#undonativocomoregalo

Crisis, Mundo real, Solidaridad

El mejor regalo por Navidad que podemos hacernos entre adultos este año (y siguientes) es un donativo a una causa solidaria. Lo que tenías presupuestado para Navidad o Reyes en lugar de gastarlo en colonias, ropas, corbatas o fulares varios, lo puedes dedicar a los más necesitados. Acabo de hacerlo vía Internet con mis padres (y ellos conmigo) y os aseguro que es el mejor regalo que he hecho en años. Por sencillo, rápido, efectivo y porque seguro que pintará sonrisas a gente tan necesitada de ellas. Haz correr la voz y que el hashtag #undonativocomoregalo rule por Twitter y las redes sociales. Pasemos de la crispación a la acción. No nos queda otra.

Basta ya con tanta crispación

Crisis, Mundo real, Reflexionando

Soportamos y masticamos demasiada crispación. En la calle, en casa, en el trabajo, en la carretera, en los telediarios o diarios, incluso en esos pequeños ratos donde sólo debía haber ocio y disfrute. El otro día una compañera de trabajo recién llegada de Perú me contaba que al pisar el aeropuerto de Barajas se dio cuenta que de golpe dejaba atrás el calor y las sonrisas por las caras largas de España y alrededores. Pasó de la despreocupación a la combustión. No nos merecemos nada de lo que está pasando, como tampoco nos merecemos enfadarnos por todo a todas horas, explotar por memeces y guardar rencores en lugar de carcajadas. Merecemos más; y más es aparcar de vez en cuando la mala leche reinante. Al menos en el apartado personal. Es fácil escribirlo, lo sé, pero más fácil es dedicar cinco minutos a reflexionar que no todo es blanco o negro, que no todo es acelerar o criticar, que la vida está llena de matices, colores, buenas intenciones y buena gente. Busquemos esos pequeños paraísos que brindan las pequeñas cosas. Y de paso huyamos de rutinas, que bastante programadas y teledirigidas tenemos nuestras vidas.

Imagen de previsualización de YouTube

Viaje a una de las zonas más pobres del mundo

Internacional, Mundo real, Reflexionando, Solidaridad, Tercer Mundo

«Tres socias han querido vivir en primera persona lo que significa formar parte de esta nueva Sociedad. Se han embarcado en un emocionante viaje a una de las zonas más pobres de la India, Anantapur, donde la Fundación Vicente Ferrer realiza su labor. Allí, han conocido a sus socias y han compartido con ellas sus preocupaciones y sueños. Adéntrate con ellas en esta experiencia, que ha cambiado sus vidas para siempre»… [+] De mujer a mujer

Imagen de previsualización de YouTube