Nieva sobre nevado

Motor, Mundo real, Qué país

Lo del colapso total en la AP6 por nieve es tercermundista, se mire como se mire. Lo peor es que no habrá dimisiones, todo quedará en una simple apertura de expediente, nadie se dará por aludido y no se mejorarán los protocolos de emergencia. La reacción ya está siendo muy española: echar balones fuera. Ni los conductores, ni la DGT, ni Fomento, ni Interior, ni Abertis asumen su parte de responsabilidad. Enumero a continuación las torpezas que me vienen a la cabeza.

Pasarse por el forro las señales y los avisos de alerta. Ausencia de cadenas o ruedas crossclimate o de invierno en la mayoría de los vehículos. No llevar agua, ni comida ni mantas en el coche al cruzar la Meseta en pleno invierno. No cortar temporalmente la autopista en el momento en el que la nevada se desmadró para facilitar el paso de los camiones quitanieves. No convocar un gabinete de urgencia para afrontar rápido una situación desesperante que afectó a miles de familias (y sus niños) atrapadas en sus coches. No dar asistencia en toda la noche a toda esa gente desesperada. Quedarse tan pancho diciendo que la gente no debía viajar por la A6 en plena operación retorno de Navidad y Reyes…

Las autopistas están para cobrar peajes, acumular ganancias y también para vigilar y dirigir el tráfico que circula por ellas. Haya nevada o no. Pretender que la gestión de una vía de alta capacidad clave en España sea asumida voluntariamente por cada conductor es una estupidez suprema propia de gestores mediocres muy aficionados a las privatizaciones y las puertas giratorias a dedo. El que no lo vea que se frote los ojos. Lo lamentable es que se repetirá un colapso similar más pronto que tarde porque nadie quiere reconocer, analizar y corregir su propio error. Así nos va.

13

Blogosfera, La Huella Digital

La Huella Digital cumple hoy 13 años. Nació el 4 de enero del 2005 cuando la blogosfera hispana empezaba a entrar en ebullición. Arrancó en Blogger cuando esa plataforma de blogs aún no posibilitaba insertar fotos. Comenzó a pedalear duro en la prehistoria de Internet antes de que se creasen gigantes como YouTube, Facebook, Twitter o WhatsApp, antes de que las redes sociales calcinasen a buena parte de la blogosfera y sus estadísticas imparables (ver foto). 13 años llenos de trabajo y perseverancia, satisfacciones y desilusiones, buenos y malos ratos, compañía y absoluta soledad. 13 años perfilando la mejor huella digital que puedo dar.

Gracias por llegar hasta aquí y claro que resistiré. Porque me da la gana.

Arranca el año 14.

Mabel

Mundo real, Obituario

María Isabel Lago Pagliery, 79 años, es un bello ejemplo de esas madres y abuelas que se desviven por facilitarnos la vida. Que siempre sonríen y están ahí. Que pacifican con su mirada y templan con su eficacia. Que sufren hacia dentro e iluminan hacia fuera. Esas madres y abuelas sutiles que irradian felicidad, ternura y respeto. Que todo lo dan a cambio de nada. Que exprimen y agotan sus corazones por el bienestar de los demás. Que se ganan el Cielo cada minuto. Esas madres y abuelas que cuando nos dejan nunca olvidaremos, porque su infinita bondad las hace eternas, únicas e irrepetibles.

Madre, ahora sí. Descansa en paz.

###

Las notas graves de esta composición propia que hice hace 32 años son consejos de mi padre; las notas agudas, consejos de mi madre.

Consejos para que no me hinches más los wasaps

Comunicación, Con humor, Redes sociales

Consejos para que no me hinches más los wasaps

Soporto a diario más de 25 grupos de WhatsApp (13 de ellos profesionales) y ya va siendo hora de lanzar aquí una serie de consejos sobre cómo usar una aplicación que, lo queramos o no, se ha convertido en nuestro sexto dedo. Si quieres aportar alguna sugerencia o idea, añádela en los comentarios.

1. No satures

Este primer punto no necesita más explicaciones. No seas plasta, que bastante tiempo nos roban los wasaps (sí, ya se puede escribir wasap).

2. El tú a tú, en privado por favor

Lo más odioso de un grupo es que alguien se ponga a conversar con otro alguien eternamente y el resto nos quedemos mirando atolondrados. Se agradece que esos dos alguien hablen en privado fuera del grupo.

3. Pide permiso

Si montas un grupo consulta al menos a la gente si realmente quiere estar. Este uno de los grandes defectos de WhatsApp, que entra en tromba en tu intimidad sin llamar a la puerta.

4. Educación ante todo

Si no quieres estar en un grupo de WhatsApp, sal cuanto antes. Y cuando salgas, te despides. Casi todos lo vamos a entender. Si alguien no lo entiende es su problema y su complejo.

5. Avisa que estás graciosillo

Los textos escritos no tienen entonación ni ojos a los que mirar, por lo cual se pueden malinterpretar siempre. Si lo tuyo es la ironía permanente usa emoticonos sonrientes para que el resto capte que estás graciosillo hoy.

6. Emoticonos, los justos

Poner muchos emoticonos es de horteras y seguro que no quieres que el resto del grupo sepa que eres un hortera integral sin remedio.

7. Todos deseamos que se mejore

Si un niño de un padre/madre del grupo se pone malito no debemos de poner todos “que se mejore”. Con que un par de adultos lo pongan, ya hablan en nombre del resto. Cae de cajón que somos amigos/conocidos y nadie desea que ese niño empeore.

8. Dar las gracias uno por uno: NO

Si te felicitan por tu cumpleaños o por lo que sea, deja que pase tiempo y da las gracias al final, no uno por uno.

9. Respeta los horarios

La franja horaria entre las 23.00 y las 9:00 horas es para descansar y sólo debe admitir wasaps muy importantes. El resto de mensajes y chorradas en horario laboral, por favor.

10. Dosifica

Si tienes una batería de memes o vídeos graciosos do-si-fi-ca-los. No los publiques de golpe en el mismo minuto porque provocarás que muchos del grupo apaguen la pantalla del móvil. Por cierto, lo de poner todo el rato imágenes fuera de tono háztelo mirar.

11. Cállate

Si no tienes nada que decir, calla. Cuando escribas, procura que tus palabras sean mejores que el silencio.

12. Contrólate

Si bebes, no teclees; te puedes arrepentir mucho al día siguiente. Por supuesto, si conduces ni toques el móvil. Mejor ni mirarlo.

13. De privado, nada de nada

Todo lo que tecleas es público. Con una simple captura de pantalla desde el móvil se puede sacar a la luz cualquier conversación o foto de un grupo privado. Cualquier burrada escrita en WhatsApp salta en cuestión de horas del móvil al telediario o a la Guardia Civil.

14. Activa el doble check azul

No te vayas de importante ni de tener una agenda apretadísima. Esa doble marca azul indica que al menos has leído lo que te he mandado. Si no contestas es por tu mala educación, no por tu agenda. Recuerda que las comunicaciones son de doble carril y hay que responder cuando puedas.

15. No hay que wasapearlo todo

Relájate con las teclas, que agotas. De noche y en fin de semana frena en seco tu obsesión wasapera. Tus dedos, tus ojos, tu cabeza, tu cuello y tu entorno sociofamiliar lo agradecerán.

16. Envía frases enteras

No escribas

de esta forma

porque generas

muuuchos mensajes.

Y, claro, la gente se estresa si de repente ve tropecientos mensajes en WhatsApp en un período corto de tiempo. Envía frases enteras, bien escritas y que aporten.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí.

###

Descubro que Twitter acaba de lanzar la función de agregar tuits para crear “hilos” automáticamente y aprovecho este post para trocearlo en 16 tuits. La idea está gustando:

La realidad aumentada sobre el papel

Curiosidades

La realidad aumentada sobre el papel

Twitter es una inagotable nevera de contenidos que proporciona múltiples sorpresas. La de esta tarde (vía Sonia Sánchez) se llama Diego Fazio, un artista italiano de 27 años, ex tatuador, que con un simple lápiz dibuja la realidad y supera a la propia fotografía. Miren y admiren las dos imágenes de arriba. Eso de dibujar con un lápiz un cristal empañado me supera. El hiperrealismo elevado al cubo. La realidad aumentada sobre el papel que te deja sin palabras. En el siguiente vídeo hay más ejemplos de genios desconocidos para la gran mayoría, unos ángeles de dibujar micra a micra lo que ven o imaginan. Lo dicho: sin palabras, boquiabierto, alucinado.

Despierta sucia Europa

Europa, Medio ambiente, Motor, Movilidad eléctrica

Despierta sucia Europa

Hay gráficos impactantes y gráficos demoledores, que te dejan sin palabras, como el que encabeza este post. No hay mucho que explicar y sí mucho que exigir. Exigir que Europa despierte de una puñetera vez. Que después de “dieselizarnos” de forma exagerada, la UE apueste fuerte por los vehículos híbridos y eléctricos. Que se reduzca el IVA al mínimo en la compra de estos coches. Que se ponga en marcha un plan serio de puntos de carga en toda Europa para atender el salto a la movilidad eléctrica que tantos ciudadanos estamos esperando. Que se fabriquen coches de mediana potencia a precios más asequibles. Que las marcas dejen de competir por el eléctrico superdeportivo más macanudo y se centren en producir vehículos realistas para el día a día. Que los Estados adapten su red eléctrica para soportar la fuerte demanda que se avecina. Porque todo esto es imparable. Porque estamos en pleno noviembre a 20 grados de temperatura al mediodía (datos de hoy en A Coruña) con una sequía nunca vista por culpa del maldito cambio climático. Porque en sólo 100 años nos estamos cargando el planeta con tanto humo y tanto hidrocarburo quemado. Porque es más que insoportable respirar millones de micropartículas cancerígenas. Por nuestra salud y la de nuestros hijos, hay que parar todo esto cuanto antes. Despierta sucia Europa.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí

En la prehistoria de Internet

Blogosfera, Comunicación, Internet, Redes sociales

En la prehistoria de Internet
📷 Foto de John Stanmeyer vencedora del World Press Photo 2014

###

En la prehistoria de Internet, hace unos 10 años, reinaba la ilusión y las ganas de crear y crecer. Se abrían miles de blogs cada hora. Se creaban nuevas plataformas para publicar on line. Proliferaban los premios y reconocimientos a bloggers. Nacían las redes sociales. Se agitaba el ambiente cada dos por tres con la aparición de revolucionarios dispositivos móviles y gadgets. Había congresos nacionales e internacionales para debatir y conversar. Había hambre por aprender y experimentar. Se ponían en marcha foros y listas de correo para intercambiar opiniones e informaciones. Había mucha comunicación virtual y personal, mucha interactividad…

Todo eso se está perdiendo. Ahora cada uno va a lo suyo. La conversación apenas existe y cuando la hay llega un pelotón de presuntos/as para destrozarla. Ni se lee con detenimiento ni se escucha al que habla. Los blogs han sido los grandes olvidados y se les ha quitado visibilidad y protagonismo desde los medios. Ya no se presume de tener una comunidad bloguera, ya no mola en los despachos. La blogosfera, salvo excepciones, está sin vida, en silencio, plagada de calles sin nombre. Ahora cada uno “bloguea” en su muro de Facebook sin ser consciente de que lo que publica no queda archivado, tiene apenas unas horas de vida y un recorrido muy corto. Ahora hay una obsesión por las cifras de likes, retuits, followers, usuarios únicos y páginas vistas.

Los congresos sobre comunicación digital y redes sociales están desapareciendo por falta de patrocinadores. Los smartphones y las tablets que se presentan como nuevos son evoluciones de lo ya inventado hace años. Apenas se innova ni se da un giro de 180 grados al hardware que ya conocemos. Se ha perdido aquella sal y pimienta on line que nos incitó en su día a conocer y surfear en el mundo digital. Algunos dirán que todo esto es una evolución comunicativa. Yo creo que estamos ante una involución de actitudes bajo una infoxicación que irrita y una saturación informativa que agota.

No sé si a todo esto se le puede aplicar esa máxima de que «cualquier tiempo pasado fue mejor». Lo dudo. Lo que sí creo es que hace 10 años todo era menos interesado, más natural, más tranquilo, más divertido, más edificante y más ilusionante que ahora. Es una sensación, una certeza, una pena. Seguimos en la prehistoria de Internet. Seguimos aprendiendo.

###

Gracias por leer este post. Si te ha gustado puedes menearlo aquí

###

Ya veremos…

Cataluña, España, Política

Ya veremos…

Al final tanto revuelo para nada. Forcadell renegando de la DUI ante el Supremo y prometiendo que va a ser buena y va a obedecer al profe español en todo lo que le diga. Al otro lado de la clase, los diputados de la Mesa del Parlament asintiendo lo que diga y pida el Supremo, no vaya a ser que se cabree y los encarcele de nuevo. Ya veremos… Tras las rejas, algunos exconsellers sugiriendo ahora que les saquen de allí porque también harán caso al Estado español y su Constitución y la madre que los parió. Ya veremos… En el exterior, en el centro de Europa, el fugado Puigdemont y sus vasallos permanecen incrédulos porque se les ha ido al carajo el plan A, el B y el C de la República Independiente de Cataluña.

Pues ya veremos… y sufriremos. Porque el 22-D, con el resultado de las urnas en la mano, todo puede resurgir e implosionar. Todo puede volver a estallar. Desde el secesionismo más ciego hasta el 155 más fiero. Y a partir de ahí cambiaremos el “ya veremos…” por el manido “oremos”.