La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Quercetina para frenar las alergias

Escrito por Noa Vázquez Rendal
10 de diciembre de 2010 a las 21:55h

 La quercetina pertenece a un grupo de sustancias conocido como bioflavonoides, compuestos que pigmentan de azules y rojos a muchos vegetales. En concreto, la quercetina se encuentra en manzanas, cebolla, trigo sarraceno, uvas, té verde, arándanos, ajo y ginkgo biloba, entre otras muchas fuentes. Todos los bioflavonoides son potentes antioxidantes.

De entre los muchos bioflavonoides, la quercetina parece ser el de mayor actividad antialérgica, según un estudio aparecido en el Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

Las alergias comprenden una serie de reacciones bioquímicas que pueden producir una enorme variedad de síntomas físicos como congestión nasal, estornudos, picores, dermatitis, sibilancias, vómitos, ojos hinchados… La quercetina puede ayudar a detener la alergia mediante dos rutas. En primer lugar, es un poderoso antiinflamatorio (inhibe la fosfolipasa A2 y la Cox-2) y, por ejemplo, impide que pulmones, fosas nasales y ojos se hinchen, como suelen hacerlo cuando el polen entra en contacto con el cuerpo. La quercetina también es útil en caso de otras afecciones inflamatorias como artritis y asma. En segundo lugar, la quercetina es un potente antihistamínico que impide la liberación de los compuestos químicos que producen picor, y que hacen que la nariz moquee y los ojos lloren. Y todo ello lo consigue sin efectos secundarios, como el amodorramiento o nerviosismo que pueden causar muchos fármacos recomendados para este mismo caso.

 Suele recomendarse el uso de quercetina con regularidad durante toda la estación de alergia del individuo o durante todo el año a quienes tienen alergias crónicas. La quercetina no es un compuesto que se absorba fácilmente en el organismo, pero esta absorción puede aumentar notablemente cuando se asocia la quercetina con bromelaína y vitamina C. Por esta razón, los suplementos de quercetina suelen llevar también alguno de estos dos compuestos, o ambos. La dosis diaria de quercetina está entre 150 y 300 mg. En alergias, la acción de la quercetina se potencia si se acompaña de la toma de suplementos de vitamina C, Omega-3 e infusiones de ortiga.

Por supuesto, también habrá que eliminar o disminuir, en lo posible, la exposición a los alérgenos:

-a ácaros: retirar las alfombras de casa, lavar la ropa de cama cada semana, almohadas antiácaros, aspirar la casa con regularidad,…

-si hay alergias a mascotas, no dejarlas acceder al dormitorio o utilizar filtros de aire.

-en alergias al polen, evitar las actividades al aire libre en las horas de máximo nivel de polen (por la mañana temprano).

 En cuanto a alimentación, en alergias, en general, hay que seguir una dieta antiinflamatoria: evitar alimentos procesados, aceites parcialmente hidrogenados, azúcar blanco y harinas refinadas. Evitar cantidades excesivas de grasas saturadas (carnes, lácteos, fritos,…). Reducir la ingesta de proteínas animales y aumentar la de proteínas vegetales. Aumentar la ingesta de antioxidantes mediante el consumo de frutas y verduras. Consumir ácidos grasos omega-3 que se encuentran en pescado azul, nueces, semillas de lino,…

 

Además de los efectos contra las alergias, un estudio de la revista Pharmacology mostraba que la quercetina es capaz de proteger la mucosa gástrica de daños tras ser expuesta a los antinflamatorios no esteroideos. Y también la quercetina ha demostrado ser capaz de inhibir células cancerosas y los tumores orales, y de potenciar los beneficios del tratamiento con quimioterapia para el cáncer de ovario, tal como se describe en el Journal of Anti-Cancer Drugs.

 

Memoriza esta planta: ginkgo biloba.

Escrito por Noa Vázquez Rendal
5 de diciembre de 2010 a las 0:22h

 El ginkgo biloba es un árbol originario de China y Japón, donde es venerado y se plantaba tradicionalmente cerca de los templos y lugares sagrados. Es el único representante de una familia que hace millones de años poblaba grandes zonas de nuestro planeta. Hoy en día ya no se reproduce en estado salvaje, sino que es cultivado en zonas templadas como especie ornamental.

 La parte utilizada para efectos medicinales son las hojas. Sus principios activos son flavonoides y procianidinas.

Se utiliza como tónico arterial y venoso, para mejorar el riego sanguíneo, como antiagregante para prevenir trombos o para incrementar la oxigenación cerebral. Por su notable efecto vasodilatador se recomienda en caso de varices, claudicación intermitente, úlceras varicosas y como tratamiento preventivo de afecciones vasculares propias de la diabetes, como las retinopatías.

Como el ginkgo mejora el flujo sanguíneo, también puede ser recomendado en casos de impotencia (aunque el resultado puede tardar meses en llegar).

También está indicado en caso de vértigos, ruídos en los oídos o alteraciones del equilibrio.

El ginkgo biloba es uno de los suplementos naturales más recomendados para pérdidas de memoria, incluso algunos terapeutas lo recomiendan como tratamiento preventivo de la enfermedad de Alzheimer, junto con fosfatidilserina, vitaminas y algunos minerales.

El ginkgo biloba también es un gran antioxidante, reduciendo la cantidad de radicales libres en el organismo, con lo cual protege los tejidos y les proporciona un gran efecto antienvejecimiento.

En la medicina china, el ginkgo es usado como tratamiento antiinflamatorio en asma, ya que ayuda a reducir la constricción en las vías respiratorias.

 Dosis:

-Extracto fluído: 2 ml cada 12 horas, o 1 ml cada 6 horas.

-Extracto seco: 1 gramo al día, repartido en 4 tomas.

 Para lograr un efecto óptimo del ginkgo, se recomiendan tandas de tratamiento de 6 a 12 semanas con descansos de 4 semanas.

 Precauciones: su tratamiento se debe suspender 15 días antes de cualquier cirugía mayor. Antes de empezar a tomarlo, siempre consultar con su médico, sobre todo si se está tomando otro tratamiento.

“Dar la lata” no es enseñar a comer sano…

Escrito por Noa Vázquez Rendal
25 de noviembre de 2010 a las 19:50h

 ” Impulsar el consumo de conservas de productos del mar”  era el objetivo de la campaña de la Consellería de Sanidad, de Mar y de Educación, junto con la asociación de conserveros, que la semana pasada recorría varios colegios en Galicia.

Como todos sabemos ya a estas alturas que el pescado es un alimento sano y que tanto peques como mayores pueden incluirlo en su alimentación, pues seguramente que mucha gente estaría encantada con esta campaña…

Pero las conservas de Mar, ni son Sanidad ni son Educación, porque ni son indiscutiblemente sanas ni hace falta enseñar a nadie a abrir una lata. Inútil (para los niños) e interesada me ha parecido esta campaña. 

Con los tiempos que corren, en los que muchos padres apenas sacan tiempo para preparar una comida sana y fresca a los niños…qué mejor que enseñarles a los niños a comer conservas! con la intención de que lleguen a su casa y les digan a sus progenitores lo sanas que son, para que luego éstos ya no se sientan culpables de ponérselas en el plato, o en el bocata! Y quedarse tranquilos pensando: qué sano come mi niño, y en un plis-plas!

Claro que, seguramente ni a los niños ni a los padres les contaron que, para que se conserve tanto tiempo el alimento, las conservas son sometidas a grandes temperaturas para destruír los gérmenes y bacterias, lo cual hace que también se destruyan considerablemente sus vitaminas y, además, se altere la textura del alimento y su vitalidad. Otro gran inconveniente importante de las conservas es la posibilidad de migración, es decir, del paso de las sustancias químicas de los plásticos del barnizado interior de las latas metálicas al alimento. Y en caso de que la lata no estuviese barnizada, podría haber presencia de metales pesados. Eso sí, este problema se puede evitar escogiendo conservas envasadas en vidrio. Habría que estar atentos también a la presencia de aditivos alimentarios, presentes en muchas conservas enlatadas. Y, además, su nada despreciable contenido en sal, que las hacen poco recomendables para hipertensos, y recomendándose, en general, un bajo consumo ya que un exceso de sal no es sano para nadie.

 No soy extremista, también opino que las conservas pueden ser útiles para tener en casa y echar mano esporádicamente cuando, por la razón que sea, no tenemos una buena opción en fresco o simplemente nos apetece. Pero de ahí a iniciar a los niños en el consumo de latas…Si ya los hacemos tan cómodos a esas edades, qué podremos esperar cuando sean mayores?

¿Y un poco de atún de envase de vidrio en las ensaladas o ensaladillas? Pues sin abusar, ni fresco ni en conserva, porque el atún es una de las especies de pescado azul que acumula mercurio, uno de los metales pesados/contaminantes más peligrosos que acaba en el mar…

En fin, una campaña de 75.000 euros para “familiarizar” a los niños con las conservas…quién está forjando su futuro en la escuela? los jóvenes o las conserveras?

 Me parecería mucho más útil educar a los niños en el consumo de pescado fresco, enseñándoles a distinguir cuando el pescado está bien fresco o ya tiene varios días, llevándolos a un mercado de productos frescos, también ayudándoles a valorar la pesca artesanal frente a otros métodos de pesca o el cultivo de peces,  y sobre todo haciendo sencillos talleres de cocina con pescado fresco. Eso sí que me parecería útil, incluso puede que para muchos padres…

 Nuestro reciente patrimonio cultural inmaterial, la dieta mediterránea, nos dice claramente que los alimentos más adecuados son los poco procesados, frescos y de temporada.

 

Recomendaciones generales

Escrito por Noa Vázquez Rendal
20 de noviembre de 2010 a las 17:23h

 Después de este larguísima parada, retomo la actividad bloguera echando la vista atrás y resumiendo lo más importante de nuestro Menú del día en 10 recomendaciones generales básicas, todas ellas ya extensamente desarrolladas en publicaciones anteriores del blog:

 

  1. Consumir gran cantidad de frutas y verduras frescas, con una buena proporción de crudos.

  2. Disminuir la proteína animal (sobre todo carne y derivados, y lácteos) y aumentar la proteína vegetal (legumbres, frutos secos, quinoa,…)

  3. Evitar los cereales refinados como el arroz blanco, trigo y sus derivados como el pan, pastas, galletas, etc. Escoger cereales integrales, ya sea en grano como en productos derivados.

  4. No abusar de cereales con gluten y sus derivados (sobre todo del trigo) y probar otros cereales como mijo o pseudocereales como trigo sarraceno, amaranto o quinoa.

  5. Evitar dulces industriales y refinados,y edulcorantes químicos. Preparar dulces caseros con endulzantes sanos como azúcar integral, panela, siropes, melazas, estevia, miel,…

  6. Evitar o reducir al máximo las grasas malas como las saturadas (carne y lácteos, sobre todo), grasas hidrogenadas o trans o aceites refinados. Preferir grasas sanas como las de frutos secos, semillas, pescado azul o aceites vegetales de primera presión en frío.

  7. Evitar productos muy manipulados que contengan demasiados aditivos (conservantes, edulcorantes, potenciadores de sabor, colorantes…), pesticidas, transgénicos, etc. Elegir alimentos ecológicos en la medida de lo posible.

  8. Evitar el exceso de sal, café y alcohol.

  9. Masticar bien la comida y beber poca agua en las comidas (fuera de las comidas 1´5 litros)

  10. Procurar cocinar minimamente los alimentos, para evitar grandes pérdidas de nutrientes. Evitar las frituras, rebozados, ahumados y precocinados. (Este punto es el único que no había tratado ya en el blog, así que tocará en breve).

Recetas para niños, y no tan niños…

Escrito por Noa Vázquez Rendal
31 de diciembre de 2009 a las 14:30h

 

galletas-de-estevia

En la foto os muestro un rico experimento hecho con harinas sin gluten y stevia. Estas galletas están hechas con harina de trigo sarraceno y harina de maíz, a partes iguales, por lo que sirven para celíacos. También son adecuadas para  diabéticos ya que el endulzante utilizado es la stevia, ya comentada en el blog. Esta planta, además de no tener calorías, ayuda a tener un nivel adecuado de azúcar en sangre, por lo que se convierte en el endulzante perfecto para los diabéticos. La stevia se puede encontrar en algunas tiendas de alimentación natural, tanto en comprimidos como en polvo.

Aquí os dejo la receta, junto con otras fáciles recetas especialmente dedicadas a los niños, pero que, por supuesto, también tienen cabida en la alimentación de cualquier persona que desee comer sano y rico. 

 

Galletas integrales con almendra y stevia

Ingredientes:

  • 200 g de harina integral ( 100 g de harina de trigo sarraceno mezclada con 100 g de harina de maíz, para los celíacos, o bien 200 g de harina de trigo normal si se prefiere)
  • 75 g de almendra molida (o coco rallado, a gusto de cada uno)
  • 1 o 2 cucharadas de stevia en polvo (o 90g de azúcar integral)
  • media cucharadita de canela
  • limón o naranja rallados
  • 1 cucharada de levadura en polvo (no indispensable)
  • 75 ml de aceite de oliva y 2 huevos (estos dos ingredientes siempre echados al final)

 

Elaboración: se mezcla todo bien y se deja reposar una hora en la nevera. Luego se van cogiendo la masa en bolitas y se les da forma de galletas. Se hornean a 190 ºC durante 10 o 15 minutos.

 

 

Paté de germinados 

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras o nueces
  • 1 aguacate
  • germinados al gusto (de soja, de alfalfa, de lentejas,…)
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • zumo de medio limón
  • caldo de verdura

 

Elaboración:

Las almendras y semillas germinadas se pasan a puré con el resto de ingredientes agregándole un poquito de caldo de verduras.

Mezclar los ingredientes con suficiente líquido como para obtener un paté que pueda untarse en una rebanada. También puede servirse con crudités (hortalizas crudas laminadas) como zanahoria, rabanito, pepino, pimiento, espárragos, tomate, etc.

 

 

Hamburguesas de avena

Ingredientes:

  • 1 taza de queso cheddar rallado
  • ¼ de taza de pimiento verde, finamente picado
  • 1 tomate, finamente picado
  • 1 cebolla pequeña, muy picada
  • 1 taza de copos suaves de avena integral
  • 2 huevos, ligeramente batidos
  • 1/3 taza de harina integral
  • aceite de oliva

 

Elaboración:

En un bol se mezcla el queso, el pimiento, el tomate, la cebolla, la avena, los huevos y la harina. Se une todo bien, y se divide en 6 porciones a las que se les da forma de hamburguesa.

Se calienta el aceite en una sartén. Se incorporan las hamburguesas y se cocinan 3 minutos de cada lado o hasta que se doren, a fuego no muy fuerte.

Se pueden presentar en plato acompañadas de patata cocida, o metidas en un panecillo integral con lechuga y tomate o pepino.

 

 

 

Gratinado de pasta con verduras

Ingredientes:

  • 1 paquete de pasta integral
  • 1 cebolla picada
  • 1 zanahoria picada
  • 1 tallo de apio picado
  • 1 calabacín picado
  • 1 taza de ramilletes de brécol
  • 400 g de tomate finamente picado
  • 1 diente de ajo machacado
  • 250 g de mozzarella rallada
  • 1 cucharada de aceite 

 

Elaboración:

Se cocina la pasta en una olla grande con agua hirviendo, hasta que esté tierna. Se escurre y se coloca en una fuente.

Se calienta el aceite en una sartén y se cocina la cebolla, la zanahoria y el apio unos 10 minutos, removiendo a menudo. Luego se le agrega el calabacín, el brécol, los tomates y el ajo. Se cocina, revolviendo varias veces durante 20 minutos aproximadamente. Se puede agregar una pequeña cantidad de agua de tanto en tanto para que la preparación no pierda humedad.

Se agregan las hortalizas cocinadas a la pasta y se mezcla bien. Se esparce el queso rallado por encima y se hornea a temperatura moderada 10 minutos, hasta que el queso se derrita y la pasta esté caliente.

 

 

 

Calcio y osteoporosis

Escrito por Noa Vázquez Rendal
30 de diciembre de 2009 a las 11:34h

La osteoporosis es una enfermedad especialmente extendida entre las mujeres postmenopáusicas, aumentando su riesgo de sufrir fracturas óseas. Como decía en el post anterior, las hormonas juegan un importante papel en la salud ósea, al igual que la alimentación.

 

El calcio es el mineral más importante para los huesos, aunque no por tomar más calcio tendremos los huesos más fuertes. La cantidad de calcio ingerido es sólo uno de los factores que determinan la cantidad de este mineral disponible para los huesos. Hay que tener en cuenta que el calcio consumido puede no ser bien absorbido por el organismo, con lo que se eliminaría sin ni siquiera ser absorbido. Y además, aunque se almacene correctamente en el organismo, puede haber alimentos que provoquen su eliminación del cuerpo.

 

Por tanto, es un conjunto de hábitos alimenticios los que nos permitirán tener un buen nivel de calcio en el organismo. En general, hay que mantener una dieta lo más alcalinizante posible, y, por tanto, evitar al máximo los alimentos más acidificantes. Para ello se debe reducir el consumo de sal, azúcar refinado y de proteínas animales como carne y lácteos (manteniendo el consumo de pescado, tanto blanco como azul, unas 3 o 4 veces por semana) a la vez que aumentar el consumo de proteínas vegetales en forma de legumbres, quinoa, semillas y frutos secos. Además, hay que asegurar un buen nivel de minerales, por lo que nuestra dieta debe ser rica en vegetales como frutas, verduras, algas, semillas, germinados,…Por otra parte, el ejercicio físico es básico para mantener los huesos en buenas condiciones, así como reducir el nivel de estrés.

 

Pero veamos más minuciosamente todos los factores que entran en juego a la hora de mantener un buen nivel de calcio en el organismo:

 

Factores que dificultan la absorción de calcio:

. Los antiácidos (protectores gástricos). Deben evitarse en la medida de lo posible.

. El exceso de fibra. La fibra contiene ácido fítico, el cual se combina con el calcio en los intestinos formando un compuesto insoluble que no se puede absorber. No tomar fibra dietética (salvado, goma guar…) en las comidas principales, sobre todo en aquellas ricas en calcio, ni abusar del pan integral (y tampoco del refinado, que aporta menos minerales)

. Los fosfatos procedentes de los aditivos químicos (E-442, E-450 y E-338 a E-343), que se encuentran en: embutidos, quesos fundidos, patatas fritas, cremas lácteas, postres de frutas enlatadas y bebidas refrescantes, entre otros.

. Las bebidas carbónicas: el ácido carbónico que contienen puede precipitar el calcio intestinal impidiendo su absorción.

. Los alimentos ricos en oxalatos. No abusar de espinacas, remolacha, cacao, té,… 

 

Factores que favorecen la absorción de calcio:

. Un medio suficientemente ácido en el estómago que solubilice el calcio. Por eso los complementos de calcio no deben ser en forma de carbonatos que neutralizan la acidez de estómago, son mejores los citratos. Es importante, sobre todo, en las personas mayores ya que con la edad disminuyen las secreciones gástricas.

.  La presencia en los intestinos de vitamina D activa, que se consigue tomando el sol o comiendo pescados azules y teniendo en buenas condiciones el hígado y los riñones.

 

 

– Alimentos que aumentan la eliminación renal del calcio

. El azúcar y los refinados: los alimentos refinados, especialmente los azucarados, apenas contienen minerales. Este tipo de alimentos son acidificantes en el organismo, por lo que deben “robar” el calcio de los huesos para su neutralización, cuando los riñones han llegado a su límite de eliminación de ácidos metabólicos.

. El exceso de proteínas: una ingesta alta de proteínas aumenta la eliminación renal de calcio, ya que también actúan acidificando el organismo. No hay que abusar de las fuentes proteicas más concentradas como carne, huevos, lácteos,…

. El exceso de sal: Hay que evitar las comidas muy saladas y los alimentos con alto contenido en sodio.

 

Por otra parte, los alimentos pertenecientes a la familia de las solanáceas (patatas, berenjena, pimiento y tomate) también pueden alterar el correcto metabolismo del calcio, por lo que no es recomendable abusar de ellos.

Lo que sí es recomendable, es aumentar la ingesta de los alimentos ricos en calcio que, a su vez, no entorpecen en su correcta asimilación. Son las verduras de hoja verde como berza, berros, perejil, coles, brécol, etc (menos espinacas), y también: ortigas, semillas de sésamo, almendras, sardinas, tofu, legumbres, algas, brotes de alfalfa, cola de caballo en polvo…

 

 Con una alimentación sana, guiada por estas recomendaciones, y si no existen más complicaciones, podremos llegar a mantener unos niveles adecuados de calcio, e incluso evitar la necesidad de suplementarlo a grandes dosis. Como decía al principio, en muchas ocasiones se comprueba que una gran ingesta de calcio no soluciona el problema, es más, un exceso de calcio puede dar lugar a acumulaciones en arterias, articulaciones o riñón e hígado en forma de cálculos, sin frenar la descalcificación de los huesos.

 

Por otra parte, un alto consumo de lácteos no será muy recomendable ya que, como hemos visto, es proteína animal que va a contribuir a acidificar el organismo, con la consecuente pérdida del calcio almacenado en los huesos. También recordemos que el calcio de la leche no es un calcio fácilmente asimilable. Además, hay que tener en cuenta que el mayor consumidor de lácteos, Estados Unidos, es también el país con mayor índice de osteoporosis; y que países orientales y africanos, muy distantes del estilo de vida occidental y que apenas consumen lácteos, apenas tienen problemas de este tipo.

 

 

 Para mantener la salud de los huesos, además del calcio, hacen falta otros componentes que ayudan a formar el hueso, como el fósforo y magnesio. También son importantes otros minerales como el zinc, que colabora en la creación de nuevas células óseas, el boro y sílice; y vitaminas como la C, que fabrica colágeno (parte de la estructura del hueso) y la vitamina D, sin la cual el organismo no puede absorber el calcio. Este conjunto de nutrientes adecuados para los huesos suelen encontrarse reunidos en complementos específicos para los huesos.

 

 

Aliviando la menopausia

Escrito por Noa Vázquez Rendal
3 de diciembre de 2009 a las 12:42h

La menopausia se caracteriza fundamentalmente por una bajada en la producción de hormonas: estrógeno y progesterona. Cuando los niveles de estrógenos van disminuyendo gradualmente, el cuerpo se puede ajustar progresivamente a estos cambios hormonales. Sin embargo, la realidad es que la menopausia no afecta por igual a todas las mujeres, pudiendo producir síntomas de grado leve, moderado o severo. Este periodo puede durar hasta 5 años, siendo los dos primeros en los que más síntomas se suelen sufrir.

 

Los efectos más comunes de la menopausia son:

-sofocos y sudores

-irritabilidad, depresión, ansiedad y/o insomnio

-periodos menstruales irregulares

-problemas sexuales como sequedad vaginal o disminución de la líbido

-palpitaciones

-dolor en articulaciones

-pérdida de calcio que conlleva aumento del riesgo de osteoporosis

-subida del colesterol, lo que aumenta el riesgo coronario

-aumento de peso debido a una disminución del metabolismo

-piel más fina y seca, que pierde elasticidad

 

Una alimentación adecuada ayudará a equilibrar las hormonas y por tanto, a prevenir o reducir estos problemas derivados de la menopausia. Además, no hay que olvidarse de que a partir de los 40 años las necesidades energéticas disminuyen un 5% cada década, y en la menopausia más, por lo que si seguimos comiendo igual nuestro peso aumentará. Por tanto hay que vigilar los excesos de calorías si no se desea una subida de peso.

Por lo general, la alimentación ha de ser rica en frutas, verduras, legumbres, pescado, cereales integrales y sus derivados, y semillas y frutos secos en cantidad controlada. No es recomendable abusar de carnes, lácteos ni grasas procedentes de productos industrializados.

Por otra parte, hay ciertos alimentos que son especialmente adecuados para reducir los efectos negativos de la menopausia:

 

  • Alimentos ricos en fitoestrógenos 

Los fitoestrógenos son compuestos naturales presentes en las plantas, cuya estructura molecular es semejante a la del estrógeno humano. Por tanto, estas sustancias se acoplan en los mismos puntos receptores que el estrógeno del propio cuerpo, aunque su acción es más débil. Este efecto más débil es una ventaja ya que así no sobrecargan el sistema, y además son lo bastante versátiles como para equilibrar tanto el exceso como la deficiencia de estrógenos. Es decir, al igual que un interruptor de la luz, pueden encender o apagar los efectos estrogénicos, dependiendo de las necesidades del cuerpo.

Así, los fitoestrógenos pueden reducir los síntomas de la menopausia (falta de estrógenos), del síndrome premenstrual (exceso de estrógenos), reducir el riesgo de las enfermedades cardíacas y de la osteoporosis e incluso prevenir cánceres relacionados con las hormonas.

La terapia hormonal sustitutiva (THS) es un tratamiento común para afecciones relacionadas con las hormonas. Aunque suele resultar eficaz para tratar los síntomas de la menopausia, para muchas mujeres los estrógenos sintéticos son demasiado poderosos y muy posiblemente dañinos. Esta terapia es acusada de aumentar el riesgo de cáncer de mama, endometrio o útero. Los estrógenos sintéticos utilizados son increíblemente fuertes y bombardean nuestros receptores con demasiadas hormonas. (Este mismo efecto lo poseen numerosas sustancias presentes en nuestra vida cotidiana, sobre todo los plásticos y los pesticidas. Estos últimos actúan como pseudohormonas alterando nuestro sistema endocrino, potenciando nuestros estrógenos y destruyendo la fertilidad. Pero este es otro tema…) 

 

Los principales fitoestrógenos son las isoflavonas y los lignanos:

-Las isoflavonas las encontramos sobre todo en la soja, pero también en el resto de legumbres. Podemos tomar soja en forma de tofu (salteado, estofado, en revuelto,…), miso (“crema” de soja para hacer sopa) o tempeh, como formas de soja fermentada, que siempre es preferible a la soja cruda en forma de leche. También es aconsejable lconsumir la soja en grano, en forma de potaje como con cualquier otra legumbre.

-La planta Cimífuga racemosa también tiene un alto contenido en isoflavonas y por tanto ayuda al equilibrio hormonal, pudiendo ser recomendada, al igual que la soja, tanto en menopausia como en el síndrome premenstrual.

-Los lignanos se encuentran fundamentalmente en las semillas de lino, y en menor medida en los cereales, siempre que sean integrales, y en las verduras y frutas con piel.

-Otros alimentos o plantas con probada acción hormonal son: el trébol rojo, el lúpulo, el sauzgatillo (alivia los sofocos y además puede reducir el crecimiento de fibromas uterinos, 20-40 mg al día) y la salvia (todas en infusión o extractos), la alfalfa (brotes de alfalfa o en cápsulas) el apio, los berros, la manzana, los dátiles, las granadas,  y el grupo de las coles.

 Si nos aseguramos un buen aporte de fitoestrógenos a través de estos alimentos y plantas, podremos reducir notablemente los síntomas de la menopausia como los sofocos y también mejorar la densidad ósea.

 

 

  • El aceite de onagra y de borraja contienen ácidos grasos poliinsaturados que también intervienen en la regulación hormonal, en particular para las subidas de calor y la sequedad cutánea.

 

  • Alimentos ricos en calcio: como las semillas de sésamo, amapola y calabaza, brotes de alfalfa, tofu, algas, almendras, verduras verdes, etc. El próximo post tratará de la osteoporosis en profundidad.  

 

 

  • Alimentos ricos en Boro: el mineral boro también ayuda a aumentar los niveles de estrógeno ya que aumenta el 17-B-estradiol. El boro se encuentra en fresas, peras, manzanas, cerezas, espárragos y también en cacahuetes y avellanas, aunque hay que tener en cuenta que los frutos secos son sanos pero muy calóricos, por lo que no se debe abusar de su consumo.

 

  • Aumentar el consumo de vitamina C y E: la vitamina C contribuye en el trabajo hormonal y por su efecto antioxidante ayuda a paliar el envejecimiento del organismo, así como mantener la piel y el cabello en buen estado. Se encuentra sobre todo en frutas y verduras. La vitamina E constituye también una buena ayuda hormonal y además puede mejorar la elasticidad de la piel y aliviar la sequedad vaginal (600 mg al día, con efecto en un mes como mínimo). Esta vitamina la encontramos en aceites vegetales de primera presión en frío consumidos en crudo, en semillas, cacahuetes, germen de trigo, pescado azul, etc.

 

 

Otras posibles recomendaciones:

         Para los sofocos: espino blanco, grosellero negro y salvia.

         En caso de nerviosismo, ansiedad o insomnio: valeriana, pasiflora, espino blanco, lúpulo, tila, amapola y lavanda.

         En caso de decaimiento y astenia: eleuterococo, jalea real o ginseng.

         Si hay palpitaciones: espino blanco.

         Si hay infecciones recurrentes en el tracto genitourinario: probióticos.

         En caso de subida de colesterol, triglicéridos y riesgo coronario: suplementos de Omega 3, ajo y lecitina de soja.

         Hacer ejercicio moderado ayuda a mantener los huesos sanos.

         Mantener una vida sexual activa y satisfactoria (el sexo, junto con la risa y el ejercicio físico son tres de las mayores fuentes de endorfinas, las “hormonas de la felicidad”)

         Mantenerse activa

 

NOTA. Si existe algún tipo de enfermedad o medicación, antes de empezar a tomar algún suplemento fitoterapéutico es necesario cerciorarse de que no está contraindicado o no provoca interacción.

 

  

Ocho razones para no vacunarse de la gripe A

Escrito por Noa Vázquez Rendal
22 de noviembre de 2009 a las 19:48h

1.    Las personas nacidas antes de 1957 tienen defensas contra la gripe A. El virus de la gripe A circuló ampliamente entre 1918 y 1957, y dejó una protección por más de 50 años en los afectados. Es decir, la inmunidad natural dura más de medio siglo. Por ello los ancianos mueren menos con la gripe A. Vale la pena pasar la gripe A y no probar con una vacuna que si sirviera nadie sabe cuánto duraría su efecto. Al pasar la gripe A los niños, jóvenes y adultos tendrán la oportunidad de “vacunarse” de por vida y naturalmente contra la enfermedad. Por cierto, la epidemia de 1918 que provocó millones de muertos se dio en un mundo sin antibióticos, sin sistemas sanitarios, de pobreza y sin agua corriente, y a pesar de ello mató casi en exclusiva a los pobres. También la gripe A de 2009-10 mata sobre todo a pobres y en países sin sistema sanitario público, como en Méjico y EEUU.

 

2.    La gripe A es sólo una de las muchas enfermedades “tipo gripal”. El virus de la gripe provoca muy pocas “gripes”. Aunque fuera eficaz la vacuna sólo evitaría los casos de gripe propiamente dicho. Por ejemplo, los médicos “centinelas”, especializados en diagnosticar la gripe para tomar muestras y saber el tipo de virus, sólo aciertan en un 30-50% de los casos (en el 50-70% de los pacientes, el cuadro gripal lo provocan otros virus, como adenovirus, rinovirus, virus sincitial respiratorio y otros). El típico trancazo es casi siempre otra cosa, no gripe propiamente dicha. Por cierto, cuando los médicos “centinelas” aciertan y es gripe, casi en el 100% es el virus H1N1 (el de la gripe A), por lo que no vale la pena hacer prueba ni test diagnóstico alguno.

 

3.    Las vacunas contra la gripe sirven para poco en la práctica. La efectividad de las vacunas antigripales es bajísima, del orden del 33%. Es decir, no valen para nada en 7 de cada 10 vacunados (que corren los riesgos de la vacunación sin esperar ningún beneficio). Las vacunas antigripales son especialmente inútiles en los niños, y más en los menores de dos años, en que no valen para nada. Además, no hay ensayos clínicos que duren años respecto a las vacunas antigripales, así que no sabemos nada sobre sus perjuicios y beneficios a largo plazo. De la vacuna contra la gripe A no sabemos nada sobre su efectividad, pero como mucho será del 33%. El ejemplo de los países del hemisferio sur demuestra que no vale la pena la vacunación. De hecho, la vacunación podría ser causa de que las cosas se complicasen, pero no hay ensayos clínicos previstos para estudiar la efectividad de la vacuna, ni a corto ni a largo plazo.

 

4.    La gripe A no provoca más complicaciones en las embarazadas que la gripe estacional. El embarazo, sobre todo al final del mismo, se acompaña de más complicaciones por la gripe A, como todos los años sucede con la gripe estacional. Por ello, la embarazada debe tener el mismo comportamiento de tranquilidad y sentido común ante la gripe A que ante la gripe de otros años. La vacuna más específica contra la gripe A en las embarazadas, Panenza, contiene timerosal como conservante en la presentación multidosis y el timerosal se desaconseja en el embarazo. Además, la ficha técnica (la información oficial) de Panenza, dice literalmente: “4.6. Embarazo y lactancia. Actualmente no hay datos disponibles relativos al uso de Panenza durante el embarazo. Los datos obtenidos en mujeres embarazadas que han sido vacunadas con diferentes vacunas estacionales inactivadas no adjuradas no sugieren malformaciones o toxicidad fetal o neonatal”. Es decir, no sabemos nada, salvo vagas deducciones.

 

5.    La gripe A es una enfermedad leve que tiene baja mortalidad. La gripe A ha pasado ya por el hemisferio sur dejando muchísimos menos muertos que la gripe de otros años. Por ejemplo, en Nueva Zelanda ha causado 19 muertos la gripe A, contra los 400 muertos que provoca todos los años la gripe estacional. En el hemisferio sur se pasó la gripe A sin ninguna vacuna contra la misma. En todo el mundo la gripe A ha causado unas 6.800 muertes en diez meses de evolución, contra un total de 250.000 fallecimientos que causa la gripe estacional en todo el invierno. En proporción hay muchos muertos jóvenes (y entre ellos las embarazadas) por gripe A, pero en números totales mueren menos jóvenes y menos embarazadas por gripe A que por gripe estacional. La letalidad es de menos de un caso por 100.000, lo que hace prever en España unos 500 fallecimientos (contra unos 1.500 por la gripe estacional).

 

6.    La gripe A es una enfermedad leve que tiene pocas complicaciones. Por ejemplo, este año la gripe A ha pasado ya por Australia dejando menos bajas laborales que la gripe estacional de otros años. En Australia y Nueva Zelanda la gripe A provocó 722 ingresos en las UCI (Unidades de Cuidados Intensivos, en los hospitales), contra hasta 40.000 casos calculados previamente. Así pues, en estos países las neumonías asociadas a la gripe causaron sólo 8 pacientes ingresados diarios en las UCI, de los cuales 5 al día necesitaron respiración mecánica asistida. Todo ello sin vacuna alguna contra la gripe A. Durante la epidemia, en España se pueden calcular unos 15 ingresos diarios en las UCI por la gripe A y las neumonías, y un total de 1.300 ingresos. Son cifras muy por debajo de lo previsto.

 

7.    Las compañías farmacéuticas no son responsables de los daños que causen la vacuna contra la gripe A. La situación es de tal incertidumbre que los políticos han decido eximir a las compañías farmacéuticas de toda responsabilidad por los daños que causen la vacuna contra la gripe A, tanto en EEUU como en la Unión Europea. Es insólito que la industria farmacéutica haya logrado este paraguas que la protege de reclamaciones y responsabilidades. Con ello se facilita su “toma de riesgos” (menor precaución, más irresponsabilidad) y se trasladan los posibles daños a los hombros de la sociedad, no de los accionistas como sucede habitualmente (en el negocio de la vacuna contra la gripe A sólo hay ganancias).

 

8.    La financiación pública de la vacuna contra el gripe A desvía fondos que no se emplean para otros problemas sanitarios. Cuando se utiliza dinero público la cuestión no se ciñe sólo a la efectividad de la vacuna contra la gripe A, sino también a su coste-oportunidad, a lo que se deja de hacer cuando se vacuna. Así, por ejemplo, el problema del suicidio en los adolescentes y jóvenes (mata más que la gripe A), la salud bucodental de los adultos y ancianos (desdentados por falta de cobertura) y la muerte digna en casa (hoy casi un imposible morir en casa atendido por el propio médico de cabecera).

Juan Gérvas,

médico general rural, Canencia de la Sierra, Garganta de los Montes y El Cuadrón (Madrid, España), profesor de atención primaria en Salud Internacional (Escuela Nacional de Sanidad, Madrid) y profesor en Salud Pública (Facultad de Medicina, Universidad Autónoma, Madrid)

Resumen de lo presentado por el firmante en el “Foro sobre ética de las medidas para la protección de la población contra la gripe A” (Organización Médica Colegial, Madrid, España, 18 noviembre 2009)

NOTA Este texto se puede difundir, siempre íntegro y tal cual.

Transgénicos por doquier

Escrito por Noa Vázquez Rendal
31 de octubre de 2009 a las 23:27h

Imagen de previsualización de YouTube

Arroz transgénico, cargado de un pesticida muy tóxico tanto para los humanos como para el medio ambiente.

Monsanto y Pioneer presionan a los agricultores gallegos para seguir introduciendo sus cultivos en Galicia. 

Por si no fuese suficiente que pollos y terneros se alimenten de transgénicos, se pretende que los peces de acuicultura también lo hagan.

El ministerio de Medio Ambiente reconoce por primera vez la existencia de afectados por transgénicos.

Huertos saludables

Escrito por Noa Vázquez Rendal
15 de octubre de 2009 a las 13:04h

 

César Pérez con los tres zapallos gigantes cultivados en Laxe FOTO: Ramón Busto

El huerto de la familia Pérez Rivera, mis vecinos y amigos de Laxe.

El huerto de Mabel Rivera y Enrique Banet: por la dignidad del agro.

Los huertos de donde salen las ricas frutas y verduras que consumimos en Zocamiñoca.

Asociación Galega de Horticultura Urbana, para los hortícolas urbanos.

Agricultura ecológica y mucho más en Terractiva este próximo fin de semana.