La quietud inquieta del padre Ángel

Infancia, Solidaridad, Tercer Mundo

La quietud inquieta del padre Ángel

No tiene desperdicio la entrevista que José Manuel Pan le hace en La Voz de Galicia a Ángel García Rodríguez (Mieres, 1937), más conocido como padre Ángel. Verdades como puños que invitan a reflexionar sobre lo fácil que es criticar y lo difícil que es hacer. Siempre he admirado a este sacerdote fundador y presidente de Mensajeros de la Paz. Por su sencillez, su sonrisa silenciosa, su quietud inquieta y su habilidad para sortear todos los obstáculos. Aquí van varias perlas de una conversación positiva que me alegró la semana:

«Los niños son hoy mucho más solidarios. Es difícil encontrar problemas de comportamiento entre niños de distintos países. ¿Por qué? Pues porque saben convivir».

——–

«No hay que ser tan agorero como algunos creen con el mundo del futuro. Dicen que va a ser peor, y se preguntan qué va a ser de nuestros niños, que vaya mundo que les dejamos, que vaya naturaleza les dejamos… Y eso no es verdad, porque les estamos dejando un mundo mucho mejor».

——–

«Seguimos viendo barcas llenas con personas que, si nadie rescata, se mueren. Pero cuando vino el Aquarius había casi mil voluntarios y personas de distintas instituciones esperándolos en el puerto. Y los 12 niños y su entrenador que estaban en una cueva en Tailandia, y había más de mil personas allí para rescatarlos. Si eso no es solidaridad, que venga Dios y lo vea».

——–

«En lo del Aquarius había casi mil personas para recibir a 60 o 100 refugiados. Hay algunos que critican a este presidente del Gobierno y a los ministros porque dicen que hacen publicidad. ¡Pues bendita publicidad! Creo que hay que criticar más al primer ministro de Italia, que dijo que no los quería en su país, que al de España, que dijo que los quiere en su país. Al nuestro lo critican porque dicen que quiso hacer un gesto, ¡pues bendito gesto!».

——–

«Sí, en España hay pobreza infantil. Lo estuvieron negando, pero el año pasado el Gobierno de Rajoy había sacado ya un presupuesto para erradicar la pobreza infantil. Por lo menos lo reconocieron, porque Montoro decía que Cáritas mentía y exageraba. Y ahora, este Gobierno no solo ha reconocido que hay pobreza infantil en España, sino que ha puesto un alto comisionado para la pobreza».

——–

«Me da mucha rabia que digan que los pobres son unos comediantes, cuando pasan frío y calor en esas colas para poder comer un simple bocata»…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *