La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

El blog, en la Universidad de Kentucky

Escrito por Manuel Guisande
13 de Mayo de 2011 a las 19:16h

Vamos a ver. Decir que el blog Al fondo a la derecha se estudia en la Universidad de Kentucky (Estados Unidos) sería muy pretencioso por mi parte; pero ya es un honor que uno de los responsables del Departamento de Estudios Hispánicos de ese centro, el profesor Anderson A. Stewart haya leído algunos artículos a sus alumnos y que tras una conversación quedáramos de acuerdo en que escribiera uno dedicado a sus universitarios, y yo me tomo la libertad de hacerlo no solo para ellos, sino también para él porque en la vida hay que ser agradecidos y Mr. Anderson, por lo que hemos hablado, es un tipo majo, la verdad. Si no lo fuera, no lo diría (joé qué noble soy)

Yo me imagino en estos momentos a Anderson, que obviamente sabe castellano, pero también inglés, francés y portugués, paseando por la clase con sus insultantes 29 años leyendo este artículo a sus alumnos, como también me imagino a algún joven que pueda llamarse John, James o Kevin pensando: «A ver si acaba pronto la clase el Anderson este y salimos ya y me lanzo sobre la Jennifer en plan touchdown».

Yo sobre vosotros, alumnos de la Universidad de Kentucky, no puedo hacer otra cosa que imaginar; pues la mayoría de los europeos no hemos estudiado en Estados Unidos, y como imaginar, cavilar, soñar, supone adentrarse en el mundo de las ideas volátiles os atisbo como en las películas: sentados frente a varios libros sobre la mesa, con vuestros vaqueros, con vuestros botines de Adidas o Nike, vuestras coloridas camisetas de equipos como los Lakers, Eastern Kentucky Colonels o Philadelphia Eagles; menos de Paris Hilton… todas; y os veo también a todos mezclados como un maravilloso micromundo de razas: Unos rubios, otros morenos, otros de color, otros asiáticos, otros hispanos, otros…

Y también os imagino pensando y con razón, porque yo me haría la misma pregunta si me llamara McGuisande: «¿Pero quién es ese tío, quién realmente es ese español que se llama Guisande y que nos escribe desde el otro lado del atlántico?».

Y explicaros quien soy es sencillo, un simple escritor de cuentos para niños y periodista, que trabaja en el sexto diario más importante de España, que hace guiones de Radio, Televisión y Teatro, cortometrajes, que tiene un blog y que de vez en cuando pronuncia alguna conferencia, vamos nada especial… pero a mí, si me llamara MacGuisande, lo que más me intrigaría sería saber: ¿Y desde dónde escribe, desde dónde escribe exactamente el tío este?.

Eso es más complicado. Y digo que es más complicado porque en Europa hay una creencia de que los estadounidenses no saben dónde está el resto del mundo excepto su país; pero supongo que esto será un tópico como muchos que se dicen y que la realidad es bien diferente. Y estoy seguro que estudiando español sabéis donde está España.

Más difícil ya es que sepáis dónde está Galicia (al noroeste de España), bastante más la ciudad de La Coruña, y yo diría que casi imposible el pequeño pueblo donde vivo, que solo tiene 11 habitantes, siete vacas, creo que cuatro perros, unas ocho gallinas y unos gatos que van y vienen. Pero como vosotros los estadounidenses sois como más de ciencias que de letras (John deja de mirar tanto a Jennifer, que esto acaba pronto y haces el touchdown), si me prometéis no invadirme con un Tomahawk os diré que vivo en las coordenadas 43º 12` 23.63” Norte / 08º 50.02” Oeste o, lo que es lo mismo, en un minúsculo lugar que se llama Mortoares.

Y ya que os escribe un español, ¿cómo os diría en pocas palabras cómo es España, cuál sería una visión rápida de este país que está a unos 8.000 kilómetros de distancia de donde vivís? Pues España es un país diferente al resto de Europa; mientras en el resto de las naciones europeas a las ocho ya están todos en casa, aburridos, nosotros salimos del trabajo para tomar algo con los amigos hasta las 10 u 11 de la noche; mientras el resto de Europa duerme, España se levanta para divertirse y si tuviera que definir mi país con una palabra esa sería: Alegría.

Y ya que cito la palabra Alegría, que me recuerda a vuestro profesor Anderson, me surgen unas preguntas sobre él, que si queréis podéis contestar en el blog. Algunas ya las sé, como que es de Tobago y no es vago, que el tío con 29 años debe ser un cerebrito, que siempre está sonriente, que debe ser muy cercano en el trato, que es bromista y sospecho, pero solo lo sospecho, que al igual que John, James o Kevin también está deseando salir de clase para hacer un touchdown. ¿Acierto?. Un saludo desde España

54 respuestas a “El blog, en la Universidad de Kentucky”

  1. Miguel Buján dice:

    Ná…Rafa, te lo digo yo que me paso el día evitándolos. A los guardabosques (salvo en la Argentina; y si no que le pregunten a Drusila) se los reconoce, a la distancia, por una falta total tanto de inteligencia emocional como de capacidad risoria. No se sabe si a causa del mucho tiempo que se pasan viendo pasar el mundo (de sus adentros) frente a sus ojos o quizás por aquello del mimetizarse con el medio que uno pisa. En fin, que sea lo que Dios quiera:

    Uno, un lunes por la mañana recién comienza su jornada laboral en la oficina, le pregunta a un compañero, cazador, por su fin de semana:

    -¿Que, Manuel?¿Cómo se dió la cacería este fin de semana?

    A lo que éste le responde.-Calla, calla, por Dios ¡Menudo trago! ¡Todo el tiempo sin avistar ni una pieza y cuando por fin se me aparece voy le meto un fogonazo al Leonardo!

    -¿Leonardo?- Le pregunta, extrañadísimo, el otro tipo.- ¡Querrás decir leopardo!

    -¡Si hombr si!¡Que me vas a decir tú ahora cómo se llamaba el guarda!

    Si es que nos pagan muy poco, coño, a los del gremio…¿o no?
    Que conste, Guisande(entre tú y yo), que me sigue gustando más el de Kentucky…como que daría mucho mucho más de sí.

    Me voy a hacer sopa.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Miguel: No está mal 🙂

    [Responder]

  2. Miguel Buján dice:

    Bea, eso si, yo te llevo al Ritz, pero después toca fugarse sin pagar, que yo no soy de tener muchos sarmientos. Además así resultará todo mucho más dinámico. Por lo del huir no te preocupes, que estoy muy puesto en eso de la huída desde que un vecino (Toni Bainas) me explicó hace ya tiempo, con algunas de sus historias, lo sencillo que resulta engañar a directores de hotel, a agentes de seguros y a militares de medio y alto rango, excepto si unos y otros fueran chinos o hasta incluso de Betanzos. Podriamos llevarnos también a Guisande y don Armando, por aquello de que dislocarse entre cuatro da más de sí que de hacerlo en dos o a pares. También así, al repartirlos, pesarán mucho menos los remordimientos por si acaso nos atacasen sin aviso y por la espalda.
    Eso si, yo no tengo carro, o sea que ya me estás buscando, como poco, un par de támdens.

    Me voy corriendo a ver Oh Brother! que lo pasan por la tele, y en estos tiempos que corren, en fin, no es cosa de desperdiciar las buenas causas.

    Hasta mañana.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Miguel: Sí, no hay com compartir las cosas, lo bueno y lo malo, una compa de champagne o una celdita en un penal. En el éxito y en el fracso, todos juntos hasta la locura total.

    [Responder]

Deja tu comentario