Un otoño muy caliente sin el ríase la gente

Crisis, España, Mundo real

En unas horas desconecto del tiempo real y de la tensión informativa con esta insistente imagen aún grabada en el cerebro. Una cuerda a punto de romperse que simboliza un temor, un escalofrío colectivo, un nefasto presagio. Temor a un estallido social en España, a más dosis de desmadre económico, a un otoño muy caliente sin el ríase la gente. Ojalá me equivoque y esa imagen se difumine, se autodestruya. Ojalá los que tengan que hacer den un golpe en la mesa y pasen de las palabras a los hechos. Cuanto antes. Durante tres semanas de vacaciones intentaré olvidar esa tensa cuerda, confiando en que a la vuelta al menos permanezca ese «hilillo».

Salud.


3 comentarios

  1. Que descanses. Nacho. Un abrazo.

    [Reply]

  2. Gracias Isidro.

    [Reply]

  3. Manuel Guisande

    Yo que tú me parapetaba estas vaciones…. Un abrazo fuerte magnífico amigo

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *