La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para enero, 2011

Y con las modelos USA… llegó el caos

Domingo, enero 30th, 2011

(Crónica de urgencia de un acotecimiento.Tres modelos estadounidenses en una aldea. Agencia. Guisande Press)

Si no termina media aldea y el pueblo en cualquier gran premio de tenis, Roland Garros o Forest Hills como aficionados de excepción… el lunes estarán en el ambulatorio porque desde que el mundo es mundo nunca vi a tanta gente girar el cuello de izquierda a derecha y de derecha a izquierda según se movieran Jane ( la sobrina de la sioux, la morena de pelo ondulado) y su amigas, Eirin y Molly, las tres modelos estadounidenses que arribaron/derribaron a la aldea.

Fue llegar y lo primero que hicimos fue ir al bar Pedreira para celebrarlo con unas botellas de champán; y aunque jugaban el Deportivo contra el Sevilla y los vecinos miraba atentos el partido…. fue entrar ellas y estoy seguro que ninguno sabe cómo quedó el resultado y si me apuras hasta es el lugar del mundo en el que se han perdido más quinielas por metro cuadrado.

Y como aquí hablamos con todos, incluso a veces solo; pues nada, todos interesados en saber quiénes eran, a qué venían o, más bien, qué pasaba, porque sí; realmente era eso, ¡¡¡ qué diablos pasaba !!!. Y tras tomarnos varios cavas (que aquello como que no acababa) fuimos a casa a reponer fuerzas, pero las justas.

Y en casa, con la lareira puesta (que estuve por explicarles que atrasados sí, pero que tenemos también calefacción, además de fuego) pues ya sabes; la sioux diciendo lo mucho que valgo, enseñándole los premios enmarcados, y yo, pues con cara de gallego, que te voy a decir. Esa cara de… de papón ¿sabes?, casi pidiendo perdón por haber ganado algunas cosillas.

Pero yo a la sioux la entiendo (que en el otro lado del Atlántico rajan igual que aquí, no te creas, en inglés, pero igual) y aunque ella es muy sencilla me puso por las nubes para cuando volvieran a territorio comanche explicaran al resto de la tribu sioux quien es ese tal Guisande: el único español que sin ir a América conquistó una americana. Vamos, que nadie lo entiende; bueno, no lo entiendo ni yo…

Y como ya todo estaba planificado, a medianoche llegó Javito en su coche (que estaba tan limpio que hasta pensaba que era de otra marca), y allá se fue con ellas a las discotecas de Sada, Betanzos, y supongo que a las de La Coruña mientras… oah, mientras… oah, oah… me me me dormiiaaaa

ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. «¡¡¡ Qué, que pasa, qué que pasa !!!» ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. «¡¡¡ Qué, que pasa, qué que pasa !!!» ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. vZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss.. ZZZzzzsss..

Y al día siguiente, tras pasar la noche con algún sobresalto, pues no estaba seguro de lo que había vivido… si el día anterior fue el caos, por la mañana de hoy, domingo, el recaos; porque a mediodía allá nos fuimos a eso tan típico spanish que es «ir de vinos». Y fuimos al bar de Juanito, a la Regueira, al Crecho, al Cruce, al París… vamos que no quedó bar y tasca que no pisáramos y persona a la que no las presentáramos, y hasta hubo quien se quiso hacer unas fotos con las chicas mientras ellas también ponían una cara al conocer en profundidad lo que es este país… que hay que reconocerlo, que un poquiño salvajes también somos, pero como Jane tiene sangre sioux… ja ja já, ¡¡ miel sobre hojuelas!!!

Y luego, a comer en familia; pero más que en familia en el fondo comimos con todo el restaurante, que a más de uno estuve a punto de cortarle con el cuchillo los ojos y a otros trincharle la mano. Y después, visita escultural, digo cultural por la zona. Y aquí termino esta crónica de urgencia porque creo que no dejan conducir escribiendo.

La aldea está revolucionada, ¡¡ llegan tres modelos estadounidenses !!

Viernes, enero 28th, 2011

(INFORMACIÓN DE ÚLTIMA HORA. Agencia Guisande)

jane-and-friends
.
De verdad que yo ya estoy por pedir una subvención a Asuntos Sociales, a Dementes sin Fronteras o a Esquizofrénicos Association y que me internen; porque esto me supera, que venga un notario que cobre menos que el folio a doble espacio (vamos, que sea inteligente) y que levante fe de los que está ocurriendo o va a ocurrir aquí, que yo no quiero saber nada. Yo me fugo, o me hago refugiado, o de las FARC o vuelvo a reorganizar Sendero Luminoso, pero algo tengo que hacer.

¿Y qué es lo que pasa?. Pues que a nuestra aldea de 11 habitantes van a venir la sobrina de la sioux, que se llama Jane, una joven de 20 años, modelo y que está acabando la carrera de Derecho en la Universidad de Duke, en Carolina del Norte (en la foto la del centro), su amiga Erin (a la izquierda, también modelo) y Molly (¡¡¡ pues claro hombre !!!, también modelo).

Y fue ver las fotos en la aldea, como las estás viendo tú, y esto es la locura, una auténtica revolución: Javito, el del bar, dispuesto a llevarlas de marcha todas las noches a no sé cuantos sitios, que ya le dije que cuando se vayan que vengan a despedirse, si no le importa, claro; Manolo, que nos invita a todos a comer y a cenar, «que ten que comer pulpo», si él lo dice…; y Luis… joé Luis, va y dice: «¿Puedo verlas?» y te lo juro que fue oír eso de «puedo verlas» y no pongo una taquilla porque uno tiene decencia, que si no… Dios qué noble soy.

Y cuando pensaba que no podía ocurrir nada especial, que ya más como que no, que todo estaba controlado… Juan, no te lo pierdas, Juan, sí Juan, que casi nunca habla, dice todo serio: «Si se quedan solas en casa lo mejor es que cierren la puerta con llave» con lo cual ya me veo yo llamando al delegado del Gobierno en Galicia pidiendo ayuda y que me mande un par de patrullas o que los Geos tomen posiciones frente a la casa. Joé, y decían que la aldea era tranquila…

De verdad que os voy a contar en el blog, aunque sea resumido, lo que pase, porque algo va a pasar ya que esto… ; y es que además todo sin avisar; bueno, no, avisaron: «¡¡¡ Llegamos mañana !!!» Y claro, como vienen tres, y entonces en casa somos 9, que hasta hora es una casa y no un hotel… pues todo dios ofreciendo habitaciones, que ya no sabes si esto es una casa o un… sí, eso que piensas, porque claro, porque miden casi 1,80 y son modelos, que sino… sino me iban a ofrecer habitaciones… De verdad si en algo me apreciáis, o me dais ánimos o me alojáis en vuestra casa o… o, nada, olvidaros, las FARC casi mejor.

¡¡¡ Tenemos que vender una yegua !!!

Miércoles, enero 26th, 2011

(Cosas que pasan cuando vives en una aldea tras abandonar la ciudad y no tiene ni idea)

Os lo juro que sigo sin entender esas macroproducciones de Holywood en las que se gastan un dineral en exteriores. Yo porque no soy director de cine, que lo único que hice fue un cortometraje que se llama Garabolis que sino… para películas, para películas películas mi aldea, que más que un lugar parece un plató: 11 habitantes que son once artistas; y como escenario cinco casas, pero todo mezclado y revuelto… cada día un guionazo, pero un guionazo que no veas. Aquí sales… y escuchas una trama alucinante; no sales… y la escuchas igual porque aquí se habla a gritos y cuando digo a gritos es agritos, no en voz alta… no, vamos que aquí problemas habrá otros pero de sonido…. ni uno. Aquí, quieras o no, sino te haces director de cine, algo relacionado con el séptimo arte, o con el arte en general, se te pega.

Y se te pega de muchas formas, como hace unos días, cuando salí de casa y me dirigí a la de Maruja, la dueña de la Rubia, la yegua que estuvo enferma y que ahora quieren/queremos (porque esto parece una comuna que todo se hace en grupo) venderla, a ver si encontramos entre todos a un incauto, pica y se lleva a la cuadrúpeda.

Timar timar no es, pero que nos estamos acercando a que nos lleven al cuartelillo… eso ya es otra cosa. Mientras tanto, para buscar al ingenuo, para tantear el terreno, de vez en cuando al ir a un bar sueltas como quien no quiere la cosa. «Pues Maruja vende una yegua… ». Y entonces te caen palos por todos los lados. «Sí, home, unha yejua; si ahora utilízanse tractores…»; «pero tí que eres periodista qué carallo sabrás de yejuas… », «¡¡¡ para facer riejos hay que baixar o lombo y darlle co sacho, rapaz. Nin yejuas nin ost… !!!», «Anda dalle a ordenador en cala ¡¡ho !!», apostilla otro, a la vez que te das cuenta que como tratante de ganado… como no te comas lo que vendes…

Tal que el pardillo no aparece, la Rubia sale poco del establo y me temo que un día se va a morir y esto va a ser más que un disgusto porque parece que vivimos contrarreloj para colocar al trotón. Y es que claro, la Rubia no es como un coche, que tiene un kilometraje, que lo puedes ver y según la chapa, el ruido del motor… la Rubia, la verdad que lleva un tute que no veas; pero cada vez que preguntas a Maruja tiene menos años. No me digas cómo pero cada mes que pasa, la bestia esta rejuvenece y yo le digo a Maruja que no exagere, que no baje más la edad que a este paso por potrillo no cuela ni de coña.

Y así llevamos cuatro meses, buscando un comprador, y yo, en el periódico, entre la agencia Efe, Reuters, Colpisa, Europa Press, DPA y France Press y la Rubia, llevo una temporada de tensión porque claro, esto es como todo (bueno, miento, como todo no, estoy hay que vivirlo para creerlo); se oyen rumores de que alguien puede estar interesado en la Rubia, que a lo mejor la llevamos a Curtis o a Betanzos a la feria para venderla, que si es mejor que vengan a verla, que es posible que se restablezca totalmente de esa neumonía y trabaje un año más…

Y claro, quieras o no vives, en una incertidumbre, en una inquietud porque es salir de casa y ni que la Rubia fuera un familiar directo, ya que es ver a Maruja y te sale sin pensar: ¿Cómo está la Rubia?. Y según lo dices piensas: «Joé Guisande, que preguntas más por la Rubia que por tu madre». Y es que además la Rubia, la Rubia está como siempre, rubia, pero es que yo, al menos yo con este tema estoy negro. Oye, ¿tú no querrás una yegua verdad?.

El niño Mariano y la niña Aguirre

Lunes, enero 24th, 2011

Iba yo tranquilamente en el coche cuando oigo por la radio que un tal Mariano y una tal Aguirre quieren analizar ahora, mira por donde, ahora, las pensiones de los caravitalicios; ya sabes, los que con 11 años trabajando se jubilan con el 100% y tú y yo necesitamos morir para que hereden algo nuestros hijos.

Y tal bobada me pareció lo que decían, que entonces me pregunté si era el Día del Niño, el Día de la Infancia o de la Preadolescencia y que habían dejado los micrófonos al niño Mariano y a la niña Aguirre para que vivieran una experiencia radiofónica inolvidable: utilizar la cebolla esa para que hablaran, hablaran y hablaran. Ya sabes, eso de jornadas de puertas abiertas que tocas todo y no sabes nada.

Pensaba que esos niños, el Mariano y la Aguirre (que podrían ser también Ché Luis y Pajín) iban a decir que iban a denunciar la desigualdad, el morro que le echan y que nada de «analizar», sino ir al juzgado y con nombre y apellidos decirle al juez: «Mire, éstos son tan ladrones como nosotros, pero pido la atenuante de arrepentimiento espontáneo o incluso la eximente de trastorno mental transitorio y si uted tiene a bien… ».

Así que cambié de dial, y oye, en el otro, otra vez el niño Mariano y la niña Aguirre, un don de la ubicuidad total y, qué pena, en vez de un don una tara para decir la misma estupidez… Y así iba hacia casa cuando pensé: «Pero el marianillo este y la aguirrucha esa no habían aprobado ellos esa medida de las pensiones, será que ahora tienen miedo que llegan las elecciones… ».

Y te lo juro que aparqué el coche, seguro que mal para los aceitunos de la DGT, fumé un cigarrillo e hice lo que peor puedo hacer… pensar. Y, mira que hacía frío; pues aún así pensé a una velocidad que yo que creía que con las bajas temperaturas se te congelaban las ideas…. Pues no, por experiencia comprobé una situación curiosa. Haga el frío que haga, aunque estés a 170 bajo cero, cuando oyes una tontería sublime, además de las ideas se te calienta el cerebro, el pelo y la sangre porque… ¿para qué van a analizar las pensiones de los caravitalicios?

Y como ya estaba pensando… pues me dejé ir, que tengo esa tendencia, y mira por donde cavilé. «Pero, además de sus pensiones, ¿no será que lo que tengan que analizar son las nuestras porque tú y yo ganamos lo justo, pero ellos… para qué van a estudiar solo, y solo sus pensiones si con lo que ganan y sus chanchullos casi no las necesitan?».

Y ya estaba acabando el pitillo, cuando encendí otro; yo creo que ya no con el mechero, sino rozando un pelo, y seguí cavilando. «¿Y por qué no analizan las dietas que cobran por asistir a plenos, las ayudas por desplazamiento, el plus por acudir a una comisión, las comidas y cenas de trabajo, los viajes en tren, avión o barco, los gastos de alojamiento… ?, ¿por qué no analizan los tratos de favor en adjudicación de obras, de proyectos para empresas, de oposiciones aprobadas por amiguetes, las colocaciones a dedo en empresas públicas…?».

Así que tras cavilar y cavilar, tras pensar y pensar, me sentí pez; sí pez, no sé cual, si trucha o anguila, pero pez. Mira que vivo en el interior, en el campo, pues me sentí pez porque lo que decía el niño Mariano y la niña Aguirre me pareció así como un cebo para que pique. ¿Analizar las pensiones, solo las pensiones, y el resto?. Por suerte acabé el tabaco, que vi un letrero que ponía «Madrid» y por poco pongo rumbo allí y voy, que si voy, que tenía la sangre…


LO QUE GANAN ESTOS IMPRESENTABLES
(leer)

Te mueres y eres la repera

Viernes, enero 21st, 2011

Yo sé que si me muero tengo una esquela gratis en el periódico, supongo que será para avisar que no voy a trabajar, algunas pelillas de algún seguro de sabe Dios qué y para de contar; vamos, como tú, más o menos. Pero tú, que por ejemplo te llamas Raúl Togar o Luis Grijota, e imagínate por un momento que eres un conocido pintor o un laureado escritor… ¿mueres?; pues mueres, y por la cara ya eres una «pérdida», y si eres famoso, entonces ya adquieres la misma dimensión que un coche con 10 años sin pasar la ITV, «irreparable».

Tu estás vivo…. y nada; hagas lo que hagas te tratarán como una alpargata, inventes lo que inventes… ni caso; discurras lo que discurras… sigue pensando chaval y hoy ven a trabajar aunque sea festivo, na un pringao; pero es irte al otro mundo y desde ese momento tú ya no eres un ser humano, eres como una línea divisoria, como un puesto fronterizo porque tras estar fiambre, contigo, Raúl Togar ,«hay un antes y un después», y Luis Grijota «tenía una visión distinta de interpretar las cosas, pasarán muchos años hasta que nazca otro Grijota».

Y entre las muchas frases, una de las más bonitas es esa de «era un hombre adelantado a su tiempo» aunque todo dios se mosqueara porque siempre llegabas tarde, qué más da ahora. No me digas que por esto no merece la pena salir de casa con los ojos vendados, cruzar una autopista de 400 carriles y a ver quien te lleva por delante para estar muerto un día o día y medio, o incluso una semana y si tienes frío que te pongan una capilla ardiente, que si es en mi caso y la pateo en la aldea la quiero pero ya.

Y qué me dices en el plano familiar… ahí la gente se embala, ahí el personal ya pierde los papeles y se lanza a lo bonzo, quemando los últimos cartuchos de su intelecto. «Siempre tuvo a una gran mujer a su lado». Pero una mujer… ¿cuál?, ¿la esposa, la amante, la hermana, la abuela? ¡¡¡¡¡ qué mujer hombre, qué mujer si este tipo estaba soltero… !!!!!. Pero da lo mismo porque dices «mujer excepcional» y vale para todo, hasta para una tía abuela si la tienes.

Y en esto de los óbitos, de pasar a otra dimensión, hay otra frase similar que no falla porque si falla no estás muerto, estás grave, malherido, pero fiambre no, y la frase de marras es: «Detrás de él había una mujer excepcional». Y mira por donde, es justo por esta frase, la de «Detrás de él había una mujer excepcional» por la que perfectamente sé, pero perfectamente, que nunca seré un laureado periodista ni afamado escritor, porque yo es mirar para atrás y lo único que tengo detrás es un dolor de cervicales y un dolor de espalda, pero un dolor…

UNA PREGUNTA, UNA RECOMENDACIÓN

1- Como ya sabéis que este blog es como una ONG y para los que entran en el blog siempre está abierto, pues un amigo del blog, Luis Rodríguez, que vive en Barcelona, es el responsable de Okodia (http://www.okodia.com/es/index.html), Grupo Traductor, así que si queréis hacer una traducción en uno o varios idiomas, u otro servicio lingüístico ya sabéis a donde dirigiros.

2-Tras el rebote que pillé con los políticos, qué preferís ¿artículos de rajar o de humor?. Lo pregunto porque este es mi-tu-nuestro-blog

Comprendo a Berlusconi, el menda ese

Viernes, enero 21st, 2011

Lo de este tipo, este medio delincuente que los otros medios delincuentes que gobiernan en Europa le ríen las gracias y que se llama Berlusconi, es alucinante. Se acuesta con una menor, el tío le pregunta qué es, a qué se dedica, ella contesta que prostituta y él se sorprende. Yo entiendo a Berlusconi, que si lo entiendo, porque si te acuestas con una de 18 años, pues para él qué menos que sea ingeniera aeronáutica o experta en motores diésel ¿no?. Si es lo más normal, vas por Italia, Alemania o Singapur, te cruzas con una pobre chicuela, y qué va ser, hombre, qué va a ser, pues ingeniera y si se juntan cuatro en un piso con él y sus colegas, pues qué van a ser, hombre, qué van a ser, pues una representación de la NASA.

Y bien pensado no me extrañaría que un día lo fueran, que llegaran expresamente de Houston para saber de dónde ha salido este elemento, de qué planeta, que parece que nadie le dice nada porque para él Italia no es Italia, no es un país. Italia para él es como una pizza, la mueve la remueve, la voltea, la tira al aire le da de tacón y se la come. Vamos como lo que pasa aquí, pero con más descaro, bastante más, que aquí guardan las normas, pero eso, solo las normas, pero con el tiempo ya veremos…

Pero, ya digo, yo entiendo a Berlusconi. Chica que encuentra… sorpresa que se lleva; y claro, lleva tantas sorpresas, tantas chicas, que a mí no me extraña que después diga cosas incongruentes y salidas de tono; pero hay que perdonarlo porque si lo dice no es porque sea tonto ni por molestar, sino porque está siempre sorprendido y cuando estás sorprendido…. pues no se reacciona y pasa lo que pasa. Y que curioso, perdonarlo termina en “arlo” como “echarlo”, “encarcelarlo”… hay mogollón de palabras que terminan en arlo ¿verdad?

Pero aunque yo comprendo a Berlusconi, a mí los que me preocupa es que Italia está cerca, muy cerca, lo entendemos casi todo y ya se sabe que cuando una cosa está muy cerca, pero que muy cerca puede haber un efecto contagio, dominó que llaman los expertos.

Y es que aquí por ahora, y solo por ahora, aún no han aparecido chicas y faldas de por medio, que todo se andará en el plan que vamos, que todo es que empiece uno y ¡hala!, a ello, total que aquí a estos caravitalicos no hay nadie que los quite…. Y claro, como desde hace un tiempo para acá oigo tantas cosas fuera de tono, sin sentido y absurdas, al igual que Berlusconi… pues pienso si nuestros políticos no es que sean tontos, a ver si es que empiezan a sorprenderse, a ver si también hay tantas chicas, tantas faldas, que aún no conocemos. ¿Podría ser?.

¿A los políticos les falta un hervor?

Miércoles, enero 19th, 2011

De verdad, yo creo que si lo decís la gente lo entiende, si decís que tenéis un problema, que no os imaginabais que era acierto aquello que se decía que el poder corrompe… pues la gente lo entiende y os perdona; os llevamos a una terapia de grupo y, como cuando éramos niños, hacemos «juego revuelto» y empezamos de nuevo, que nunca es tarde.

Pero empezamos de nuevo, por ejemplo, hablando en el Senado en un solo idioma, el que queráis, pero no por utilizar el gallego, el catalán o el arameo cada sesión en traductores nos salga a todos los españoles en 12.000 euros por ser tercos y no hablar el que todos sabemos.

Si yo comprendo que eso de que te pongan un coche oficial, una secretaria, una tarjeta visa, gastos pagos y sueldo alucinante… pues que nubla la cabeza, la sesera, descentra y trastorna porque claro eso para ti, que casi no tienes el bachiller y que lo máximo que has hecho es empapelar las paredes para las elecciones o repartir trípticos… pues como que no estás preparado. Vamos, yo te entiendo, no creas, te entiendo, que a lo mejor a mí me ocurriría lo mismo, que si en vez de ganar un sueldo normal vivo como tú… pero no te preocupes, que todo tiene remedio hombre, que ya lo decía mi abuela «todo se cura menos la muerte», y el ser vividor tiene tratamiento.

Tú sincérate y ya verás como te echamos una mano, que la gente de a pie es maja, pero que muy maja y entiende que te hayas contagiado del desfase institucional haciendo lo que te peta. Tú un día sal a la calle, habla con la gente y ya verás lo agradable que es; pero tienes que salir ¡eh!, que no vale chatear por facebook. Tú sal, sal tranquilamente a la calle que no pasa nada y habla con la gente ya verás, de verdad, que no te engaño.

Si además no solo es tu caso, si no que lo que te ocurre a ti le pasa a otros miles en las 17 autonomías, pero… partiendo de eso de «juego revuelto y empezamos de nuevo», las eliminamos, las autonomías, que es imposible mantener, y ponemos de cada zona a un representante y ahorramos un pastón. ¿Que dónde colocamos a todos los enchufados, a tus amigos?. Pues no te preocupes, que en la terapia os enseñamos como haciendo cursos del INEM, esos que tan bien anunciáis para los cuatro millones de parados, puedes trabajar igual que cualquier ciudadano de la calle; pero si además tú tienes muchas ventajas, que antes de ser diputado o concejal trabajabas en el aserradero Hermanos León… o era en Encofrados sobrinos de Villar… es que no me acuerdo.

Además en ese «juego revuelto y empezamos» podemos entre todos evitar muchos errores. Por ejemplo, en Galicia, hace unos días se ha descubierto que una obra arquitectónica (bueno arquitectónica… para mí una chorrada que no veas) la Xunta pagó 60.000 euros (diez millones de pesetas) en el 2006 y ahora está pudriéndose tirada en un basurero. Si yo te entiendo, quién no tiene un fallo, un mal día… que tire la primera piedra arquitectónica. Y supongo también que un fallo, un desacierto, una equivocación debe ser eso de que con 11 años trabajando cobréis el 100% de la pensión.

Yo estoy seguro, pero totalmente seguro, que tras el «juego revuelto», pues nada, se redacta un nuevo decreto y se subsana el error diciendo: «en donde pone 11 años, debe ponerse 35» y se puede añadir: «Sustitúyase pensiones vitalicias por pensiones como todos los españoles». Ya ves, si son pocas palabras, exactamente 16, ni una más ni una menos.

¡¡¡ Hala hala !!!, que no pasa nada, ánimo, que ya viene el recreo; hacemos «juego revuelto» y empezamos de nuevo ¿vale?. Tú sincérate y verás como todo se arregla y no me digas que no porque entonces lo que voy a pensar es eso, que te falta un hervor y que es mejor que te vayas a que te echen.

A estos vividores, VOTA NULO

Quitarse de los vicios… no sé no sé

Lunes, enero 17th, 2011

A mí esto de quitarse de los vicios me da un poco de miedo porque soy de los que piensa que más vale vicio conocido que vicio por conocer, porque si no tienes uno, aunque sea pequeñito, pero pequeñito, no hay quien viva y esto del existir, de la existencia, es un poco rollo ¿no crees?.

Por ejemplo, yo tengo pánico a dejar de fumar y que por lo que sea se me dé por el juego; que empieces con una inocente quiniela, poniendo un 1 al Madrid-Almería o un 2 al Betis-Torrelodones y termines en la rue sin zapatos y solo con cordones. «Oye, Guisande, ¿qué haces descalzo lloviendo?». Pues nada, que hace una semana que dejé de fumar, entré ahí ahora, en un bar, me puse a jugar un subastao y así a lo tonto…

O que por ejemplo te hagas mujeriego, que se te dé por beber a lo loco o te metas en drogas… yo que sé, hay tantas cosas… Creo que la única solución está en descubrir, pero ya, el mapa del Genoma Humano. ¿Y qué es el Genoma Humano? Pues según San Google, «el Genoma Humano es la secuencia de ADN del Homo sapiens contenida en 23 pares de cromosomas en el núcleo de cada célula humana diploide… »; es decir, más o menos (tirando a menos) pero resumiendo, tú y nadie más que tú, tú mismo, tus células, tus genes, lo que eres, mucho o poco pero lo que eres, bastante más en la definición que viéndote así, en vivo, cara a cara, pero bueno.

Entonces sí, si se descubre el mapa del Genoma Humano esto ya es otro cantar, otra cosa. Vas a un hospital y dices: «Que quiero dejar de fumar». Te abren, entran en las células, te quitan la que echa humo, o la separan para otro lado donde no moleste, sales a la calle y nada más salir ya notas la mejora: «Joé, qué asqueroso olor a tabaco», y resulta que tú estás en Lugo y es un tipo que está fumando en Albacete; sí, es un poco fastidiado, es lo que pasa con los avances tecnológicos pero pese a todo te encuentras mejor.

Que ves que al cabo de una semana como que se te da por el juego… que cuando vas a casa, que vives en la calle Santa Cecilia 36 y más que en Santa y en Cecilia a ti la mollera se te va al 36 par rojo… pues vuelves al hospital, te abren, te quitan ese gen que tiene forma de ficha, o lo colocan a un lado y hasta te da no sé qué ver jugando a la gente al futbolín y escribes un libro «Futbolín, ¿vicio o entretenimiento?». Unas 1.500 páginas, más o menos.

Y que notas como que te tomas bastantes cervezas o que piensas mucho en las drogas, que el letrerito ese de droguería Toñín… droguería, droguería…. que se te ha incrustado en el cerebro… pues otra vez vas al hospital (puedes ir al mismo eh, que no pasa nada) te abren de nuevo, te sacan otra célula o la apartan y la ponen en una carpeta basura, como en Windows, o en papelera de reciclaje, y a vivir.

Que notas que…. joé que no, que eso no es un vicio; a ver si lo que va a ocurrir es que te estás enviciando con eso de que te quiten células y más células y vas a desaparecer por tonto… o es que no notas ya te empiezan a operar con el instrumental la Unidad de Pediatría del Materno Infantil en este quirofanito… no, si está claro que aún va a ser mejor vicio conocido que vicio por conocer.

El tabaco no mata, pero tú…

Miércoles, enero 12th, 2011

(Leer este artículo puede perjudicar gravemente su salud y la de los que están a su alrededor, si lo comenta)

La verdad que ya no tenía pensado escribir más sobre esto del fumar; os lo juro por estas que son cruces, que andaba yo meditando en algo tan trascendente como el ruido de las caracolas del mar y su impacto en el oso pardo, pero han pasado tantas cosas, pero tantas… ¿Tú no has notado que ahora el tabaco sabe mejor?. Con esto no quiero que la gente se apunte a fumar, no vaya a ser que nos quedemos sin existencias, que creo que hay lo justo para el invierno, si antes no decretan redadas en las casas y nos echan del país, ¿pero no lo notas distinto?, que tiene otro punto…

Desde la prohibición, cada vez que salía a la calle a fumar me decía: «¿Pero qué ocurre?, ¿qué pasa con el tabaco que tiene otra cosa, otro gusto, otro sabor… ?». Y como un parvo, a la luz de la luna miraba el cigarrillo encendido, lo giraba con las yemas de los dedos, lo observaba y le decía: «Dime Winston de qué ereees, todo ves-ti-di-to- de blancooo… ?».

Sabía que el paquete pone: alquitrán 10 miligramos, nicotina 0,9 miligramos y monóxido de carbono 10 miligramos; pero no, no era por eso, no, no era, no era, no podía ser porque no habían cambiado la dosis de veneno entonces… ¿qué era, que había cambiado para que estuviera tan icreíblemente bueno?. «¿¡¡¡¡ Qué sucede, qué sucede… !!!!?», me repetía angustiado con una morena a un lado y una rubia al otro y un güisqui en la mano… (sí, cierto; lo de la rubia y la morena es una licencia gramatical, pura invención).

«Según los estudios el cigarrillo contiene, además, acetaldehído, acetona, amoníaco, arsénico, cadmio, monóxido de carbono, cacao, formaldehído, mercurio, nitrosaminas y plutonio-210». Y fue leer esto en San Google y entonces lo comprendí.

Cómo iba yo apreciar el plutonio-210, las nitrosaminas o el formaldehído si me pasaba todo el día fumando en el bar, al lado de la asquerosa tapa de tortilla de patata oliendo su grasa, o junto a los hipertróficos calamares, los esqueléticos cacahuetes o las barrigudas aceitunas y al fondo del local saliendo de la cocina humo y más humo como si aquello fuera un vagón de un tren del Far West y todos de viaje… imposible, materialmente imposible, con tal cantidad de tufos y hedores cómo iba yo a apercibir el aroma y la fragancia del tabaco en toda su extensión: el mercurio, el cadmio o el arsénico… no podía ser, es que no podía ser y no fue.

Y no fue hasta que salí, hasta que empecé a fumar en la calle y notaba que todo era distinto, que era otra cosa, más natural; pero bastante más. Y entonces empecé a preguntarme sino sería más sano el tabaco tal cual lo estaba fumando en la calle que en el bar, con restos de la grasa de la tortilla de patatas, que no hay investigación abierta alguna sobre el asunto; o mezclado con alguna gota del liquidillo ese de las aceitunas que tocas con la mano y que luego va al papel o al filtro, que tampoco hay estudios sobre ello, o afectándole de lleno el vapor que salía de la cocina cuando Aurora, con dos manos como remos abría la puerta esa vaquera y gritaba como si fuera a disparar en una calle de Dakota: «¡¡¡¡¡ Janoooooo !!!!!!, ¡¡¡¡ que ya va la de patata para la mesa 4 !!!, ¡¡¡¡¡ que ya vaaaa !!!!».

Y además, pensaba, qué efectos produce sobre el tabaco el azúcar de las chuches que los niños dejan sobre la barra, que es tan fino tan fino que se mete en los paquetes. Y lo que era peor, toda esa mezcla indescifrable de perfumes de Lacoste, Christian Dior, Lancôme, Dolce & Gabbana o Hermes revoloteando su aroma criminal y posándose sobre el pitillo, que con lo que le meten ya iba puesto que no veas…

¡¡¡¡ Pues claro !!!!, así no es que no fuera capaz de captar la amplia gama de sabores que tiene el tabaco, es que con todo eso, con el aceite de la tortilla, el líquido de las aceitunillas, el vapor de Aurora, el Lancôme ese, el Christian Dior y el Dolce & Gabbana, de verdad y lo digo bien alto, que se sepa ahora toda la verdad: Tú, el del bar, ¡¡¡¡ me estabas matando, me estabas matando !!!!.

Mi hija me ordena escribir

Domingo, enero 9th, 2011

(Cosas que pasan cuando eres padre y aún encima crees que lo haces bien, así nos va)

Yo entiendo que mi director, Xosé Luis Vilela, que el director adjunto Luís Ventoso, y los subdirectores César Casal, Fernando Hidalgo, Francisco Ríos, Carlos Agulló o Alfredo Vara me digan: «Guisande, ¿por qué no escribes un reportaje sobre la posible existencia del guacamayo en Galicia?».

Lo entiendo, como también ellos comprenderían que les insinuara que, tras haber escrito en mi vida como un centenar y medio de Quijotes… «hombre, si quieres escribo sobre el guacamayo, pero con la gente joven que hay aquí y con el lío de coordinar los Monográficos no habrá algún otro pájaro que lo pueda hacer… ». Y casi estoy seguro que dirían algo así como que vale, a la vez que pensaría que sí, que para pájaro el Guisande, y acertarían. Dios, que noble soy.

Como digo, si me ocurriera eso, si tuviera que escribir sobre el guacamayo se escribe (no me conozco yo, que si me pongo… bueno si me pongo… ) y te aseguro que si tuviera que hacerlo no sería causa de zozobra ni de desasosiego ni de desazón; pero lo que sí me ha sorprendido es que en casa, que hay cientos de papeles por todos lados, con notas indescifrables sobre ideas para artículos, me haya encontrado uno que dice: «Papá, escribe de aviones y pájaros». Vamos, eso de «por favor», una insinuación o sugerir, como haría mi director… ná de ná, «escribe», y por la letra deduje que era mi hija Victoria, de 10 años, la que de forma cuasiimperativa me daba las pertinentes instrucciones, a la vez que pensaba que si no lo hacía, capaz era la niña de amordazarme y atarme al teclado, que viene la juveinfancia que no veas.

Y como Victoria, que lleva una temporada así como contra mí, en plan rebelde, rompiéndome el corazón, lo ordena… qué te voy a decir. Y así estaba, meditando en sus instrucciones, en pájaros y aviones, en seres vivos voladores y metálicos que surcan los cielos, cuando me dije: «¿Y si me hago el avión y como pájaro que soy escribo sobre Victoria?».

Y entonces recordé alguna situación como cuando un día Vito, que así la llamamos, le preguntó no sé qué a su hermana Alejandra. Esta, Alejandra, que las hermanas siempre se han llevado a estas edades como se llevan, le contestó algo así como: «¡¡¡¡ Ya te dije que cuando me levanto, que cuando me levanto no tengo humor !!!!», a lo que Victoria, rápida como un rayo le respondió: «¡¡¡¡ No es que tengas mal humor, que son las siete de la tarde, las siete, y lo que tienes es mal carácter !!!!».

Y ya sabes como son los niños, que te cuentan y hablan de sus amigos y amigas con una familiaridad como si tú estuvieras todos los días con ellos en el cole, en el mismo pupitre. Así que un día, Victoria me empezó a hablar de sus compis, Marga, Paula, Julia, Lorena… y por eso de seguir la conversación dije muy en mi papel de buen padre. «¡Ah!, sí, Julia, la niña rubia esa…». «No papá, Julia es morena… », respondió con un tono… ese tono que tú y yo sabemos, que te voy a contar ahora que tú no sepas.

Yo seguía la conversación, más bien escuchaba, hasta que volvió a hablar de sus amigas, que si Lorena, que si otra vez la Julia (obviamente memoricé que era morena, pero morenísima, pero mucho mucho más de lo que te imaginas de morena) y mirándome me dijo: «¿Te acuerdas de Rebe?». La miré, tragué saliva, el corazón se me puso en un puño, sabía que me la jugaba y me la jugué. Así que con toda naturalidad comenté: «Claro Vito, la del parque».

Tras responder con un «no papá… la del cole… », con ese mismo tono que te dije antes pero yo creo que más pronunciado, desde su poco más de 1,40 metros miró hacia arriba, yo hacia abajo, se quedó pensativa y con sus ojos fijos en los míos dijo: «Papá, ¿desde cuándo no entiendes nada?». Glup.

Y TU HIJO, SOBRINO O PRIMO ¿QUÉ HIZO?