La Voz de Galicia
Premio Best of the Blogs 2006

La alocada lista del mundo al revés

Mundo real, Reflexionando

La alocada lista del mundo al revés

De locos este mundo al revés. Ni haciendo el pino consigues verlo. Mucho menos entenderlo. Servidores públicos que se llevan dinero público. Vigilantes del buen hacer que no vigilan ni dan ejemplo. Fiscales Anticorrupción, expresidentes o empresarios con cuentas en paraísos fiscales. Corruptos gobernando con todas las manos en el fuego. Policías que trafican y atracan. Religiosos pederastas. Instituciones que anteponen el interés okupa al interés general. Bancos hundidos en la avaricia que engañan hasta a sus propios empleados. Gobiernos que regalan amnistía fiscal a los defraudadores VIP. Oposición que hace oposición a la oposición. Cúpulas de partidos que revientan su propio partido. Nacionalistas que dejan de gritar su nacionalismo cuando recaudan a mansalva del “Estado opresor”. Deportistas que gritan su antideportividad en todos los escenarios. Medios que olvidan que lo suyo es informar, no dinamitar. Fiscales que no fiscalizan. Poder Judicial teledirigido por el Poder Ejecutivo. “Defensores de la libertad” que no respetan la libertad de creencias o de opinión. Listillos que confunden libertad de expresión con libertad de agresión. Tolerantes de pacotilla que no toleran al que piense contrario. Políticos que no saben hacer política. Mediocres con escaño incapaces de hacer poco más que darle al botoncito asignado. Gestores desastrosos que lo abandonan todo como ratas cobrando millonarias indemnizaciones. Consejos de administración con gente que no sabe de qué va la empresa. Don nadies expertos en el trinque y las puertas giratorias. Desunión Europea. Brexit e independentismos porque somos superiores. Irracionales presidentes de EE.UU. y Rusia hermanados en su populismo y su absurdismo. Relaciones internacionales hackeadas. Mandatarios que espían a mandatarios. Lobos solitarios que disparan el pánico de un continente. Violencia y agresividad elevadas al cubo. Continentes que no se ponen de acuerdo. Acuerdos climáticos globales que desprecio y me salto porque yo lo valgo. El dieselgate. El kafkiano impuesto al sol…

La alocada lista del mundo al revés es interminable, insoportable, infumable y detestable. Lo bueno de todo esto es que después de tocar fondo sólo hay una opción: nadar fuerte hacia arriba en busca de oxígeno, luz, vida y sonrisas. Que llegue ya ese día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *