La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘verano’

El instinto criminal surge en las playas

Viernes, agosto 19th, 2011

Yo estoy seguro que el instinto criminal nace en las playas, pero seguro. Nada de eso de tener armas en casa, como los americanos, y que como las tienes… pues un día se te da por tirar a un bote, luego a un muñeco y así a lo bobo, pues ya puestos, te cargas media ciudad para que al final termines diciendo al sheriff: «No… si era para probar si funcionaba esta R7 de mira telescópica». Anda, para ver si funcionaba, para ver si funcionaba… a ti lo que no te funciona es el cerebro John.

Pero eso en Estados Unidos; aquí el instinto asesino es otra cosa hombre, más de andar por casa, más de arrebato, de un momento, de un instante, de un pronto que le llaman. Aquí estas en la playa tan tranquilo durmiendo la siesta y entonces por ejemplo sueñas con una tormenta de arena que te invade y como si recibieras un golpe.

¡¡¡ Qué tormenta de arena ni historias papón !!!. Javito, ese que le faltan cinco dientes acaba de saltar por encima de ti, te ha llenado de arenilla y su colega te ha pegado un raquetazo…. Y es darte cuenta y por dentro te pones, joé como te pones. Yo sé que no lo dices, y aunque por tu mente pasa ahogarlo o que haga apnea de por vida, te controlas, e incluso cuando viene el padre del imberbe y te pide disculpas pues hasta eres comprensible.

Y tú, que eres un santo, entonces dices que no pasa nada, que los niños son así, que no tiene importancia, que la chavalería, que tú cuando eras niño… , pelillos a la mar; si eso, pelillos a la mar, que sin son los del chaval y con ellos va él… mejor que mejor ¿no?. Sí hombre sí.

Esas comidas familiares

Martes, julio 19th, 2011

Cuando llega el verano siempre hay uno que organiza una comida familiar. Te llaman a casa y te dicen: «Oye, que Juan quiere que nos reunamos y… ». Y tú dices que sí, que vale, y tal cual respondes te preguntas: «¿Y quién es ese Juan… ?». Y entonces descubre que hay una palabra que se llama «concuñado», que suena así como a que sin quererlo te llevas el marrón de todos por la cara. Es que además le va… Ejemplo: «¿Quién tuvo la culpa?», y ahora viene la palabreja con aire de desprecio «pues el concuñado ese, quién va a ser… el concuñado», vamos más claro… concuñado

Y cuando vas a la comida, hay cosas que no fallan; el primito o sobrinito de cuatro años que no para de liarla, la jovencita con su móvil hablando con el novio en una esquina, su padre criticando el escote de la criatura y la abuela que repite por enésima vez desde 1566 que no va a volver a vernos juntos. Y entonces, con una desgana, pero una desgana tal que hasta parece que quieres que se muera pero ya, todos a una: «¡¡¡ Nooooo !!!!».

Y tú piensas, «¿la última vez que nos va a ver… ?. Si esta tía vive que no veas; que en verano va a un balneario, en invierno al sur porque el clima del norte para los huesos, y de vez en cuando juega a la ruleta en un casino de no sé donde. ¿Morir esta… ?».

Y claro, tú te callas por respeto, que a los mayores siempre hay que tenérselo, digan lo que digan, pero realmente de lo que estás convencido es de que quien no la va a volver a ella y al resto a lo mejor vas a ser justo tú, porque entre el estrés del trabajo, unos hijos en la preadolescencia y la hipoteca…

¡¡¡ Anda con la abuela !!!, porque será el tiempo quien lo haga, pero que un día jugando a la ruleta salte la bolita esa blanca por el aire y que ella al mirarla con esas gafas de la segunda guerra mundial se la trague y se atragante… es que que es pensarlo y te da una ganas de invitarla al Casino de La Toja…

Si eres celosa… windsurf

Viernes, julio 15th, 2011

Si tú eres celoso o celosa, lo mejor que puedes hacer este verano es animar a tu novio o tu novia a que se dedique al windsurf; sí, al rollo ese de la tabla con vela, que es como la de planchar que tienes en casa pero en movimiento.

¿Y por qué al windsurf y no a las palas, por ejemplo?, pues porque desde que el mundo es mundo, en la náutica interplanetaria todavía no se ha dado el caso de que un tipo, allá a lo lejos, solo y sobre una tabla haya engañado o puesto los cuernos a alguien. Hombre, yo no sé si debajo de la tabla va una tía buceando con bombonas y cuando están, pues como a un kilómetro pasa lo que pasa, pero lo dudo.

Además que Galicia para esto es ideal porque en Málaga, por ejemplo, si una surfista cae y pide auxilio para levantar la vela, pues oye, te echas al mar, le ayudas y a lo mejor entre que mueves la vela por aquí y, que no se puede, que por allá, que te cojo que te ahogas, que si vienen los de la Cruz Roja del Mar que si… bueno, tú ya me entiendes, puede pasar algo; pero aquí en Galicia… vamos, aquí, que el agua está como la electrificada por Fenosa, que la tocas y es como un calambrazo, ya puede caer quien sea que tú no te echas al mar ni de broma.

Y además que pasa otra cosa, que si realmente no lo quieres o estás harto del tipo ese que llaman «tu novio», malo será que un día no haya un vendaval, coja una corriente marina y termine estrellándose contra unas rocas o se pierda por allá, por el Atlántico Norte; bueno norte, sur, este u oeste, que tú con tal de perderlo de vista ¿no?.

Otra forma de pasear al perro

Jueves, julio 7th, 2011

De verdad que cuando no hay imaginación no se puede hacer nada, pero nada de nada; bueno sí, dormir y que las ideas del macroespaciointergaláctico aterricen en tu mollera como si tal. Pero hay gente increíble, que no sé que tiene en el coco, en el intelecto, en la materia gris, pero que se le va, se le va olla y cuando vuelve (con la olla) lo hace ya con tapa y con unas ideas que son geniales.

¿Tú sabías que se podía pasear un perro sin salir de casa? Pues sí, mira por dónde. Y no te creas que este descubrimiento lo han hecho científicos de la Universidad de Francfort, de Oxford, de Cleveland o de Huelva… huelvan comentarios. Pues no, lo ha descubierto Albertiño, hombre, ¡¡¡¡ Alberto Pedreira Lavandeira !!!, el de ahí al lado, mi cuasivecino, en Oza dos Ríos, Galicia, España.

Alberto Pedreira Lavandeira, mas conocido por «¡¡¡ que fas Alberto ho !!!» estaba tan tranquilo una noche en casa con su perro cuando por esas cosas de la vida encontró un lápiz láser de no sé que publicidad, así que se puso a jugar con él hasta que oyó un ladrido del canelo. Y fue escuchar el ladrido… abrió la puerta de casa, lo hizo salir, la cerró, luego salió a la ventana y llamó al chucho: «¡¡¡ Yuska, Yuska !!!». En cuanto Yuska llegó a la calle y lo vio en el alfeizar se puso a ladrar y entonces, Alberto… encendió inmediatamente el lápiz láser, enfocó cerca de las patas del can y fue llevando la luz hasta una pared y el perro detrás.

Ya perfeccionado el tema, Alberto, en zapatillas, cervecita en mano, cigarrillito en boca y tapita de anchoitas y quesito en plato, desde la ventana enfocaba hacia una pared y hacia allí iba el can a toda leche y cuando se acercaba, rayo láser que te crió hacia otro lado, y la bestia a tratar de tragarse la luz como fuera, y así 10 o 15 veces hasta que Yuska medio babeaba.

Ahora Alberto cuando quiere pasear el perro… láser en mano y el animal esquizofrénico de un lado para otro como un loco. Yo conocí al Yuska este antes del láser y parecía de la tercera edad, fofo, decaído, medio tristón y a veces desaparecía, aunque yo creo que era para ir a cobrar la pensión… pero ahora, vamos está el bicho que no veas, una agilidad, un gracejo en los ojos, unos saltos, una musculatura, un fortaleza, una vitalidad… con decirte que hasta estoy yo por autolasearme…

SUSANA FALCÓN Y «LA TARDE ES TUYA» DE RADIO VOZ

La colega y amiga del blog, Susana Falcón, conduce todo los días el programa La tarde es tuya, de Radio Voz. De cuatro a a diez de la noche, 6 horas de música para alegrar la vida, que falta hace ¿verdad Susana?

En verano lo mejor es no veranear

Domingo, octubre 10th, 2010

Mientras paseo con paraguas, me embarro los zapatos en la finca, se me empapan las gafas y mi ropa chorrea estoy pensando no sé porqué que éste debería ser el último artículo que escriba sobre el verano, y es que además como que noto una vocecilla que viene de no sé dónde que dice: «el plasta de Guisande no se entera, que aún está con la historia de cuando tomó unos mejillones en una terraza, se puso el bañador, se meció en el mar y… anda Guisandiño, no des ya la vara, déjate de mecerte, de meces y memeces y escribe algo normal, que estás que no estás, que ya sé que en este mundo tiene que haber de todo pero es que lo tuyo…. o sea lo mío… » y va a tener razón ese susurrillo, chafsss (dios qué charco).

La verdad que también, joé con esto del subconsciente y la rayada esa del Freud… vale, el último sobre el verano. Pues bueno; cuando llega el verano, si tienes muchos parientes (porque fusilarlos no te dejan) lo mejor es no veranear y, a poder ser, si estás vivo morirte y si no mueres residir en Cuenca, Toledo, Segovia o Ciudad Real Madrid….. o cualquiera del interior porque a ver quién es el chulo que se desplaza a tu casa para pasar unos días con 40 grados a la sombra sin tocar el agua y con un par de infantes con el flota en la mano diciendo: «Quiero ir a la playa, quiero ir a la playa, quiero ir a la playa».

Y es que como cojas una casa para el verano… Tú coges una casa para el verano y más que una casa lo que has cogido es un almacén de seres humanos. Allí, misteriosamente, de un día para otro se dan cita sin ser invitados, tus primos, tus sobrinos, cuñados, concuñados, suegro, nuera, un tipo con el que estudiaste el bachillerato hace 25 años o más que dice llamarse Eladio… y todos te quieren; eso sí, un amor infinito mientras también precisamente tú miras al infinito pensando en si alguno se va, que no se va, qué se va a ir… bo. Va a cambiar ahora la playa, la terracita, la cervecita y los boquerones por hacer alpinismo escalando una chorrada de roca en Huesca, sudando y liándose con los arneses esos de colores, venga, no jodas.

Yo sospecho que las inmobiliarias, con esto de la crisis, cuando alguien alquila un piso en la costa, en cuanto le das el nombre entran en un fichero, contactan con todos tus amigos, les cobran una comisión, les dan tu teléfono, la dirección y ¡¡¡ hala !!!, a intentar pasar unos días por la cara a ver si cuela.

Y por lo general cuela porque llegan a tu casa con tres niños (que dicen que son sus hijos, pero que no me extrañaría que los alquilasen para la ocasión porque no se parecen en nada) y cómo los vas a dejar en la calle… que pasen hombre que pasen, total, entre 30 personas más ni se va a notar porque salvo que venga Sanidad o Emigración…

Y así pasas las vacaciones, sin dormir porque te despiertan, sin tranquilidad porque los niños gritan, como si estuvieras en una disco porque suenan diez móviles cada una con su melodía, sin tocar la playa porque si vas es como hacer una peregrinación al Rocío pero sin fe.

Y así, a la semana, ya te has hecho amigo del farmacéutico; pero no porque te caiga bien, ni porque no sepas qué hacer, sino para explicarles que no te drogas, sino que tu casa es como el Clínico, en al que todo dios le duele algo.

Pero como no hay sufrimiento ni angustia que dure, cuando ya estás desesperado, pensando incluso en empezar a trabajar y recuerdas lo bien que estás frente al ordenador haciendo una noticia o incluso cavando en la N-VI, un día alguien dice que se va y entonces… bueno, entonces te lo juro que te entra un subidón… en segundos cuentas cuántos van a desaparecer de una tacada y cuando los despides en la puerta de casa, de verdad que miras al cielo, por la mente se te pasa todo el santoral, todas las estampitas que te dieron de niño, cruzas los dedos y piensas: «Por dios por dios, por lo que más quieras, que no le falle ahora el coche, que no le falle».

CONCURSO Y EXPOSICION DE PINTURA DE MARIOLA HEREDERO
Quedan dos semana para que termine el concurso Bitácoras.com. Este es el enlace para votar, pero creo que hay que registrarse http://bitacoras.com/premios10/votar

Por otra parte, una amiga del blog y excelente pintora, pues ha mostrado sus obras en diversos países de Europa y Estados Unidos, Mariola Heredero expone en el Casino del Atlántico, en La Coruña, del 13 de octubre al 2 de noviembre. Domingos festivos de 8 de la tarde a 3 de la madrugada. Para entrar es preciso DNI o pasaporte al tratarse de un casino de juego.

Adiós a las vacaciones, a una obligación

Sábado, octubre 2nd, 2010

Después de este lío de la Juerga General, y como coincidió con mis vacaciones, estoy convencido de que esto de las vacances es un derecho, pero un derecho no de los trabajadores, sino de los empresarios, y una obligación para los currantes. ¿La prueba?, es que las hay.

Y es que yo me imagino al máximo responsable de Pirelli, que bien pudiera llamarse Franchéscolo Firioni, por ejemplo, llegar a su empresa y al mirar los almacenes y encontrarse con miles de palés con ruedas nuevas cuadradas, además de pegarse el disgusto de lo que ha perdido en neumáticos, llamar al ingeniero de diseño y decirle. «¡¡¡ Mamma mía Marco Giovanni !!!, ¡¡¡ cómo fáchere rodas cuadratas, rodas cuadratas… pero per dios, per dios, cuadratas, cuadratas, increíbele, increíbele !!!».

Y Giovanni, que realmente es Marco Giovanni Tocasno, tornero fresador reconvertido en ideólogo del perímetro, apoyado en la puerta con el bocata de la tarde en una de las bolsas de las ojeras, con la mirada perdida y con cara de logarítmo respondiendo: «¿Seguro que son cuadratas?». Y entonces Firioni que abre el amplio ventanal de su despacho con esa delicadeza, destreza, tranquilidad y serenidad que solo tienen los italianos… «pero osservare las rodas, si aquesto más que rodas parece le tetrix Giovanni, ¡¡¡¡ le tetrix !!!!!.».

Y entonces, tras una conversación de poco más de cinco minutos, Marco Giovanni que confiesa que lleva casi un año sin vacaciones, que está agotado, que no puede más, que ha perdido el afilalápiz para diseñar y que cuando lo encuentra no atina a meter el lapicero por el agujerillo, que más de una vez ha confundido la goma de borrar con un polvorón cuando llegan las Navidades, que una vez se tragó el corcho de una botella de champán pensando que era turrón blando, que…

Y el máximo responsable de Pirelli que salta de su asiento y responde en castellano (no hay como saber idiomas). «Acabáramos hombre, lo que usted necesita son unas vacaciones, unos 25 o 56 días de descanso, los que hagan falta, que ahí como ve en esos palés con neumáticos cuadrados he perdido ¡¡¡ 10 millones de euros, 10 millones !!!». Para añadir «Rodas ridondas, rodas ridondas Giovanni, ri-don-das». Y Giovanni que nuevamente mira el ventanal, frunce el ceño y susurra tomándose una pastilla para no caerse: «Pos io no las veto cuadratas».

Y es decir esto y , el Giovanni de turno directo a casa, a descansar, a resetearse para que una vez relajado y tranquilo volver a la carga, a morir diseñando unas ocho millones de ruedas nuevas, aunque un poco fuera de punto al retomar la tarea, como lo hago yo hoy, un poco anquilosado después de un mes sin escribir y seguro que, como a Marco Giovanni Tocasno, nacido en la Toscana, aunque yo en Santiago, más que ridondo el artículo me va a salir tirando a cuadrato. Siempre bienvenidos y buona sera.

OTRO FAVOR, PARA VARIAR
He particicipado en un concurso de blogs, Bitácoras.com Pues bien, como veo que todo se promocionan para que los voten, no voy ser yo menos pardillo, y si votáis este blog… mil gracias. Al entrar en Bitacoras.com vais a Premios 2010, a votaciones, aunque no sé si hay que registrarse. Este es el enlace http://bitacoras.com/premios10/votar Un saludo

Los niños y el misterio de las piscinas

Martes, julio 6th, 2010

Yo hay algo que no entiendo, pero que no entiendo de verdad. Vas con tus hijos a la playa y al cuarto de hora de estar en el agua oyes: «¡¡¡¡ Papá, papá, ven ven !!!!». Y claro, tú que a lo mejor vives en Málaga, en Fuengirola o en Alicante, pues nada, te acercas al agua, te metes poco a poco, juegas con ellos, chapuceas un rato y ya está.

Pero por eso, porque vives en Málaga, Fuengirola o Alicante porque aquí en Galicia es muy diferente… aquí en Galicia lo más normal es que toques el agua y rebotes pensando que has pisado un cable de la luz, un enchufe, un ladrón… yo que sé porque el agua aquí parece que está electrificada, es más yo creo que lo está y que es cristalina porque desde hace más de mil siglos la proporción de bañistas/personas en la playa es uno por cada mil millones. Con decirte que hasta estoy convencido que los que ves más o menos habituales en los arenales son funcionarios fijos discontinuos contratados por los ayuntamientos para cuando la tele saca las imágenes con el consabido «y en las playas gallegas…» y así animar a los veraneantes…

Pero a lo que iba, si en vez de ir a la playa con los críos vas a una piscina, entonces el asunto es bien diferente. Estas bestiecillas se meten en el agua y, no me digas qué ocurre, pero como mucho te reclaman una vez y se pueden pasar tres o seis horas en el agua y tan felices sin preguntar por ti ni una sola vez. Y porque cierran la piscina, que si hacen una maratón de 24 horas, seguirían y seguirían en el agua sin marearte, y yo esto no lo entiendo y no lo entiendo, no lo entiendo. Ni meigas ni Santa Compaña ni historias, no lo entiendo y no lo entiendo.

Hay quien dice, afirma, argumenta, que en la, playa, con la inmensidad del mar, con las olas, que si la gente, que ellos tienen como miedo; pero no porque tú estás a 15 metros, pero medidos, más que medidos, y tienes que bañarte con ellos porque no hay quien los quite de ese «¡¡¡¡ papá ven !!!!», que es preciosa la frase, no lo niego, pero en Galicia con este agua….

Fíjate si me tiene intrigado este asunto, este cambio de comportamiento de los niños que hasta he llegado a pesar si el cloro de las piscinas les puede afectar algo, si los anestesia y los deja más tranquilos y como consecuencia ellos a tí también… no hay forma; bueno… forma, cloro…. ¡¡¡¡ No por Dios, les estarán poniendo cloroformo !!!!.

En Galicia, el Winston ya no es americano

Jueves, julio 1st, 2010

Ya lo decía hace unos días en plan pensativo mi amigo Hipólito, Lito: «Guisande, el winston americano ya no es americano». Y Lito es así, tiene un pensamiento, lo expresa y tú te quedas cavilando: «¿A qué viene ahora esto mientras me tomo esta tapa de ensaladilla?». Y con Lito siempre haces un ejercicio memorístico y de rapidez mental…. Una frase, un pensamiento; dos, una teoría, tres… un tratado; es decir, que con Lito no descansas, está tu cerebro dale que te dale y lo curioso es que ves que Lito tiene razón, siempre la tiene y en verano… como que está más iluminado, no sé.

Lo que si sé es que desde que los listillos politiquillos persiguieron en Galicia el contrabando de tabaco y las redes se pasaron a la cocaína, a los amantes de ese humo prohibido nos han hecho fosfatina. Anda, listos, más que listos, que a ver qué perjudica más, hombre, un cigarrillo o una raya…. manada de parvos nos tocó, Dios.

Pero a lo que iba; el tabaco de contrabando no es como el de antes. Antes como que tenía un cierto sabor a mejillón cuando lo escondían en las bateas, en los acantilados… no sé, yo fumaba un cigarrillo y como que me sabía a berberecho, a almeja, a alga. Es más, estaba en cualquier parte de la costa gallega, veía un paisaje maravilloso, una puesta de sol o un amanecer y entonces te decías: «Qué preciosidad, me voy a fumar un pitillito», y así como en otras partes de España quien te viera diría: «Ya ves este bobainas, en plena naturaleza, respirando aire puro y va a contaminar todo fumando un cigarrillo», en Galicia es distinto.

En Galicia fumar tabaco de contrabando no contamina, forma parte del paisaje, como las nubes, el sol, las olas, las rías, los hórreos, la boina, la gaita, los encajes de Camariñas, el pulpo o los cachelos… es algo intrínseco a nuestra cultura.

Pero ahora, ahora no, ahora fumas un cigarrillo de contrabando y no es lo mismo, no tiene ese buqué, le falta ese toque gallego, ese punto en el que tras una caladas decías: «Este…. este este te digo yo que estuvo escondido cuatro o cinco meses en una playa Cambados. Este otro, ¿qué te juegas a que dos meses cerca de la isla de La Toja?; y este…, va, fácil, de Baiona». Y no fallabas.

Ahora te fumas un winston y no sabes ya ni quién es el contrabandista ni la familia, ni conoces sus hijos ni a sus nietos ni nada… un desastre. Y eso es muy pero que muy perjudicial para la salud porque antes sabías quién lo desembarcaba: Os Chiquiños, Os Peruleiros, Os Fandiños… familias de postín, preparadas, bien organizadas, entrañables, amigas de sus amigos… profesionales, en definitiva, joé que es lo que falta. ¿Pero ahora? ¿de dónde viene el tabaco de contrabando (por que lo sigue habiendo) de China, de Japón, de la India, de la franja de Cisjordania …. quién maneja el negocio Hachiki Nimiki, Oniki Nikoki…. dónde están empadronados esos tíos, dónde viven, dónde se toman el ribeiro o el pulpo… ?», no me jodas.

Y lo bonito que era ver pasar a los traficantes con las motoras cerca de la playa de La Lanzada a toda pastilla…. y la preparación que tenía la Guardia Civil del Mar persiguiéndolos a cualquier hora del día o de la noche, que ahora los ves despacito en la fueraborda que más que funcionarios parece que son veraneantes pescando al curricán, que es una vergüenza ver a si a las Fuerzas del Orden, hombre, que ya solo les falta ir con bermudas de florecillas y la Nivea.

Mira que éramos felices aquí en esta esquinita de España con nuestro tabaquiño de contrabando, con nuestros paquetes de winston, nuestros percebiños, necoriñas, sin molestar a nadie… y hala, por listillos…. droga dura, y eso que esos politiquillos de Madrid solo pasan aquí un mes que si los tenemos todo el año… hombre a ver si veraneáis en otro sitio, que para mí, cuando venís con los escoltas os pasáis de la raya.

Llegaron las moscas

Miércoles, mayo 19th, 2010

(Cosas que pasan al cambiar de la ciudad al campo sin tener idea)

Llegaron las moscas y para mí que llegaron porque tenían que llegar como llegan las cerezas, los tomates o los pimientos porque aunque ahora empezamos el segundo año de nuestra vida en la aldea, lo normal es pensar que será como el primero. Es decir, que si el año pasado hubo castañas en octubre, pues en octubre habrá castaña; que si en junio o julio hubo ciruelas, pues en junio o julio volverá a haber ciruelas y que si… pues no, según la sioux y los niños no y no, y la llegada de las moscas es para ellos un misterio. Ni que fueran alienígenas, ya ves, que estos son así ¿algo raro?, pues de otro mundo y tan felices ellos. Dios, qué cruz.

Y claro yo callé porque para misterio misterio que una sioux y un hijo fracoamericano y otro francés llegaran un día a esta aldea de 11 habitantes y que me conocieran porque, mira tú por dónde, se confundieron de casa y entraron en la mía….. vamos, comparado con lo de las moscas… pero la vida es así y a mí ya nada me asombra y menos en Galicia que casi nunca hace sol

Pero a lo que vamos, para la sioux no que es que llegaran, sino que es una invasión y a mí esta palabra en boca de un norteamericano me da pavor, escalofríos, y como invasión que para ella es empezó con un matamoscas manual en plan Nadal, a diestro y siniestro con ellas que no veas, y al cabo de unas horas mejoró la técnica y ya veía yo que tenía un estilo más depurado, más a lo Federer, liftando, haciendo dejadas de moscas sobre el cristal, mucha más técnica, pero mucha más, aunque creo que a las moscas…. como que les dió un poco igual tanta destreza.

Yo le ayudé e hice lo que me decía la lógica, la que me queda, así que (en la parte de casa que me tocó arrasar) abrí las ventanas y se fueron; vamos me iba yo a matar en matar a otros… sí hombre. Conclusión: Ella me preguntó cómo había acabado tan pronto y yo le dije que en mi zona había pocas, vas a poner ahora triste a alguien por unos insecticillos… bo.

Total (entre nosotros) las mías se fueron y ella montó una escabechina que si la denuncian por crímenes de Guerra o contra la Humanidad no me extrañaría porque una cosa es quitarle la vida a dos, tres o cuatro mosquejos, y si me apuras a cinco, pero así, casi en manadas…. a familias enteras…. pues no, con lo fácil que es abrir una ventana, que además te queda la manilla a la altura de la mano… si para eso está y por eso se llama manilla, MA-NO, MA-NI-LLA, creo, no sé, ya qué más da a estas alturas de la masacre.

Con todo, quien más cerca estuvo de todo el asunto con las moscas fue Noé que dijo que «entraron por un agujero». Y la verdad que eso me tranquilizó bastante porque ya me imaginaba yo un golpe en la puerta de casa y alguien que la había abierto, un moscón que no veas y unas 4.000 colegas detrás diciendo:«Nada, que vimos la casa y… ».

Y Noé, Christopher, Alejandra o Victoria, que son muy hospitalarias, diciendo como si en vez de una casa fuera una plaza de toros: «Pues nada, pasen y ya saben; las ventanas de la izquierda son de sol y las de la derecha de sombra, así que cada una a su cristalito y… ». De verdad, mejor pensar que entraron por un agujero, que las invitaron o que realmente la llegada de estos dípteros es un misterio, todo antes que lo de la invasión, pobres, como quedaron ¡¡¡¡ qué bestialidad !!!!

Este verano… filloas

Jueves, julio 23rd, 2009

No le des más vueltas, que si se las das te vuelves y te pierdes una nueva experiencia. Sí, ya sé que nunca vienes en invierno, solo en verano a tomar marisco (por cierto, los mejillones marisco marisco no es, pero bueno) y que tal como está el tiempo, chove que te chove… pues nada, introdúcete en el mundo invernal galaico. Olvídate de la sombrillita, del bañador, de la toalla y de la Nivea; bueno de la Nivea no, que nunca se sabe y a lo mejor terminas haciendo tostadas, que están los tiempos como para….

¿Cervecita en la terraza y camaroncito de juja? ¡¡ Va !!, un buen lacón, hombre, abrigado hasta las muelas del juicio y tu paraguas al lado o la sombrilla para que no gastes, que todos te comprendemos, que en Galicia te somos muy sencillos. ¿Pantalones cortos/bañador? Nada; pero además, en confianza, ¿tu crees que en Galicia te puedes bañar?, ¿no crees que desde de Vigo hasta Ribadeo el mar está electrificado por Fenosa, que tocas el agua y rebotas?, ¿pero no se te ha ocurrido como a mí hacer diseños de bañatas de neopreno?

Pero a lo que vamos, además del lacón un buen caldito de grelos, callos para entrar en calor, chorizo con cachelos al fuego en lareira, pegadito a las llamas, a la lumbre, a las brasas, como el momento Nescafé, pero en vez de esperando a Repsol, solamente el sol. Y de postre, pues eso, este verano, filloas, hombre, filloas, calentitas, como debe ser.

Tanta tontería del marisquito y la playita, siempre lleno de arenas y tu como si fueras un perchero llevando colgado las sillas, el cubo, el balón, la pala y el flota. Quédate hombre, que aún no sabes la suerte que tienes. Y no te desanimes, que malo será que no te tomes un pimiento de Padrón, pero de los de Padrón, de los auténticos, y te entre un verano estomacal que te dure tres o cuatro meses.