La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘algas gallegas’

Obradoiro de cociña con algas, no Ecobar Seara.

sábado, noviembre 17th, 2012

¿Coñeces as propiedades das algas? ¿Sabías que son un dos alimentos máis ricos en ferro e calcio? ¿Gustaríache integralas na túa alimentación e non sabes cómo?

Neste obradoiro coñecerás as súas virtudes saudables e aprenderás a utilizalas na cociña. Prepararemos varias receitas coas que empezar a coñecer e a disfrutar das algas.

Atrévete coas verduras do mar!

Lugar: Ecobar Seara

Rúa Orzán 15, A Coruña.

Día: 28 de novembro. Hora: de 19:00 a 21:00.

Prezo: 18 euros (inclúe información e degustación das receitas)

Información e reservas: 656397297,

ecobarsearaecotenda@gmail.com, noanoinha@hotmail.com

Recetas para obtener un peso sano

sábado, febrero 18th, 2012

Hoy os dejo las recetas que elaboramos en el taller sobre Alimentación en obesidad y sobrepeso, que realizamos el pasado mes en el Aula de Cocina de Portomuíños. En este caso, utilizamos las algas en las tres recetas puesto que son de gran ayuda a la hora de conseguir un peso saludable.

 

 

PASTEL DE AGAR-AGAR Y FRUTAS (receta ya publicada al inicio del blog) :

 Ingredientes:
-agar-agar: es un componente de un alga, muy usado como espesante, es saciante, y además no aporta calorías. Se puede comprar en tiras, copos o en polvo (mejor).
-fruta: se puede usar cualquier fruta, o varias a la vez. Mejor fruta de temporada.
-zumo de manzana: mucho mejor ecológico porque tiene un sabor más intenso y natural.

 Elaboración:
En una olla se pone a cocer un litro de zumo de manzana con 1 cucharada sopera de agar-agar en copos o tiras, o una cucharada pequeña si es en polvo (aproximadamente, lo único un poco complicado de esta receta es coger esta medida, pero en principio mejor echar un poco de más porque sino no gelifica). Dejarlo hervir unos 5 minutos, hasta que el agar-agar se disuelva bien (si es en polvo ya se disuelve al momento) y luego echar la fruta troceada y dejarlo cocer otros 5-7 minutos. Finalmente, verterlo en una fuente y dejarlo enfriar. Se puede adornar por encima con rodajas finas de fruta y dejarlo enfriar completamente.
Otra opción de presentación es, una vez apagado el fuego, batirlo con la batidora y verterlo en flaneras. Una vez que enfríe, se desmolda y se toma como flan de frutas.

  NOTA DE LA FOTO: En esta foto aparece una porción del pastel, versión hecha con batidora y luego pasada a un molde rectangular en cuyo fondo echamos un poquito de melaza de caña. Las fotos nunca son sacadas en el taller, son caseras.

 

QUINOA CON VERDURAS, ALGAS Y SEMILLAS

 Ingredientes:

-1 vaso de quinoa (lavada previamente)

-calabaza

-romanescu

-setas deshidratadas (shitake por ejemplo)

-ajo y cebolla

-algas lechuga de mar fresca

-semillas de sésamo (recién tostadas)

-sal y pimienta

-aceite de oliva vírgen

-agua del remojo de las setas

 

Preparación:

Se ponen a remojo las setas en un poquito de agua unas 2 o 3 horas antes de hacer la receta. Con 4 o 5 setas puede ser suficiente, pero a gusto de cada uno.

En una olla con un poco de aceite, se rehogan el ajo y la cebolla picadas hasta que se doren, luego añadimos el romanescu separado en “arbolitos” y la calabaza troceada y seguimos rehogando, añadiendo un poquito de sal. Luego echamos las setas picadas y finalmente la quinoa, que previamente lavamos. Añadimos doble cantidad de agua que de quinoa, es decir, dos vasos, e incluyendo el agua de remojo de las setas. Echamos las algas, salpimentamos y tapamos. Dejamos que se cueza y se consuma el agua, unos 15-20 minutos, vigilando que no se pegue. Sabemos que la cocina está cocinada cuando se empieza a desprender al “arito” que rodea el grano de quinoa.

Finalmente podemos servirla en el plato añadiendo por encima una cucharada de semillas de sésamo recién tostado.

 

 REVUELTO DE TOFU, VERDURAS Y ALGAS

 Ingredientes:

-Tofu

-Brécol

-Col lombarda

-Cebolla

-Alga codium fresca (tuvimos la suerte de tenerla fresca!)

-Salsa de soja

-Tomillo

-Aceite de oliva vírgen

 

Elaboración:

Picamos la cebolla en aros, la lombarda en “tiritas”, el brécol lo separamos en “arbolitos” y los que sean demasiado grandes los cortamos a la mitad, y las hojas del brécol tambien las podemos aprovechar y cortar en tiritas.

Salteamos en una sartén grande la cebolla con aceite, y cuando esté más o menos dorada añadimos el brécol y la lombarda, y seguimos salteando.

El tofu lo cocemos unos 10 minutos y luego lo cortamos en cuadraditos. Con una picadora (o un rallador) desmigamos estos trocitos de tofu, para que luego en el plato simulen al huevo revuelto. Reservamos este tofu desmigado.

Cuando las verduras estén bien rehogadas, preferiblemente “al dente”, echamos el alga codium fresca (u espaguetti de mar, que de ser deshidratadas habría que cocerlas antes) y el tomillo por encima del salteado de verduras. También en este punto añadimos el tofu desmigado y seguimos salteando un poquito más. Al final añadimos un chorrito de salsa de soja, revolvemos y apagamos el fuego.

 

 

Y aprovechando que en el taller nos sobraron unas poquitas algas frescas y me las llevé para casa…

 

y al día siguiente, con prisas por desgracia, tocó comer una “fast food” muy muy saludable…rehogando con ajo el codium….

 

y haciendo un revuelto (esta vez con huevos caseros), al mismo tiempo que cocía un boniato y lo hacía puré!!

 Quién dice que no se puede comer sano cocinando en 15 minutos!?

 

 

Algas gallegas: nuestras verduras de mar

martes, diciembre 30th, 2008

sushi2.jpg 

Nutricionalmente, las algas se pueden englobar dentro del grupo de las verduras y hortalizas, ya que, al igual que éstas, poseen una enorme cantidad de vitaminas, minerales y fibra. También su contenido en grasas es mínimo, siendo además grasas poliinsaturadas, es decir “grasas buenas” como las del pescado.
Actualmente va aumentando poco a poco su valor gastronómico, pero su consumo como aditivo alimentario ya está generalizado desde hace muchos años. Así podemos encontrar derivados de algas como los alginatos, carragenatos y agar-agar utilizados como espesantes, gelificantes o estabilizantes en numerosos productos alimenticios bajo las denominaciones comprendidas entre el E-400 y el E-407.
 Los japoneses, que junto a la población china son los principales consumidores de algas, emplean hasta 50 especies de algas. En Galicia, varias empresas comercializan nuestras algas, por ejemplo: Portomuíños y Algamar, para más información y recetas.

Propiedades principales de las algas:
 
-Elevado porcentaje de proteína
-La cantidad de lípidos es reducida, y los presentes son poliinsaturados
-Poseen una gran cantidad de fibra y mucílago, lo que las convierte en un alimento muy saciante y favorecedor del tránsito intestinal.
-Bajo contenido calórico
-Constituyen una de las mejores fuentes de minerales
-Uno de estos minerales es el yodo, muy abundante en todas las algas. Esto hace que sean muy útiles en dietas de adelgazamiento ya que estimulan el metabolismo de las grasas al potenciar la acción de la glándula tiroides. Pero a veces, puede ser recomendable dejar a remojo el alga para eliminar un posible exceso de yodo. También por esta razón, las personas con hipertiroidismo deben evitar el consumo habitual de algas.
-Aportan gran cantidad de vitaminas, en especial las del grupo B.
-Son muy buena fuente de antioxidantes, indispensables en la lucha contra los peligrosos radicales libres. También tienen propiedades depurativas y desintoxicantes.
-Varios estudios señalan que las algas tienen efectos antibacterianos, antivirales y anticancerosos.
-Algunos tipos de algas ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre, y a prevenir la hipertensión y la arteriosclerosis, ya que mejoran el metabolismo de grasas.

Suelen comprarse secas, lo cual es ideal para su almacenamiento, aunque nunca se deben dejar al aire, sino en recipientes herméticos y protegidas de la luz.
Al remojarlas, aumentan considerablemente de tamaño (5 g de alga seca equivalen a 50 g de alga hidratada). El remojado es un paso previo a su consumo, aunque algunos tipos de algas necesitan además una leve cocción.
Recomiendo, sobre todo al principio, utilizar pequeñas cantidades de algas para acostumbrarse poco a poco a su sabor. Estas son las principales algas que suelo consumir:

Espagueti de mar: para mi gusto es una de las más ricas, muy carnosa y con aspecto similar a los tallarines de pasta. Ideal para salteados, revueltos (por ejemplo: revuelto de setas, ajetes y espagueti de mar) y también para ensaladas. Debe ser previamente cocida unos 15 minutos. Tiene un altísimo contenido en hierro (8 veces más que las lentejas y 20 veces más que las espinacas), potasio, sodio, fósforo y cantidades importantes de vitamina C. Se ha observado en estudios con animales que tiene un efecto analgésico del sistema nervioso central, por lo que pudieran tener un ligero efecto relajante.

Wakame y lechuga de mar: son perfectas para lentejas y demás potajes de legumbres o para paellas de arroz o quinoa. En este tipo de platos no es necesario cocerla antes, se puede echar en seco y ya se va cocinando junto con el resto de ingredientes. El wakame tiene una elevada cantidad de proteínas de buena calidad. La lechuga de mar es especialmente rica en manganeso, hierro, calcio y vitamina B3.

Nori: desde hace ya muchos años es cultivado en Japón y China, donde es considerado una delicatessen. Con esta alga se confeccionan las láminas empleadas en la elaboración del sushi japonés. En casa podemos elaborar nuestro sushi particular añadiéndole en medio del arroz variados ingredientes al gusto como fruta, queso, frutos secos, gambas, aguacate, verduras, etc. Estas láminas confeccionadas provienen del mercado internacional, pero aquí en Galicia encontramos empresas gallegas que venden nori en copos muy finos de pequeño tamaño, ideales para echar directamente en las ensaladas, paellas o sopas, sin necesidad de cocción previa. El nori es el alga más completa nutricionalmente. Además, contiene porphyosin que presenta actividad para combatir las úlceras estomacales (en experimentos en ratas). También contiene un alto porcentaje de vitamina B12.

Kombu: es un alga de consistencia dura. Muy rica en sales minerales, especialmente potasio, magnesio y calcio. Destaca su alto contenido en yodo, por lo que se recomienda dejarlas reposar al menos 20 minutos en agua dulce para retirar este exceso mineral. Se suele utilizar en potajes de legumbres ya que facilitan la cocción y digestibilidad de las mismas, reduciendo además la flatulencia que producen.

Agar-agar: se compra en polvo o en tiras. Su sabor es muy suave y se usa como espesante. Para preparar esta gelatina, sólo requiere una corta cocción más una hora de reposo para que se solidifique (ver receta de pastel de agar-agar con fruta). También se puede usar como ingrediente en ensaladas, ideal para dietas ya que sacia y apenas aporta calorías.

Si quereis mucha más información sobre algas, os dejo con Xacobo: http://www.fucoterapia.blogspot.com/