La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘campo’

Vas a comparar a mis vecinos con el Adriá ese

Sábado, abril 28th, 2012

GRACIAS POR VUESTRO APOYO. NO LO OLVIDARÉ. TODO ME VA GENIAL Y… SEGUIMOS PARA BINGO 😉

Adriá, el filósofo ese de la patata, comparado a mis vecinos es un colgao. Mientras él se dedica a hacer chorradas con cientos de condimentos y no sé cuantas materias primas, mis vecinos lo tienen claro: Callos y churrasco y de ahí no hay quien los mueva; pero esto de los callos y el churrasco es más complicado de lo que a simple vista puede parecer, porque no es hacer callos o churrasco así porque sí… sí hombre… hay que hacer justo, pero justo justo aquéllos callos y aquél churrasco con aquél sabor y no otro, y en esto, si te contara… hay unas discusiones que no veas.

Unos que si hay que cubrirlos totalmente con agua; otros que no es necesario, que si dos hojas de laurel, que con una vale; otro que no se precisa laurel, que si un ajito, que no, que mejor dos y tal vez tres… que tres cuartos de picante, que 10 gramos de…

Tú sabes eso del Masters de Augusta, cuando el golfista se agacha como si estuviera en un cuarto de baño de pedales para saber si tira por allí o por allá para embocar la bola; bueno, pues mira: qué habré tomado yo en estos años que vivo en la aldea… 7.000, 8.429 churrascadas, tal vez 11.000… pues no conozco una, pero ni una en la que no haya alguien que agache para ver la altura a la que está la carne del fuego, como si aquello fuera el hoyo 17 de St. Andrews (pero sin chaquetilla verde) para poner la parrilla que si un poco más alta, que si un poco más baja, que si más brasa, que si menos… y además, cuando esto se hace, ni que en vez de una churrascada estuviéramos haciendo un cóctel molotov, porque es mover la parrilla y decir: «¡¡¡ Separaros, separaros !!!!», como si fuera a estallar.

Mira, he visto tantas dudas de dónde poner la condenada parrilla que en más de una ocasión he estado a punto de llamar a mi buenos amigos arquitectos José Manuel López Mihura, Leopoldo Uría Herrero o al diseñador Manuel Agrafojo y pedirles pero ya una regla y un cartabón para medir la altura o que me hagan a escala 1: 1.500 o 1: 18.000 un plano en sección de la condenada parrilla y que me calculen a qué altura pongo la carne.

Pero en esto del comer en la aldea (como ocurrió ayer), los dime y diretes en la preparación se acaban de una forma inmediata cuando alguien dice: «¿Y el vino?». Y entonces ahí, ni parrilla ni laurel ni ná, la siguiente pregunta es «¿y cuántas botellas hay?» Y da lo mismo si es Rioja, si es a granel, si es vino de casa, de chalé o de cartón, mientras haya botellas como si es alcohol del 90 y hasta creo que si ponen Betadine, pues que se lo beben como si fuera Baylis.

Y entonces sí que se acaban los problemas; es decir que si hay vino de sobra y ya da lo mismo los callos o el churrasco, todos dicen que «está perfecto», que sabe genial y da lo mismo esté como esté.

Que está salado… un trago de tintorro, mucho más salado… pues dos; que se quemó una chuleta… pues ya puede estar una parte carbonizada, calcinada, achicharrada, que siempre habrá uno que saque de navaja y rascando en ella diga: «ná, esto se hace así y está buenísima». Y oye, alucinante, todos asienten convencidos, con un compañerismo… y esto sí que es una filosofía del comer y no como el otro, el papón ese de la patata, el Adriá

La fusión de pueblos tiene su punto

Miércoles, marzo 21st, 2012

(La fusión de los ayuntamientos de Oza de los Ríos y Cesuras y otras cosas)

Vamos a ver, para quien no lo sepa, Oza de los Ríos (La Coruña), el pueblo del que depende mi aldea se va a fusionar con el colindante, que es Cesuras: en total unos 6.000 habitantes. ¿Esto es bueno?, pues creo que es genial. La villa, al tener más población, recibirá más ayudas de  la Xunta de Galicia (ese sitio donde ellos disfrutan, nosotros pagamos y entonces ellos se xuntan); se racionalizarán mejor los servicios y, lo que es más importante, esto no afectará al ecosistema, entendiendo por tal la vaca marela, la pinta, unas mil gallinas que habrá en la zona, algún borriquillo, que también lo hay, y yo, que cada vez me siento más integrado, formando parte del paisaje cuando no duermo la siesta; o sea nunca. Y todo ello gracias al alcalde de Oza, Pablo González,  y al de Cesuras, Julián Lucas.

¿Alguna crítica?, pues dicen que para tal trascendente decisión, en la que casi todos están de acuerdo en el fondo, falló la forma porque no se hizo una consulta popular. Vale, que sí, que la verdad sería mejor hacerla, pero vamos a ver neniño, ¡¡¡ espabila ho !!!!… que somos españoles, que nos conocemos todos y esto no es tan sencillo.

Esto de la fusión es como un matrimonio; espera, no escapes, que solo es un artículo… Imagínate que tienes una novia y el primer día que la conoces se la presentas no a tus padres, sino a toda la familia, pero a toda. Pues a la pobrecilla solo le faltaría que la pusieran en una tarima y como en el siglo XIX  que le miraran los dientes para que al final oyeras «pues la veo yo… es que me da… », «es que yo la miro y no sé qué tiene en los ojos, tiene un algo ummm… », «la pena es que se manca», «es maja pero si no tuviera ese muñón… ». Vamos, que se hace así y no hay dios que se case en este país porque… «¿Pero quién dice que le falta una pierna, que tiene un muñón?», «¿¿¡¡¡ manca !!!?, ¿¡¡¡ pero de dónde quitáis que es manca !!!?», «pero joé, ¿¡¡¡ qué es lo que habéis visto por Diosssss !!!?, ¿¡¡¡ qué es lo que habéis vistooooooo !!!?», ¿¡¡¡ pero abuela, desde cuando os drogaiiiiiissssss, desde cuandoooooo !!!?».

Por eso esta decisión de unión, pese a no ser consultada, me parece bien  porque las ventajas son tan obvias… y es que además esta fusión va a ser mucho, cuasierótica diría yo porque al haber dos piscinas, una será para el verano y la otra para el invierno y además no va hacer falta que se cubra porque me huele que solo se utilizarán las duchas.

Y es que cuando los manantiales se sequen… te voy a centrar que yú eres de urbi et orbi. Tú que vives en la ciudad, imagínate que tu piso es el único del edificio que tiene agua; pues bueno, los primeros días nada, pero cuando veas a tus vecinos que rozan la infección que no sabes ya si tienen piel o cuero o si es una herida o una costra… pues a turnos todos a tu casa a pegarse un baño. Pues eso es lo que ocurrirá aquí cuando no haya agua, todo a ducharse a la piscina. «Hombre, no te reconocía, como nunca te vi en pelota picada… » «cajoenrós, que me olvidé el champú, me dejas… », «pero qué bestia, si esto es detergente… ».

Y luego, tal como somos… pues que alguien se olvida una toalla… pues la vas a devolver y como mínimo  escucharás «pues quédate a comer» y te quedas; «y quédate a dormir» y duermes; «pues que venga tu familia y pasáis el fin de semana», y viene, y… «oye, no os vais a ir, que hace un mes que estáis aquí… », y te vas. Y esto va a unir, a crear unos lazos de amistad y confianza…

Yo soy Pablo González, el alcalde de Oza, y Julián Lucas,  el de Cesuras, y lo primero hago cuando oficialmente se formalice esta unión es organizar una macrofiesta a la gallega, a saber: una cisterna de vino tinto, otra de vino blanco otra de fanta para lo peques y 7.000.000 kilos de churrasco. Y cuando ya todo el personal esté pedal y se vaya a casa…  aquí esta la clave de todo; ni consultas ni bobadas, un apagón eléctrico de mil bemoles durante toda la noche y vamos, tenemos aquí a los nueve meses en Oza-Cesuras un baby boom que  me río yo de la repoblación forestal. Es que ni agua para bautizos va a quedar, lo veo venir, pero con patucos, claro.

Y parecía una simple ferretería…. ya

Miércoles, febrero 29th, 2012

(Cosas que pasan y puende pasar en cualquier pueblo)

Ni subida de impuestos, ni prima de riesgo, ni la reunión esa de Davos (Suiza) para ver qué se hace con la Economía, que mejor no pensarlo. El asunto que nos trae a todos de cabeza en el pueblo desde hace ya varias semanas es la nueva ferretería. Ya ves, una cosa tan sencilla como una ferretería; sí, donde venden clavitos, y todos desquiciados porque…

Vamos a ver; yo comprendo que en una ciudad abran una ferretería… pues no tiene importancia, vamos como si la cierran, arde o se inmola el propietario, nos vamos a preocupar ahora por eso… bo, pero aquí… aquí es otro asunto, pero precisamente el asunto no es la ferretería en sí, sino de quién es el establecimiento.

Así que durante días no ha habido más que habladurías y habladurías hasta que una voz autorizada (autorizada porque gritó más que ninguna otra, obviamente, pero que todos la aceptamos como autorizada) no dejó lugar a dudas. «Quien está en el mostrador es familiar de uno que es de la Guardia Civil de Tráfico», y esto es… ni te lo imaginas.

El grado de consanguinidad no está claro, más bien difuso, pero que muy difuso, porque entras en un bar, sacas el tema, y entre grito y grito, entre «¡¡¡que va ho !!!», entre «¡¡¡ cala home cala !!!» y «¡¡¡ que dis home que dis !!!»… si es la esposa, la prima o la suegra, creo que nunca se sabrá, pero que el pariente es guardia civil de Tráfico, de eso no hay duda, y con la de comilonas que hay por aquí y con lo que se bebe, que otra cosa no pero darle al tintorro… ser amigo de uno de Tráfico… vamos, ni te cuento.

Así que en el pueblo, de forma callada, soterrada, como quien no quiere la cosa, cada uno tiene su estrategia para contactar con el de la DGT. Ya hay quien ha ido a por chinchetas sin necesitarlas, otros que han ido a preguntar por cualquier herramienta y quienes están esperando a que salga algún empleado para cuando lo vea… placarlo como el fútbol americano y llevarlo por la oreja al bar para invitarlo a algo, a lo que sea, pero invitarlo aunque tenga que abrirle la boca para meterle una cerveza. Da lo mismo, invitado e invitado, que aquí cuando se dice invitado, el asunto es serio.

Pero claro, no todo iban a ser alegrías. Como la gente del pueblo es muy noble hay un problema colectivo que afecta las cociencias y es el siguiente: ¿Se va a dejar de ir a la ferretería de siempre, a la que se ha ido toda la vida?. Y esto de verdad que es un lío. Y es comentarlo… y bueno, es que hay de todo.

«Yo no pienso ir a la nueva», dice uno en el Bar Pedreira, a la vez que añade «no tengo coche, a qué voy a ir… », y como atacando a la yugular otro le contesta apostado en la barra y desde unos 1.500 metros: «¡¡¡ Y tu hijo qué, y tu hijo qué… !!! », que por la forma de cómo lo dice y por la preocupación hasta piensas de quien es el hijo, pero callas, no la vayas a liar más.

Total, que así llevamos varias semanas y me imagino que un día pararan a uno y entonces ese uno bajará del coche y dirá al agente: «Miref feñof agente que foi del guefblo. Fenga, fenga, mire lo que fone ahíf. Farfetería Jofvi.  Miregf, confré un guevo de juchillofs, una refarfaradora, dofs marfillogfs neugmáticofs, cuatro falfalicates… ¿llamagmos a su jonfañero?». Y como el agente no le conteste «Ferogf fief del guefblo no fasfssa nada, no fasfassa nada, vag fasfarrr. Figa afelante, figa falantegf fuen hombregf, figa figa». Pues aún contestando así el de la Benemérita…. veo a más de uno en el trullo.

NACHO DE LA FUENTE, UN AMIGO Y UN CRACK DE LA BLOGOSFERA

Más que actividad tienen mi buen amigo y compañero Nacho de la Fuente. Los próximos días 7 y 8 participará en la isla de San Simón (Pontevedra) en una reunión a la que asistirán los más destacados expertos en redes sociales de España, y unos días después, el 22 y 23, asistirá al II Congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales que se celebrará en Burgos. En fin, que mi amigo Nacho, el que tanto me ha ayudado en esto de la Blogofera,está que no para con su bitácora Lahuelladigital, y yo no paro de alegrarme por él.

En la adea se viaja, pero vaya viajes

Miércoles, febrero 8th, 2012

(Cosas que suceden cuando te vas a vivir al campo)

En la aldea pasan cosas inconcebibles y si las concibes… no le des vuelta tú no eres normal, puedes ser parecido, similar o asimilado a la realidad pero normal… no, ¡¡¡ qué vas a ser normal … !!! mira neniño, no mares y tómate el café.

Hace unos días en la aldea entré en la casa de Maruja; ya sabes, esa buena vecina que cuando habla la oyen en el sureste de Kazajistan; pues bueno, entré y de repente oigo: «¡¡¡ El veñe hoxe de Canarias, veñe hoxe !!!, ¡¡¡ que su padre hace un año viño de Alemania, de Alemaniaaa !!!», repitió Maruja, que hasta me hizo pensar que los alemanes no es que se levanten pronto porque sean trabajadores, sino porque los despierta Maruja, pero bueno esto son cosas que se me ocurren que no las tengo muy claras. Investigaré.

Yo la verdad, he de reconocerlo, no entendía nada de lo que decía Maruja y menos por la mañana, que estoy sopas total hasta las 12, así que seguí callado tratando de averiguar de qué hablaba porque la realidad es que a la aldea, en los últimos 10 años, el único que recuerde que vino fue un conductor que se perdió, y cuando salimos casi todos a indicarle por dónde regresar, el automovilista no nos hizo ni caso y salió escopetado.

Mis vecinos dijeron que era un maleducado; yo la verdad callé, pero tal como salimos todos, a gritos y algunos con aperos de labranza con hachas en la mano, palas, picos y otras arma, no me extraña que se fuera, que estoy seguro que más que pensar que le estábamos señalando por donde tenía que ir, seguro que creyó que los íbamos a linchar; pero bueno, esto es otra historia.

El caso es que Maruja, con un paño en la cabeza y sobre el paño un gorro, que parecía un tuareg, seguía contando: «Quen veñe es Raúl, que non, que non é Jonzalo, que é Raúl, que é o mais novo, o mais noviño, que antes estuvo en Suiza, ¡¡¡¡ en Suizaaaaa !!!!!», gritaba Maruja, que creo que los suizos se despiertan también a la misma hora que los alemanes.

Por momentos, más que la aldea aquello me parecía más un aeropuerto, pero sin maletas, hablando de Argentina, de Suiza, de Alemania… como si fueran vuelos: unos que iban, tros que venían… pero como no veía balizas ni Torre de Control y olía a vaca como que estaba seguro que seguía en la aldea, que si estaba…

De repente, Maruja me habló al oído y fue tal el toinnnnngggggg que sentí que no me fui a Urgencias de milagro, y aún estaba yo con un infinito sonido interior en el oído cuando pregunté entre contento y extrañado: ,«¿Pero quién es el que viene?, ¿quién viene de Canarias?. Y Maruja contestó: «Ti non o coñoces, ven Raúl, ven Raúl». «¿Qué Raúl?», volví a preguntar intrigado. Y entonces Maruja lo dejó meridianamente claro: «Veñe Raúl; bueno Raúl no, suas cenizas, as ceniza, que morreo hoxe». Joé con la aldea, viajar se viaja pero por lo visto, todo de una tacada y así… como que no mola.

PD.- Utilizo un gallego bastante castellanizado para que pueda ser entendido el artículo.

ALGUNA CONFERENCIA, CONTRATADA

Bueno; desde que hace unas semanas La Xunta de Galicia me ha incorporado a un programa de conferencias, ya he concertado dos (250 euros, tampoco es tanto) en otros tantos colegios a los que hablaré de guiones de Radio, Televisión y Teatro, (también prácticas, para que no sean aburridas) además de un coloquio en el que podrán preguntar sobre blogs, cuentos, chistes, Maedios de Comunicación… en fin, que espero que los alumnos se lo pasen bien

Mi ilusión es… ¿y la tuya?

Jueves, noviembre 24th, 2011

Atiende hombre, ¿sabes en lo que estaba pensando?, pues que no hay como vivir de ilusiones, de fantasías, de utopías, porque como vivas la realidad… vamos, vives la realidad y te veo como los indignados. Y claro, indignado en Málaga… pues bien, tiempo soleado, 24 grados, manga corta, morenito… pero en Galicia… en Santiago de Compostela… en la plaza del Obradoiro… empapado en agua y tiritando… pues no.

Lo dicho, no hay como vivir de ilusiones. ¿Y cuál es tu ilusión? ¿qué te gustaría hacer?, ¿un viaje a Egipto, ir a Marte, volver de Marte?. Pues yo tengo una, solo una, y la verdad que es muy barata. Como he plantado una huerta de unos 100 metros cuadrados lo que me encantaría sería tener en medio de ella una silla de árbitro de tenis (ya sabes, de esas tan altas) y desde allí, desde esa altura, con una manguera regarla mientras en la bandejita de la silla pongo una cervecita, unos pinchos, mi tabaco, la cerillas y por mí que arda Europa.

Esa sería una ilusión, cumplir una meta, mi existencia; allí arriba, sin preocuparme de nada y viendo cómo crecen las coles, las fresas, los melones… Que veo un tomate que está que se va a pasar, manguerazo que te crió; un pimiento, igual; que un niño está sucio, embarrado de jugar en el campo… coge jabón chaval que te riego y quedas como nuevo.

Yo consigo una silla así (por cierto que si alguien tiene una que lo diga que voy a por ella) y soy el tipo más feliz del mundo mundial. Y hasta ya puestos, incluso distribuiría la huerta en cuadrantes, como el juego de los barcos, y haría una estrategia de ataque. Que A-4 está un poco seco… chorrillo de agua, que H-6 está demasiado empapado… hombre sé que no es muy normal, pero colillas encendidas que lanzo a la zona y a ver si se seca o, a lo mejor, con un poco de suerte, hasta me nace una pequeña plantación de tabaco.

Y así, con mi silla de árbitro podría pasar un mes, dos o tres, siete años… y además con una tranquilidad infinita, ya que si alguien me interrumpe, yo en mi papel diría: «Silencio por favor, saque al resto». Y tal cual, textual, «al resto», a los que molestan, los saco fuera, que si los saco… Sino hay como vivir de ilusiones, si lo sabré yo; vamos, con decirte que si quieres puedes llamarme Federer…

PREMIO PARA EL BLOGUERO JAVIER SANZ, Y UNA REVISTA EN TENERIFE

Javier Sanz, un crack, con su blog historiasdelahistoria, ha obtenido el primer premio en el certemen certamen convocado por Bitácoras.com, que está considerado como el más importante en legua hispana. La verdad que Javier no sé si se alegrará, supongo que sñí, pero ha obtenido ya tan importantes galardones…. una envida, pero una envida sana. ¡¡¡ Enhorabuena Gran Javier !!!. Por otra parte, El Centro Gallego de Santa Cruz de Tenerife ya ha puesto en la calle su número 4 de la Revista O Noso, que acerca a los gallegos a su tierra

¿Si te sientes inútil?, ven a mi aldea

Domingo, noviembre 13th, 2011

Yo te lo juro que para curarse de complejos no hay como mi aldea, y no porque allí estemos taladrados, que no lo estamos, que lo que estamos es aturdidos, que es distinto, sino porque allí entre mis 11 vecinos… aquello es otra cosa. ¿Te sientes como que no vales para nada, que eres un no eres, un desecho de la vida, como te diría yo… un gusanillo, una miñoca…?, ¡¡¡ pues nada hombre !!!, ven a mi aldea, que sales como nuevo, te lo digo yo.

Por ejemplo, tú tienes unas gafas Ray Ban o, vamos a ponerlo más fácil, unos calzoncillos con florecitas; pues tú en mi aldea eres pionero; sí, pionero, que es decir que eres el primero que ha llegado con ellos, que parece una tontería, pero no. Porque tú ya puedes presumir de haber enseñado a mis vecinos, al Ser Humano, con lo trascendente que es eso, lo que son unas Ray Ban o cuando los cuelgas del tendal los calzoncillos con florecillas y eso te enorgullece, te hace sentir alguien importante y es como una terapia de choque para quien se siente mal.

Yo cuando instalé Internet y me di cuenta que era eso, el primero, el único en el mundo que había puesto tan avanzada tecnología en mi aldea, ese día fue especial, muy especial. Miraba al infinito como buscando un algo, observaba las casas de mis vecinos, las puertas, las manillas, las flores, la hojarasca… pensaba en la existencia del ser humano, en lo divino, en el más allá y en el más acá y me decía en un silencio total:: «Dios, gracias Señor, gracias, soy el primero, soy pionero» y fue tal la felicidad que incluso creo que no oí a Maruja cuando al verme me dijo: «¡¡¡¡¡¡ Jisandeeeeee !!!!!», aun que sí cuando añadió «¡¡¡¡¡ queres facer casooooo oh»; pero no importaba, estaba tan ensimismado….

Pero a lo que iba, porque ser pionero es de alguna manera ser protagonista, pasar a formar parte de la Historia, aunque sea de una aldea, pero de la Historia, y cuando pasen los años y más años y alguien un día diga, por ejemplo: «¿Recordáis quién fue le primero que trajo un bolígrafo Bic de cuatro colores?», yo sé que todos dirán a una y con un grito no exento de emoción y éxtasis: «¡¡¡ Guisande !!!», y eso… eso emociona.

Y a ti te puede pasar lo mismo. Que te apellidas Fernández… pues nada, cuando pasen los años y alguien pregunte: ¿Quién trajo por primera vez a la aldea unas katiuskas con elefantitos rojos?, todos dirán: «¡¡¡ Fernández !!!, ¡¡¡ Fernández !!!». Y esto lo mismo vale para un Fandiño que para un Álvarez, para un Guitérrez que para un Loureiro o un García.

De verdad, si compromiso, si te encuentras mal, no lo dudes, ven a mi aldea y seguro que eres pionero, que te encontrarás mejor, seguro que… «¡¡¡¡¡ Jisandeeeeeeeeeeeeee, pero cómo se che ocurre pitar as patacas oh !!!!!!!». ¡¡¡ Señor, qué éxtasis !!!, otra vez pionero y sin darme cuenta, sino es por Maruja…

Los futbolistas, unos cínicos

Domingo, octubre 16th, 2011

Después de esos tipejos que son lo políticos y esos pseudoanalistas que ahora dicen que la crisis del ladrillo «se veía venir» (si hombre, pa ladrillo sí que estás tú hecho), los más cínicos son los futbolistas.

Yo comprendo que todo el día utilizando los pies… pues que te olvidas de la cabeza, del cerebro, y si aún encima cuando la usas es para darle un castañazo a un balón de cuero que pesa 400 gramos, casi medio kilo, que va a unos 30 kilómetros a la hora… pues supongo que la materia gris origina una especie de tsunami interior difícil de controlar y que eso… pues afecta y sino afecta, pues peor, que a ver qué tienes ahí dentro en la mollera para que no notes ese golpetazo con el esférico, que a mi ya solo ajustar un sombrero hasta me duele la sien.

Y es que lo de los futbolistas es mucho. Que a un delantero, pongamos por caso Alvarito Touriño, lo entrevisten y le digan que van a fichar para su puesto a un crack megacrack, que mientras él mete 15 goles por temporada el fenómeno hace 300 y que diga: «Que venga, que será bien recibido y ayudará al equipo… », no lo entiendo.

O a Alvaritiño le falta un hervor o remata demasiado de cabeza, porque a mí me dicen en el periódico que a mi sección va a venir un tipo que lo que yo hago en dos días él lo hace en 5,34 segundos, que además hasta le da tiempo a limpiar las ventanas del diario, engrasar la rotativa y pregunta para qué valen los días festivos… y lo primero que hago es pensar en tres posibilidades. 1- Lo enveneno. 2- lo enveneno y 3-, lo enveneno; bueno, hay una más 4- me enveneno y acabo ya con todo, pero el mega ese va primero como me llamo Fernández.

Es que tú imagínate que eres cirujano cardiovascular y que fichan para el hospital a un tío que dice no es necesario cinco salas de operaciones, que con una llega y que bien colocaditos los pacientes interviene a cinco o seis a la vez en plan simultáneas de ajedrez; que no necesita enfermeras para que le pasen el instrumental, que él es muy ordenadito y que los anestesistas tampoco los precisa, que tiene un método de hipnosis aprendido en Burundi que es genial y que…

Yo, la verdad, ante la eventualidad de tener un megahiperpatacrack así y que alguien diga «que venga»… no lo entiendo, de verdad que no lo entiendo por mucho que lo intento, no lo entiendo; claro que si dice: «que venga, que venga… », ¡¡ ah !!, entonces, eso… eso ya es otra cosa ¿no?

UNA GRAN PERIODISTA Y NUEVAMENTE GRACIAS
Siempre es satisfactorio que los colegas triunfen, como el caso de Beatriz Alvariño, que ha sido fichada por la firma de ropa Do Rego & Novoa, seguro que no se arrepentirán. Por otra parte, no puedo menos que agradecer a otra librería, en este caso Maside, de La Coruña, que da a conocer los cuentos de Rodribico, poniendo en sus escaparates los cuentos

¿Por qué en la ciudad la gente no habla?

Miércoles, octubre 12th, 2011

Esto de vivir en una aldea, adonde me retiré haces dos años después de hartarme de buscar aparcamiento en la ciudad tiene su aquél. Y es que cuando vuelves a la urbe et orbi después de mucho tiempo alucinas tanto que las líneas de los pasos de peatones y no sé cuantas otras que hay en el asfalto, más que señales de tráfico te parecen los dibujos del desierto peruano ese… ya sabes, el colibrí, la araña, el mono… que nadie sabe para que están pero yo sí, para fotografiarlos.

Y es entonces cuando te das cuenta que ya perteneces al mundo del rural; al mundo de la bestia y del vegetal, de la marela y el grelo, de la yegua y el riejo, que tela con el riejo cuando hay que hacerlo a sacho, que quedas deslomao.

¿Y cómo te das cuenta que ya estás en otra dimensión existencial?, ¿cómo sabes que lo tuyo ya no es esperar al animal de cuatro ruedas en la parada mirándose los caretos unos a los otros con disimulo?, ¿quizás porque cuando vas un día a la ciudad te das cuenta que para aparcar haces unas 1.500 maniobras… porque en la aldea lo dejas así, a granel, en cualquier sitio?, pues no. ¿Entonces, por qué, por qué sabes que ya no perteneces al mundo urbano?, pues porque hablas. Sí, como te lo cuento, porque hablas. Algo tan normal como hablar, en la ciudad resulta extraño, raro y hasta intrigante; vamos, que eres un excéntrico.

Tú entras en un bar en el pueblo y vamos, no tienes que decir nada para que uno te de una palmada en la espalda y dudes si te atravesó o te la dio en el pecho y tras darte cuenta que sigues vivo… pues eso, hablas. Sí, hablas, y lo mismo hablas de la patata, que de si es la época del níspero o del grelo… hablas, qué mas da de qué… si nadie sabe nada.

No hay tema que no toques con cualquiera, aunque no lo hayas visto en tu vida, para charlar; pero en la ciudad… en la ciudad entras es un bar, hablas con alguien que no conoces y oye, te miran con una cara de asesino, de homicida… y entonces… pues te callas, porque te ven raro y extraño que no vaya a ser que…

Y así estás, callado, cuando a lo mejor el interfecto con el que pretendías charlar un ratillo y te miró de reojo con mala cara, coge de móvil y como quien no quiere la cosa dice: «, pues aquí, en el bar, esperando al niño, que está en la Escuela de Idiomas». Y tal cual oyes lo de idiomas piensas: «¿Aprendiendo idiomas?, pues como salga a tí, pa lo que le va servir… ».

Dios, nooooo, un herido en la aldea

Martes, octubre 4th, 2011

Este año las vacaciones me las he tomado muy tranquilas, pero muchísimo, tanto que no hice nada; pero absolutamente nada, y mira que paradojas tiene la vida que justo por no hacer nada te percatas de todo, como de que no eres necesario para nada… con lo cual me da cierto sosiego pensar que el mundo no depende de mí, que un día creí…

Y así me hallaba, en una paz infinita, en la placidez total, cuando ésta se vio alterada por unos gritos de Maruja, mi vecina. Vamos a ver que esto hay que explicarlo. Los gritos de Maruja son especiales. Tú vas a kazajistan y los oyes; sí, no es que los recuerdes… no, los oyes como si estuviera a tu lado. Y lo mismo los oyes en Kazajistan que en el trayecto en el avión de ida y vuelta por mucho que el aparato esté presurizado y vuele a 10.000 o 120.000 metros, los oyes.

Y así, con los gritos de Maruja, bajé de casa, abrí la puerta y me encontré a su hijo Suso como la estatua de la Libertad, con el brazo en alto, la mano cubierta por un trapo y chorreando sangre… una alegría, vamos. «¡¡¡¡ Que se cortou coa sierra, que se cortou coa sierra !!!», gritaba Maruja mientras en Kazajistán se ponían en alerta roja por temor a una invasión. Y fue oír eso de «se cortou coa sierra» y ya me imaginé que Suso se había llevado toda la mano por delante, porque hay que ver como son los aparatos estos, que tienen unos dientes…. como Ana Belén.

Entonces, inmediatamente lo metí en el coche para ir al hospital, la sioux (mi mujer, traductora y enfermera) le ayudó a hacer un torniquete, mentalmente me puse el casco de Fernando Alonso y te lo juro que no sé en cuanto está el récord Oza de los Ríos-La Coruña (unos 20 kilómetros) pero que lo batí… bueno que si lo batí.

Dos horas de operación, otros tantos días de reposo, unas curas… y para casa con su dedo implantado. Y yo pensaba que había ya pasado todo cuando en la aldea empezaron las conversaciones de los vecinos: «¿Y te acuerdas de Lucho, el hijo de Pastora? pues metió un brazo en una trituradora, se quedo sin él y tuvo que arrancar el mismo la camisa que sino va padentro… », decía uno. «Y Toño, el del supermercado, que se llevó tres dedos con el cuchillo… », explicaba otro. «Y Fidalgo… que perdió un ojo… »

Yo no he estado en Afganistán, te lo juro, pero por lo que decían mis vecinos, aquello más que una conversación parecían un parte de guerra: «¡¡¡ Fidalgo Piñeiro !!!, sin brazos», «¡¡¡ Arturo Ameneiro !!!, sin ojos», «¡¡¡ Pastor Rodríguez !!!, sin pies», «¡¡¡ Lucho Rueiro !!!, muerto».

Yo escuchaba y no decía nada, que el mayor daño que me hice en mi vida creo que fue con una espinita de una sardinilla que se me quedó clavada por no sé dónde en la garganta y me costaba tragar, que lo llego a decir y además de parecer tonto igual me rebanan al través.

Bueno, pues al final de tanta conversación repetida y repetida día tras días, entre lonchas de jamón, queso y vino, llegué a tres conclusiones: 1- Que para conductor de una ambulancia estoy más que preparado, preparadísimo. 2- Que en mi aldea no hace falta tiritas, o te amputan o no te amputan. Y 3- Que en cuanto oiga el ruido de una sierra me meto en cama, me tapo con las mantas hasta las orejas y con los pies cierro las ventanas y las contras como pueda, no vaya a ser que salte la cadena, me trocee y que un día cuenten: «¿Y te acordas do periodista, que con unha serra… ». Ni hablar.

UNA EMPRESA DE TRADUCCIONES QUE VA A MÁS

No hay como que a los amigos del blog le vayan bien las cosas, como le sucede a Luis Rodríguez, gestor de la empresa de traducciones Okodia , asentada en Barcelona, que ha lanzado un nuevo servicio especializado solamente en traducciones de medicina, llamado Okomeds. Vamos que el trabajo y la calidad siempre tienen su recompensa y seguro que habrá algún descuento para quienes leen el blog. ¡¡¡ Enhorabuena Luis !!!

Mou, más que un club… el club

Domingo, mayo 1st, 2011

Yo sé que este artículo va a causar polémica; vamos, no va a causar polémica ahora un artículo sobre el fútbol si hasta cuando en un partido hay un fuera de banda no se pegan de milagro los de la Cruz Roja… joé, sería el primer caso de la historia del balompié en el que todos estuvieran de acuerdo; pero , que no pasa , que ya pongo yo la cara para recibirlas todas, que uno es así de suicida.

¿Sabes eso de lo de la otra mejilla, no? pues yo pongo la mejilla, el intercostal, los abductores, los meniscos, los gemelos, los trillizos… todo el cuerpo técnico y el alma si hace falta para recibirlas. ¿Y cuál es la cuestión por la que espero que me zurren a base de bien y que terminen identificando lo que quede de mí con la prueba del carbono 14? Pues que me cae bien Mourinho; sí, el entrenador del Real Madrid, el del fútbol, el tío ese que tiene cara de niño y que cuando dice una cosa en España hasta llega el eco a la tribu Gulungugú, en la zona nororiental del Senegal. ¿Y qué quieres que le haga? me cae bien y no lo puedo remediar… ya ves, bo. También a tí te cae bien tu cuñado y yo no digo nada… y mira que es… que lo sabemos todos, que es un plasta, un sabelotodo, que cuando se reúne la familia… bueno, nos conocemos.

A mí este tipo la verdad que ni idea si sabe o no de tácticas en el campo en plan que si poniendo aquí un defensa y el lateral allí, que si juega con un pivote o un trivote o que si sacando en la segunda parte a menganito como interior… yo lo que sé es que no he visto tío tan majo desde hace tiempo; y lo digo en serio, a mí este me cae bien y cada vez que habla yo noto cómo se ríe por dentro mientras al resto del personal le entra unos rebotes, pero unos rebotes tela…

Yo me imagino que Mourinho se levanta por la mañana, se reúne con sus asesores, y como recién llegado que es al fútbol español, mientras se toma un café con leche pregunta: «¿Oi, quis iso do Reiño Navarra, onde istá?». Y tras explicarle que el equipo que juega allí es el Osasuna, ¡¡¡ pues a rajar hombre, a rajar !!!, a mosquear al Osasuna y a todo el Reino excepto al rey, que por ahora no tienen.

Entonces Mourinho, con los informes previos, llega a la rueda de prensa y en voz bajita, con los ojos abiertos, sin pestañear, como extrañado, como si se acabara de levantar, suelta algo así como: «¿Losasuna? un bo equipo, moi bo. ¿O intrenator?, moi intindidu, moi intendidu, sabe moitu e máis cando un día gañe». Y aquí, con «el cando un día gañe»  se monta la del PP es PSOE.

Y éste es el arte de este tío. Ni grita, ni vocifera, ni se enfada, ni levanta la voz (yo sí, porque La Voz es mi periódico), sino que lo hace como si fuera un niño pequeño, un chavalín, con pocas palabras, como confesándose, como si se le escaparan, como en susurros y todos los plumillas y no plumillas al trapo. Vamos, hasta estoy convencido que prefiere cabrear a Guardiola (que era el que le faltaba) que ganar 5 copas seguidas de la Champions… fijo, pero más que fijo.

Pues esto lo consigue Mou con una traquilidad pasmosa y le da lo mismo esperar una semana que ocho meses y estoy seguro que cada día que se levanta dice: «¿Ois, cando hay que falar outra ves do Pep, do Guardiola, era hoxe u mañán?», para añadir «pois si e mañán, entón ¿quen toca agora?». Y es que a él le da lo mismo el Osasuna que el Málaga, la Real que el Almería o el Levante… vamos, yo hasta estoy convencido que le da lo mismo el fútbol que el baloncesto, el hockey que el balonvolea… con tal de rajar y mosquear al personal… un crack total, vamos, que eso de más que un club a él le queda pequeño; él es eso… el club.

LA ESCRITORA ELENA GALLEGO ABAD PUBLICA UN NUEVO LIBRO

Una amiga del blog, la escritora Elena Gallego Abad, acaba de publicar el segundo volumen de su trilogía Dragal, que lleva como título A metamorfose do dragón. La novela, que puede encontrarse ya en todas las librerías gallegas será presentado el 4 de mayo en Cangas de Morrazo. La trilogía (el primer libro se titula Dragal a herdanza do dragón) trata la historia del último dragón gallego y su posterior reencarnación en un joven del siglo XXI. Una bonita historia de aventuras que tendrá su final con el tercer volumen, que ya está escribiendo nuestra amiga Elena Gallego Abad y a la que deseamos un gran éxito