La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Los médicos y el inglés me matan

Escrito por Manuel Guisande
9 de julio de 2009 a las 15:33h

Cuando usted va al médico es porque tiene un problema. Lo mismo me ocurre a mí, pero a diferencia de usted yo entro con uno y salgo con dos. ¿Y por qué? Por el inglés; sí, por el inglés.

Como ya conté en otros artículos mi mujer es india americana, de Ohio (Estados Unidos), más exactamente de la tribu sioux (que por cierto debe de ser la única que quedó viva porque yo de pequeño me los cargaba a todos cuando jugaba a los vaqueros), y aunque es enfermera se dedica a hacer traducciones de español, francés e inglés, pero no al mismo tiempo, lo digo porque hay gente para todo.

El caso es que como no confía en los médicos pues cuando tengo alguna dolencia insiste en acompañarme al especialista. Yo digo que no, que el que está mal soy yo y que si muero soy yo y no ella; pero ni así. No hay forma, así que cuando voy al médico realmente no voy, sino que vamos, como si fuéramos hermanos gemelos. Hasta ahí no hay el menor problema, pero en cuanto nos recibe el facultativo el asunto cambia.

Ya me puedo estar pudriendo por dentro, estar a punto de una trombosis, un infarto o una ceguera irrecuperable que el experto en Sanidad lo primero que pregunta y no falla es: «¿Y de qué país es usted?». «Y a mí qué diablos me importa que usted sepa o deje de saber de donde es mi mujer, si estoy aquí hecho fosfatina, con un dolor que estoy por saltarle a la yugular», pienso. Pues nada, como si hubiera ido a un balneario a tomar las aguas, como el médico hace mucho que no habla inglés, entonces aprovecha para practicar, pero como además ambos son del ramo de la Sanidad… pues qué quieres que te diga, habla que te habla y yo como un parvo escuchando sin entender nada.

No exagero, pero he estado en tantas camillas sentado viendo como mi mujer y los médicos hablan en inglés de mi dolencia y yo sin enterarme que podría ahora mismo decirle cuáles son los modelos, marcas y tipos de camilla más cómodas. Las he visto de todos los colores y formas, acolchadas, sin acolchar, con un agujero a la altura de la cabeza, con otro a la altura de las piernas, con reposacabezas, sin él…. Yo de mis enfermedades saber sé lo justo; o sea, nada, pero de camillas….. pregunte, pregunte.

Etiquetas: , , , , , , ,

18 respuestas a “Los médicos y el inglés me matan”

  1. siloam dice:

    jejejejeje, tal cual; mi hermano mayor te es muy políglota, jo, y una vez que llegó con un grano moreno en el gluteo que le preocupaba un poco, lio a un compañero, se lo extirpa, lo analiza…y se pasa todo el rato precticando inglés!
    no fué nada, pero los hospitales son una peli de terror; y de vida misma. Aunque yo hoy no te estoy para mucho, que he pasado diez horas de “terror” nocturno.
    el 4º mundo no te me gusta nada, pero se lleva; peor es aburrirse.
    abrazos, y a tu esposa también.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Siloam:
    Es que lo peor es que el médico te dice que después te lo explica tu mujer………… pero si no la entiendo mucho cómo me va a explicar lo que tengo y, además, que el paciente SOY YO. Menos mal que tengo una salud de hierro y casi no voy al médico, pero cuando voy…. Gracias por tu comentario.

    [Responder]

  2. Julius dice:

    Pues que te duren ambas, la salud de hierro y la mujer poliglota. Aunque cada cosa para lo que son.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Julios:
    No es por nada, pero casi…, es que me pones en un disparadero, que historias LA SALUD

    [Responder]

  3. Mechuda dice:

    Teniéndote tan cerca y hasta descubro tu blog, gracias a la pista que me dio Nacho. Me he partido de risa con este post, pero partido de verdad, super ingenioso. Me encanta.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Mechuda:
    De verdad, no te partas, estas güay entera. Otro beso

    [Responder]

  4. Nacho dice:

    Lo prometido es deuda y con este post te lo has ganado a pulso:

    http://lahuelladigital.blogspot.com/2009/07/un-blog-para-partirse-de-risa.html

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Nacho:
    Lo más importante no son nuestros blogs. El Cid Campeador echó a los mulsulmanes después de no sé cuantos siglos de España. ¿Sabes cómo estudian hoy al Cid Campeador?, pues en poco más de 20 líneas. Lo importante en la vida, lo que nos toca, es que te aprecien, como yo a tí. Siempre un fuerte abrazo tu amigo Guisande.

    [Responder]

  5. Viriato dice:

    ¡JA! ¡Guisande, eres la caña de España! Yo es que me mondo de risa con cada una de estas entradas (del blog, entiéndase), ¡palabra! Desde que leí la recomendación que Nacho (el arribafirmante) hizo de tu página y leí tu último texto (o sea, este)… ¡Ha sido un no parar! Y ya me he leído todas tus entradas (del blog, vuélvase a entender). Ya tienes aquí un nuevo lorcho, y que me parta un rayo si sé decir qué es eso (salvo un tipo de pez, I supose). Y ahora, para qué luego no digas que nosotros lo sabemos todo (es un decir) de ti mientras que tú no sabes nada (literalmente) de nosotros, unido esto con un afán exhibicionista que cultivo desde pequeño, heme aquí, ecce hetero: joven y juvenil coruñés, estudiante de Historia en Santiago (mal que me pese), a su servicio y al de su familia. ¡Sigue escribiendo así, Guisande! Desde hoy te sigo la pista.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Viriato:
    La verdad que mi mujer y yo nos hemos reido un buen rato con eso de la caña de España. Está bien eso de juvenil, seguro que lo eres, pero ten cuidado cuando te digan señor me da algo…. cuando te ocurra avísame, que conozco buenos psiquiatras para el plan de choque. No está mal estudiar Historia, aunque dependerá de la que te cuenten ¿no? Espero no defraudarte y que sigas siendo un asiduo lector. Y tengo que agradecer muchísimo, pero muchísimo a Nacho que me haya puesto en su increíble blog porque desde que me puso han sido cientos y cientos las entradas. Gracias por tu simpático comentario.

    [Responder]

  6. Iván dice:

    Es una vergüenza que te roben el protagonismo estando enfermo. Es el último recurso para que uno reciba un poco de atención, gemir, quejarse, tener mala cara y arder de fiebre.

    Sin eso, ¿qué nos queda?

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Iván:
    Para que yo tenga protagonismo, lo tengo claro, o muero o nada. Mientras tanto, que sigan hablando en inglés y yo a lo mío…. las camillas. Gracias por tu comentario.

    [Responder]

  7. isabelita dice:

    Hola Manuel, es que ya no sabes que inventar para que te hagan caso, neniño. Yo te diré una cosa: yo ya dejé eso de enfermar porque no me era nada rentable. A tí aun te acompañan al médico; a mí es que ya ni el médico me hace caso. “Es todo psicológico”. Salgo de allí con la sensación de que no tengo cuerpo, solo coco, y para eso que ya ves para lo que me sirve ¿no?. Es decir, …….yo enfermar? Ay no! Ahora, lo de especializarse en camillas me parece bien. A ver si me averiguas si hay en el mercado alguna en tono malva (en la gama, vamos), con motor de sube y baja y pedales para hacer un poco de bici. Y si tiene bluetooth, pues mejor, qué quieres que te diga. Besiños y también a la siux.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Isabelita:
    Está visto que lo del médico no funciona, sino que además es peligroso, porque entre que el médico de inglés lo justo, y luego lo que yo entiendo a mi mujer más justo, y con la letra del médico en la receta y lo que entiende el farmacéuico más que más justo, es que me juego la vida. Gracias por tu comentario.

    [Responder]

  8. aal dice:

    Hola Guisande

    Pues mientras hablan yo aprovecharía para inventar algo importante. No sé, algo se te ocurrirá.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola aal:
    Pues mucha razón tienes, más que un par de santos; pero claro, como tampoco tengo una enfermedad crónica, pues como que voy poco al médico y no me da tiempo a perfeccionar mis inventos. Gracias por tu comentario.

    [Responder]

  9. puri sánchez dice:

    Y más merecías, sabes que cuando tengo un hueco en mi estresante trabajo me pongo a leer tu blog porque me encanta y aún así como OSAS venir con cerezas y pasar mía ampliamente, esta no te la perdono. Y encima me las vienen a restregar por la nariz. Si realmente piensas que el médico es peligroso, espera a que te vea y verás lo que es el peligro.

    [Responder]

    Manuel Guisande Reply:

    Hola Puri:
    Hay que explicarlo. Hoy vine al periódico con cerezas y a los que me encontré en la puerta les di para probar, pero si voy a otros departamentos me quedo sin ninguna. Así que Puri, pásate por aquí que te doy, cerezas, claro. Gracias por tu comentario.

    [Responder]

Deja tu comentario