Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Archivo para ‘Personas Migrantes’ categoría

Las personas no son culpables de su pobreza. Lo dice mi Parlamento

23 de octubre de 2017 a las 1:18

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Permítanme ser algo optimista.

Miren estos gráficos con lo que ha aumentado la esperanza de vida o disminuido la mortalidad infantil en el último siglo. Son posibles porque miles de personas se empeñaron en luchar por ello. Como respondía Xavier en uno de los comentarios del artículo ¿Sirve de algo luchar contra la pobreza?:  “Claro que sirve (…) porque no podemos contemplar la trayectoria de los avances de la Humanidad desde la dimensión ridícula de una vida humana, por mucho que se haya alargado, hay que verlo en perspectiva algo mayor y, con esa perspectiva, yo creo que vamos ganando

Optimismo para mi, pero no para las 1.400 millones de personas que siguen en pobreza extrema. Ni en España para las 12.989.405 personas, el 27,9% de la población, seguía en 2016 en riesgo de pobreza o exclusión, apenas 345.000 menos que el año anterior.

Si quieren saber más de la pobreza en España o en su comunidad, les recomiendo que consulten El Estado de la Pobreza. España 2017, el detallado informe de EAPN España. Y si quieren hacer algo ahora mismo. Firmen contra la desigualdad obscena, la campaña internacional que en España impulsan centenares de organizaciones a través de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo.

Las personas non son culpables de su pobreza. No lo son las niñas y niños ni sus madres y padres. Nadie es inútil ni culpable de su sufrimiento

Donde no cabe el mínimo optimismo es por el aumento del odio y los prejuicios sobre las personas más vulnerables. Hace unos meses se lo mostraba y les proponía algunos antivirus en Si las tolerantes no se callaran.. En el Parlamento de Galicia, y por unanimidad, no se han callado.

Hoy tengo el orgullo de dejarles la Declaración Institucional contra el odio y la intolerancia que han asumido todos los grupos parlamentarios del Parlamento de Galicia (Partido Popular, En Marea, PSdeG-PSOE y BNG) a propuesta de EAPN Galicia-Rede Galega contra la Pobreza.

Léanla, por favor. Llámenme iluso si quieren, sean todo lo excépticos que quieran. Pero con toda la patética situación política a la que estamos asistiendo y para quienes creemos que la única patria que vale la pena es la de los olvidados, me ha ilusionado la actitud abierta al dialogo y la voluntad de llegar a acuerdo de los partidos presentes en mi Parlamento.

Ahora a cumplirlo. Pero por ahora si me representan. Muchas gracias

Declaración institucional del Parlamento de Galicia con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, el Parlamento de Galicia y las diputadas y diputados que representamos a la ciudadanía gallega, queremos reiterar nuestro compromiso unánime del año 2010 y recordar de nuevo la necesidad urgente de seguir avanzando en la lucha contra la pobreza extrema en la que aún hoy malviven mas de 1.400 millones de personas. Queremos también reconocer el esfuerzo y sentir de los gallegos y gallegas que defendiendo los derechos humanos se esfuerzan por conseguir un mundo mas justo y luchan contra la desigualdad.

El crecimiento y la recuperación económica, aunque está permitiendo recuperar algunas de las políticas y presupuestos de inclusión social o empleo, no será efectivo mientras no garantice de manera estable su derecho a una vida digna a todas y cada una de las gallegas y gallegos que en el 2016 estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, el 25,4% de la población.

Queremos reconocer el esfuerzo y solidaridad de gran parte de la población gallega en los peores años de la crisis económica: familias, vecinas y vecinos y en especial nuestras personas mayores. Sabemos de su debilidad y de las serias dificultades que tendrían para afrontar otra crisis.

Somos conscientes del deber de seguir avanzando en nuestro modelo social en el que no se permita dejar a nadie al margen, y en el que desde los poderes públicos se garantizan los derechos constitucionales y la inclusión social.

En especial es urgente y vital para el futuro de Galicia evitar la transmisión intergeneracional de la pobreza. Hay que seguir luchando para evitar que el 80% de las niñas y niños que hoy viven en familias en la pobreza estén condenados a sufrirla el resto de su vida, así como sus hijas y hijos.

Las propias personas en riesgo de pobreza y bajo lemas como “Las personas primero” o “Somos personas, no expedientes”, resumen sus demandas en tres principios: Luchar contra las causas de la pobreza y la desigualdad, muy lejos del asistencialismo y asegurando la igualdad de derechos y una inclusión social activa basada en la garantía de ingresos (mediante lo empleo o rentas mínimas ágiles). Compromiso en presupuestos y planificación a medio y largo plazo. Y una coordinación política y técnica entre las administraciones y con las organizaciones especializadas que reduzca drásticamente la burocracia.

Conmemoramos este día cuándo asistimos a una creciente evolución de los prejuicios, estereotipos, intolerancia y hasta desprecio a las personas en riesgo de pobreza o exclusión.

Los delitos de odio en España se han incrementado casi en un 93% desde el 2011 hasta el 2015. En las redes sociales sólo entre 2015 y 2016 los delitos de odio crecieron en un 82% según la Fiscalía General del Estado.

Fenómenos como el racismo, la xenofobia y la aporofobia (odio a las personas en pobreza) son especialmente incidentes. En este último caso, una de cada cinco personas sin hogar ha sido agredida físicamente al menos una vez, y una de cada tres fue insultada o vejada.

Las personas no son culpables de su pobreza. No lo son las niñas y niños ni sus madres y padres.

Tampoco lo son de su exclusión las personas con discapacidad, migrantes, refugiadas o de la comunidad gitana, las chicas y chicos tutelados o las privadas de libertad.

Nadie es culpable de su sufrimiento. No lo son las mujeres víctimas de violencia de género. Ni cualquier persona por su orientación o identidad sexual.

No existen las religiones que defiendan el terrorismo o la violencia.

Ninguna persona es inútil. Sea joven, desempleada, jubilada o sin hogar.

Las personas que sufren y denunciaron estas y otras muchas mentiras en el último Seminario Gallego de Participación y Ciudadanía Inclusiva o las que afirmaron que “el más peligroso de los perjuicios es cuando ti mismo los crees no están solas.

Los poderes públicos tenemos la responsabilidad de garantizar la igualdad de todos los ciudadanos, poniendo en marcha las medidas necesarias para reducir las desigualdades sociales, combatir la discriminación y favorecer el respeto, la tolerancia y la participación activa de todas las personas.

Tenemos también el compromiso de difundir y poner el foco en las experiencias positivas, y en los ejemplos de armonía y convivencia normalizada, que son la mayoría, evitando la difusión de una visión sesgada y no real de las personas que viven situaciones de exclusión social.

En este Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza queremos hacer un llamamiento para no caer en la ignorancia de los perjuicios, y dar un paso hacia inclusión urgente de las personas que no se encuentran en igualdad de condiciones para la consecución de una vida digna.

Texto original Declaración Institucional

Administración, Adultos mayores, Campañas, Comunidad gitana, Derechos humanos, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas drogodependientes, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Tercer Sector, Tolerancia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Siempre al lado de las víctimas

17 de septiembre de 2017 a las 13:02

El padre de un niño asesinado en Barcelona se abraza con el Imán de Rubí

Hoy se cumple un mes de los atentados terroristas que en Barcelona y Cambrils acabaron con la vida de 15 personas.

Además de para honrar a las víctimas, felicitarnos de nuevo por la eficacia policial o la unidad política contra el terrorismo y recordar lecciones de solidaridad y tolerancia, asistimos desde entonces a una aceleración del discurso del odio hacia personas y colectivos.

¿Cómo hacer para luchar contra la violencia y sus causas, con rigor y sin caer en la manipulación?

Para responder a esta pregunta, les dejo con José María Vera, el director de Oxfam Intermon.

Hace meses Chema afirmaba en este blog que “las ONG coherentes bajan al barro“. Gracias por demostrarlo y estar siempre del lado de las víctimas, da igual donde estén.

Reflexiones al mes de los atentados terroristas en Barcelona

Tras algunas polémicas y después de la manifestación contra los atentados de Barcelona, me preguntaron cómo hacer para mantener la acción contra la violencia bien enfocada, sin caer en la manipulación.

Una pregunta de difícil respuesta dada la capacidad para sesgar, exagerar o arrimar, que se mostró en algunos momentos. Verbos que se alejan de una posición rigurosa al tiempo que efectiva. A pesar de ello intento resumir 10 ideas:

Siempre del lado de las víctimas

Quienes asesinan en atentados terroristas tienen nombre, adscripción y obedecen a una estrategia criminal, tan bestia como consistente. Beben del mismo fanatismo sectario que arrasa con bombas los mercados de Irak y Afganistán, que viola y mata en Nigeria y Chad, que usa niñas como escudos y armas. Nuestra presencia en estos lugares, y en más, nos hace sentir la brutalidad y gritar contra el terror del ISIS, de Boko Haram y de cualquiera de sus mutaciones. Ampliar el foco, mirar a otros, más al fondo, no rebaja este grito, al contrario. Siempre del lado de las víctimas.

Sí, se trata de un conflicto

Siempre que hay violencia, máxime si es extrema e indiscriminada, se trata de un conflicto. Ahora bien, éste tiene varias caras y una de ellas es entre corrientes y países de mayoría musulmana. O entre moderados y extremistas. Siendo infinitos más los primeros, parece que los segundos ganan espacios religiosos, económicos, culturales y sociales. Apuntar a los retos que tienen líderes religiosos y requerir que se aborden no es una fobia sino algo exigible a cualquier actor. Todos debemos secar el espacio para grupos criminales que usurpan el hecho religioso para ganar adeptos y llevarlos a la violencia.

Debemos ir más al fondo, como siempre

Y ahí nos encontramos con Arabia Saudí y otros como Qatar. Tras leer a expertos en la materia se pone en cuestión si el régimen de Arabia Saudí financia al ISIS. Incluso apuntarían a que, fruto de la presión occidental, esté poniendo trabas a individuos de su país para que manden fondos.

Foto. Pablo Tosco/Oxfam Intermon

Arabia Saudí sí apoya la expansión del wahabismo radical y la violencia

Dicho esto, lo que los expertos en la materia indican de forma unánime, es que Arabia Saudí sí apoya la expansión del wahabismo radical. A través de educadores, líderes religiosos, ayudas sociales y medios de comunicación locales y online efectivos. Esta radicalización alimenta el caldo de cultivo para el salafismo violento cuyas consecuencias no solo las sufren las víctimas del terrorismo donde éste se produzca, de manos de grupos criminales.

También millones de mujeres atenazadas por la dominación machista. Esto lo sabemos bien por nuestro apoyo a organizaciones de mujeres que defienden sus derechos en países como Marruecos.

España sí vende armas a Arabia Saudí. Muchas, mortíferas.

Se ha mentido estas semanas con este asunto que por desgracia conocemos bien. Los datos son públicos -gracias a la acción de organizaciones que nos empeñamos en ello hace años- dados por el propio Gobierno que autoriza la venta de armas españolas a otros países. 650 millones de euros en dos años a Arabia Saudí. Cohetes, munición, misiles, bombas, granadas de mortero, sistemas de detección de tiro. Luego vendrán las corbetas de Navantia.

Vender armas a un país en conflicto vulnera la legislación

Obviamente estas armas no guardan relación con los atentados en Barcelona u otras ciudades europeas. Sí afectan al conflicto en Yemen. Nadie puede asegurar que no se usan, al contrario, en esta guerra brutal con decenas de miles de víctimas civiles y casi 20 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria, acosadas ahora por el cólera.

Arabia Saudí lidera una de las coaliciones en el conflicto y es protagonista en bombardeos, bloqueos navales y acción directa.

Al vender armas a un país en conflicto, que además es violador de derechos humanos en su propia tierra, España vulnera su legislación, la europea y lamina el Tratado Internacional de Control del Comercio de Armas que en algún momento impulsó.

Esperamos seguir contando con tantos apoyos como se han visto estas semanas en contra de la venta de armas a Arabia Saudí. Hasta ahora éramos pocos.

La Monarquía española no vende armas

Lo hacen las empresas con el permiso expreso del Gobierno en forma de licencias. El Rey se atiene a la política exterior del Gobierno. Dicho esto, el Rey es el Jefe del Estado y con sus visitas y cercanías refleja en este caso lo peor de la acción exterior española con regímenes que participan en conflictos y expanden el radicalismo.

Ciertamente las relaciones con los jerarcas saudíes y de emiratos son complejas y no se pueden romper así no más sin que la región estalle. Pues bien, necesitamos una revisión de las mismas. A corto plazo con el final de la venta de armas. También en las negociaciones para obtener contratos de grandes obras que afianzan lazos económicos y dependencias. Y en la evolución hacia un modelo energético no atado a su oro negro.

Una cosa es no derribar estos regímenes, a lo Gadafi, y otra es acostarse cada noche con ellos. La exigencia va también para empresas, clubes de fútbol y otros actores que hacen de alfombra a esos regímenes. Si se baja el pistón de los intereses económicos hay otra forma de relacionarse con una dictadura como Arabia Saudí, exigente y centrada en luchar contra el terrorismo, de verdad.

Foto: Jure Erzen www.eldiario.es

No alimentar guerras y agravios en la región

Debemos seguir señalando la acción bélica en la región, incluyendo la actuación de países occidentales. Desde Afganistán a Irak, de Siria a Libia. Por principios, porque ha causado y causa millones de víctimas civiles. Y además porque alimenta el agravio, componente esencial del fanatismo violento. La situación en Palestina es insostenible e injusta, sin que tenga solución será imposible pacificar la zona y el mundo.

Elevar muros, exteriores e interiores, es la peor respuesta

Además de inhumana e ilegal es ineficaz. Quienes, amparados en la legalidad internacional, buscan asilo escapando de conflictos, requieren de una respuesta urgente y capaz, acorde con el derecho internacional de refugiados. La metralla no conoce de procedencias, credos ni etnias. Solo sabe matar.

Tanto con refugiados como con migrantes hay que asegurar sus derechos y reforzar las políticas de integración y plena ciudadanía. Por justicia y por cohesión. No son la única solución, nada lo es, pero son indispensables para aportar identidad y dar sentido de pertenencia a los jóvenes. Es necesario preguntarse por las diversas causas que alimentan el extremismo en jóvenes, sin conformarse con lo simple y unívoco.

Por nuestro lado, la respuesta al fanatismo no puede ser la cerrazón y la islamofobia. Eso es precisamente lo que los violentos buscan, romper todos los lazos, exacerbar agravios, ahondar diferencias. Nuestras sociedades no pueden ceder en esos principios esenciales de convivencia.

Buscando refugio. Oxfam Intermon

Respetar derechos humanos y libertades públicas

Debemos creer y exigir que es posible la protección de la población, la acción vigilante de cuerpos de seguridad, de forma compatible con los derechos humanos y las libertades públicas. En muchos países vemos que se usan las amenazas a la seguridad como forma de laminar expresiones sociales, sobre todo si son críticas con el poder económico y político. Nada tiene que ver la inteligente persecución de criminales violentos con la represión de voces y manifestaciones que cuestionan las injusticias.

No es fácil mantener una posición firme y rigurosa en momentos así.

Tratemos de hacerlo, con el foco puesto en las víctimas de cualquier lugar y en la legalidad internacional que nos ampara.

@Chema_Vera

Campañas, Comunicación, Cooperación, Derechos humanos, Desigualdad, Educación, Exclusión, Incidencia, Inclusión, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Personas Migrantes, Servicios sociales, Transparencia
Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Si las tolerantes no se callaran…

1 de junio de 2017 a las 1:36

…el caso es difamar y meter miedo. Fulano hace un poco, mengano hace otro poco y, cuando ocurre la desgracia que han provocado entre todos, ninguno se siente responsable porque, total, yo sólo pinté, yo sólo revelé donde vivía, yo sólo le dije unas palabras que igual ofenden, pero, oye, son solo palabras, ruidos momentáneos en el aire.

La cita es de Patria, el libro de Fernando Aramburu que describe y emociona como pocos lo que fue el infierno del terrorismo etarra.

Y la foto la tomé hace unas semanas en el antiguo campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Lo que más me horrorizó de esta visita no fue sólo ver las consecuencias del holocausto sino el minucioso sistema de humillación sistemática de las víctimas antes de matarlas. De como se recordaba desde años antes a personas judías, gitanas o con discapacidad el por qué se merecerían su muerte en el futuro. El mismo odio, silencio y complicidad que se describe en Patria.

No es historia. Ahora mismo el rechazo y desprecio al diferente gana terreno.

Y no es allá, sino aquí mismo: en el Mediterraneo, en nuestros barrios, en soflamas políticas o ciertos medios de comunicación, en algunos púlpitos y mimbares y sobre todo en las redes sociales. Como dice Carolin Emcke: “el odio se construye y se alimenta, no es un sentimiento individual y aislado“. Fuck losers.

¿Es usted de los que se deja enredar?

¿Cual es su mentira favorita?

Los refugiados son terroristas

Los gitanos son vagos, ladrones o traficantes.

Las personas sin  hogar quieren vivir así y son peligrosas

Las personas con discapacidad son una carga para la sociedad

Las mujeres sin hijos no están completas

Los musulmanes son machistas

Las víctimas de violencia de género son sumisas o feministas… o algo habrán hecho

Los inmigrantes nos quitan el trabajo o la sanidad

Las colombianas son prostitutas

Los negros son sucios

Los jóvenes no tienen valores o educación ni aspiraciones en la vida

La gente mayor sólo puede jugar la partida y beber vino

Los parados de larga duración quieren vivir de las ayudas sociales

Las personas privadas de libertad no aportan nada a la sociedad

Estas son algunas de las mentiras, prejuicios y estereotipos que afectan y que padecen diariamente las más de 100 personas que se reunieron en el VIII Seminario de Participación y Ciudadanía Inclusiva organizado por EAPN Galicia en Santiago de Compostela bajo la etiqueta #MentirasPobreza.

Con las más de 70 identificadas, todas estas personas valientes construyeron este muro infame. 

Escuchando verdades y lecciones de tolerancia y civismo

Hasta aquí las malas noticias. La buena es la impresionante lección de respeto, diálogo positivo y ¡humor! para decir en público los prejuicios y estereotipos que crees padece la persona que está a tu lado y estar dispuesto a escuchar y reflexionar sobre razones y argumentos objetivos que demuestran que son mentira.  Y encima idear propuestas de acción para hacer frente a estereotipos y prejuicios. Con todas ellas se construyó este Muro de la Inclusión.

Escuchar a personas sin hogar como Agustín decir que “lo peor de los prejuicios es cuando tu mismo te los crees“. O ver a Dakota responder a la pregunta ¿Cómo crees que corre una niña?

O reírse un rato ridiculizando las mentiras que insultan a miles de personas gitanas, en la calle o en programas infames como The Gipsy Kings.

Aprendizajes para luchar contra el odio

Cambiar el enfoque. De la emoción a escuchar y pensar.

Si en vez de dejarse llevar por las emociones, el odio o los odiadores que lo favorecen se pasa a escuchar, reflexionar y dudar, la mayoría de prejuicios como mínimo se cuestionan.

Lo expresa de maravilla Adela Cortina en Racismo: La patología del odio: “El núcleo de la vida social no lo forman individuos aislados, sino personas en relación, en vínculo de reconocimiento mutuo. Personas que cobran su autoestima desde el respeto que los demás les demuestran. Y, desde esta perspectiva, los discursos intolerantes (…) están causando un daño irreparable. Por sus consecuencias, porque incitan al maltrato de los colectivos despreciados, y por sí mismos, porque abren un abismo entre el “nosotros” de los que están convencidos equivocadamente de su estúpida superioridad, y el “ellos” de aquellos a los que, con la misma estupidez, consideran inferiores”

Si reflexionamos, veremos que a la filósofa Adela Cortina (¡premio Princesa de Asturias ya!!) le debemos también la invención de la palabra aporofobia” o rechazo al pobre, como se llama su último libro y una verdad como un templo: “Lo que molesta, primero de los inmigrantes, y luego de los refugiados, no es que sean extranjeros, sino que sean pobres“.

Pensar, ética, educación en valores, filosofía. La tolerancia se respira en la familia pero se aprende en una escuela donde estas asignaturas, y no es casualidad, están perseguidas.

Les animo a sumarse a la campaña ¡No expulséis a la Filosofía de los colegios! #SalvemoslaFilosofía o que firmen la solicitud para que el Parlamento de Galicia debata una iniciativa popular que devolverá esta materia a un lugar central en la enseñanza secundaria.

No se confundan, en este barco o vamos todos o se hunde.

Me afecta lo que le pase al de al lado sin importar quien sea. No hay sectores, competencia de desgracias o pelearse por las migajas en vez de por todo el pastel y la desigualdad de su reparto.

Es un cierto cinismo buenista el indignarse por el sufrimiento de las personas refugiadas pero generalizar sin reparo cuando se habla de los gitanos de mi pueblo. Recuerdo las lágrimas de una amiga cuando escuchó al responsable de una organización de discapacidad decir que el presupuesto público debía ir “para mis usuarios, que no tienen culpa, y no para la pobreza infantil que es culpa de los padres“.

Es posible. La citada Carolin Emcke pone como ejemplo a España. “Me emocionó muchísimo la reacción de España a los atentados de 2004. Los españoles dijeron ‘no vais a transformar con las bombas nuestra sociedad, no nos vais a quitar nuestra libertad. Fue increíble”.

Con argumentos e información objetiva la mayoría de los prejuicios desaparecen.

Les recomiendo esta completa Guía de Estereotipos Invisibles de EAPN Andalucía sobre las personas que experimentan pobreza y/o exclusión social. O la Human Library que algún día espero se replique en España.

Si se dedican a la comunicación, será por guías para ayudarles a hacerlo respetando la imagen de las personas: personas en pobreza, sin hogar, con discapacidad, en privacion de libertad, infancia y adolescencia, en busqueda de empleo, comunidad gitana, personas mayores, violencia machista

Porque la desgracia no es un espectáculomuchas de las organizaciones que lo tienen claro y trabajan por la dignidad y los derechos sociales se han comprometido a comunicar siguiendo este decálogo de conducta en la comunicación de la pobreza y la exclusión social.

Reírse de los prejuicios, no de las personas

Del Payo Today ya les he hablado, En Cine, humor y dignidad descubrimos al gran Michael para reírnos de los prejuicios con Africa o de la falsa solidaridad.

Mientras no llega el vídeo riéndose de las grandes recogidas de alimentos me acuerdo de un salvaje Michael Moore hablando en Irlanda de como utilizaría el humor para acabar con el conflicto de Irlanda del Norte…y helando la sonrisa a quienes le escuchaban incómodos: “que rieguen con cisternas de agua bendita bautizando masivamente los barrios protestantes, asi todos serían católicos y se acabaría el problema

No ser cómplices del odio en las redes sociales

Cada uno de nosotros somos un medio de comunicación, con la posibilidad de publicar información relevante para las personas que nos siguen. Y esto implica también exigirnos la misma responsabilidad y objetividad que le exigimos a periodistas, periódicos, radios, o televisiones.

Me sorprende la cantidad de noticias falsas o interesadas que publican personas a las que conozco y valoro (pero que tengo silenciadas, disculpad) y que solo contribuyen a la confusión y la intolerancia. Y más viendo a Donald Trump y su postverdad (lo que el mentir de toda la vida, vamos) o fake news.

Difundir noticias de medios desalmados que mienten a conciencia para atraer tráfico a su web con titulares impactantes que no tiene nada que ver con el artículo o dar pábulo a noticias que aparentemente refuerzan su ideología. .

No se pierdan por ejemplo la página Maldito bulo y sus 6 claves para no tragarse ni un solo bulo más.

El odio y la intolerancia se combaten. ¿En qué bando esta usted?

Porque ni al nazismo ni a ETA se les derrotó solo con lo dicho hasta ahora. ¿Cómo luchamos contra esta basura?

Carolin Emcke lo resume en tres patas: exigir un mayor control en la Red, mejor trabajo policial y por último y sobre todo en la responsabilidad individual. “No podemos tener miedo de hablar en defensa de los que se sienten atacados. Yo no quiero una sociedad en la que solo los judíos defiendan los derechos de su comunidad o solo los gais luchen contra la homofobia. Tenemos que restablecer la universalidad del discurso de los derechos civiles”.

Tess Asplund, la mujer negra que se ha enfrentado a 300 neonazis suecos

En Vacunas contra el odio a las personas con discapacidad tienen algunas ideas para combatir el discurso del odio. O en 10 ideas para hombres que quieran erradicar la violencia machista para no rendirse ante los y las cómplices de asesinato que igualan feminismo con machismo.

O la Red Antirumores para combatir el racismo y la xenofobia. O el Observatorio Hatento contra los delitos de odio a las personas sin hogar (miren su posicionamiento sobre lo ocurrido en Compostela)

Y si quieren dar un paso más, conviértanse en ciberactivistas contra el odio, con Ciberespect, la innovadora iniciativa de la ONG Ecos do Sur para atacar con rigor y argumentos el discurso del odio contra las personas extranjeras.

No nos callemos. Gracias por demostrarlo.

@xosecuns

 

Adultos mayores, Campañas, Comunicación, Comunidad gitana, Corrupción, Derechos humanos, Educación, Exclusión, Incidencia, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas drogodependientes, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Sirve de algo luchar contra la pobreza?

1 de marzo de 2017 a las 1:17

Calle Alcalde Lorenzo. Bertamiráns (Ames-A Coruña)

Póngase en el lugar de una persona en silla de ruedas cruzando esta calle.

¿Qué ha sentido?

¿Haría algo si estuviera en su calle?

Vi la foto en la página Queremos una Compostela sin barreras, creada por Paula y Pío, los padres de una niña con parálisis cerebral que un día se hartaron de tanta discriminación con su hija y otras muchas personas como ella.

Me sorprendió el absurdo y me fui indignando con todo lo que implica de despilfarro y desprecio político y técnico (porque en este ayuntamiento como en todos hay empleados públicos responsables de que esto no ocurra) a los derechos de muchas personas.

Y me emocioné al acordarme del sufrimiento que he visto en personas a las que quiero, con dependencia o cuidándolas, ante una calle no accesible.

Pero con indignación o emoción no basta. Investigué un poco si la foto es actual y la subí a mi Facebook, preguntando educadamente al alcalde (no me respondió, pero si su concejal de urbanismo: es una chapuza heredada y tienen previsto arreglarlo en breve). Me vine arriba y lo subí  al muro de la campaña “Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017” que el CERMI acaba de poner en marcha.

Descubrir. Indignarse. Emoción. Conocer… ¿Actuar?

Nada nuevo. Todos los días millones de personas recorren algunas fases de este proceso y deciden actuar o quedarse inmóviles al borde del camino.

Pío y Paula son un ejemplo, semejante al que encontrarán en el origen de muchas organizaciones que luchan contra el apartheid de las personas con discapacidad (o mejor diversidad) o en los miles de personas que al grito de #VolemAcollir (¡Queremos Acoger!) en una admirable Barcelona y en otras muchas ciudades exigieron al Gobierno que cumpla su compromiso de acoger a 17.000 refugiados o a las que todos los días lo siguen haciendo tras etiquetas como #VenidYa o #VindeXa .

O en personas como Arturo Coego, uno de nuestros jóvenes emigrantes por obligación, subiendo las escaleras de 42 pisos para recaudar fondos para las personas sin hogar en Inglaterra. 

Ya, ya. Pero todo esto ¿Sirve de algo?

La duda me la planteó una persona tras leer mi artículo “Entre los escombros” sobre como los desahucios, la desigualdad y la pobreza siguen disparadas en España (la Comisión Europea ha avergonzado, y como, al gobierno español).

Más bruto fue otro amigo que me soltó que nuestra generación, la que reclamó el 0,7% para ayuda al desarrollo, había fracasado rotundamente, hundiéndose en la irrelevancia sin apenas quejas ni lágrimas. Y eso cuando hace 25 años unos cuantos “inconformistas” empezamos la locura de reclamar en Galicia la evidencia de que en la lucha contra la pobreza no hay fronteras y creamos la Coordinadora Galega de ONG para o Desenvolvemento.

No me hagan caso si detectan señales de la crisis de los cincuenta tratando de justificar que no he estado haciendo el tonto media vida. Mi respuesta es que si, que sirve de mucho. Pero…

Si es usted de las de “si sufren que se jodan“, no siga leyendo

Disculpen la brusquedad, pero a muchos millones de personas les trae sin cuidado el dolor ajeno.

Y no vale lo de que son políticos, banqueros o ricachones sin escrúpulos. En estos años, me he encontrado con completas egoístas, cínicas y sin ninguna empatía en personas de clase alta, media y baja, sin hogar o con discapacidad y en ONG, premios nobel o pretendidas gurús de la solidaridad. En amigas y enemigas.

Ni puñetero caso les hago, aunque les sonría. Bastante hago con intentar defender también sus derechos. Les regalo este vídeo de The pilion trust.

Hace bastantes años citaba cinco excusas para no hacer nada: impotencia, complicidad, el funcionario perfecto, perversidad y el más adelante veremos. Hoy el que más me molesta es lo de “No va conmigo, para eso están las ONG, los misioneros o las personas voluntarias. Grandes idealistas que intentan hacer el mundo mejor mientras yo sigo con mi vida y mis problemas”.

Pues no. Aparte de ser un argumento igual de burdo que el de “todos los políticos son iguales“, es la excusa perfecta para aparentar no responder a las preguntas del principio: ¿Qué ha sentido? ¿Qué va a hacer?… cuando ya lo han hecho.

Me van a volver a decir otra vez que “acabas con el glamour y épica” pero en las ONG, los misioneros o las personas voluntarias, Mandelas hay muy pocos.

La gran mayoría como usted o yo, con nuestras incoherencias, problemas y miserias. Y la principal miseria es la vanidad de creernos a veces mejores que los demás. Dejen que me recuerde este párrafo: “Del voluntario al obligatorio. Parecen dos términos opuestos, pero para mi, ser voluntario, activista o militante en alguna entidad o mejor en alguna causa relacionada con la justicia social es una obligación moral. No estoy haciendo el bien por ser voluntario y nadie me lo tiene que agradecer, estoy cumpliendo con mi obligación como persona. Ser voluntario es un medio para luchar por derechos sociales y contra la pobreza y sus causas y causantes.

No hay superhéroes. Sólo personas como usted que deciden hacer algo¿Para nada?

La humanidad mejora. Usted y su vecino no

Es un hecho objetivo. El mundo está mejor que nunca.

En 1990 casi me echaron de la facultad de Empresariales por empapelarla con 200 cartelitos con el lema “Hoy, como todos los días, 100.000“, por las personas que entonces morían de hambre. Hoy esta cifra se ha reducido a mucho menos de la mitad.

Como dicen Kiko Llaneras y Nacho Carretero en Datos para el optimismo (aunque como antídoto para el populismo el artículo es bastante ingenuo) y como pueden ver en los gráficos, en los últimos 60 años, la esperanza de vida ha aumentado desde los 48 a los 71 años; la tasa de mortalidad infantil se ha dividido por cuatro y el analfabetismo ha caído desde el 44% al 15%. Y como defienden filósofos como Steven Pinker: “la violencia desciende históricamente y quizás vivamos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie“.

Las evidencias, como nos recordó la campaña #stopthemyth de la Fundación Gates (si, no todo es blanco y negro), también nos permiten afirmar con rotundidad que los países pobres NO están condenados a seguir siéndolo, la ayuda internacional NO supone un malgasto de dinero y que salvar vidas NO conduce a la sobrepoblación mundial.

Triunfalismo ninguno. Más de 800 millones de personas siguen malviviendo con menos de 1,9 euros al día. Y estamos asistiendo a un aumento brutal de la desigualdad en todo el mundo y especialmente en España.

Les recomiendo leer “La peligrosa clase media”, un breve artículo de Moisés Naim que me inspiro hace años. Y si quieren ver lo empinada que puede ser la cuesta abajo si no luchamos contra ello, tecleen sus ingresos en The Global Rich List y verán por ejemplo que una persona en pobreza severa en España (menos de 330€ de ingresos al mes) es más rica que otras ¡4.607 millones! en el resto del mundo.

Hacer algo es defender derechos

Marcha Mundial contra la explotación Laboral infantil Vigo 1998

No es gratis. Detrás de cada cifra positiva, de cada pequeño avance, de que los retrocesos con los Trump de turno no sean tan drásticos… hay personas que deciden no resignarse y defender de forma pacífica los derechos humanos.

Así se acabó con el apartheid, la esclavitud o muchas guerras, y se avanzó hacia la democracia o el voto femenino frente a argumentos como “Las mujeres nunca podrán votar: son físicamente frágiles y no podrían enfrentarse al estrés que supone votar”.

Hace 25 años la palabra desigualdad apenas se pronunciaba. No sabíamos lo que era el consumo responsable, el comercio justo, la economía solidaria o la banca ética. Hasta que marchamos contra la explotación laboral infantil comprábamos ropa sin saber que la estaban fabricando millones de niños y niñas; hoy muchísimos menos.

Aún me emociona leer al añorado S.J. Fernando Cardenal animarnos desde Nicaragua con su “Mi esperanza es que los jóvenes vuelvan a las calles a hacer historia” Y vaya si la hicieron cuando el bendito 15M estalló con su Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente.

Muchos chicas y chicos tutelados están consiguiendo acabar con el prejuicio de que les miren distinto que tienen deseos y sueños de futuro y que reclaman hacerse adultos sin precariedad

V Encontro Galego Participación EAPN Galicia www.pobreza.gal

En 1190 dos personas del mismo sexo no podían casarse, adoptar o ser felices en público. Hoy peleamos contra autobuses que fomentan el odio hacia las personas transexuales. Repitan conmigo: Hay niñas con pene y niños con vulva. Y no somos pocos, hasta mi admirada Yolanda Ramos lo ha hecho en Tu cara me suena.

¿Sabía que España sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la mejora de la calidad de vida de la comunidad gitana y su lucha contra los prejuicios y las mentiras?

Los padres y madres de muchos niños y niñas con síndrome de down, autismo o discapacidad intelectual estaban preocupados por su infancia y hoy se preocupan por su trabajo, su jubilación o su derecho al voto. Las personas con salud mental estaban encerradas en manicomios y hoy reclaman ser felices.

En una charla en Vigo de la exitosa campaña contra las minas antipersona, un tal Alberto Estévez decidió dedicar su vida a luchar contra el tráfico ilegal de armas.

¿Sirve de algo?

En el corto plazo todos muertos

Los cambios se generan poco a poco. Son como el nacimiento de un niño. No lo vemos pero de repente, la niña que ayer tenía 3 años hoy tiene doce” nos decía una siempre inspirada Yosi Ledesma.

En estos años he visto ya demasiadas frustraciones por pensar que los cambios y los éxitos eran inmediatos: la OTAN, la LOGSE, el 0,7%, el Prestige… el 15M…

Hoy asisto sorprendido a la despedida de Juventud Sin Futuro, tras seis años de ejemplo en la lucha por los derechos de los jóvenes con campañas memorables como “No nos vamos nos echan“. Y se van haciendo un cierto ridículo con su artículo “Quisieron robarnos el futuro, pero solo nos quitaron el miedo“, contando batallitas y animando a que sus victorias: “otra generación las enarbole” (Nota: acabo de comprar el dominio juventudsinfuturo.es, para enarbolarlas si acaso)

La maravilla de las redes sociales nos ha permitido una capacidad de comunicación e incidencia como nunca soñamos, pero también alarmas continuas por la última injusticia y frustraciones por no solucionarse ya. Ese “Cuanto mejor, peor” que dice Javier Cercas o “La pregunta millenial de la que habla Simon Sinek.

Y no, las revoluciones no existen.

Existe el trabajo constante, con más, menos o ninguna intensidad según el ánimo, pero constante.

Defendiendo derechos (no se ofendan, pero apadrinar niños o recoger tapones o alimentos funciona una vez pero es inútil y hasta cómplice si no va acompañado de la pregunta ¿Qué exijo para que esto no se vuelva repetir?).

Sumar. Trabajar en red y mirando por los derechos de quien tengo al lado y no sólo por los míos.

Y sobre todo…Sonreir.

Yayoflautas, prepárense.

@xosecuns

 

 

Campañas, Comercio justo, Comunicación, Comunidad gitana, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Chema Vera: Las ONG coherentes bajan al barro

23 de noviembre de 2016 a las 2:18
Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Oxfam Intermon, una de las oenegé de referencia en nuestro país cumple 60 años de lucha contra la pobreza. Y no celebra su aniversario ensimismada, sino asumiendo con valentía y junto al resto de organizaciones que forman Oxfam Internacional, el riesgo de ser coherente y luchar contra la desigualdad y sus causas no sólo en Africa o América Latina sino también en España.

Detrás de esta transformación y de titulares como “El dinero fugado a un paraíso fiscal supone recortes en tu centro de salud” o «Con los refugiados no va a pasar nada, no han venido» están personas como su director general, Chema Vera, con quien he tenido la oportunidad de conversar.

Enfrentar la desigualdad extrema, seguir cerca de las personas y mantener la voz y la pasión son los tres retos que Chema cree que Oxfam Intermon tendrá en el futuro. Aquí nos da algunas pistas de como conseguirlo, o no.

 

Oxfam Intermón está denunciando en España problemáticas que antes parecían exclusivas de países del Sur: desigualdad, fraude fiscal o baja calidad democrática. ¿España es ya un país de terreno?

No como objeto de cooperación pero si como objeto de lucha por la justicia social y de defensa de derechos y de trabajo con población vulnerable. Sigue habiendo muchas diferencias pero creemos que debemos hablar de una desigualdad y pobreza crecientes en España porque sus causas son globales, máxime en desigualdad o fiscalidad, donde pueden afrontarse desde África, América Latina o Europa de una forma diferente.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no hablan de pobreza de aquí y de allí sino de causas y compromisos compartidos. ¿Qué implica?

Nuestro informe conjunto con Unicef nos permitió hablar sobre la contribución de España a los ODS con sus políticas de cooperación y comercio exterior. Pero también en como se van a cumplir en nuestro país los compromisos de reducción de pobreza infantil o acceso a calidad de servicios sociales que deben plasmarse en un plan nacional específico.

Los nuevos ODS son una buena noticia. No sólo abordan las consecuencias de desigualdad o insostenibilidad sino sus causas estructurales. Por ejemplo, el objetivo Hambre Cero reconoce que fracasará si no se cumplen lo previsto en cambio climático. Ojalá fuera mas potente su redacción pero en ODS como el 10 se habla de desigualdad y supone sin duda una oportunidad para demandar políticas estructurales a nivel internacional y en España.

“Los indianos fracasados vuelven a casa” Una expresión escuchada en ONG de acción social ante la actuación en España de organizaciones que antes trabajaban en desarrollo. Debates clásicos en cooperación como empoderamiento o apadrinamiento tienen su equivalente entre inclusión activa o un rancio asistencialismo. ¿Luchar contra la pobreza y sus causas o maquillarla?

Creo que si lo enfrentamos creando campos excluyentes acabamos cayendo en el error interesado de quienes quieren diferenciar a pobres de aquí con pobres de allí. Si lo vemos desde el enfoque de la mera captación de captar subvenciones o el oportunismo de cambiar mi imagen falseando mi imaginario si es válido el debate.

Nuestra respuesta es que nunca ha habido fronteras para los derechos o la solidaridad. Para quienes trabajamos desde este enfoque de causas o de derechos en África o América Latina es más difícil hacer fronteras y caer en este error, y es más fácil compartir agenda y espacios en España. Y creo que ha sido acertado porque hemos contribuido al debate político publico español y no nos ha mermado la capacidad de hablar de otros países, al contrario, ha reforzado nuestro discurso, hemos podido hablar más de América Latina por ejemplo.

El 99% de nuestros ingresos seguirán destinándose a cooperación o ayuda humanitaria. No vamos a abrir programas propios pero si a utilizar una parte de nuestros recursos libres a apoyar con recursos, apoyo técnico, formación o hasta amparo mediático a organizaciones sociales en España, y en dos sectores: población migrante y refugiada y violencia contra las mujeres.

Hacer incidencia política defendiendo derechos o denunciando desigualdad solos o a través de redes: la Plataforma por la Justicia Fiscal, Polétika… Algunas entidades protestan al sentirse obligadas a posicionarse sobre temas incómodos. ¿Es acertada la defensa radical de derechos?

Desde luego que si. Desde el respeto, pero si realmente como organización nos creemos el enfoque de derechos y no es mera retórica o unas palabras escritas en un marco lógico o en la memoria de actividades, ser coherente con esta misión implica exponerte, supone tensión, correr riesgos. Y si no…

¿Y si no?

haciendanosomostodos cartelTienes que sentir que estás saliendo de tu zona de confort, sintiéndote incómodo con las contradicciones. Podrás hacerlo mejor o peor pero por lo menos entras en terrenos donde hay una oportunidad para el cambio y de influir en sectores hasta ahora desmovilizados. Estamos comprobando que le hemos puesto explicaciones, argumentos y propuestas de acciones a una percepción de desigualdad que ya existía en mucha gente. Faltaba explicarla, dar posibilidades de actuación.

Pasar de denunciar los recortes en la cooperación al desarrollo (que seguimos haciendo) a presentar un informe de calidad contra la reforma fiscal de Montoro, es más arriesgado, pero es ahí donde debemos estar si nos creemos el enfoque de derechos y ese cambio de ideas, valores y actitudes políticas y prácticas.

Seguir con nuestra tradición de hacerlo solos o acompañados. Trabajar solos con acciones propias o en alianza con otros donde pongamos en juego nuestra identidad y marca (como la campaña contra el tráfico irregular de armas con Amnistía Internacional, Greenpeace o Fundació per la Pau, o la campaña sobre refugiados con otras ONG). Y participar en redes donde nuestra marca desaparece y se debate y actúa sobre causas comunes. Entre los tres espacios debemos seguirnos moviendo.

Sabiendo que los beneficiarios de Oxfam Intermón están a miles de kilómetros y los de las ONG de acción social en la calle de al lado, ¿Qué le dirías a quienes siguen diciendo que su organización es apolítica?

Que me digan como. Aunque sean entidades que se limiten a recaudar fondos, es tremendamente difícil afirmar ser apolítico cuando se esta trabajando con personas en vulnerabilidad y lo que haces no es ajeno a lo que ocurre en tu contexto local, a las normas que dificultan la inserción laboral o la alimentación. Solo con el hecho de prometer unas cuantas becas comedor se está tomando una posición política muy clara aunque no quieras.

fraude-fiscal-pringao-oxfam-intermonIncluso en un pretendido sentido asistencialista de trabajar solo las consecuencias estás asumiendo un cierto rol que más te vale reconocer. Máxime si se presume de tener un enfoque de derechos, lo que obliga a tomar postura y partido por las victimas. Nuestra acción política parte de las personas y sus derechos. En otras se puede partir de las ideas o los estudios, pero en nuestro caso vienen luego y este posicionamiento casi inevitable nos obliga a ser innovadores, a intentar conectar con una sociedad española que se ha revitalizado políticamente en los últimos ocho o diez años, nos guste o no.

Lo que pasa es que se confunde apolítico con apartidista. Organizaciones como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos Sin Fronteras hemos demostrado que se pueden tomar iniciativas contundentes y comprometidas políticamente sin que se nos puedan asociar con ningún partido. Como cuando reclamamos la reforma de la Constitución y que los derechos sociales y económicos se conviertan en fundamentales y tengan la misma obligatoriedad para nuestro gobierno dentro y fuera de España. Ahora, esto no es estar precisamente en la zona de confort.

¿Cuales son los retos a los que se enfrenta el Tercer Sector Social en España? 

Relevancia para la sociedad, seguir siendo referentes para ciertos temas más allá de las actuación concreta.

Rendición de cuentas sobre lo que estamos consiguiendo con nuestra actuación (acción humanitaria, acción social, incidencia, cooperación, me da igual) gracias al apoyo de la sociedad, bien sea indirectamente con financiación pública o con cuotas de socias o donativos.

Conexión con la gente joven y conseguir su adhesión. El paso de la persona socia o donante de toda la vida a jóvenes activos en el mundo digital, que requieren una cercanía, transparencia e implicación muy superior a la que estamos acostumbrados.

¿Sigue siendo necesaria la cooperación al desarrollo? ¿Hay vida después del 0,7%?

Si claro. Hay que seguir defendiendo un volumen de fondos suficientes. No estoy de acuerdo con la postura de que ya no hay que pedir dinero. Si la política pública española de cooperación al desarrollo no crece, más vale cerrarla, porque llega un momento en que con tanta reducción no llega ni para soportar los costes de estructura y lo que cuesta una dirección general sin apenas tiene recursos para gestionar.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua CooperaciónPero hace falta una renovación del rol, los instrumentos de cada actor y la narrativa de cómo lo estamos contando. Y esto afecta y mucho a las ONGD. Creo que tuvimos un boom de financiación rápida y excesivamente fuerte, que digerimos como buenamente pudimos, haciendo mucha maquinaria de proyectos que ahora ya no existe.

Debemos evolucionar hacia una cooperación de valor añadido. Que se nos mida y valore por el impacto de nuestros programas: con quien más los hacemos (en terreno o internacionalmente), en si aportamos conocimiento, influencia, trabajo en red, una especialización fuerte, etc. Si eso no se explicita, la narrativa antigua de simplemente gestores de la cadena de solidaridad o la relación con intermediarios, está muerta. Máxime porque es vertical y estamos en un mundo cada vez más horizontal, en donde hay países con capacidades mucho más fuertes que en el nuestro.

También está muerto un sector de ONGD ensimismado con la bandera de más recursos o del 0,7%. Sólo puede funcionar por la vía de quitarse las orejeras, asumir un enfoque de derechos, de compartir causas con otros o asumirlas para ampliar nuestra base social y el respaldo a la cooperación al desarrollo. Al sector le ha venido bien la reducción de las ONG y que haya más fusiones e interrelaciones y que se nos mida por lo que aportamos, no por lo que gestionamos.

Recaudar fondos denunciando desigualdad y fraude fiscal: ¿Suicidio o genialidad?

Fue una decisión difícil. Cuando entras en una denuncia de desigualdad o intereses de grandes empresas, salvo excepciones como la Fundación La Caixa con la que puedes entrar en un dialogo sofisticado, a la mayoría ni se les pasa por la imaginación financiarte. Tienen otras organizaciones disponibles mucho más blancas y con causas mucho más sencillas.

Hay una renuncia implícita a este tipo de financiación, pero afortunadamente la realidad económica es mucho más amplia, con mucha pequeña y mediana empresa y alguna grande que si que participan. Hay algunos donantes que aún teniendo muchos ingresos entienden la dialéctica de desigualdad y la defensa de una fiscalidad justa y un reparto de la riqueza.

¿Que es una ONG blanca?

Aquella con un posicionamiento político público mucho menos anguloso o sistémico. Puedes denunciar en tu boletín la situación de los niños soldado o la trata, porque queda muy lejos. Pero la clave es que hacer cuando te vas haciendo más fuerte: si denuncias abiertamente las causas políticas o económicas que provocan o consienten estos hechos y retas al sistema, te haces un poco menos blanco. Entras en un cierto barro, y hay que hacerlo con mucho rigor y apoyo público, siempre con la conexión de las personas para explicar y explicitar el por qué hacemos una acción y no otra.

¿Y funciona con pequeños donantes?
Si. Con campañas como las de escaqueo fiscal o subirnos a la denuncia de los Papeles de Panamá hemos conseguido miles de nuevos socios. No por una emergencia, sino por una campaña política.

Incluso en campañas más tradicionales, como la que haremos en Navidad estamos intentando innovar nuestro marketing, conectando, en una campaña con el lema No hay más excusas, un proyecto con mujeres en Burkina Faso con la incidencia política sobre el cambio climático. Es decir, relacionar un proyecto y a unas personas a las que se les niegan sus derechos con una causa global y hacer una narrativa sobre este aquí y allí. La posibilidad de que se enganchen nuevas personas es alta.

@Chema_Vera

AFRICA, ASIA, Campañas, Captación, CENTROAMERICA, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Medio ambiente, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, SUDAMERICA, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves sobre el estado (fallido) de la pobreza en España

13 de octubre de 2016 a las 10:57

2016-informe-eapnYa ven, como mínimo 13.334.573 personas no se han enterado en España de que estamos saliendo de la crisis, creciendo económicamente y creando empleo.

El 28,6% de la población española seguía en 2015 en riesgo de pobreza o exclusión social.

1.062.084 personas más que en el 2011, el año en el que nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en 2020 España reduciría en 1.400.000 personas esta cifra bochornosa. En apenas cinco años 2.400.000 personas deberían salir de la pobreza si queremos cumplir. Ni aún queriendo. Y nosotros preocupados por el déficit público.

Quería darles la buena noticia de que hemos mejorado respecto al 2014 y que hay 322.658 personas menos sufriendo, pero ni eso, es una ilusión estadística. Otra colleja más que me he llevado intentando ilusionarme al leer el informe “El Estado de la Pobreza. España 2016” que hoy presenta EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza. Un completo estudio en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas, el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia Europa 2020 basado en datos oficiales del indicador AROPE (Riesgo de pobreza y exclusión social).

Como les explicaba en detalle en este pequeño diccionario, este indicador es la agregación de las personas incluidas en estos tres conceptos: Pobreza relativa (en 2015 ingresar menos de 8011 € al año, 667€ al mes), Privación o carencia material severa y Baja Intensidad laboral en el hogar.

evol-arope-espana-galicia-2005-a-2015-bonito

Tú eres más pobre: Pobreza más severa. Desigualdad más extrema.

2016-pobreza-relativa-y-severaEn los últimos años no sólo ha aumentado la pobreza, sino que se ha producido un empobrecimiento de la mayoría de la población española.

En el último año, han empeorado la situación de quienes peor lo están pasando, las 3.543.453 personas (el 7,6% de la población) que viven en pobreza severa o extrema, con ingresos inferiores a 4.006 € al año (333,8€ al mes). 326.000 personas más que en 2014. 726.000 más que en 2013.

Si, la desigualdad está desbocada, parece que los avariciosos aún no se han saciado. La renta del 20 % más rico de los españoles es 6,9 veces superior a la renta de 20 % más pobre. En la Unión Europea esta proporción era del 5,2 en 2014. Sólo nos superan Rumanía y Serbia.

2016-relacion-renta-80-20O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 14,2 veces la del 10% más pobre (en 2009 era de 10,8 veces), la misma renta que el 50% de la población.

En 2015 el índice GINI de España era de 34,6 muy por encima de la media europea de 30,9. Hasta el Banco Mundial ha asumido que el aumento de la desigualdad es un riesgo económico y social y que “la riqueza no se reparte sola

Pérdida de ingresos entre grupos de población 2009-2015

Pérdida de ingresos entre grupos de población 2009-2015

¡Todos debemos apretarnos el cinturón! ¿Se acuerdan de este mantra? Pues hoy podemos afirmar que son los más pobres quienes han pagado y están pagando las consecuencias de la crisis.

Este gráfico es una bofetada que apenas necesita explicación. El 30% más rico de la población ingresó como mínimo un 7,5% menos de lo que ingresaba en 2009, mientras que el 30% más pobre perdió entre el 14% y el 25%.

Un aumento de la desigualdad de lo que no se libra la clase media, cada vez más menguante. Sus ingresos se han reducido entre el 9% y el 13%. Unas 800.000 personas la han abandonado entre el 2009 y el 2015.

¿Cuanta riqueza hay que acumular para empezar a distribuirla? ¡Y algunos protestaron cuando Oxfam Intermón nos llamó pringados!

Sin futuro para jóvenes, niñas y niños. Sin presente para madres solas

Es descorazonador ver como un país arruina su futuro y se ensaña con sus jóvenes. El grupo de personas entre 16 y 29 años tiene en 2015 la tasa más elevada (38,2%) de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, dos puntos más que el año anterior. No nos extrañe que sigan gritando “No nos vamos. Nos echáis” o que denuncien el fracaso del Sistema de Garantía Juvenil.

Le siguen las niñas y niños menores de 16 años con un 33,4%. Menos que el año anterior, pero no se ilusionen, siguen sin ser una prioridad política: se debe a la reducción progresiva del tamaño de nuestros hogares y a la vuelta a sus países de origen de la población extranjera.

Una cifra que llega a un insoportable 50,1% si viven en un hogar monoparental (1 adulto con 1 o más niños dependientes) o mejor dicho monomarental, ya que la gran mayoría, en un millón y medio de familias en España, es una madre sola la que trata de sacar adelante a sus hijos.

Porcentaje población en riesgo de pobreza o exclusión social por tramos de edad

Porcentaje población en riesgo de pobreza o exclusión social por tramos de edad

Los mayores de 65 años ya no se libran

Porcentaje personas mayores de 65 años en pobreza o exclusión

Porcentaje personas mayores de 65 años en pobreza o exclusión

En el gráfico anterior se ve muy bien. Hasta este año, mientras la mayoría de la población se estaba empobreciendo, los mayores de 65 años, cuyas pensiones prácticamente no se han modificado desde el 2009, veían reducir su riesgo de pobreza y exclusión casi a la mitad.

Hasta ahora. Dejarse la piel por sus hijos y nietos comienza a pasar factura, sobre todo a las mujeres, con pensiones más bajas y que llegan a su jubilación con la carga de la brecha en los salarios o carreras más cortas y discontinuas.

Un dato que quizá les sorprenda como a mi: de las más de 9,3 millones de pensiones que se distribuyen en España, la mitad no superan el umbral de la pobreza (667€  al mes): el 40% de las pensiones de jubilación y el 69% de las de viudedad. Y en Galicia nada menos que el 62,9%

No se confundan. No existe la pobreza de aquí o de allá

El 63,9% de la población inmigrante africana o latinoamericana está en riesgo de pobreza y exclusión, el 40,2% si proceden de otro país de la Unión Europea. Y esto después de que 1.021.843 personas, mucho más pobres aún, se hayan marchado desde el 2011 a sus países de origen. Este dato tiene un perverso efecto estadístico: como se marchan los más pobres, el resto aparentemente lo son menos.

No se dejen enredar. Triste futuro nos espera sin la riqueza que traen las personas migrantes (si, riqueza, compruébenlo convirtiéndose en agentes antirumores y prejuicios)

Menos privaciones. Menos frío

Respiremos un poco. La única buena noticia del informe es que son menos las personas en privación o carencia material severa. En 2015 afectaba al  6,4% de la población frente al 7,1% del año anterior. Con mucha prudencia y aún lejos del 3,5% del 2007, pero parece que aunque con medidas dispersas, puntuales y descoordinadas algo se van notando un cierto mayor esfuerzo en diversos ayuntamientos y comunidades autónomas.

Aún así, el 11% de las personas tiene retrasos en el pago de gastos relacionados con su vivienda habitual y el 10,6% no pueden permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (es decir sufren pobreza energética) casi un 33% más que en el 2013. Caray con el capitalismo de amiguetes.

 

2016-privacion-material-severa-por-conceptos

Más empleo en cada hogar. Pero tener trabajo ya no garantiza salir de la pobreza

2016-baja-intensidad-laboralEl desempleo es la mayor fábrica de pobreza y exclusión. Por eso es una buena noticia que se esté reduciendo el desempleo y por tanto también la población que vive en hogares con baja intensidad de empleo (donde casi nadie lo tiene). Lo destacable es que esta es mucho más lenta de lo que debería.¿Por qué?

Aparte de las fracasadas y despilfarradoras políticas de empleo en nuestro país. Tener trabajo ya no es suficiente para garantizar salir de la pobreza ni tener una vida digna. “Si el empleo no es digno, no es empleo sino esclavitud” nos cuentan algunos de los 1,4 millones de los “pobres con empleo”, trabajadores por cuenta ajena con una retribución anual de menos de 5.000 euros al año.

La pobreza laboral parece que ha llegado para quedarse. A pesar del descenso de las cifras de paro, en 2015 había un 14,8% de trabajadores en situación de pobreza (un 14,2% en 2014, 11,7% en 2013).

Detrás de estos datos, la reducción de salarios, el aumento brutal de la precariedad laboral (Uno de cada cuatro nuevos contratos dura siete días o menos) o el 15,7% de trabajadores a jornada parcial (1,74 millones de españoles trabajan por horas al no poder encontrar nada mejor): ¡8,1% en hombres y 24,8% en mujeres!.

Nos lo explican de maravilla en este vídeo de una campaña imprescindible de la Fundación Foessa.

Y con un matiz importante: A mayor nivel formativo, menor tasa de pobreza. Un 24,8% para quienes han estudiado sólo Primaria, 20,3% de quienes han terminado Secundaria frente al 9,8% de quienes tienen una educación superior.

Variación 2015/2014 % personas en riesgo pobreza o exclusión

Variación 2015/2014 % personas en riesgo pobreza o exclusión

Un país desestructurado. Desigualdad brutal entre Comunidades Autónomas.

Si nos atrevemos a comparar los datos de pobreza y exclusión entre las diferentes Comunidades autónomas, España no merece llamarse país. Como mucho y como justificaba con ironía hace unos meses, una “Confederación Española de Derechos Sociales Autónomos” La tasa de pobreza y/o exclusión social varía entre el 13% de Navarra y el 43,2% de Andalucía.

En el último año han mejorado Cantabria, Aragón, Murcia, Ceuta, Extremadura, Castilla y León y Navarra. Por el contrario en Madrid, Galicia, La Rioja, Baleares y País Vasco no tienen razones para alegrarse. Comprueben en este gráfico si a su CCAA le ha tocado el gordo o la pedrea en esta indigna lotería social. Si tienen interés, el Instituto Nacional de Estadística tiene un interesante buscador y comparador de datos.

% personas en riesgo de pobreza o exclusión por CCAA

¿Y si su comunidad autónoma se independiza?

En las CCAA con más pobreza y exclusión se suele escuchar a responsables políticos mediocres que las cifras no son reales porque tienen en cuenta el umbral de pobreza nacional y no el de su comunidad. Es decir, “tengamos en cuenta sólo la riqueza de mi comunidad para no compararnos injustamente con otras más ricas“.

El informe afronta esta trampa al solitario y las conclusiones no dejan indiferente:  A Andalucía, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias o la Comunidad Valenciana les compensaría autodeterminarse. A Cataluña, País Vasco o Navarra no podrían presumir tanto si lo hicieran. No me resisto a comentar que en Galicia nos da lo mismo estar que no, ese no es el problema.

Conviene recordar que la Constitución española establece la igualdad de derechos de todos sus habitantes, con independencia de donde residan.

La práctica totalidad de las organizaciones no lucrativas integradas en la Plataforma del Tercer Sector no cesan de reclamar medidas como una reforma constitucional formule los derechos sociales, culturales y económicos como derechos fundamentales o una Ley Estatal de Garantía de los Derechos Sociales, que asegure unas prestaciones iguales para toda la ciudadanía, con independencia del territorio en que se resida.

2016-arope-por-ccaa-umbral-autonomico

13.334.573 personas. ¿Tantas?… Pues son muchas más

Aunque les sorprendan los datos, el informe es muy conservador, ya que las estadísticas oficiales calculan a la baja las situaciones de pobreza o exclusión: no incluyen a personas sin hogar, no se considera a las personas sin ingresos por trabajo entre 60 a 65 años, se discrimina a los hogares con hijos (por ejemplo, una familia de 4 personas con unos ingresos de 1500 euros al mes se considera en pobreza si son 3 adultos y un niño, pero no si son 3 menores y un adulto)

2016-arope-pobreza-anclada-2009Otro factor o trampa estadística es la llamada pobreza oculta.  En 2009 se consideraba pobre a todas aquellas personas que vivían en hogares con ingresos inferiores a 8877€ al año (740€ al mes). Desde entonces y como la mayoría nos hemos empobrecido, en 2015 una persona se considera pobre si percibía menos de 8011€ anuales (633€ al mes). Es decir, todas aquellas personas cuyos ingresos están entre 633 y 740 € mensuales han dejado técnicamente de ser pobres sin haber mejorado sus condiciones de vida.

Siéntense. Si tomamos el umbral de pobreza que había en 2009 (la llamada pobreza anclada), en vez del 22,1% de personas en pobreza en 2015 estaríamos hablando del 30,4%, casi cuatro millones de personas más.

Conviene recordar que en los años gloriosos de la burbuja inmobiliaria, cuando más crecía nuestro PIB, apenas se redujo la tasa de pobreza. No hace falta esperar a ver si este crecimiento actual se mantiene para impulsar por fin una política social y redistributiva ambiciosa y coordinada entre administraciones públicas.

Exijamos que los primeros en sufrir la crisis, no sean los últimos en salir.

@xosecuns

#EstadodePobreza16

#15Ovamos

Informe completo

Web El Estado de la Pobreza

pobreza-no-dejemos-a-nadie-atras

riesgo-de-pobreza-antes-y-despues-de-transferencias-sociales-ue-2016

Tasa pobreza en países UE antes y después de transferencias sociales (pensiones, rentas mínimas, etc)

Administración, Adultos mayores, Comunicación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Personas, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Rentas Mínimas, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Empoderamiento desde el caos en la Jungla de Calais

15 de septiembre de 2016 a las 10:02

295.000 migrantes y refugiadas han llegado a Europa por mar en lo que llevamos del 2016, según la Organización Internacional de Migraciones.  Ya sabemos, con datos y periodismo, que además del horror del que huyen, todas ellas se enfrentarán a la locura de la lotería europea de como se respeta el derecho de asilo. También tenemos buenas noticias con las múltiples propuestas que cualquiera de nosotros puede hacer, con sensatez, por las personas refugiadas o los estudios rigurosos que demuestran, por ejemplo, que cada euro invertido en acoger a los refugiados se trasformará en casi dos de beneficios en los próximos cinco años.

En el mundo, más de 65 millones de personas se han visto forzadas a huir. El lunes se celebra la Cumbre Mundial de la ONU sobre Refugio y Migración donde todos los gobiernos deben tratar de mejorar el respeto a los derechos de las personas desplazadas. Algo que no hace España según Oxfam Intermon, que sólo ha acogido a 474 personas refugiadas y ha recortado casi un 70% el presupuesto de ayuda humanitaria.

Les animo a ver el vídeo del final, a presionar a nuestro gobierno y a seguir las etiquetas #DerechoaRefugio #RefugiadosMigrantes o #ConLosRefugiadospara que esta cumbre no sea un teatrillo más.

Les dejo con Arturo Coego, recién llegado del campo de refugiados de Calais, en el norte de Francia. Arturo es uno de tantos excelentes profesionales gallegos que han tenido que emigrar a Reino Unido a buscarse la vida trabajando en servicios sociales. No se pierdan su blog Reseteando, sobre innovación social y comunicación.

Gracias Arturo

Miles de personas llegaron a Europa en 2015 en busca de refugio. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Miles de personas llegaron a Europa en 2015 en busca de refugio. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Calais: Empoderamiento desde el caos

El destino quiso que a principios de agosto viajase al campo de refugiados de Calais desde París, la Ciudad de la Luz. Mis primeras horas en el norte de Francia las pasaría en la playa, brindando con vino de supermercado con mis compañeras de aventura mientras veíamos pasar docenas de ferriess navegando hacia UK.

Foto aérea de La Jungla, en Calais (AFP)

Foto aérea de La Jungla, en Calais (AFP)

Semanas antes había empezado a preparar el viaje informándome en foros, contactando con otras personas interesadas en un voluntariado de estas características, comparando métodos de transporte, precios, etcétera. Encontrar la entidad social adecuada a través de la que colaboraríamos in situ era una tarea clave. Finalmente nos decantamos por Care4Calais, cuya ayuda humanitaria no requiere habilidades específicas como es el caso de Kitchen Calais o Doctors without borders.

Al campo de refugiadas de Calais lo llaman La Jungla, un apodo que causa controversia. Uno entiende el por qué del mote una vez se adentra en sus calles y dunas. Se trata de la penúltima etapa de ese éxodo entre la guerra y la tierra prometida: el Reino Unido. En tierras inglesas, una vez se les reconoce el estatus de persona refugiada, se les conceden 28 días de alojamiento durante los que ya pueden solicitar ayudas sociales. En UK hay seguridad y trabajo, no resulta entonces difícil comprender la ecuación.

El grafitero británico Banksy dejó su huella en Calais recordando a Steve Jobs, cuyo padre biológico emigró desde Siria hasta USA en el pasado. Foto: AC

El grafitero británico Banksy dejó su huella en Calais recordando a Steve Jobs, cuyo padre biológico emigró desde Siria hasta USA en el pasado. Foto: AC

Tras recorrer aproximadamente 2 kilómetros aparcamos bajo un puente de la autopista. Es la entrada al campo. Allí reina una anarquía domesticada, una suerte de organización improvisada para salir del apuro. Cabe recordar que el de Calais es un asentamiento ilegal donde nada es eterno: los incendios, las cargas policiales o las decisiones políticas se encargan de recordarlo cada cierto tiempo.

Boceto del mapa del campo de refugiadas en los almacenes de Care4Calais. Foto: AC

Boceto del mapa del campo de refugiadas en los almacenes de Care4Calais. Foto: AC

Lucía un sol precioso durante mi estreno como voluntario, el paisaje nada tenía que ver con las imágenes del Calais lleno de barro que vemos en los medios. Nos habían avisado de que tuviésemos cuidado con nuestras pertenencias -especialmente pasaportes- y evitásemos quedarnos allí por la noche, pero la primera impresión no nos puso en alerta.

Mi primera tarea me bajó de esa nube de voluntario superhéroe en la que a veces nos subimos en estos contextos: nos tocó agacharnos a recoger colillas, cristales, papeles, restos de comida, envases y ratas en descomposición. Muchas de las personas residentes (un 90% de población adulta masculina) pasaban a nuestro lado sin inmutarse, están acostumbradas a nosotras. Otras se paraban a chocarnos las cinco y darnos las gracias. Se respiraba un buen ambiente. ¿Quién no sonríe al buen tiempo?

Pasar al lado de varias chabolas reconvertidas en restaurantes, escuelas o peluquerías fue un shock. O ceder el paso a un refugiado manejando una carretilla llena de cervezas. O fijarme en alguno de los bares y ver a dos clientes fumando shishas tranquilamente. De alguna forma la vida se abre paso.

refugiados-calais-3-peace-restaurant

Las calles de polvo, piedras y cemento dividen un asentamiento donde las/os habitantes se organizan en comunidades según su nacionalidad. La mayoría provienen de Sudán, Eritrea, Afganistán, Pakistán, Irak y Kuwait. Ya sabemos que detrás de los nombres falsos y las caras pixeladas que vemos en cada reportaje hay historias de supervivencia brutal. Nos hemos acostumbrado a oírlas. Pero cuando una persona te cuenta que han matado a su esposa e hijos uno calla, aguanta la compostura y olvida todo lo que ha visto, oído o leído hasta el momento. Se han acabado los adjetivos para describir la vergüenza que Europa está permitiendo.

Hoy hay más de 7000 personas en Calais soñando con pisar suelo británico, pero desde el 10 de Downing Street ya solo se habla en clave Brexit y la nueva medida con respecto a las refugiadas consiste en -redoble de tambor- …construir un muro. Por nuestra parte, ya ninguna de nosotras puede ser neutral: o reaccionamos o somos cómplices de este desastre humanitario. Una vez más la ecuación es simple.

En la sesión verpertina, tras reponer fuerzas en el almacén, cogimos de nuevo el coche para pisar de nuevo el campo. Esta vez tocaba hacer una cadena humana para asegurar una mínima organización en el reparto de ropa y calzado. Repetiríamos el proceso dos horas después en otra zona del asentamiento, distribuyendo esta vez comida y packs de higiene.

refugiados-calais-4-campo

Al término de esa primera jornada nos fuimos de vuelta a nuestro camping a ducharnos y ponernos guapas para salir a tomar unas cañas. Nos juntaríamos con el resto en el Family Pub, el punto de reunión oficioso entre voluntarias. Calais -la ciudad- estaba de fiesta. Los carruseles brillaban frenéticos a tan solo un par de kilómetros de La Jungla. Tétrico, si lo piensas.

refugiados-calais-5-frontera

Ya es domingo. Ni rastro de resaca. El fin de semana, con sus altibajos, ha pasado volando. Por un momento me distraigo pensando en la energía especial que desprende el campo. Allí puedes incluso tocar el instinto de supervivencia transformado en optimismo, es real. Pienso en las tiendas que les han reventado pero que han reconstruido. Me acuerdo de las personas refugiadas que se han convertido en voluntarias de care4calais. Su aportación es vital gracias a su ascendencia dentro del gran grupo. Pienso en todo ese empoderamiento que nace del caos, un proceso de reafirmación donde las ganas de vivir les devuelven la dignidad que nos empeñamos, como sociedad, en arrebatarles.

Ya es de noche. Me he despedido de mis compañeras de aventura. Estoy compartiendo coche a través de blablacar para volver a mi piso inglés. Mi nuevo amigo James y yo ya estamos en algún punto entre Dover y Bristol tras cruzar en ferry el estrecho de La Manche. Son más de las una de la mañana y estamos cansados, así que decidimos hacer una parada en una gasolinera. Me acerco a la tienda y cojo un café helado y un pain aux raisins. El cajero es español, hablamos lo típico, que de dónde somos y qué tal nos va. Le cuento que vengo del campo de refugiadas de Calais. Me cuenta que hace media hora ha aparecido en la tienda un chico refugiado pidiéndoles que llamasen a la policía para pedir asilo político. Había cruzado el Estrecho escondido en un camión. Venía en nuestro ferry

Lo has conseguido

@ArturoCoego

Imagen de previsualización de YouTube AFRICA, Campañas, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Incidencia, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas Migrantes, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Datos y periodismo para ponerse en su lugar

22 de agosto de 2016 a las 1:19

AlambradaPonerse en el lugar del otro. Todo empieza aquí.

Así acababaTranquilidad: Sólo son personas muriendo“, un artículo escrito hace un año, cuando se hizo evidente la tragedia de miles de personas huyendo del horror sirio y una explosión de solidaridad sacudió pueblos y ciudades españolas ante la imagen del cadáver de Aylan Kurdi. Desde entonces más de 400 niños y niñas han muerto ahogados en el Egeo. El propio Aylan, de haber sobrevivido, hoy sería deportado a Turquía.

A la mayoría nos preocupa que en la actualidad, más de 60 millones de personas estén obligadas a abandonar sus hogares en el mundo, convirtiéndose en desplazadas internas o refugiadas, la cifra más elevada desde la Segunda Guerra Mundial. Son múltiples las iniciativas que cualquiera de nosotros puede hacer, con sensatez, por las personas refugiadas.

Cualquier actuación solidaria requiere tener información previa, independiente, objetiva y sin prejuicios. Mucho más cuando hablamos de personas refugiadas o migrantes, en donde hay un interés político creciente en su culpabilizacióninyectando prejuicios y mensajes erróneos y distorsionados.

El avance del periodismo de datos es una buena noticia contra la desinformación. Hoy les presenta un excelente ejemplo Mariasole Raimondi (en Twitter @soletommyo) antropóloga, comunicadora social y parte del equipo impulsor de la web europasinrefugio.org.

Gracias Mariasole!

Refugiados-inmigrantes arrestados en el centro de detención de Filakio, Evros, Grecia

Refugiados-inmigrantes arrestados en el centro de detención de Filakio, Evros, Grecia

Ponte en su lugar

Ahmed es somalí, tiene 19 años y está en Libia. Se ha visto obligado a marcharse de su país a causa del conflicto que, desde 2009, enfrenta al gobierno y a grupos armados como Al Shabaab. Las probabilidades de obtener asilo en la Unión Europea dependen de cada país: por eso la elección entre uno u otro determinará su futuro…”. Así se abre la web europasinrefugio.org, con un ejemplo entre millones posibles, y que se han intensificado en los últimos años como consecuencia de la crisis humanitaria de refugiados en el Mediterráneo.

El género, edad y país de origen y de destino de un demandante de asilo que llega a un país de la Unión Europea, tienen una gran diferencia en la posibilidad de que su solicitud sea finalmente aceptada. Esas variables resultan determinantes en los tiempos de espera de sus procesos y en la posibilidad de obtener el estatus de refugiado.

La crisis de refugiados que llegan masivamente a Europa en busca de protección y asilo político, ha puesto en evidencia el abismo entre la urgencia que requiere tratar este asunto y la lentitud y poca eficacia de las medidas impulsadas desde la UE. Asimismo, ha vuelto a subrayar las contradicciones propias de cada país europeo (reflejadas a nivel de política comunitaria), incapaces de gestionar la inmigración sin ampararse en los tradicionales argumentos de “presiones migratorias” o “efecto llamada”, con los que simplemente se escatiman responsabilidades.

En el contexto actual de un mundo interconectado y ante la irrupción de las técnicas de información digital, se precisa desarrollar una nueva modalidad de periodismo que pueda recurrir a los datos de forma consciente y profesionalizada. Sin embargo, existe una barrera estructural que obstaculiza el acceso a los periodistas a los datos, puesto que, a la hora de poder explotar ese potencial, la mayoría de las veces faltan las habilidades técnicas necesarias. Es necesario que los periodistas adquieran el conocimiento necesario para investigar, decodificar y visualizar los datos disponibles.

Refugiados solicitudes de asilo por pais

Un sistema europeo de asilo disperso y poco efectivo

Europasinrefugio.org se inserta en la lógica de creación de una herramienta capaz de hacer frente a los retos propugnados por el nuevo periodismo. Ese proyecto surgió a lo largo del  “III Taller de producción de Periodismo de datos: Explorando la desigualdad” (Medialab-Prado). La inquietud que movió la investigación, surgió al constatar que no se aplicaban criterios comunes al Sistema Europeo Común de Asilo (SECA), una legislación común en cuanto al reconocimiento de los exiliados en los países de la UE.

Una paradoja de promesas incumplidas de forma consistente y avaladas legalmente por parte de todos los países miembros (si bien en diferentes medidas). El SECA afirma proponerse: “garantizar a los solicitantes de asilo igualdad de trato”, pero resulta evidente que el tratamiento de los refugiados sigue siendo regulado de forma desigual por los países de la UE (un aspecto que la crisis del último año ha evidenciado con aún mayor énfasis). Al parecer, el acceso al estatus de refugiado se otorga más bien en función de la nacionalidad de los individuos y de cómo cada país interpreta y aplica el estatus de asilo, según un criterio nacional que resulta arbitrario y discordante con el SECA.

Europasinrefugio.org se planteó crear una página web interactiva que pudiera llegar a “rascar” más allá de las fuentes secundarias y alcanzar a las primarias, con la finalidad de comprender la realidad que se esconde detrás de los datos. De la misma forma, la voluntad subyacente era que web se convirtiese en una herramienta directa de conocimiento: tanto para los refugiados interesados en venir a Europa, como para las ONG que trabajan en ese sector.

El proceso de creación exigía definir diversas variables cuantitativas y cualitativas que llevarían a entender qué franja de edad y sexo se veía más o menos favorecida en la acogida en los países de destino. Por otro lado, se tomaron en cuenta aspectos más bien técnicos, entre ellos: el complejo proceso de decodificación de los datos de Eurostat, la creación de la página web y la representación gráfica de los datos. Por último, se pasó a una fase final de análisis de los datos e incorporación de entrevistas hechas a expertos del sector de diferentes países de la UE.

Refugiados solicitudes de asilo por sexo

Periodismo de datos contra la desigualdad

Dar a la luz Europasinrefugio.org resultó una experiencia muy reveladora en cuanto al entendimiento profundo de la necesidad de implementar un periodismo de datos riguroso e independiente de las estructuras del poder. De hecho, se logró crear una herramienta altamente interactiva y accesible a todo tipo de público para acercarse a la compleja realidad del desigual acceso de asilo de los refugiados a los países de la UE.

La página de entrada invita a aportar cuatro datos: nacionalidad, edad, género y país al cual se quiere pedir asilo. El resultado es el cálculo inmediato de múltiples informaciones: el porcentaje de la posibilidad de ser aceptado en el país elegido; el tiempo medio de espera para recibir el asilo; las instituciones del país que tramitan las solicitudes; los países en donde se tendría más posibilidades de recibir el estatus de refugiado (en relación con el país escogido).

En la pestaña “Datos, se puede acceder a todos los gráficos producidos por ejes temáticos (nacionalidad, edad o sexo en función del mayor porcentaje de solicitudes aceptadas), y a textos de análisis sobre el desarrollo del patrón de refugiado por cómo evolucionó en los últimos años.

Bienvenida a refugiados en diversos partidos Bundesliga

Bienvenida a refugiados en diversos partidos Bundesliga

Resulta evidente que la guerra civil siria alteró por completo el actual panorama migratorio, tanto que se planteó considerarla como un caso aparte, permitiendo así analizar mejor ese fenómeno y seguir manteniendo una mirada analítica sobre los demás casos.

La pestaña “Especialistas”, recoge una serie de entrevistas a los expertos de diferentes países de la UE, que explican las razones de la desigualdad a la hora del acceso al derecho de asilo entre los países miembros. Una cuarta pestaña (“Normativa UE”), aclara toda la normativa existente en la UE en relación con el derecho de asilo. Allí se revela de forma patente la contradicción entre la supuesta homogeneidad de criterios y las enormes diferencias a la hora de la aceptación efectiva por país.

El resultado de ese trabajo colaborativo no termina de ser un proceso en constante evolución cuyo éxito dependerá de la capacidad para poder seguir sustentando, actualizando y enriqueciendo la herramienta. Sin embargo, hasta el momento presente, se ha demostrado ser una experiencia modélica en acercarse a un periodismo de investigación y de datos, que se supone representa el gran reto futuro para el fomento de un nuevo periodismo, libre de las presiones mediáticas y políticas, que pueda imponer su verdad más allá de los limites impuestos por la sociedad del (consumo?) de la información.

@soletommyo

Refugiados solicitudes de asilo aceptadas por pais

 

Administración, Campañas, Comunicación, Derechos humanos, Incidencia, Innovación social, Participación, Personas Migrantes, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Qué puedo hacer, con sensatez, por las personas refugiadas?

27 de abril de 2016 a las 0:04

Refugiados El Roto causas huirDicen que a los españoles nos dan igual los refugiados. Es mentira.

Como en otras muchas ocasiones, ante el sufrimiento ajeno, miles de personas están dando una vez más una lección de solidaridad. Lo comprobé por primera vez tras el genocidio en Ruanda o con el huracán Mitch en Centroamerica. Está demostrado que mientras una tragedia humanitaria sale en medios de comunicación, la sociedad española responde.

Pero lamentablemente estas explosiones de solidaridad tienen dos problemas: que suelen desaparecer cuando dejan de ser noticia (y cuando más ayuda necesitan quienes sufren) y que se actúa desde la emoción y la urgencia. Hay que ayudar ya, como sea, sin pararse a pensar en las causas del problema ni en asegurar que se hace de la mejor forma posible. Con el argumento de “lo importante es hacer” se han desperdiciado y se desperdician millones de euros.

Ninguna persona decente se puede quedar tranquila mientras contempla como miles de personas se ahogan en el Mediterráneo huyendo del horror, se estrellan contra las indignas alambradas europeas o se hacinan en campos de detención como el de Idomeni.

Ayudar exige sensatez, calma, coordinación, coherencia, mucha profesionalidad e incidencia política. Como bien dice Susana Maceiras:seguimos cayendo en un asistencialismo que parecía muerto, metiendo lo que nos sobra en cajas, confiando en asociaciones sin aval y dando por hecho que no hay nadie al volante” .

Helena Capera y Sara García, técnicas de la Coordinadora Galega de ONGD’s con la colaboración del resto de coordinadoras autonómicas, han elaborado una completa lista de ideas para ayudar con sensatez.

Muchas gracias por hacernos llegar sus propuestas para enriquecerla.

Gracias Helena. Gracias Sara

¿Quieres ayudar a las personas refugiadas? Algunas ideas

Fórmate e informa

Colabora en difundir la realidad que están viviendo las personas refugiadas y los motivos de esta crisis. Puedes implicar a tu asociación vecinal, parroquia, asociación deportiva o cultural para que difunda esta información y si posicione. Consulta en estas páginas información, posicionamientos y acciones reivindicativas:

Información sobre sistema asilo en el Estado español (Vía Amnistía Internacional)>>>

Buscando refugio. ¿Por qué se van? ¿Qué pasa por el camino? ¿Cómo los acogemos?>>>

Blog Europa sin Refugio>>>

Blog del trabajo de Médicos del Mundo>>> o su Mapa de rutas migratorias>>>

Blog ‘Bienvenidos Refugiados’>>>

Grupo de Facebook ‘Rede Galega en Apoio ás Persoas Refuxiadas’>>>

Grupo de Facebook ‘Refuxiadas Compostela’>>>

Grupo de facebook ‘SOS Refuxiados Universidad Santiago de Compostela’>>>

Hoaxmap, el mapa que recoge más de 240 mentiras sobre refugiados en Alemania>>>

Demandamos sensatez, justicia y coherencia en la acogida de las personas refugiadas. Posicionamiento Coordinadora Galega de ONGD e Rede Galega contra a Pobreza>>>

Buscando refugio. Oxfam Intermon

Buscando refugio. Oxfam Intermon

Refugiados welcomeExige a partidos y administraciones

Para que se atiendan y acojan a las personas refugiadas. Investiga qué está haciendo tu ayuntamiento por las personas refugiadas y de que manera presionan a las administraciones autonómicas y estatales. Organízate para que se presenten mociones en tu ayuntamiento y para que la Xunta de Galicia se posicione. Pregunta a los políticos y políticas en las redes sociales qué opinión y qué propuestas tienen para garantizar los derechos de las personas refugiadas, etc.

Pregunta si está previsto que lleguen personas refugiadas a tu municipio.

Algunos están coordinando la acogida con organizaciones locales que se encargan de cubrir lo más básico (vivienda, educación y atención sanitaria). La ciudadanía es imprescindible en el acompañamiento para su incorporación a la vida social cotidiana.

Infórmate bien sobre las organizaciones a las que quieres hacer donaciones materiales.

Si quieres colaborar, infórmate sobre las organizaciones a las que quieres donar objetos, alimentos o ropa. Consulta su web, llama o escribe para asegurarte que la ayuda llega a organizaciones profesionales, transparentes, con presencia en el terreno y con capacidades para prestar una ayuda eficaz y con impacto entre las personas refugiadas.

Es muy importante tener en cuenta el protocolo de buenas prácticas en ayuda humanitaria>>> que, entre otras cuestiones, especifica que siempre que sea posible la ayuda debe prestarse aprovechando los recursos locales y regionales, abasteciéndose de ellos para evitar los costes adicionales (ambientales y financieros) y para favorecer la economía local y regional.

Refugiados Niño y padre jugando

Foto Petros Giannakouris / AP

Haz donativos económicos

A las organizaciones especializadas que trabajan en los países de primera acogida, de tránsito o aquí. Mucho mejor hacerse socio y socia. El apoyo puntual es importante, pero las ayudas regulares permiten planificar y organizarse mejor. La ayuda efectiva para las personas refugiadas precisará del apoyo continuado de todos y todas. Proporcionar ayuda económica permite que las organizaciones que trabajan en terreno puedan destinarlo en cada momento a las necesidades que detectan.

Estas son algunas de las ONG que trabajan en países de origen de las personas refugiadas y en el trabajo de acogida y asilo:

Oxfam Intermon>>>

Amnistía Internacional>>>

Entreculturas>>>

CEAR-Comisión Española de Ayuda al Refugiado>>>

Cruz Roja>>>

Ecos do Sur>>>

Farmamundi>>>

Médicos del Mundo>>>

Médicos Sin Fronteras>>>

Proactiva Open Arms>>>

Save the Children>>>

Unicef>>>

Todo está falseado. Los refugiados no tienen refugio, los que están en funciones no funcionan y loso responsables no recuerdan sus responsabilidades. Xaquín Marín.

Todo está falseado. Los refugiados no tienen refugio, los que están en funciones no funcionan y loso responsables no recuerdan sus responsabilidades. Xaquín Marín.

Ofrécete cómo voluntaria o activista

A las organizaciones especializadas en el ámbito del asilo, refugio y que trabajan con personas migrantes. En tu comunidad ya hay personas refugiadas o esperando que se les reconozca como tales. Y cada día llegan más refugiadas y migrantes por Ceuta y Melilla. Por lo general. las organizaciones de acogida disponen de poco personal y agradecerán el apoyo. Quizás tardan en responder así que habrá que tener un poco de paciencia.

ACCEM>>>

Ecos do Sur>>>

Médicos del Mundo>>>

SOS Racismo>>>

Viraventos>>>

Ciberactúa

Muchas organizaciones tienen campañas abiertas en internet y en las redes sociales para presionar a las autoridades españolas y europeas. Hay que exigir al gobierno central y a las instituciones europeas una respuesta rápida y efectiva, el cumplimiento de sus compromisos y el respeto de los Derechos Humanos. Algunas campañas:

#YoAcojo (Amnistía Internacional)>>>

Hospitalidad (Sector Social de la Compañía de Jesús)>>>

‘El asilo es de todos’ (Acnur)>>>

Detengan las expulsiones de refugiados y retiren el acuerdo con Turquía (CEAR)

Hackathon for refugees 2 días para la innovación colectiva y solidaria

Haz trabajo educativo en la escuela, en el tiempo libre, en tu casa…

Refugiados FascismoHay que explicar a los niños y niñas lo que está pasando. Muchas organizaciones disponen de materiales educativos para trabajar temas sobre asilo, refugio y migraciones. Algunas ideas:

Red de Recursos educativos Edualter>>>

Unidades Didácticas de Entreculturas>>>

Unidad Didáctica de Amnistía Internacional>>>

Escuelas sin Racismo (ACPP)>>>

Unete a la investigación periodística y a la denuncia de las políticas migratorias y de asilo de la UE y sus Estados miembros

Hazte activista de organizaciones, campañas o plataformas que lo hagan. La crisis de las personas refugiadas está muy relacionada con las desigualdades, las guerras, las migraciones internacionales y la xenofobia. Apoya medios y periodistas de investigación y datos para tener rigor en las denuncias y propuestas.

Datos y periodismo para ponerse en su lugar>>>

Empoderamiento desde el caos en la Jungla de Calais>>>

Refugiados solicitudes de asilo por sexo

Exige que tus impuestos sirvan para ayudar a las personas refugiadas.

Investiga qué está haciendo tu ayuntamiento y tu gobierno autónomo a favor de las personas refugiadas a nivel económico. Haz presión para que haya políticas y recursos estables para ayudar a las personas refugiadas, ahora y mañana.

Procura entender y atender los problemas que causan estas crisis

Colabora como socio/a, voluntario/a, activista o ciberactivista con cualquier organización que trabaje en cooperación internacional y en la defensa de la paz y los derechos humanos. Sin desigualdades, sin guerras y sin vulneración de los Derechos Humanos no habría crisis de las personas refugiadas. Es una manera indirecta de ayudar a quien necesita asilo y la única forma de conseguir que el número de refugiadas y migrantes económicas siga creciendo.

Recuerda: la solidaridad efectiva siempre es de larga duración.

Las personas refugiadas también necesitan nuestro apoyo y nuestra atención cuando no son noticia.

@cgongd

Refugiados Medidas 2006

Refugiados RIP solidaridad europea

Administración, AFRICA, Campañas, Comunicación, Derechos humanos, Educación, Incidencia, Inclusión, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas Migrantes, Tercer Sector, Unión Europea

Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Nos dan igual los refugiados?

21 de marzo de 2016 a las 11:27

Refugiados olvido

Ponerse en el lugar del otro. Todo empieza aquí.

Así acababa “Tranquilidad: Sólo son personas muriendo“, un artículo escrito en setiembre del año pasado, cuando se hizo evidente la tragedia de miles de personas huyendo del horror sirio y una explosión de solidaridad sacudió pueblos y ciudades españolas ante la imagen del cadáver de un niño muerto en una playa.

Entonces me preguntaba ¿importa que sea sirio o gallego para quedarse indiferente? Parece ser que sí, 350 niños y niñas han muerto ahogados en el Egeo desde Aylan Kurdi. De haber sobrevivido hoy sería deportado a Turquía.

Les confieso que soy incapaz de escribir sobre todo esto. Me abruma como un continente entero vuelve a dejarse enredar por los cachorros del fascismo, por la ignorancia, la inseguridad y el miedo.

Por eso le agradezco mucho a una experta en derechos humanos como Violeta Assiego que nos ayude a responder a la pregunta ¿Nos dan igual los refugiados?

No nos dejemos enredar. Gracias Violeta

Dicen que a los españoles nos dan igual los refugiados

“El mundo al revés nos enseña

a padecer la realidad en lugar de

cambiarla, a olvidar el pasado en

lugar de escucharlo y a aceptar el

futuro en lugar de imaginarlo. En la

escuela son obligatorias las clases de

impotencia, amnesia y resignación

Eduardo Galeano

La crisis de los refugiados no preocupa a los españoles. Ni un solo español (0,00%) sitúa a los refugiados entre los 39 principales problemas de España”.

Este es el tuit literal que uno de los principales periódicos nacionales de nuestro país tuvo a bien publicar en su red social el pasado 8 de marzo. La afirmación (que yo no calificaría como información) roza el insulto a la inteligencia y, sin duda, tergiversa la percepción que los españoles pueden tener de la tragedia que están viviendo los refugiados. Desvirtúa con un 0,00% de rigor, el sentido con el que el CIS sondea a la opinión pública respecto a las coyunturas que a esta le preocupan.

Para los españoles, desde hace tiempo, la inmigración -la llegada de personas extranjeras no comunitarias a nuestras fronteras- no representa uno de los principales motivos de preocupación, es decir, no les supone problema alguno. Y esto, más que un síntoma de insensibilidad social, hasta ahora se ha interpretado como una buena señal. La ciudadanía no vive a los inmigrantes (ni a los refugiados) como algo amenazante para ellos o para España, a diferencia de lo que sí sienten con la corrupción, el paro, la clase política o la situación económica.

Niños y niñas ahogadas desde Aylan Kurdi Fuente: @chselles

Niños y niñas ahogadas desde Aylan Kurdi Fuente: @chselles

Sobre refugiados, la noticia martilleante debería ser que Europa tan solo ha acogido a 160 de los 160.000 refugiados que se comprometió, y que a España solo han llegado 18 de las 16.231 que el Gobierno aceptó a regañadientes. Bilbao, Valladolid o Madrid son algunos de los lugares donde se ha instalado ese grupo que no llega ni a la veintena.

Si el Gobierno español no ha dado más pasos para cumplir con el contingente de refugiados que le fue asignado no ha sido, precisamente, porque los españoles pasen del tema o rechacen la idea de acogerles. Más bien todo lo contrario, un sondeo realizado por Metroscopia en el mes de noviembre (fecha en la que se negociaban las cifras del reparto de refugiados entre los países de la Unión Europea) señalan un alto grado de solidaridad de la sociedad española hacia la tragedia (que empieza a ser crimen) humanitaria.

Una muy amplia mayoría (84%) –sin distinción ideológica– era partidaria de que la localidad en la que residen forme parte de la Red de Ciudades Refugio que impulsó Ada Colau; el 57% de los españoles estaba a favor de que se produjera una pequeña subida de impuestos para ayudar en el problema, el 68% estaría dispuesto a colaborar como voluntario y el 66% a hacer pequeñas donaciones económicas.

Refugiados Aceptacion

Esta solidaridad intencional no parece estar sobredimensionada por las imágenes terribles que llegan si atendemos a algunos de los datos de la última vez que el CIS estudió la Percepción y Actitudes de los españoles ante la inmigración. Sin ser para tirar cohetes, y teniendo en cuenta el contexto de crisis económica y social en el que estábamos inmersos en el 2014, prima la actitud de aceptación y tolerancia entre los españoles. Dos ejemplos:

  • La opinión mayoritaria de los españoles cuando oye la palabra inmigración es asociarla a: la necesidad de venir a trabajar (24%), a pobreza y desigualdad (14%) y a un sentimiento de empatía y solidaridad (9%).

  • A la pregunta de qué hacer con los extranjeros en situación irregular, el 15% afirma sin cortapisas que deben ser devueltos; y si se trata de solicitantes de asilo, el 12% afirma que no debe acogérselas en ningún caso.

Centrándonos en esto último, al menos uno de cada diez españoles en 2014 era completamente intolerante al extranjero en situación de mayor vulnerabilidad. Un pequeño porcentaje nada desdeñable teniendo en cuenta que es, probablemente, inferior al real.

Bajando al barro de los prejuicios

Es decir, en este tipo de encuestas el sesgo de la deseabilidad social tiene su papel, es decir, un número significativo de ciudadanos responde más bien para ‘quedar bien’ y aparentar los valores –en este caso de tolerancia- que se esperan de él. Esa deseabilidad social se depura cuando ‘bajamos al barro’ y se pregunta sobre aquellas creencias en las que se esconden los prejuicios, y así, en esa misma encuesta, encontramos que son mayoría los que piensan que:

  • los inmigrantes abusan de la atención sanitaria gratuita (49%)

  • reciben más ayudas sanitarias (45%)

  • los españoles deberían tener preferencia a la hora de elegir el colegio de sus hijos (49%)

  • se les da más ayudas escolares a los hijos de inmigrantes (48%), y

  • reciben del Estado más de lo que aportan (54%).

Este tipo de prejuicios no son ciertos pero son estereotipos inyectados en la población a través de informaciones como la de que a los españoles nos da igual lo que les pase a los refugiados. Se trata de mensajes erróneos, distorsionados, equivocados y, en ocasiones, hasta mal intencionados. Parten de los propios medios de comunicación, de los responsables políticos pero también de individuos que, por su profesión o su función social, representan una influencia incuestionable para otros: docentes, deportistas, religiosos, educadores, sanitarios, pero también personajes como famosos, youtubers y tertulianos.

Aquellos que reciben esa ‘información’ suele ser ese grueso de la opinión pública que, al margen de que luego se encarnen en porcentajes en los sondeos, asimilan lo que les cuentan por el presunto prestigio o posición de quien se lo cuenta.

Para destilar prejuicios, discriminación y hasta xenofobia, no hace falta tener carnet de racista ni ser ultramilitante de nada.

En la supuesta sociedad de la información, es precisamente esta la que también nos puede deformar como personas hasta llevarnos a vivir en una ambivalencia que nos hace altamente influenciables. Por un lado, somos capaces de sentir empatía y compasión ante los refugiados que viven un verdadero horror pero por otro, nos dejamos llevar por aquellos que cuestionan que sea papá Estado quien deba facilitarles ayuda o dicen todo tipo de barbaridades para ‘quitarse el problema de encima.

Al final terminaremos cediendo mediante algún gesto de caridad (que nombraremos como solidaridad) mientras seguimos nuestra vida sin tomar conciencia de que las mujeres, niños y hombres sirios que llegan a las costas de Europa están siendo víctimas de una de las más graves violaciones de derechos, y que a partir de ayer Europa los han entregado (junto con 6.000 millones de euros) a Turquía –un país condenado por la propia Unión Europea por violar los derechos de su población– para que ‘los custodie’ y los retorne.

Foto: Jure Erzen www.eldiario.es

Foto: Jure Erzen www.eldiario.es

¿Nos dan igual los refugiados?

Claro que no, pero sí es cierto que en la sociedad española no nos hacemos preguntas ni buscamos respuestas. Basta ver cómo hemos resuelto nuestra mayor deuda con la memoria histórica, yendo hacia delante sin echar la vista atrás.

Corren tiempos muy difíciles. El trato que los líderes de la Unión Europea están dando a los refugiados es de una gravedad difícil de encontrar en sus fronteras sin remontarse a los tiempos del nacionalsocialismo alemán, el fascismo de Mussolini, el franquismo o las dictaduras comunistas de los países del Este.

Estamos ante una vuelta de tuerca en el trato cruel, inhumano y degradante hacia una población que huye de la guerra y del sadismo del ISIS. Cuando uno lo hace mal y lo sabe tiende a defenderse, a justificarse, a buscar razones que lo eximan de su responsabilidad. Decir que nos dan igual los refugiados es una de esas simplezas que se pueden llegar a utilizar, sugerir que es una manera de luchar contra el terrorismo otra pero sea como sea, de cada uno va a depender a partir de ahora no dejarse enredar.

Nada es casual ni un simple comentario o rumor cuando sirven para justificar que se sesguen derechos y discriminen a personas, cuando instalan estereotipos y envenenan la convivencia.

No te dejes enredar con argumentos falsos como con los que han venido haciendo con la inmigración. Sobre todo cuando sí te importan las personas, eres capaz de empatizar y no tienes tiempo para constrastar lo que te cuentan.

@Vissibles

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Unión Europea
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Migrantes: ¿Y si pudieras pintarte el mejor de tus recuerdos?

15 de diciembre de 2015 a las 21:04

Migrantes cartel tipoSi por algo me encanta tener este blog es por poder compartir iniciativas ilusionantes, impulsadas por personas que no se resignan y tratan de mejorar su entorno, rompiendo de paso con los prejuicios que se tienen sobre las personas inmigrantes por ejemplo, una bendición de la que por desgracia apenas podemos disfrutar en Galicia.

Hoy les dejo con Yosi Ledesma para que les presente MIGRANTES2015, una delicia de proyecto que durante este año y junto a muchas otras personas han llevado a cabo en A Coruña, relacionando con ingenio y escasos medios, arte, emoción y una lección de convivencia e integración entre culturas muy diferentes (no se pierdan los vídeos)

A Yosi ya la conocen, la semana pasada les animaba a votar en su nombre en las próximas elecciones. “El cambio empieza por nosotros” nos decía. Y ya ven como lo pone en práctica.

Gracias Yosi.

¿De dónde somos realmente, del lugar del que salimos, del lugar al que llegamos?

Desde el principio de los tiempos…

Un día iniciamos el viaje, elegimos e idealizamos nuestro destino, nos hacemos fuertes, valientes… supervivientes de nuestras propias miserias. Cargamos nuestra vida en una mochila que pesa mucho a nuestra espalda. Allí, en ese lugar de donde partimos quedó una parte nosotros, latente, ardiente, imposible de olvidar. En cada uno de nosotros cohabita un MIGRANTE, un espíritu de libertad que saldrá a la luz en alguna etapa de nuestra vida. Y es que lo fenomenal no es migrar, el verdadero fenómeno es constatar que pertenecer a un determinado grupo social (nacer en una parte u otra del mundo) te convierte en inmigrante o emigrante de primera o segunda, tercera.

¿Quién elige nacer en una país pobre o en guerra?
¿Quién tiene potestad para limitar algo tan innato al ser humano como la lucha por su vida?
¿A qué nos referimos realmente cuando hablamos de fenómenos migratorios?

Migrantes chica espaldaLa migración de los seres humanos no es un “fenómeno” sino un proceso natural que está presente en todas las épocas de la historia y en todas etapas del desarrollo de nuestro planeta. Cierto es que las corrientes migratorias evolucionan, el ser humano no puede conocer las cosas en sí mismas, sino solamente las cosas tal como las percibe o experimenta.

Se pueden realizar y se han realizado muchos estudios sobre las diferentes causas de la migración: políticas, económicas, bélicas, etcétera. Pero todos llegan (y llegarán igual dentro de 100 años) siempre a la misma conclusión, no importa en qué momento se realicen:  Los seres vivos (animales y hombres) desde siempre y por siempre, migrarán por las mismas razones. Nos trasladamos, viajamos, nos movemos con el simple propósito de mejorar, por la búsqueda de una vida mejor, que nos brinde la oportunidad de la soñada felicidad.

Disfrutar del proceso, compartir lo vivido y sin financiación

Con MIGRANTES quisimos contar la historia de personas con historias, recuerdos de vida que nos acompañan siempre, un brillo en la mirada, un temblor en la voz… un suspiro a medio sonreír… La memoria de una imagen, un sentimiento que a pesar del tiempo y distancia no olvidamos.

Trabajamos con 13 historias: migrantes de edades, orígenes y procesos migratorios diferentes, compartiendo sus recuerdos, sus miedos, sus sueños y proyectos. Humanos que usaron su cuerpo como lienzo, pincel y pintura para reconstruir una emoción. Nuestro proyecto se gestó como una gran mesa, donde un grupo de amigos decidió compartir con los demás sus mejores talentos:pintura, fotografía, vídeo y música creando así, momentos entre humanos para invitar a la reflexión.

Con un objetivo principal: disfrutar del proceso y compartir lo vivido.

Y así lo hicimos. Durante 365 días MIGRANTES visitó tantos lugares como nos fue posible y todo ello sin financiación de ningún tipo, gracias al trabajo colaborativo y apoyo mantenido en el tiempo de todos los implicados en el plan.

Migrantes chicas espalda pintandoLa composición de MIGRANTES se apoya en diferentes materiales que le dan sentido: una exposición itinerante de 13 fotografías, exposición que fue mostrada dentro y fuera de A Coruña, hermanada a un documental donde las personas fotografiadas narran su proyecto migratorio y de integración en la comunidad de acogida desde un punto de vista emocional. Cada una de las presentaciones se complementó con una actuación artística donde se fusionaron diversos ritmos del mundo y de allí nació GaliAfro agrupación compuesta por los músicos Ibou Ndieye y Karlos Barral.

Con el resultado de las fotografías del proyecto editamos un calendario que además de dar soporte económico al desarrollo de la actividad se entregó a varias organizaciones que luchan a favor de la integración social de todas las personas para que así pudieran recaudar fondos con su venta.

Todo plan tiene unos cómplices

Esta iniciativa ha sido posible gracias a la implicación y complicidad de artistas como Belén Canosa responsable de los trabajos de “bodypainting” realizados sobre los cuerpos de los protagonistas de Migrantes, Nomad Art creador del documental sobre el proyecto, Karlos Barral encargado de toda la parte musical del proyecto, Begoña Bah y Uxía Saborido que captaron las 13 historias de vida de nuestros protagonistas con sus cámaras.

Fue increíblemente hermoso ver y sentir como se fueron sumando colaboradores, amigos como los de A Casa da Fariña, Enhebra Ideas, Gimena Berenguer, Zlick , el Colectivo 15001 y SQUARE espacio cultural donde en estos momentos se encuentran expuestas las 13 piezas de la colección y asi una larga lista de personas también se hicieron cómplices de nuestros plan.

Migrantes chicas espalda

Top y Aita. Foto: Begoña Bah. Pintura: Belén Canosa

Y de mi que te puedo contar…

…que hace casi una década, metí mi vida en una maleta y llegué hasta aquí… un lugar donde nada es mejor ni peor, solo diferente. Sentí en mis carnes el peso de la palabra EXCLUSIÓN.

Migrantes mujer floresEn mi mundo todos y todas valemos lo mismo. Los humanos somos una rara especie programada para discriminar. ¡Cuidado! todos estamos en peligro y dar valor al respeto por la igualdad, es responsabilidad de todos de todas.

Migrantes es pues un homenaje a la interculturalidad, la pluralidad y la diversidad. Una evidencia de que, al final, vengamos, vayamos, o nos quedemos, todos buscamos las mismas cosas sin importar cuán diferente nos veamos. Que el mundo es una cultura y yo soy simplemente una pasajera más.

Soy Yosi y un día aprendí que la vida es compartir. Y tú… ¿Si pudieras pintas el mejor de tus recuerdos que te pintarías?

Fueron 365 días increibles… Ven a despedir MIGRANTES2015 con nosotros y brindemos por un nuevo año. Tenemos una cita el próximo 19 de diciembre de 2015 en la plaza de Azcarraga #12 (SQUARE) a las 20:30. ¿Vienes?

@yosehanna

AFRICA, Arte, CENTROAMERICA, Comunicación, Cultura, Derechos humanos, Inclusión, Participación, Personas Migrantes, Voluntariado
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Le pica? Pues vote o regale su voto

3 de diciembre de 2015 a las 1:18

Votar Abstencion pimientos (2)Pues parece ser que gallegos y canarios somos los que menos votamos en las anteriores elecciones generales. En 2011, en Galicia, nada menos que 704.999 personas tomaron la decisión política de abstenerse o de votar blanco o nulo. En toda España fueron nada menos que 10.361.756 personas las que dejaron que decidieran por ellas.

Me he enterado hoy gracias a una campaña viral puesta en marcha desde los Seminarios #Datactic3 que se han celebrado simultáneamente en Barcelona, Madrid y Bilbao con el objetivo de conseguir que más personas voten, que conozcan nuestro desigual sistema electoral y sobre todo que su voto sea lo más informado posible.

Votar Abstención gallegos 2011 2015Si siguen este blog, ya sabrán que ante la burda excusa del “yo no voto porque todos son iguales” mi respuesta es siempre la misma: “iguales a ti“.

Con el récord de 13.657.232 españoles en riesgo de pobreza y/o exclusión social es una irresponsabilidad quedarse en casa o posiblemente desperdiciar el voto blanco o nulo.

Votar en blanco sumoY la lección de participación democrática nos la están dando precisamente muchas de estas personas en pobreza o exclusión.

Hace dos años en un artículo algo pesimista, me obligaba a recordar que su opinión también cuenta porque justo ocurría lo contrario: el estudio “Los excluidos también pueden votar: abstención y exclusión social en España” nos mostraba un auténtico apagón democrático al demostrar que aquellas secciones electorales caracterizadas por su elevada exclusión social es donde había una abstención extrema. Mucho más entre la comunidad gitana

Votar en blanco papelerasHoy es inevitable ser más optimista.

Es evidente el cambio político ocurrido en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, en donde miles de personas votaron teniendo como principal criterio para decidir su voto la defensa de los derechos sociales y la garantía de reducción de la pobreza, la exclusión o la desigualdad.

El Informe FOESSA de Caritas ya detectó que la llamada exclusión política bajó de un 51,7% en 2009 al 32, 2% en 2015.  Si quieren saber a quien votan tendrán que leer alguna discusión entre expertos.

Las personas primero: Las palabras no son suficientes. Queremos compromisos!

Un mayor deseo de participación democrática que es perceptible en las redes sociales y que tengo la suerte de poder disfrutar en directo y con lemas semejantes en algunos de los diferentes encuentros y seminarios de participación que se celebran por toda España, Portugal y la semana pasada a nivel europeo.

Disfruten un rato mientras se lo cuentan Yosehanna (Yosi) Ledesma y Javier Pérez, abriendo el V Foro sobre Pobreza y exclusión Social en Santiago de Compostela.

No hay personas desfavorecidas. Hay decencia y dignidad

Voten por quienes no les dejan votar

Votar siguen siendo una aspiración para miles de personas en nuestro país.

Voto CERMI discapacidadParece mentira, pero el CERMI ha publicado un manual de apoyo para el ejercicio del derecho al voto para las personas con discapacidad de cara al 20D.

Una guía en la que se exige que se cumpla la legislación vigente, empezando por la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con Discapacidad y se insta a reclamar plena accesibilidad tanto durante la campaña electoral como el día de la cita con las urnas (programas electorales en lectura fácil, papeletas en Braille, transporte accesible, etcétera). Y en la que se insta a las 80.000 personas sin derecho a voto por razón de discapacidad intelectual o enfermedad mental a reclamar su restitución.

¡Ustedes voten por mi! ” nos decía Yosi en el vídeo. Garantizar una participación efectiva es también un reto con los derechos de los inmigrantes. En las elecciones generales no pueden hacerlo, cuando son tan españoles como cualquiera.

Ya en las pasadas elecciones locales apenas pudo ejercer su derecho al voto el 10% de los residentes extranjeros. Mientras que en varios países europeos el derecho al sufragio se concede a los inmigrantes en las elecciones locales después de cinco años de residencia, en España se requiere, además, un acuerdo de reciprocidad con el país de origen correspondiente. Inmigración y democracia parece que siguen sin tener sentido en la misma frase.

Voto a quien le importa el voto emigrante

Tú puedes votar y no quieres, yo quiero votar y no puedo. Rescata Mi Voto

Tampoco podrán votar de nuevo la mayoría de los miles y miles de personas, sobre todo jóvenes, que en los últimos años y al grito de “No nos vamos. Nos echais” se han visto obligados a marchar de nuestro país para buscarse la vida.

En las elecciones del del 20 de diciembre nuestros emigrantes volverán a ser abstencionistas forzosos. Y eso que hay casi dos millones de españoles residentes en el extranjero con derecho a voto, que el 80% de ellos tiene pensado votar en las próximas elecciones generales. El 95% no lo hará. ¿A alguien le importa el voto emigrante?

FB_IMG_1449400186226Es la principal conclusión de un informe elaborado por la plataforma ciudadana Marea Granate, que lucha de forma apartidista por los derechos de los emigrantes españoles y que denuncia uno de los peores pucherazos electorales de nuestra historia reciente, tras la reforma electoral de 2011 en la que se introdujo por primera vez el llamado “voto rogado”, modalidad por la cual el elector residente fuera de España se ve obligado a solicitar expresamente el derecho a voto.

Votar Rogado Marea GranateSus números cantan: el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) está integrado por 1.880.026 personas con derecho a voto. Gente que ha ido a la embajada, se ha inscrito en el Registro Consular -perdiendo con ello su cobertura sanitaria en España- y que ha rellenado la solicitud correspondiente. Sólo han conseguido terminar esta yincana burocrática de ruego de voto 115.055 personas, un mísero 6,11%. Pero con el ingenio y la decencia no se puede…

#rescatamivoto

¿Piensa abstenerse el 20 de diciembre?

Pues antes de hacerlo, desde la Marea Granate le proponen donar su voto a un emigrante que quiere votar y no puede. De esta forma, un abstencionista voluntario podrá donar su voto para que un abstencionista forzoso ejerza su derecho fundamental.

Y de forma muy sencilla, aquí se lo explican.  De hecho en múltiples países, como Francia o Reino Unido, se puede designar a una persona para que vote en tu lugar, se le llama “vote par procuration” o “vote by proxy“.

Anímense abstencionistas. Ya hay 137 votos rescatados y 1261 emigrantes huérfanos aún necesitan un donante (en Galicia 98, 12 ya lo han conseguido…)

¿Y a quien votar?

Pues también aquí están cambiando las cosas. Por primera vez en España muchas oenegés coherentes se están mojando y con información objetiva y rigor están lanzando sus indirectas. Pero se lo cuento otro día. Un avance: Política + ética ¿Ya conocen Polétika?

Si es que hasta niños y niñas se están mosqueando…

@xosecuns

Administración, Campañas, Comunicación, Comunidad gitana, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Incidencia, Menores y jóvenes, Participación, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Transparencia, Voluntariado
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net