El calambrazo

España

La pugna de poder que protagonizan las compañías eléctricas españolas estos días refleja que en esta España nuestra unos pocos afortunados manejan mucho, mucho dinero. Y esta vez no sirven los enchufes. Lo que antes valía 17 ahora se paga a 36 con tal de que mengano o zutano no hinque el diente en tan sabrosa tarta. Hablamos de un pastelazo de miles de megawatios y miles de millones de euros que acabaremos pagando todos. Nos referimos a megaoperaciones financieras que están dejando descargas eléctricas en los principales despachos de este país. Subidas de tensión considerables con tal de alcanzar lo que para los más VIP (Very Important People) es la gloria: amasar más dinero. Cuanto más mejor. Lejos quedan aquellas eternas quejas y lloros de que las compañías no tenían fondos para modernizar las vetustas líneas eléctricas, o que no pueden financiar los nuevos contadores digitales. Lo arreglan a golpe de subestaciones eléctricas provisionales y cortes de luz intermitentes para que la plebe no se exalte.

Vayámonos preparando para el siguiente calambrazo. Por mucho talante y vigilancia que prometa el Gobierno socialista, nuestro buzón engullirá facturas de la luz más abultadas. Estos días se están moviendo muchos dígitos y de algún lugar habrá que sacarlos. Y ahí está la bondad energética del obrero español. ¿Quién si no va a pagar semejante orgía de números?


1 comentario

  1. que razon tienes, ellos gastan( sin poner un duro) y nosotros pagamos como tontos.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *