La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Internet’

Los cánones de Navarone

miércoles, agosto 27th, 2008

Como la SGAE y afines no paran de tocarnos los cánones les dedico hoy esta columna en La Voz. Su afán recaudatorio (por decirlo suavemente) ya se mereció uno de los primeros posts del antiguo Farrapos de Gaita: Un canon por si acaso, allá por marzo. Yo creo que ni siquiera Gregory Peck, David Niven y Anthony Quinn podrían acabar con estos cánones de Navarone.

Capacidad de reacción

jueves, agosto 21st, 2008

Los blogs y los medios digitales volvieron a demostrar ayer, al conocerse la catástrofe de Barajas, su agilidad y su capacidad para reaccionar ante un suceso aportando de inmediato documentación, recursos y enlaces para acceder a información fiable sobre el modelo de aparato siniestrado y las circunstancias del accidente aéreo. La Red y la blogosfera, tan alejadas de la burocracia interna que todavía lastra algunos grandes medios (lo de ayer en TVE es alarmante), fueron desde el primer momento la referencia para saber a qué atenerse. El trabajo de los compañeros de la edición digital de La Voz y los posts de Wicho en Microsiervos y de Ramón Salaverría en e-periodistas son buenos ejemplos de esta capacidad de reacción. Dicho esto, por supuesto, hay que quitarse el sombrero ante la labor desarrollada a pie de obra por los redactores de radios, televisiones y periódicos (como los compañeros de La Voz) que se dejaron la piel para recoger datos y testimonios sobre la tragedia. Sólo apunto que, cuando pase el vendaval de los hechos, tal vez esta sea una buena ocasión para reflexionar sobre el futuro de los medios.

Dos interrogantes

domingo, julio 6th, 2008

Algunos lectores me han interrogado últimamente sobre dos detalles de la cabecera del blog. En primer lugar, los internautas de más allá del Padornelo se preguntan qué demonios es eso de farrapos de gaita. En efecto, es una expresión estrictamente gallega y de difícil traducción, pero vamos a intentarlo. Literalmente un farrapo es un harapo, un trozo de tela muy gastado, vaya. De ahí, que a esos flecos que cuelgan del roncón de la gaita (el tubo largo, para entendernos), y que suelen andar algo sobados, les caiga el título de farrapos de gaita. Pero siempre hay vida más allá de lo literal, así que la expresión ha cobrado vida propia. El Diccionario de la Real Academia Galega lo explica así (la traducción es del menda): “Farrapo de gaita. Se emplea en construcciones negativas para mostrar el poco aprecio que se le da a algo o a alguien, o para indicar que una cosa no debe ni siquiera tenerse en consideración”. Allá van los jugosos ejemplos de la RAG: “Esto no vale un farrapo de gaita. Esta no es comida ni farrapo de gaita. ¿Qué esperar a que llegue ni farrapo de gaita?”.

De esa entrañable expresión nació, por tanto, la cabecera de este blog. Primero, porque Farrapos de Gaita se ocupa precisamente de esas cosas a las que en un principio damos poco aprecio, o directamente no tenemos en consideración. De lo minúsculo, en fin. Y, como dirían los ingleses, last but not least, porque era la clásica respuesta con que mi madre me contestaba cuando, de niño, le inflaba las narices de tanto pedirle algo (ya se sabe que los chavales pueden ser como auténticas gotas chinas). El duelo verbal concluía cuando mi madre, contundente, me espetaba un “Ni helado ni farrapos de gaita”. Fin de la historia.

El segundo interrogante que el encabezamiento del blog ha despertado entre algunos inquietos lectores es la frase de Pompeyo: “Navegar es necesario, vivir no es necesario”. Según cuenta Plutarco en su Vida de Pompeyo, durante una travesía por el Mediterráneo para recolectar los cereales que escaseaban en Roma, los marineros se amotinaron y se negaron a hacerse a la mar por miedo a una tempestad. Fue entonces cuando Pompeyo, indignado, les soltó su legendario “Navegar es necesario, vivir no es necesario” en medio de un discurso épico con el que convenció a los remolones tripulantes para que embarcasen. La sentencia fue luego el lema de numerosos navegantes y flotas (por ejemplo, de la Liga Hanseática) y Fernando Pessoa lo utilizó en un hermoso poema: Navegar é preciso, versos que Caetano Veloso retocó para su canción Os argonautas.

No sé si habré resuelto las dudas de los internautas. Pero, como decía alguien, a veces las preguntas son mucho más interesantes que las propias respuestas.

Se vende América

jueves, mayo 22nd, 2008

Se vende América. No el continente, vaya, pero sí su dominio más obvio en Internet (www.america.com), que a estas alturas de la película virtual es casi más tangible que las montañas Rocosas. El propietario de la suculenta combinación de letras no es un descendiente del italiano Vespucci, sino un agudo inversor que prefiere permanecer en el anominato. El tipo, que encima parece que ni siquiera es yanqui, ha sacado a subasta la palabreja con la idea de pulverizar el récord que en su día se marcó el dominio de dominios (que contiene la palabra sex), por el que se apoquinaron en el 2006 nada menos que 12,5 millones de dólares (una tontería, vamos, unos 8 millones de euros). El precio de salida para la reñida puja por América, una bagatela. Un millón de dólares. Poca cosa por todo un continente.