La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

¿Si te sientes inútil?, ven a mi aldea

Escrito por Manuel Guisande
13 de Noviembre de 2011 a las 22:08h

Yo te lo juro que para curarse de complejos no hay como mi aldea, y no porque allí estemos taladrados, que no lo estamos, que lo que estamos es aturdidos, que es distinto, sino porque allí entre mis 11 vecinos… aquello es otra cosa. ¿Te sientes como que no vales para nada, que eres un no eres, un desecho de la vida, como te diría yo… un gusanillo, una miñoca…?, ¡¡¡ pues nada hombre !!!, ven a mi aldea, que sales como nuevo, te lo digo yo.

Por ejemplo, tú tienes unas gafas Ray Ban o, vamos a ponerlo más fácil, unos calzoncillos con florecitas; pues tú en mi aldea eres pionero; sí, pionero, que es decir que eres el primero que ha llegado con ellos, que parece una tontería, pero no. Porque tú ya puedes presumir de haber enseñado a mis vecinos, al Ser Humano, con lo trascendente que es eso, lo que son unas Ray Ban o cuando los cuelgas del tendal los calzoncillos con florecillas y eso te enorgullece, te hace sentir alguien importante y es como una terapia de choque para quien se siente mal.

Yo cuando instalé Internet y me di cuenta que era eso, el primero, el único en el mundo que había puesto tan avanzada tecnología en mi aldea, ese día fue especial, muy especial. Miraba al infinito como buscando un algo, observaba las casas de mis vecinos, las puertas, las manillas, las flores, la hojarasca… pensaba en la existencia del ser humano, en lo divino, en el más allá y en el más acá y me decía en un silencio total:: «Dios, gracias Señor, gracias, soy el primero, soy pionero» y fue tal la felicidad que incluso creo que no oí a Maruja cuando al verme me dijo: «¡¡¡¡¡¡ Jisandeeeeee !!!!!», aun que sí cuando añadió «¡¡¡¡¡ queres facer casooooo oh»; pero no importaba, estaba tan ensimismado….

Pero a lo que iba, porque ser pionero es de alguna manera ser protagonista, pasar a formar parte de la Historia, aunque sea de una aldea, pero de la Historia, y cuando pasen los años y más años y alguien un día diga, por ejemplo: «¿Recordáis quién fue le primero que trajo un bolígrafo Bic de cuatro colores?», yo sé que todos dirán a una y con un grito no exento de emoción y éxtasis: «¡¡¡ Guisande !!!», y eso… eso emociona.

Y a ti te puede pasar lo mismo. Que te apellidas Fernández… pues nada, cuando pasen los años y alguien pregunte: ¿Quién trajo por primera vez a la aldea unas katiuskas con elefantitos rojos?, todos dirán: «¡¡¡ Fernández !!!, ¡¡¡ Fernández !!!». Y esto lo mismo vale para un Fandiño que para un Álvarez, para un Guitérrez que para un Loureiro o un García.

De verdad, si compromiso, si te encuentras mal, no lo dudes, ven a mi aldea y seguro que eres pionero, que te encontrarás mejor, seguro que… «¡¡¡¡¡ Jisandeeeeeeeeeeeeee, pero cómo se che ocurre pitar as patacas oh !!!!!!!». ¡¡¡ Señor, qué éxtasis !!!, otra vez pionero y sin darme cuenta, sino es por Maruja…

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

58 respuestas a “¿Si te sientes inútil?, ven a mi aldea”

  1. Manuel Guisande dice:

    Hola Eugenia: Pues nada, nos pasaremos por esas campanadaws, ¿pero no serán muchas?, lo digo por el dolor de cabeza que… pasaremos. Gracias por tu comentario y un beso

    [Responder]

  2. Manuel Guisande dice:

    Hola Virtu: Joé, tu abuelo sí que era un pionero ¿y lo sabría?. ¿Sabría hasta que punto era un megacrack?. Me da que sí, que en esa época la gente era más consciente y se daba cuenta de lo que realmente era porque eran más auténticos. Oye, pues busca la funda y mete un par o 4.000 móviles. Por cierto, que si supieras las ganas que tengo de tener una tele en blanco y negro, estoy más harto de tanto colorín… A lo mejor, con suerte, escuchando un telediario ponían la noticia de: «Ha llegado a España el turista un millón procedente de.. para pasar unos días en Mallorca. Al pie de la escalerilla, el ministro de Turismo recibió a la señorita…» Con tal de no oír lo de la prima de riesgo… lo que sea. Un beso , guapa

    [Responder]

  3. Manuel Guisande dice:

    Hola Susana: Pues ya ves como es la vida… quién me iba a decir a mí que de una aldea el tinglado termina en Nueva York. Pues sí, porque eso anima a seguir escribiendo, disfrutando cuando me pongo al teclado y si vosotros lo pasáis bien… pues qué más se puede pedir ¿no?. Me parece que váis a aguantar a Guisandiño para rato pero (sí, sé que soy un plasta, un pesado, un papón, me lo vas a decir a mí) vuestros comentarios animan y es seguro que si el blog se lee mucho ES GRACIA A TODOS VOSOTROS, ESO NO LO OLVIDO. Un beso, guapa

    [Responder]

  4. Manuel Guisande dice:

    Hola Rafa: Pues sí, una agradable momento tu visita, pero tanto como mago de las letras… habrás querido decir majo ¿no?. Rafa se refiere a que en vez de corta césped lo que utilizo es el caballo y varias vacas de mis vecinos, que se ponen a pastar en la fina y me queda todo.. a ras. Y lo de la puerta (que es de estas antiguas de más de dos metros de alto) es que un día la estaba lijando, entonces me harté y pensé «que lo haga el tiempo» la clavé en el medio de la finca y ahí está; que por cierto, quien me visita hace más fotos con ella que con la catedral de Santiago. Y lo curioso que no se cae y está clavada poco más de una palma de Gran Canarias. Y mientras la puerta resiste todo los vendavales, a un vecino una vez le voló medio tejado de uralita, un casa que estaba apunto de caer cayó una parte y la puerta… ná de ná, no lo entiendo. Un saludo Rafa.

    [Responder]

  5. Fauve, la petite sauvage dice:

    Cuánto me he reído pero qué envidia me habéis dado todos, yo que más que ser pionera desearía tener aldea, pero sólo de imaginarme si tengo que subir o bajar una pendiente casi imperceptible derraparé seguro, o sabiendo que si me subo a un taburete bajo tengo vértigo, o que jamás sabría hacer una puerta, que soy de asfalto total pero corporalmente, no de corazón; que, eso sí, tendría una ovejita o dos para comer la hierba de mi parcelita; ésta sería pequeña, que no está una para trotes, pero con algún árbol y sus hortalizas y verduras, con lo que me gusta sembrar, aunque lo de sachar no sé si lo soportaría mi espalda, y caigo del sueño y despierto cuando me doy cuenta de que no sé ni siquiera qué significa “pitar as patacas”, aunque a lo mejor si lo hago lo aprendería, y 11 que es mi número favorito dejaría de ser el número de habitantes de Mortoares, o podríamos ser los 11 y yo, o mis 11 vecinos… Convierto desde hoy a Mortoares en mi aldea virtual, voy a leérmelo todo sobre ella para que lo sea de verdad, de verdad en la virtualidad cibernética, tan real ella, si es que me acepta.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Fauve: Pues entra en google heart y ahí tienes mi aldea, donde escribo los artículos que lñuego vuelan a sabr por dónde. Pues si te vas a vivir a una aldea… te digo yo que te acostumbras y no quieres volver. Un beso, maja

    [Responder]

  6. Fauve, la petite sauvage dice:

    Pero bueno, he comenzado por el INE y dice que hay 20 habitantes, 12 de ellos son hombres y el resto, lógicamente 8, mujeres… Claro, haciendo tanta propaganda…
    Gracias, Guisande; estoy segurísima de que no querría volver; he vivido en el campo durante los meses sin colegio toda mi infancia y parte de la adolescencia pero en otras tierras lejanas y diferentes; vívía en bañador, sólo me vestía para ir al pueblo o cuando venía visita seria; corría descalza y me paraba a sacarme los pinchos y poder seguir, cuando en invierno me hacían daño hasta los calcetines de lo delicados que tenía los piececitos…
    Ahora pesan los años y los kilos también, pero dónde va a ser feliz una fauve sauvage: ¡en Mortoares! Aunque tengo miedo de ser una especie invasora peor que los turistas u otras personas tóxicas.
    Algún día lo mismo aparezco por allí; por ahora sigo con mi aldea virtual y más contentiña que qué, ¡de verdad! Me voy al google maps, que el heart no lo tengo ni en la city 😉

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Fauve: ¿Como que en la aldea somos 20?, somos 11, a no ser que esta mañana mientras estoy en el periódico hayan nacido 9, que lo dudo. Un beso

    [Responder]

Deja tu comentario