La crispación invade Facebook y Twitter

Internet, Policrispación, Redes sociales

De un tiempo a esta parte la crispación lo invade todo. El malestar social motivado (fundamentalmente) por los fuertes problemas económicos que padecen millones de españoles se está convirtiendo en un tsunami que se está llevando por delante el poco tiempo que le dedicamos a conversar. Ahora todo es rápido, fulgurante, impactante, insultante… Escasea ese noble ejercicio de escuchar y dejar hablar. Lo noto desde hace tiempo en la vida real y, muy especialmente, en la virtual. En los principales cuartos de estar digitales, Facebook y Twitter, la crispación empieza a ser una plaga preocupante. Si hace un par de años la gente se esforzaba por aprender del resto, por dialogar, por discrepar desde el respeto, ahora la mayoría se ha vuelto silenciosa, ha optado por callarse o dar media vuelta cuando reina el follón. De la nada se crea una fuerte polémica, se trollea cualquier diálogo y se mata al mensajero con una facilidad pasmosa. ¿Los causantes? Esos pocos crispadores sabelotodo que opinan de todo y gritan a todos. Sin cortarse.

Bocazas

Quizá sean malos tiempos para la lírica. Quizá sea cierta esa sospecha de que los adolescentes más contestatarios están «invadiendo» las redes sociales. Quizá Internet ya sea la única válvula de escape mental de muchos frustrados/as que casi siempre se esconden tras una falsa identidad… Lo único cierto es que la Red es una valiosa herramienta en manos de los humanos. Lo malo es que donde hay humanos sobresalen los inhumanos. Especialmente los más bocazas.


4 comentarios

  1. Qué bueno Nacho , me ha gustado el post

    [Reply]

  2. Gracias, Mamá trabajadora 😉

    [Reply]

  3. Nacho, la crispación revienta el razonamiento; luego, ¿por qué será que según quienes la cultivan con tanto empeño, también en política?…
    Un abrazo.

    [Reply]

  4. Matapollos

    No sólo la crispación, me atrevería a decir que es la agresividad pura y dura la reina del mambo. Quizás habría que revisar las pirámides de población. Todos contra todos y sálvese quien pueda. Una pena.
    Las redes van trotando con la belleza de los caballos sin doma. Con el tiempo vendrá el dressage.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *