Entre chamusquinas y equilibrios

España, Política, PSOE

El PSOE tiene un grave y urgente problema: Ru-bal-ca-ba. El cosechar varios fracasos electorales justo cuando el país campeón de europa de paro es gobernado por el ¿salvador? PP dice muy poco de un partido socialista que sigue a la deriva. Por sus contradicciones, sus meteduras de pata y por su líder, que huele ya a chamusquina tras haber sido fontanero del Felipismo, ni más ni menos. Xa choveu, como decimos los gallegos. Mientras el sentido común clama por una renovación y por que entre aire fresco en el PSOE, el calculador Rubalcaba opta por esa máxima que contagia a todos los que alcanzan el poder: de aquí no me mueve nadie y ojito al que trine. Mal cálculo.

Aquí lo que prima es atornillarse a la poltrona. Ya lo escribió Bossuet: «La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir»… Quizá por eso está tan alejada de la calle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *