La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Futbol’

Y como el niño quiere hacer deporte….

Viernes, noviembre 18th, 2011

Esto de que los niños hagan deporte es maravilloso. Vas con ellos a un pabellón de deportes y ves a los padres con una pasión, con un entusiasmo, una intesidad… uno leyendo el periódico, el otro haciendo el crucigrama, otro con una novela, otro jugando con el móvil y uno, siempre hay uno, a gritos animando al equipo del imberbe, que hasta te da ganas de decirle: «¡¡¡ Pero hombre, por favor, no grite tanto que hay gente durmiendo… !!!»; vamos, un placer, abrigado hasta las orejas y echando vaho.

Y claro, como los partidos suelen ser por la mañana, allí en el pabellón ves a la gente que se sienta y que a los cinco minutos, ni uno más ni uno menos, se levanta porque se le queda helado el culo al contacto con el hormigón; y entonces, el que tiene periódico lo pone bajo sus posaderas y a ti (como eres periodista) te da un dolor… porque te da ganas de acercarte a él sigilosamente y susurrarle al oído: «Perdone, ¿podría quitar de su analgamen la página 24, que allí estoy yo, que he firmado un artículo y me está más que estrujando?».

Yo por suerte los llevo al pabellón de deportes; pero hay otros que como al niño le encanta el fútbol grande o el rugby… pues al aire libre, tiritando de frío, con el paraguas en una mano y de vez en cuando metiéndose en el coche para poner la calefacción y que le circule la sangre, que La Coruña, aunque no es Burgos, cuando pega pega, y sobre todo por el viento, que son auténticas bofetadas.

Y en esto del deporte la verdad que es una pena que nuestros hijos se dediquen por estas disciplinas mayoritarias como el baloncesto, el fútbol sala o el voleibol. A mí me encantaría estar en cama, que sobre las nueve o diez se me acercara uno de los retoños y me dijera en voz bajita, pero muy bajita: «Papá, que me voy a Vigo y vuelvo en tres horas, que estoy entrenando para la maratón». Y según los oyes, para no descentrarlo, claro, responderle: «Muy bien hijo, muy bien, y no fuerces, que sin cuatro no importa. Ah, y no te olvides del tabaco». Pues no, baloncesto y con el culo tieso, anda que…

Los futbolistas, unos cínicos

Domingo, octubre 16th, 2011

Después de esos tipejos que son lo políticos y esos pseudoanalistas que ahora dicen que la crisis del ladrillo «se veía venir» (si hombre, pa ladrillo sí que estás tú hecho), los más cínicos son los futbolistas.

Yo comprendo que todo el día utilizando los pies… pues que te olvidas de la cabeza, del cerebro, y si aún encima cuando la usas es para darle un castañazo a un balón de cuero que pesa 400 gramos, casi medio kilo, que va a unos 30 kilómetros a la hora… pues supongo que la materia gris origina una especie de tsunami interior difícil de controlar y que eso… pues afecta y sino afecta, pues peor, que a ver qué tienes ahí dentro en la mollera para que no notes ese golpetazo con el esférico, que a mi ya solo ajustar un sombrero hasta me duele la sien.

Y es que lo de los futbolistas es mucho. Que a un delantero, pongamos por caso Alvarito Touriño, lo entrevisten y le digan que van a fichar para su puesto a un crack megacrack, que mientras él mete 15 goles por temporada el fenómeno hace 300 y que diga: «Que venga, que será bien recibido y ayudará al equipo… », no lo entiendo.

O a Alvaritiño le falta un hervor o remata demasiado de cabeza, porque a mí me dicen en el periódico que a mi sección va a venir un tipo que lo que yo hago en dos días él lo hace en 5,34 segundos, que además hasta le da tiempo a limpiar las ventanas del diario, engrasar la rotativa y pregunta para qué valen los días festivos… y lo primero que hago es pensar en tres posibilidades. 1- Lo enveneno. 2- lo enveneno y 3-, lo enveneno; bueno, hay una más 4- me enveneno y acabo ya con todo, pero el mega ese va primero como me llamo Fernández.

Es que tú imagínate que eres cirujano cardiovascular y que fichan para el hospital a un tío que dice no es necesario cinco salas de operaciones, que con una llega y que bien colocaditos los pacientes interviene a cinco o seis a la vez en plan simultáneas de ajedrez; que no necesita enfermeras para que le pasen el instrumental, que él es muy ordenadito y que los anestesistas tampoco los precisa, que tiene un método de hipnosis aprendido en Burundi que es genial y que…

Yo, la verdad, ante la eventualidad de tener un megahiperpatacrack así y que alguien diga «que venga»… no lo entiendo, de verdad que no lo entiendo por mucho que lo intento, no lo entiendo; claro que si dice: «que venga, que venga… », ¡¡ ah !!, entonces, eso… eso ya es otra cosa ¿no?

UNA GRAN PERIODISTA Y NUEVAMENTE GRACIAS
Siempre es satisfactorio que los colegas triunfen, como el caso de Beatriz Alvariño, que ha sido fichada por la firma de ropa Do Rego & Novoa, seguro que no se arrepentirán. Por otra parte, no puedo menos que agradecer a otra librería, en este caso Maside, de La Coruña, que da a conocer los cuentos de Rodribico, poniendo en sus escaparates los cuentos

Esos países que nos leen

Lunes, mayo 30th, 2011

Esto de Internet, de la Red, de la Blogosfera, del tuenti, twitter y no sé cuantas cosas más es flipante, desconcertante, fascinante y asoballante. Si hace unos días me quedé traspuesto y cuasielectrocutado cuando me enteré que el blog se traducía en la Universidad de Kentucky y que a los alumnos se les enseña como ejemplo de construir un género literario como es el artículo; ahora… otra sorpresa, que como esto siga así me veo recostado en una lápida pero ya. Tío, que son muchas cosas juntas las que me están pasando y uno tiene un corazón normal, que como siga así me va a dar un pallá.

Sigamos, que estoy vivo aún. El caso es que desde que en el periódico tenemos una nueva forma de comprobar las estadísticas, esto es el no va más. Ahora en el ordenador puedes entrar en una pantalla en la que ves todo el mundo y, pasando el cursor por encima de cada país, sabes el tanto por ciento de la gente que te lee.

Pues bueno, ya ves, se me ocurre pasar por los emiratos árabes, que ya me dirás tú qué se me perdió ahí porque realmente iba a ir a Vigo pero me despisté (por cierto un viaje muy pero que muy cómodo, unos 4 segundos, que yo no sé en que va la gente que dice que tardas horas y horas… allá ellos) y me encuentro que en Sharjah, uno de los emiratos, un 0,1% de las entradas en la bitácora son de allí.

Y fue ver ese 0,1% y a la mente me vinieron los petrodólares, la gasofa que echo en el coche y descubro que en la capital, Sarja, hay anualmente una cumbre mundial de editores, con lo cual ya le mandé en un volado la información a mi editora para los cuentos de Rodribico, que si es preciso le pongo un turbante al pajaruelo y como si hay que hacer que huela a queroseno, vamos, lo que sea.

Total, que el ciudadano de Sharjah que me/nos lee, porque el 0,1%, supongo que será eso, uno y solamente uno, no estaría mal que me invitara a pasar unos días al Golfo, cosa que hace tiempo que no practico, y te lo prometo que no pienso molestar ya que yo solo gasto lo de siempre, como un utilitario de baja gama, un huevo frito y cacho pan a los cien.

Pero estaba yo en esto de los países cuando pensé en ti, ya ves, en las oraciones no, pero de la sesera soy incapaz de quitarte. Y me dije otra vez ¿por qué no jugamos a ver la idea que tenemos de las naciones adonde llega el blog y, si tenemos suerte, ellos nos contestan a ver si lo que creemos se ajusta a la realidad o nos dan una visión distinta?, ¿te parece?. Oye, que tampoco hay que hacer un tratado de cada sitio, que con unas palabras vale. Y no te enrolles con: «Una vez fui a Luxemburgo y había… », plasta más que plasta, unas palabras y ya está, que sí que en Luxemburgo había de todo y hasta sobrabas tú, pero no te lo dijeron, que en Europa son mu educados.

¿Empezamos? Sí, pero ante de comenzar que quede claro que son ideas preconcebidas, que seguro que son tópicos y que nada mejor que nos contesten, que no queremos perder amigos, que se empieza por «un creo… » y terminas en un «adiós» o un que «te den». Lo dicho, simplemente tópicos ¿vale?, que nadie se rebote, que nosotros con el bacalao que tenemos en España ya vamos servidos.

Vamos a ver, Portugal: Gente agradable; sencilla como los gallegos, emigrantes y un país caro. Francia; Muy refinados, demasiado, todo muy perfecto, muy ordenado, y como que no nos tragan. Alemania: Mucha seriedad en el trabajo, poderosos económicamente, nos amargan la vida con sus exigencias monetarias y no se ríen nada de nada. Italia: un cirio que no veas, una melé, un desmadre de gobierno, un desastre y la gente apasionada. Bueno, de vez en cuando también algún tiro suelto de la Mafia. Holanda: Tulipanes y la selección de fútbol. Noruega: Un frío que no veas, casitas de madera, todos en su vivienda sin salir y hay más esquiadores que peatones. Grecia: islas preciosas, un lío para ir de unas a otras y la gente… desconocida. Polonia: Un país pobre, triste y frío. Reino Unido: A ver si nos dan el peñón de una vez, gente seria, impávida. Rumanía: Pobreza y bastante delincuencia. Suiza: El condenado rollo ese del reloj y paraísos fiscal. Una mafia organizada y todos muy callados. Chequia: Ni idea. Rusia. Vodka, frío, mafia, pobreza, monumentos preciosos. Letonia: Ni flores. Hungría: Zíngaros. Finlandia: móviles Nokia y un sito que está muy pero que muy lejos y mucho frío. Marruecos: Alegría, semipobreza, dictadura.

Sigamos: China: esclavitud, trabajo, trabajo y más trabajo. Tailandia: masajes, prostitución. India: País emergente y con futuro. Gente agradable, simpática. Australia: Un país donde se puede uno labrarse el futuro, muchos veleros y alto nivel de vida. Japón. Maquinitas y más maquinitas digitales. Muy trabajadores, alegres pero con cara de inocentes. Nigeria: Calor, alegría dentro de la pobreza, tribus. Estados Unidos. Poderío tecnológico y económico, incultura, metiéndose siempre en todo los fregaos y un hombre que se llama Obama que puede hacer mucho por el país. México, juerga, poco trabajadores y mucha delincuencia. Miedo a ir de vacaciones allí.

Más: Guatemala: Nada, la broma esa tonta de guatapeor. Costa Rica: El único país que no tiene Ejército, debe ser tranquilo. Colombia: Narcotráfico. Venezuela: Un país rico que ha ido a peor y adonde emigraron muchos gallegos. Un presidente , Chaves, tocado del ala, pero muy tocado. Ecuador: Por ahí pasa el ecuador, pero si me invitan también paso yo. Perú. Música y montañas. Bolivia: Una desconocida. Brasil. Playas, chicas, fútbol y delincuencia. Chile: Todo el mundo habla de la dictadura. Argentina: Habla que te habla de psicología.

Bueno así veo yo, en pinceladas, estos países ¿y tú? Y especialmente tú que vives en ellos ¿nos puede aclarar estas ideas?. Gracias.

Mou, más que un club… el club

Domingo, mayo 1st, 2011

Yo sé que este artículo va a causar polémica; vamos, no va a causar polémica ahora un artículo sobre el fútbol si hasta cuando en un partido hay un fuera de banda no se pegan de milagro los de la Cruz Roja… joé, sería el primer caso de la historia del balompié en el que todos estuvieran de acuerdo; pero , que no pasa , que ya pongo yo la cara para recibirlas todas, que uno es así de suicida.

¿Sabes eso de lo de la otra mejilla, no? pues yo pongo la mejilla, el intercostal, los abductores, los meniscos, los gemelos, los trillizos… todo el cuerpo técnico y el alma si hace falta para recibirlas. ¿Y cuál es la cuestión por la que espero que me zurren a base de bien y que terminen identificando lo que quede de mí con la prueba del carbono 14? Pues que me cae bien Mourinho; sí, el entrenador del Real Madrid, el del fútbol, el tío ese que tiene cara de niño y que cuando dice una cosa en España hasta llega el eco a la tribu Gulungugú, en la zona nororiental del Senegal. ¿Y qué quieres que le haga? me cae bien y no lo puedo remediar… ya ves, bo. También a tí te cae bien tu cuñado y yo no digo nada… y mira que es… que lo sabemos todos, que es un plasta, un sabelotodo, que cuando se reúne la familia… bueno, nos conocemos.

A mí este tipo la verdad que ni idea si sabe o no de tácticas en el campo en plan que si poniendo aquí un defensa y el lateral allí, que si juega con un pivote o un trivote o que si sacando en la segunda parte a menganito como interior… yo lo que sé es que no he visto tío tan majo desde hace tiempo; y lo digo en serio, a mí este me cae bien y cada vez que habla yo noto cómo se ríe por dentro mientras al resto del personal le entra unos rebotes, pero unos rebotes tela…

Yo me imagino que Mourinho se levanta por la mañana, se reúne con sus asesores, y como recién llegado que es al fútbol español, mientras se toma un café con leche pregunta: «¿Oi, quis iso do Reiño Navarra, onde istá?». Y tras explicarle que el equipo que juega allí es el Osasuna, ¡¡¡ pues a rajar hombre, a rajar !!!, a mosquear al Osasuna y a todo el Reino excepto al rey, que por ahora no tienen.

Entonces Mourinho, con los informes previos, llega a la rueda de prensa y en voz bajita, con los ojos abiertos, sin pestañear, como extrañado, como si se acabara de levantar, suelta algo así como: «¿Losasuna? un bo equipo, moi bo. ¿O intrenator?, moi intindidu, moi intendidu, sabe moitu e máis cando un día gañe». Y aquí, con «el cando un día gañe»  se monta la del PP es PSOE.

Y éste es el arte de este tío. Ni grita, ni vocifera, ni se enfada, ni levanta la voz (yo sí, porque La Voz es mi periódico), sino que lo hace como si fuera un niño pequeño, un chavalín, con pocas palabras, como confesándose, como si se le escaparan, como en susurros y todos los plumillas y no plumillas al trapo. Vamos, hasta estoy convencido que prefiere cabrear a Guardiola (que era el que le faltaba) que ganar 5 copas seguidas de la Champions… fijo, pero más que fijo.

Pues esto lo consigue Mou con una traquilidad pasmosa y le da lo mismo esperar una semana que ocho meses y estoy seguro que cada día que se levanta dice: «¿Ois, cando hay que falar outra ves do Pep, do Guardiola, era hoxe u mañán?», para añadir «pois si e mañán, entón ¿quen toca agora?». Y es que a él le da lo mismo el Osasuna que el Málaga, la Real que el Almería o el Levante… vamos, yo hasta estoy convencido que le da lo mismo el fútbol que el baloncesto, el hockey que el balonvolea… con tal de rajar y mosquear al personal… un crack total, vamos, que eso de más que un club a él le queda pequeño; él es eso… el club.

LA ESCRITORA ELENA GALLEGO ABAD PUBLICA UN NUEVO LIBRO

Una amiga del blog, la escritora Elena Gallego Abad, acaba de publicar el segundo volumen de su trilogía Dragal, que lleva como título A metamorfose do dragón. La novela, que puede encontrarse ya en todas las librerías gallegas será presentado el 4 de mayo en Cangas de Morrazo. La trilogía (el primer libro se titula Dragal a herdanza do dragón) trata la historia del último dragón gallego y su posterior reencarnación en un joven del siglo XXI. Una bonita historia de aventuras que tendrá su final con el tercer volumen, que ya está escribiendo nuestra amiga Elena Gallego Abad y a la que deseamos un gran éxito

Viva España, viva la Roja, viva mi país, mi vida es sentimiento, ideas… en blanco

Lunes, julio 12th, 2010

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando el portero de fútbol es…

Miércoles, junio 16th, 2010

Esto del fútbol y las nacionalidades tiene su aquél. Por ejemplo, a mi mujer, que para quien no lo sepa es de la tribu sioux, de Estados Unidos, esto del fútbol europeo como que le queda muy lejos, vamos…. lejísimo, más de lo que te imaginas, y le queda tanto que hace unos días viendo un partido de fútbol del Mundial (Usa-Inglaterra), ante una parada más o menos espectacular de un portero lanzándose por el aire para despejar el balón dijo sobre el guardameta, saliéndole del alma: «¡¡¡ Parece Superman !!!».

¿Superman?, y te lo juro que me quedé mirándola de reojo como diciendo: «¿Pero qué cree que está viendo, los Mundiales de Sudáfrica o Disney Channel?».

¿Superman, Superman? Y al poco rato, después de que un defensa levantara el pie hasta la cabeza de un delantero que a poco se la vuela y se la envía directamente al hotel de concentración, dijo ensimismada: «¿Y eso se puede hacer?». Y la volví a mirar pensando: «Joé, cómo se va a poder hacer…. ¿Pero es que hay en el mundo mundial algún deporte en el que puedas dar una patada a un tipo en toda la cachola, en la sesera, y casi destrozársela; pero es que hay algún lugar del mundo donde, aunque sea un simple jueguecillo, que puedas meter a un contrario todo el pie en la boca, lo dejes sin dientes y sea normal?».

Y así seguíamos viendo, creo que fútbol, entre gritos de «¡¡¡ go, go, go, go !!!» (¡¡¡ vamos, vamos, vamos !!!) y «come on baby, come on baby» (¡¡¡ vamos chico, vamos chico !!!) cuando en medio de un lance del juego dice con esa candidez que solo tienen quienes lo desconocen todo, pero todo de todo y a ti te ponen de los nervios: «¿Quién es que el que multa?». «El que qué….», dije ya no de reojo, sino con síntomas de estrabismo agudo y principios de encefalea. «El que multa, ese….».

Y entonces descubrí que el que multa, que «ese», «ese» es el árbitro; y ya estaba yo en ese punto de la vida en la que todo parece insuperable, que no podía haber más, que era imposible, cuando dijo tras oír cientos de veces al locutor: «delantero, portero, cancerbero…». ¿Y quién es el larguero? Y ahí, de verdad, que me autosaqué una tarjeta roja mental y me autoexcluí, me autoexpulsé, pero te le juro que estoy autoexpulsado y autoexcluido hasta la final del campeonato. ¿Ver un partido en mi casa….?, imposible y ni quiero, ni aunque me lo pida Batman.

Mi casa sí que es la Mundial

Viernes, junio 11th, 2010

(Así se vive el fútbol en una casa en la que hay tres nacionalidades)

Todos tan tranquilos viviendo en la aldea sin alteraciones y llega el Mundial de Fútbol y mi casa, con mi mujer sioux, de Ohio; Noé, francés; Christopher Cameron francoamericano y yo pues español, más que una familia parece la antesala de la Guerra Civil, cada uno sacando pecho de su país, a punto de construir cada uno su trinchera y mirándonos de reojo.

Y más que de reojo porque, vamos a ver: ¿Hay en España alguna casa en la que no se quiera que gane nuestra selección o incluso un ático?, ¿que no?. Pues sí, la hay, que si la hay, y justo va a ser la mía. ¿Cuántas casas hay en España, 100.000, quizás un millón, dos, diez millones?. Pues si hay diez millones hay 9.999.999 en las que puedes ver el mundial feliz y sola una, pero una sola en la que no, en la que todos quieren que gane otro menos España: La mía, mi casa, como ET, pero en balón, mi casa.

Pero es que además, es que es querer ganar por ganar sin tener ni idea porque la sioux, por ejemplo, un día estaba viendo un partido y creía que había once árbitros porque los jugadores (que eran del Atlético de Madrid) iban con la camiseta a rayas, como los colegiados del fútbol americano. Pues sin tener ni idea quiere que gane Estados Unidos, vamos que como si Estados Unidos por ser una potencia mundial lo tuviera que ganar todo, hasta la carrera de sacos.

Y yo entiendo la pasión, el entusiasmo y hasta el delirio, pero hasta cierto punto porque, ¿tú crees que a mí me importaría que España ganara un Campeonato del Mundo de Críquet… ?, pues no, me va a importar ahora a mí el críquet, venga hombre, como si somos campeones de curling… sí, la piedrecita esa que se desliza sobre el hielo y unos imbéciles van limpiando delante de ella con unos cepillos para que llegue a una diana, que bien podrían venir un día a darle un poco de lustre a esta casa y hacer algo útil, que ya pongo yo las bayetas, va a ser ahora por bayetas….

Y claro, es que además es tal la afición que hay en mi casa por el fútbol que, Christopher, el francoamericano, aún no sabe muy bien si quiere que gane Estados Unidos o Francia (España no, claro) y por último, para enloquecer, para comprender lo que pasa en mi casa con el balompié está Noé, que es del Real Madrid y del Barcelona. Y mira que le digo que eso no puede ser, que se es del Real Madrid o del Barcelona, pero que del Real Madrid y el Barcelona a la vez…. Pues no, y su respuesta es «¡¡¡¡ qué más da… !!!!».

Y es tal la afición y el conocimiento que tienen del fútbol que hoy dice Noe al ver la tele así, a bote pronto: «¿Quién gana?». ¡¡¡ Cómo que quien gana…. !!!, ¡¡¡ si es la ceremonia de inauguración…. !!!. Te lo juro que menos mal que esto del Mundial es cada cuatro años que sino… ¿Y a esto le llaman la fiesta del fútbol que une los pueblos, las naciones?. Anda, pásate por mi casa y verás. Fiesta sí, pero un mosqueo…

Cristiano Ronaldo, la aldea y Manolo

Miércoles, julio 8th, 2009

La verdad que no puedo negar que tengo amigos simpáticos, que rozan la genialidad aunque más bien siempre el surrealismo, y esto que os voy a contar acaba de pasar hace menos de media hora (son las 21.30 del 10 de julio de 2009).

Me encontraba ahora mismo en casa, en la aldea, cuando llamaron a la puerta. Bueno, para los que no están muy habituados al campo explicaré que en las aldeas se llama de una forma peculiar, que más bien parece que te van a desalojar los antidisturbios o entrar los Geos. Lo cierto es que (y este es un pensamiento al margen del asunto) nunca me imaginé que la madera fuera tan dura. Pues eso, el caso es que llegó uno de mis 11 vecinos, Manolo Vázquez Domínguez, de profesión ex maderero y agricultor a tiempo parcial, la verdad que a tiempo muy parcial.

¿Cómo es Manolo?. Pues difícil definirlo; es un hombre de campo, muy de campo,exactamente del Camp Nou. Y como aficionado al deporte que es, estábamos hablando de fútbol y en un momento de la conversación le digo: «Mira que habrá paro en España como para que a la presentación de Cristiano Ronaldo hayan ido 75.000 personas». Y él, que es muy campechano, va y me responde tratando de equiparar el mérito de las personas .«¿Y qué hizo?, nada», para luego añadir como si tal cosa. «En cambio, el que fue a la luna, cuando llegó allí no había nadie».

¿España-USA?, ¡¡¡¡ pero por qué !!!!

Domingo, junio 28th, 2009

¿Cuántas son las posibilidades de que España juegue un partido oficial de fútbol contra Estados Unidos en el que uno de los dos tiene que quedar eliminado?, ¿una entre cien millones…. dos? ¿Y que seas gallego y que justo esa circunstancia futbolera coincida con que estás casado con una norteamericana?. ¿Una entre mil millones, cuatro?.

Pues quizás aún más porque como me explica muy buen mi amigo y compañero Pablo Gómez Cundíns, que está en la sección de Deportes de La Voz de Galicia, «son de continentes distintos y, salvo un mundial o un campeonato de Confederaciones, no es posible», para añadir con ironía, «así que no te preocupes más». Pues pabliño, no me preocuparé más, pero me tocó. Y como me tocó pues vi el partido entre España y Estados Unidos creyendo que más que en una aldea de Galicia estaba en Oklahoma o en Aiowa, oyendo a todo momento «¡¡go, go, go, go…!!!» (¡¡¡ vamos, vamos, vamos !!!), «show me the colors» (que es algo así como «por tu bandera, por tu país») «¡¡¡ come on baby, come on baby !!!» (¡¡¡ vamos chico, vamos chico !!!). Si mi padre, que era de Castilla y no conoció a mi mujer, levantara la cabeza……….

Pero si sabrán poco o nada de fútbol en el país de los cohetes, que en una ocasión estábamos en un bar y jugaba no sé qué equipo contra otro cuya camiseta llevaba rayas verticales y al verlos mi mujer dijo: «¿Por qué hay tantos árbitros?». «¿Arbitros?», pensé. Y entonces comprendí que pensaba que eran los colegiados porque en el fútbol americano, aunque llevan pantalones hasta la pantorrilla, la camiseta es de rayas verticales negras y blancas.

Claro que el día del partido entre Estados Unidos y España reaccioné tarde, porque es tal el desconocimiento que tienen de lo que ellos llaman soccer, que cuando acabó el encuentro y los del banquillo invadieron el campo, me preguntó: «¿Qué pasa?», «pues qué acabó el partido», contesté, y entonces se puso a bailar como lo hacen los jugadores de fútbol americano tras hacer thas down, con ese swim tan particular y bello, porque una cosa no quita la otra. Sí, me faltaron reflejos, porque si espabilara le hubiera dicho que no se acabó, que es el descanso, que hay una tercera parte que se juega en septiembre y si cuela…. pues cuela. Y tras el fútbol empezamos a hablar de los deportes, que si en baloncesto España y Estados Unidos, que si esto y lo otro y al final me quedó una duda y pensé que estos tíos deben ser un poco torpes. Bastante torpes porque cómo es posible que en un país, que está armado hasta los dientes y son 300 millones, no tienen un campeón del mundo de tiro al plato. De verdad que no lo entiendo, o quizás sí, porque es al plato, que si no…..