La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘amigos’

No hay como una visita para…

Viernes, Marzo 30th, 2012

A mí me encantan las visitas y me encantan porque os lo juro que es la única forma, pero la única, de tener limpia la casa. Llaman por teléfono, dice que alguien va a venir y oye, ni que estuviéramos entrenados para una evacuación: todos como flechas limpiando la casa, ordenando las cosas, recogiendo aquí, allá… es alucinante y con una precisión… Y todo esto se lo debo a la Veneatra Paynther, la sioux, mi mujer, porque ella, como es de familia de militares estadounidenses… pues ni que fuéramos los marines, solo nos falta decir: «¡¡¡ Sí señor !!!, ¡¡¡ sí señor !!!; ¡¡¡ sí señor !!! ¡¡¡ sí señor !!!» porque el resto… bueno, el resto es que lo bordamos.

Es cierto que al principio había una cadena de mando que molaba mogollón. La teniente Paynther me informaba directamente, yo (que no hice la mili, creo que era sargento) entendía perfectamente las indicaciones, algunas complicadas y en clave, porque decir por ejemplo: «los platos soupero en su sitio», al principio la estrategia me souperaba porque que estos americanos, en cosas de formación militar son mucho; pero después me lo soupe todo hasta que un día, no me digas porqué, me degradaron y ahora hay un mando único: ella, y me da la impresión que para rato porque no hay convocadas oposiciones.

Y palabra que tenemos una autodisciplina que es todo un ejemplo porque cuando hay que limpiar la casa (piensa que en el campo no es lo mismo que un piso, que entras y no te llevas un árbol en los zapatos de milagro), la teniente Paynther  otea el horizonte, oye, y sin planos, no como el MacArthur  ese, y lo planifica todo con una visión, con un enfoque, con una perspectiva global… y nosotros en formación a la espera de las órdenes, que palabra que entra alguien en ese momento y tela si nos ve así, que se le ponen donde yo sé, que no se mueve ni una mosca.

A mí me suele tocar poner el lavaplatos y hacer las camas mientras los otros dos soldados, Noé y Christopher Cameron, resetean su habitación quitando de todo, desde juegos, algún vaso… en confianza, cuando digo de todo incluyo yogures, flanes, pipas, papeles, caramelos…

La verdad que nunca lo he calculado, pero a mí me da que en 20 minutos la casa está presentable, en 40 como una patena y en una hora… a una hora nunca hemos llegado porque si estamos 60 minutos sacándole brillo me da que la vemos desde fuera, le hacemos fotos y esos días tocan jornadas de supervivencia porque…  «¡¡¡ Sí señor !!!!, ¡¡¡ sí señor !!!!»; pero qué pasa… si hoy no hay visita.

Vacaciones y un favor

Domingo, Septiembre 4th, 2011

Mientras viva siempre cogeré vacaciones en septiembre y dado que es septiembre… el día que no, cogeré todo el año, o por lo menos 8 meses porque uno, la verdad que no llega, no da de sí, da de no. Y qué voy a hacer en este mes… pues lo que he hecho siempre en vacaciones NADA, pero absolutamente NADA, que la NADA es TODO cuando sabes disfrutarla, pero para eso… para eso se necesita tiempo, muchos años de experiencia, muchos; vamos, ser un veterano.

Bueno, no digo que a lo mejor no escriba un artículo (lo dudo) pero lo que deseo es a ver si termino de una vez un condenado guión de un cortometraje que se titulará Rojo y Negro: una historia de amor. Sí, hombre, de amor, que sin amor no se puede vivir. Sí, petardo, tú también, tú también, y no me cuentes películas… bueno, ¿qué te dejó el novio o la novia y que desde entonces…?

Pero a quién no le ha dejado un novio o una novia… bo. ¿Y eso te preocupa, de verdad que te preocupa? Venga, déjate de bobadas, abre el atlas y mira en la esquinita que vives, me vas a decir que no hay tíos y tías por el mundo… anda, que es como para darte y no parar, porque me corto pero eres…

Pero bueno, como todo es, o debe ser, proporcional, si yo no hago nada, vosotros podéis hacerlo algo, y ya sé que le echo cara al asunto. ¿Y qué podéis hacer por este petardo que os escribe todo el año? Pues dar a conocer el blog. Cada uno que lo recomiende a varios amigos (más de uno, que te conozco) y ya está, y así, cuando vuelva en octubre, somos más, me dáis un alegría y un año más aporreando el teclado. Joé que tampoco es para tanto, que sí, hombre, que te puedes enamorar de nuevo. Si yo te contara…

EXPOSICIÓN DE MIGUEL CAMARERO

Mi buen amigo, también vuestro y del blog, Miguel Camarero, inaugura este miércoles, día 7, a las ocho de la tarde, una exposición de pintura en el Club del Mar (La Coruña). El tema principal de sus obras es el mar, donde muestra una gran sensinilidad y dominio de la paleta. Un auténtico orgullo tener amigos así, verdaderos artistas. Suerte Miguel

Hay amigos que la verdad…

Domingo, Julio 3rd, 2011

NOTA
A partir del 17 de julio empiezo a publicar durante el verano, hasta mediados de agosto, un artículo a la semana en el periódico de papel de La Voz de Galicia. Tras publicarlo, en esa semana pasará al blog

Esto de encontrarte con amigos que hace tiempo que no ves, muchas veces es un marrón. Tú vas por la calle, de repente ves a uno, te alegra, lo paras o te para y le dices: «¡¡¡ Hombre, cuánto tiempo !!!, ¿tomamos algo y charlamos?».

Y lo de charlar es un decir y lo de alegrarte… mejor que te atropellara un camión de veinte ejes y cuatrimotor porque entras en un bar y tras decir: «Qué quieres ¿una cerveza, un café… ?». Entonces te explica que no, que una cerveza no, que tuvo un problema de hígado, que el café tampoco, que tiene la tensión alta y que mejor un agua mineral, pero mineral de la marca Fonteharto que es menos alcalina porque… y entonces piensas si el amigo es que acaba de salir de casa o del depósito de cadáveres y que hoy han dado día libre.

Y así estás, en la barra, y por lo que te cuenta hasta te da ganas de pedirle un tapa de aire puro para sus pulmones y un gotero de jamón y queso, que seguro le sienta bien, pero que muy bien porque esa tapa de callos que ves en la vitrina, vamos ni de broma, que ya hasta te da miedo verla, no vaya a ser que la pidas y que solo con los efluvios de los garbanzos le produzca a este tío un ardor de vete a saber qué y la patee allí mismo.

Que así a lo tonto son estas cosas, que sin comerlo ni beberlo puedes verte ante un tribunal diciendo: «Joé señoría, que no lo maté, que se lo juro, que yo solo pedí una tapa de callos, como siempre». Y el hombre de negro en su papel, muy profesional igual comenta: «¿Y no le habrá puesto en los callos… porque la autopsia dice… ».

Y tú, eso, que te ves con un marrón en plan: «En confianza, señoría, si es que ya estaba de salud el pobre… ». Y además de descubrir que el juez es gualdrapa que no hizo ni las oposiciones ni nada, que entró por el careto político por ser un abogado de «reconocido prestigio» o un catedrático de esos que saben más de encerado y tiza que de jurisprudencia, otra nulidad vamos, terminas diciendo: «Realmente amigo amigo no era ¿sabe?, lo había visto alguna vez y… ».

Pero suponiendo que no llegues a ese extremo de que te veas ante el juez de cuchara, mientras hablas con tu amigo o lo que queda de él te da la sensación de que más que en el bar estás en el hospital, en la UCI, porque el tío para animarte, (porque este tipo de gente anima que no veas) te dice que si meganito tuvo no sé que de corazón, que al otro lo operaron, que aquél le hicieron un trasplante y que a ese otro…

Entonces lo miras, pero ya por hacer algo, y ves que tiene una maquinita pequeñita en el cinturón y que no paras de mosquearte pensando en para qué servirá. Y como eres así, irremediablemente le preguntas que qué es y entonces te explica que es para medir lo que camina, que el médico le dijo que 8 kilómetros al día, que es bueno y que le recomendó (esto no falla), que no hay como hacer natación. Y claro, eso de natación, que para ti es muy cansando, te recuerda cuando te mecías en el mar y hacías el muerto y es pensarlo y te da un escalofrío… «¡¡¡¡¡ El muerto !!!!!, joé, a ver si lo va hacer este, pero de verdad, que tal como lo veo…».

Oye, tú, que acaba el 2010, ¿recapitulamos sobre nuestro blog?

Martes, Diciembre 28th, 2010

Termina el 2010 y tu yo podemos recapitular ¿no?; venga, no seas petardo, recapitulemos, que he dicho recapitular, no recapacitar, que eso ya sabemos que no, que no es posible. Oye, perdona, pero tengo que invitar a otros; a los casi 2.980 que este año escribieron desde Estados Unidos; los 2.227 de México; los 1.187 argentinos; 698 colombianos; 337 franceses; 516 peruanos; 249 de Groenlandia (me parece increíble que allí haya ordenadores y si los hay, que funcionen y no se congelen) 235 ingleses; 415 venezolanos; 302 chilenos; 22 rusos, con los que me siento identificados, que se han leído todos los artículos porque deben de papar un frío que no salen de casa; 17 chinos, que supongo que serán estudiantes, y todos esos lectores que no recogen las estadísticas y amantes de este hermoso país llamado España, que están lejos, que desean volver aunque sea unos días para pisar su tierra, una tierra que sé que es su vida. Y con esos, con esos que están lejos y a la vez tan cerca; tú y yo, porque siempre escribo para ti, vamos a recapitular sobre este 2010, que será un artículo pero más extenso de lo normal, que es lo que ocurre cuando se habla más con el corazón que con la cabeza.

Petardo Guisande

¿Y qué ha pasado en este año? Pues no sé si os interesa la vida de petardo Guisande, que es el que os escribe unos dos artículos a la semana dándole al teclado, discurriendo las cosas más dispares y disparatadas, que seguro que algunas habrán estado bien, otras menos bien y otras… pues mal o muy mal, que seamos sinceros, que uno no siempre está inspirado y, aún estándolo…. pues que tiene sus limitaciones.

Pero recuerdo que cuando quería ser periodista (con 14 años, más o menos) me atraía todo lo que estuviera relacionado con esta profesión y, sobre todo, con los articulistas que ya siendo un poco mayor habitualmente leía, porque me preguntaba: «¿Quién es, cómo es ese tío que me gusta lo que escribe?». Y también pensaba. «¿Será mejor no conocerlo?, a ver si me llevo una decepción».

Como tú, con hipoteca

Pues yo soy como tú, normal, normalito, con mi hipoteca, como tú, y lo que hago, lo que escribo, trato de hacerlo con el mayor cariño y siempre lo mejor que puedo porque… Y además, entre nosotros, de verdad que esto no es tan complicado, que uno lleva ya tanto tiempo en este tinglado que ya nació así, pensando ideas para escribir; como el sastre que se fija inconscientemente cómo va vestida la gente por la calle cuando pasea por una ciudad nueva, o el albañil que sabe que ese azulejo está mal puesto. Nada especial.

Palabra, que esto no tiene más ciencia ni mérito, que a veces el artículo sale mejor y otras peor y que, sea como sea, bueno o malo, no va a cambiar el mundo, que mérito tienen otras cosas en la vida, pero mucho más; como ayudar al que tienes enfrente y tratar de ser buena persona… eso de verdad que ya es otra cosa, eso es lo importante. ¿Un articulo?, ¿un premio… ? bobadas, salir de casa y que te reciban con una sonrisa… ese es el premio, el premio de la vida, que te aprecien por cómo eres, nada más.

Una cuestión personal

Y en un año no creas que no pasan cosas, que por ejemplo, en el plan personal, algunos de mis hijos (y seguro que a ti te habrá pasado lo mismo o algún día te ocurrirá) han llegado a la adolescencia o preadolescencia, así, casi de sopetón, sin darte cuenta. Bueno sin darte cuenta… tampoco, que abrazas a tus hijas y te dicen: «Papá, no me toques» y piensas en los miles de pañales que les has cambiado, la de veces que con cariño les tocabas el culo, que era un placer y… pues ya no.

Y entonces utilizas unos trucos: «¿Te duele aquí?», y le rozas la espalda. «¿Y ese moratón?, y tocas su brazo. «¿Qué tienes aquí en la cara»?, y acaricias su mejilla recordando cuando era pequeña y juntabas con el mayor de los amores tu cara con la suya porque necesitabas y necesitas tocar la carne de tu carne, tu vida.

Pero así es esto, que los hijos crecen y, creciendo y creciendo me he visto hablándoles de preservativos, de la contraconcepción, de los cambios hormonales… bueno, me he visto y estudiado, que llevo unos meses concentrado en la Biología y Anatomía… menos operar porque no me dieron un bisturí… de todo. Y no operé porque no me ataviaron con una bata blanca y no me dieron un fonendoscopio, que me lo pongo y «rasssssss», les abro el cerebro y les meto las ideas a granel y problema acabado.

Pero esto es… pues lo que hay, que los hijos vuelan, que qué les vas a hacer; que te dicen que te tiñas el pelo, que estás mayor; que por qué no haces deporte (fíjate tú qué ideas tienen, deporte. Y… ¿no vas a tirarlos por la ventana?) pues a aguantar el chaparrón, que aquí en Galicia como que estás más acostumbrados.

Dos situaciones que me emocionaron

Pero ha habido algunas situaciones que me han llegado al alma, como el caso de una mujer que me ha dado las gracias porque estaba atravesando un mal momento en su vida y entraba todos los días en Internet para poder leer mi-tu-nuestro-blog para sonreír y olvidarse por unos minutos de la mala situación que estaba pasando. Y al final, por medio de facebook, pues hemos tenido charlas, muchas charlas, y no sé si le habré podido ayudar, pero… hago lo que puedo porque eso es lo importante en la vida, hacer algo por los demás, sea poco o mucho, pero hacer algo.

O el caso de otra mujer que por medio del blog encontró a sus familiares en Chile porque también curiosamente entraron en Al fondo a la derecha porque alguien le había comentado no sé qué de un tal Guisande. Pues la verdad que eso emociona, y te lo juro que yo soy como tú, muy sencillo, que nunca me imaginé que lo que pudiera hacer al final ayudara a alguien, que algo que escribiera pudiera unir familias o alegrar a una persona que lo estaba pasando mal.

Mi ego

La verdad que me quedo con esto, con los sentimientos de vosotros, con vuestro cariño, con vuestro aprecio, porque en el plano profesional mentiría si no digo que me ha hecho mucha ilusión publicar los 5 libros de cuentos de Rodribico, que eran los que les contaba a mis hijas cuando eran pequeñas; hacer el guión del cortometraje Garabolis, que hemos presentado a varios certámenes; quedar de 22 en el premio Bitácoras.com; colaborar con el plantel de guionistas de Voz TV o alguna conferencia que me llamaron, que la verdad no sé muy bien para qué, que hubo una, sobre la Blogosfera y redes sociales, que rozando el infarto estuve. Pero eso, os lo puedo asegurar, que si tengo algo de ego ya se ha cumplido hace muchos, muchos años, la verdad no creas que a estas alturas me importa mucho.

Menudo lío

Pero también te digo una cosa, que esto del blog que empecé así a lo tonto, y que al final llevo ya casi 180 artículos, me ha creado mucha responsabilidad (vamos ya era hora, que nací así, como inconsciente, tanto que soy ojino. Mi madre dice que no, ya sabes lo buenas que son las madres, pero yo, que tengo un ojo…) porque a veces, cuando escribo algo, y sé por las estadísticas que lo pueden leer unas 1.000 personas, te lo juro que noto un sudor frío de si estaré o no a la altura de las circunstancias en el próximo artículo.

Sí, tu ríete, que aún vas a ser más petardo que yo (difícil, pero posible) pero he pasado momentos este año, cuando las estadísticas se disparaban, que andaba como medio flipado, alelado, y mi amigo Nacho de la Fuente, un crack que tiene el blog La Huella digital me decía: «Eso es normal, eso es normal». «Joé será normal para ti, pero yo estoy que no sé si ese ruido es que llueve o son las gotas del gotero».

Es que este Nacho, que está acostumbrados al éxito y a premios, para el tío este… como que todo es normal, pero yo… pues neniño, que quieres que te diga, a mi esto por momentos me sobrepasa y mientras en ocasiones me supera y en otras pues me aclimato…. pues en ese intervalo temporal pienso que viene el 2011, que si no sucede nada seguiré con vosotros y que os deseo lo mejor y que aquí, Alfondo a la derecha estará siempre vuestro amigo Guisande.

ALGUNOS DATOS DEL BLOG
Artículos 178
Artículos leídos 1 200 378
Comentarios 3.200
Visitas 60.000

Artículos más leídos

Los delgados pudimos ser gordos


¡¡¡ Vuela Rodribico, vuela, vuela !!!


A vosotros no os interesa España

¿Pero de verdad que eso son deportes?

Cristiano Ronaldo, la aldea y Manolo

Miércoles, Julio 8th, 2009

La verdad que no puedo negar que tengo amigos simpáticos, que rozan la genialidad aunque más bien siempre el surrealismo, y esto que os voy a contar acaba de pasar hace menos de media hora (son las 21.30 del 10 de julio de 2009).

Me encontraba ahora mismo en casa, en la aldea, cuando llamaron a la puerta. Bueno, para los que no están muy habituados al campo explicaré que en las aldeas se llama de una forma peculiar, que más bien parece que te van a desalojar los antidisturbios o entrar los Geos. Lo cierto es que (y este es un pensamiento al margen del asunto) nunca me imaginé que la madera fuera tan dura. Pues eso, el caso es que llegó uno de mis 11 vecinos, Manolo Vázquez Domínguez, de profesión ex maderero y agricultor a tiempo parcial, la verdad que a tiempo muy parcial.

¿Cómo es Manolo?. Pues difícil definirlo; es un hombre de campo, muy de campo,exactamente del Camp Nou. Y como aficionado al deporte que es, estábamos hablando de fútbol y en un momento de la conversación le digo: «Mira que habrá paro en España como para que a la presentación de Cristiano Ronaldo hayan ido 75.000 personas». Y él, que es muy campechano, va y me responde tratando de equiparar el mérito de las personas .«¿Y qué hizo?, nada», para luego añadir como si tal cosa. «En cambio, el que fue a la luna, cuando llegó allí no había nadie».