Entre piñas y riñas

España

¿Por qué cada vez que hay una tragedia, un accidente, un atentado, una ola incendiaria o o algo que manche los titulares asistimos al circo político de tirarse los trastos a la cabeza? Es su deporte. ¿Por qué no vemos en nuestros políticos unas pinceladas de autocrítica o de sentido común? Eso escasea. ¿Por qué no son una piña en lugar de una riña? Imposible. ¿Por qué cuando esperamos algo de ellos nos desesperan? Para que hablemos de ellos. ¿Por qué algunos ladran? Porque son como perros. ¿Por qué les trae al pairo el interés general? Sólo entienden de interés electoral.¿Por qué a toro pasado opinan, aunque no tengan ni pajolera idea? Porque son humanos. ¿Por qué anuncian futuribles en lugar de factibles? Porque no comprometen nada. ¿Por qué ahora dan ruedas de prensa sin preguntas? Por no responder. ¿Por qué no responden? Para qué.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *