Antes de pontificar y descalificar, mejor «googlear»

Internacional, Solidaridad, Tercer Mundo

Antes de pontificar y descalificar, mejor «googlear»

Todos los oportunistas que ahora hablan de «efecto llamada» por el «buenismo» del Gobierno Sánchez deberían releer lo que pasaba también con el anterior Ejecutivo Rajoy. Igual se atragantan o miran para otro lado. Ahí van un par de ejemplos…

Antes de pontificar y descalificar, mejor «googlear» un par de minutos y comprobar si lo que te cuentan es realmente así. Estamos ante un drama humanitario muy complejo, a escala europea, y utilizarlo como arma política arrojadiza dice muy poco de quienes optan por semejante bajeza.

###
Foto: Efe

Demasiados blogs callados

Blogosfera, Comunicación, Internet


Hay demasiados blogs callados. Incluido este. ¿Dónde narices está aquella blogosfera inquieta, participativa, ilusionante y desafiante? Por si no queda claro, pregunto más despacito…

¿R

e

a

l

m

e

n

t

e


c

o

m

p

e

n

s

a?


¿H

a

y


a

l

g

u

i

e

n


a

h

í?


Toc, toc.

«Y sin embargo, qué hermoso oficio…»

La Voz de Galicia, Periodismo

«Y sin embargo, qué hermoso oficio…»

Escribe Susana Luaña:

«Cuando yo empecé en esta noble profesión, los mayores te decían que las informaciones había que contrastarlas por cuatro fuentes distintas. A esas fuentes había que llamarlas a un teléfono fijo, muchas veces a una hora determinada si las querías pillar en casa. Cuando la Redacción de Santiago estaba en la Rúa do Vilar, era habitual que los protagonistas del día entrasen y saliesen del periódico y las conspiraciones se fraguaban al ritmo de un café disimuladas tras el humo de los cigarros. En Arousa, a los del mar los encontrabas al mediodía en el bar y había que tomarse un vino con ellos si querías la exclusiva. Los acuerdos de los plenos se publicaban dos días después, porque la vieja rotativa marcaba los horarios. Sin problema, nadie te lo iba a pisar en aquellos tiempos en los que no había Twitter y las fotos viajaban a la central en el…» [+] La Voz de Galicia

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

España, Política, PP

Los «marianeos» de Rajoy tumbaron a Rajoy

Al final los marianeos de Rajoy (no hacer nada, quedarse quieto) tumbaron al propio Rajoy. Tras 14 años al frente del PP, el pontevedrés anunció hoy su adiós. Su permanente inmovilismo, que sacó de quicio a muchos españoles, ha tenido un potente efecto bumerán que ha cortado de cuajo su carrera en primera línea política. Si nos cuentan hace una semana que Sánchez sería presidente y Rajoy dimitiría días después como presidente del Partido Popular no nos lo creeríamos.

Desesperante inmovilismo

Rajoy tenía que haberse ido hace unos años, pedir disculpas por la estela corrupta en el seno del PP y dejar encarrilada su sucesión en el partido. Nunca entendí que se le admirase por su desesperante inmovilismo, por dejar que tantas cosas se arreglasen por sí mismas. Es cierto que eso le valió para apartar a cantidad de rivales políticos, pero finalmente el no hacer nada le decapitó políticamente. El resultado es un PP en peor estado que cuando se lo entregó en bandeja el dedazo de Aznar. Un partido que tiene que solucionar en modo exprés quién será el sucesor o sucesora. Una formación política señalada por el escandalazo de la trama Gürtel y por más de 60 casos abiertos por corrupción contra cargos, excargos y dirigentes del PP, la mitad de ellos en la época marianista.

Ojo a la trituradora

La trituradora no se detiene y, ojo, Bárcenas y Correa ya estarán pensando desde la cárcel que han perdido todas sus agarraderas («Luis, sé fuerte») y que ya está bien de ser los únicos pringados del caso Gürtel. Ojo porque ya huele a nuevas filtraciones informativas divididas por fascículos y el consiguiente ruido de sables en Génova 13 por hacerse con el poder. Triste final político el de Rajoy, que tras sus reconocidos esfuerzos como presidente pudo irse dejando la casa popular más limpia, ordenada y con la despensa llena de credibilidad. Ojalá los que quedan recapitulen, reflexionen sobre sus errores «aislados» y luchen para que no se repitan.

###

Foto: Susana Vera (Reuters)

«Pedrito» Sánchez

España, Política, PSOE

«Pedrito» Sánchez

«Pedrito», así le llamaban hasta ahora a Pedro Sánchez algunos altos cargos del PP. Escribo hasta ahora porque el «Pedrito» de marras ha pasado de no tener escaño a ser el nuevo presidente del Gobierno. Tras ganarse a la militancia, tras dos derrotas electorales, tras imponerse a contracorriente en las primarias del PSOE, tras ser secretario general y apartado luego por la cúpula de su propio partido, tras dejar el acta de diputado y pasar a los fríos almacenes de los cadáveres políticos… Tras todo eso, va «Pedrito» y resurge de sus cenizas, derrota a la presidenta andaluza Susana Díaz (respaldada por los barones socialistas), recupera el poder absoluto en el PSOE, vence a la opinión publicada, se alía con Rajoy y Rivera ante el secesionismo catalán y, de la noche a la mañana, se convierte en el séptimo presidente de nuestra democracia. Casi nada.

Asquerosa gangrena

Guste o no, estamos en un sistema parlamentario y una mayoría del Congreso de los Diputados ha dicho NO a Rajoy y SÍ a Sánchez. (180 votos a favor, 169 en contra y 1 abstención). El motivo de este giro político lo sabemos todos: la demoledora sentencia de la trama Gürtel, la corrupción que invade el PP, la inacción del líder de este partido en cortar por lo sano con esa asquerosa gangrena y el hartazgo absoluto de la sociedad española hacia los que permanentemente miran hacia otro lado.

100 días

Vienen tiempos difíciles, muy complejos, que posiblemente deriven a corto/medio plazo en unas elecciones generales. Pero lo que toca ahora es ser demócratas, asumir el resultado, dar una oportunidad al PSOE y a Pedro Sánchez y concederle los 100 días de confianza que han tenido los anteriores presidentes de Gobierno. Lo contrario –echar pestes, tener rabietas infantiles y maldecir a todos los que no piensan como tú– es sencillamente escupir hacia arriba.

###

Foto: Borga Puig (DPA)

###

Actualización, miércoles 6 de junio
El presidente Pedro Sánchez anuncia su nuevo Gobierno. Se trata del gabinete con más mujeres en la historia de España.

Chupitos audiovisuales

Europa, Mundo real

Si eres de los que te levantas cada dos por tres pensando que todo está fatal, que esto es un desastre, que Europa está a la deriva, que nunca estuvimos peor que ahora, que dan ganas de bajarse del planeta en la siguiente parada… te propongo que veas de vez en cuando (aunque sea a trocitos) este desgarrador reportaje sobre algo que sucedió hace apenas 73 años. Te invito a varios chupitos audiovisuales (cuando tengas hueco) sobre algo que conmocionó al mundo y que demuestra lo rápido que olvidamos nuestro pasado, lo poco que valoramos lo que tenemos. Dentro vídeos:

¿Hay que echarlos?

Podemos, Política, Qué país

¿Hay que echarlos?

Uno de los mensajes que destaca actualmente la web de Podemos le viene como anillo al dedo a la crisis interna que vive el partido tras la polémica por el nuevo chalé de 600.000 euros de Pablo Iglesias e Irene Montero. El debate es intenso. Por un lado están los que defienden al amado líder del partido morado argumentando que puede hacer con su dinero lo que le dé la santa gana. Por otro, los que consideran que la compra de ese chalé en la Sierra madrileña traiciona el espíritu del 15-M y es una incoherencia absoluta con todo lo que predicó Pablo Iglesias sobre la casta y la pasta. La realidad es que Iglesias y Montero anuncian una consulta esta semana a las bases del partido (casi medio millón de afiliados) sobre si deben dimitir o no. Y todo ello sin consultar a la propia Ejecutiva de Podemos… Un plebiscito exprés que refleja el personalismo de una formación política que nació asamblearia y que Iglesias y su novia manejan ahora a su antojo. Hasta que les dejen.

El lunes, con la publicación del escrutinio, saldrán de dudas en Podemos. O quizá entren en un nuevo mar de dudas por la credibilidad perdida, por la huida de votos y por ese manido refrán popular de que una cosa es predicar, y otra dar trigo.