Estúpida forma de cargar las tintas

Internacional, Medios, Religión

No voy a ser políticamente correcto, pero tengo que decirlo: no me gusta nada el humor que practican revistas satíricas como Charlie Hebdo. Leo que en su próximo número, que tendrá una tirada récord de tres millones de ejemplares, volverán a la carga con viñetas de Mahoma. A ver con qué salen esta vez. Será un número especial en memoria de sus trabajadores vilmente asesinados hace unos días por unos terroristas islamistas que hicieron una infamia salvaje en nombre de Alá…

En mi humilde opinión, libertad de expresión no es libertad de intromisión, ni de exclusión, ni de agresión. No es una libertad para herir sensibilidades. Tampoco para insultar. Todo lo contrario. Es una libertad y un derecho a manifestar libre y públicamente, por cualquier medio, una opinión, un pensamiento o proponer una acción. Pero siempre desde un respeto, porque la libertad de uno termina justo cuando empieza la del otro. Y ahí radica el problema: arremeter en lugar de informar. Tampoco el diario Jyllands-Posten calibró hace años la desproporcionada repercusión que iba a tener la publicación de las viñetas del profeta Mahoma con un turbante-bomba. No supo respetar a esa cultura y religión que defiende con sangre sus creencias y siempre se ha sentido víctima de Occidente. Equivocados o no, muchos de ellos son así. Fundamentalistas, fanáticos y excesivamente viscerales. Y lo sabíamos.

Falta de respeto

Si desde muchas redacciones se cuida con detalle el no publicar imágenes ofensivas de menores, editar con prudencia los titulares, mimar los textos y respetar en lo posible a las personas, instituciones y la democracia, no acabo de entender la falta de respeto mostrada por este tipo de publicaciones. Haciendo un mal uso de su libertad de expresión, en mi opinión, siguen golpeando a toda una creencia religiosa que practican cientos de millones de personas. Estamos en tiempos del todo vale y muchos se han olvidado de la deontología periodística, es decir, informar desde la ética. ¿Y que es la ética? En periodismo es, fundamentalmente, respeto a la verdad, a las ideas y a las personas [en este caso a los seguidores del Islam].

«La libertad es el derecho de hacer lo que no perjudique a los demás» (Lacordaire)

Mientras en Occidente resolvemos estas trifulcas mediáticas en los tribunales, en muchos países musulmanes optan por un inaceptable radicalismo y una violencia ciega. No les gusta nuestro humor, y menos el referente a su religión. Por unas viñetas irrespetuosas, el caso Mahoma ha vuelto a saltar por los aires. Estúpida forma de cargar las tintas.

A modo de ejemplo: El N° 1099 de Charlie Hebdo trivializaba sobre la masacre de más de mil egipcios publicando una portada con un musulmán acribillado mientras trataba de protegerse con el Corán. Las palabras son inflamables: «Matanza en Egipto. El Corán es una mierda: no detiene las balas»…

Si esto es humor, si esto no es ofender a una religión con más de 1.500 millones de seguidores, apaga y vámonos.

________
Actualización: La portada del próximo número de Charlie Hebdo intenta apaciguar. Ojalá ese tono se mantenga en páginas interiores:

Análisis de Miguel-Anxo Murado :: ¿Todo está perdonado?
El papa Francisco afirma que la libertad de expresión tiene sus límites y no se puede provocar ni ofender a la religión

——–

Varios medios portugueses publican este post: Aceprensa  > Diário do Distrito


4 comentarios

  1. I ara que?

    Tienes razón y yo también discrepo de la manera de satirizar. Incluso me parecieron de mal gusto los dibujos sobre los entonces príncipes publicados en el Jueves y a mi me pueden tachar de cualquier cosa menos de monárquico. Con eso ocurre como con casi todos los espectáculos-media; para satisfacer a un determinado público hay que ir cada vez más lejos y añadir más morbo a la cuestión, echar más carnaza. Dicho esto, lo que ocurre con los musulmanes, ni siquiera con los que no son radicales, es que tampoco admiten discrepancias sobre sus artículos de fe. En Irak, por ejemplo se va a emitir una ley tolerando la pedofilia. Es que hemos de hacer ver que no pasa nada y no decirles que según nuestros valores esto es inadmisible? Es que nos ha de parecer bien la ablación de las mujeres y las humillaciones que reciben en ciertos países árabes? Es que hemos de renunciar a nuestros valores, costumbres, éticas o simplemente a nuestra manera de divertirnos, para no ofenderles?

    [Reply]

  2. Miguelangel

    No estoy de acuerdo. Cuando te ofenden, tienes derecho a replicar y ofender. Pero no a matar.

    Es asi de simple. Si estos mojames descerebrados se sienten ofendidos, lo cual es su puñertero problema de lerdos boinarroscados y cazurros jincadores de camellos desérticos, están en su derecho de editar una revista y ciscarse en los dibujantes del Charlie.

    Pero no de coger un kalaka y cargarse a 12. Porque eso nos faculta a nosotros a ir allí y arrasarlo todo.

    [Reply]

  3. […] a vueltas con el tema de la libertad de expresión: Estúpida forma de cargar las tintas, por Nacho de la […]

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Sé que no voy a ser políticamente correcto, pero tengo que decirlo: no me gusta nada el humor que practican revistas satíricas como Charlie Hebdo. Leo que en su próximo número, que tendrá una tirada récord de tres mill……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *