El arte de [des]informar

España

Es tal la inclinación ideológica de ciertos medios que sólo sueñan con titulares que dañen al rival político. La obsesión por incordiar es tal, que hasta en informaciones inocentes como la meteorología se mete caña política. Se sustituye el informar por dañar, el contraste por dar al traste, el rigor por el picor, la objetividad por la subjetividad supina, el honor por el escozor, la templanza por la venganza… Y cómo se les ve el plumero. El último ejemplo lo acabo de ver en Escolar.net y no tiene desperdicio:


1 comentario

  1. La climatología siempre ha combatido a la derecha:La pertinaz sequía antes oLa nieve ahora.Por eso la derecha se refugia en las cavernas.

    [Reply]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *