Nieva sobre nevado

Motor, Mundo real, Qué país

Nieva sobre nevado

Lo del colapso total en la AP6 por nieve es tercermundista, se mire como se mire. Lo peor es que no habrá dimisiones, todo quedará en una simple apertura de expediente, nadie se dará por aludido y no se mejorarán los protocolos de emergencia. La reacción ya está siendo muy española: echar balones fuera. Ni los conductores, ni la DGT, ni Fomento, ni Interior, ni Abertis asumen su parte de responsabilidad. Enumero a continuación las torpezas que me vienen a la cabeza.

Pasarse por el forro las señales y los avisos de alerta. Ausencia de cadenas o ruedas crossclimate o de invierno en la mayoría de los vehículos. No llevar agua, ni comida ni mantas en el coche al cruzar la Meseta en pleno invierno. No cortar temporalmente la autopista en el momento en el que la nevada se desmadró para facilitar el paso de los camiones quitanieves. No convocar un gabinete de urgencia para afrontar rápido una situación desesperante que afectó a miles de familias (y sus niños) atrapadas en sus coches. No dar asistencia en toda la noche a toda esa gente desesperada. Quedarse tan pancho diciendo que la gente no debía viajar por la A6 en plena operación retorno de Navidad y Reyes…

Las autopistas están para cobrar peajes, acumular ganancias y también para vigilar y dirigir el tráfico que circula por ellas. Haya nevada o no. Pretender que la gestión de una vía de alta capacidad clave en España sea asumida voluntariamente por cada conductor es una estupidez suprema propia de gestores mediocres muy aficionados a las privatizaciones y las puertas giratorias a dedo. El que no lo vea que se frote los ojos. Lo lamentable es que se repetirá un colapso similar más pronto que tarde porque nadie quiere reconocer, analizar y corregir su propio error. Así nos va.


1 comentario

  1. Yo he viajado con nieve, y se pasa horriblemente mal.. Y más en España, que no hay ningún plan de salvamento en estos casos. Gran trabajo el de la Guardia Civil!!

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *