La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas para la categoría ‘Educación’

Charla a unos escolares simpáticos, cariñosos y alegres

Lunes, abril 16th, 2012

Quién dijo que no hay niños maravillosos, pues yo los encontré; los estudiantes del Colegio Virxe do Monte (Cospeito-Lugo), donde el viernes pasado pronuncié una charla sobre cómo se hace un cuento infantil. Y tan contentos quedaron que no solamente me pidieron si podía quedarme y ser su profesor (vamos yo me apunto y doy aprobado general, pero como uno diga una mala contestación… van a estudiar como si estuvieran haciendo Notarías) sino que incluso me regalaron una pancarta, un cuento de Rodripico inventado por ellos y varios dibujos.

Y es que no solamente cuando sabes algo te apetece transmitirlo a otros, que es casi como una obligación porque si puedes ayudarles en su futuro pues mejor; sino que cuando esos otros ponen ojos como platos atendiendo a lo que hablas y les preguntas, responden e inventas con ellos y disfrutan… no se puede pedir más.

Y la verdad que muy bien lo tuvieron que pasar porque hubo un momento en que era el recreo, y el recreo… tío es el recreo, que no nos engañemos; así que cuando les dijes que iba a acabar porque venía eso, el recreo, dijeron que no, que siguiera contándoles cosas de cuentos. Incluso me inventé uno sobre la marcha para explicarles que un cuento debe contener aventura y una intriga para tener ganas de leerlo y cuando les relaté que Rodripico encontraba un papel en el suelo del nido, con unas marcas, o unas letras y que si eso si sería una clave secreta que había que descifrar para encontrar una gruta en una montaña y llegar por un estrecho pasadizo a un tesoro o si … estaban en tal tensión esperando a saber lo que era que por un momento pensé: «En la próxima charla me traigo un equipo médico, no les vaya a dar estos rapaciños un payá».

Y comprobé que lo pasaban bien cuando les hice un dibujo en el encerado para que vieran lo importante que es la expresión de los ojos y la boca. Y en esta última, en la boca, dibujé al muñeco protestando y entonces decidí hacer una prueba real y menos teoría y encerado: «¿Cómo grita un muñeco? Vamos a gritar todos. A la una a las dos y a las tres ¡¡¡¡ yaaaa!!!». Y fue tal grito el de los 30 niños que aún me retumban en los oídos, y auténtico también fue cuando al muñeco lo puse sonriendo y les dije que hicieran igual. Y si veis los caretos que ponían…. mucho, pero mucho mucho.

Y EL VIERNES… ¡¡¡ MAGIA !!!!!

¿Fue un éxito la charla? parece ser que sí; pero como les dije que hicieran comentarios a este artículo y que escribieran lo que quisieran… pues leeré lo que realmente opinan. Y ya puestos, pues le di una charla a los de 9 a 12 años sobre medios de comunicación.

Y ya más puestos, el próximo viernes, pues otra a los mayores sobre guiones de Radio, Teatro y Televisión y como ya solo quedan los peques de todos, y por no dejarlos sin nada ya que preguntaron «¿quién es el señor que escribe los cuentos?» y eso me llegó al alma… pues les haré dibujos y algún truco de magia (tendré que practicar que hace tiempo que no ensayo) y les regalaré caramelos, que seguro que les gusta, bastante más que la charla, seguro.

Total, que entre liada y liada, los algo más de 200 alumnos del Colegio Virxe do Monte tendrán su dosis de Guisande, que no sé si tendrá efectos colaterales en forma de desquicie, pero esperemos que no para que el Ayuntamiento no me considere persona non grata. Y si los escolares fueron geniales, no menos los profes, que me colmaron de atenciones, aunque pronto descubrieron que yo, la verdad, no necesito nada, solamente lo que me dieron: Cariño

PD._ Adviértase en la foto la profesionalidad de mago con las mangas remangadas en plan: «Nada por aquí, nada por allá».

No hay como una visita para…

Viernes, marzo 30th, 2012

A mí me encantan las visitas y me encantan porque os lo juro que es la única forma, pero la única, de tener limpia la casa. Llaman por teléfono, dice que alguien va a venir y oye, ni que estuviéramos entrenados para una evacuación: todos como flechas limpiando la casa, ordenando las cosas, recogiendo aquí, allá… es alucinante y con una precisión… Y todo esto se lo debo a la Veneatra Paynther, la sioux, mi mujer, porque ella, como es de familia de militares estadounidenses… pues ni que fuéramos los marines, solo nos falta decir: «¡¡¡ Sí señor !!!, ¡¡¡ sí señor !!!; ¡¡¡ sí señor !!! ¡¡¡ sí señor !!!» porque el resto… bueno, el resto es que lo bordamos.

Es cierto que al principio había una cadena de mando que molaba mogollón. La teniente Paynther me informaba directamente, yo (que no hice la mili, creo que era sargento) entendía perfectamente las indicaciones, algunas complicadas y en clave, porque decir por ejemplo: «los platos soupero en su sitio», al principio la estrategia me souperaba porque que estos americanos, en cosas de formación militar son mucho; pero después me lo soupe todo hasta que un día, no me digas porqué, me degradaron y ahora hay un mando único: ella, y me da la impresión que para rato porque no hay convocadas oposiciones.

Y palabra que tenemos una autodisciplina que es todo un ejemplo porque cuando hay que limpiar la casa (piensa que en el campo no es lo mismo que un piso, que entras y no te llevas un árbol en los zapatos de milagro), la teniente Paynther  otea el horizonte, oye, y sin planos, no como el MacArthur  ese, y lo planifica todo con una visión, con un enfoque, con una perspectiva global… y nosotros en formación a la espera de las órdenes, que palabra que entra alguien en ese momento y tela si nos ve así, que se le ponen donde yo sé, que no se mueve ni una mosca.

A mí me suele tocar poner el lavaplatos y hacer las camas mientras los otros dos soldados, Noé y Christopher Cameron, resetean su habitación quitando de todo, desde juegos, algún vaso… en confianza, cuando digo de todo incluyo yogures, flanes, pipas, papeles, caramelos…

La verdad que nunca lo he calculado, pero a mí me da que en 20 minutos la casa está presentable, en 40 como una patena y en una hora… a una hora nunca hemos llegado porque si estamos 60 minutos sacándole brillo me da que la vemos desde fuera, le hacemos fotos y esos días tocan jornadas de supervivencia porque…  «¡¡¡ Sí señor !!!!, ¡¡¡ sí señor !!!!»; pero qué pasa… si hoy no hay visita.

Vaya lío con esto del Ego

Jueves, marzo 8th, 2012

Estaba yo estos días con eso que llaman Ego, que por lo visto lo tenemos todos; pero si te soy sincero yo no lo encuentro y la verdad que si está en alguna parte, pues que a mí que me registren porque yo no noto que se me suba el Ego ese porque midiendo 1,80 para qué quiero más sino me voy a dedicar al baloncesto… pero bueno.

Lo que sé es que me decía: ¿ Y cómo es posible que no tenga más Ego con todas esas hermosas frases que me dicen en el blog como «genio», «crack», «mago de las letras» «la caña de España»… ? Pues nada. Así que estaba buscando cómo autoestimarme, autoendiosarme, autoidolatrarme o autoencumbrarme, que no es fácil.

Y en esas estaba, incluso dándome yo mismo palmadas en el hombro con una mano diciéndome «eres un fenómeno», «tú vales mogollón, Guisande»… y tampoco; es más, no solo no notaba nada internamente sino más bien externamente y me parecía a esos musulmanes que se autoflagelan con una especie de latiguillo de cuerdas y ya tenía un dolor en el costillar…

Ya estaba yo ya que no, que esto del Ego como que no iba mucho conmigo, cuando cansado y aburrido de decirme frases maravillosas decidí cenar, que la verdad no sé si ya por hastío o por hambre y entonces ocurrió el milagro.

Sí, ocurrió. ¿Que qué pasó? Pues que me dispuse a hacer unos huevos fritos, calenté el aceite hasta que casi echaba humo, puse el huevo en vertical sobre el borde de la sartén, golpeé suavemente la cáscara, de repente salió la clara y la yema y entonces, entonces sucedió, ¡¡¡¡ sucedióóóóó !!!.

Allí, en la soledad de la cocina, al contacto de la yema y la clara con el aceite hirviendo escuché un más que sonoro «plas, plas, plas, plas, plas, plas» interminable. ¡¡¡ Síííííi, un aplauso, una ovacióóóóónnn… !!!

Y yo, ante aquello, os lo juro que fue el deliro, el éxtasis; me incliné ante la cocina, frente a la sartén, haciendo una parsimoniosa reverencia y no pude menos que dar las gracias por tamaño reconocimiento a mi labor profesional porque sabía perfectamente que aquellos interminables aplausos y ovaciones era por lo bien que escribo, porque soy el número 1, el no va más, porque… perdonad que os deje, es que tengo la sartén al fuego.

Norteamérica no es Spain

Lunes, febrero 27th, 2012

Tiene razón mi hija Alejandra, inspiradora de este artículo, cuando dice que los norteamericanos no son como los españoles, aunque matiza, y hace bien en hacerlo, «que eso solo es en la pelis».

Por ejemplo: En Estados Unidos secuestran al presidente y a media cúpula del Gobierno a cambio de que suelten a un preso bajo amenaza de cargárselos a todos uno cada hora, e inmediatamente se crea un Gabinete de Crisis y se comienza a negociar con su tira y afloja; bueno más de tira que de afloja, que estos son así, pero bueno.

En España ocurre lo mismo y antes de negociar con el terrorista sobre la liberación hay que convencer al tipo armado que se necesitan tres o cuatro días para formar el Gabinete porque no hay quien encuentre a los integrantes: Que uno ha dejado el móvil a su esposa e hijos y comunica desde hace tres semanas, que otro no se sabe dónde está que dijo que iba a hacer un informe y no está en su despacho desde hace un mes ni se le espera y que uno más que… y lo único que se le puede decir al terrorista es que no se ponga nervioso, que todo menos nervioso, qie no se le vaya a disparar el arma, «que en cuanto formemos el Gabinete hablamos, pero usted esté tranquilo, ¡¡¡¡ por Dios, tranquilooooo !!!!».

Y es que en Estados Unidos sucede un caso así y se juntan tres o cuatro o veinticuatro, sueltan como quien no quiere la cosa que hay que seguir la Quinta o la Novena enmienda y todos lo tienen claro: «Si el presidente está secuestrado, entonces la toma de decisiones corresponde a… ». Aquí… bueno; aquí sucede eso y ya está medio Ministerio del Interior poniendo en Google: «¿Qué hay que hacer si el presidente está secuestrado?».

Y claro, como somos así de arrebatados, de bestias, en definitiva, pues todo dios a entrar en Google y la página web que se cae o que enlaza con una porno y entonces… llamada al secuestrador para explicarle lo sucedido; que vamos, o el secuestrador es español y lo entiende porque sino… le haces tú eso a cualquier otro tipo del mundo mundial y vete comprando ya unos 15 féretros porque llevas un retaso… tela, que a fiambre por hora…

Y es que Estados Unidos ante una situación así, un portavoz de la Casa Blanca se reúne con la Prensa, da un escueto comunicado, y casi con lágrimas en los ojos pide al pueblo americano que rece, mientras al fondo ondea la bandera de las barras y estrellas y todos en silencio.

Aquí… vamos aquí no hay quien diga nada (el secuestrador obviamente ya va por los 24 tíos) al final sale uno con un papelillo, se confunde y como se le ocurra decir no sé qué de rezar se forma un cirio de organizaciones, asociaciones y fundaciones declarando que el país es aconfesional, todo el mundo se olvida del secuestro, del presidente de la madre del presidente y de los miembros de Gobierno y familia mientras el terrorista se pone a leer la Historia Universal, buscando por la letra E, de España, para averiguar quiénes diablos formamos este país, a la vez que ya informa que mejor que entren yahoo, a ver si así… que a este paso se queda sin rehenes.

Y ya puede el tío encontrar 800.000 enciclopedias en 144,5 idiomas, un millón de artículos y sesudos estudios para saber sobre algo de nosotros, que saber, lo que se dice saber… va a saber como somos, ¡¡¡ y una enmienda !!!.

PD.- Gracias a mi hija Alejandra que con su sentido del humor me dio las claves para escribir este artículo. Un beso, papá (lol)

Todos que sí, y yo sin entender nada

Viernes, febrero 24th, 2012

He dejado pasar unas semanas para ver si con el tiempo notaba algo dentro de mí, lo que fuera, incluso un dolor de estómago o de muelas, que más da y… bo, nada. Y mira que yo creía que era sensible, que tenía como un don especial hacia el arte… pues ni don ni sensibilidad ni bobadas, una desgracia. Y todo porque vi un cuadro de Tapies y como si viera el corcho de una botella: ni siento ni padezco, no me transmite ni me provoca nada y como a todo el mundo por lo visto sí, y a mí no, pues como que te sientes raro, pero muy raro. Una pena.

Bueno,  si soy sincero, al ver el cuadro me acordé de cuando estudiaba Derecho, en Santiago, en una buhardilla y tenía una pared  que la cal se caía a trozos y con un manchón como amarillento y verdoso…. pero no creo que Tapies hiciera un cuadro para retrotraerme a lugares como el hueco en el que habitaba.

Además, aquél medio desván en el que vivía era curioso porque tenía una gotera y para que no cayera el agua había puesto un vaso y un cordón que caía justo en el medio, así la gota se deslizaba por el hilillo y no oía el pesado y monótono ruido que no me dejaba dormir, pero no creo yo que Tapies intentara que recordara… no, imposible, que va, no puede ser…

Pues allí estaba yo, frente a un cuadro, sin sentir nada, como anestesiado, y entonces pensé que como dicen que es un pintor universal, pues que a lo mejor las instrucciones de cómo colgar la obra venía en inglés y que los que la instalaron pues no sabían idiomas y lo pusieron así, a lo que caiga, a lo bruto, a granel, que yo me conozco bien como es este mi país,  que ante un problema pues… «¡¡¡ Ponlo así, Pepe, que el que sepa ya lo hará !!!!, vamos a estar aquí toda la tarde… », «¡¡¡ Pepeeeeeeee !!!, ¡¡¡ vente yaaaaaa, lechesssss; y deja eso hombre, que tenemos que ir a barnizar !!!».

Pero no creo que fuera por lo de las instrucciones en inglés porque bien pensado por algún lado del cuadro tendría que tener alcayatas o algo para anclar con la pared. Yo, de todos modos, como soy tan así, y por si se habían confundido, ladeé el cuello a la izquierda y… nada, luego a la derecha.. nada, incluso mentalmente traté de verlo al revés… tampoco; bueno, miento, pensé que por qué aquello no sería redondo, para evitar forzar tanto las cervicales.

Pues así estaba y me entró… un así como  que creía que era pero que no; y callado y en silencio me llevaba la mano a la barbilla, miraba, remiraba, pensaba y repensaba…  todo era inútil. De verdad que tenía un malestar, una sensación de frío, de autopsia, y ya cuando me iba a ir vi unos recortes de varios periódicos en una mesita en los que decía que Tapies era un genio y en otro lo mismo: un genio; pero claro, como yo no lo traté, pues no sé realmente cómo era su carácter. Total,  llevo un día Tapies… fatal, no entiendo nada.

 

PD.– ver cosa, de Tapies

Rodribico… en España, Brasil y Portugal

Martes, diciembre 20th, 2011

Te lo cuento, vamos que si te lo cuento, como me llamo Guisande. Estate quieto hombre… ¿Te acuerdas de aquél elemento aéreo que se llamaba Rodribico?. Pues Rodribico, el pájaro que nació en Galicia y que fue el inspirador de los cuentos que relataba a mis hijas Alejandra y Victoria sigue surcando los más insólitos lugares y ahora llegará esta semana a todas las librerías de España (tras ser traducido al castellano con el nombre de Rodripico), a las de Brasil y Portugal (con el nombre de Rodibico).

En definitiva, y a lo que vamos. ¿Hay algún regalo mejor de Reyes para un niño que un libro?. ¿sí, no?. Pues claro que lo hay; pero no un libro cualquiera, sino los cuentos de Rodribico, Rodibico o Rodripico, que cada uno cuesta unos 6 euros; ná una ganga, un chollo. «¡¡¡ Mire señora, mireeeee !!!, ¡¡¡ toque el género, toque el género !!!». «¡¡¡ Un libro barato barato !!!, «¡¡¡ Toque, toque, que estamos que lo tiramos, que lo tiramossssss !!!». Dios, lo que hay que hacer para vender un libro y lo peor, no me da vergüenza, pero ninguna, así me va.

¿Y a quién debo todo esto de que el pajaruelo vuele y vuele cada año más y más alto y casi con toda probabilidad conozca otros países. Pues además de a mis hijas, a la editora Belén López (del sello Baía y Ártabros) que la engañamos como una china…. quiero decir que apostó por nosotros, al crack de los megacrack de la ilustración del mundo mundial que es mi amigo Xosé Tomás y, por supuesto, a vosotros, que dando conocer el blog también habéis presentado al pajaruelo en sociedad.

Y como casi llevamos tres años juntos, con cerca de 300 artículos publicados y como contigo pasé de periodista a escritor (bueno, eso de escritor no lo asimilo mucho, la verdad; casi mejor periodista a secas) pues quería compartir contigo este sueño que poco a poco se va haciendo realidad. Y qué es lo que más deseo, cuál es mi mayor anhelo… pues, sinceramente, y sé que me conoces, mi mayor deseo es que también tus sueños se hagan realidad porque yo solamente entiendo que en la vida solamente se es feliz si los que te rodean también lo son, y tú, colega, no lo olvides, eres uno de ellos, mi amigo.

IGNACIO CAPEÁNS Y CARLOS TEMBLEQUE PUBLICAN UN LIBRO
Siempre es bueno que los amigos del blog tengan ilusión por hacer cosas fuera de lo que es su trabajo cotidiano y, especialmente, sin pueden ayudar a los demás. Est es lo que han hecho el periodista Ignacio Capeáns Garrido y el economista, Carlos Sánchez-Tembleque Ponte con su libro «40 preguntas y respuestas para entender la maldita crisis». Enhorabuena a ambos y a ver si salimos de la crisis,

Mis amigos de Molloy College

Miércoles, diciembre 7th, 2011

Apreciados universitarios de Molloy College, estaba yo pensando que lo que no ha conseguido la NASA lo hemos logrado tú y yo casi en cuestión de segundos: Encontrar más allá vida inteligente (o sea, vosotros y nosotros), porque esto, de alguna forma, es como el primer contacto entre dos civilizaciones, entre dos culturas, más o menos ¿no?.

Sé que ahora, este lunes, termináis el curso de Cultura Española, pero ello no significa que tenga que cesar esta relacion con el blog, ya que en cualquier momento podéis hacer cualquier tipo de comentario (siempre en el último artículo) exponer vuestras ideas, inquietudes, curiosidades y estoy seguro que alguien os contestará porque de esta historia, grande o pequeña, que se llama Al fondo a la derecha, ya formáis parte.

Para mí ha sido y seguirá siendo una gran experiencia, y aún recuerdo cómo al inicio de esta relación transoceánica, con cierto nerviosismo abrí vuestras fotos en el ordenador y os vi sentados con vuestra típica imagen de universitarios estadounidenses, vuestras sonrisas, vuestras camisetas, los póster en la pared de la ciudad de León, y El Guernica de Picasso.

Por momentos me sentí como trasladado en el tiempo, sentado junto a vosotros, con mis libros, con mis apuntes, y seguro que haciendo las mismas bromas o fijándome en la chica o el chico de al lado como seguro que vosotros y vosotras hacéis cada vez que vais a clase. Para mí ha sido muy emocionante estos días en los que hemos hablado de costumbres, de tópicos, de ideas, de… en definitiva, conocernos un poco más a través de algo tan simple y universal como es la escritura, que no es otra cosa que hacer marcas y más marcas como si fuera un jeroglífico que luego hay que interpretar.

Y mientras hacía esas marcas mi mente volaba por ese espacio que es el infinito, donde todo es posible, y pensaba en lo lejos y a la vez en lo cerca que estáis porque al final, en lo más profundo del ser humano te das cuenta que los pensamientos, los sentimientos y las inquietudes son en todos los sitios muy parecidos, aunque en este país que se llama España no haya tantos toreros como creías ni se duerma la siesta, y en Estados Unidos tampoco toda la gente va armada o comiendo hamburguesas por la calle.

Como os digo, esto no es una despedida, sino la continuidad de una relación en el tiempo y no puedo menos que dar las gracias a la Dirección de Molloy College, y muy pero muy especialmente a vuestro profesor Enrique Martínez Bogo porque gracias a que eligió este blog para vuestros estudios nos ha unido en algo que es tan importante y maravilloso para todos los seres humanos: La amistad. Y con esa amistad, con ese cariño (y reconozco que un poco emocionado), tanto yo como quienes leen este blog os decimos, gracias, siempre gracias.

A alguno no se le puede pedir más

Sábado, octubre 1st, 2011

Yo comprendo a Artur Más, ese hombre que por el nombre más bien parece una Agencia de Calificación y como tal, pues eso, califica; y comprendo y tiene razón ese chico que después de intentarlo tropecientas veces (tres) por fin ha llegado a ser presidente de la Generalitat, que también tanto dar la vara para llegar a ese cargo y decir ese parvada de que «los niños gallegos y andaluces hablan castellano, efectivamente, pero a veces a algunos no se les entiende»… ya te vale.

Tiene razón Sir Artur cuando lo dice, porque estoy seguro que si todos los días los gallegos estuviéramos rajando en el Parlamento español, en radios, televisiones y chantajeando al Gobierno para obtener más réditos en forma de infraestructuras, de financiación, de AVE y ReAVE… hasta hablando en chino se nos entendería mejor.

Y también entiendo a este hombre cuando dice lo mismo de los andaluces, que junto con nosotros los gallegos curiosamente es de las autonomías menos favorecida… pero a mi me da que no es que no se nos entienda, sino que no nos hacen caso; por eso, quizás si hiciéramos como él, hablando, coaccionado y amenazando, seguro que nos comprendería mejor; mas ese no es nuestro estilo.

PD. Artur Más es Artur Más, no todos los catalanes.

Eso de estar de rodríguez, como yo

Viernes, agosto 26th, 2011

Estos días estoy de rodríguez, que para mi mujer, como es de Estados Unidos, de la tribu sioux, será estar de Mackein o más bien de Gerónimo, supongo, que en esto no me meto, no vaya a ser que se líen las cosas y me corte la cabellera, que se empieza por un no sé qué que no te entendí y lo terminas entiendo todo, pero de esa manera, ya sabes.

El caso es que cuando te quedas de rodríguez descubres muchas cosas; como, por ejemplo, que la casa, pues oye, es bastante grande y que en el salón… si lo aprovechas un poco, como en la gimnasia, en la modalidad de suelo, si te empatas, das unas volteretas por el aire y en medio del vacío saludas con una mano o con las dos y caes con un picado carpado… impresionante.

Además, cuando estás de rodríguez confirmas lo que hace mucho tiempo venía sospechando, que dándole al interruptor que hay en la pared se apaga la luz esa que los niños por lo visto no saben cómo hacer. ¿Y cómo sé que es así? Pues porque fui adonde está la clavija y, para asegurarme, le di para un lado, la encendí, le di para el otro, se apagó y, cuando ya iba por la comprobación 4.789… no me quedó duda, en efecto, se puede apagar, no falla.

Sin embargo, a mí lo que más me sorprende en esto de quedarse de rodríguez es cuando te llama tu mujer por teléfono para decirte que en la nevera ha dejado comida. Si te soy sincero, fue oír eso cuando, la verdad, estuve a punto de darle las gracias por haberla dejado en el frigo y no en un platillo en el suelo junto a otro con agua, y entonces dudé de si estoy de rodríguez o de Lucas. ¿Que quién es Lucas?, mi perro.

Las agencias de calificación hacen el griego

Viernes, junio 17th, 2011

Vamos a ver. Yo de Economía, lo justo (creo que en Grecia estos días saben mogollón); pero tan justo que llego a final de mes con unas monedillas para un paquete de tabaco y poco más; pero mientras yo arribo derrapando para comprar unos cigarrillos, hay quienes de un día para otro (y no tipos como yo, sino países) no tienen ni pa cerillas y todo debido a algo tan misterioso como eso que llaman Agencias de Calificación.

Lo de estas entidades como Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s, que son las más conocidas, de carácter privado y que determinan la solvencia de un país, es alucinante. Y para ellas la economía mundial la simplifican en tres letras; así de sencillo: la A, la B y la C; vamos, las tres primeras del abecedario, que supongo que lo harán para no molestarse, total quienes se van a molestar no son ellos… pues visto así para qué te vas a liar.

Entonces, según estas agencias, si tienes tres A… pues eres solvente, pero que muy muy solvente… bo, ni un problema. ¿Que te quitan dos A y te quedas con una?, pues ya no tanto pero, digamos que aún vas por buen camino. ¿Que te pasan a tres B?, pues ya vas un poco arrastrado. ¿Que te quitan dos B y te quedas solo con una?, lo mejor es que vayas vendiendo parte del país en anuncios por palabras a ver si tienes suerte. ¿Que te ponen tres C?, retírate, cámbiale el nombre a la nación, húndelo a cañonazos, tápalo con una manta y a ver si se olvidan de ti o alquílalo por temporada, como los chalés, pero en más grande, a lo bestia.

Y claro, lo que uno piensa, así, a bote pronto, quizás porque soy un poco impulsivo, es: «Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s, ¿por qué no le ponéis una C a vuestro padre y dejáis de arruinarme?». Y lo segundo, como consecuencia de lo primero porque no hay segundo si antes no hay un primero, es… además de que «a vuestra madre también vale», ¿quiénes están realmente detrás de estas agencias?, ¿quién no manejará los hilos para arruinar un país por intereses que ni tu ni yo alcanzamos?.

Pues me la juego y a ver si alguno de ellos de la cara, a ver si me denuncian sabemos quienes son y me envían directito al corredor de la muerte en Oklahoma o Arkansas, que si es así pensad que lo hice por este mi país, España, que no sé si terminará con una A, con dos B o con tres C o sin letras. Pero pase lo que pase, den o no esos tipo la cara, enviarme tabaco mientras no me caigan unos 300.000 voltios en la sesera.

Allá voy, que sea lo que Dios quiera, a ver si con la denuncia y sabemos de una vez quienes son, pero pase lo que pase no os olvidéis del tabaco ¡¡¡ eh !!!: « Standard & Poor’s, Fitch y Moody’s, sois unos macarras, unos ladrones, una gentuza, contrabandistas, terroristas, delincuentes, bandidos, estafadores, gualtrapas, traficantes de dinero… ». A gusto me quedé oye.

ESTHER Y SU PROGRAMA EN RADIO VOZ

Como esto del vivir es la reoca, una compañera, buena amiga del blog y excelente profesional, Esther López, tiene un programa de domingo a viernes que se llama La noche con Esther, en Radio Voz. El programa se emite a partir de las diez de la noche hasta las tres de la madrugada. La idea es que el oyente interactúe a través del teléfono 902 173 273 y el correo electrónico lanocheconesther@radiovoz.es. Pues eso, pásatelo bien e interactúa.