Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Archivo para ‘AFRICA’ categoría

Chema Vera: Las ONG coherentes bajan al barro

23 de noviembre de 2016 a las 2:18
Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Foto: Marcos Miguez. La Voz de Galicia

Oxfam Intermon, una de las oenegé de referencia en nuestro país cumple 60 años de lucha contra la pobreza. Y no celebra su aniversario ensimismada, sino asumiendo con valentía y junto al resto de organizaciones que forman Oxfam Internacional, el riesgo de ser coherente y luchar contra la desigualdad y sus causas no sólo en Africa o América Latina sino también en España.

Detrás de esta transformación y de titulares como “El dinero fugado a un paraíso fiscal supone recortes en tu centro de salud” o «Con los refugiados no va a pasar nada, no han venido» están personas como su director general, Chema Vera, con quien he tenido la oportunidad de conversar.

Enfrentar la desigualdad extrema, seguir cerca de las personas y mantener la voz y la pasión son los tres retos que Chema cree que Oxfam Intermon tendrá en el futuro. Aquí nos da algunas pistas de como conseguirlo, o no.

 

Oxfam Intermón está denunciando en España problemáticas que antes parecían exclusivas de países del Sur: desigualdad, fraude fiscal o baja calidad democrática. ¿España es ya un país de terreno?

No como objeto de cooperación pero si como objeto de lucha por la justicia social y de defensa de derechos y de trabajo con población vulnerable. Sigue habiendo muchas diferencias pero creemos que debemos hablar de una desigualdad y pobreza crecientes en España porque sus causas son globales, máxime en desigualdad o fiscalidad, donde pueden afrontarse desde África, América Latina o Europa de una forma diferente.

Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ya no hablan de pobreza de aquí y de allí sino de causas y compromisos compartidos. ¿Qué implica?

Nuestro informe conjunto con Unicef nos permitió hablar sobre la contribución de España a los ODS con sus políticas de cooperación y comercio exterior. Pero también en como se van a cumplir en nuestro país los compromisos de reducción de pobreza infantil o acceso a calidad de servicios sociales que deben plasmarse en un plan nacional específico.

Los nuevos ODS son una buena noticia. No sólo abordan las consecuencias de desigualdad o insostenibilidad sino sus causas estructurales. Por ejemplo, el objetivo Hambre Cero reconoce que fracasará si no se cumplen lo previsto en cambio climático. Ojalá fuera mas potente su redacción pero en ODS como el 10 se habla de desigualdad y supone sin duda una oportunidad para demandar políticas estructurales a nivel internacional y en España.

“Los indianos fracasados vuelven a casa” Una expresión escuchada en ONG de acción social ante la actuación en España de organizaciones que antes trabajaban en desarrollo. Debates clásicos en cooperación como empoderamiento o apadrinamiento tienen su equivalente entre inclusión activa o un rancio asistencialismo. ¿Luchar contra la pobreza y sus causas o maquillarla?

Creo que si lo enfrentamos creando campos excluyentes acabamos cayendo en el error interesado de quienes quieren diferenciar a pobres de aquí con pobres de allí. Si lo vemos desde el enfoque de la mera captación de captar subvenciones o el oportunismo de cambiar mi imagen falseando mi imaginario si es válido el debate.

Nuestra respuesta es que nunca ha habido fronteras para los derechos o la solidaridad. Para quienes trabajamos desde este enfoque de causas o de derechos en África o América Latina es más difícil hacer fronteras y caer en este error, y es más fácil compartir agenda y espacios en España. Y creo que ha sido acertado porque hemos contribuido al debate político publico español y no nos ha mermado la capacidad de hablar de otros países, al contrario, ha reforzado nuestro discurso, hemos podido hablar más de América Latina por ejemplo.

El 99% de nuestros ingresos seguirán destinándose a cooperación o ayuda humanitaria. No vamos a abrir programas propios pero si a utilizar una parte de nuestros recursos libres a apoyar con recursos, apoyo técnico, formación o hasta amparo mediático a organizaciones sociales en España, y en dos sectores: población migrante y refugiada y violencia contra las mujeres.

Hacer incidencia política defendiendo derechos o denunciando desigualdad solos o a través de redes: la Plataforma por la Justicia Fiscal, Polétika… Algunas entidades protestan al sentirse obligadas a posicionarse sobre temas incómodos. ¿Es acertada la defensa radical de derechos?

Desde luego que si. Desde el respeto, pero si realmente como organización nos creemos el enfoque de derechos y no es mera retórica o unas palabras escritas en un marco lógico o en la memoria de actividades, ser coherente con esta misión implica exponerte, supone tensión, correr riesgos. Y si no…

¿Y si no?

haciendanosomostodos cartelTienes que sentir que estás saliendo de tu zona de confort, sintiéndote incómodo con las contradicciones. Podrás hacerlo mejor o peor pero por lo menos entras en terrenos donde hay una oportunidad para el cambio y de influir en sectores hasta ahora desmovilizados. Estamos comprobando que le hemos puesto explicaciones, argumentos y propuestas de acciones a una percepción de desigualdad que ya existía en mucha gente. Faltaba explicarla, dar posibilidades de actuación.

Pasar de denunciar los recortes en la cooperación al desarrollo (que seguimos haciendo) a presentar un informe de calidad contra la reforma fiscal de Montoro, es más arriesgado, pero es ahí donde debemos estar si nos creemos el enfoque de derechos y ese cambio de ideas, valores y actitudes políticas y prácticas.

Seguir con nuestra tradición de hacerlo solos o acompañados. Trabajar solos con acciones propias o en alianza con otros donde pongamos en juego nuestra identidad y marca (como la campaña contra el tráfico irregular de armas con Amnistía Internacional, Greenpeace o Fundació per la Pau, o la campaña sobre refugiados con otras ONG). Y participar en redes donde nuestra marca desaparece y se debate y actúa sobre causas comunes. Entre los tres espacios debemos seguirnos moviendo.

Sabiendo que los beneficiarios de Oxfam Intermón están a miles de kilómetros y los de las ONG de acción social en la calle de al lado, ¿Qué le dirías a quienes siguen diciendo que su organización es apolítica?

Que me digan como. Aunque sean entidades que se limiten a recaudar fondos, es tremendamente difícil afirmar ser apolítico cuando se esta trabajando con personas en vulnerabilidad y lo que haces no es ajeno a lo que ocurre en tu contexto local, a las normas que dificultan la inserción laboral o la alimentación. Solo con el hecho de prometer unas cuantas becas comedor se está tomando una posición política muy clara aunque no quieras.

fraude-fiscal-pringao-oxfam-intermonIncluso en un pretendido sentido asistencialista de trabajar solo las consecuencias estás asumiendo un cierto rol que más te vale reconocer. Máxime si se presume de tener un enfoque de derechos, lo que obliga a tomar postura y partido por las victimas. Nuestra acción política parte de las personas y sus derechos. En otras se puede partir de las ideas o los estudios, pero en nuestro caso vienen luego y este posicionamiento casi inevitable nos obliga a ser innovadores, a intentar conectar con una sociedad española que se ha revitalizado políticamente en los últimos ocho o diez años, nos guste o no.

Lo que pasa es que se confunde apolítico con apartidista. Organizaciones como Oxfam Intermón, Amnistía Internacional, Greenpeace o Médicos Sin Fronteras hemos demostrado que se pueden tomar iniciativas contundentes y comprometidas políticamente sin que se nos puedan asociar con ningún partido. Como cuando reclamamos la reforma de la Constitución y que los derechos sociales y económicos se conviertan en fundamentales y tengan la misma obligatoriedad para nuestro gobierno dentro y fuera de España. Ahora, esto no es estar precisamente en la zona de confort.

¿Cuales son los retos a los que se enfrenta el Tercer Sector Social en España? 

Relevancia para la sociedad, seguir siendo referentes para ciertos temas más allá de las actuación concreta.

Rendición de cuentas sobre lo que estamos consiguiendo con nuestra actuación (acción humanitaria, acción social, incidencia, cooperación, me da igual) gracias al apoyo de la sociedad, bien sea indirectamente con financiación pública o con cuotas de socias o donativos.

Conexión con la gente joven y conseguir su adhesión. El paso de la persona socia o donante de toda la vida a jóvenes activos en el mundo digital, que requieren una cercanía, transparencia e implicación muy superior a la que estamos acostumbrados.

¿Sigue siendo necesaria la cooperación al desarrollo? ¿Hay vida después del 0,7%?

Si claro. Hay que seguir defendiendo un volumen de fondos suficientes. No estoy de acuerdo con la postura de que ya no hay que pedir dinero. Si la política pública española de cooperación al desarrollo no crece, más vale cerrarla, porque llega un momento en que con tanta reducción no llega ni para soportar los costes de estructura y lo que cuesta una dirección general sin apenas tiene recursos para gestionar.

Comic Niñas Abuso sexual Nicaragua CooperaciónPero hace falta una renovación del rol, los instrumentos de cada actor y la narrativa de cómo lo estamos contando. Y esto afecta y mucho a las ONGD. Creo que tuvimos un boom de financiación rápida y excesivamente fuerte, que digerimos como buenamente pudimos, haciendo mucha maquinaria de proyectos que ahora ya no existe.

Debemos evolucionar hacia una cooperación de valor añadido. Que se nos mida y valore por el impacto de nuestros programas: con quien más los hacemos (en terreno o internacionalmente), en si aportamos conocimiento, influencia, trabajo en red, una especialización fuerte, etc. Si eso no se explicita, la narrativa antigua de simplemente gestores de la cadena de solidaridad o la relación con intermediarios, está muerta. Máxime porque es vertical y estamos en un mundo cada vez más horizontal, en donde hay países con capacidades mucho más fuertes que en el nuestro.

También está muerto un sector de ONGD ensimismado con la bandera de más recursos o del 0,7%. Sólo puede funcionar por la vía de quitarse las orejeras, asumir un enfoque de derechos, de compartir causas con otros o asumirlas para ampliar nuestra base social y el respaldo a la cooperación al desarrollo. Al sector le ha venido bien la reducción de las ONG y que haya más fusiones e interrelaciones y que se nos mida por lo que aportamos, no por lo que gestionamos.

Recaudar fondos denunciando desigualdad y fraude fiscal: ¿Suicidio o genialidad?

Fue una decisión difícil. Cuando entras en una denuncia de desigualdad o intereses de grandes empresas, salvo excepciones como la Fundación La Caixa con la que puedes entrar en un dialogo sofisticado, a la mayoría ni se les pasa por la imaginación financiarte. Tienen otras organizaciones disponibles mucho más blancas y con causas mucho más sencillas.

Hay una renuncia implícita a este tipo de financiación, pero afortunadamente la realidad económica es mucho más amplia, con mucha pequeña y mediana empresa y alguna grande que si que participan. Hay algunos donantes que aún teniendo muchos ingresos entienden la dialéctica de desigualdad y la defensa de una fiscalidad justa y un reparto de la riqueza.

¿Que es una ONG blanca?

Aquella con un posicionamiento político público mucho menos anguloso o sistémico. Puedes denunciar en tu boletín la situación de los niños soldado o la trata, porque queda muy lejos. Pero la clave es que hacer cuando te vas haciendo más fuerte: si denuncias abiertamente las causas políticas o económicas que provocan o consienten estos hechos y retas al sistema, te haces un poco menos blanco. Entras en un cierto barro, y hay que hacerlo con mucho rigor y apoyo público, siempre con la conexión de las personas para explicar y explicitar el por qué hacemos una acción y no otra.

¿Y funciona con pequeños donantes?
Si. Con campañas como las de escaqueo fiscal o subirnos a la denuncia de los Papeles de Panamá hemos conseguido miles de nuevos socios. No por una emergencia, sino por una campaña política.

Incluso en campañas más tradicionales, como la que haremos en Navidad estamos intentando innovar nuestro marketing, conectando, en una campaña con el lema No hay más excusas, un proyecto con mujeres en Burkina Faso con la incidencia política sobre el cambio climático. Es decir, relacionar un proyecto y a unas personas a las que se les niegan sus derechos con una causa global y hacer una narrativa sobre este aquí y allí. La posibilidad de que se enganchen nuevas personas es alta.

@Chema_Vera

AFRICA, ASIA, Campañas, Captación, CENTROAMERICA, Comercio justo, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desarrollo rural, Desigualdad, Empresa, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Medio ambiente, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, SUDAMERICA, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Empoderamiento desde el caos en la Jungla de Calais

15 de septiembre de 2016 a las 10:02

295.000 migrantes y refugiadas han llegado a Europa por mar en lo que llevamos del 2016, según la Organización Internacional de Migraciones.  Ya sabemos, con datos y periodismo, que además del horror del que huyen, todas ellas se enfrentarán a la locura de la lotería europea de como se respeta el derecho de asilo. También tenemos buenas noticias con las múltiples propuestas que cualquiera de nosotros puede hacer, con sensatez, por las personas refugiadas o los estudios rigurosos que demuestran, por ejemplo, que cada euro invertido en acoger a los refugiados se trasformará en casi dos de beneficios en los próximos cinco años.

En el mundo, más de 65 millones de personas se han visto forzadas a huir. El lunes se celebra la Cumbre Mundial de la ONU sobre Refugio y Migración donde todos los gobiernos deben tratar de mejorar el respeto a los derechos de las personas desplazadas. Algo que no hace España según Oxfam Intermon, que sólo ha acogido a 474 personas refugiadas y ha recortado casi un 70% el presupuesto de ayuda humanitaria.

Les animo a ver el vídeo del final, a presionar a nuestro gobierno y a seguir las etiquetas #DerechoaRefugio #RefugiadosMigrantes o #ConLosRefugiadospara que esta cumbre no sea un teatrillo más.

Les dejo con Arturo Coego, recién llegado del campo de refugiados de Calais, en el norte de Francia. Arturo es uno de tantos excelentes profesionales gallegos que han tenido que emigrar a Reino Unido a buscarse la vida trabajando en servicios sociales. No se pierdan su blog Reseteando, sobre innovación social y comunicación.

Gracias Arturo

Miles de personas llegaron a Europa en 2015 en busca de refugio. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Miles de personas llegaron a Europa en 2015 en busca de refugio. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Calais: Empoderamiento desde el caos

El destino quiso que a principios de agosto viajase al campo de refugiados de Calais desde París, la Ciudad de la Luz. Mis primeras horas en el norte de Francia las pasaría en la playa, brindando con vino de supermercado con mis compañeras de aventura mientras veíamos pasar docenas de ferriess navegando hacia UK.

Foto aérea de La Jungla, en Calais (AFP)

Foto aérea de La Jungla, en Calais (AFP)

Semanas antes había empezado a preparar el viaje informándome en foros, contactando con otras personas interesadas en un voluntariado de estas características, comparando métodos de transporte, precios, etcétera. Encontrar la entidad social adecuada a través de la que colaboraríamos in situ era una tarea clave. Finalmente nos decantamos por Care4Calais, cuya ayuda humanitaria no requiere habilidades específicas como es el caso de Kitchen Calais o Doctors without borders.

Al campo de refugiadas de Calais lo llaman La Jungla, un apodo que causa controversia. Uno entiende el por qué del mote una vez se adentra en sus calles y dunas. Se trata de la penúltima etapa de ese éxodo entre la guerra y la tierra prometida: el Reino Unido. En tierras inglesas, una vez se les reconoce el estatus de persona refugiada, se les conceden 28 días de alojamiento durante los que ya pueden solicitar ayudas sociales. En UK hay seguridad y trabajo, no resulta entonces difícil comprender la ecuación.

El grafitero británico Banksy dejó su huella en Calais recordando a Steve Jobs, cuyo padre biológico emigró desde Siria hasta USA en el pasado. Foto: AC

El grafitero británico Banksy dejó su huella en Calais recordando a Steve Jobs, cuyo padre biológico emigró desde Siria hasta USA en el pasado. Foto: AC

Tras recorrer aproximadamente 2 kilómetros aparcamos bajo un puente de la autopista. Es la entrada al campo. Allí reina una anarquía domesticada, una suerte de organización improvisada para salir del apuro. Cabe recordar que el de Calais es un asentamiento ilegal donde nada es eterno: los incendios, las cargas policiales o las decisiones políticas se encargan de recordarlo cada cierto tiempo.

Boceto del mapa del campo de refugiadas en los almacenes de Care4Calais. Foto: AC

Boceto del mapa del campo de refugiadas en los almacenes de Care4Calais. Foto: AC

Lucía un sol precioso durante mi estreno como voluntario, el paisaje nada tenía que ver con las imágenes del Calais lleno de barro que vemos en los medios. Nos habían avisado de que tuviésemos cuidado con nuestras pertenencias -especialmente pasaportes- y evitásemos quedarnos allí por la noche, pero la primera impresión no nos puso en alerta.

Mi primera tarea me bajó de esa nube de voluntario superhéroe en la que a veces nos subimos en estos contextos: nos tocó agacharnos a recoger colillas, cristales, papeles, restos de comida, envases y ratas en descomposición. Muchas de las personas residentes (un 90% de población adulta masculina) pasaban a nuestro lado sin inmutarse, están acostumbradas a nosotras. Otras se paraban a chocarnos las cinco y darnos las gracias. Se respiraba un buen ambiente. ¿Quién no sonríe al buen tiempo?

Pasar al lado de varias chabolas reconvertidas en restaurantes, escuelas o peluquerías fue un shock. O ceder el paso a un refugiado manejando una carretilla llena de cervezas. O fijarme en alguno de los bares y ver a dos clientes fumando shishas tranquilamente. De alguna forma la vida se abre paso.

refugiados-calais-3-peace-restaurant

Las calles de polvo, piedras y cemento dividen un asentamiento donde las/os habitantes se organizan en comunidades según su nacionalidad. La mayoría provienen de Sudán, Eritrea, Afganistán, Pakistán, Irak y Kuwait. Ya sabemos que detrás de los nombres falsos y las caras pixeladas que vemos en cada reportaje hay historias de supervivencia brutal. Nos hemos acostumbrado a oírlas. Pero cuando una persona te cuenta que han matado a su esposa e hijos uno calla, aguanta la compostura y olvida todo lo que ha visto, oído o leído hasta el momento. Se han acabado los adjetivos para describir la vergüenza que Europa está permitiendo.

Hoy hay más de 7000 personas en Calais soñando con pisar suelo británico, pero desde el 10 de Downing Street ya solo se habla en clave Brexit y la nueva medida con respecto a las refugiadas consiste en -redoble de tambor- …construir un muro. Por nuestra parte, ya ninguna de nosotras puede ser neutral: o reaccionamos o somos cómplices de este desastre humanitario. Una vez más la ecuación es simple.

En la sesión verpertina, tras reponer fuerzas en el almacén, cogimos de nuevo el coche para pisar de nuevo el campo. Esta vez tocaba hacer una cadena humana para asegurar una mínima organización en el reparto de ropa y calzado. Repetiríamos el proceso dos horas después en otra zona del asentamiento, distribuyendo esta vez comida y packs de higiene.

refugiados-calais-4-campo

Al término de esa primera jornada nos fuimos de vuelta a nuestro camping a ducharnos y ponernos guapas para salir a tomar unas cañas. Nos juntaríamos con el resto en el Family Pub, el punto de reunión oficioso entre voluntarias. Calais -la ciudad- estaba de fiesta. Los carruseles brillaban frenéticos a tan solo un par de kilómetros de La Jungla. Tétrico, si lo piensas.

refugiados-calais-5-frontera

Ya es domingo. Ni rastro de resaca. El fin de semana, con sus altibajos, ha pasado volando. Por un momento me distraigo pensando en la energía especial que desprende el campo. Allí puedes incluso tocar el instinto de supervivencia transformado en optimismo, es real. Pienso en las tiendas que les han reventado pero que han reconstruido. Me acuerdo de las personas refugiadas que se han convertido en voluntarias de care4calais. Su aportación es vital gracias a su ascendencia dentro del gran grupo. Pienso en todo ese empoderamiento que nace del caos, un proceso de reafirmación donde las ganas de vivir les devuelven la dignidad que nos empeñamos, como sociedad, en arrebatarles.

Ya es de noche. Me he despedido de mis compañeras de aventura. Estoy compartiendo coche a través de blablacar para volver a mi piso inglés. Mi nuevo amigo James y yo ya estamos en algún punto entre Dover y Bristol tras cruzar en ferry el estrecho de La Manche. Son más de las una de la mañana y estamos cansados, así que decidimos hacer una parada en una gasolinera. Me acerco a la tienda y cojo un café helado y un pain aux raisins. El cajero es español, hablamos lo típico, que de dónde somos y qué tal nos va. Le cuento que vengo del campo de refugiadas de Calais. Me cuenta que hace media hora ha aparecido en la tienda un chico refugiado pidiéndoles que llamasen a la policía para pedir asilo político. Había cruzado el Estrecho escondido en un camión. Venía en nuestro ferry

Lo has conseguido

@ArturoCoego

Imagen de previsualización de YouTube AFRICA, Campañas, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Incidencia, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas Migrantes, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Qué puedo hacer, con sensatez, por las personas refugiadas?

27 de abril de 2016 a las 0:04

Refugiados El Roto causas huirDicen que a los españoles nos dan igual los refugiados. Es mentira.

Como en otras muchas ocasiones, ante el sufrimiento ajeno, miles de personas están dando una vez más una lección de solidaridad. Lo comprobé por primera vez tras el genocidio en Ruanda o con el huracán Mitch en Centroamerica. Está demostrado que mientras una tragedia humanitaria sale en medios de comunicación, la sociedad española responde.

Pero lamentablemente estas explosiones de solidaridad tienen dos problemas: que suelen desaparecer cuando dejan de ser noticia (y cuando más ayuda necesitan quienes sufren) y que se actúa desde la emoción y la urgencia. Hay que ayudar ya, como sea, sin pararse a pensar en las causas del problema ni en asegurar que se hace de la mejor forma posible. Con el argumento de “lo importante es hacer” se han desperdiciado y se desperdician millones de euros.

Ninguna persona decente se puede quedar tranquila mientras contempla como miles de personas se ahogan en el Mediterráneo huyendo del horror, se estrellan contra las indignas alambradas europeas o se hacinan en campos de detención como el de Idomeni.

Ayudar exige sensatez, calma, coordinación, coherencia, mucha profesionalidad e incidencia política. Como bien dice Susana Maceiras:seguimos cayendo en un asistencialismo que parecía muerto, metiendo lo que nos sobra en cajas, confiando en asociaciones sin aval y dando por hecho que no hay nadie al volante” .

Helena Capera y Sara García, técnicas de la Coordinadora Galega de ONGD’s con la colaboración del resto de coordinadoras autonómicas, han elaborado una completa lista de ideas para ayudar con sensatez.

Muchas gracias por hacernos llegar sus propuestas para enriquecerla.

Gracias Helena. Gracias Sara

¿Quieres ayudar a las personas refugiadas? Algunas ideas

Fórmate e informa

Colabora en difundir la realidad que están viviendo las personas refugiadas y los motivos de esta crisis. Puedes implicar a tu asociación vecinal, parroquia, asociación deportiva o cultural para que difunda esta información y si posicione. Consulta en estas páginas información, posicionamientos y acciones reivindicativas:

Información sobre sistema asilo en el Estado español (Vía Amnistía Internacional)>>>

Buscando refugio. ¿Por qué se van? ¿Qué pasa por el camino? ¿Cómo los acogemos?>>>

Blog Europa sin Refugio>>>

Blog del trabajo de Médicos del Mundo>>> o su Mapa de rutas migratorias>>>

Blog ‘Bienvenidos Refugiados’>>>

Grupo de Facebook ‘Rede Galega en Apoio ás Persoas Refuxiadas’>>>

Grupo de Facebook ‘Refuxiadas Compostela’>>>

Grupo de facebook ‘SOS Refuxiados Universidad Santiago de Compostela’>>>

Hoaxmap, el mapa que recoge más de 240 mentiras sobre refugiados en Alemania>>>

Demandamos sensatez, justicia y coherencia en la acogida de las personas refugiadas. Posicionamiento Coordinadora Galega de ONGD e Rede Galega contra a Pobreza>>>

Buscando refugio. Oxfam Intermon

Buscando refugio. Oxfam Intermon

Refugiados welcomeExige a partidos y administraciones

Para que se atiendan y acojan a las personas refugiadas. Investiga qué está haciendo tu ayuntamiento por las personas refugiadas y de que manera presionan a las administraciones autonómicas y estatales. Organízate para que se presenten mociones en tu ayuntamiento y para que la Xunta de Galicia se posicione. Pregunta a los políticos y políticas en las redes sociales qué opinión y qué propuestas tienen para garantizar los derechos de las personas refugiadas, etc.

Pregunta si está previsto que lleguen personas refugiadas a tu municipio.

Algunos están coordinando la acogida con organizaciones locales que se encargan de cubrir lo más básico (vivienda, educación y atención sanitaria). La ciudadanía es imprescindible en el acompañamiento para su incorporación a la vida social cotidiana.

Infórmate bien sobre las organizaciones a las que quieres hacer donaciones materiales.

Si quieres colaborar, infórmate sobre las organizaciones a las que quieres donar objetos, alimentos o ropa. Consulta su web, llama o escribe para asegurarte que la ayuda llega a organizaciones profesionales, transparentes, con presencia en el terreno y con capacidades para prestar una ayuda eficaz y con impacto entre las personas refugiadas.

Es muy importante tener en cuenta el protocolo de buenas prácticas en ayuda humanitaria>>> que, entre otras cuestiones, especifica que siempre que sea posible la ayuda debe prestarse aprovechando los recursos locales y regionales, abasteciéndose de ellos para evitar los costes adicionales (ambientales y financieros) y para favorecer la economía local y regional.

Refugiados Niño y padre jugando

Foto Petros Giannakouris / AP

Haz donativos económicos

A las organizaciones especializadas que trabajan en los países de primera acogida, de tránsito o aquí. Mucho mejor hacerse socio y socia. El apoyo puntual es importante, pero las ayudas regulares permiten planificar y organizarse mejor. La ayuda efectiva para las personas refugiadas precisará del apoyo continuado de todos y todas. Proporcionar ayuda económica permite que las organizaciones que trabajan en terreno puedan destinarlo en cada momento a las necesidades que detectan.

Estas son algunas de las ONG que trabajan en países de origen de las personas refugiadas y en el trabajo de acogida y asilo:

Oxfam Intermon>>>

Amnistía Internacional>>>

Entreculturas>>>

CEAR-Comisión Española de Ayuda al Refugiado>>>

Cruz Roja>>>

Ecos do Sur>>>

Farmamundi>>>

Médicos del Mundo>>>

Médicos Sin Fronteras>>>

Proactiva Open Arms>>>

Save the Children>>>

Unicef>>>

Todo está falseado. Los refugiados no tienen refugio, los que están en funciones no funcionan y loso responsables no recuerdan sus responsabilidades. Xaquín Marín.

Todo está falseado. Los refugiados no tienen refugio, los que están en funciones no funcionan y loso responsables no recuerdan sus responsabilidades. Xaquín Marín.

Ofrécete cómo voluntaria o activista

A las organizaciones especializadas en el ámbito del asilo, refugio y que trabajan con personas migrantes. En tu comunidad ya hay personas refugiadas o esperando que se les reconozca como tales. Y cada día llegan más refugiadas y migrantes por Ceuta y Melilla. Por lo general. las organizaciones de acogida disponen de poco personal y agradecerán el apoyo. Quizás tardan en responder así que habrá que tener un poco de paciencia.

ACCEM>>>

Ecos do Sur>>>

Médicos del Mundo>>>

SOS Racismo>>>

Viraventos>>>

Ciberactúa

Muchas organizaciones tienen campañas abiertas en internet y en las redes sociales para presionar a las autoridades españolas y europeas. Hay que exigir al gobierno central y a las instituciones europeas una respuesta rápida y efectiva, el cumplimiento de sus compromisos y el respeto de los Derechos Humanos. Algunas campañas:

#YoAcojo (Amnistía Internacional)>>>

Hospitalidad (Sector Social de la Compañía de Jesús)>>>

‘El asilo es de todos’ (Acnur)>>>

Detengan las expulsiones de refugiados y retiren el acuerdo con Turquía (CEAR)

Hackathon for refugees 2 días para la innovación colectiva y solidaria

Haz trabajo educativo en la escuela, en el tiempo libre, en tu casa…

Refugiados FascismoHay que explicar a los niños y niñas lo que está pasando. Muchas organizaciones disponen de materiales educativos para trabajar temas sobre asilo, refugio y migraciones. Algunas ideas:

Red de Recursos educativos Edualter>>>

Unidades Didácticas de Entreculturas>>>

Unidad Didáctica de Amnistía Internacional>>>

Escuelas sin Racismo (ACPP)>>>

Unete a la investigación periodística y a la denuncia de las políticas migratorias y de asilo de la UE y sus Estados miembros

Hazte activista de organizaciones, campañas o plataformas que lo hagan. La crisis de las personas refugiadas está muy relacionada con las desigualdades, las guerras, las migraciones internacionales y la xenofobia. Apoya medios y periodistas de investigación y datos para tener rigor en las denuncias y propuestas.

Datos y periodismo para ponerse en su lugar>>>

Empoderamiento desde el caos en la Jungla de Calais>>>

Refugiados solicitudes de asilo por sexo

Exige que tus impuestos sirvan para ayudar a las personas refugiadas.

Investiga qué está haciendo tu ayuntamiento y tu gobierno autónomo a favor de las personas refugiadas a nivel económico. Haz presión para que haya políticas y recursos estables para ayudar a las personas refugiadas, ahora y mañana.

Procura entender y atender los problemas que causan estas crisis

Colabora como socio/a, voluntario/a, activista o ciberactivista con cualquier organización que trabaje en cooperación internacional y en la defensa de la paz y los derechos humanos. Sin desigualdades, sin guerras y sin vulneración de los Derechos Humanos no habría crisis de las personas refugiadas. Es una manera indirecta de ayudar a quien necesita asilo y la única forma de conseguir que el número de refugiadas y migrantes económicas siga creciendo.

Recuerda: la solidaridad efectiva siempre es de larga duración.

Las personas refugiadas también necesitan nuestro apoyo y nuestra atención cuando no son noticia.

@cgongd

Refugiados Medidas 2006

Refugiados RIP solidaridad europea

Administración, AFRICA, Campañas, Comunicación, Derechos humanos, Educación, Incidencia, Inclusión, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas Migrantes, Tercer Sector, Unión Europea

Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Migrantes: ¿Y si pudieras pintarte el mejor de tus recuerdos?

15 de diciembre de 2015 a las 21:04

Migrantes cartel tipoSi por algo me encanta tener este blog es por poder compartir iniciativas ilusionantes, impulsadas por personas que no se resignan y tratan de mejorar su entorno, rompiendo de paso con los prejuicios que se tienen sobre las personas inmigrantes por ejemplo, una bendición de la que por desgracia apenas podemos disfrutar en Galicia.

Hoy les dejo con Yosi Ledesma para que les presente MIGRANTES2015, una delicia de proyecto que durante este año y junto a muchas otras personas han llevado a cabo en A Coruña, relacionando con ingenio y escasos medios, arte, emoción y una lección de convivencia e integración entre culturas muy diferentes (no se pierdan los vídeos)

A Yosi ya la conocen, la semana pasada les animaba a votar en su nombre en las próximas elecciones. “El cambio empieza por nosotros” nos decía. Y ya ven como lo pone en práctica.

Gracias Yosi.

¿De dónde somos realmente, del lugar del que salimos, del lugar al que llegamos?

Desde el principio de los tiempos…

Un día iniciamos el viaje, elegimos e idealizamos nuestro destino, nos hacemos fuertes, valientes… supervivientes de nuestras propias miserias. Cargamos nuestra vida en una mochila que pesa mucho a nuestra espalda. Allí, en ese lugar de donde partimos quedó una parte nosotros, latente, ardiente, imposible de olvidar. En cada uno de nosotros cohabita un MIGRANTE, un espíritu de libertad que saldrá a la luz en alguna etapa de nuestra vida. Y es que lo fenomenal no es migrar, el verdadero fenómeno es constatar que pertenecer a un determinado grupo social (nacer en una parte u otra del mundo) te convierte en inmigrante o emigrante de primera o segunda, tercera.

¿Quién elige nacer en una país pobre o en guerra?
¿Quién tiene potestad para limitar algo tan innato al ser humano como la lucha por su vida?
¿A qué nos referimos realmente cuando hablamos de fenómenos migratorios?

Migrantes chica espaldaLa migración de los seres humanos no es un “fenómeno” sino un proceso natural que está presente en todas las épocas de la historia y en todas etapas del desarrollo de nuestro planeta. Cierto es que las corrientes migratorias evolucionan, el ser humano no puede conocer las cosas en sí mismas, sino solamente las cosas tal como las percibe o experimenta.

Se pueden realizar y se han realizado muchos estudios sobre las diferentes causas de la migración: políticas, económicas, bélicas, etcétera. Pero todos llegan (y llegarán igual dentro de 100 años) siempre a la misma conclusión, no importa en qué momento se realicen:  Los seres vivos (animales y hombres) desde siempre y por siempre, migrarán por las mismas razones. Nos trasladamos, viajamos, nos movemos con el simple propósito de mejorar, por la búsqueda de una vida mejor, que nos brinde la oportunidad de la soñada felicidad.

Disfrutar del proceso, compartir lo vivido y sin financiación

Con MIGRANTES quisimos contar la historia de personas con historias, recuerdos de vida que nos acompañan siempre, un brillo en la mirada, un temblor en la voz… un suspiro a medio sonreír… La memoria de una imagen, un sentimiento que a pesar del tiempo y distancia no olvidamos.

Trabajamos con 13 historias: migrantes de edades, orígenes y procesos migratorios diferentes, compartiendo sus recuerdos, sus miedos, sus sueños y proyectos. Humanos que usaron su cuerpo como lienzo, pincel y pintura para reconstruir una emoción. Nuestro proyecto se gestó como una gran mesa, donde un grupo de amigos decidió compartir con los demás sus mejores talentos:pintura, fotografía, vídeo y música creando así, momentos entre humanos para invitar a la reflexión.

Con un objetivo principal: disfrutar del proceso y compartir lo vivido.

Y así lo hicimos. Durante 365 días MIGRANTES visitó tantos lugares como nos fue posible y todo ello sin financiación de ningún tipo, gracias al trabajo colaborativo y apoyo mantenido en el tiempo de todos los implicados en el plan.

Migrantes chicas espalda pintandoLa composición de MIGRANTES se apoya en diferentes materiales que le dan sentido: una exposición itinerante de 13 fotografías, exposición que fue mostrada dentro y fuera de A Coruña, hermanada a un documental donde las personas fotografiadas narran su proyecto migratorio y de integración en la comunidad de acogida desde un punto de vista emocional. Cada una de las presentaciones se complementó con una actuación artística donde se fusionaron diversos ritmos del mundo y de allí nació GaliAfro agrupación compuesta por los músicos Ibou Ndieye y Karlos Barral.

Con el resultado de las fotografías del proyecto editamos un calendario que además de dar soporte económico al desarrollo de la actividad se entregó a varias organizaciones que luchan a favor de la integración social de todas las personas para que así pudieran recaudar fondos con su venta.

Todo plan tiene unos cómplices

Esta iniciativa ha sido posible gracias a la implicación y complicidad de artistas como Belén Canosa responsable de los trabajos de “bodypainting” realizados sobre los cuerpos de los protagonistas de Migrantes, Nomad Art creador del documental sobre el proyecto, Karlos Barral encargado de toda la parte musical del proyecto, Begoña Bah y Uxía Saborido que captaron las 13 historias de vida de nuestros protagonistas con sus cámaras.

Fue increíblemente hermoso ver y sentir como se fueron sumando colaboradores, amigos como los de A Casa da Fariña, Enhebra Ideas, Gimena Berenguer, Zlick , el Colectivo 15001 y SQUARE espacio cultural donde en estos momentos se encuentran expuestas las 13 piezas de la colección y asi una larga lista de personas también se hicieron cómplices de nuestros plan.

Migrantes chicas espalda

Top y Aita. Foto: Begoña Bah. Pintura: Belén Canosa

Y de mi que te puedo contar…

…que hace casi una década, metí mi vida en una maleta y llegué hasta aquí… un lugar donde nada es mejor ni peor, solo diferente. Sentí en mis carnes el peso de la palabra EXCLUSIÓN.

Migrantes mujer floresEn mi mundo todos y todas valemos lo mismo. Los humanos somos una rara especie programada para discriminar. ¡Cuidado! todos estamos en peligro y dar valor al respeto por la igualdad, es responsabilidad de todos de todas.

Migrantes es pues un homenaje a la interculturalidad, la pluralidad y la diversidad. Una evidencia de que, al final, vengamos, vayamos, o nos quedemos, todos buscamos las mismas cosas sin importar cuán diferente nos veamos. Que el mundo es una cultura y yo soy simplemente una pasajera más.

Soy Yosi y un día aprendí que la vida es compartir. Y tú… ¿Si pudieras pintas el mejor de tus recuerdos que te pintarías?

Fueron 365 días increibles… Ven a despedir MIGRANTES2015 con nosotros y brindemos por un nuevo año. Tenemos una cita el próximo 19 de diciembre de 2015 en la plaza de Azcarraga #12 (SQUARE) a las 20:30. ¿Vienes?

@yosehanna

AFRICA, Arte, CENTROAMERICA, Comunicación, Cultura, Derechos humanos, Inclusión, Participación, Personas Migrantes, Voluntariado
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Tranquilidad: Sólo son personas muriendo

2 de septiembre de 2015 a las 22:39

Hacían sus necesidades tras unos tablones. Vomitaban unos sobre otros y pronto se llenaron de piojos. El ácido de los vómitos y el salitre del mar desgastaron sus ropas, que se convirtieron en harapos”. Se alimentaron “de patatas podridas, garbanzos con gorgojos y gofio picado. El agua estaba racionada

Refugiados a 32 kms de Libia antes de ser rescatados por fragata italiana Foto:Massimo Sestini

Refugiados a 32 kms de Libia antes de ser rescatados por fragata italiana Foto:Massimo Sestini

No, no es una patera llena de personas huyendo del genocidio sirio. Son las condiciones en las que 106 refugiados canarios intentaban huir a Venezuela de la represión franquista en 1949.

Refugiados canarios. Venezuela 1949

Refugiados canarios. Venezuela 1949

No veo mucha diferencia entre ambas fotos, como tampoco entre estos refugiados y los 465.000 españoles que en 1939 huyeron del horror cruzando la frontera con Francia. Como bien titula Jaime Rubio, no hace mucho tiempo que “los refugiados éramos nosotros

No parecen diferentes las lagrimas de un padre gallego y su hijo o las del sirio Laith Majid y los suyos, las de Subhi Nahas abandonando su hogar y su país debido a las amenazas de muerte y a los agravios que sufría a causa de su orientación sexual, o las del sobrino de Alí viviendo una auténtica película de terror y todo tipo de vejaciones en su viaje a Alemania. Pueden escuchar muchas otras historias de personas que están buscando un futuro aquí.

No les quiero amargar el día con esta imagen insoportable de Aylan Kurdi, el niño ahogado tirado en una playa turca. ¿Importa que sea sirio o gallego para quedarse indiferente?

Y no hablo de apadrinar a otros niños y niñas semejantes como seguramente empezarán a hacer ONG sin escrúpulos armadas con todo tipo de herramientas de pornografía solidaria, sino de reclamar derechos y justicia para personas que podríamos ser cualquiera de nosotros.

Refugiados ¿españoles o sirios?

Refugiados ¿españoles o sirios?

Cuando empezaron a llegar caminando sobre los ahogados que les precedieron, en Europa cundió la alarma” decía hace días El Roto. Parece pertinente recordar esta afirmación de Violeta Assiego en Si viaja al Norte no olvide sus cadenas: “En España no existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros“. Un artículo que se abría con esta pregunta incómoda: “¿Si los muertos fueran blancos, católicos o españoles estaríamos reaccionando igual?

Porque en este caso como en otras situaciones relacionadas con pobreza o exclusión social, basta con preguntarnos por como actuaríamos si esto le pasara a alguna persona querida: padres, hijas, familiares o amigas… Y ser coherente. No valen los típicos argumentos para no hacer nada o para esconder el “si sufren que se j…

Coherencia y una demostración de solidaridad nos la están dando muchos alemanes. 800.000 refugiados van a recibir este año, cuatro veces más que en 2014, con pancartas maravillosas en partidos de la Bundesliga diciendo “Bienvenidos refugiados“. Como dice Xavier Vidal, a la vista de la obscenidad de los ridículos 2.739 que quiere asumir nuestro gobierno y recordando que España es el segundo país que más fondos recibe del presupuesto de la UE para asilo, migraciones y fronteras: “Sin rechistar, igual que nosotros, ¿verdad? A ver como les denunciamos ahora

Bienvenida a refugiados en diversos partidos Bundesliga

Bienvenida a refugiados en diversos partidos Bundesliga

Coherencia admirable la de ese alud de familias que se están ofreciendo a recoger a refugiados. En Barcelona pero ahora también en otras muchas ciudades. Y no es la primera vez, conviene recordar que entre 1992 y 1994, cuando España era un país más pobre, acogimos a miles de refugiados bosnios. Lejos, muy lejos de las 385 personas que según ACCEM consiguieron que se les reconociera en 2014 el estatuto de refugiado en España.

Pero no nos quedemos en solidaridad, cabreo o impotencia. Si 22.000 personas han muerto ya en el Mediterraneo huyendo del horror de la guerra en Libia o Siria o del salvajismo del ISIS. Si entre la Unión Europea y sus países miembro se están peleando por el reparto de personas que sufren como si fueran residuos tóxicos, es por causas políticas evitables.

Actuemos.

No permitamos que la Europa de los valores se hunda en el Mediterráneo.

www.uerfanos.org

www.uerfanos.org

Si compartimos este lema, empecemos firmando el Manifiesto #UErfanos, impulsado por CEAR y EAPN España exigiendo a la Unión Europea y a sus Estados miembro que pongan en marcha una serie de medidas con carácter urgente. Se podría empezar por esta recomendación de Ignacio Torreblanca para aprovechar esta oportunidad para hacer Europa más fuerte, superando la lacra decimonónica de banderas, patrias, fronteras  y xenofobia: Imaginemos que Europa fuera un país.

Sigamos conociendo alguna de las causas y consecuencias de esta situación. Les recomiendo releer el artículo de Alberto Estévez  ¿Secretos y corruptelas españolas que matan?: Una de cada cuatro exportaciones de armas españolas tuvo como destino Oriente Próximo, superaron los 330 millones de euros. El comercio de armas supone aproximadamente el 40 por ciento de todas las transacciones internacionales en materia de corrupción. Aten cabos. En Alemania y Francia está demostrado. “No se puede uno desentender de un genocidio, y luego aparecer como buenos samaritanos que aceptan refugiadosdice Albino Prada.

Les recomiendo leer dos comunicados de prensa cuyo título da algunas claves: Es necesario un cambio en la política migratoria: El control y el miedo no son aceptables, impulsado por Cáritas, CONFER y Justicia y Paz. Y especialmente el de la EAPN España (a cuyo responsable de comunicación, Jonás Candalija, agradezco la información para este post) en nombre de las organizaciones sociales de este país: Ante la crisis humanitaria más grave desde la II Guerra Mundial en Europa, los derechos y la vida de las personas deben prevalecer sobre la defensa de las fronteras:

Refugiados por provinciaOperaciones navales y militares que no priorizan la ayuda humanitaria, el mezquino reparto de solicitantes de asilo cuando sólo en 2015 ya han llegado 300.000 personas por el Mediterráneo (vean el mapa por provincias si España asumiera las 5.837 personas recomendadas por la UE –no nos avergüence señor presidente-), las siete vallas europeas (como en Ceuta y Melilla), como ejemplos de impotencia ante los solicitantes de asilo, las devoluciones en caliente como principal solución gracias a la nueva Ley “mordaza“de Seguridad Ciudadana.

El resultado de una ausencia de política de cooperación para el desarrollo que olvida que detrás de cada decisión de abandonar una casa, un trabajo y una vida hay una causa de expulsión (la guerra, la falta de oportunidades, el cambio climático…) y personas a las que proteger y garantizar sus Derechos Humanos.

La política migratoria y de asilo europea ha de basarse en vías de acceso legales y seguras y no ser únicamente una política de control de fronteras. Esta política también ha de incluir líneas de lucha contra las redes de tráfico y trata de personas. Las mafias se aprovechan del aumento de la desigualdad y los conflictos bélicos para actuar con más intensidad, pero no son la causa de la actual crisis migratoria y de asilo. Son una consecuencia. La lucha contra estas mafias no puede basarse únicamente en el hundimiento de barcos fuera de nuestras fronteras, sino en políticas activas de cooperación y desarrollo con los países de origen.

Ponerse en el lugar del otro. Todo empieza aquí.

@xosecuns

Despedida emigrantes A Coruña 1956 Foto: Manuel Ferrol

Despedida emigrantes A Coruña 1956 Foto: Manuel Ferrol

Refugiados sirios. Laith Majid y sus hijos. Foto Daniel Etter

Refugiados sirios. Laith Majid y sus hijos. Foto Daniel Etter

 

AFRICA, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, NO Violencia, Personas Migrantes, Pobreza, Unión Europea
Escrito por xosecuns 12 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De cine,humor y dignidad. Mucha dignidad

12 de noviembre de 2014 a las 18:59

Empecemos fuerte: ¿Quién quiere ser voluntario para ayudar en Africa?

Una respuesta la tienen en este vídeo  (¡gracias por descubrirlo, Lucía!), así de paso conocen a Michael…

(si no les aparece subtitulado en castellano vayan a YouTube )

Imagen de previsualización de YouTube

No, ni Africa es un país ni en ninguna parte se necesitan este tipo de personas voluntarias o de ayuda insultante demasiado frecuente. Pero mejor sonriendo con este vídeo o con la delicia de cortometraje de Javier Fesser “Binta y la gran idea” que les puedo regalar al final de este artículo, gracias a Enxeñería sen Fronteiras y a UNICEF España y su  Guía didáctica, que leyendo artículos de falsos discursos sobre Africa o de las diferencias  entre personas voluntarias y obligatorias.

Y para explicar sin molestarles lo que es el asistencialismo o la solidaridad muy muy mal entendida,  mejor que escribir sobre ¿Tapones o derechos sociales? pueden poner los altavoces y dar palmas con el concierto “Africa for Norway” o aún mejor si ven a Michael, el captador de fondos, en el vídeo con el que le conocimos…

Imagen de previsualización de YouTube

Por cierto, ya pueden votar los premios Golden y Rusty Radiator 2014 (radiador de oro y radiador oxidado) al spot más digno y al más obsceno para recaudar dinero.

Y para no pisar callos criticando la vanidad de ciertos dirigentes de ONG y la necesidad imprescindible de trabajar en red para tener una mínima esperanza en la lucha contra la pobreza o la exclusión. Mejor hacerlo así, ¿no?

Imagen de previsualización de YouTube

En una sociedad en la que padecemos la enfermedad de estar obligados a militar siempre en algún bando, no hay mejor antídoto que el humor o la risa para obligarnos a reflexionar, para ridiculizar la intolerancia o para apelar a nuestra inteligencia. Y si lo hacen personajes que transmiten dignidad por todos sus poros, mucho mejor.

Me he reído y me he emocionado mucho en la SEMINCI que acaba de terminar.

Siempre es un placer viajar a Valladolid, pero la última semana de octubre especialmente, rodeado de personas que discuten, critican y aman el cine. En anteriores ediciones les hablé de Cine y compromiso o de Cine y muros pero en esta edición es obligado hablar de humor y dignidad.

Es el caso de la película ganadora, Mita tova (La fiesta de despedida). La historia de Yehezkel, un hombre de 75 años que vive en una residencia de ancianos de Jerusalén y que para cumplir el deseo de morir en paz de Max, su mejor amigo, inventa una máquina de ‘autoeutanasia’ que pronto tiene una gran demanda.

Hay que ser un genio para escribir un guión o dirigir una película defendiendo de forma decidida la eutanasia mientras te desternillas de risa admirando la humanidad, la libertad y el sentido del humor de sus protagonistas. El cartel ya les da una idea, pero aquí tienen el trailer.

De que hay vida y mucha dignidad después de los 80 años también nos hablan en la mexicana y Premio del Público En el último trago, la “road movie” de tres octogenarios para cumplir el último deseo de un amigo en común. Muy recomendable a pesar de alguna trampita del guión y de una mejorable dirección de unos actores espléndidos. 

Imagen de previsualización de YouTube

Una delicia es Las horas contigo de Catalina Aguilar Mastretta. Además de ofrecer una optimista visión de México, nos cuenta la historia y las conversaciones de tres mujeres: Ema (un descubrimiento Cassandra Ciangherotti), su madre Julieta y sobre todo doña Maria, su abuela, en los últimos días de su vida con un conocimiento, una ironía y, de nuevo, una dignidad envidiables. Aquí tienen el trailer, pero prefiero esta escena de conversación entre madre deslenguada e hija con novio católico que no tiene desperdicio…

Imagen de previsualización de YouTube

Pasarán un buen rato si van a ver Unos días para recordar (Bon Rétablissement), del siempre optimista Jean Becker, recordando con una precisión y un guión envidiables lo que es importante en la vida… y todo desde la cama de un hospital.

Si están a punto de divorciarse o quieren disfrutar con la insolencia de tres chavales bastante más sensatos que sus padres, su comedia y premio del público es Nuestro último verano en Escocia. Hasta me gustó El hombre más enfadado de Brooklyn, la última película de Robin Williams.

 

Pero si quieren disfrutar vayan a ver este fin de semana Dos días y una noche. No tiene nada de humor pero esta película de los hermanos Dardenne es todo un monumento a la dignidad por la que pelean todos los días millones de personas, víctimas de la guerra mundial contra los pobres y el austericidio en el que viven, de si ¿Hay piedad al fondo del cubo de la basura?.

Me sigue emocionando recordar a una espléndida Marion Cotillard (como hizo hace dos años con De oxido y huesos) y la epopeya de una depresiva Sandra que en un fin de semana debe convencer a sus compañeros de trabajo para que renuncien a sus pagas extras y conserve así su puesto.Sigue incomodándome reconocerme en alguna de las actitudes de sus compañeros.

No encuentro mejor frase para resumir una película y quizá una vida que con la que termina esta película.

Les dejo con Binta y su gran idea. Nos vemos en el cine. Todo este mes en Cineuropa en Santiago de Compostela o en Valladolid en la SEMINCI del año que viene.

¿Nos descubren otras películas o vídeos que hablen de dignidad y humor?

@xosecuns

Adultos mayores, AFRICA, Cine, Comunicación, Cooperación, Educación, Heroes cotidianos, Mujeres y hombres, Pobreza
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El virus es la desigualdad. La epidemia es la pobreza

13 de octubre de 2014 a las 21:47

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Ese día y durante toda esta semana se va a intentar hablar de lo que importa. En bastantes casos de forma amable y hasta odiosamente candorosa pero en otros muchos sin intentar endulzar la realidad ni ocultar las causas de la pobreza y la desigualdad. Entre estos últimos creo obligado destacar a la Alianza Española contra la Pobreza, una impresionante red de más de mil entidades de todo tipo y sensibilidades. Les recomiendo leer su Manifiesto contra la #RiquezaqueEmpobrece, sobre todo para entender con algo de sosiego lo que es la globalización y fenómenos como el Ebola. Sosiego, por favor. Lejos de tanta desmesura, alarmismo y prejuicios.

¿Democracia con transparencia o desigualdad o corrupción?, preguntaba hace unos días, con ocasión del Foro organizado por las tres plataformas gallegas de oenegés que intentan luchar contra la pobreza y exclusión en Galicia y en el resto del mundo. Una pregunta que difícilmente se puede responder envuelto en una bandera o escondido detrás de unas fronteras.

Afrontar la lucha contra la pobreza, la corrupción, el desempleo, o emergencias sanitarias como la del Ebola, es imposible mientras no entendamos que vamos en el mismo barco, que vivimos en un mundo globalizado en donde la mayoría de las soluciones o son globales o son mera propaganda.

El aumento salvaje de la desigualdad no es sólo español (en apenas cinco años sólo nos supera Letonia en toda la Unión Europea), sino mundial: siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado desde la década de 1980 y el 1% de las familias más poderosas acapara ya el 46% de la riqueza mundial.

La corrupción tampoco es patrimonio español. En los mismos paraísos fiscales donde Jordi Pujol y otros muchos delincuentes fiscales esconden un dinero que debería estar siendo utilizado para luchar contra la pobreza, lo tienen muchos líderes africanos.

Por desgracia, globalización y derechos humanos no son conceptos que vayan juntos. El dogma de “quien quiera derechos que se los pague”o la mentira del “no hay dinero para vivir por encima de nuestras posibilidades” se puede aplicar en Africa occidental, donde ya han muerto más de 4.000 personas por el Ebola, o en España. En ambos lugares asistimos a un desmantelamiento de las políticas sociales públicas, también en el ámbito sanitario. A la epidemia de la pobreza.

Hoy toca el Ebola, una minucia comparada con otras enfermedades de la pobreza que son un problema de salud pública mundial: neumonía, tuberculosis, malaria, etc. Casi la mitad de la población africana no tiene acceso a medicamentos esenciales. Solamente la malaria afecta anualmente a más de 220 millones de personas.

Sorprendentemente. Allí donde se producen el 90% de muertes por enfermedades transmisibles se invierte el 10% de recursos, y donde las muertes son el 10% se invierte un 90%.  No parece muy juicioso esperar a que estas enfermedades afecten a países ricos como el nuestro para luchar contra ellas, pero así se hizo con el SIDA o la Gripe A y ahora se hará con el Ebola (si, ya es rentable hacerlo).

Recortar los presupuestos de política social o sanitaria tiene efectos negativos inmediatos en la vida de millones de personas en todo el mundo. ¿A quién descartamos?, nos preguntan desde Oxfam Intermon.

Imagen de previsualización de YouTube

La campaña Si me importa nos recuerda que la ayuda al desarrollo funciona, que desde el inicio de esta crisis España ha recortado su presupuesto de cooperación al desarrollo en un 70% y nos invita a escoger a quien dejamos morir, porque esto es lo que ven todos los días en muchos países africanos. Pero la pregunta es perfectamente válida para España. ¿A quien decidimos machacar con los recortes: personas con dependencia, sin hogar, migrantes, paradas de larga duración, niños o niñas …?

Creo que pocas personas que lean este blog se atreverán a escribir un comentario con aquello de “primero hay que ayudar a los de aquí y luego a los de alla“. No hay aquí y allá, hay personas que sufren por las mismas causas. No se las ayuda, se respetan o no sus derechos. Y mientras nos enredamos con este trampantojo ganan los mangantes de las tarjetas de Bankia.

Medicos del Mundo también está luchando contra el ébola y contra la destrucción de los presupuestos sanitarios. En Africa, pero con coherencia tambíen en España con su campaña “Nadie desechado”, denunciando que al menos 873.000 personas han perdido el derecho a la asistencia sanitaria en apenas dos años y pidiendo nuestra colaboración para luchar contra la exclusión sanitaria y en defensa de la sanidad universal.

También lo hacen muchas profesionales de la sanidad: las que organizaron las mareas blancas, o las que están luchando contra el ébola en cualquier lugar del mundo. Ninguna de ellas ha dejado de lado su ética y moral en épocas de crisis financiera.

Es posible luchar localmente contra problemas globales. Esta semana tienen una prueba: el Premio Nobel de la Paz a Kailash Satyarthil y la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil. Una marcha a la que en Galicia y en toda España se unieron hace 16 años miles de niños y niñas y que desde entonces ha supuesto que más de 78 millones de menores hayan salido de la explotación. ¡Vaya si se puede!

Hay esperanza. Contra el ébola y contra quienes consienten su triunfo.

@xosecuns

Administración, AFRICA, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contra los prejuicios. Si no lo entiende o le incomoda, pregunte

27 de agosto de 2014 a las 0:42

“Queridos negros no españoles: cuando tomáis la decisión de venir a España, os convertís en negros. Basta ya de discusiones. Basta ya de decir soy senegalés, guineano, nigeriano o dominicano. A España le es indiferente. ¿Qué más da si no erais “negros” en vuestro país? Ahora estáis en España

“Si contais a una persona no negra algún suceso racista que os ha ocurrido, aseguraos que no lo hacéis con resquemor. No os quejeis. Sed tolerantes. Si es posible, presentarlo con humor. Sobre todo no os indigneis. En principio las personas negras no deben indignarse por el racismo. De lo contrario no obtendréis solidaridad. Esto sólo es aplicable a los progresistas blancos, dicho sea de paso. No os molestéis siquiera en contar a un conservador blanco un suceso racista que os haya ocurrido. Porque el conservador os dirá que sois VOSOTROS los verdaderos racistas y os quedaréis boquiabiertos.”

Si en los párrafos anteriores en vez de España escriben Estados Unidos, verán como se las gasta en su blog Ifemelu, la protagonista de Americanah, la última obra de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie.  Con lo que he disfrutado leyendo esta novela, entenderán por qué estas vacaciones recién terminadas han sido especialmente felices.

Mi amor platónico por Chimamanda surgió al descubrirla reflexionar sobre los peligros de generalizar y pretender solucionar con hachazos problemas complejos o resumir procesos históricos con cuatro prejuicios. Se la presenté como introducción al artículo más exitoso de este blog, 10 falsos discursos sobre Africa. 18 simples pero adictivos minutos sobre los peligros de una única historia. Su ironía, sencillez, elegancia y hasta una cierta coquetería para denunciar prejuicios, no deja indiferente. Les dejo de nuevo con ella, me lo agradecerán.

Imagen de previsualización de YouTube

Americanah, el término burlón con que los nigerianos se refieren a los que vuelven de Estados Unidos para ridiculizar sus nuevas costumbres, cuenta la historia de amor de dos adolescentes nigerianos, Ifemelu y Obinze, obligados a emigrar de su país (ella a Estados Unidos y el a Inglaterra) para tener una oportunidad. Con esta excusa, Chimamanda describe y reflexiona sobre temas como el racismo, la corrupción política, el machismo o los prejuicios de todo tipo con el mismo humor y con el estilo delicado, irónico, duro pero amable que ya le vemos en el vídeo.

No les voy a destripar el argumento, no se preocupen. Les recomiendo que lean la novela y hablamos en los comentarios o en alguna conferencia de Chimamanda en España (con este post me pongo a ello…), pero si me apetece reproducir alguna de las reflexiones de los protagonistas, especialmente las de Ifemelu (al Obinze simplemente le toca la lotería al enamorarse). Ya me gustaría a mi hacer un blog como el suyo, con su tono irreverente y coloquial, aún a pesar del tonillo algo victimista y de marisabidilla que a veces muestra la escritora, cuya historia real es muy similar a la de la protagonista. Se lo perdono todo.

El libro lo leí mientras iba recibiendo noticias dispersas sobre el ébola, los “asaltos masivos” a la valla de Melilla, los disturbios racistas en Estados Unidos o las corrupciones diversas que siguen asolando nuestro pais. Y no me parecían incoherentes con lo que leía.

Parece obvio, pero no lo es. Nigeria es un país africano cuyos 165 millones de habitantes no están masivamente infectados por el Ebola o la corrupción. 165 millones de historias tristes o felices, de personas honradas o corruptas como en cualquier otro sitio. Las cloacas de la corrupción politica en Lagos son muy parecidas a las que infectan a nuestros Pujol, Rajoy o Chaves y condenan igual que aquí a millones de personas a la pobreza, la exclusión o la desesperanza.

Las razones por las que los jóvenes emigran de Nigeria son muy parecidas a las que tienen muchos españoles de su edad cuando gritan ¡No nos vamos, nos echais!. Como cuenta Obinze a sus amigos ingleses: 

“Alexa y los demas invitados comprendían que se huyera de la guerra, de la clase de pobreza que aplastaba el alma humana, pero no entenderían la necesidad de escapar del letargo opresivo de la falta de elección. No entenderían por qué las personas como el, que se habían criado sin hambre ni sed pero vivían empantanadas en la insatisfacción, condicionadas desde su nacimiento a mirar hacia otro lugar, convencidas eternamente de que las vidas reales se desarrollaban en otro lugar, ninguna de ellas famélica, ni víctima de violaciones, ni procedente de aldeas quemadas, estuvieran ahora decididas a afrontar peligros, a actuar ilegalmente para marcharse, ávidas sólo de elección y certidumbre”.

Mientras lo leía no dejaba de pensar en Ibrahim Keita, Armand Debordo Bakayoko, Ousman Kenzo, Oumar Ben Sanda, Yves Martin Bilong, Daouda Dakole, Nimen, Blaise… y el resto de las 15 personas que murieron hace unos meses en Ceuta, en las personas que arriesgan su vida para entrar en nuestro país, en lo poco que se distinguir árabes de moros, musulmanes o islamistas.

Les dejo algún párrafo entre otros muchos que me han gustado. Hablan de prejuicios en Estados Unidos, Inglaterra o Nigeria, pero si en vez de negros escribo gitanos, discapacitados, mujeres, pobres… quizá, como a mi, no les parezcan tan lejanos.

“En Africa conocimos a gente que no tenia nada, absolutamente nada, pero era muy feliz- comentó Kimberli.- Ifemelu también descubriría más tarde que, para Kimberli los pobres eran libres de toda culpa. La pobreza es algo resplandeciente: no concebía que los pobres pudieran ser depravados o malévolos, porque su pobreza los había canonizado y los mayores santos eran los pobres extranjeros.”

 “…en muchas personas anida solapada la idea de que los blancos se ganaron su espacio en los trabajos y universidades mientras que los negros lo consiguieron porque son negros (…) el panorama del negro estadounidense viene a ser como cuando pasas en la cárcel muchos años injustamente y de pronto te ponen en libertad, pero no te dan billete para el autobús; ah, y encima tú y el tío que te metió en la cárcel ahora sois automáticamente iguales. Si sale a relucir eso de que “lo de la esclavitud fue hace mucho tiempo” instad a vuestro amigo blanco a decir que muchos blancos todavía heredan dinero que sus familias amasaron hace cien años…”

Y por último, después de una serie de “consejos  para estadounidenses no negros” que no tienen desperdicio, les dejo con un párrafo que suscribo contra cualquier tipo de prejuicio, por eso no sirvo para ir a tertulias …

“Querido estadounidense no negro: ¿qué debes hacer? No lo sé muy bien. Intenta escuchar, tal vez. Oye lo que se dice. Y recuerda que no tiene que ver contigo. Los negros estadounidenses no te dicen que tú seas el culpable. Sólo te dicen qué es lo que pasa. Si no lo entiendes, pregunta. Si te incomoda preguntar, di que te incomoda preguntar y después pregunta igualmente. Es fácil ver cuando hay buenas intenciones detrás de una pregunta. Luego escucha un poco más. A veces la gente solo quiere sentirse oída”

@xosecuns

AFRICA, Cooperación, Corrupción, Cultura, Derechos humanos, Lectura, Mujeres y hombres, Personas, Personas Migrantes
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Los “Guantánamo” españoles

9 de abril de 2014 a las 21:37

Ibrahim Keita, Armand Debordo Bakayoko, Ousman Kenzo, Oumar Ben Sanda, Yves Martin Bilong, Daouda Dakole, Nimen, Blaise…  Y así hasta 15 personas muertas hace casi dos meses en Ceuta. Ninguno de ellos superaba los 26 años, Armand tenía 16.

Por decencia y contra la indiferencia y el olvido creo obligado comenzar este artículo recordando por su nombre a estas personas, obligadas a escoger entre un ataud o una maleta. “No preguntéis su nombre a quién os pide asilo. Precisamente quién más necesidad tiene de asilo es el que tiene más dificultad en decir su nombre“, escribía Victor Hugo en Los Miserables.

Hace unos meses, Violeta Assiego, una reconocida experta en derechos humanos, Vulnerabilidad Social y Discriminación, en Si viaja al Norte no olvide sus cadenas escribía sobre toda la demagogia y falsedad que oculta el fenómeno de la inmigración, afirmando con razón que en España “no existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros“.

Hoy Violeta, con su rigor habitual, continúa contándonos esta historia infame con el espanto de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

Y yo me sigo haciendo la misma pregunta incómoda:  ¿Si los muertos fueran blancos o españoles reaccionaríamos igual?

¡Gracias, Violeta!

Los “Guantánamo” españoles

Desde el año 2009 más de 50.000 personas de origen extranjero han pasado por los centros de internamiento sin que sus derechos fundamentales hayan sido garantizados suficiente y adecuadamente.

Durante este periodo y en seis meses desde que la normativa de Extranjería entró en vigor aquel año, debía haber estado vigente su reglamento de funcionamiento. Casi cinco años después se acaba de aprobar el Real Decreto 162/2014, que regula el funcionamiento y régimen interior de los centros de internamiento de extranjeros. Hasta este momento estuvo vigente una Orden del Ministerio de la Presidencia del año 1999 que —a efectos prácticos— ha supuesto un verdadero “limbo jurídico” en el funcionamiento de los CIE y que ha dado cabida a irregularidades denunciadas por las  ONG y sobre las cuáles han preguntado varios grupos políticos en sede parlamentaria.

Cincuenta mil personas desde el 2009 es una cifra estimada obtenida a partir de los informes del Defensor del Pueblo sobre el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y de las memorias de la Fiscalía General del Estado. A falta de los datos del año 2010 y 2013 (en todo caso similares a los de años anteriores)  y desde luego muy inferior a la cifra total posible desde que los CIE entraron en funcionamiento en 1985.

Es necesario señalar que localizar información objetiva sobre los CIE es como buscar una aguja en un pajar. No existe ninguna fuente oficial que agrupe de manera sistematizada y clara –además de desglosada por CIE- el número de plazas, de ingresos, de expulsiones, el tiempo medio de estancia, los egresos, la ocupación media, las nacionalidades, los costes, el personal destinado, la estructura física, ni por supuesto las características personales y sociales de las personas que allí permanecen. Algo que hace sumamente complicado el poder rendir cuentas de un servicio de custodia de personas gestionado por el propio Estado.

Los CIE, a pesar de su apariencia, no son cárceles. Al igual que los inmigrantes irregulares por el hecho de serlo no son malos. Es interesante ver a través de este video de una encuesta que se hizo en México a niños y niñas la asimilación de estereotipos que absorbemos desde muy pequeños y hasta qué punto estaba arraigado en ellos el racismo:

Imagen de previsualización de YouTube

Las personas ingresan en los CIE no porque hayan cometido un delito.

Es la irregularidad en su situación administrativa la que les lleva a ese lugar, el hecho de ‘ser ilegal’. Se les priva del derecho a circular libremente —según el texto del nuevo reglamento— como ‘medida preventiva o cautelar para garantizar la expulsión y devolución en virtud de expediente administrativo, o la expulsión como medida sustitutiva la pena privativa de libertad de una duración máxima de 6 años’.

De esta forma, se pueden llegar a dar, y de hecho se dan, situaciones en las que en el mismo espacio físico conviven —durante un máximo de 60 días— personas que han cometido delitos (y están condenadas por ello) con otras cuyas vidas están completamente ‘integradas’ en la sociedad española y que migraron a nuestro país por razones económicas. Sobre las vidas de las personas del CIE de Aluche (en Madrid) acaba de publicar un informe Pueblos Unidos que describe con suficiente rigor las dramáticas situaciones  personales, familiares y sociales —denunciadas también por otras ONG— de ‘los que van a parar’ al CIE: personas enfermas, víctimas de la trata, personas con mujer hijos, personas que están trabajando en B, posibles solicitantes de asilo y refugio, personas que desconocen el idioma y/o la cultura, etc. PERSONAS que viven con total normalidad entre nosotros.

A raíz del eco mediático por la reciente aprobación del Reglamento de funcionamiento de los CIE, la opinión pública ha empezado a tener conocimiento de las irregularidades que se han venido cometiendo y se ha subido el volumen a la voz de los representantes de las ONG y de las propias personas afectadas y que ya venían contando lo que ha estado sucediendo año tras año. Es muy recomendable este video de SOS Racismo y Amnistía Internacional al respecto

Silencio y opacidad para un reglamento inadecuado e insuficiente

No deja de ser llamativo el silencio y la opacidad sobre las condiciones de estos centros durante diferentes legislaturas y de distintos signos políticos. Es difícilmente negable que el limbo jurídico de todos estos años ha vulnerado, y sobretodo limitado, derechos fundamentales de cada uno de los hombres y mujeres que han pasado por alguno de los 8 CIE que a fecha de hoy siguen funcionando.

A pesar de todo esto, el actual Reglamento —que ha tardado casi un lustro en llegar— es insuficiente e inadecuado. La nueva norma olvida y calla muchos de los aspectos básicos que debía recoger si hubiese atendido a las recomendaciones de los organismos oficiales, las ONG y las directivas europeas respecto a este tipo de internamiento. No ha sido así y la asistencia sanitaria sigue sin estar garantizada las 24 horas; la privacidad en las comunicaciones con la familia o los abogados tampoco; no hay garantías suficientes cuando se realicen ‘cacheos en desnudo integral’ tal y como pide el Tribunal Constitucional; tampoco cuando se use la celda de aislamiento o se interpongan quejas al juzgado sobre lo que esté pasando en el CIE y la lista es larga como para continuar aquí.

Criminalizar a quien no es un criminal

Pero ha sido al dar un protagonismo inusual a la Dirección General de Policía en un espacio que no es penitenciario donde se observa cómo se vuelve a criminalizar a quien no es un criminal y se expone a un plus de vulnerabilidad a quien debía ser protegido por las Fuerzas de Seguridad. Un mensaje en off parece repetirse una vez tras otra a la sociedad: no pasa nada si el inmigrante en situación irregular lo pasa mal. Que existen lugares siniestros como los CIE son necesarios aunque allí los derechos pueden tener otros matices. ¡Qué más da! Es como  poner una concertina más.

Pero ¿realmente da igual? La respuesta desde los Derechos Humanos es que NO da igual y la social es que nunca es tarde para empezar: ‘ni una concertina más ‘ en sentido metafórico y en sentido real.

@Vissibles

Imagen de previsualización de YouTube Administración, AFRICA, Campañas, Derechos humanos, Exclusión, Hambre, Organizaciones No Lucrativas, Personas Migrantes, Pobreza, Transparencia, Unión Europea
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Si viaja al Norte no olvide llevar sus cadenas

12 de febrero de 2014 a las 1:38

Ya lo saben. En circunstancias muy poco claras todavía, 15 personas han fallecido al tratar de alcanzar a nado una playa ceutí. 15 más de una larga lista.

Es difícil conocer el sufrimiento que ha llevado a estas y a otras muchas personas a arriesgar su vida para buscar una futuro digno. Es doloroso imaginar e intentar ponerse en su lugar al ahogarse, cuando se cortan con las cuchillas de las vallas, mientras ven morir a su lado a personas queridas…

Difícil, no imposible.

Me hago esta pregunta incómoda: ¿Si los muertos fueran blancos o españoles hubieramos reaccionado igual?

Debo reconocer que mi respuesta es no.  Por eso le agradezco mucho a Violeta el artículo con el que les dejo y que me haya sacudido con frases como esta: “No existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros

Violeta Assiego, además de una conversadora envidiable, es abogada, docente  y activista en diferentes organizaciones desde una perspectiva de derechos además de especialista en Vulnerabilidad Social y Discriminación.

Gracias, Violeta.

La inmigración no se encuentra entre los principales problemas que preocupan a los españoles. A los ciudadanos –según el último Barómetro del CIS– antes que la inmigración les inquieta el paro, la corrupción, la sanidad, la política y los políticos, la educación, el Gobierno, los recortes, las entidades bancarias, la administración de Justicia, la calidad del empleo, las pensiones e incluso la crisis de valores.

Sin embargo, el Ministerio del Interior viene tratando últimamente la inmigración en su conjunto como un problema de seguridad.

A las ya preocupantes irregularidades que se dan en las identificaciones policiales a los ciudadanos en función de su perfil racial y/o étnico – y que han sido puestas de relieve reiteradamente y tal y como se ve en un informe de Open Society Justiceo la falta de garantías legales en los centros de internamiento de extranjeros –denunciado también insistentemente por ONG como Pueblos Unidos– se suma el controvertido trato que dispensan las Fuerzas de Seguridad a los inmigrantes que tratan de entrar por nuestras fronteras, especialmente por la de Marruecos.

El reciente suceso de Ceuta pone de relieve una preocupante situación que no es nueva, además del tremendo drama que representa que quince personas pierdan la vida ahogadas en circunstancias todavía por esclarecer. Denota por parte de las autoridades un mensaje ofensivo y hostil hacia la inmigración y los inmigrantes que está muy lejos de la función de garante y protección de los derechos humanos que debe tener un Estado, y por tanto sus funcionarios, tal y como acaba de recordar ACNUR al Gobierno español.

Foto: Amnistía Internacional

Un ejemplo próximo de este trato hostil y desproporcionado, y que tan solo sirve para incrementar la tensión, es la instalación en la valla de Melilla -hace ya más de dos meses- de las llamadas “concertinas”. Este tipo de medidas –además de haber sido rechazadas de forma rotunda por las ONG de derechos humanosestigmatiza a los inmigrantes ante la sociedad como personas enemigas de la paz que han de ser “frenadas” por cualquier medio, sin preocupar ni su integridad física ni sus motivos para emigrar.

El simple hecho de que una persona quiera entrar en un país es, desde ese punto de vista, interpretado como un acto de violencia que justifica el uso de la fuerza en la defensa de la frontera.

En todo caso es este un enfoque inaceptable –que además de ir contra las recomendaciones de derechos humanos y los tratados internacionales– induce a los ciudadanos a un grave error de percepción sobre cuáles deben ser los medios que se necesitan para regular los flujos migratorios y cuál es la responsabilidad del Estado frente a la inmigración irregular.

Asociar inmigración irregular a “avalanchas violentas” eclipsa la situación de vulnerabilidad real en que se encuentran los inmigrantes y omite la obligación que tienen los Estados de asegurar las normas de derechos humanos cuando apliquen las leyes de inmigración, tal y como recomienda la propia Agencia Europea de Derechos Humanos. Asimismo, sesga la percepción de la realidad promoviendo entre la sociedad estereotipos equivocados sobre las personas tiñéndolas de tintes violentos o amenazantes. Es muy recomendable este video de la ONG noruega Mama Hope –que no sin cierto sentido del humor- evidencia cómo afecta la influencia de Hollywood en la imagen común que tenemos de los hombres africanos.

Imagen de previsualización de YouTube

Las medidas de control migratorio agresivas y restrictivas transmiten a la opinión pública una tensión que más bien es fruto del modelo de intervención fronteriza de las autoridades que por el propio fenómeno de la inmigración.

El número de personas extranjeras que han entrado a nuestro país de manera irregular durante el año 2013 fue un 88 % menor que en el año 2006, justo un año antes de que se retiraran las concertinas de la valla de Melilla. Desde ese año -cuando hubo 39.180 entradas irregulares- hasta el 2012 (una época sin concertinas en Melilla) han ido disminuyendo las entradas irregulares significativamente. Es cierto que en el último año se ha dado un incremento del 20 % en este tipo de entradas pero es necesario contextualizarlo en los números totales para observar que estas no superan las 5.000 en el año 2013, dato todavía inferior al del año 2011.

Es una obviedad que endurecer la entrada a un país con estrategias coercitivas agrava la tensión y dificulta el respeto a los derechos humanos de los inmigrantes por parte de las fuerzas de seguridad. Sin embargo no es tan obvio que con ese tipo de políticas ni se habla ni afronta lo verdaderamente importante: los motivos que llevan a las personas a migrar, las causas de la irregularidad, el papel de las mafias, la utilidad de las políticas de cooperación al desarrollo, los beneficios económicos y culturales que suponen la migración para el país que la recibe, etc.

Las ONG y la sociedad civil juegan en este tema -como en tantos otros- un papel crucial cuando el Estados no protegen a los más vulnerables ni terminan de velar porque se respeten sus derechos. Las ONG por ser la voz de los propios inmigrantes cuya legitimidad está inexplicablemente en entredicho a la hora de denunciar los excesos y los abusos que sufren; y la sociedad civil por ser ese “oscuro objeto de deseo” que los políticos populistas necesitan para obtener sus votos con argumentos apocalípticos y llenos de estereotipos.

Sin embargo -y a pesar del excelente trabajo de denuncia e incidencia que hacen en nuestro país ONG como Médicos del Mundo, Yo Sí Sanidad, Cear, Sos Racismo, Amnistía Internacional, etc.- los abusos y violaciones de derechos a los inmigrantes no movilizan a los ciudadanos nacionales de los países.

No existe una cultura civil de defensa de los derechos de otros seres humanos que no seamos nosotros.

Recuerdo con tristeza como quince días antes de entrar en vigor el Real Decreto Ley 16/2012 -que ha permitido la retirada de la tarjeta sanitaria al menos a 900.000 inmigrantes en situación irregular- los funcionarios se manifestaban en la calles de Madrid para protestar por la retirada de su paga extra. Una imagen realmente chocante que añade algunos matices a la creencia generalizada de que España es una sociedad solidaria.

Decía Gioconda Belli que la solidaridad es la ternura de los pueblos, y con su permiso añado: la solidaridad además de ternura, es no consentir la injusticia entre los pueblos. Ahí es donde toma cuerpo el concepto sociedad civil que además de votar puede transformar su realidad social de una manera inclusiva y justa.

Solo tiene que unirse y creerlo, en ocasiones no basta solo con votar.

@Vissibles

AFRICA, Derechos humanos, Exclusión, Hambre, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Personas Migrantes, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Los 10 artículos menos calmados del 2013

7 de enero de 2014 a las 2:05

Muchas gracias por ilusionarme.

En el 2013 tengo mucho que agradecer a las miles de personas que leen, comentan, discuten, critican y difunden lo escrito en este blog.

Como decía en mi primer post, este intenta ser un blog en positivo sobre y para personas normales y corrientes que intentan “no quedarse inmóviles al borde del camino ni reservar del mundo sólo un rincón tranquilo”. Varias me han recomendado que comente cuales son los artículos más leídos. Aquí los tienen.

10 falsos discursos sobre Africa

Africanos: mitad niños, mitad demonios” decía Rudyard Kipling. Las informaciones que nos llegan sobre África son escasas y en general simplifican una realidad compleja a través de prejuicios y estereotipos. Porque Africa no es un pais, la periodista Mercedes Herrero plantea diez falsos discursos sobre este continente. Y de paso nos regaló a la escritora Chimamanda Adichie, hablando de “El peligro de una sola historia”. 19 minutos deliciosos que vale la pena ver de nuevo.

Africa: un lugar de paisajes y animales maravillosos, de gente incomprensible que libra guerras sin sentido y muere de pobreza y SIDA; incapaces de hablar por si mismos y esperando a ser salvados por un extranjero blanco y gentil

Imagen de previsualización de YouTube

Infancia y discapacidad. ¿Gotas en el desierto?

Hay 93 millones de niños y niñas con discapacidad en el mundo. Ni ellos ni sus familiares son un problema, si lo son las barreras a las que se enfrentan.  Y es que en la discriminación, como en la pobreza, no hay fronteras.

Lo defiende y nos emocionó al mismo tiempo Marta Arias, de Unicef España y una de las “madres” del recomendable blog Las Reincidentes.

Y ya puestos a ser optimistas que mejor que ver las sesudas declaraciones de Kangkang Wu , sin duda uno de los mejores futbolistas del mundo.

Imagen de previsualización de YouTube

2 de abril: El día de los invisibles

Fuente: Autismos, no autismo

Esther Cuadrado, la madre de Arturo, comprometida no sólo con su hijo, sino con los derechos de las personas con autismo. ”Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican (con o sin lenguaje), comparten y son luchadores natos que se esfuerzan a diario”

Y para personas con coraje y diversidad funcional (antes llamada discapacidad) en el 2013 además de Esther, hemos tenido mucha suerte:

Antonio de la Iglesia (padre de Taiza y presidente de Autismo España y de Autismo Galicia) planteando crudamente los retos del Tercer Sector de la discapacidad en ¿Podremos volver a aquellos tiempos?

Iker Sertucha, presidente de la Federación de Asociacións de Persoas Xordas de Galicia (FAXPG) denunciando que 1.064.000 españoles no pueden expresarse en su lengua. Y dando de paso una lección de como movernos la silla e implicarnos en su causa.

Antonio Villamarín de Down Lugo  nos habló sobre la dignidad de las personas con Síndrome de Down. Imprescindible leerlo cuando muchas ONG están descubriendo, mientras desaparecen, la diferencia entre causa y marca.

Pamela Casagrande contando su experiencia como mujer y trabajadora en ¡Pamela no se rinde!. Leanlo para empezar bien el año. O veanla, también es actriz…

Imagen de previsualización de YouTube

10 mitos sobre las personas con enfermedad mental

Ni locos ni incapaces, violentos o vagos. Rocío Núñez, una orientadora laboral comprometida con esta causa desde FEAFES Galicia desmontó estos y otros mitos sobre el estigma de la enfermedad mental.

Porque #QueremosSerFelices.

Imagen de previsualización de YouTube

Una renta básica para todas las personas. ¿Por qué no?

Pocas propuestas como la de la implantación de una renta básica universal intentan conjugar dignidad y lucha contra la desigualdad y pocas generan tanto debate. La periodista Elena Arrontes nos presentó la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una Renta Básica. Hasta el 14 de enero de 2014 pueden firmar esta iniciativa y también pueden pedir al Parlamento Europeo que se pueda seguir apoyando después de esta fecha.

Propuestas en positivo y campañas de éxito hemos conocido bastantes en el 2013.

Recordando que trabajando en red y poniendo la causa por encima de las marcas se pueden conseguir grandes éxitos, como cuando marchamos contra la explotación laboral infantil.

Homenajeando a un injustamente tristón Movimiento 15M en Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente.

Gonzalo Gesto nos abrumó con las múltiples alternativas que ya existen para una economía al servicio de las personas.

Javier de Vega de la Fundación Ciudadana Civio nos presentó la iniciativa ¿Quien manda? para demostrar que “la transparencia no se defiende, se practica

Fue un éxito (1.402.854 firmas!!) la Iniciativa Legislativa Popular por la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social. Romana Pérez difundió sus razones y que a nuestros 350 diputados les preguntaramos si seguirían hipotecando la vida de miles de personas.

Pero lo mejor fue que en el 2013 entró en vigor en la ONU el Tratado Internacional sobre Comercio de Armas. Muchos años de lucha e incidencia politica coordinada, en nombre de su abuelo y desde Amnistía Internacional, por el gallego Alberto Estévez.

Imagen de previsualización de YouTube

¡Vuelven los 70! El asistencialismo como protagonista social

Vuelve el todo para los pobres pero sin los pobres, la beneficencia. Muchas ONG sin tener claras su misión ni sus valores, están cayendo en la limosna a cualquier precio, aún a costa de la dignidad de las personas a las que se dice querer ayudar.

Creo que ni el propio Luis Barreiro se esperaba en febrero el tremendo éxito que están teniendo muchas iniciativas asistencialistas, cuando escribió este artículo que ya es una referencia.

Búsquense la vida. Es cosa suya

Todo puede ir a peor. La pobreza convertida en espectáculo. Estado de derecho, justicia social, respeto…palabras que día a día suenan más extrañas, porque lo cierto es que cada vez vemos más llamadas a nuestra solidaridad para solucionar problemas y tragedias personales.

¿Tapones y caridad o derechos sociales? me preguntaba en setiembre. Será una pregunta que se están ya planteando muchas ONG, y en donde hay muchas alternativas para no caer en la obscenidad solidaria. En el 2014 bajaremos a la trinchera.

Y es que se puede defender derechos y recoger tapones, nos lo enseñan desde Parados en Movimiento en Valladolid. Y se lo explica Miguel en esta maravilla de video de EAPN España #contralapobreza

Imagen de previsualización de YouTube

Palabras mentirosas sobre gitanos

“¡No te juntes con ellos no te vayan a hacer algo!”.

Son innumerables los prejuicios que tenemos sobre la comunidad gitana:  capacidad innata para el engaño y el delito menor, victimismo, favoritismo de administraciones públicas, incapacidad para asumir créditos bancarios…

Romana Pérez desde la Fundación Secretariado Gitano rompe bastantes de ellos y recuerda de paso que el trabajo del periodista es explicar las cosas, no ser cómplices de la proliferación de comportamientos xenófobos. No se pierdan los comentarios de Lucy Blanco, toda una lección de la historia y la cultura del pueblo gitano.

Y contra mentiras, palabras verdaderas sobre gitanas, las de Irene Jiménez Cortiñas.

Imagen de previsualización de YouTube

NADIE Vapuleado. Pisoteado. Ignorada. Humillada. Rechazado. Anulada. Despreciado

Un título demasiado largo quizá, pero así se han sentido alguna vez más de 800.000 personas que viven en nuestro país cuando necesitaron atención sanitaria.

Celia Zafra nos recordó al presentar la campaña #nadiedesechado de Médicos del Mundo, que cada vez son más las personas despreciadas por el sistema sanitario con medidas tramposas como el copago (mejor repago) y que el artículo 43 de nuestra Constitución (Protección de la salud) es cada día un poco más papel mojado.

Profesionales del ámbito sanitario comprometidos. No son una excepción. En 2013 conocimos a varios:

Noelia Pereira, Patricia Balado, Ariadna Lopez, Aida Souto, Estefanía Dapena y su profesora Lorena Añon nos dijeron: De la gente a las personas. Trabajo Social: más que nunca

Francisco González Barona, del Sindicato de Técnicos de Hacienda -GESTHA,reflexionó sobre Robo, hurto y fraude fiscal. Adiós a las clases medias.

Directores y Gerentes de Servicios Sociales, además de descubrirme a Shostakóvich como banda sonora para estos tiempos de barbarie, presentaron el Informe DEC en Servicios sociales, peor cuando más los necesitamos.

Agustín García Montero, del BBVA de Ourense, nos demostró que en la banca hay muchas personas con valores en De personas con personas. Inclusión sin más.

Imagen de previsualización de YouTube

13.090.000 personas. Perdiendo la guerra contra la desigualdad

Este es un blog político, no se engañen.

Perderle el miedo a esta palabra para que deje de ser patrimonio de profesionales, es un reto urgente que tenemos ciudadanos y ONG en este país. Razones las tienen en esta cifra o en este gráfico, pero la mejor nos la da Warren Buffett: “Claro que hay guerra de clases. Pero es mi clase, la de los ricos, la que la ha empezado. Y vamos ganando

Un fraude fiscal consentido y mimado, aunque con iniciativas para ilusionarnos con que quizá esta vez no sigan pagando los de siempre

Defender que la opinión de las personas pobres o excluídas también cuenta y luchar contra su actual exclusión politica a la hora de votar.

Y luchar contra esa violencia de ricos y de pobres, contra el ¡Que se jodan!, esa tendencia creciente a culpabilizar a pobres, excluídos, discapacitados, desempleados, dependientes…

Imagen de previsualización de YouTube

La parálisis solidaria. ¿Se atreven a soñar?

¿Y en esta guerra contras las personas qué hacen las ONG? ¿Qué hacen sus directivos (directivas menos, lástima)?, ¿esperar a que escampe?.

Plantear estas y otras preguntas sobre la crisis de liderazgo que había (ahora algo menos) en el Tercer Sector de Acción Social, y empezar a hacer algunas propuestas insolentes para afrontarla sigue suponiendo un debate creo que imprescindible: distinguir causa de marca, hacer testamento, colaborar y reducir costes, trabajar en red por causas compartidas siguen siendo un reto ético en muchas entidades.

Imagen de previsualización de YouTube

Gracias de nuevo a todas las personas que he citado, así como a Marisa Vidal, Graciela Malgesini, José Manuel Pérez, Javier Luengo, Pedro Solla, Ruben Surinach, Victor Cortizo o Manuel Dios.

Por vosotr@s existe la etiqueta y categoría favorita en este blog y la razón principal por la que lo escribo: Heroes y heroínas cotidianos. A esta etiqueta le dediqué la  entrada que más me dolió escribir: La banalidad del heroísmo. Aquí y ahora. El antídoto contra la banalidad del mal que describió Hannah Arendt y que nos invade en estos tiempos de barbarie.

Seguimos

@xosecuns

 

Administración, AFRICA, Campañas, Comunicación, Comunidad gitana, Consumo responsable, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Hambre, Heroes cotidianos, Impuestos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 falsos discursos sobre Africa

3 de septiembre de 2013 a las 14:00

Africa: un lugar de paisajes y animales maravillosos, de gente incomprensible que libra guerras sin sentido y muere de pobreza y SIDA; incapaces de hablar por si mismos y esperando a ser salvados por un extranjero blanco y gentil

La escritora nigeriana Chimamanda Adichie dice esta frase en su ponencia “El peligro de una sola historia” que les regalo a continuación. 19 minutos que son una delicia. Es la imagen que muchas personas tienen todavía, no muy lejos de aquel “Africanos: mitad niños, mitad demonios” de Rudyard Kipling.

Porque Africa no es un pais y para seguir rompiendo prejuicios y falsos discursos, les dejo con la reconocida periodista y amiga Mercedes Herrero. No les dejará indiferentes. Y si quieren, tienen una recomendable versión más amplia y documentada de este artículo.

Gracias, Merche!

Imagen de previsualización de YouTube

10 falsos discursos sobre África

Las informaciones que nos llegan sobre África son escasas y en general simplifican una realidad compleja que se intenta explicar a través de una serie de estereotipos. Este artículo intenta revisar los más recurrentes y llamar la atención sobre la construcción durante siglos de un imaginario en relación a este continente en el que predomina el desconocimiento y el desprecio.

1. África no tiene historia. Hasta la llegada de las potencias coloniales europeas era un continente aislado.

La historia de África suele narrarse como reacción a las sucesivas invasiones extranjeras: Grecia, Roma, Islam, colonización europea… Pero este continente tiene su propia historia. A través de los siglos se desarrollan diferentes reinos, cada uno con su organización, en general distinta a la que predomina en las sociedades europeas.

En nuestra Edad Media, África era un continente mucho más conectado al resto del mundo que Europa. Las relaciones comerciales se intensifican con la llegada del Islam en el siglo VII, que promueve el intercambio de productos con Asia. Las primeras relaciones establecidas por Europa fuera de sus fronteras llegan sólo en el siglo XIII.

2. La colonización europea supuso la llegada de la civilización a África.

La historia contada desde el punto de vista de Occidente se basa en que la “civilización” se sustenta en conceptos como vida sedentaria, organización en ciudades, estado-nación, economía de mercado, tradición cristiana, etc. Por tanto, cualquier planteamiento que difiera de lo anterior es rechazado y calificado de atrasado e inferior.

África posee y ha poseído siempre sus propios modelos de civilización que no coinciden con la visión eurocentrista del mundo. Pero el discurso de la superioridad y la “necesidad” de “civilizar” territorios “salvajes” ha sido utilizado para justificar barbaridades como la trata de esclavos o la propia colonización. En realidad África sólo interesa por sus materias primas, pero se camufla el saqueo con el falso argumento de que el europeo va a llevar a África el “progreso” (por no mencionar la misión “sagrada” de la evangelización cristiana) y se presenta a las poblaciones africanas como violentas, ignorantes e incluso estúpidas.

3. La trata de esclavos atlántica no fue un negocio de los españoles.

Entre los siglos XV y XIX llegan a América 12 millones de esclavos, demandados desde las colonias británicas, españolas, portuguesas, francesas y holandesas.

Los europeos, sobre todo británicos y portugueses, son los grandes artífices de este lucrativo negocio, del que España también se beneficia. Sevilla es desde el siglo XVI uno de los puertos comerciales más activos, ya que mercaderes sevillanos compran esclavos (o los cambian por productos, como vino) a tratantes portugueses y luego los venden en las colonias, en especial en Cuba. Lugares como Canarias se convierten en parte fundamental del itinerario de la trata y los esclavos negros llegan a constituir el 20% de la población en Lanzarote.

La trata de esclavos negros termina cuando la revolución industrial inglesa revela que la explotación de mujeres y niños resulta económicamente más rentable. En el siglo XIX el asalariado cumple con turnos de 12 horas, donde se le exige la máxima productividad bajo la amenaza de perder su empleo. El alojamiento y la manutención corren a su cargo y no genera gastos de vigilancia, porque no existe el riesgo de que se escape. Sin duda más conveniente que un esclavo.

4. África es pobre.

Al contrario. Entre las muchas riquezas de África figuran grandes cantidades de minerales, como oro, cobalto, cromo (esencial para la industria armamentística), diamantes, uranio (demandado por las centrales nucleares francesas), cobre y coltán, material imprescindible para la fabricación de teléfonos móviles y aparatos electrónicos. También petróleo, cuya demanda ha crecido en la última década con el surgimiento de las economías emergentes como China.

El gran problema de África es que no dispone de sus recursos, explotados por multinacionales que negocian con dirigentes políticos corruptos (o con las diferentes partes implicadas en los conflictos armados, en los países que los sufren) y saquean sin cortapisas la riqueza natural de este continente. Los beneficios de esta explotación económica no llegan a la población africana.

Unámonos a la Liga de la Justicia. Salvemos Africa!

5. África necesita de las políticas de desarrollo occidentales para mejorar su situación económica.

Las ingentes cantidades de dinero invertidas en las cuatro últimas décadas apenas han dado resultado. Son muchos los motivos, cito dos: se extrapolan pautas de organización económica que no encajan con la realidad económica y social africana y se alimenta con el dinero de la cooperación a una élite corrupta. Eso en el mejor de los casos, cuando las políticas de cooperación no están directamente diseñadas para servir los intereses comerciales y de política exterior de los países donantes.

Desde el 11-S la cooperación ha estado al servicio de la agenda de seguridad de los países donantes. Abunda el discurso del “estado fallido” (que exonera a los países occidentales de su responsabilidad en los problemas que sufren los africanos) y la ayuda económica se concibe como instrumento para frenar dos grandes “amenazas”: el terrorismo islamista y la inmigración.

6. El modelo económico neoliberal es el que puede sacar a África de la pobreza.

Desde los años ochenta las instituciones financieras internacionales han promovido en los países africanos, como ahora en España, los famosos Planes de Ajuste Estructural, (PAE), desregulando la economía, para que el mercado funcione “libremente”, y reduciendo al mínimo los ámbitos gestionados por un ineficiente estado. Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional facilitan desde los ochenta grandes créditos a cambio de devaluar la moneda, eliminar los aranceles comerciales y jibarizar un estado ya débil, suprimiendo gran parte del gasto público destinado a los escasos servicios que los países africanos proporcionaban.

El resultado ya es visible en los años noventa: los intereses generados por los créditos asfixian a las economías de estos países, las grandes multinacionales aumentan su control sobre la explotación de recursos, los productos nacionales no pueden competir con los extranjeros, generosamente subvencionados por sus países de origen, y los estados africanos, cada vez más débiles, apenas tienen instrumentos para enfrentarse a esta situación.

7. África necesita activar sus relaciones económica con Europa y EEUU.

En los últimos años Europa y EEUU han perdido protagonismo en beneficio de potencias emergentes, como India, Brasil y, sobre todo, China. Estos países disponen de mucho dinero para invertir y no incluyen en sus acuerdos ninguna exigencia en cuanto a respeto a los derechos humanos o carácter democrático de las instituciones, aspectos que, al menos sobre el papel, son valorados por los gobiernos occidentales.

El gobierno chino recibe de África una cantidad ingente de materias primas. Y se está construyendo una imagen de “país amigo” al realizar cuantiosas inversiones y proyectos, que aparentemente ayudan al desarrollo de los países con los que comercia. Además las exportaciones de productos chinos a precios baratos han permitido el acceso a artículos de consumo, antes fuera del alcance de muchos africanos.

8. África genera inmigración

Europa es el continente que más emigrantes ha producido en los últimos 400 años. Personas de todos los países europeos han emigrado, sobre todo a América, empujados por guerras, persecuciones, o para escapar de la pobreza, generada a veces por procesos de progreso tecnológico, como la revolución industrial.

En África se estima que más de 19 millones de personas emigran dentro del continente. A Europa llega sólo una de cada cien personas que emigra.

En este continente se encuentra la mitad de los refugiados del mundo. Las catástrofes naturales y, sobre todo, los conflictos armados han disparado esas cifras desde los años noventa. Junto a este drama convive el de los desplazados: en 2008 más de 11 millones de personas huyeron, pero no salieron de las fronteras de su país.

9. Guerras causadas por motivos étnicos, o religiosos, o como consecuencia de la pobreza.

Los africanos no son más violentos que el resto de los mortales y conviene recordar que los grandes desastres bélicos de nuestra historia se han desarrollado en Europa.

Detrás de cualquier situación bélica hay un discurso ideológico que justifica su “necesidad”. El argumento de las tensiones por motivos étnicos y religiosos es recurrente y no sólo es utilizado por los medios occidentales. El “divide y vencerás” es la base de la propaganda dirigida a las poblaciones, envueltas en guerras absurdas contra los que ayer eran sus vecinos.

Hoy la violencia que sufre este continente está muy relacionada con la lucha por el control de los recursos naturales. Bandos que luchan todos contra todos (ejércitos poco profesionales y uno o más grupos armados dirigidos por señores de la guerra, a veces financiados por países vecinos) y cuya barbarie recae sobre la población civil. El caos generado por el contexto bélico se convierte en el escenario perfecto para que la explotación de las materias primas se lleve a cabo sin control.

10. Que no nos den lecciones de solidaridad.

Este concepto está muy presente en África, donde la idea de familia nuclear que predomina en Occidente no existe. Se extiende mucho más allá de los padres, hijos y hermanos y el sentido de pertenencia a una familia es uno de los valores fundamentales que se inculca en la educación.

A diferencia de las sociedades más ricas, donde la solidaridad suele sustentarse en lo que nos sobra, para los africanos la solidaridad es obligatoria en el amplio ámbito de la familia, independientemente de que se cuente o no con recursos, se presta ayuda a un miembro de la familia que está en apuros.

@merherre

AFRICA, Cooperación, Corrupción, Hambre, Naciones Unidas, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 91 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net