La Voz de Galicia
11 años de blog

Así de bien viven nuestros europarlamentarios

Europa, Mundo real, Política

Mientras el europeo de a pie malvive asfixiado por una durísima política de recortes, ellos viven a cuerpo de rey y trabajando lo mínimo. No es una opinión, es una realidad que deja pasmado a cualquiera. Un europarlamentario holandés enseña en este reportaje la sede del Parlamento de Estrasburgo y detalla cómo trabajan y cuánto ganan los que en teoría nos representan. Insultante es el primer adjetivo que se me viene a la cabeza:

 

 

La primera compra

Mundo real

Siete años. Chispitas en los ojos y en la sonrisa. Su padre le acaba de proponer que haga su primera compra abriendo su hucha repleta de monedas. Abre esa despensa de ilusiones a punto de reventar, la misma con la que dice que algún día se comprará un coche. Es roja porque es un camión de bomberos. Hace cuentas velozmente y dice que cada paquete de cromos son 60 céntimos y que como tiene “mucho dinero” quiere comprar tres. Calcula a la primera que en total tiene que retirar de ese camión un euro y ochenta céntimos. Busca uno de los pocos euros que guardaba y después empieza la procesión de monedas de cinco céntimos sobre la mesa de la cocina. Observo en silencio mientras cuenta. Hace una montañita de color cobre. “Cinco, diez, quince, veinte”… Fuegos artificiales en su gesto. Es consciente de que ese dinero es suyo sólo suyo y de que va a conseguir lo que realmente quiere. Me pregunta si le dejo comprar 18 cromos de futbolistas y le digo que ese dinero son ahorros suyos y que él decide. Tira para adelante sin esconder cierto asombro por la respuesta. De golpe se siente muy mayor. Dice que le da vergüenza comprar solo y le animo a que lo haga, que ya voy con él, que es super fácil adquirir algo si tienes el dinero. Llegamos al quiosco con sus manos en los bolsillos. Sin vacilar pide rápido los tres paquetes de cromos. Antes de que la señora le diga lo que le debe, Juan arroja sobre el mostrador su montaña de monedas. Ella empieza a contar y avisa que falta un euro. Él corta su sonrisa y atrapa mi mirada. Buscamos la moneda en sus bolsillos, pero no aparece. En un plis plas la ilusión pasa a decepción. El mismo plis plas en el que aparece por detrás y por sorpresa una de sus abuelas con una moneda de un euro en la mano. Todo vuelve a cambiar. Luz absoluta en sus ojos, la mejor de todas las luces…

Benditas abuelas, benditas ilusiones. No las perdamos.

20130914-231356.jpg

Arden los montes y los micrófonos

Galicia, Medio ambiente, Mundo real, Política, Qué país

20130914-002110.jpg

Arde Galicia. Otro verano más. Montes arrasados e ilusiones calcinadas en decenas de localidades y aldeas. Asistimos atónitos a la devastación del emblemático monte Pindo, famoso por sus vistas y por el bello final de etapa de La Vuelta 2012. En el momento de escribir esto sigue rodeado de fuego. Fuego asesino que nadie explica y resuelve. Llevamos decenios con esta lacra suicida que destroza una de las tierras más verdes de Europa, una tierra quemada por la absurdez y dejadez humana. Arden los montes y los micrófonos. Tanta mecha incendiaria provoca que el gobernante minimize y el opositor amplifique un problema al rojo vivo. Da igual el partido que gobierne, porque ante este tema nadie, absolutamente nadie, ha sido eficaz. Los fuegos hay que combatirlos en invierno, con estrategias y políticas forestales comprometidas y consensuadas. Combatirlo en verano es demasiado tarde. Y si encima recortamos en medios de extinción tenemos la brasa perfecta debajo de nuestros pies.

Hurra por los equipos y vecinos que se están dejando la piel para apagar tanto fuego asesino. Hurra por su valentía, esfuerzo y anonimato. Y suspenso absoluto al oportunismo de muchos políticos que se alimentan de protagonismo mediático, que acusan al de enfrente en lugar de unir fuerzas para poner freno a esta infamia medioambiental que nos desnuda ante el mundo.

20130914-001618.jpgFotos: José Manuel Casal y Alberto López (La Voz de Galicia)

20130914-004339.jpg