Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
La mirada en la lengua

El trílogo

29 de Diciembre de 2013 a las 20:11

Hay palabras que cuando se oyen por primera vez parecen creaciones artificiosas e innecesarias. Puede ser el caso de trílogo y su variante triálogo, que aparecen muy de vez en cuando, hoy sobre todo en documentos de los órganos de la Unión Europea. Sin embargo, esa voz se usó hace ya cinco siglos: «… un ilustrado varón que vino del cielo e atajó la qüestión, donde en triálogo se razonan los tres, el sancto y las partes», escribió Francisco de Ávila en La vida y la muerte o Vergel de discretos, de 1508. Desde entonces, el trílogo/triálogo ha aparecido esporádicamente.
Si diálogo es la conversación en la que participan dos o más personas, trílogo significa ‘diálogo entre tres’, ya sean personas o instituciones. La forma triálogo está construida por analogía con diálogo. Quien la emplea interpreta erróneamente que lleva el prefijo di- (‘dos’), cuando en realidad está formado por dia- (en griego, ‘a través de’) y logo (‘palabra, discusión’). El elemento compositivo que en español significa ‘tres’ es tri-. Por ello, la forma que se ajusta a la etimología es trílogo, no triálogo.
Los lexicógrafos españoles ignoran por ahora esta voz. No sabemos si la consideran poco asentada o si la rechazan por innecesaria. No hacen lo mismo sus colegas portugueses. El diccionario de Porto Editora la registra desde hace tiempo: «trílogo. s. m. conversação entre três persoas». El centro terminológico catalán Termcat descarta triàleg en favor de diàleg a tres. Los ingleses emplean trialogue (que alterna con trilogue y con tripartite dialogue) desde 1532, según el Merriam-Webster.
En las instituciones comunitarias se emplea trílogo para referirse a un procedimiento de negociación entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión. La elección tiene como fin expresar en una sola palabra algo en lo que venimos empleando dos o más, diálogo a tres bandas y diálogo tripartito. El problema es que hay quien lo emplea —mal— como nombre del conjunto de las instituciones europeas ya citadas (Asaja: «Se abre un importante periodo de negociaciones en el Trílogo [Comisión, Consejo y Parlamento] de cara a alcanzar un acuerdo consensuado») y no como el de la negociación o el diálogo entre ellas.
Aviso a los navegantes: por el horizonte ya asoma cuadrílogo.

Sin categoría
Escrito por Francisco Ríos Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

«Obviament, amb majúscules»

21 de Diciembre de 2013 a las 21:12

Las preguntas acordadas por varios partidos catalanes para plantear en un referendo sobre la independencia de Cataluña ponen de relieve que, en ocasiones, cambiar una minúscula por una mayúscula puede alterar el sentido de todo el mensaje.
Según la web de la Generalitat, el texto pactado es el siguiente: «“Vol que Catalunya esdevingui un Estat?” i, en cas de resposta afirmativa, “Vol que aquest Estat sigui independent?”» (¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? y, en caso de respuesta afirmativa, ¿Quiere que este Estado sea independiente?).
Estado es una palabra polisémica, es decir, se emplea con varios significados. Los que aquí nos ocupan son dos: ‘País soberano, reconocido como tal en el orden internacional, asentado en un territorio determinado y dotado de órganos de gobierno propios’ y ‘En ciertos países organizados como federación, cada uno de los territorios autónomos que la componen’ (el estado de California, el estado de Guerrero). Con el primer sentido se escribe con mayúscula, tanto en catalán como en castellano, y con el segundo, con minúscula.
El día que se anunciaron las polémicas preguntas hubo cierta confusión sobre el sentido con que se empleaba estado en la primera. La duda la despejó el domingo pasado el presidente de la Generalitat, Artur Mas: «Escrit Estat, òbviament, en majúscules».
Una vez oído el jefe del Ejecutivo catalán, parece que la segunda pregunta es innecesaria. Si se pregunta «¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado?», donde la palabra Estado significa ‘país soberano, reconocido como tal…’, es decir, se le pide al votante que manifieste si desea que aquella comunidad sea un país independiente, no hay razón para volver a preguntarle lo mismo, aunque con otras palabras: «¿Quiere que este Estado sea independiente?».
Queda la duda de si en algún momento los firmantes del pacto quisieron realmente preguntar por la posible conversión de Cataluña en un estado, que lo sería de una federación.

Sin categoría
Escrito por Francisco Ríos Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net