La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘América’

Me encantaría ser delincuente en USA

Miércoles, Abril 25th, 2012

A mí me encantaría ser delincuente en Estados Unidos, pero muchísimo, ni te lo imaginas. No digo estar metido en eso de los estupefacientes, que yo soy de los de drogas no; ni en secuestros, tampoco; sino un delincuente normal, de robos a bancos, por ejemplo, para compensar y para que sepan de qué va ser sinvergüenza.

Y en el fondo, la verdad, es que después de meditarlo mucho, he de reconocer que lo que me gusta no es exactamente ser delincuente sino más bien… Vamos a ver, si la tele representa más o menos la realidad de una sociedad, la de Estados Unidos, si eres delincuente, mola, pese a que cuando te vayan a detener en tu edificio se monte la de Jerusalem en la calle y los vecinos descubran a qué te dedicas.

Y se monta un cirio porque todo el mundo quiere entrar. Que si el FBI, que si la CIA, que si la DEIA que si los SWART, que si los detectives que siguen el caso, que si Asuntos Internos…. Y yo no entiendo porque entre quien entre siempre pasa lo mismo: sacan de arma, van pegados a la pared, apuntan al salón; luego giran a la izquierda o derecha que casi ni lo ves y miran en una habitación, luego en  otra y en otra. Siguen por un pasillo y miran en una más, en un cuarto de baño, en la cocina… y yo lo que pienso es: «¡¡¡ joé, menuda casa tiene el pavo este para ser delincuente !!!». «¿Será aquilada o tendrá una hipoteca?». Y hasta a veces me da ganas de decir a uno de los del SWART: «Mire, podría separarse un poco que no veo bien la sala y de paso encender la luz, que con esas linternillas… ».

Y mientras el del SWART veo que no me hace caso, porque está muy en lo suyo, que es a ver a quien le descerraja el tiro, cavilo: «Pero si con esa casaza para qué discuten quién entra si ahí cabe todo dios: el FBI, la CIA, la DEA, los SWAT, los Rangers, el Séptimo de Caballería, ET, los Simpson… joé que si entran… ». Y entonces piensas que ser delincuente en USA, con tamaña casa y si te pillan a los 60 o 70, pues como que te apuntas porque en España ser caco… no es plan.

En España, cuando te quieren detener, ya para empezar nadie discute para ver quien entra primero, y a los que le tocan le dan una patada a la puerta de la casa/ habitación y lo más seguro es que te cojan de por medio y te esnafren como una mosca contra la pared o que la puerta se empotre con la ventana, si es que la hay, y eso no es delincuencia ni gaitas, eso es de una pobreza, de una indigencia, de una penuria… una habitación de 2 x 2…

Además  me da que en España la Policía, antes de entrar, quien lo hace primero es un equipo de desinfección. Que alguien llama a la puerta, se la abre el delincuente y la limpiadora, bayeta en una mano y con el Pronto en la otra le dice: «¡¡¡ Pero hombre, como me tiene usted esto !!!, ¡¡¡ que vienen a detenerle y está esto así, manga por hombro !!!, ande, ande, ayúdeme a recoger que como vean esto va a ser peor».

Y tras ayudar a la limpiadora sale el tío y bueno; que tal como está de sucio y de desarrapado que nadie lo quiere tocar, que nadie quiere infectarse y empieza un rollo… que yo no me lo llevo, que te lo llevas tú, que en mi coche patrulla no va, que vaya en el tuyo que lo acabo de limpiar, que yo no puedo que tengo moto… ¡¡ ah !!, pues yo bicicleta, que soy de la patrulla verde… Y mientras eso ocurre, en confianza, a mí como si lo fríen o lo meten en un taxi; yo solo pienso en la casaza del caco made in Usa y .. joé que si mola si te pillan a los 60 ó 70, después de usarla tantos años… un chollo.

Esos países que nos leen

Lunes, Mayo 30th, 2011

Esto de Internet, de la Red, de la Blogosfera, del tuenti, twitter y no sé cuantas cosas más es flipante, desconcertante, fascinante y asoballante. Si hace unos días me quedé traspuesto y cuasielectrocutado cuando me enteré que el blog se traducía en la Universidad de Kentucky y que a los alumnos se les enseña como ejemplo de construir un género literario como es el artículo; ahora… otra sorpresa, que como esto siga así me veo recostado en una lápida pero ya. Tío, que son muchas cosas juntas las que me están pasando y uno tiene un corazón normal, que como siga así me va a dar un pallá.

Sigamos, que estoy vivo aún. El caso es que desde que en el periódico tenemos una nueva forma de comprobar las estadísticas, esto es el no va más. Ahora en el ordenador puedes entrar en una pantalla en la que ves todo el mundo y, pasando el cursor por encima de cada país, sabes el tanto por ciento de la gente que te lee.

Pues bueno, ya ves, se me ocurre pasar por los emiratos árabes, que ya me dirás tú qué se me perdió ahí porque realmente iba a ir a Vigo pero me despisté (por cierto un viaje muy pero que muy cómodo, unos 4 segundos, que yo no sé en que va la gente que dice que tardas horas y horas… allá ellos) y me encuentro que en Sharjah, uno de los emiratos, un 0,1% de las entradas en la bitácora son de allí.

Y fue ver ese 0,1% y a la mente me vinieron los petrodólares, la gasofa que echo en el coche y descubro que en la capital, Sarja, hay anualmente una cumbre mundial de editores, con lo cual ya le mandé en un volado la información a mi editora para los cuentos de Rodribico, que si es preciso le pongo un turbante al pajaruelo y como si hay que hacer que huela a queroseno, vamos, lo que sea.

Total, que el ciudadano de Sharjah que me/nos lee, porque el 0,1%, supongo que será eso, uno y solamente uno, no estaría mal que me invitara a pasar unos días al Golfo, cosa que hace tiempo que no practico, y te lo prometo que no pienso molestar ya que yo solo gasto lo de siempre, como un utilitario de baja gama, un huevo frito y cacho pan a los cien.

Pero estaba yo en esto de los países cuando pensé en ti, ya ves, en las oraciones no, pero de la sesera soy incapaz de quitarte. Y me dije otra vez ¿por qué no jugamos a ver la idea que tenemos de las naciones adonde llega el blog y, si tenemos suerte, ellos nos contestan a ver si lo que creemos se ajusta a la realidad o nos dan una visión distinta?, ¿te parece?. Oye, que tampoco hay que hacer un tratado de cada sitio, que con unas palabras vale. Y no te enrolles con: «Una vez fui a Luxemburgo y había… », plasta más que plasta, unas palabras y ya está, que sí que en Luxemburgo había de todo y hasta sobrabas tú, pero no te lo dijeron, que en Europa son mu educados.

¿Empezamos? Sí, pero ante de comenzar que quede claro que son ideas preconcebidas, que seguro que son tópicos y que nada mejor que nos contesten, que no queremos perder amigos, que se empieza por «un creo… » y terminas en un «adiós» o un que «te den». Lo dicho, simplemente tópicos ¿vale?, que nadie se rebote, que nosotros con el bacalao que tenemos en España ya vamos servidos.

Vamos a ver, Portugal: Gente agradable; sencilla como los gallegos, emigrantes y un país caro. Francia; Muy refinados, demasiado, todo muy perfecto, muy ordenado, y como que no nos tragan. Alemania: Mucha seriedad en el trabajo, poderosos económicamente, nos amargan la vida con sus exigencias monetarias y no se ríen nada de nada. Italia: un cirio que no veas, una melé, un desmadre de gobierno, un desastre y la gente apasionada. Bueno, de vez en cuando también algún tiro suelto de la Mafia. Holanda: Tulipanes y la selección de fútbol. Noruega: Un frío que no veas, casitas de madera, todos en su vivienda sin salir y hay más esquiadores que peatones. Grecia: islas preciosas, un lío para ir de unas a otras y la gente… desconocida. Polonia: Un país pobre, triste y frío. Reino Unido: A ver si nos dan el peñón de una vez, gente seria, impávida. Rumanía: Pobreza y bastante delincuencia. Suiza: El condenado rollo ese del reloj y paraísos fiscal. Una mafia organizada y todos muy callados. Chequia: Ni idea. Rusia. Vodka, frío, mafia, pobreza, monumentos preciosos. Letonia: Ni flores. Hungría: Zíngaros. Finlandia: móviles Nokia y un sito que está muy pero que muy lejos y mucho frío. Marruecos: Alegría, semipobreza, dictadura.

Sigamos: China: esclavitud, trabajo, trabajo y más trabajo. Tailandia: masajes, prostitución. India: País emergente y con futuro. Gente agradable, simpática. Australia: Un país donde se puede uno labrarse el futuro, muchos veleros y alto nivel de vida. Japón. Maquinitas y más maquinitas digitales. Muy trabajadores, alegres pero con cara de inocentes. Nigeria: Calor, alegría dentro de la pobreza, tribus. Estados Unidos. Poderío tecnológico y económico, incultura, metiéndose siempre en todo los fregaos y un hombre que se llama Obama que puede hacer mucho por el país. México, juerga, poco trabajadores y mucha delincuencia. Miedo a ir de vacaciones allí.

Más: Guatemala: Nada, la broma esa tonta de guatapeor. Costa Rica: El único país que no tiene Ejército, debe ser tranquilo. Colombia: Narcotráfico. Venezuela: Un país rico que ha ido a peor y adonde emigraron muchos gallegos. Un presidente , Chaves, tocado del ala, pero muy tocado. Ecuador: Por ahí pasa el ecuador, pero si me invitan también paso yo. Perú. Música y montañas. Bolivia: Una desconocida. Brasil. Playas, chicas, fútbol y delincuencia. Chile: Todo el mundo habla de la dictadura. Argentina: Habla que te habla de psicología.

Bueno así veo yo, en pinceladas, estos países ¿y tú? Y especialmente tú que vives en ellos ¿nos puede aclarar estas ideas?. Gracias.

¡¡¡ Esto es América !!!

Lunes, Junio 7th, 2010

guisi

Hace unos meses publiqué unos artículos de un viaje (bueno de un viaje… seamos sinceros, del viaje, el único que hice, no vayamos ahora de farol, a Estados Unidos, concretamente a Texas) y no tenía pensado por ahora escribir de este megapaís pero por esas cosas de la vida acabo de recibir esta foto que pedí a mi gran amigo e ingeniero de Dragados Juan Miguel Pérez Rodríguez para saber en qué estaba ahora liado, allí en Miami, que es donde vive este crack.

¿Y qué pasa ahora en Miami?. Pues mira que desgracia, que la autopista que conecta de Este a Oeste la ciudad de Fort Lauderdale con las que rodean Miami (en la foto) los viales se han quedado pequeños, vaya por Dios; se han quedado pequeños, muy pequeños hombre y no vaya a ser que miles de Mackeins lleguen tarde al trabajo.

¿Y qué pinta mi amigo Juanmi en todo este cirio? Pues como ingeniero que es va a meter por bemoles, por arriba, por abajo, de canto o como sea tres autopistas más con un total de 8 o 10 carriles, vamos como la glorieta que tienes tú ahí al lado de casa, a la que llegas en coche y sacas tique para ver cuando te toca pasar.

Yo veo estas fotos y la verdad que me supera pero me animo diciendo que no hay como España; que no hay personas tan amables y alegres como los españoles; que donde mejor se come es en España, que donde uno más se divierte es en España; que donde mejor se vive es en…. y, sí, con nuestras glorietitas tipo tortilla/patata en plan décima potencia mundial y…. Oye Juanmi, ¿no podrás mangar un par de carriles para aquí?, tampoco es tanto, hombre, un par; o sea dos, nada más, si además no se van a enterar… bo

Estados Unidos y las casas prefabricadas

Lunes, Abril 12th, 2010

(Este artículo forma parte de la serie Un viaje a USA. Sep 2009)

Vamos a ver, como hacía tiempo que no habla de Estados Unidos, un país que nunca me llamó atención pero que al casarme con una sioux pues empezó a interesarme, te contaré algunas de esas cosas que te impresionan en un primer viaje a un país que es alucinante. Así, si os parece, cambio un poco de ritmo en el mi-tu-nuestro blog.

A lo que vamos, ¿cómo es Estados Unidos?, pues Estados Unidos es un país rico, pero muy rico, inmensamente rico, tanto que tú te das cuenta que eres pobre, pero muy pobre, qué le vas a hacer, es así. ¿Y en qué se nota?, ¿en qué se puede comprobar, apreciar ese poder que tienen estos cracks de las hamburguesas? Pues en todo, absolutamente en todo.

Uno se da una vuelta por cualquiera de los cincuenta estados que conforman la Unión y encontrará cientos de ejemplos, cada cual más espectacular, y cuando regreses a tu hotel lo harás alucinando porque más que un país para nosotros es como un parque de atracciones: Día que sales, sorpresa que te llevas.

En los países «pobres», como España, si quieres comprar, pongamos por caso, una casa prefabricada, si no quieres emigrar lo primero que tienes que hacer es entrar en Internet, luego verás (si la ves) una o dos empresa dedicadas a la venta de casas ya construidas y analizarás la superficie y otras características de la vivienda sobre la pantalla del ordenador. Vamos, que puede que hasta descubras que lo tuyo era la Arquitectura porque como te pongas te puedes pasar años y años midiendo y remidiendo para ver si te entra éste o aquél mueble y si la cuna del niño…. que para cuando tengas el plano, tú olvídate de la casa que el niño te lleva directito al asilo.

Con suerte, pero con mucha, a lo mejor cerca de donde vivas haya una oficina de una empresa que se dedique a este tipo de viviendas de quita y pon. Te darán un folleto multicolor con variada información, con el reverso de Enlosados Martínez SL, te lo llevarás a casa y a pensar en el hogar de tus sueños.

En Estados Unidos es diferente, muy diferente. Allí no entras en Internet ni falta que hace. Allí te vas directamente a la empresa que las fabrican, ya que hay un montón de ellas. Llegarás con tu coche y en una superficie como medio campo de fútbol te encontrarás expuestas las casas una tras otra. Nada de pasquines ni de folletos ni gaitas. La casa tal cual, con su tejado, con sus puertas, su chimenea y sus ventanitas, como debe ser.

Nada más llegar y decir que estás interesado te subirán a un cochecito como los de golf y a recorrer las casas como si estuvieras viendo escaparates pero lo bestia. ¿Qué te gusta una?, pues bajas del carricoche y entras; que no, pues sigues. Y ahí no hay historias de que si mide y deja de medir ni que si: «¿Pepe tú crees que el armario de tu madre entra, porque si no entra, tu madre… ?».

En Estados Unidos…. en Estados Unidos las ves, la pisas, la tocas y hasta si quieres las hueles y con tal de vendértela no solamente entra la cama de tu madre, sino tu madre misma entra, aunque luego la eches, pero en principio y por principios de venta… la tía entra. ¿Cómo?, da lo mismo, no preguntes, pero entra. ¿Y que por lo que sea no te convence ninguna casa después de haber visto 200?, pues aparte de que eres bastante raro… a otra empresa, con o sin tu madre, pero la historia esa de ¿Internet, pegatinas, pasquines, trípticos, folletitos, papelitos… ?. ¿Eso?, eso para los países pobres, como nosotros, por ejemplo.