La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘viajar’

En la adea se viaja, pero vaya viajes

miércoles, febrero 8th, 2012

(Cosas que suceden cuando te vas a vivir al campo)

En la aldea pasan cosas inconcebibles y si las concibes… no le des vuelta tú no eres normal, puedes ser parecido, similar o asimilado a la realidad pero normal… no, ¡¡¡ qué vas a ser normal … !!! mira neniño, no mares y tómate el café.

Hace unos días en la aldea entré en la casa de Maruja; ya sabes, esa buena vecina que cuando habla la oyen en el sureste de Kazajistan; pues bueno, entré y de repente oigo: «¡¡¡ El veñe hoxe de Canarias, veñe hoxe !!!, ¡¡¡ que su padre hace un año viño de Alemania, de Alemaniaaa !!!», repitió Maruja, que hasta me hizo pensar que los alemanes no es que se levanten pronto porque sean trabajadores, sino porque los despierta Maruja, pero bueno esto son cosas que se me ocurren que no las tengo muy claras. Investigaré.

Yo la verdad, he de reconocerlo, no entendía nada de lo que decía Maruja y menos por la mañana, que estoy sopas total hasta las 12, así que seguí callado tratando de averiguar de qué hablaba porque la realidad es que a la aldea, en los últimos 10 años, el único que recuerde que vino fue un conductor que se perdió, y cuando salimos casi todos a indicarle por dónde regresar, el automovilista no nos hizo ni caso y salió escopetado.

Mis vecinos dijeron que era un maleducado; yo la verdad callé, pero tal como salimos todos, a gritos y algunos con aperos de labranza con hachas en la mano, palas, picos y otras arma, no me extraña que se fuera, que estoy seguro que más que pensar que le estábamos señalando por donde tenía que ir, seguro que creyó que los íbamos a linchar; pero bueno, esto es otra historia.

El caso es que Maruja, con un paño en la cabeza y sobre el paño un gorro, que parecía un tuareg, seguía contando: «Quen veñe es Raúl, que non, que non é Jonzalo, que é Raúl, que é o mais novo, o mais noviño, que antes estuvo en Suiza, ¡¡¡¡ en Suizaaaaa !!!!!», gritaba Maruja, que creo que los suizos se despiertan también a la misma hora que los alemanes.

Por momentos, más que la aldea aquello me parecía más un aeropuerto, pero sin maletas, hablando de Argentina, de Suiza, de Alemania… como si fueran vuelos: unos que iban, tros que venían… pero como no veía balizas ni Torre de Control y olía a vaca como que estaba seguro que seguía en la aldea, que si estaba…

De repente, Maruja me habló al oído y fue tal el toinnnnngggggg que sentí que no me fui a Urgencias de milagro, y aún estaba yo con un infinito sonido interior en el oído cuando pregunté entre contento y extrañado: ,«¿Pero quién es el que viene?, ¿quién viene de Canarias?. Y Maruja contestó: «Ti non o coñoces, ven Raúl, ven Raúl». «¿Qué Raúl?», volví a preguntar intrigado. Y entonces Maruja lo dejó meridianamente claro: «Veñe Raúl; bueno Raúl no, suas cenizas, as ceniza, que morreo hoxe». Joé con la aldea, viajar se viaja pero por lo visto, todo de una tacada y así… como que no mola.

PD.- Utilizo un gallego bastante castellanizado para que pueda ser entendido el artículo.

ALGUNA CONFERENCIA, CONTRATADA

Bueno; desde que hace unas semanas La Xunta de Galicia me ha incorporado a un programa de conferencias, ya he concertado dos (250 euros, tampoco es tanto) en otros tantos colegios a los que hablaré de guiones de Radio, Televisión y Teatro, (también prácticas, para que no sean aburridas) además de un coloquio en el que podrán preguntar sobre blogs, cuentos, chistes, Maedios de Comunicación… en fin, que espero que los alumnos se lo pasen bien

«Queridos universitarios de Molloy College»

martes, noviembre 22nd, 2011

alumnos del colegioParte de los simpáticos universitarios que estudian Cultura Española en Molloy College

Esto es lo alucinante de la Red, nuestras ideas cruzando el Atlántico de un lado para otro

Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos o, lo que vosotros decís, «good manners are a sign of good upbringing». Y antes que nada debo dar las gracias a Molloy College (Rockville Centre-New York) y en especial al profesor Enrique Martínez Bogo, del Departamento Modern Languages, por haber elegido este blog para que os sirva en vuestro curso de Cultura Española y, especialmente, para que podamos interrelacionarnos y conocer la idiosincrasia española y norteamericana.

Y así, de prisa y corriendo, para no perder tiempo, si entráis en estos dos enlaces Manuel Guisande, y entrevista (que tiene dos partes), nos ahorramos presentaciones y sabéis un poco de quién os escribe a unos 8.000 kilómetros de distancia, de un lugar llamado Mortoares (La Coruña-Galicia-España) con el gran honor que ello supone para mí.

Y la cuestión es: ¿Cómo vamos a interrelacionarnos, de qué vamos a hablar?. La interrelación será sencilla: A través del blog, en los comentarios que dejéis y en las respuestas que a vuestras preguntas seguro que mucha gente os contestará, y viceversa.

¿Y de qué vamos a hablar, qué nos puede interesar, entretener, motivar y divertir, sobre todo divertir… ? Pues lo que siempre ha motivado e interesado al ser humano, la vida; la vida en general, cómo se vive en los distintos sitios, lo que se piensa, lo que se hace; en definitiva, las costumbres, que aunque nos hacen ser diferentes solo lo es en apariencia porque en el fondo, en lo esencial, todos, por suerte, somos muy pero que muy iguales, aunque yo diga «Hola» y tú «Hello».

TÓPICOS NORTEAMERICANOS

En fin apreciados alumnos de Molloy College, vayamos al asunto y a ver si conseguimos acabar o confirmar algunos tópicos y poco a poco conocernos más. ¿Cuál es la visión que tenemos los españoles de los norteamericanos?. Pues la primera es que creemos que no estáis muy al tanto de Geografía, que desconocéis dónde están los países de Europa y estoy seguro que no es así, que eso pudo ocurrir hace veinte o treinta años; pero ahora, con el mundo en vuestros dedos vía Aipad sabéis situar perfectamente cada nación.

Pero, en confianza, nosotros somos bastante presumidos y creídos porque… ¿tú crees que algún europeo es capaz de situar Colorado o Arkansas en el mapa de Estados Unidos?, pues seguro que no. Y no me extrañaría, pero nada de nada, que alguno que haya ido de España a conocer la capital de EE UU, en vez de terminar en Washington DC, haya terminado en Washington ST, y aún esté buscando El Capitolio o la Casa Blanca, que total… entre DC y ST parecía que no había diferencia, pero sí que sí, unos 6.000 kilómetros, como para ir andando.

¿Y qué otras cosas creemos en España de vosotros los norteamericanos?. Pues algo que debe ser otro tópico más: que toda la población va armada hasta los dientes; es decir, que según los españoles un tal James Mackein, por ejemplo, se levanta por la mañana, se toma unos kelops y después de dar un beso a su mujer (otro tópico, que a lo mejor de su mujer lo que recibe es una bofetada y bien dada) antes de ir al trabajo la Margaret de turno le dice: «¡¡¡¡ James, James, que te dejas el kalashnikov !!!». Para añadir:«¡¡¡¡ cariño, y no te olvides del misil tierra-aire que llevas en el maletero del coche !!!». Pues seguro que no es así, ni que toda la gente en Estados Unidos va armada por la calle ni que todos tienen una pistola en la mesilla de noche, pero vosotros diréis.

TÓPICOS ESPAÑOLES

Y siguiendo con estos tópicos. ¿Qué es lo que creemos que piensan los americanos de España?. Pues nosotros creemos que los americanos creen que en España hay toros y toreros por todas partes. Que hay toros y toreros en un semáforo, en una plaza, en cualquier fiesta… vamos, que los ovnis no son ovnis, sino que por su forma circular, como las plazas de toros, son los aviones de Iberia, la línea aérea española. Pues nada más lejos de la realidad, en España naturalmente sí que hay toreros y corridas de toros, pero solamente en verano y en unas 20 ciudades, pero no en todo el país y casi hay un 50% de la población que no les gusta nada de nada esta llamada Fiesta Nacional que consideran una bestialidad.

En fin, apreciados universitarios de Molloy College, creo que como toma de contacto es un buen inicio. Así que espero vuestros comentarios, lo que queráis preguntar, como también espero que respondáis a las cuestiones que desde aquí os hagan. Un saludo y, lo dicho, un orgullo y un placer escribir para vosotros. Continuaremos.

NOTA

Obviamente, el blog está abierto a las opiniones de cualquier estadounidense por si quiere aportar su punto de vista, y nos os preocupéis de si vuestro castellano no es muy perfecto, pues seguro que con esta interrelación y los consejos del profesor Martínez Bogo, a base de comentarios poco a poco irá mejorando. Solo hay una norma. Nada de preguntas sobre Religión, Política etc; solo de la vida cotidiana, de las costumbres.. Por la diferencia horaria y otras causas ellos empezará a comentar hoy martes o miércoles. Otras gracias: A Pablo Pachón, un crack informático de La Voz de Galicia que hizo posible el mapa y la foto… tela la de cosas que tuvo que hacer. Gracias Pabliño por el cariño que pusiste en esto.

Una situación increíble

sábado, noviembre 5th, 2011

En la vida hay situaciones que cuando menos las esperas te pasan a ti; sí, a ti (pero despierta hombre, que ya son más de las diez) y la verdad que le das gracias a Dios porque, digamos, de alguna forma, has sido tú el elegido. Y eso de ser el elegido es mucho, que ya solo en China hay 1.300 millones de personas y que te toque a ti, justo a ti, en esta esquinita llamada Galicia, que como quien dice vivimos cuatro amigos… vamos, esto es milagroso, por eso aquí vive Santiago, el apóstol, supongo.

Y claro, cuando te pasa una cosa genial tienes dos opciones en la vida: patentarla o darla a conocer. Y como patentarla pues como que no, porque siempre hay algún listillo que hace una variantes de la idea y se apropia de ella y tú a verlas vir, pues mejor darla a conocer que, en confianza, entre nosotros, total… incluso con la patente no vas a llegar a final de mes…

¿Y qué fue lo que me pasó que hora te puede pasar a ti ?. Pues que me levanté de cama de una forma tan placentera, pero tan placentera, que hoy mismo lo vuelvo a hacer. ¡¡¡ Que no hombre, que no, que no es nada erótico !!!, que desde que han puesto cerca de tu casa ese sex shop estás pero que muy mal.

El asunto es que estaba durmiendo cuando de repente noté en la espalda, como una especie de caricias, como un hormigueo, un cosquilleo, una sensación tan maravillosa que incluso pensé que si muriera así no me importaría, pero como tenía que ir a trabajar… pues decidí no morirme, y no tenía muy claro si estaba soñando o despierto. Y así, tal cual estaba, en ese momento en que abres los ojos y no sabes si estás o no estás, pero crees que sí, pero que no, vuelvo a sentir esa sensación en la espalda.

Suavemente, con cierta preocupación, también es cierto, deslicé mi mano (sí, joé, la mía; ¡¡¡ que el sex shop no está en tú calle, plasta !!!) suavemente hacia la espalda, hacia el lugar donde se estaba produciendo es microterremoto cuasierótico y sensual. ¿Y qué creéis que encuentro?, ¿qué crees que era lo que me estaba produciendo esa delicia?, el móvil funcionando en tono vibrador. Sí, el mó-vil. Mi pequeño móvil Samsung, en plan geisha masajeándome.

Y te lo juro que fue verlo y lo primero que pensé fue levantarme de cama e ir directo a Moviestar, Movidescansar o Movidormir y preguntar si venden alguno tamaño de 1,80 x 1,50, tipo cama, porque hoy, hoy lo pruebo, vamos que si lo pruebo, y mañana te lo cuento; bueno, te lo cuento si me despierto, claro.

Eso de perder el tiempo… una historia

lunes, octubre 31st, 2011

Eso de perder el tiempo es muy peligroso; pero mucho más de lo que te imaginas, y mira que tú eres descerebrado, pero cuando te pones a pasmar… todo es posible y más.

Hace unos días estaba esperando a alguien y no me digas cómo me puse a mirar el escaparate de un supermercado y me quedé alelado viendo un bote de ColaCao… Mira que hay que estar aburrido para quedarse mirando y remirando el bote de Colacao, pues aquí lo tienes, ese soy yo, ya ves.

Pues me pasé como 10 minutos viéndolo, y no te creas… llegué a la conclusión (esto sí que es triste, lo reconozco) que los botes de ColaCao no son cualquier cosa… no. Supongo que eso es lo que tiene el hacer tiempo mientras esperas a alguien, que tu mente vuela y no sabes dónde puede acabar y cuando lo hace… a saber; pues la mía terminó allí, viendo a las dos negritas con sus lazos en la cabeza y supongo que lo que tenían entre las manos sería cacao y hasta notaba un calor…

No me digas cómo pero yo estaba en África, rodeado de vegetación, de palmeritas, de cacao por todas partes y me encontré con otros que les había pasado lo mismo, que se les había ido el cerebelo y habían acabado allí. Había gente de Suiza, de Alemania, de Portugal, de Finlandia, Israel… un ambientazo… una interrelación cultural… un «que yo me quedo aquí y no vuelvo… ».

De verdad que estaba feliz. Nos juntamos varios, cogimos unas canoas y navegamos por un río inmenso; vimos leones, tigres, panteras, elefantes… buah, tela tela la aventura hasta que llegamos al lago Lacoste, donde había mogollón de cocodrilos con la boca abierta…

La verdad que hubo un momento en el que pasamos miedo; es cierto, como cuando entramos en un poblado y los nativos nos amenazaron con unas lanzas; pero no sé que dijo el tipo de Israel que estaba con nosotros, que nada, unos minutos de tensión y luego… una fiesta saltando todos por encima de una inmensa hoguera, bebiendo un mejunje rojo, comiendo carne de unos bichos más raros. ¿Pero qué tiene que ver Rubalcaba y Rajoy con esto de África y los bichos?, joé, estás politizado pero que mucho.

Total que estaba tan feliz cuando oigo: «¡¡¡¡Guisande !!!!!»; y ostrás, empecé a notar un frío que no veas, ¡¡¡ qué África ni historias !!!, ¡¡¡ estaba en Lugo !!!; sí, en Lugo, cerca de la estación del tren, a casi -2 grados centígrados y nada de guapas negritas…. ¡¡¡ que va !!!, unas tías enfundadas en unos abrigos que no se les veía ni la nariz y menos mal que reaccioné y que me pilla con esta edad, que es en otra y no sabría si estaba viendo ColaCao o estaba colocao, que todo sería posible.

ALBA NOVOA, UNA ACTRIZ CON FUTURO
La actriz y amiga del blog, Alba Novoa Fajardo actuó recientemente en el café-teatro La Tertulia, en Granada, donde mostró su gran capacidad artística y dotes de improvisación interactuando con el público. Alba Novoa, que actuó junto con Alejandro la Peña es una de las actrices con más proyección en el panorama teatral de Andalucía. Enhorabuena

Quién dijo que en Galicia el tiempo no acompaña…

viernes, julio 29th, 2011

¿Has sido tú? Si has sido, dilo, que no pasa nada, que es por simple curiosidad, por saber, que los gallegos somos muy tranquilos, porque ¿quién dijo que el tiempo en Galicia no acompaña?, ¿que no acompaña, que no acompaña? Venga, hombre…

No te acompañará a ti, chaval, porque lo que es a mí… desde que salgo de casa hasta que regreso a media tarde no hay día que no me pregunten unas 1.457 veces: «¿Tú crees que va a llover, escampará, hará sol mañana, se podrá ir a la playa?».

Yo he hecho más amigos hablando del tiempo… Entras en un bar, te encuentras a un tío en bermudas y en menos de media hora sabes que es de Salamanca, que ha venido con su mujer, que es funcionario, que trabaja a tiempo completo en Sanidad, que tiene dos hijos y un coche que se recalienta.

Sí, que se recalienta, ¿y por qué crees que sé yo que es de Salamanca, que tiene dos hijos, que es funcionario y que tiene un coche que se recalienta, o es que soy mecánico y ahora se me va a dar por la combustión y los motores…?, ¡¡¡pues por el tiempo, hombre, por el tiempo!!!, por qué va a ser… pues porque fue entrar y, vamos, como si fuéramos amigos de toda la vida, que si las nubes parece que hoy, que ayer… sin embargo, pero que es muy posible que mañana, que dice la tele que…

Yo si te soy sincero, la verdad no es que a mí el tiempo me acompañe, sino que incluso he llegado a pensar que el tiempo, lo que se dice el tiempo, soy yo; sí, yo, o por lo menos era lo que decía mi abuela: «Este niño es un sol».

AMIGOS DEL BLOG: UNA DISEÑADORA Y UN ESCRITOR

La colega y amiga del blog Rosalía Waigel , que vive en Barcelona, ha abierto una web de diseño gráfico e ilustración Waigel que está teniendo mucha aceptación por la trayectoría profesional de esta joven argentina. Así que ya sabéis, que la amiga Rosalía, un crack en esto de diseñar, seguro que os hace un descuento a los colegas de Al fondo a la derecha

Y también otro colega y escritor, Luis Gorrochategui, ha escrito un libro Contra Armada. La mayor catástrofe naval de la historia de Inglaterra, que es más que interesante por todos los datos que aporta y por la visión personal que Luis da de esa etapa de la Historia

Al personal se le va la pinza

jueves, noviembre 4th, 2010

Cuando el personal habla del Futuro, la verdad que se le va la olla, pero mucho mucho; empiezan con un descerebre, con un despince mental que no hay quien los pare. Y así, por ejemplo, dicen que dentro de unos años no hará falta viajar, que estarás en casa, te tomarás una pastilla que pone San Sebastián de los Reyes y sentado frente al televisor… pues como si estuvieras allí, en 3 dimensiones, aunque allí justo no estés porque lo que tú querías era estar en el otro San Sebastián, sin Reyes, y mirando el mar en la playa de La Concha en una tumbona pero como la pastilla de la de Reyes era más barata… pues nada, qué le vas a hacer, a ver la sierra y olvídate de Donosti, de darte un baño virtual y de comerte pinchos norteños con un buen vinillo.

Hasta hay quien dice, en esto de lo que nos viene encima, que en el futuro no habrá problemas de vivienda porque en una habitación de 14 o 17 metros cuadrados podrán dormir hasta 9 o 12 personas porque ya para entonces no habrá camas, sino que el personal sobará levitando, en el aire, separado entre sí por unos 7 centímetros… increíble esto del futuro y lo que da de sí una mollera cuando se pone a discurrir.

Pero por mucho que se diga de lo que vamos a ver y vivir en la próxima década, siempre que se habla del futuro hay algo que no falla: la ingeniería genética; sino se habla de la ingeniería genética joé es como si no hablaras del futuro. La ingeniería genética es fundamental cuando se habla del futuro aunque no tengas muy claro de que va incluso aunque ni sepas lo que es. Da lo mismo, te lo inventas, pero sin ingeniería genética en una conversación el que no tiene futuro eres tú.

A mí esto de la ingeniería genética me tiene alucinado porque cuando hablan de ella ya no se trata de ir a un hospital y decir: «Mire, me pone un niño de ojos azules, un poco rasgados ¿sabe?, pelo rizado y alto… que voy a la compra y a la vuelta lo recojo». No, según quienes hablan del futuro podrás pedir que sepa la repera en matemáticas, que pinte, que haga escultura o natación sincronizada aunque sea hijo único y él solo… menos asegurarte que el chaval te traiga todos los meses un par de nóminas a casa… lo que quieras, pide pide que se te dará.

Y es que la ingeniería genética, según lo que escucho, va a ser alucinante. Por ejemplo, tienes 40 años y has encontrado en casa unos zapatos de cuando tenía 15 y están nuevos… pues nada, en el futuro, claro, vas a la calle y en cualquier esquina encontrarás una cabina de ingeniería genética, te dan un pinchazo en el pie, y de repente pasas de calzar un 42 a un 30 y te pones lo zapatos que encontraste porque te sale más barato un pinchazo genético que comprarte unos botines nuevos del 42.

Y como eso todo. ¿Qué has encontrado un jersey nuevo de cuando hiciste la primera comunión? Pues otro pinchazo y del 1,80 bajas en segundos a 1,40 y te lo pones y nadie se extrañará porque todos harán lo mismo, a pinchazo limpio por la vida con tal de ahorrar y todo gracias… sí, a eso, a la ingeniería genética, flipante.

Claro que esto del Futuro, con o sin ingeniería genética, es un problema porque cuando yo tenía unos 10 años recuerdo que me decían que en el año 2000 ya no habría coches, que iríamos de un lado a otro por el aire en aparatos voladores, que no haría falta comer, que todo serían pastillitas que… pues mira lo que es la vida, ya llevamos diez años más del 2000 y acabo de aparcar el coche, de apagar el limpiaparabrisas, ese artilugio tan rústico que hace sobre el cristal flisss flasss, flisss flasss y no sigo escribiendo que son las dos y media de la tarde, tengo un hambre que me muero y voy a tomar una paella; sí, la de siempre, claro, la del arrocillo amarillo, la del mejilloncito y la maqueta de marisco. Cómo ¿¡¡¡ paella en pastillas !!!? Si hombre, en unos años, con la ingeniería genética.

Mis vacaciones… medir el mar

lunes, agosto 30th, 2010

Pues al final llega septiembre, ese mes en el que cojo vacaciones y mi mayor responsabilidad (ya sé que es un poco raro esto) es comprobar si el nivel del mar sube. No, si ya sé que a ti lo que te va es atiborrarte de pimientos de padrón, de pulpo, ribeiro blanco y tinto a litros, nécoras, percebes… y alguna tortilla de patata para compensar el gasto.

Que me parece bien, que no tengo nada contra ti, como cuando te empeñas en visitar a alguien, que también son ganas de molestarte en ir a molestar a otros o tener que aguantar a tu cuñado, que todo empezó con eso de «pues cuando quieras en Galicia tienes tu casa y… »; pero claro, yo te entiendo, cómo te ibas a imaginar que fuera a tu casa viviendo él en Huelva… pues vino el tío, y vino a lo bestia, con 40 grados de calor y 4 niños; bueno, 4 fieras.

Y es que esto de la familia… Mira, yo cuando me casé, además de que quería a mi mujer, casi te diría que lo que más me animó fue saber que mi familia política estaba a 8.000 kilómetros, en Ohio, y aún así no creas que los veía tan lejos. Y la verdad que hice bien porque con ellos me llevo genial, son encantadores, y los invito todos los años, pero todos, a ver si un día los conozco, me haría una ilusión… yo ya les dije que para el 2040 o así es una buena época, que es cuando vuelve a ser año santo.

Bueno, a lo que iba, lo mío en verano es otra cosa, controlar el mar, y para ello utilizo una cinta métrica; a mi familia, que la separo unos metros de la playa por si le pudiera ocurrir algo y el agua, que es lo que realmente mido y a dejar descansar la única neurona que me queda activa.

Y esto de medir el mar tiene su aquél porque somos pocos los expertos, muy pocos. Es más, yo solo conozco a dos: uno que se llama Manuel y otro que se apellida Guisande, Jilisande o Paponsande, no sé, algo así; pero quitando esos dos… que yo sepa, ni uno más. Medir el más es una actividad muy tranquila, claro que esto de la serenidad depende de cómo venga septiembre, que si hay indicios de tsunami y tengo que medir desde San Sebastián hasta Faro, en Portugal…. ya te puedes imaginar que curre y que desasosiego, pero desde 1958, que fue cuando empecé este exhaustivo análisis, ni un milímetro oye, ni uno.

No creo que este año cambie mucho, pero de lo que estoy seguro es que en vacaciones lo que mejor me sienta es medir el mar, y de ahí no hay quien me apee. «¿Y Guisande?», «midiendo el mar», dice la sioux, mi mujer. «¿Adónde va Guisande?», a medir el mar; «¿de dónde viene Guisande?», de medir el mar. «¿Pero no va a venir con nosotros a… », «no, no puede, tiene que medir el mar», responde ella. «Pero si estamos en Castilla y no hay mar…», comenta alguien. «Ya, pero él cree que sí porque como siempre está en las nubes mira el cielo de Tierra de Campos, tan azulado, y cree que es el mar, el pobre… », explica con una sonrisa. «Ya verás», dice la sioux: «Guisande ¿subió hoy el mar?». «No, por ahora no, pero no me entretengáis, que me despisto», contesto, si es que oigo algo.

Yo desde que mido el mar y me doy cuenta de la trascendencia que tiene para el ecosistema y el futuro de la raza humana, sobre todo para los que no saben nadar, siento que estoy contribuyendo a un mundo mejor. Y es una faena porque por eso no puedo ir de compras con la sioux, o ver escaparates, ir al súper, esperarla a la salida de la peluquería o tender la ropa, que ya me encantaría a mí porque… ¿y si justo en ese momento cuando tiendo la ropa, por ejemplo, sube el mar, quién avisa, quién da la voz de alarma… ?, ¿a ver si ahora por una tonteriita de esas de ir a por unos fiambres no vaya a ser que…..? .

De todo modos no os perturbéis, no os desconcentréis ni alteréis, por lo menos en septiembre, que estoy al quite y si veo que el mar sube algo o mucho mucho os aviso para que abandonéis la casa; yo, mientras, voy a desalojar mi mente de todo pensamiento palabra, obra u omisión, sobre todo obra, opus, dicen otros. ¿Que si necesito vacaciones?. Bueno, es que yo es repasar lo que he escrito y lo que has leído y es que las necesito pero ya, o me echan o me echo, o me internan o me interno, o me matan o me mato. Un saludo y hasta octubre.

UNA SUGERENCIA Y UN FAVOR
LA SUGERENCIA: Vamos a hacer una terapia de grupo, mientras este mes no hago nada analicemos quién está peor, yo que escribo o tú que lees.

EL FAVOR: ¿Qué os parece si mientras mi mente está en barbecho, cada uno pasáis el enlace del blog a cuatro o cinco amigos y cuando vuelva en octubre me llevo una alegría?. Además, que si no lo envías no te preocupes, que no te vas a quedar sin una pierna, ni tuerto, ni vas a cruzar una calle y te cae una grúa… de

Los controladores, un descontrol

lunes, julio 26th, 2010

A mi esto de los controladores me tiene preocupado, no mucho, pero digamos que bastante, porque dice el Gobierno que están haciendo una huelga encubierta. ¿pero encubierta de que, desde cuándo los aviones tienen cubierta? A mí esto me hace recapacitar en qué he viajado yo en los últimos años, si en barco, si en un vuelo rasante sobre el mar o incluso sino he viajado y lo he soñado…. ¿cubierta los aviones, cubierta los aviones… pero tú has visto un avión con cubierta? Entre tú yo, este Gobierno se droga, no se si le dan al tintorro o a cosas más duras, pero les afecta.

Pero si esto me tiene preocupado, más que los que estén de baja sea por estrés, por depresión, ansiedad, por… vamos, algo cerebral, mental. Yo comprendo que un controlador vaya a un médico y que le diga: «Mire doctor, me encuentro mal y de mí a diario depende la vida de unas 70.000 personas». Y que el facultativo al oír esto diga sobresaltado: «¡¡¡ No joda !!!, 70.000 personas, como Ceuta, como Melilla entera?«, y que responda: «Bueno no sé si 70.000 o 500, ¿ve como estoy mal, que no controlo?».

Y entonces el experto del Ibuprofeno diga: «¿Y qué quiere, una baja, una alta, una media, una mediana, un paso de peatones dos carriles o una encubierta…?», para luego extenderle un parte y decirle: «Ande, ande y ponga usted la fecha de alta, pero de alta en agosto ¡¡eh!!, que me voy de vacaciones, que tontito sí, pero lo justo»

Y claro lo peor no es la baja, porque si estás de baja, pues está de eso, de baja, en casa, y ya se arreglarán para poner a otro en tu lugar; lo que realmente me preocupa es cuando les dan el alta. ¿Cómo vas a confiar en un tipo que se pasa cuatro meses de baja y luego, ¡¡hala !!, de un día para otro se pone en plan «IBE 0571, autorizado a aterrizar por la pista 3.422», cuando más de 70.000 tíos, y lo que es más importante, más de 70.000 maletas para los herederos pueden depender de él?». Estamos locos o qué.

Ni hablar. Antes de darles el alta tienen, o deberían hacer por lo menos un cursillo de adaptación, de aclimatación, de rodaje. Y mira que estuve pensando cómo se podía solucionar esto hasta que me di cuenta. ¿El cursillo? En mi aldea. Como te lo digo, mi aldea es el lugar perfecto, el idóneo para un adiestramiento o readiestramiento de estas características.

Mira, invito a mi casa a la hora de la siesta a los controladores que estén de baja y que se pongan a controlar las moscas que revoltean y que no te dejan dormir porque se te posan en la cara, en la cabeza… o sea, en todo lo que no vale, vamos.

No, si ya sé que no podrán decir «IBE 0571, autorizado a aterrizar por la pista 3.422 en aproximación al friegaplatos Fagor o a la nevera Westinghouse, según el vuelo del díptero sea nacional o internacional», pero al menos, con el zumbido se van acostumbrando.

Sí, pesao, que ya sé que el sonido que produce una mosca no es igual al de un reactor supersónico, claro que no; pero tampoco ellos lo saben porque no están curados del todo. Joé, harto que estoy de tener que explicar todo ¡¡ caramba ¡!!. Bueno, vale, tranquilo, no te arrebates, que hora viene el recreo. Dios, banda la que entra en el blog, supongo que igual que el que lo escribe ¿no?. Menudo descontrol.

Joé con los viajes de placer

viernes, julio 9th, 2010

¿Los viajes son un placer?, pues… como que no lo tengo muy claro y sobre todo cuando lo inicias. Yo no sé tú, pero no hay viaje que haga que no empiece con los nervios desatados, enloquecidos y mosqueado con mi mujer la sioux, con los niños, con quien inventó el veraneo, el aceite de oliva, la sandía, con…. arranco el coche, pongo la primera, segunda, tercera y a toda pastilla hasta que pasan 20 o 30 kilómetros y me calmo. Y no hablo de un viaje a la Luna o a Júpiter, no, que va, sino de una simple excursioncilla por ejemplo a Castilla a pasar unos días a un pueblo de Don Quijote de la Mancha y nada más.

No sé, debe ser algo intrínseco con el ser humano o será el temperamento latino, ni idea. Lo que sí sé es que lo planificas todo el día anterior para salir a las 10 de la mañana…. pues imposible, siempre pasa algo; que si no aparecen unos zapatos, que si el niño quiere agua, que si falta un bolso, que si el bañador, que si las toallas… yo que sé, algo siempre pasa. Y aunque todo esté perfectamente organizado, milimetrado, calculado, e incluso todo metido en el coche y estés ya dispuesto para salir pasa lo que tiene que pasar.

¿Y qué es lo que pasa que tiene que pasar?. Pues que empiezas con las paranoias de si habré apagado el butano, que si la luz, que si el agua…. pero lo peor no es que entres en casa y lo revises todo, no, eso sería la felicidad; sino que como tontiño que eres, en cuanto sales de casa te preguntas. «¿Pero seguro que habré apagado el butano?».

Y lo peor de todo es que sabes perfectamente que sí, que lo has apagado porque recuerdas incluso el movimiento que hiciste con la mano para desconectar el tapón de la bombona, pero nada, aunque te pusieran un vídeo, vuelves a entrar y otra vez a la condenada cocina y, en efecto, claro que lo apagaste y cuando vas a salir, a repasar de nuevo la luz, el agua y por momentos piensas «¿pero qué pasa, me voy de viaje o estoy haciendo una inspección de la casa, pero soy periodista o un empleado de Instalaciones Martínez, especialistas en luz, butano y agua y todo al alcance de su mano?».

Y cuando has hecho como cinco comprobaciones cierras las puertas, pero tío ¡¡¡ como la cierras, que la vas tirar !!!; ¡¡¡ pero so bestia, cuántas vueltas quieres darle a la llave, que son dos, como siempre, o es que hoy van a ser 600 !!!!. Y al final el toque delicado, ese que cualquiera que te vea exclamaría, «¡¡¡ será animal !!!», un empujonazo por si abre que a punto estás de destrozarla.

Yo te lo juro que hay viajes que estoy por veranear en el descansillo de casa, montar allí una tienda de campaña y cuando me dé el punto de descerebre entrar e inspeccionar todo de nuevo, la luz, el agua, el butano…

Pero es que esta demencia en los viajes es como una persecución porque cuando ya llevas 50 kilómetros recorridos, tu mujer dice: «¿Habré apagado la plancha?». «¿Qué plancha?», preguntas acongojado, y te responde, «pues cual va a ser, la de planchar». Y comentas, «pero si no planchaste nada», y te contesta «¿estás seguro que no planché nada?».

Y tú, que has apagado el butano como veinte veces, cuarenta la luz y unas 3.000 el agua, dices con toda naturalidad, «claro que no estabas planchado anda, no te preocupes».

Y mientras lo dices, te lo juro que por momentos te imaginas un incendio del copón, todos tu vecinos con quemaduras de segundo grado, vendados hasta los pies y diciendo: «La culpa es del periodista ese, el Guisande que… » Y para entonces entras en una curiosas metamorfosis, estás convencido de que todo quedó perfecto, controlado, y si ibas hacia un pueblo de la Mancha, más feliz que una perdiz aceleras el coche y como si las quemaduras son de quinto o sexto grado exclamas: «¡¡¡ De vacaciones familia, ancha es Castilla !!!».

Yo quiero un volcán

lunes, mayo 17th, 2010

Descarao, yo quiero que me pille un volcán como ese de Islandia, el sgshsdhdgsahg (vamos, me voy a parar yo ahora a poner el nombre tal cual es; sí hombre, total, para lo que vas a entender… ); pues eso, quiero que me atrape un volcán pero mucho más grande, diez o catorce veces más… no, veinte o treinta, mejor, no vaya a ser que se apague. Y así, antes que comience a entrar en ignición compro un billete barateiro por 200 euros para, por ejemplo, Alemania, y mi vida resuelta, pero totalmente resuelta porque cuando esté en el país teutón y quiera regresar a casa…. ¡¡¡ la ceniza !!!, tío, el chollo del siglo XXI.

Como el avión no puede salir para España, pues te buscan un hotelazo y a conocer ciudades alemanas por la cara. «¿Señor Guisande?», y contesto con un «sí» en plan resignado. «Pues nada, que le llamo de Viajes Trantran y que tampoco este mes podemos embarcarlo para España, pero dentro de 45 días, el 3 de agosto, hay una conexión hacia Italia y a lo mejor desde Milán… ».

Y respondes medio atragantándote con un cerveza en la mano y en la otra una supersalchicha: «Pues nada, que ese día estoy en el aeropuerto». Y en efecto, tras mes y medio en Alemania llegas a Milán y ahí, pues otras tres semanas porque la meganube del copón ha superado todas las previsiones científicas y tiene ya una altura de 250 kilómetros, que a ti hasta no te parece mucho, y que , que no puedes salir, y nuevamente un hotelazo que alucinas y conocer la urbe de la goma.

Y al cabo de no sé cuantos retrasos, otra llamada en plan «Señor Guisande» en la que te dicen que pasando por Yakarta, en Indonesia, y bajando por Namibia, en África, a lo mejor es posible con suerte llegar a España, que la nube parece que se desplaza… vamos, a ti como si se queda a vivir contigo ya hasta haces budú para que ni se mueva.

Total, que al cabo de quince años, sí quince años (que así es la vida, sales de casa y no sabes qué puede pasar) no es que hayas conocido medio mundo, los mejores hoteles, la gastronomía más variada, otras culturas y miles de personas… no, es que al cabo de quince años sabes hasta seis idiomas y unos cuantos dialectos, sobre dieciséis más o menos. El ruso, por dos años que te quedaste varado en Moscú; el tarangalalú por otros tres que viviste en una ciudad de Zambia con la tribu Gurungu; y el árabe por una simple escala técnica en Arabia Saudí que duró la friolera de ocho años, buah lo que alucinaste con el Corán y cuando se te dio por hacer diseños del burka…. buaaahh

Y mira por donde, un día, sin saber cómo, un meteorólogo descubre que en medio de la macronube se ha creado un hueco, algo así como un vacío, una especie de burbuja atmosférica por efecto del vete tú a saber qué… Y entonces, entonces a toda leche por allí se lanzan a lo loco 17.854 aviones del mundo mundial, a carreras, adelantándose unos a otros, derrapando y saludándose la gente por las ventanillas casi rozando ala con ala, y así, a lo bestia, con ellos en la garganta llegas a La Coruña.

Y llegas, y bueno, un mar de sensaciones. Tus hijos, que los dejaste aquél 3 de abril del 2010 en la puerta del colegio público con pantalón corto, en primaria, tienen ahora 20 años, uno se ha casado, ¡¡¡¡ eres abuelo !!!! y, qué hermoso, le han puesto tu nombre, tu mismísimo nombre: Ambrosio, que no se lleva pero te recordaban, y es que la familia… Eso sí, tu mujer con otro, pero la familia… lo que se dice la familia….

Y cuando estás que no cabes en ti de gozo te entregan una carta en la que la empresa en la que trabajabas te dio la jubilación anticipada y tienes más de 300.000 euretes en el banco entre mensualidades, finiquito, premios de no sé qué, ayudas de no sé cuál, idemnizaciones…. Joé, y te pones a echar cuentas , tosiendo aún un poco por lo de las cenizas, y te dices: «Pero si salí hace quince años, quince años, con un billetito de avión que me costó 200 eurillos y 500 en el bolsillo para conocer Alemania y vuelvo…. y hasta tengo suelto para un cafecillo… ».

Pues lo que es la vida, aunque desees un volcán va a ser que no, que no vas a tener la suerte de dar con él, sino que harás un viaje en avión desde La Coruña a Alemania y a la altura de Barcelona la aeronave que aterriza y un cristo que no veas porque si el billete lo cogiste por Internet, que en ese caso no hay excepciones que cubra la póliza, que lo dice la letra pequeña; que te busques el hotel para pasar la noche; que la compañía solamente te da un bocata de chorizo, que si lo quieres con queso tienes que pagar un suplemento; y que… y a tu casa.

Sí, a tu casa, en un condenado autobús de la empresa Barallobre SL al que justo hoy se le acaba de estropear la calefacción, 17 horas sin dormir, echo polvo, doliéndote todo el costillar y lo máximo que has aprendido es que el conductor del autocar se llama Genaro, que es de Luarca, que tiene dos hijos (Lucio y Gervasio) y que has parado en 300.000 o 400.000 mesones que se llaman La Ruta, El Stop, La Glorieta, El Cruce, La Rotonda, El Volante, El Camionero… De verdad, yo quiero un volcán, pero un volcán ya.

EL DIARIO DIGITAL DE LA VOZ CUMPLE 10 AÑOS

El Diario Digital de La Voz cumple 10 años, y gracias a ellos nosotros podemos publicar estos artículos. Unos santos porque de vez en cuando tenemos que llamar a los técnicos para poner un enlace para… Enhorabuena y gracias por la vara que os doy. Ver cómo funciona el Diario Digital