sostenibilidad.
  • Cooperativa ETCS, asesora y dinamiza procesos organizativos y participativos a escala local.
  • SostreCívic, cooperativa que ayuda a poner en práctica modelos de acceso a la vivienda social y ambientalmente sostenibles.
  • Gestcivic, cooperativa que ofrece servicios técnicos integrales en torno a la arquitectura, la energía y el territorio.
  • Observatori DESC, entidad especializada en la incidencia política, la investigación y la formación para la defensa de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales.
  • LabCoop: un laboratorio de ideas cooperativo.
  • Barnaciber, dedicada a la creación de páginas web y servicios de internet;
  • Ex-Libris, cooperativa de servicios de edición y creación gráfica;
  • L’Apòstrof, especializada en la edición y el diseño además de la comunicación; .
  • Arç Serveis Integrals d’Assegurances, ofrece servicios de seguros con criterios éticos.
  • Arç Intercooperació Econòmica, ofrece servicios y recursos de consumo responsable.
  • Centro de Investigación e Información en Consumo (CRIC) y su revista Opciones.

8 de estas 15 entidades y otras dos con locales propios (la cooperativa Trèvol, dedicada a servicios de mensajería y limpieza, y COS, cooperativa de servicios de salud) se integran en el grupo cooperativo ECOS. En total generan 102 puestos de trabajo.

Unirse bajo el paraguas del grupo cooperativo les sirve para acceder a servicios y ventajas que en solitario serían más difíciles de conseguir:  capacidad de negociar como grupo ante las entidades financieras y tener acceso a fondos de inversión; la fuerza de una imagen comercial unificada con su web y la unificación de los canales de difusión de cada una de las entidades socias; el establecimiento de estrategias conjuntas para acceder a nuevos clientes y generar puestos de trabajo en el marco del grupo; las economías de escala en la gestión de webs y otras herramientas de internet… Todo ello con las contrapartidas de tener que dedicar tiempo a la gestión de la dinámica colectiva: reunión mensual de gestión del local, reunión quincenal del comité de dirección, comisiones de trabajo…

Para las entidades que en Caspe 43 no están en el grupo ECOS, el simple hecho de compartir local con entidades de economía social y solidaria genera unas dinámicas que estando en locales separados no se darían. La facilidad de compartir información, las visitas improvisadas para hacer propuestas, los desayunos cooperativos mensuales para que cada entidad presente proyectos y propuestas … Todo ello es un caldo de cultivo propicio para el intercambio de experiencias, el aprendizaje mutuo, el apoyo entre entidades, la creación de nuevas ideas y la emergencia y consolidación de intercambios económicos entre las diferentes organizaciones. Es decir, para intercooperar.

 

LA ECONOMÍA SOLIDARIA EN ESPAÑA

En España hay cerca de 260 empresas y entidades de economía social, articuladas en la Red de Redes de Economía Social y Solidaria (REAS). Esta red estatal y su completo portal de economía solidaria, trabaja en cuatro direcciones: la producción solidaria, el consumo responsable, las finanzas éticas y la cultura libre. En 2011 estas entidades facturaron 218 millones de euros y dieron trabajo a 5.902 personas, además de implicar de forma voluntaria a unas 11.000 personas más.

Imagen de previsualización de YouTube

CAMINANDO HACIA EL MERCADO SOCIAL

Un mercado social se define como una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios y aprendizaje común que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, en un territorio determinado, constituida tanto por empresas y entidades de economía solidaria y social como por consumidores individuales y colectivos.

En otras palabras, las empresas y entidades de economía social y solidaria debemos comprar y vender entre nosotras, procurando que la oferta de producto y servicio que hacemos sea visible y comprendida por parte de aquellas personas de la sociedad más predispuestas al consumo crítico, y que por tanto deben tender a adquirir nuestros productos y servicios.

Se está promoviendo que cada vez más necesidades puedan ser satisfechas a través de la economía solidaria. Creando nuevas empresas, productos o ramas de actividad que llenen un vacío que existía dentro del mercado social como Som Energia, una cooperativa dedicada a ofrecer electricidad generada a partir de fuentes renovables, lo que ha permitido que se pueda pagar la factura de la luz dentro del circuito económico del mercado social.

En estos momentos existen varios procesos en marcha a nivel autonómico que confluyen en la creación de un mercado social virtual a nivel estatal y que se articulan alrededor del portal Konsumoresponsable.coop, un espacio de referencia que aúna información, formación, denuncia y alternativas desde una óptica de economía solidaria y, sobre todo, es una herramienta de visualización de los mercados sociales. Ya pueden consultar la oferta de su comunidad.

Además, en www.mercatsocial.cat, ya se pueden comprar productos de economía solidaria con la moneda social Ecosol.

 

Vemos, pues, que desde la creación de cooperativas de segundo grado como el grupo ECOS, pasando por compartir el espacio de trabajo y llegando a la idea y la práctica del mercado social, se nos muestra una manera de construir las relaciones económicas y sociales a través de unos valores y unas prácticas basadas en la colaboración, el trabajo conjunto, el bien común… desterrando la ley de la competencia y la búsqueda del máximo beneficio individual que tanto daño nos hace como personas, como sociedad y como especie.

Ruben Suriñach Padilla

 

Bancos, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net