La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘politicos’

1,2,3,4,5,6,7,8,9,10

Jueves, febrero 16th, 2012

1,2,3,4,5,6,7,8,9,10. Bueno; más: 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10. Pues ni así; y aunque dicen que antes de hablar/escribir hay que contar hasta 10 puedo contar hasta 10.000 ó 110.000 y pienso igual porque para vosotros, los políticos de cualquier signo y color, no encuentro otro calificativo que vividores y caraduras que ganando como mínimo 60.000 euros al año y dietas de toda clase lo único que da de sí vuestros cerebros planos es exprimir hasta el límite con impuestos y despidos a quien os paga: nosotros.

Sí, nosotros, esos que veis todos los días por la calle y a los que nadie hace caso porque lo tenéis todo tan perfectamente controlado y atado y bien atado que pensáis que su silencio es como si os aceptaran y no, os equivocáis, es el silencio de la amargura, de la desesperación, de quien no puede más, de quien está harto.

Y no me habléis de representatividad, no me habléis de esa trampa legal llamada elecciones amañada por vosotros para seguir viviendo del resto, como en la Edad Media, como señores feudales, como nuevos ricos, que es lo que sois. Y eso, no me habléis de representatividad; porque yo hablo de otra cosa, hablo de lo que tenemos los que no somos como vosotros, hablo de ética, de integridad, de honradez, de gente de bien porque ¿qué moralidad tienes tú para representar a alguien que solo cobra el sueldo base en comparación con lo que te llevas a fin de mes?, ¿pero qué ética, qué decencia, tienes tú para representarnos vistiendo trajes de 2.000 euros?, ¿qué puedo esperar de ti que cambias las leyes para asegurarte tu futuro y el de tus familiares colocándolos a dedo en todos los puestos que puedes?

Y luego, así, dentro de vuestra chulería y de desfachatez, tengo que oírte a ti, Rato, (presidente de Bankia, que recibes 2,4 millones de euros al año), decir que los políticos españoles ganan menos que los europeos…

¿Pero qué quieres, que os paguemos más cuando entre todos habéis conseguido superar los 5 millones de parados?, ¿pagaros más?. ¿Pagaros más cuando hay ya más de 300.000 jóvenes, una ciudad mayor que Vigo, inmejorablemente preparados y que se ven obligados a emigrar porque aquí no encuentran posibilidades?. ¿Pagaros más para luego construir obras sin sentido como aeropuertos sin aviones, paradas de AVE que no funcionan o megaedificos que luego quedan abonadonados?, ¿pagaros más para que deis con el dinero de todos los españoles subvenciones a empresas para que luego éstas se instalen en China y no creen puesto de trabajo en nuestro país?.

¿Pagaros más?, ¿pagaros más para hacer las cacicadas como la que hizo el hasta hace un mes presidente de la Diputación de Orense que cedió su cargo a su hijo?,  ¿pagaros más cuando tenéis a vuestras huestes colocadas en las 17 ruinosas autonomías en las que hay 1,5 millones de funcionarios con cargos que despilfarran dinero a manos llenas y no tenéis el valor de decir que este sistema así ya no funciona, que no podemos sostenerlo y que hay que cambiarlo porque resulta inviable? ¿Pagaros más cuando no queréis juntar pequeños ayuntamientos que duplican gastos pero que no lo hacéis porque entonces sobran amiguetes y se tienen que ir a la calle?

¿Pagaros más?, ¿pagaros más cuando ya estamos pagando vuestros partidos, que solo deberían costearlos vuestros los afiliados?, ¿pagaros más para seguir con listas cerradas y que solo os falte hacer un ritual de sangre como la mafia para sellar bocas? , ¿pagaros más cuando rajais de todo y ahora calláis porque no os atrevéis a decir lo que piensa toda España, que la infanta Cristina, la socia de Urdangarín, debería ser también investigada?.

¿Pagaros más?, ¿pagaros más cuando de cualquier chanchullo salís con una fianza al segundo día mientras el ciudadano de a pie va la cárcel sin ninguna posibilidad?, ¿pagaros más cuando vemos que no tenéis una idea de servicio al país, que es lo que se esperan de quienes representan a una sociedad, sino ambición de poder y solo poder, a ver si gana uno otro, como si esto fuese un juego y no pensáis que detrás de cada cifra, de cada voto, hay una familia?, ¿pagaros más cuando ya no podemos porque hemos llegado al punto que ya hay gente que pasa hambre y todos los días va a centros de Caridad?.

Mira, cuento de nuevo: 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10 y podría contra hasta 10.000 ó 110.000 y pienso igual: Sois unos vividores y mi país, España, no merece esta clase política; pero no os olvidéis, nuestro silencio llegará un día en que hable.

PD.- OS ACONSEJO VER EL ENLACE, NO TIENE DESPERDICIO

Pseudoperiodistas que lo saben todo

Martes, agosto 23rd, 2011

A mí me encantan los pseudoperiodistas; ya sabes, esos tipos (estilo La Noria, portavoces de partidos políticos) que saben de todo; pero de todo, y todo lo tienen claro. Para mí, la verdad, es una envida. A mí me preguntas sobre cualquier cuestión, y tengo unas dudas… tantas que me resulta imposible hacerme una opinión porque empiezo: «Bueno; por una parte sí, pero por otra… » y me monto tal lío mental que al final lo que se dice claro, pero claro claro, lo único que tengo claro es el fondo de esta pantalla donde escribo, lo demás…

Ellos no; ellos lo mismo te hablan de la prima de riesgo, que del Vaticano y la influencia de la iglesia en Singapur, que del precio del petróleo y del albaricoque, que de los costes de las cosechas de azafrán, del problema de Cachemira o de los misiles tierra-aire; joé, y los tíos lo hacen con una alegría que parece que estuvieran en un bar, bueno (es mi opinión ¡eh!), para mí que lo están pero lo retransmiten, pero…

Como digo, me dan envidia. ¿Ocurre un problema en Japón, como sucedió recientemente con la central nuclear? Pues, ¡¡¡ increíble !!!, hablan de Japón como si fueran todos los días al país del sol naciente y no se cortan ni un pelo, y hasta explican cómo es la sociedad nipona aunque lo único que sepan de ella es cómo hacen fotos a la catedral de Santiago, a la Giralda de Sevilla o al Acueducto de Segovia, pero son tan listos que son capaces de adentrarse en la mente de ellos mientras disparan con la cámara.

Y así, pues siempre. Ahora, por ejemplo, con lo de Libia, que yo creía que a lo que más que les sonaba era a eso de la libido… pues no, solo les falta llevar turbante y portar un Kalashnikov. Y pensar que yo llevo casado siete años y a veces no entiendo a mi mujer… qué inútil soy ¿verdad?

Nunca estaremos callados

Miércoles, mayo 18th, 2011

¿Y les extraña?, ¿les extraña que la gente se eche a la calle porque pasa hambre y dieron dinero a los bancos hasta que la arruinaron? Pues que sigan pidiendo el voto besando a niños, que sigan mintiendo, que sigan con la rosa en la mano, con la gaviota volando y la visa en la mano, pero nosotros… nosotros nunca estaremos callados.

¿Y les extraña?, ¿les extraña que la gente se eche a la calle porque le quitaron la casa, el porvenir de sus hijos y su único trabajo?. Pues que sigan jugando, que se sigan mirando e inventando proclamas, pero nosotros… nosotros nunca estaremos callados.

¿Y les extraña?, ¿les extraña que la gente se eche a la calle porque hasta por machacarlos la alegría les quitaron?. Pues que sigan montando su mafia, que sigan hablando, llenando las manos pero nosotros… nosotros nunca estaremos callados.

Y tú, justo tú, ¿me pides que te vote?

Viernes, abril 8th, 2011
  • Estamos ya en la precampaña electoral y… mira; perdona, tú, justo tú ¿quieres que te vote porque dices que me/nos representas viajando en primera, en busines porque en turista… ?
  • Perdona, ¿sabes lo que es una democracia en la que la gente elige a sus representantes mientras tú nombras a dedo a los candidatos?
  • ¿Sabes lo que es ir en coche y buscar aparcamiento y no ir directo al letrero de Autoridades?
  • ¿Sabes lo que es hacer cola para un trámite burocrático?
  • ¿Sabes lo que es salir a la calle, ir a un bar, y que la gente te hable de cómo está y lo que piensa de ti, de vosotros?
  • ¿Sabes lo que es rascarse el bolsillo a final de mes y ver que solo queda para una comida pobre, muy pobre?
  • Mira, perdona, ¿sabes lo que es que un banco te amenace que te va echar de tu casa porque no puedes pagar la hipoteca?
  • ¿Sabes lo que es tener una abolladura en el coche y no tener dinero para repararla?
  • ¿Sabes lo que es decir a tu hijo que «hoy no, mañana no lo compramos» porque no tienes ni un euro y no puedes cumplir sus pequeñas ilusiones?
  • ¿Sabes lo que es ver como 5 millones de personas que están en el paro salen todos los días a la calle a buscar trabajo?
  • Mira, perdona, ¿sabes lo que es ver un anciano que se ha pasado la vida trabajando y que solo tiene para malvivir?
  • ¿Sabes lo que es llorar de pena maldiciendo por qué has nacido sin poder alimentar a tus hijos?
  • ¿Sabes lo que es llegar a final de mes y dar ganas de robar porque en casa no hay nada?
  • ¿Sabes lo que es pensar que a lo mejor tu hijo no le puedes dar los estudios que quieres?
  • ¿Sabes lo que es trabajar en el campo para que luego te chuleen con los precios?
  • Mira, perdona, ¿sabes lo que es que te corten la luz por falta de pago?
  • ¿Sabes lo que es que te pare la policía o la Guardia Civil y que te multe porque te falta un papel?
  • ¿Sabes los que es la frustración de ver cómo quien roba algo va a la cárcel y los de guante blanco van a la calle porque pagan una fianza?
  • ¿Sabes lo que es pasar frío porque no puedes pagar una bombona de butano?
  • Mira perdona, ¿sabes lo que es mirar los precios para comprar lo más barato y que aún así no llegar a final de mes?
  • ¿Sabes lo que es que te echen del trabajo porque a partir de una edad por lo visto ya no eres productivo?
  • ¿Sabes lo que es ir a la Seguridad Social y esperar medio año a que te operen?
  • Mira perdona, y tú, justo tú ¿me pides que te vote?. Ya puedes hablar y prometer todo lo que quieras hasta el 22 de mayo, el día de las votaciones. Yo iré pero para decirte que así, NO, y tendrás mi voto, mi voto nulo

ESTE ARTÍCULO SE PUBLICARÁ OTRA VEZ EN LA JORNADA DE REFLEXIÓN
Sí, este artículo se volverá a publicar en la jornada de reflexión o unos antes para no olvidarnos de los tipos de todas las ideologías que quieren seguir viviendo de nosotros

A 110 gasto más, pero mucho más

Jueves, marzo 3rd, 2011

 Sí, a 110 km/h gasto más, pero mucho más, lo he comprobado. Antes, a 120 o 130… ni me enteraba; pero a 110, mira por donde, es un derroche, un despilfarro, pero de otro tipo de energía, de la que emana de la sesera, del intelecto, que es bastante más cara porque un cerebro en reposo da mucho de sí y, en muchos casos, depende de lo que pienses  y según de quién… un peligro.

Cualquier dictador que se precie lo último que desea es que el personal piense. Esa es la máxima, salvo que ya pierdas los papeles y te dé lo mismo, que me parece que a muchos les está ocurriendo esto, y entonces adoptes una norma sin percatarte de que con ella la gente va a reflexionar, a recapacitar,  a razonar… que los hay que ni para dictadores valen aunque dirijan un país a decretazos. Qué le vas hacer, tiene que haber de todo; pero ya es mala suerte porque todo en la vida, todo lo que ves es al 50%, a la mitad. Puedes ser hombre o mujer, alto o bajo, gordo o flaco, listo a tonto…  pues justo nos va a tocar la manada de parvos.

En fin, yo antes dudaba de si quienes nos gobiernan y los que se oponen (los vividores, resumiendo) eran inútiles porque lo que me ocurría es que cuando iba a 120 o 130 y estaba a punto de llegar a una conclusión sobre ellos… pues ya estaba en el trabajo, metido en la vorágine del periódico, de los teletipos, de las agencias, de las llamadas de teléfono, de la máquina del café, y la verdad… de esto del acontecer diario como que no tenía mucho tiempo para analizarlo; bueno, cinco, diez, tal vez veinte minutos… ná.

Pero ahora, desde que estoy practicando a ir a 110 mientras voy al curre, tengo tiempo para todo; que solo me falta leer el periódico mientras conduzco, hacer el crucigrama, buscar los 8 errores, ir al maletero y ordenarlo mientras el coche va solo o sacar las piernas por la ventanilla para que cojan color y…  lo peor, pensar, cavilar, discurrir, meditar.

Y mira que pienso, cavilo, discurro y medito/meditamos porque mientras vas a 110, ves las lineas discontinuas blancas de la carretera y piensas, «una línea, un voto menos» (en mi caso, nulo) y mira que no hay líneas… Además, como tienes tiempo, pones  el manos libres y bueno… hablas con unos con otros, rajas de estos jetas del Parlamento y claro, razonando, meditando y cavilando ves todo de otra forma, de otra manera, empiezas a encontrar sentido a muchas situaciones, te involucras más y se te ocurre cada cosa… si eso del cerebro en reposo ya te decía yo que bueno bueno no es, pero como habrá que ir a 110…

Pues yo no sé tú, pero desde que dijeron que va a salir la normativa noto que hay una movida de cabreo generalizado, un hartazgo, un hastío, un desencanto, una desilusión, un cansancio…  un sentimiento de que en las próxima elecciones se va a votar en nulo a lo bestia para decirle a estos tipos que «así, no», «que se acabó la fiesta, las visas, los coches privados, las… ». Vamos, yo soy ellos y cambio ya la normativa y permito circular a 150 km/h para eso, para que la gente deje de razonar, de cavilar, de meditar de… pero por fortuna yo soy distinto, no soy ellos; yo soy como tú, normal, de a pie, de la calle, de trabajar, de sacrificarme y de pensar que este país puede estar mejor, pero mucho mejor…  sin todos esos, claro.

Me tenéis más loco…

Jueves, febrero 10th, 2011

Es verdad; me tenéis loco, descerebrado, demente, defrese y no sé por donde tirar, excepto por la ventana… Y es que todo esto del blog comenzó de casualidad (¡¡¡ cómo no !!!, si lo mío todo es casualidad porque ni mi madre me esperaba, pero bueno, tampoco yo a ella). Pues eso, estaba haciendo un libro de anécdotas cuando mi buen amigo y colega Francesc Pumarola, jefe de Área de Internet de La Voz de Galicia (Gugleando por la red) me animó a escribirlas en la Red, que yo a esas alturas, de la red, la eléctrica y la telefónica y poco más, que te voy a contar…

Total, que me puse a escribir las anécdotas y un día en una de ellas alguien leyó que estaba casado con una india de la tribu sioux a la que conocí en Galicia en una aldea de 11 habitantes porque vino de vacaciones y se confundió de casa, y entonces me animó a que contara como sucedió.

Y empecé con el incidente y… a tomar viento las anécdotas porque vosotros, tú, preferías (según las estadísticas) que te contara cosas de lo que pasa al cambiar de una ciudad al campo, de cómo empecé a plantar patatas, de cómo me interrelacioné perfectamente con la vaca marela y pinta, como me hice amigo de las lechugas, de los pimientos, de las cabras de… pues de eso, de cómo veo la vida, ganas de enfermar que tienes; pero bueno, tómate un genérico y a ver qué pasa… total…

Y así estaba yo tan feliz cuando de repente, desde hace poco más de un mes, se me ocurre rajar contra los políticos, contra los banqueros, contra los empresarios jetas, contra los millonarios, contra Ryanair…. ¿Y qué pasa? Pues ocurre que por las estadísticas internas que tengo cuando rajo de alguien os encanta; que es poner ZP, Marianillo, la Aguirrucha, la Pajinis o cualquier petardo de estos y aunque no os veo la cara como que noto que se os pone una sonrisa de oreja a oreja y os da la vuelta… y yo te pregunto sin ánimo de lucro: ¿No hay ya miles de blogs en los que el personal raja, pero no estás harto de mosquearte con solo oír los nombres de esos tarambanas?.

Y la duda es: ¿Escribo de mi aldea, de lo que me sugiere un pino, una cabra, una piedra, el sombrero de Maruja, la boina de Enrique o preferís que ponga a caldo a estos tipejos? Y como la cebolla, repito: ¿No hay ya miles de blogs en los que la gente teoriza (bueno yo no, son unos mamones) sobre estos merluzos, no es mejor seguir con las cosas intranscendentes y olvidarnos de estos tíos porque, y esto para mí es lo más importante, no te llevas una cierta decepción cuando esperas un artículo humorístico y te encuentras ese marrón de hablar de políticos?

Y qué hago… voy a un psiquiatra y se lo explico, vuelvo al psiquiatra para que me lo explique otra vez, me quedo a vivir con el psiquiatra, me hago psiquiatra, en vez de un genérico me tomo un específico y a ver si acierto

Y es que al final llego a la conclusión que este mi-tu-nuestro blog es como una familia, como una familia normal. ¿Qué cómo es una familia, una familia normal?, pues cómo va a ser una familia normal… menuda pregunta. Un cirio, a cristos, a líos, que yo he tardado más de 25 años en tener una foto de todos juntos, que basta que quieras reunirte para que uno no pueda, que el otro no quiere porque está mosqueado y sigue mosqueado porque no se acuerda que se desmosqueó y ya no sabe ni él ni nadie por qué se mosqueó… que hasta uno termina creyendo en la resurrección para ver si alguien se acuerda… Pues eso, eso es una familia normal. Tan normal que nos queremos; eso sí, nos queremos, que la sangre es la sangre y une (aunque no seamos donantes), pero nos queremos como todas las familias, de una forma tan rara… tan española… Tan… como nosotros en mi-tu-nuestro blog… que uno quiere una cosa y otro otra…

Y así estoy, en un sinvivir con vosotros, con esta familia internáutica y blogosférica, que no sé por donde tirar porque claro, cuando pregunto la respuesta suele ser «de todo un poco»; ¡¡¡ sí hombre!!!, como si esto fuera un ultramarino, la tienda de la señora Antonia limpiándose las manos en el mandilón antes de apoyarse en la barra y ponerse a sumar a mano la cuenta en un papel con miles de otras sumas. Centraros hombre centraros y si no podéis, joé centrarme a mí que estoy… Dios, otra cosa no, pero noble… qué noble soy.

El niño Mariano y la niña Aguirre

Lunes, enero 24th, 2011

Iba yo tranquilamente en el coche cuando oigo por la radio que un tal Mariano y una tal Aguirre quieren analizar ahora, mira por donde, ahora, las pensiones de los caravitalicios; ya sabes, los que con 11 años trabajando se jubilan con el 100% y tú y yo necesitamos morir para que hereden algo nuestros hijos.

Y tal bobada me pareció lo que decían, que entonces me pregunté si era el Día del Niño, el Día de la Infancia o de la Preadolescencia y que habían dejado los micrófonos al niño Mariano y a la niña Aguirre para que vivieran una experiencia radiofónica inolvidable: utilizar la cebolla esa para que hablaran, hablaran y hablaran. Ya sabes, eso de jornadas de puertas abiertas que tocas todo y no sabes nada.

Pensaba que esos niños, el Mariano y la Aguirre (que podrían ser también Ché Luis y Pajín) iban a decir que iban a denunciar la desigualdad, el morro que le echan y que nada de «analizar», sino ir al juzgado y con nombre y apellidos decirle al juez: «Mire, éstos son tan ladrones como nosotros, pero pido la atenuante de arrepentimiento espontáneo o incluso la eximente de trastorno mental transitorio y si uted tiene a bien… ».

Así que cambié de dial, y oye, en el otro, otra vez el niño Mariano y la niña Aguirre, un don de la ubicuidad total y, qué pena, en vez de un don una tara para decir la misma estupidez… Y así iba hacia casa cuando pensé: «Pero el marianillo este y la aguirrucha esa no habían aprobado ellos esa medida de las pensiones, será que ahora tienen miedo que llegan las elecciones… ».

Y te lo juro que aparqué el coche, seguro que mal para los aceitunos de la DGT, fumé un cigarrillo e hice lo que peor puedo hacer… pensar. Y, mira que hacía frío; pues aún así pensé a una velocidad que yo que creía que con las bajas temperaturas se te congelaban las ideas…. Pues no, por experiencia comprobé una situación curiosa. Haga el frío que haga, aunque estés a 170 bajo cero, cuando oyes una tontería sublime, además de las ideas se te calienta el cerebro, el pelo y la sangre porque… ¿para qué van a analizar las pensiones de los caravitalicios?

Y como ya estaba pensando… pues me dejé ir, que tengo esa tendencia, y mira por donde cavilé. «Pero, además de sus pensiones, ¿no será que lo que tengan que analizar son las nuestras porque tú y yo ganamos lo justo, pero ellos… para qué van a estudiar solo, y solo sus pensiones si con lo que ganan y sus chanchullos casi no las necesitan?».

Y ya estaba acabando el pitillo, cuando encendí otro; yo creo que ya no con el mechero, sino rozando un pelo, y seguí cavilando. «¿Y por qué no analizan las dietas que cobran por asistir a plenos, las ayudas por desplazamiento, el plus por acudir a una comisión, las comidas y cenas de trabajo, los viajes en tren, avión o barco, los gastos de alojamiento… ?, ¿por qué no analizan los tratos de favor en adjudicación de obras, de proyectos para empresas, de oposiciones aprobadas por amiguetes, las colocaciones a dedo en empresas públicas…?».

Así que tras cavilar y cavilar, tras pensar y pensar, me sentí pez; sí pez, no sé cual, si trucha o anguila, pero pez. Mira que vivo en el interior, en el campo, pues me sentí pez porque lo que decía el niño Mariano y la niña Aguirre me pareció así como un cebo para que pique. ¿Analizar las pensiones, solo las pensiones, y el resto?. Por suerte acabé el tabaco, que vi un letrero que ponía «Madrid» y por poco pongo rumbo allí y voy, que si voy, que tenía la sangre…


LO QUE GANAN ESTOS IMPRESENTABLES
(leer)

¿A los políticos les falta un hervor?

Miércoles, enero 19th, 2011

De verdad, yo creo que si lo decís la gente lo entiende, si decís que tenéis un problema, que no os imaginabais que era acierto aquello que se decía que el poder corrompe… pues la gente lo entiende y os perdona; os llevamos a una terapia de grupo y, como cuando éramos niños, hacemos «juego revuelto» y empezamos de nuevo, que nunca es tarde.

Pero empezamos de nuevo, por ejemplo, hablando en el Senado en un solo idioma, el que queráis, pero no por utilizar el gallego, el catalán o el arameo cada sesión en traductores nos salga a todos los españoles en 12.000 euros por ser tercos y no hablar el que todos sabemos.

Si yo comprendo que eso de que te pongan un coche oficial, una secretaria, una tarjeta visa, gastos pagos y sueldo alucinante… pues que nubla la cabeza, la sesera, descentra y trastorna porque claro eso para ti, que casi no tienes el bachiller y que lo máximo que has hecho es empapelar las paredes para las elecciones o repartir trípticos… pues como que no estás preparado. Vamos, yo te entiendo, no creas, te entiendo, que a lo mejor a mí me ocurriría lo mismo, que si en vez de ganar un sueldo normal vivo como tú… pero no te preocupes, que todo tiene remedio hombre, que ya lo decía mi abuela «todo se cura menos la muerte», y el ser vividor tiene tratamiento.

Tú sincérate y ya verás como te echamos una mano, que la gente de a pie es maja, pero que muy maja y entiende que te hayas contagiado del desfase institucional haciendo lo que te peta. Tú un día sal a la calle, habla con la gente y ya verás lo agradable que es; pero tienes que salir ¡eh!, que no vale chatear por facebook. Tú sal, sal tranquilamente a la calle que no pasa nada y habla con la gente ya verás, de verdad, que no te engaño.

Si además no solo es tu caso, si no que lo que te ocurre a ti le pasa a otros miles en las 17 autonomías, pero… partiendo de eso de «juego revuelto y empezamos de nuevo», las eliminamos, las autonomías, que es imposible mantener, y ponemos de cada zona a un representante y ahorramos un pastón. ¿Que dónde colocamos a todos los enchufados, a tus amigos?. Pues no te preocupes, que en la terapia os enseñamos como haciendo cursos del INEM, esos que tan bien anunciáis para los cuatro millones de parados, puedes trabajar igual que cualquier ciudadano de la calle; pero si además tú tienes muchas ventajas, que antes de ser diputado o concejal trabajabas en el aserradero Hermanos León… o era en Encofrados sobrinos de Villar… es que no me acuerdo.

Además en ese «juego revuelto y empezamos» podemos entre todos evitar muchos errores. Por ejemplo, en Galicia, hace unos días se ha descubierto que una obra arquitectónica (bueno arquitectónica… para mí una chorrada que no veas) la Xunta pagó 60.000 euros (diez millones de pesetas) en el 2006 y ahora está pudriéndose tirada en un basurero. Si yo te entiendo, quién no tiene un fallo, un mal día… que tire la primera piedra arquitectónica. Y supongo también que un fallo, un desacierto, una equivocación debe ser eso de que con 11 años trabajando cobréis el 100% de la pensión.

Yo estoy seguro, pero totalmente seguro, que tras el «juego revuelto», pues nada, se redacta un nuevo decreto y se subsana el error diciendo: «en donde pone 11 años, debe ponerse 35» y se puede añadir: «Sustitúyase pensiones vitalicias por pensiones como todos los españoles». Ya ves, si son pocas palabras, exactamente 16, ni una más ni una menos.

¡¡¡ Hala hala !!!, que no pasa nada, ánimo, que ya viene el recreo; hacemos «juego revuelto» y empezamos de nuevo ¿vale?. Tú sincérate y verás como todo se arregla y no me digas que no porque entonces lo que voy a pensar es eso, que te falta un hervor y que es mejor que te vayas a que te echen.

A estos vividores, VOTA NULO

España, en crisis porque quiere

Miércoles, mayo 5th, 2010

Si en vez de tanto inmolarse con la crisis, a quienes corresponde se pusieran las pilas, España sería la primera potencia del mundo en lo que creemos que es una desgracia: la construcción. Sí, en la construcción esa, petardo, la de siempre, la de viviendas, qué construcción va a ser la de Juegos Reunidos Geyper… con 51 tacos… tas fatal.

Yo es que lo veo sencillo, pero muy sencillo, con casas típicas gallegas de piedra o castellanas de adobe (barro y paja) lo único que hay que hacer es saber venderlas ¿Y cómo hacerlo?, pues en ExpoLugo Inmobiliaria, o en FerialTordesilla de la Vivienda, como que no. ¿Entonces, en Inmobili Wanting ford Traikinvilg? Mira chaval, que no por inventarte un nombre vas a vender, que el personal se las sabe todas o es que tú eres el único que no está diplomado por la University of College Macedonia de Cerezas of Winter de Iowa… Así no llegarás a nada.

Mira, te vas a Estados Unidos, a Florida, donde hay cientos de mansiones unas a continuación de otras, que son de artistas o de multimillonarios, y lo primero que haces es comprar la más suntuosa, la más lujosa, la más cara, y al día siguiente… al día siguiente con excavadoras y si es preciso a cañonazos comienzas a lo bestia a derrumbarla, a destruirla y a arrasarla a plena luz del día para que todos los yanquis lo vean y para que las cadenas de televisión graben cómo tiras una espectacular y megacasa grandiosa (que si no es gran que sea la de diosa) y crean que te has vuelto loco.

Y cuando ya solamente tengas el solar, pero solo el solar y ni rastro del cachopalacio USA, construyes allí una modestita y simple casita de 60 metritos cuadrados, típica de Galicia. Ni uno más ni uno menos, 60 metritos, y a esperar… ¿Mucho?, pues mucho mucho no, hasta verano, hasta junio o julio, más o menos. ¿Y por qué hasta junio o julio? Pues porque en junio o julio sucede lo que sucede todos los años: la tradicional cremà americana.

Por causas que se investigan desde que los indios llevaban plumas, por un fuego que un tipo barrigudo con barbas y una cerveza en la mano y en la otra un subfusil hizo para asar unas hamburguesas al lado de su caravana o por una barbacoa para celebrar el happy ese de las narices o simplemente porque llegó una ola de calor, allí empieza a arder todo. Y esa es la gran oportunidad.

Tras dos meses ardiendo y ardiendo mansiones y más mansiones, con todas las televisiones del mundo grabando la pira, contando que los seguros gastarán no sé cuántos billones de dólares en la reconstrucción, que miles de familias han abandonado sus hogares y que lo han perdido todo…. pues cuando el of president sobrevuele la zona en helicóptero para comprobar in situ la situación… allí, en medio del humo, de miles de bomberos echando agua, y el típico rollo del perro que lo salva un imbécil y que en el intento se rompió un brazo pero frusfrús está bien y él tan feliz; pues lo primero que dirá el Obama de turno será, pero seguro: «¿Y aquella casita, sí aquella tan pequeñita por qué no ardió?». Y un tal Jac Donald Frox, de profesión asesor, le contestará «pues un tipo al que llaman el gallagallo o gallego, president y…». Y ahí chaval, en ese instante, te acabas de forrar.

Empieza a llamar a Galicia a Castilla a Alcalá Meco o que quiten todo el agua del Ebro, del Júcar o mejor del Tajo (que de tajo y destajos va a ver patós) y que empiecen a llenar barcos repletos de piedra o de adobe, que se acabó la chorrada esa de las mansiones de madera, que lo dice el President of the United States y punto: o sea dios, pero en inglés, más o menos.

Y que hay que hacer un agujero en España que no veas para llevarles piedra y más piedra y adobe y más adobe, pues se hace, más profundo que el agujero de nuestra economía no va a ser…. y así que. «Dale Pepe a la pala, que hoy vamos con el barco mil millones». «Joé Xuliño, que estoy en ello; ¡¡¡ cajoenros con la venta de piedra !!!». Por cierto, no es por nada, pero junio es el próximo mes.

Sé acabar con el paro, pero ni caso

Jueves, enero 21st, 2010

Como los políticos son muy buena gente, muy buena, simpáticos y sobre todo sencillos y cercanos, qué menos que si tienes una idea… pues les eches una mano, especialmente cuando lo que se te ha ocurrido es para acabar con el paro. Así, como soy muy natural, pensé: «Nada, voy a hablar directamente con el presidente del Gobierno o con el jefe de la oposición». Y lo primero que se me vino a la cabeza fue presentarme en La Moncloa, llamar al timbre y que me reciban; pero inmediatamente me di cuenta de que eso iba a ser muy difícil porque yo creo que allí no hay timbre.

Entonces me dije: «Pues cuando vayan al Parlamento, a lo mejor de camino, en uno de los muchos atasco que hay en Madrid pillo el coche de alguno de ellos y… » pero claro, tampoco lo veía factible porque ellos nunca están en los atascos, van detrás de una caravana de tipos raros todos vestidos de azul, como soldados o algo así, te echan a un lado de la carretera o de donde estés y si hay mucho atasco, pero mucho, pues ya le informan de ello los soldados y cogen un helicóptero. Y con lo de la aeronave, mira por donde podía haber una posibilidad, porque yo vivo en una nube, pero claro al estar la nube en Galicia (una nueva que hay, no la de siempre) dudo mucho que para ir a Sevilla o Barcelona o al Parlamento pasen por aquí. Hombre, si me dicen que espere, espero, que en Galicia siempre estamos esperando, pero no creo que vengan hasta verano a tomar marisco, eso creo, no sé.

Así que pensé: «¿Y si les envío una carta?»; pero me di cuenta que no, que lo de la misiva no es plan porque lo que tengo que decirles es muy extenso y no la leerían; vamos que ni les iba a llegar, que la carta iría directamente a un afiliado del partido con carné 113.532 0 234.328, que lo más que hizo en su vida fue pegar carteles durante las elecciones y que ahora ocupa un despacho de vete a su saber qué y que incluso tendría como una plantilla con varias respuestas tipo: «….. estamos inmersos en un proceso dinamizador haciendo el máximo esfuerzo. », «dada la coyuntura, la política coordinada dará frutos…».

«¿Y si voy a alguna exposición que inauguren, a lo mejor allí puedo hablar con alguno?». Pero tampoco era una buena idea porque cuando las inauguran lo hacen para ellos solos (que será para que aprendan algo) y los soldados esos no te dejan entrar incluso ni acercarte a la puerta. «¿Y en un restaurante?, porque comerán, digo yo», tampoco porque en el establecimiento al que van dudo que haya un plato del día a 8 euros, que es lo que yo puedo pagar. «¿Y en la cola del cine o de un teatro?». Imposible, porque nunca está en la cola de nada.

De verdad que estaba ya dispuesto a olvidarme de todo porque no sabía cómo acercarme a estas personas tan sencillas, cuando me dije: «Pues voy a utilizar su misma táctica para que me reciban». Así que lo primero que pensé fue en coger un vuelo a Somalia, llevar traducido al somalí y a otras lenguas autóctonas el blog Al fondo a la derecha, que por lo visto le gusta mucho a la gente y seguro que a ellos también (para así ganarme su confianza), y llevar un letrero en varias lenguas en el que se leyera: «Vengo a ver a mi presidente. El de España». Y lo de «El de España» con letra más grande y bien subrayado, que no vaya a ser que se confundan, que allí tienen una movida de narices y me peguen cuatro tiros o me atraviesen con lanzas.

Yo comprendo que para cualquier jefe de una tribu o de una banda de piratas por poco que sepa es raro ir desde España a su país para que lo atienda precisamente el presidente de España, lo entiendo; pero creo que si les caigo bien, les explico mi problema y los piratas (los somalís,obviamente) solamente piden 600 euros (yo estoy dispuesto a poner 100 de mi bolsillo como adelanto) y les dejo la traducción del blog podemos llegar a un acuerdo.

Entonces, entonces estoy seguro que sí, que tras mi liberación concertada entro en La Moncloa por la puerta grande, me reciben en la escalerita esa de las cosquillas en las que todos se sonríen, nos hacemos una foto dándonos la mano y le puedo contar la idea de cómo acabar con el paro. Así estoy seguro que me atienden porque además he pensado que si no me hacen caso lo tienen claro porque voy directamente al Rey, que estamos en invierno y en esta época no hay regatas.

UNA PREGUNTA

Me piden por correo interno que expliqué qué tecnicas se utilizan (o al menos utilizo) para escribir un artículo. No sé si esto puede interesaros, si es así, ¿me lo comentáis?. Gracias. Un saludo