Reaparece Jesús Quintero

España

Anoche reapareció Jesús Quintero: «La dirección de TVE española, responsable de lo que se emite, decidió no emitir la anunciada entrevista a José María García. La medida, con la que no puedo estar de acuerdo puesto que siempre he creído en la libertad de expresión, ha levantado una polvareda que intenta enturbiar mi trayectoria profesional. […] No fui parte de la decisión. Fue una decisión unilateral de la dirección de TVE con la no estuve de acuerdo porque la considero desmedida. […] Mi contrato dice que en caso desavenencia o discrepancia prevalecerá el criterio de TVE. […] Acato, por tanto, el criterio de la dirección de TVE, pero creo que estoy en mi derecho de manifestar públicamente, desde aquí, mi profundo desacuerdo. […] No voy a dimitir, como piden algunos. […] No me considero culpable de nada, en cualquier caso, víctima. […] Después de meditarlo profundamente, tener que tragarme el orgullo, no me parece razón suficiente para defraudar a los millones de espectadores que han encontrado en este programa una alternativa y que se quedarían sin ella si me marchara»…

Queda claro que Quintero se atiene a las consecuencias que marque TVE. Y, en mi opinión, también queda claro que por muy mal que caiga un personaje o lo que diga, lo último es censurarlo. Porque va contra la libertad de expresión y opinión que ampara nuestra Constitución.

LHD :: El tiro por la culata
LHD :: «Porque les sale de las pelotas»
LHD :: Censura previa


11 comentarios

  1. quitero, con un par…si me permites, en el link de los tradutores, aleman es Deutsch. Dutch es holandes, en inglés (que lio)

    [Reply]

  2. Ok gracias por la aclaración. Ahora lo cambio.

    [Reply]

  3. No hay nada que reprochar a Quintero. El hizo una entrevista y punto. Si se emite y se lia la de dios, la responsabilidad sería de TVE puesto que son los que toman la decisión de emitir o no el programa, máxime si está grabado como era este.Sigo pensando que en TVE se han puesto la venda antes que la herida y que la medida estaba algo desproporcionada. Pero no comparto la opinión de los que han acusado a TVE de censura. Este era mas un caso de higiene. TVE aun no tiene una imagen tan degradada como Antena3 o Tele5 donde los insultos, desinformaciones y demás paranoias de García no hubiesen destacado especialmente entre la marabunta de gritos y malos modales que pueden observarse a diario.

    [Reply]

  4. La libertad de expresión no es un concepto universalmente aplicable. El primer error de TVE fue grabar una entrevista a un personaje como García; el segundo, no advertirle –si es que no lo hizo– que un medio de comunicación no es una máquina propagadora de inquinas ni de acusaciones que carecen de sostén, salvo la palabra del acusador; y el tercer error, a la vista de las tonterías que decía García, TVE pecó de cobardía al no vetar totalmente la emisión. ¿La libertad de expresión ampara que un tipo salga por la tele acusando a otro de soborno sin probarlo?A los amigos del lodo, si además son resentidos, no hay que prestarles ni un minuto de pantalla, ni media columna, siempre acaban metiendo al medio en un berenjenal de pleitos. García no es una víctima de la censura.

    [Reply]

  5. Entonces si seguimos la teoría de que un medio de comunicación no es una máquina propagadora de inquinas habría que cortar por lo sano con las apariciones de gente polémica como Acebes, Zaplana, Losantos, Rodríguez Ibarrra, Alfonso Guerra, Carod-Rovira, etc, etc, etc. Gente que, aparte de decir verdades, también dice tonterias y lanza acusaciones sin probarlas. ¿El criterio sería censurarlos sin más? ¿Por qué cuando habló e insultó (a varias personas) hace unas semanas Losantos en el mismo programa nadie dijo nada ni pasó nada? Entiendo que García caiga a muchos putapénicamente, pero ese no es suficiente motivo para cargar sólo contra él.

    [Reply]

  6. Creo que simplemente en TVE se pusieron nerviosos por las posibles consecuencias, si es que puede haberlas de lo que no estoy tan segura, porque García hablaba demasiado claramente de los frecuentes trapicheos de Aznar, intocable en aquellos días, con la prensa afin a su partido.Quizás haya sido una forma de pasarle el muerto a otro, porque al final la entrevista pudimos verla íntegra a través, quien lo diría, de El Mundo.

    [Reply]

  7. Nacho, no seas simplista: una cosa es dar opiniones y hacer juicios de valor, y otra muy distinta es acusar a peronas concretas de un delito o de un desliz. La entrevista a García es propia de un programa de los llamados del corazón, al margen de que los “acusados” o apestados no sean sílfides, ni cantantes, ni actores o actrices débiles de cintura para abajo. Una cosa es dar opiniones políticas, otra muy distinta es zaherir sin pruebas a las personas.

    [Reply]

  8. Pues yo estoy de acuerdo con los que dice Nacho. Hubo censura y punto. Los que dicen que García mintió ¿tienen pruebas de ello? Es la palabra de uno contra otros. ¿Félix Soria estuvo sentado junto a García cuando le llamó Rajoy para que telefonease a Villalonga y consiguiese frenar el inminente cese de Sáenz de Buruaga? Pues claro que no. Entonces que se calle y no vaya diciendo que todo son mentiras. Y otra cosa, en la entrevista hay menos insultos que en los que podía haber en cualquier parte informativo del NODO.Salud

    [Reply]

  9. Buenas compañero Félix. Si simplifico es porque el tema es simple: una entrevista anunciada y programada por TVE es censurada pocos minutos antes de emitirse. Algo insólito. No entro ni salgo en lo que dijo García. Y tampoco sé si mintió o no porque no fui testigo de sus andanadas. Por esa regla de tres no habría entrevistas con ningún personaje que sea políticamente incorrecto. Tienes razón en que el gran error quizá haya sido encargar esa entrevista. Cambio y corto.

    [Reply]

  10. A Alberto: el problema no es si alguien –en este caso García– miente, sino que alguien que acusa a otro de algo debe aportar pruebas del delito que le imputa. Acusar con la simple palabra equivale, en Derecho, a una presunta difamación. La libertad de expreisón no protege decir lo que uno quiere u osa decir. La libertad tiene su cuota de responsabilidad. Hacer juicios de valor –opinar– es una cosa, imputar hechos a alguien es otra cosa muy distinta. No necesito estar sentado junto a García para que me repugne el hecho de hablar mal de los demás sin aportar más que la palabra el que acusa. Por esa regla de tres, imagina lo que puede ocurrir.El error de TVE fue emtrevistar a García sin prevenciones –al Butanito todos le conooemos, hasta por insultar a sus propios compañeros con el micrófono abierto–, siempre ha vivido de epatar. Lo grave o preocupante es que TVE dé cancha a ese tipo de vividores y que encima les dé motivos para ir de mártires. Nada de lo que dijo García está probado y, lo que es peor, no puede probar ninguna de sus acusaciones. Habló gratis y se vengó de quien fuera y, a mayores, algunos –¿quiénes?– le colocan la vitola de que la libertad de expresión consiste en hablar sin medida. Incluso difamando. Tiempo al tiempo. No tengáis prisa en juzgar hechos tan recientes y con tan poca sustancia. La Justicia es lenta, muy lenta en España. Y García tiene “pasta”…. Hablar con libertad no es despotricar. Al día siguiente, García ya estaba pidicendo disculpas públicas a Jiménez Losantos y ofreciéndose a no se sabe el qué. Libertad es una palabra que llena la boca. Pero la libertad de uno –y de sus palabras– acaba donde empieza la de los demás, sean Florentinos, Rajoys, Zapateros o el tipo anónimo de la esquina. La libertad no ampara “rajar” sin medida.

    [Reply]

  11. Si la libertad de expresión existe que se publique este comentario. En primer lugar se debe rechazar la censura de TVE en la entrevista del periodista Quintero con un señor vanidoso, que denuncia sin presentar pruebas y que quiere volver a la audiencia radiofónica con un imperio de mass media a través de una radio, un periódico y una emisora de televisión “plural” (¿apoyado por la publicidad con la que se pagará su sueldo millonario). Cómo se puede aceptar la hipocresía de un señor que dice defender a los informadores pero que ganaba en un día el equivalente al sueldo de dos años de un periodista de su propio equipo informativo. Entonces, ¿es que provocar con una lengua viperina merece una entrevista?

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *